Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Noticias Aeroespaciales Argentinas

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • LIA Aerospace, la startup argentina que quiere acceder al Espacio

    13 Mayo, 2019


    Fundada por Federico Brito (COO) y Dan Etenberg (CEO), LIA Aerospace busca desarrollar un vehículo con capacidad de carga de hasta 150 kg en órbita baja terrestre (LEO) antes que termine el año 2024
    La industria del acceso al Espacio está viviendo una revolución protagonizada por una larga lista de nuevas empresas que se vuelcan al desarrollo de lanzadores para carga útiles livianas. Algunas de ellas ya han mostrado grandes avances en sus proyectos. Una de las pioneras, Rocket Lab, ha conseguido lanzar hasta el momento seis misiones orbitales, cinco de ellas exitosas, situando 28 satélites en órbita.
    En este contexto, la empresa argentina LIA Aerospace se ha planteado ser parte de este grupo de emprendedores del NewSpace y quiere sumarse a la carrera para acceder al Espacio y atender parte de la demanda del mercado para la puesta en órbita de satélites pequeños. Los fundadores de esta startup argentina son Federico Brito (COO), con experiencia en proyectos de propulsión en la exCITEFA, y Dan Etenberg (CEO), quien con anterioridad ha desarrollado micropropulsores en el ITBA. El objetivo de LIA Aerospace es ambicioso, pretende desarrollar un vehículo con capacidad de carga de hasta 150 kg en órbita baja terrestre (LEO) antes que termine el año 2024.
    Ensayos de la primera etapa del proyecto de LIA Aerospace

    Para llegar al hito del lanzador orbital, la empresa ha diseñado un plan de tres instancias de las cuales ya ha completado la primera. La prueba exitosa del demostrador tecnológico de su motor cohete alimentado con propelentes hipergólicos, realizada a mediados de 2017, constituye el primer paso hacia el desarrollo del vehículo orbital Procyon. En esta primera fase se ha validado la tecnología para utilizar peróxido de hidrógeno como oxidante, que tiene la ventaja de poder almacenarse a temperatura ambiente. El motor ensayado ha logrado desarrollar un empuje de 18 kilonewtons y la prueba ha permitido, además, validar los sistemas de telemetría y control remoto.
    El segundo paso definido por la empresa comprende el desarrollo de un cohete suborbital de una sola etapa que tendrá la capacidad de exponer al ambiente de microgravedad una carga de 30 kg durante un tiempo de 4 minutos. Este vehículo, denominado Zenit, contará con un motor bipropelente alimentado con un sistema de helio presurizado y tendrá un tiempo de encendido de 85 segundos. LIA Aerospace espera poder probar en vuelo al Zenit a fines del año 2021.
    Si todos los planes avanzan según lo esperado, a fines del año 2024 se realizará el primer vuelo del lanzador Procyon, con capacidad de carga de hasta 150 kg en LEO. El Procyon es un cohete de dos etapas, la primera cuenta con 9 motores turboalimentados y, la segunda, con un motor alimentado a presión. En ambos casos se utilizará la tecnología bipropelente que deberá probarse en el vehículo suborbital Zenit.
    “Los lanzamientos suborbitales para ensayos de microgravedad se venderán a un precio de 12.000USD/kg con un estimativo de 8 lanzamientos por año, y los servicios de puesta en órbita LEO a 25.000USD/kg, con 10 lanzamientos al año” afirmó Dan Etenberg en diálogo con Latam Satelital. “Estimamos que el equipo deberá estar compuesto por un total de entre 50 y 60 personas para llevar a cabo la segunda etapa”, agregó en referencia al desarrollo del lanzador orbital.


    Fuentes: LIA Aerospace

    http://latamsatelital.com/lia-aerosp...lVKuA4OKozmP_w
    Editado por última vez por Fulgir; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3019-fulgir en 14/05/2019, 07:43.

    Comentario


    • El Presidente Mauricio Macri Visitó el Centro Espacial Teófilo Tabanera

      Junto a la comitiva de funcionarios nacionales y provinciales, el mandatario recorrió los laboratorios donde se integraron las antenas radar de los satélites SAOCOM y el Centro de Control de Misión, donde apreció las tareas de operaciones y recepción de datos del satélite SAOCOM 1A.


      Publicado el viernes 12 de julio de 2019
      En la primera visita de un Jefe de Estado al Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en Córdoba, el viernes 12 de julio de 2019 el Presidente Mauricio Macri llegó acompañado por el secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; y el presidente provisorio de la Legislatura a cargo del Poder Ejecutivo de la provincia de Córdoba, Oscar González; quienes fueron recibidos por el ministro de Ciencia y Tecnología de Córdoba, Walter Robledo y el Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky, entre otros directivos del organismo.


      Primera visita presidencial al centro espacial argentino

      En CONAE el Presidente recorrió el Laboratorio de Integración y Ensayos (LIE) donde fueron integradas las antenas radar SAR para los satélites SAOCOM 1A y SAOCOM 1B, y se interiorizó con los técnicos y profesionales de cada sala, sobre el trabajo con componentes e instrumentos de uso espacial. Luego visitó el Centro de Control de Misión SAOCOM, donde se planifica y se opera el satélite SAOCOM 1A, en órbita desde el 7 de octubre de 2018, y pudo apreciar usos y ejemplos de imágenes que se han producido durante el período de "Commissioning" o puesta en funcionamiento operativo, fase en la que se encuentra la misión actualmente.


      Laboratorio de Integración y Ensayos, CONAE


      Centro de Control de Misión, CONAE

      Los referentes de la agencia espacial argentina explicaron que para el año próximo está previsto el lanzamiento del SAOCOM 1B, el cual se encuentra en la sede del contratista principal, la empresa INVAP, en la ciudad de San Carlos de Bariloche, Río Negro, donde se cumplió la fase de integración de la antena radar SAR manufacturada en Córdoba, con la plataforma de servicios fabricada en Bariloche. Actualmente se trabaja en una serie de pruebas para comprobar el correcto funcionamiento del satélite previo a su lanzamiento, tras haber finalizado su construcción, realizada por la CONAE junto a VENG, INVAP, CNEA y UNLP-GEMA, entre otros organismos y empresas que participan en la nueva misión satelital argentina.

      Ambos satélites fueron desarrollados con el objetivo de detectar la humedad del suelo y obtener información sobre la superficie terrestre de interés socio-productivo, de seguridad y defensa. Lo hacen en cualquier condición meteorológica u hora del día, ya que la frecuencia de microondas del radar espacial argentino es capaz de atravesar las nubes y “ver” aunque esté nublado, sea de día o de noche, porque cuenta con su propia fuente de iluminación a bordo. También integran el Sistema Ítalo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), formado por los satélites argentinos SAOCOM y los italianos COSMO-SkyMed; resultado de la cooperación entre la CONAE y la Agencia Espacial Italiana (ASI).

      Los visitantes fueron informados también sobre la próxima inauguración de la Estación Terrena Tierra del Fuego, la más austral del continente, ubicada cerca de la localidad de Tolhuin. Además, a través de un acuerdo entre la Argentina y Brasil, se avanza en el desarrollo del satélite SABIA-Mar 1, que permitirá obtener información sobre el mar y las costas de Latinoamérica.



      Al finalizar la actividad, las autoridades de la CONAE le obsequiaron al Presidente un cuadro con la primera imagen producida por el satélite SAOCOM 1A.
      Junto a la comitiva de funcionarios nacionales y provinciales, el mandatario recorrió los laboratorios donde se integraron las antenas radar de los satélites SAOCOM y el Centro de Control de Misión, donde apreció las tareas de operaciones y recepción de datos del satélite SAOCOM 1A.

      Comentario


      • El BID aprobó financiamiento por USD 360 millones para mejorar las redes viales y desarrollar tecnología satelital en Argentina

        El financiamiento contribuirá a la ejecución de obras de infraestructura económica y social en las provincias.

        Desarrollo de infraestructura vial regional

        De esta forma, el Programa Federal de Infraestructura Regional de Transporte tiene como objetivo mejorar la calidad del servicio de las redes viales provinciales y municipales a partir de la rehabilitación y refuerzo estructural de pavimentos en las rutas provinciales (RP). Estas obras impulsarán el desarrollo productivo de las zonas agropecuarias a partir de mejoras en la transitabilidad y conectividad hacia los centros de mayor envergadura económico - comercial.

        Las obras que se ejecutarán durante 2020 y 2021, con financiamiento del BID por USD 300 millones, son la RP N° 6 y N° 8 Tramo Paso Córdova - La Esperanza, en Río Negro; la RP N° 23 Tramo Pronunciamiento en Villa Elisa y la Circunvalación Vial de la Ciudad de Gualeguaychú, en Entre Ríos; y la RP N° 1 Tramo Empalme Ruta Nacional N° 18 - RP N° 48, en Catamarca. Serán beneficiaros los 184.118 habitantes de las localidades intervenidas donde 15.311 usuarios transitarán diariamente las vías mejoradas.

        Esta operación es la primera parte de un financiamiento total de USD 600 millones que otorgará el BID en el marco de un programa que consiste en ampliar el capital con el que actualmente cuenta el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR) por un monto total de USD 1.020 millones a través del financiamiento de FONPLATA, CAF y BID.

        Desarrollo de tecnología satelital

        Asimismo, el BID aprobó USD 60 millones para la implementación del programa de Desarrollo de Tecnologías Satelitales (PROSAT II). Esta operación se desarrolla en el marco de la Misión SAOCOM, compuesta de los satélites 1A y 1B, que tiene como fin mejorar la gestión de diferentes actividades económicas y de prevención en el país. El monto total supone una inversión de USD 91 millones y corresponde a la última fase de la misión SAOCOM. La primera parte, realizada también con financiamiento del BID, puso en órbita el Satélite SAOCOM 1A.

        Serán beneficiarios los organismos públicos y privados vinculados a la producción agropecuaria, forestal y medioambiental distribuidos en un área de 100 millones de hectáreas de la Pampa Húmeda y economías regionales, que podrán acceder a datos precisos referidos a la gestión de riesgos de desastres, vigilancia de las riquezas ictícolas a nivel de la plataforma continental, derrames petroleros, entre otros. En este sentido, se espera que la mejora en la utilización de las aplicaciones e información satelital impacte en una mayor productividad de diferentes sectores del ámbito socio económico del país.

        Las aprobaciones son reflejo del trabajo coordinado por la Subsecretaría de Relaciones Financieras Internacionales del Ministerio de Hacienda y los funcionarios del BID, con el compromiso compartido de aumentar el intercambio comercial, mejorar la eficiencia de la producción nacional y la calidad de vida, fomentar la utilización de mano de obra intensiva para disminuir los desequilibrios socioeconómicos y avanzar hacia un país más sustentable y federal.

        Info: .sitei web Argentina.gob.ar

        Comentario


        • El observatorio geodésico AGGO fue seleccionado para el envío internacional de datos en tiempo real

          Quedó incorporado a una red mundial que distribuye información sobre el posicionamiento del planeta a las agencias espaciales

          Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	AGGO_web.jpg
Visitas:	1
Size:	91,2 KB
ID:	688771
          El observatorio geodésico AGGO fue seleccionado para el envío internacional de datos en tiempo real. Foto: gentileza CCT CONICET La Plata.

          A comienzos de este año, la novedad fue la firma de un convenio de cooperación científico tecnológica entre el CONICET y el Ministerio de Defensa de la Nación (MINDEF) que le permitiría al Observatorio Argentino-Alemán de Geodesia (AGGO, por sus siglas en inglés) entrar en una fase de funcionamiento pleno gracias a la incorporación de personal técnico de las Fuerzas Armadas dedicado a operar durante 24 horas los siete días de la semana dos importantes instrumentos de observación astronómica.

          Tan exitoso resultó el acuerdo que, a pocos meses de poner en marcha el poderoso instrumental, la comunidad internacional “le puso el ojo encima y lo seleccionó para una tarea exigente y muy importante” –según palabras de Claudio Brunini, investigador del CONICET y coordinador científico general del AGGO– y ya lo anunció como miembro de una reducida red mundial de radiotelescopios encargados de realizar una serie de observaciones a lo largo de 2020.

          Los dos aparatos operados de manera manual son un radiotelescopio que sirve para observar cuásares, es decir objetos astronómicos tan infinitamente lejanos que por eso mismo se los considera quietos y sirven para estudiar el posicionamiento de la Tierra, y un telescopio láser que toma imágenes de satélites artificiales. “Todos los instrumentos del AGGO funcionan en coordinación con servicios internacionales, y su presencia significa un gran aporte para el hemisferio sur, una parte del mundo donde no hay muchos telescopios de este tipo”, señala Brunini.

          Precisamente, fue el Servicio Internacional de VBLI (sigla en inglés de interferometría de base ancha) el que acaba de incorporar al AGGO a la lista de apenas nueve radiotelescopios en todo el mundo que el año próximo se encargarán de realizar un tipo de observación llamada “R”, que se toma todos los martes y jueves. “La letra significa rápido, y hace referencia a que la descarga de datos, su procesamiento, generación de productos y envío se debe hacer en tiempo récord: apenas una semana, cuando normalmente esta tarea lleva un mes como mínimo”, explica el experto.

          Se trata del análisis de millones de millones de datos que arrojan, como resultado final, el posicionamiento exacto del planeta en el espacio, algo que las agencias espaciales necesitan conocer con celeridad para controlar a sus satélites. Gracias a una conexión de internet con un gran ancho de banda, el AGGO tiene esta capacidad, que resulta muy valiosa si se tiene en cuenta que otros telescopios recopilan grandes volúmenes de información pero no pueden mandarla de manera virtual, sino que la cargan en discos duros que envían por avión a los servicios que la solicitan.

          “En total, los radiotelescopios del mundo son alrededor de 50, y el AGGO en este momento ya está haciendo observaciones regulares todos los días como cualquier otro. Para el año que viene, además de esta tarea que podríamos llamar de rutina, vamos a tener una específica dentro de este núcleo pequeño, lo cual significa una responsabilidad adicional y un gran orgullo”, concluye Brunini.

          Cabe recordar que el AGGO surgió en 2015 como iniciativa conjunta entre el CONICET y la Agencia Federal de Cartografía y Geodesia de Alemania (BKG, por sus siglas en alemán), y desde entonces funciona en el Parque Pereyra Iraola a la altura de la localidad de Berazategui. Se trata de un instrumento geodésico dentro del Marco de Referencia Terrestre Internacional, una red mundial que soporta la infraestructura de datos espaciales y contribuye a monitorear los procesos tectónicos y de cambio global.

          https://www.conicet.gov.ar/el-observ...n-tiempo-real/

          Saludos

          Comentario

          Trabajando...
          X