Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Existencia de vida extraterrestre.

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #46
    ¿Qué forma tiene el universo? Un nuevo estudio mantiene que estábamos muy equivocados

    Los cosmólogos, casi sin excepción, creen que el universo es plano. Un nuevo análisis sostiene que es cerrado.
    Natalie Wolchover



    En un universo plano, como el de la izquierda, una línea recta se extiende hasta el infinito. Un universo cerrado, a la derecha, se dobla como la superficie de una esfera. En él, una línea recta acabará por volver a su punto de partida [Lucy Reading-Ikkanda/Quanta Magazine].

    Un artículo publicado en Nature Astronomy sostiene la desafiante idea de que el universo se curva y se cierra sobre sí mismo como una esfera, en vez de extenderse como si fuese una hoja de papel, tal y como contempla el modelo cosmológico estándar. Los autores han analizado un importante conjunto de datos cosmológicos y han llegado a la conclusión de que, con una certidumbre de más del 99 por ciento, estos respaldan que el universo es cerrado, pese a la existencia de otros indicios que señalan que es «plano» (sin curvatura aparente).

    Los datos en cuestión, obtenidos por el telescopio espacial Planck y relativos a la luz conocida como fondo cósmico de microondas (CMB, por sus siglas en inglés), «apuntan claramente hacia un modelo cerrado», dice Alessandro Melchiorri, de la Universidad de Roma La Sapienza. Melchiorri es coautor del nuevo artículo junto con Eleonora di Valentino, de la Universidad de Manchester, y Joseph Silk, de la de Oxford. Según ellos, la discordancia entre los datos del CMB, que dan a entender que el universo es cerrado, y los demás datos, que apuntan a una geometría plana, representa una «crisis cosmológica» que exige un «replanteamiento radical».

    Sin embargo, el equipo de científicos encargado del telescopio Planck llegó a conclusiones diferentes en su análisis de 2018. Anthony Lewis, cosmólogo de la Universidad de Sussex y miembro del equipo del Planck que trabajó en dicho análisis, sostiene que la explicación más simple es que, en realidad, la característica que para Di Valentino, Melchiorri y Silk constituye una prueba de un universo cerrado no sería más que una fluctuación estadística. Lewis y otros expertos aseguran que ya habían examinado detalladamente la cuestión junto con otros problemas presentes en los datos.

    «No cabe duda de que esos síntomas existen en algún nivel», dice Graeme Addison, cosmóloga de la Universidad Johns Hopkins que no participó en el análisis de Planck ni en las nuevas investigaciones. «Solo se discrepa en la interpretación.»

    La densidad del universo es el factor decisivo del que depende que el universo sea «plano»; es decir, con una geometría en la que dos haces de luz que avanzan en una misma dirección siguen siendo siempre paralelos en vez de acabar cruzándose de vuelta al punto de partida, como ocurriría en un universo cerrado. El espacio se extiende de manera plana en todas las direcciones si toda la materia y la energía del universo, incluyendo la materia oscura y la energía oscura, suman una densidad tal que la dinámica asociada a la expansión cósmica, que tiende a separar las galaxias, quede compensada por la atracción gravitatoria.

    ARTÍCULOS RELACIONADOSVER MÁS

    La teoría dominante sobre el nacimiento del universo, conocida como inflación cósmica, predice una planitud perfecta. Y diversas observaciones efectuadas desde principios del siglo XXI han mostrado que el universo es casi exactamente plano y debe, por lo tanto, tener una densidad de materia y energía muy próxima a la crítica, calculada como el equivalente —en buena parte invisible— a unos 5,7 átomos de hidrógeno por metro cúbico de espacio.

    El telescopio Planck mide la densidad del universo calibrando qué parte de la luz del CMB es desviada debido al fenómeno conoido como «lente gravitacional» tras haber atravesado el universo durante los últimos 13.800 millones de años. Cuanta más materia se encuentren los fotones del CMB en su viaje hacia la Tierra, mayor será en ellos el efecto de lente gravitacional, de forma que su dirección ya no reflejará con nitidez el lugar del universo primitivo del que partieron. Este efecto se manifiesta en forma de un «emborronamiento» que suaviza ciertos picos y valles en el patrón espacial de la luz. Según el nuevo análisis, la elevada magnitud del efecto de lente gravitatcional del CMB indica que el universo podría tener una densidad un 5 por ciento mayor que la crítica, equivalente a un promedio de unos 6 átomos de hidrógeno por metro cúbico en vez de 5,7. De ser el caso, el efecto de la gravedad vencería sobre el de la expansión cósmica y el universo acabaría cerrándose sobre sí mismo.

    Hace unos años, los científicos del Planck ya observaron ese efecto de lente gravitatoria mayor de lo esperado. La anomalía se dejó notar sobre todo en su análisis final del conjunto completo de datos, publicado en 2018. Si el universo es plano, los cosmólogos esperan que una medición de la curvatura caiga dentro de una sola «desviación estándar» con respecto a cero, un efecto esperable debido a las fluctuaciones estadísticas aleatorias en los datos. Sin embargo, tanto el equipo de Planck como los autores del nuevo artículo hallaron que los datos del CMB se desvían en 3,4 desviaciones estándar del resultado nulo. Suponiendo que el universo sea realmente plano, se trataría de una fluctuación estadística considerable: equivale a sacar once caras seguidas al lanzar una moneda, algo que solo ocurre menos del 1 por mil de las veces. El equipo del Planck atribuye la medición a una fluctuación así, o a algún efecto inexplicado que emborrona la luz del CMB e imita el efecto de una mayor cantidad de materia.


    El mapa del fondo cósmico de microondas del satélite Planck [ESA/Colaboración Planck].
    El mapa del fondo cósmico de microondas del satélite Planck [ESA/Colaboración Planck].

    Con todo, puede que el universo realmente sea cerrado. Di Valentino y sus coautores señalan que un modelo cerrado resuelve otros hallazgos anómalos en el CMB. Por ejemplo, los valores de los ingredientes clave del universo, como las cantidades de materia y energía oscuras, se deducen midiendo las variaciones de color del CMB en distintas regiones del cielo. Pero, curiosamente, se obtienen respuestas diferentes cuando se comparan regiones pequeñas del firmamento y regiones grandes. Los autores indican que, cuando esos valores se recalculan suponiendo que el universo es cerrado, las diferencias despaparecen.

    Will Kinney, cosmólogo de la Universidad de Buffalo en Nueva York, dice que esta ventaja extra del modelo de universo cerrado es «realmente interesante». Pero señala que es fácil que las discrepancias entre las variaciones a pequeña y gran escala que se ven en la luz del CMB sean fluctuaciones estadísticas, o bien podrían derivar del mismo error no identificado que quizás esté afectando a la medición del efecto lente.

    Según el modelo cosmológico estándar, conocido como ?CDM (nombre que se refiere a la energía oscura, representada por la letra griega ?, y a la materia oscura fría, o CDM por sus siglas en inglés), hay solo seis propiedades clave que moldean el universo. Es decir, con solo seis números, el modelo ?CDM describe con fidelidad casi todas las características del cosmos. Y dicho modelo no predice ninguna curvatura, sino un universo plano.

    El nuevo artículo viene a argüir que quizás haya que complementar el modelo ?CDM con un séptimo parámetro: un número que describa la curvatura del universo. En el caso de la medición del efecto de lente gravitatoria, añadir un séptimo número mejora la concordancia con los datos.

    Otros cosmólogos sostienen que, antes de tomar una anomalía tan en serio como para añadir un séptimo parámetro a la teoría, es necesario tener en cuenta todos los aciertos del modelo ?CDM. Claro está, podemos centrarnos en esa sola anomalía (la moneda que cae cara once veces seguidas) y decir que algo va mal. Pero el CMB es un conjunto de datos tan enorme que equivale a tirar una moneda cientos o miles de veces. No cuesta imaginar que, en tal caso, podamos encontrar una tanda de once caras seguidas. En términos técnicos, este efecto estadístico se conoce como efecto «mirar en otras partes» (look elsewhere effect).

    Además, los investigadores sostienen que no hace falta el séptimo parámetro para la mayoría de las demás mediciones. Hay una segunda forma de extraer del CMB información sobre la curvatura espacial: midiendo las correlaciones entre la luz de conjuntos de cuatro puntos en el cielo. Esta medición de «reconstrucción de lente» indica que el universo es plano, sin que haga falta un séptimo parámetro. Y las observaciones de las señales conocidas como «oscilaciones acústicas bariónicas» efectuadas de manera independiente por el sondeo BOSS también apuntan a un universo plano. Planck, en su análisis de 2018, combinó su medición del efecto lente con estas otras dos mediciones, y llegó a un valor global de la curvatura espacial compatible con un valor nulo dentro de una sola desviación estándar.

    Di Valentino, Melchiorri y Silk piensan que, al unir esos tres conjuntos de datos, se oculta que en realidad los diferentes conjuntos de datos no concuerdan. «El quid de la cuestión no es que el universo sea cerrado», explicaba Melchiorri por correo electrónico. «El problema es la incoherencia entre los datos. Indica que actualmente no hay un modelo de concordancia y que se nos está escapando algo». En otras palabras, que ?CDM es erróneo o incompleto.

    Los otros investigadores consultados creen que las pruebas se inclinan hacia el universo plano. «Dadas las demás mediciones», añade Addison, «la interpretación más clara de ese comportamiento de los datos del Planck es la que lo atribuye a una fluctuación estadística. Puede que la causa sea alguna pequeña inexactitud en el análisis del Planck, o puede que no se trate sino de meras fluctuaciones ruidosas, mero azar. Pero sea como sea, la verdad es que no hay ninguna razón para tomarse en serio el modelo cerrado».

    Eso no quiere decir que al cuadro cosmológico no le falten piezas. El modelo ?CDM parece predecir un valor equivocado para el ritmo actual de la expansión del universo, lo que ha creado una controversia relativa a la constante de Hubble. Pero suponer que el universo es cerrado no arregla el problema: en realidad, añadir la curvatura empeora la predicción del ritmo de la expansión. Aparte de la medición anómala del efecto lente por el Planck, no hay razón alguna para pensar que el universo es cerrado.

    «El tiempo lo dirá, pero, personalmente, esto no me preocupa demasiado», dice Kinney, refiriéndose al atisbo de curvatura en los datos del CMB. «Tiene la misma pinta que otras anomalías parecidas que acabaron por ser mero humo».

    Natalie Wolchover/Quanta Magazine

    Artículo traducido por Investigación y Ciencia con permiso de QuantaMagazine.org, una publicación independiente promovida por la Fundación Simons para potenciar la comprensión de la ciencia.

    Referencia: «Planck evidence for a closed Universe and a possible crisis for cosmology», de Eleonora Di Valentino, Alessandro Melchiorri y Joseph Silk, en Nature Astronomy, 4 de noviembre de 2019.

    FUENTE: INVESTIGACIÓN y CIENCIA
    RCTAN8
    "Vis pacem, para bellum"
    "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
    (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

    Comentario


    • #47
      Hola Don RCTAN8 y amigos del foro,


      El estudio de la forma del universo, aunque solo es tangencial al tema central , es importante en sí mismo.

      Creo que la pregunta seguirá abierta (¿quizás durante siglos?)

      Dada nuestra limitada capacidad de análisis y observación (aunque la precisión de satélites como Planck es asombrosa).

      El hecho es que muchas conclusiones, como se señala en el texto, pueden basarse en parámetros "locales": ¡por ubicación se entiende unos pocos miles de millones de años luz!

      Debido a la expansión del espacio en sí, podemos ver algo así como 46.5 mil millones de años luz de la Tierra (dado que un universo observable tiene aproximadamente 93 mil millones de años luz de diámetro).

      Por supuesto, el universo se ha expandido mucho más allá de lo que nos ha llegado la luz, y su tamaño (de ahí su "forma") puede ser impenetrable.

      Nada de esto, por supuesto, invalida la investigación extremadamente precisa que se realiza para respaldar tales mediciones.

      Otro hecho notable es que los conceptos (abierto, cerrado, plano) son abstracciones extraídas de innumerables fórmulas matemáticas complejas (no podemos tratar de entenderlas con nuestro sentido común).
      En estas fórmulas, incluso una constante famosa, como la constante de Hubble, no se trata como un número invariable, sino como un grupo de parámetros que lo representan.




      Más sobre posibles formas:



      La forma del universo depende de su densidad. Si la densidad del universo es mayor que la densidad crítica, el universo está cerrado y curvado como una esfera; si es más pequeño, será como una silla de montar. Pero si la densidad actual del universo es igual a la densidad crítica, como los científicos piensan que es, entonces se dilatará para siempre como un papel plano.

      Crédito: equipo científico de NASA / WMAP.

      Un grande abrazo.

      https://www.astromia.com/universo/tamauniverso.htm

      Comentario


      • #48
        Desde muy joven, siempre tuve el interrogante de que si el universo se expande, lo hace dentro de un espacio, que podría ser vacío o no, pero que hay fuera de ese espacio ? Es decir, el espacio dentro del cual se expande el universo está a su vez dentro de algo implicaría que todo a su vez se repetiría infinitamente, hasta llegar a dónde ? hasta la nada absoluta ? Y aún así, que espacio ocupa la nada absoluta ? Y si la nada absoluta ocupa un espacio, que hay fuera de ella .??

        Saludos.

        Comentario


        • #49
          Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje
          Desde muy joven, siempre tuve el interrogante de que si el universo se expande, lo hace dentro de un espacio, que podría ser vacío o no, pero que hay fuera de ese espacio ? Es decir, el espacio dentro del cual se expande el universo está a su vez dentro de algo implicaría que todo a su vez se repetiría infinitamente, hasta llegar a dónde ? hasta la nada absoluta ? Y aún así, que espacio ocupa la nada absoluta ? Y si la nada absoluta ocupa un espacio, que hay fuera de ella .??

          Saludos.
          Jaja ja,ja...

          Peor aún, seguí pensando en eso también Don Planeador.

          Me tomó un tiempo darme cuenta (?) de que el evento que llamamos Big Bang creó su propio tiempo y espacio, por lo que no tiene sentido imaginar que se expandiría en algún medio "vacío".

          Es decir, no había espacio lo que sea, para que se expandiera afuera o que estaba creando ( (y sigue creando).

          Si el amigo realmente quiere estar confundido, te propongo que trates de imaginar cómo sería estar en la 4ta dimensión.

          Recientemente, algunos experimentos han obtenido rastros de la influencia de esta dimensión y probablemente tenga en su naturaleza un componente" espacial "en el sentido de medidas como la altura, el ancho y la profundidad, pero nada como nuestra realidad en 3 dimensiones espaciales.


          Un gran abraço ao amigo.


          Comentario


          • #50

            Buenos días a todos

            Acabo de ver un programa de televisión de History Channel sobre los videos de "Fenómenos aéreos no identificados" relacionados con las maniobras del portaaviones Nimitz y sus F-18 en 2004 y certificados como auténticos por la Marina de los EE. UU.

            Les adelanto que el programa no tiene nada en común con los programas bastante ridículos que el canal (y otros) anuncian exhaustivamente.

            No sé cómo es la red de canales en Argentina, pero se llama "Investigación OVNI-Secreta" o
            "Undentified: Inside America's UFO Investigation".


            Lo importante a tener en cuenta, en mi opinión, es que las personas a las que les gustan los asuntos de defensa (como nosotros) pueden analizar mejor las maniobras de ovnis y darse cuenta de que no pueden ser proyectos secretos porque están demasiado lejos de cualquier cosa que podamos predecir.


            Entrevistan a los pilotos y expertos mismos y estarían de acuerdo con nuestra evaluación:


            1) Los objetos existen físicamente.

            2) Fueron detectados por radares Aegis (Ticonderoga) y PODS de reconocimiento F-18 (infrarrojos).

            3) A pesar de su enorme velocidad (que acompaña al F-18), no tienen superficies de control aerodinámico ni escape de gases calientes de ningún tipo.

            4) Se desconoce su forma de propulsión.
            .
            5) Aceleración de altas velocidades subsónicas a más de 6,000 km / h inmediatamente

            6) Realizando maniobras imposibles por nuestro conocimiento de la física actual, cambiando de dirección en todo momento de forma inmediata despreciando la ley de inercia.


            No tenemos forma de saber cuáles son, pero el HECHO es que existen y necesitan una explicación.

            Un gran abrazo.

            Comentario


            • #51
              Una noticia extraordinaria por posibilidad de vida extraterrestre en nuestro sistema solar:



              Científicos de la NASA confirman vapor de agua en Europa






              Hace cuarenta años, una nave espacial Voyager tomó las primeras imágenes de primer plano de Europa, una de las 79 lunas de Júpiter. Estos revelaron grietas marrones que cortan la superficie helada de la luna, lo que le da a Europa la apariencia de un globo ocular venoso. Las misiones al sistema solar exterior en las décadas posteriores han acumulado suficiente información adicional sobre Europa para convertirlo en un objetivo prioritario de investigación en la búsqueda de vida de la NASA.

              Lo que hace que esta luna sea tan atractiva es la posibilidad de que posea todos los ingredientes necesarios para la vida. Los científicos tienen evidencia de que uno de estos ingredientes, el agua líquida, está presente debajo de la superficie helada y que a veces puede irrumpir en el espacio en enormes géiseres. Pero nadie ha podido confirmar la presencia de agua en estos penachos midiendo directamente la propia molécula de agua. Ahora, un equipo de investigación internacional dirigido desde el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, ha detectado el vapor de agua por primera vez sobre la superficie de Europa. El equipo midió el vapor mirando a Europa a través de uno de los telescopios más grandes del mundo en Hawai.

              Confirmar que hay vapor de agua sobre Europa ayuda a los científicos a comprender mejor el funcionamiento interno de la luna. Por ejemplo, ayuda a apoyar una idea, de la cual los científicos confían, de que hay un océano de agua líquida, posiblemente el doble de grande que el de la Tierra, que se derrama debajo de la capa de hielo de esta luna de kilómetros de espesor. Algunos científicos sospechan que otra fuente de agua para los penachos podría ser depósitos poco profundos de hielo de agua derretida no muy por debajo de la superficie de Europa. También es posible que el fuerte campo de radiación de Júpiter esté quitando partículas de agua de la capa de hielo de Europa, aunque la investigación reciente argumentó en contra de este mecanismo como la fuente del agua observada.

              "Elementos químicos esenciales (carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre) y fuentes de energía, dos de los tres requisitos para la vida, se encuentran en todo el sistema solar. Pero el tercero, el agua líquida, es algo difícil de encontrar más allá de la Tierra ", dijo Lucas Paganini, un científico planetario de la NASA que dirigió la investigación de detección de agua. "Si bien los científicos aún no han detectado agua líquida directamente, hemos encontrado la siguiente mejor opción: agua en forma de vapor".

              Paganini y su equipo informaron en la revista Nature Astronomy el 18 de noviembre que detectaron suficiente liberación de agua de Europa (5,202 libras, o 2,360 kilogramos, por segundo) para llenar una piscina olímpica en cuestión de minutos. Sin embargo, los científicos también descubrieron que el agua aparece con poca frecuencia, al menos en cantidades lo suficientemente grandes como para detectarla desde la Tierra, dijo Paganini: “Para mí, lo interesante de este trabajo no es solo la primera detección directa de agua sobre Europa, sino también la falta de ella dentro de los límites de nuestro método de detección ".

              De hecho, el equipo de Paganini detectó una señal débil pero distinta de vapor de agua solo una vez durante 17 noches de observaciones entre 2016 y 2017. Al observar la luna desde el Observatorio WM Keck en la cima del volcán inactivo Mauna Kea en Hawai, los científicos vieron moléculas de agua en Europa hemisferio principal, o el lado de la luna que siempre está orientado en la dirección de la órbita de la luna alrededor de Júpiter. (Europa, como la luna de la Tierra, está bloqueada gravitacionalmente a su planeta anfitrión, por lo que el hemisferio principal siempre mira hacia la dirección de la órbita, mientras que el hemisferio posterior siempre mira hacia la dirección opuesta).

              Utilizaron un espectrógrafo en el Observatorio Keck que mide la composición química de las atmósferas planetarias a través de la luz infrarroja que emiten o absorben. Las moléculas como el agua emiten frecuencias específicas de luz infrarroja cuando interactúan con la radiación solar.
              Evidencia creciente de agua
              Antes de la reciente detección de vapor de agua, ha habido muchos hallazgos tentadores en Europa. El primero vino de la nave espacial Galileo de la NASA, que midió perturbaciones en el campo magnético de Júpiter cerca de Europa mientras orbitaba el planeta gigante gaseoso entre 1995 y 2003. Las mediciones sugirieron a los científicos que el fluido conductor de la electricidad, probablemente un océano salado debajo de la capa de hielo de Europa, estaba causando el perturbaciones magnéticas Cuando los investigadores analizaron las perturbaciones magnéticas más de cerca en 2018, encontraron evidencia de posibles plumas.

              Mientras tanto, los científicos anunciaron en 2013 que habían utilizado el Telescopio Espacial Hubble de la NASA para detectar los elementos químicos hidrógeno (H) y oxígeno (O), componentes del agua (H2O), en configuraciones tipo pluma en la atmósfera de Europa. Y unos años más tarde, otros científicos usaron Hubble para reunir más evidencia de posibles erupciones de plumas cuando tomaron fotos de proyecciones similares a dedos que aparecieron en silueta cuando la luna pasó frente a Júpiter.

              "Esta primera identificación directa del vapor de agua en Europa es una confirmación crítica de nuestras detecciones originales de especies atómicas, y resalta la aparente escasez de grandes columnas en este mundo helado", dijo Lorenz Roth, astrónomo y físico del KTH Royal Institute of Technology en Estocolmo, quien dirigió el estudio Hubble 2013 y fue coautor de esta investigación reciente.

              La investigación de Roth, junto con otros hallazgos previos de Europa, solo han medido componentes del agua sobre la superficie. El problema es que detectar vapor de agua en otros mundos es un desafío. Las naves espaciales existentes tienen capacidades limitadas para detectarlo, y los científicos que usan telescopios terrestres para buscar agua en el espacio profundo deben tener en cuenta el efecto distorsionador del agua en la atmósfera de la Tierra. Para minimizar este efecto, el equipo de Paganini utilizó modelos matemáticos y computacionales complejos para simular las condiciones de la atmósfera de la Tierra para poder diferenciar el agua atmosférica de la Tierra de los datos de Europa devueltos por el espectrógrafo Keck.

              "Realizamos diligentes controles de seguridad para eliminar posibles contaminantes en observaciones terrestres", dijo Avi Mandell, un científico planetario de Goddard en el equipo de Paganini. "Pero, eventualmente, tendremos que acercarnos a Europa para ver qué está pasando realmente".

              Los científicos pronto podrán acercarse lo suficiente a Europa para resolver sus persistentes preguntas sobre el funcionamiento interno y externo de este mundo posiblemente habitable. La próxima misión Europa Clipper, que se lanzará a mediados de la década de 2020, completará medio siglo de descubrimiento científico que comenzó con una modesta foto de un globo ocular misterioso y venoso.





              Cuando llegue a Europa, el orbitador Clipper realizará un estudio detallado de la superficie de Europa, el interior profundo, la atmósfera delgada, el océano subsuperficial y los respiraderos activos aún más pequeños. Clipper intentará tomar imágenes de cualquier penacho y tomar muestras de las moléculas que encuentra en la atmósfera con sus espectrómetros de masas. También buscará un sitio fructífero del que un futuro módulo de aterrizaje de Europa pueda recolectar una muestra. Estos esfuerzos deberían desbloquear aún más los secretos de Europa y su potencial para la vida.

              Otros investigadores de Goddard en el equipo de Paganini incluyeron a Gerónimo Villanueva, Michael Mumma y Terry Hurford. Kurt Retherford, del Southwest Research Institute, también contribuyó a la investigación.

              Fuente:

              https://www.nasa.gov/feature/goddard...apor-on-europa


              Comentario


              • #52
                Descubrir vida extraterrestre sería lento e incierto

                No, no, no, eh, tal vez. ¿Acercarse? Hmm Regresa. Eh, no estoy seguro.
                ¿Quizás podamos obtener un mejor ángulo?



                Los científicos han pasado el tiempo suficiente buscando pruebas de vida extraterrestre que los pequeños insectores, si existen, probablemente no sean fáciles de identificar.

                En cambio, los expertos que piensan en cómo detectar la vida más allá de la Tierra se están dando cuenta de que pueden poner a la humanidad en un lugar incómodo de incertidumbre. Los datos iniciales pueden levantar las cejas y provocar especulaciones sobre la vida extraterrestre, pero probablemente no serán lo suficientemente definitivos como para resolver el asunto por sí solo.

                "Probablemente sea algo que va a ser un descubrimiento lento, no como los pequeños humanoides verdes que llegan aquí en la Tierra asustando a todos", dijo Sara Seager, astrónoma del Instituto de Tecnología de Massachusetts que se enfoca en detectar exoplanetas, durante un panel realizado el mes pasado. en el Congreso Internacional de Astronáutica en Washington. "Probablemente llevará mucho tiempo". Seager agregó que cree que un descubrimiento lento podría facilitar que las personas lo procesen y su importancia.


                Pero la incertidumbre podría ser difícil para los humanos, dijo Kathyrn Denning, una antropóloga de la Universidad de York en Canadá que piensa mucho sobre estos escenarios, dijo a Space.com durante la conferencia. "Humanos, no somos buenos con los espacios abiertos", dijo Denning. "Simplemente los llenamos con lo que esté disponible".

                Y, en el caso de detectar potencialmente la vida, mucho de lo que está disponible podría provocar miedo y otras emociones negativas, dijo. Las especulaciones sobre escenarios de contacto con vida extraterrestre, incluso las imaginadas por los científicos, a menudo son poco alegres. Los patrones modernos de circulación de información favorecen la negatividad y la inexactitud.

                Entonces, a Denning le preocupa que una detección de vida que no sea definitiva pueda dejar que los humanos llenen los espacios en blanco por sí mismos, independientemente de la falta de evidencia. Ese escenario es particularmente preocupante si el descubrimiento es de algún tipo de inteligencia extraterrestre, pero los científicos no tienen detalles sobre sus capacidades, tecnologías o intenciones. "Eso sería muy emocionante científicamente", dijo. "Pero para muchas personas, solo crea un espacio para proyectar".

                Para prepararnos, deberíamos pasar nuestro tiempo practicando lidiar con la incertidumbre, dijo Denning, y tener conversaciones que nos hagan tener más confianza en la capacidad de la humanidad para navegar tal descubrimiento.

                Seager ve la incertidumbre como un desafío para los científicos también, aunque de una manera diferente. Ella describió la posibilidad de que a medida que los estudios de exoplanetas continúan desarrollándose, la comprensión de las diferentes comunidades sobre la certeza de la vida más allá de la Tierra puede divergir. Los científicos aún pueden carecer de lo que consideran evidencia suficiente para identificar realmente esa vida.

                Pero, reúna suficientes posibilidades no confirmables pero aparentemente legítimas, y la imagen puede verse un poco diferente, especialmente cuando no es responsable de escribir artículos revisados ??por pares. "Si vemos todas las señales, no es para esta audiencia, sino suficiente para saber que hay vida en alguna parte". Dijo Seager. "Sé que esta es una respuesta insatisfactoria".

                Fuente:

                https://www.space.com/discovering-ex...w-process.html

                Comentario


                • #53
                  En lo personal, creo que el conocimiento por parte de nuestra humanidad de la existencia de extra terrestres se dará por vía sensorial, no precisamente visual sino a través de conclusiones de la ciencia. Por ejemplo, señales recibidas del espacio exterior con determinados grados de inteligencia que nuestra ciencia descubra. No al espécimen, en su individualidad corpórea, sino sus manifestaciones inteligentes expresadas a través de medios reconocibles.

                  Saludos.

                  Comentario


                  • #54
                    Hola,

                    Este artículo de hace unos días, aunque no está intrínsecamente vinculado a la vida extraterrestre, me pareció importante porque rompe algunos de los conceptos arcaicos que tenemos sobre nuestra galaxia (especialmente su tamaño en años luz considerado 100.000 años luz de diámetro):


                    Los científicos "pesaron" la Vía Láctea: 890 mil millones de veces la masa del Sol

                    Pero solo 60 mil millones son detectables. Todo lo demás consiste en misteriosa materia oscura.




                    No hay dificultad en pesar cosas como un racimo de plátanos o nuestro propio cuerpo: simplemente coloque el objeto en una balanza. ¿Pero cómo descubres la masa de la Vía Láctea? Determinar la masa de los cuerpos celestes es a menudo una tarea muy complicada para los astrónomos, especialmente en el caso de nuestra galaxia, donde la perspectiva que tenemos es sesgada, después de todo, estamos incrustados en ella.

                    Un equipo internacional de investigadores utilizó un método sofisticado para obtener una estimación nueva y más precisa de la masa de la Vía Láctea. Su tamaño ya había sido bien definido por investigaciones previas, que hoy hablan de un diámetro de 256,000 años luz. El estudio reciente determinó que su masa es alrededor de 890 mil millones de veces la masa del sol.

                    Eso da alrededor de 1,7 tredecilhões de quilos (um tredecilhão equivale ao número 10 seguido por 42 zeros).

                    Dado que no existe una escala cósmica, y las escalas solo funcionan en la superficie de la Tierra, donde están calibradas para la gravedad, los astrónomos tuvieron que usar modelos muy complejos que tuvieron en cuenta varios factores. Todo para visualizar mejor el aspecto de nuestra galaxia y el comportamiento de las estrellas y gases que contiene, que son en gran medida invisibles para nosotros.

                    El primer paso fue comprender cómo se mueven estos materiales, lo que los científicos llaman la curva de rotación. La Vía Láctea no es como un carrusel, donde todo gira de manera fija y ordenada. Algunos objetos corren más rápido, otros más despacio. Por lo tanto, el enfoque de investigación, presentado a la revista JCAP con un manuscrito ya en arXiv, era caracterizar esta locomoción para revelar la distancia entre los objetos y, finalmente, la masa.



                    Saludos
                    https://super.abril.com.br/ciencia/c...-massa-do-sol/
                    Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 16/12/19, 18:41:12.

                    Comentario


                    • #55
                      Aunque se trata de un artículo del 2007 mantiene plena vigencia sobre las dificultades que existen para poder "escuchar" emisiones de radio que pudieran estar emitiendo otras civilizaciones. Radio espacial: más estática, menos conversación

                      Por Alan Bellows • 30 de noviembre de 2007 Observatorio de Arecibo, un radiotelescopio de 305 metros de ancho (cortesía de NAIC - Observatorio de Arecibo, una instalación de la NSF)Observatorio de Arecibo, un radiotelescopio de 305 metros de ancho (cortesía de NAIC - Observatorio de Arecibo, una instalación de la NSF)
                      Debido a la capacidad de la radio para transportar información, nuestro planeta está interminablemente salpicado de radiación artificial de baja frecuencia. Las conversaciones telefónicas, los datos de la computadora, los mensajes de texto, los ecos de radar, las comedias de situación y las conversaciones matutinas de DJ eructan electromagnéticamente en todas las direcciones a la velocidad de la luz, incluso hacia el espacio exterior.

                      Los proveedores de ciencia ficción son aficionados a explorar las ramificaciones de esta fuga de radio , lo que sugiere que algún día una raza alienígena avanzada podría materializarse para hacerse amigo, esclavizar o destruir a la humanidad después de un pequeño espionaje electromagnético desde lejos. De hecho, si hay civilizaciones con conocimientos de radio dentro de los 114 años luz de la Tierra, un área que abarca aproximadamente quince mil estrellas, las primeras transmisiones significativas de la humanidad ya las habrán alcanzado.

                      Especulaciones similares aparecen en la ciencia ficción, como el proyecto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI), que filtra sus oídos de radio gigantes para señales extraterrestres. Al consultar la sabiduría de la probabilidad, uno encuentra que el universo debería estar repleto de extraterrestres con tecnología; pero aparte de un par de detecciones interesantes pero no concluyentes, los instrumentos de escucha espacial nunca han observado patrones discerniblemente inteligentes. Uno podría suponer que el silencio conspicuo es "evidencia de ausencia", pero tal conclusión podría ser un poco prematura dadas las circunstancias.

                      El espacio exterior, como lo dijo acertadamente Douglas Adams, es enorme, enorme y alucinantemente grande. Las observaciones y cálculos más actualizados de la astronomía numeran las estrellas en el universo visible en algún lugar alrededor de setenta sextillones (7 x 10 22 ), un valor incomprensible que rara vez es bienvenido en compañía educada. Esta cifra es tan formidable que cualquier intento de escalarla para el consumo humano da como resultado analogías tan impotentes como "diez veces más estrellas que granos de arena en todas las playas y desiertos del mundo" o "diez billones de estrellas por cada hombre, mujer". y niño en la Tierra ". Una imagen infrarroja del núcleo de la galaxia, la Vía Láctea.Una imagen infrarroja del núcleo de la galaxia, la Vía Láctea.Al menos doscientos mil millones de estas estrellas residen dentro de nuestra propia galaxia de 13 mil millones de años, junto con millones o miles de millones de planetas y lunas. Teniendo en cuenta la abundancia de hábitats potenciales y la cantidad de tiempo que nuestra galaxia ha estado alrededor, parece inconcebible que nuestro planeta ordinario sea el único que ha producido vida inteligente que irradia señales. Incluso si las probabilidades de un sistema solar de desarrollar vida inteligente son solo de una en mil millones, eso significa que la Vía Láctea debería albergar alrededor de doscientas civilizaciones pasadas o presentes, además de unos setenta mil millones entre las otras galaxias.

                      En 1950, el famoso físico Enrico Fermi fue uno de los primeros en popularizar la discrepancia entre la vida probable y observable en el universo. Mientras almorzaba con sus colegas y discutía la noción de vecinos interestelares, Fermi resumió la pregunta preguntándose en voz alta: “¿Dónde están todos?”. Posteriormente, la inconsistencia se conoció como la paradoja de Fermi . La paradoja es un producto del principio de mediocridad de la ciencia , la observación de que la Tierra parece ser un planeta ordinario que orbita una estrella ordinaria dentro de una galaxia ordinaria. Se deduce, por lo tanto, que los planetas similares a la Tierra son probablemente algo comunes.

                      En 1961, una colección de diez distinguidos científicos e ingenieros conocidos como La Orden del Delfín emprendió una búsqueda para remediar esta deficiencia astronómica en nuestro conocimiento. Reflexionaron sobre la posibilidad de emplear radiotelescopios masivos para explorar el cielo en busca de señales extraterrestres perdidas, un concepto que eventualmente evolucionó a SETI. Durante estas primeras discusiones, el astrónomo Dr. Frank Drake describió por primera vez una fórmula destinada a estimar el número de civilizaciones tecnológicamente avanzadas dentro de la galaxia en un momento dado. Hasta hoy la ecuación de Drakepermanece como un marco para la especulación extraterrestre. La ecuación es esencialmente una pregunta elaborada de "qué pasaría si", y hay mucho debate sobre sacudir el puño y hacer salivazos con respecto a las entradas más correctas, pero a medida que aumentamos gradualmente nuestro conocimiento del universo, nuestras conjeturas sobre estos valores se vuelven cada vez más educadas, y La ecuación nos ayuda a imaginar cuánta vida podría contener el universo.

                      Nota del editor: esta versión interactiva es anterior a los navegadores móviles, por lo que es posible que no funcione correctamente en ventanas pequeñas.

                      Incluso cuando se usan entradas algo conservadoras, la ecuación de Drake sugiere que nuestra humilde galaxia alberga al menos otra civilización avanzada en la actualidad, junto con los restos físicos y electromagnéticos persistentes de muchos otros. Los radiotelescopios masivos han recorrido el cielo en busca de señales extrañas, incluidos los esfuerzos del Observatorio Big Ear en Ohio; Very Large Array (VLA) en Nuevo México; y el famoso Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, el telescopio de apertura única más grande jamás construido. En cuarenta y siete años de búsqueda de señales, SETI detectó dos veces señales de orígenes posiblemente inteligentes: la señal "¡Guau!" En 1977, y Radio Source SHGb02 + 14a en 2004. Pero ambas tenían explicaciones terrenales plausibles, por lo que la ciencia debe asumir por ahora que no eran de origen extraterrestre.

                      La hipótesis de la Tierra Rara es la antítesis del principio de mediocridad, lo que sugiere que la vida compleja requiere una combinación extremadamente poco común de eventos y circunstancias astrofísicas y geológicas: un planeta ligeramente inclinado con la química adecuada, una luna grande, un sol metálico adecuado y un orbitar a la distancia correcta. Atenuación de señales electromagnéticas.Imágen: Atenuación de señales electromagnéticas.La hipótesis también avanza la noción de que hay una zona habitable galáctica estrecha donde los niveles de radiación son sobrevivibles, los meteoritos rebeldes son pocos y las perturbaciones gravitacionales de las estrellas vecinas son insignificantes. Si toda la vida se basa en tales factores, entonces Rare Earth resuelve la paradoja de Fermi. Sin embargo, la hipótesis conlleva el leve olor a sesgo antropomórfico , ya que supone que toda vida compleja debe ser muy parecida a la de los humanos.

                      Dejando a un lado todos estos factores, hay un obstáculo desalentador adicional que complica cualquier esfuerzo para sintonizar la radio intergaláctica. Incluso si el universo está lleno de civilizaciones que arrojan señales, incluidas algunas lo suficientemente antiguas como para que su electromagnetismo indiscriminado haya tenido tiempo suficiente para llegar a la Tierra, ni siquiera el equipo más masivo y sensible de la ciencia es capaz de extraer la señal de la estática. Cuando se genera una señal electromagnética no enfocada, como una transmisión de televisión o una conversación telefónica, la energía se propaga como un frente de onda esférico a la velocidad de la luz. Cuando una esfera tiene un diámetro doble, su área de superficie aumenta en un factor de cuatro; pero en una onda esférica, el "área de superficie" es la energía misma. Esto significa que la energía de la señal se extiende por cuatro veces más área al doble de la distancia, resultando en una pérdida de intensidad del 75%. Para decirlo de otra manera, para que una torre de transmisión duplique su alcance efectivo para un receptor dado, debe cuadruplicar su potencia de transmisión.

                      Para demostrar el efecto degradante de la distancia en una señal omnidireccional cotidiana, uno podría imaginar una nave espacial equipada con un receptor de radio estilo Arecibo dirigido hacia la Tierra. Si esta hipotética nave espacial se dirigiera al medio interestelar, su enorme plato de 305 metros de ancho perdería su control tenue en la radio AM antes de llegar a Marte. En algún lugar camino a Júpiter, los receptores de televisión UHF no arrojarían nada más que estática. Antes de pasar Saturno, la última de las estaciones de radio FM se desvanecería, dejando atrás toda la charla electromagnética de la Tierra antes de abandonar nuestro propio sistema solar. Si un rayo de radar de búsqueda de alcance de la Tierra se cruzara con la trayectoria de la nave, sería observable desde una distancia mucho mayor; aunque es de corta duración y suave,¡Guauu! Señal y fuente de radio SHGb02 + 14a. Un haz altamente enfocado como el utilizado para comunicarse con sondas espaciales también permanecería detectable a cierta distancia más allá del borde del sistema solar.

                      Si, hipotéticamente, A) una raza de extraterrestres extra inteligentes residía en el cercano sistema estelar Alpha Centauri, B) emitían una señal de televisión de 5 megavatios UHF, y C) tuvimos la suerte de apuntar al poderoso Arecibo telescopio directamente hacia la fuente cuando llegó cuatro años más tarde, aún no podríamos disfrutar de las alocadas alcaparras del equivalente Alpha Centauri de Mork & Mindy. Para detectar dicha señal de esta estrella relativamente próxima, se necesitaría un plato con un diámetro de 33,000 kilómetros. Incluso usando la interferometría de línea de base muy larga para unir dos radiotelescopios estilo Arecibo en lados opuestos del planeta, proporcionando así un radiotelescopio virtual del tamaño de toda la Tierra, nuestra área de antena aún sería 20,244 kilómetros demasiado pequeña.

                      Al combinar las leyes de probabilidad con nuestras mejores observaciones actuales, podemos estar razonablemente seguros de que una fracción de los 70,000,000,000,000,000,000,000 sistemas estelares en el universo visible son el hogar de especies emisoras de radio. De hecho, puede ser que nuestro planeta esté sujeto a una interminable lluvia de señales alienígenas de TV y radio, aunque se atenuarían más allá de los extremos receptores de nuestro mejor hardware. A menos que mejoremos drásticamente nuestras habilidades de escucha interestelar, o alguna raza alienígena haga un intento específico y vigoroso de enviarnos un mensaje, hay pocas posibilidades de que los terrícolas intercambiemos mensajes con nuestros vecinos astronómicos en el corto plazo.
                      RCTAN8
                      "Vis pacem, para bellum"
                      "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
                      (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

                      Comentario


                      • #56
                        EITA!!!!

                        Comenzamos muy bien el año y la década:




                        Exoplaneta del tamaño de la Tierra descubierto en la zona habitable de su estrella

                        Por Patrícia Gnipper | 7 de enero de 2020 a las 9:15 a.m.



                        ¡Día histórico en la exploración espacial!
                        La NASA acaba de confirmar que su telescopio espacial TESS descubrió su primer exoplaneta del tamaño de la Tierra y se encuentra en la zona habitable de su estrella, la región del sistema estelar donde las temperaturas promedio son adecuadas para permitir que exista agua líquida.





                        El planeta TOI 700d rodea a la estrella TOI 700, que es una enana tipo M ubicada a poco más de 100 años luz de distancia. Esta estrella es el 40% de la masa y el tamaño de nuestro Sol, aproximadamente la mitad de su temperatura en su superficie. TESS, en su primer año de misión, vio aparecer a esta estrella en 11 de los 13 sectores monitoreados en el cielo, por lo que fue posible capturar varios tránsitos de los tres planetas a su alrededor.

                        Inicialmente, la estrella había sido mal clasificada en la base de datos de la NASA: se parecía más al Sol, lo que significa que sus planetas parecían más grandes y más calientes de lo que realmente son. Sin embargo, los investigadores han identificado el error reclasificando la estrella y por lo tanto teniendo que evaluar sus planetas nuevamente, y fue entonces cuando se llegó a la confirmación de que el TOI 700d es del tamaño de la Tierra y está en la zona habitable.

                        "Cuando corregimos los parámetros de la estrella, el tamaño de sus planetas cayó y nos dimos cuenta de que el más externo era el tamaño de la tierra y la zona habitable", dijo Emily Gilbert, una estudiante graduada de la Universidad de Chicago. "Además, en 11 meses de datos, no vimos estallidos de estrellas, lo que aumenta las posibilidades de que el TOI 700d sea habitable y hace que sea más fácil modelar sus condiciones atmosféricas y de superficie".

                        Los tres planetas descubiertos en este sistema son los siguientes:

                        TOI 700b: Exactamente del tamaño de la Tierra y posiblemente rocoso, es el planeta más interno del sistema, completando una órbita cada 10 días;

                        TOI 700c: 2.6 veces más grande que la Tierra, orbita la estrella cada 16 días y es probablemente un planeta gaseoso,

                        TOI 700d: el planeta más externo del sistema, es el único en la zona habitable de la estrella, siendo un 20% más grande que la Tierra sola. Orbita a la estrella cada 37 días y recibe el 86% de la energía que el sol proporciona a la tierra.

                        Para confirmar todo esto sobre el TOI 700d, los investigadores confiaron en el telescopio espacial Spitzer, que ve en el espectro infrarrojo. Joseph Rodriguez, astrónomo del Centro de Astrofísica de Harvard & Smithsonian en Cambridge, solicitó datos de Spitzer para confirmar sospechas sobre el exoplaneta en cuestión.

                        "Dado el impacto de este descubrimiento, que es el primer planeta habitable del tamaño de la Tierra de TESS, realmente queríamos que nuestra comprensión de este sistema fuera lo más concreta posible. Spitzer vio el tránsito TOI 700d tal como esperábamos. Es un gran complementando el legado de una misión que ayudó a confirmar dos planetas TRAPPIST-1 e identificar cinco más ", dijo.

                        Con los datos de Spitzer, los científicos confiaban en que el TOI 700d es un planeta real, descartando otras posibles causas astrofísicas que podrían indicar el tráfico frente a la estrella, como la presencia de una estrella más pequeña y oscura en un sistema. binario, por ejemplo. Las observaciones realizadas con un telescopio terrestre en la red del Observatorio Las Cumbres también se utilizaron para mejorar las estimaciones del período orbital y el tamaño del planeta.

                        Aunque las condiciones reales del planeta son desconocidas (aunque las estimaciones son confiables), la ciencia ahora puede usar información TESS, incluido el tamaño del planeta y el tipo de estrella en órbita, para generar modelos computacionales y, por lo tanto, hacer predicciones. aún más firme sobre ti. Y los investigadores de la NASA ya han modelado 20 posibles entornos TOI 700d para ver si alguno de ellos daría el veredicto de habitabilidad.

                        Estos modelos consideraron varios tipos de superficie posibles, así como composiciones atmosféricas típicamente asociadas con mundos potencialmente habitables. Una de las simulaciones finalmente reveló un planeta cubierto por un océano y una atmósfera densa dominada por dióxido de carbono, algo similar a lo que se sospechaba de Marte en el pasado. Otra simulación muestra un TOI 700d como una versión similar a la Tierra moderna. Es decir: estadísticamente, el exoplaneta puede ser habitable, incluso si aún no se ha confirmado.

                        Con la ayuda de nuevos telescopios que prometen revolucionar la búsqueda de vida fuera de la Tierra este 2020, tendremos más formas de estudiar la atmósfera real del TOI 700d y de repente golpear el martillo de que es, sí, habitable, y quién Sabes incluso habitado, ¿no?

                        Fuente: NASA, The Conversation, CNN


                        Comentario

                        Trabajando...
                        X