Anuncio

Colapsar

Tienda oficial Aviacion Argentina!

Ver más
Ver menos

Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

    Nuevo acelerador de partículas comienza a ser hecho en Campinas

    El proyecto más grande en la historia de la ciencia brasileña está a punto de salir del papel. En las próximas semanas debe comenzar el trabajo de preparar el terreno para la construcción del nuevo acelerador de partículas en el Laboratorio Nacional de Luz Sincrotrón (LNLS) de Campinas. Con un anillo de más de 500 metros de circunferencia, ubicado en un edificio de 250 metros de diámetro - el tamaño de un estadio de fútbol - la nueva máquina será cinco veces más grande y más avanzada que la actual, que será desmantelada.

    El costo total del proyecto, denominado Sirius (nombre de la estrella más brillante del cielo), se estima en £ 650 millones, con el primer rayo de luz previsto para 2016. Otro grán proyecto federal importante, el reactor multipropósito brasileña, se está construyendo en Iperó (también en el interior), cuenta con un presupuesto más grande, en $ 850 millones, pero su misión principal será la producción de radioisótopos para uso médico e industrial y no producción de la ciencia. "Si piensas en una infraestructura dedicada exclusivamente a la investigación, Sirius es sin duda el más grande", dice el físico Antonio José Roque da Silva, director del LNLS.

    La expectativa en la comunidad científica es también grande. La luz Sincrotrón (radiación electromagnética de amplio espectro, que va desde el infrarrojo hasta los rayos X) se usa en diversas áreas de investigación, como la física, la química, la biología, la geología, la nanotecnología, la ingeniería de materiales e incluso la paleontología. El acelerador funciona como un microscopio gigante, que los científicos utilizan para ver la estructura atómica y molecular de diferentes materiales, iluminándolos con diferentes tipos de radiación presentes en la luz sincrotrón. Podría ser una roca, una proteína, una muestra de suelo de un diente de dinosaurio, un cable de acero utilizado en las plataformas petroleras, un cabello tratado con diferentes tipos de champú, o cualquier otra cosa que quiera conocer en detalle .



    "Es el sueño la comprensión de los materiales , tanto desde el punto de vista estructural y funcional", dijo Roque. Con la luz La luz Sincrotrón, es posible conocer, por ejemplo, qué tipos de átomos y moléculas son parte de un material, qual es la distancia entre ellos, la forma en que interactúan unos con otros, ¿cuáles son sus propiedades magnéticas y varias otras cosas. Son los "ojos microscópicos", en palabras del director científico del LNLS, el brasileño Harry Westfahl.

    La luz es generada por la aceleración de los electrones, viajando dentro de un anillo de 518 metros de longitud (165 metros de diámetro) a una velocidad muy cerca de (99,999999%) de la velocidad de la luz, que es aproximadamente 300.000 kilometros / s. La diferencia del Large Hadron Collider (LHC) en Europa y otros colisionadores de partículas es que los electrones en este caso no chocan entre sí en ningún momento, todos los que viajan en la misma dirección.

    El acelerador de corriente llamada UVX brasileña, entró en funcionamiento en 1997 y atiende a aproximadamente 1.400 investigadores por año, con cerca de 3.000 artículos científicos publicados en los últimos 16 años. La máquina tiene 18 "líneas de luz", que son las estaciones de trabajo en que los investigadores realizan sus experimentos con la luz que sale del ring. Ellos trabajan simultáneamente, pero cada uno está optimizado para un tipo de búsqueda. "La luz sale del anillo contiene todas las frecuencias de onda. Es sólo en las líneas de luz que una frecuencia específica és eligida , por medio de filtros llamados monocromador de acuerdo a las necesidades del experimento se llevará a cabo ", dijo Roque.

    Sirius comenzará a operar con 13 líneas de luz - bastantes, ya, para satisfacer toda la demanda actual UVX -, pero puede llegar a 40. La nueva máquina no sólo será más grande, pero sustancialmente mejor que la actual, en muchos sentidos, produciendo una luz mucho más brillante, que se ampliará considerablemente su gama de aplicaciones.

    Pionero

    Será la única máquina de su tipo en América Latina y la segunda en el Hemisferio Sur ha una en Australia. Más que eso, sus especificaciones técnicas deben ponerlo en la vanguardia de las mejores fuentes de luz de sincrotrón del mundo. "Sirius será la máquina de más brillo en su clase", dice Roque.

    La potencia de funcionamiento de Sirius será 3 mil millones de electrón voltios (GeV), en comparación con los mucho más modestos 1370 millones de electrón voltios de UVX. Esto, combinado con una serie de especificaciones técnicas de la máquina (por ejemplo, la configuración de los imanes alrededor del anillo), producirá haces de fotones (luz) mucho más brillantes que en la actualidad. Una ventaja clave es que se puede producir un tipo de rayos x con más energía, conocido como "duro", capaz de penetrar en materiales más espesos - algo que el equipo actual se hace difícil. El limite de energía de los fotones de la luz de las líneas de Sirius estará 250.000 electronvoltios (keV), en comparación con 30.000 en UVX voltios de electrones, que es un límite inferior de energía de los rayos X duros.

    "El brillo de Sirio será mayor que la UVX en todas las gamas de la luz, pero la diferencia de los rayos X será gritante, miles de millones de veces más grande", dijo Roque.

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	acelarador_ok.jpg
Visitas:	1
Size:	513,5 KB
ID:	623322

    Otra gran ventaja de la máquina es su baja emisión, una característica relacionada con el tamaño de la fuente y el diámetro del rayo de luz generado por el mismo, siendo 0,28 nm-radian (nm.rad), frente a los 100 nanómetros de radianes el UVX. Es la más pequeña de cualquier fuente de luz de sincrotrón emitancia en funcionamiento o se está diseñando en el mundo, de acuerdo con Roque.

    Para entender la diferencia, en general, podemos pensar en una comparación entre el producida por un luz de la linterna y el rayo producido por un puntero láser, la energía (número de fotones) puede incluso ser el mismo, pero el brillo de la láser es mucho mayor.

    "Lo tiene todo para ser uno de los dos mejores equipos del planeta", concuerda el físico francés Yves Petroff, uno de los expertos mundiales en la materia, el ex director de la más grande Laboratorio de Luz de Sincrotrón Europeo (ESRF en Grenoble, Francia) y el ex director científico del LNLS. "Es un diseño más moderno que se puede hacer con la tecnología de hoy en día."

    Se espera, por tanto, es que el Sirius atraer a los investigadores más extranjeros a Brasil, y no sólo en América Latina sino también de los EE.UU. y Europa. "Los científicos van a donde está el mejor equipo", dijo Petroff. Cita el ejemplo de la fuente de luz de sincrotrón moderna en Taiwan, que atrae a muchos investigadores de Estados Unidos y Europa.

    Alrededor del 20% de los usuarios que ya son extranjeros UVX. "Un buen equipo* atraen buenos investigadores", dice Petrov, que se han dicho durante LNLS con la intención de permanecer seis meses de 2009, pero acabamos quedándonos tres años. "Yo he venido porque tenía varios brasileños en mi laboratorio en Francia y porque me gustó lo que hicieron aquí en el pasado", justo antes de regresar a Francia.

    Sirius: o maior projeto da ciência brasileira (parte 1 de 2) - Herton Escobar - Estadao.com.br
    Editado por última vez por BrasilPotencia; https://www.aviacionargentina.net/foros en 22/04/2013, 18:00.

  • #2
    Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

    ¡¡Fantástico, BrasilPotencia!! Felicitaciones al Brasil y a su comunidad científica.

    Comentario


    • #3
      Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

      Felicitaciones!

      Comentario


      • #4
        Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

        Felicitaciones por el gran proyecto que tienen.
        Sera un poco mas chico que el español, el sincrotrón Alba de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), y por supuesto mucho menor que el CERN con 8,5 km de diametro pero seguramente sera muy importante para la ciencia latinoamericana, especialmente los fisicos de particulas.
        Como anecdota, dejo la informacion sobre los dos cientificos argentinos, fisicos de particulas ellos, que arañaron el premio nobel no hace mucho tiempo.
        Cordiales saludos.

        Los dos que no ganaron el Nobel
        El 12 de octubre pasado murió Carlos Bollini, físico argentino y la mitad de la dupla teórica, nacional y memorable que formó junto a J.J. Giambiagi. Pocos meses antes, Futuro lo había llamado para saber si quería recordar glorias pasadas. Por toda respuesta, Bollini hizo una pregunta: “¿A esta altura?”. En la década del ’70, dos artículos sobre las fuerzas fundamentales de la naturaleza lo dejaron junto a Giambiagi en el umbral del Nobel. Recordar aquel episodio memorable es una excusa para evocarlos.

        *Por*Matias Alinovi

        Admitamos que el verdadero sentido del Nobel puede ser no ganarlo. Consideremos la posibilidad de que todos los años los académicos se reúnan en marzo, deliberen en la primavera boreal, comuniquen su decisión en el otoño, convoquen al premiado con las nieves de diciembre, el rey de Suecia se congratule una vez más, y se lean finalmente los discursos sólo para que algunos privilegiados, muy pocos, no ganen nunca el premio. Para convencerse basta con pensar en Borges, engrandecido en el humor, declarando que lo apenaría quebrar la tradición que se había establecido entre él y la Academia escandinava, y que consistía en hacerle creer, todos los años, que se lo darían.

        O en J.-P. Sartre, que siempre se tomó en serio –es el destino filosófico de J.-P.–, ufano de no haber ido a buscarlo, por lo menos hasta la pregunta inopinada de un alumno en la Sorbona: “¿Y no habría sido mejor no haberlo merecido?”. Todo premio es la confirmación de un orden. Creer que uno lo merece, merecerlo, ir a buscarlo, es aceptar tácitamente ese orden. El premio es el soborno por nuestra aceptación tácita.

        LOS DOS QUE SI

        El lector deberá hacer de cuenta que el artículo que lee está firmado por Fidel Schaposnik, físico teórico de la Universidad de La Plata. Nadie como él se dedicó a explicar el episodio complejo del Nobel del año ’99, de manera que deberemos atenernos a sus explicaciones, si queremos entender.

        Aquel año, el Premio Nobel de Física fue para Gerardus ‘t Hooft, físico holandés, y para su director de tesis, Martinus Veltman. El convencimiento de que ‘t Hooft lo merecía era unánime en la comunidad de los físicos de partículas. El consenso sobre los méritos de Martinus Veltman lo era menos, pero dirigía el doctorado de ‘t Hooft en el momento en que ambos publicaron el artículo más importante de los cuatro que la Academia sueca citaba como antecedentes para concederles el premio.

        Ahora bien, ‘t Hooft había hecho varias contribuciones importantes a la física de partículas que no se citaban entre los antecedentes, como si los académicos hubieran decidido elegir un aspecto parcial de su obra. Eso se explicaba, de acuerdo con Schaposnik, por razones de acomodaticia política premiatoria: el premio del año ’99 era una forma de “sacarse de encima” a ‘t Hooft como premiado, seguro ganador del Nobel más temprano que tarde. ¿Y por qué la Academia se lo quería sacar de encima? Porque necesitaba allanar el camino al Nobel a un grupo de físicos norteamericanos más preponderantes que el holandés ‘t Hooft.

        En particular, en 1972, ‘t Hooft había mostrado que determinados modelos poseían una propiedad fundamental para describir las interacciones que mantienen unidos a los quarks; ‘t Hooft le había comunicado el resultado al físico alemán Kurt Zymanzik mientras volaban a una conferencia en Marsella. Y el alemán –era previsible– se había referido al cálculo durante la conferencia, antes de que el holandés lo publicara. Bastó ese comentario en público para que tres físicos norteamericanos –David Gross, Frank Wilczek y David Politzer– se apuraran a enviar idénticas conclusiones a la –y aquí la adjetivación obligada es prestigiosa– revista Physical Review Letters, de Estados Unidos.

        Y OTROS TRES QUE SI

        La propiedad fundamental sobre la que ‘t Hooft se había explayado en vuelo a Marsella se llamaba “libertad asintótica”, y su descubrimiento merecía, sin duda, el Nobel. De acuerdo con esa propiedad, las interacciones entre quarks se debilitan progresivamente a medida que la distancia entre las partículas disminuye. En otras palabras, cuanto más cerca está un quark de otro, más libre es. La libertad es total cuando la distancia converge asintóticamente a cero, de ahí el nombre de la propiedad.

        En conclusión, en materia de libertad asintótica había cuatro candidatos al premio –‘t Hooft, Gross, Wilczek y Politzer–, mientras el número cerrado para compartirlo, de acuerdo con las reglas suecas, es tres. ¿Cómo lograr la felicidad para todos? Schaposnik predijo la estrategia de la Academia en un artículo del año ’99: premiar a ‘t Hooft por alguna otra contribución y allanar el camino de la libertad asintótica hacia el Nobel para los otros tres investigadores. Efectivamente, en 2004, los tres físicos norteamericanos compartieron el premio por el descubrimiento de la libertad asintótica.

        UNO QUE NO

        La Academia pudo creer que arreglaba por un lado, pero desarregló por otro. Decía Schaposnik en el ’99: “Los trabajos de ‘t Hooft que enumera el comunicado de prensa de la Academia sueca, si bien han servido para (sic) ‘dilucidar la estructura cuántica de las interacciones electrodébiles en física’, son, en realidad, más citados por los físicos porque en ellos se utiliza una técnica matemática llamada ‘regularización dimensional’, que ya había sido inventada en la Argentina, más precisamente en la Universidad Nacional de La Plata, donde trabajaban Carlos G. Bollini y Juan J. Giambiagi”.

        Carlos Bollini se doctoró en Ciencias Físico-Matemáticas en la Universidad de La Plata, en 1953. Tras un paso breve por la CNEA y por el Balseiro, en 1958 viajó al Imperial College, de Londres, donde trabajó durante dos años junto a Abdus Salam, uno de los Nobel del año ’79 que junto a Sheldon Glashow y a Steven Weinberg desarrollaron el modelo electrodébil. Después de esa estadía en Londres regresó al país como profesor titular de la Universidad de Buenos Aires.

        El modelo electrodébil unificó dos de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Los físicos creen que existen cuatro interacciones fundamentales, por lo menos en el estado actual de los conocimientos: la gravitatoria; la electromagnética; la fuerza nuclear fuerte, que mantiene unidos en el núcleo de los átomos a protones y neutrones; y la débil, cuyo efecto más conocido es el decaimiento beta, la conversión de un neutrón en un protón. Ahora bien, el anhelo de los físicos es unificar esas cuatro interacciones fundamentales en una sola. Mostrar que, de algún modo, esas cuatro interacciones no son sino manifestaciones de la única interacción fundamental de la naturaleza. ¿De dónde procede esa convicción? Del afán proverbial de la disciplina por construir modelos unificadores. Hasta ahora, sin embargo, las unificaciones se lograron parcialmente. En particular, la fuerza débil se unificó con la electromagnética en la teoría electrodébil, que modela las dos interacciones como una sola y, por esa contribución teórica, Abdus Salam recibió el Nobel del ’79.

        EL OTRO QUE NO

        J.J. Giambiagi se doctoró en Física, en la UBA, en 1950, y después de algunos años en el exterior, en 1957 dirigió el Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Aquélla fue una época dorada de la facultad, que se interrumpió brutalmente en 1966, cuando una dictadura a cargo de un general de caballería, de acuerdo con la expresión de Schaposnik, irrumpió en la facultad a bastonazos. Giambiagi decidió emigrar entonces a La Plata.

        Pero para poder seguir investigando, sin embargo, durante algunos años alquiló junto a Bollini un departamento en Colegiales, donde funcionaba el que con magnífica ironía llamaban “Instituto Onganía”. Allí trabajaban, recibían alumnos, dictaban seminarios. Finalmente, en 1969, los dos desembarcaron en el Departamento de Física de la Universidad Nacional de La Plata. Las condiciones no eran las mejores, desde luego. Eran exiliados internos de la investigación científica. Pero en ese contexto adverso, parece increíble, hicieron una contribución definitiva a su disciplina.

        LOS DOS ARTICULOS

        En 1971, la dupla envió a Physics Letters, una revista científica editada en Holanda, un artículo en el que proponían el método de “regularización dimensional”.

        Es usual que, en sus desarrollos teóricos, los físicos deban lidiar con los infinitos que aparecen en los modelos matemáticos. En particular, para que la teoría electrodébil pudiera finalmente formularse, había que eliminar de algún modo una serie de infinitos matemáticos que procedían de los métodos perturbativos en teorías de campo.

        Así explica Schaposnik el método que propuso la dupla: “Se basaba en ‘extender’ las dimensiones del espacio-tiempo para poder eliminar las cantidades infinitas que plagaban los cálculos de las teorías cuánticas de campos. Giambiagi y Bollini explicaban que, si en lugar de trabajar con tres dimensiones espaciales y una temporal, es decir con 3 + 1 = 4 dimensiones del espacio-tiempo, se trabajaba con, por ejemplo, 3,103 + (–i) dimensiones, o con cualquier cantidad que no fuera un entero positivo, los infinitos quedaban bajo control”.

        Convertir en una cantidad compleja el número de dimensiones del espacio-tiempo era una propuesta audaz, extraordinaria. La divulgación de procedimientos como ése suele llevar al divulgador a afirmaciones improcedentes. No se trataba de que la dupla creyera que el mundo físico tiene, o puede tener, una dimensión espacial no entera, o una temporal compleja. Simplemente, llevando a cabo ese pase matemático, “se explotaba la desaparición de las cantidades infinitas en dimensiones no enteras y, al final de la jornada, se volvía a la dimensión entera: 4”.

        El artículo de Bollini y Giambiagi fue recibido el 18 de octubre de 1971. Pero ocurrió que ‘t Hooft y Veltman enviaron a Nuclear Physics, revista holandesa, un artículo con una propuesta similar el 21 de febrero de 1972.

        Las revistas científicas funcionan de acuerdo con el sistema de referato por pares. En principio, los editores de una revista pueden enviar a cualquier investigador del área un artículo recibido. El investigador que recibe ese artículo se convierte en referí y debe dar su parecer respecto de la eventual publicación. El referato es secreto, y el investigador que envía un artículo a una revista no sabe, en principio, cuál colega lo revisó.

        Lo cierto es que los referís de Bollini y Giambiagi le dieron largas al asunto. Plantearon sus dudas sobre la pertinencia de la propuesta y rechazaron el artículo. Schaposnik recuerda: “La idea era tan poco convencional que el árbitro, al rechazar el artículo, recomendó con cierta ironía a Bollini y Giambiagi que no perdieran el tiempo y volvieran a trabajar en las cuatro dimensiones del espacio-tiempo”.

        La discusión se extendió unos cuantos meses. Bollini y Giambiagi redactaron entonces un segundo artículo, más detallado, que enviaron a la revista italiana Il Nuovo Cimento unos días antes de que ‘t Hooft y Veltman enviaran su primer trabajo a Nuclear Physics. La revista italiana aceptó el nuevo trabajo de la dupla, pero como era menos leída que la otra, la contribución de los argentinos pasó inadvertida durante algún tiempo. No fue inadvertida por los holandeses, en todo caso, que en su artículo citaban a la dupla.

        Después de hablar con ‘t Hooft, Giambiagi declaró alguna vez haber sacado dos conclusiones definitivas: que él y Bollini habían llegado antes al resultado –el propio ‘t Hooft lo reconoció– y que unos y otros lo habían hecho en forma independiente. Ni Bollini ni Giambiagi, personas extraordinariamente íntegras, manifestaron jamás públicamente ninguna contrariedad.

        Fuente: Página/12 :: futuro
        "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

        Comentario


        • #5
          Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

          Hola... Pido disculpas si cometo algún error, ya que soy nuevo en el foro, pero debo decir que desde hace años que los sigo; estando en muchas cosas de acuerdo y otras no, pero creo que esto hace al aprendizaje, he visto el tema " Nuevo acelerador de partículas comienza a ser hecho en Campinas ", Bien.. desde hace 12 años vengo investigando sobre los fotones, de echo tengo toda una teoría completa, en esa teoría esta como trabajar con los fotones, y hasta poder realizar un reactor fotónico, pero como siempre Uds, mas y mejor que yo lo saben, si no viene la teoría de afuera, no es valedera, me interesaría comentarles de que es y a que se llega, imagínense que esta en planos, una maquina que lleva al cloro del 32% de pureza al 68% y se llega al 100%, usando fotones, (aclaro que cada estallido de un foton genera un cambio de energía de 0° a 1600 °C en un mili-segundo ... Y ESO SE PUEDE HACER, y demostrar, si les interesa les dejo mi pagina... TETRAISOTOPOS.COM - Investigación Fotónica tambien TETRAISOTOPOS.COM - Investigación Fotónica si les interesa podemos charlarlo.. gracias..

          Comentario


          • #6
            Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

            Hola juancapue, bienvenido al foro.
            Te felicito por tus investigaciones, solo te recomiendo que patentes el procedimiento o inscribas en la propiedad intelectual el texto de la demostracion y a partir de ahi...¡A publicarlo!
            Exitos.
            "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

            Comentario


            • #7
              Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

              Gracias Prudis8... Mi pensamiento es que así como viene a uno la "sabiduría", es para que todos puedan aprender, la mención fue tan solo, para que en algún momento, vamos a poder pegar ese gran salto, debo decirte que están trabajando en la Universidad de ciencias exactas en física y química, mi teoría, de darse en la comprensión estaría a punto de poder desarrollar los conocimientos y como toda física y química si no se demuestra la teoría en la practica, "no sirve", Para poder llegar a un reactor fotónico te diré que primero hay que trabajar un nuevo tipo de agua pesada, en realidad es agua liviana, que seria el Tetra(h), nombre asignado por mi al nuevo isotopo que me permitirá usar ese tipo de agua, aclaro se puede usar para desastre radiactivos, pues al ser muy estable, "saca" la radiactividad en un 98%, y también poder hacer un tipo de Uranio 232 donde aun no existe ..ah el reactor de un metro cubico, aproximadamente podría generar 2 giga watts.. Debo decirte que suene a ideal, pero no lo es, de concretarse saltaríamos unos 50 a 100 años por delante de los países mas adelantado, es decir que este proyecto "Sirius", quedaría muy atrás, ya que la diferencia, seria que estaríamos trabajando con fotones. En el proyecto esta como cargar a los fotones, acumularlos, extraerlos y hacer que estallen, por las dudas digo que la diferencia entre lo atomico y sub atomico (lo que corresponde a los fotones), es que lo atómico es binario, 2, 4 16... mientras que lo fotonico es lineal, 1, 1, 1, 1....

              Comentario


              • #8
                Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                Siguiendo con los fotones, en mi teoría, expreso que la vibración de los Electrones es mayor a la velocidad de la luz, o sea 371.611,218 Km/Seg², y lo que se toma como espacio tiempo, en realidad (aclaro desde mi punto de vista), el tiempo se proyecta en el espacio y al espacio se puede medir el tiempo...

                Comentario


                • #9
                  Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                  Originalmente publicado por juancapue Ver Mensaje
                  Siguiendo con los fotones, en mi teoría, expreso que la vibración de los Electrones es mayor a la velocidad de la luz, o sea 371.611,218 Km/Seg², y lo que se toma como espacio tiempo, en realidad (aclaro desde mi punto de vista), el tiempo se proyecta en el espacio y al espacio se puede medir el tiempo...
                  ¿Esta seguro estimado? En ese caso ¿No estaria echando por tierra la teoria general de la relatividad?
                  Saludos
                  Editado por última vez por prudi68; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4510-prudi68 en 27/04/2013, 12:45.
                  "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                    Si,... ten presente que todo es relativo, aun en las teorías (siempre hay que demostrar) en la ciencias, sino estaríamos en una ciencia estática, en la parte sub atómica campo aun virgen... aparte te diré con un ejemplo simple, para ser entendido, si tu automóvil desarrolla 100 km de velocidad, para que funcione a esos 100 km, debe haber algo que funcione a mas de 100 km, en este caso la velocidad de la luz 300.000 km/Seg² de un electrón, para que se mueva debe vibrar, y esa vibración es la que lleva a ser mas rápida que la velocidad de la luz. Quisiera ser claro en este pensamiento y espero que se comprenda.sino daré otros ejemplos ..

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                      Si, por supuesto, las teorias cientificas estan hechas para ser falseadas, en el sentido popperiano, y a partir de ahi dar lugar a una nueva teoria, asi avanzan las ciencias, asi avanzó la astronomia de Ptolomeo a Copernico, rompiendo el paradigma geocentrico para pasar al heliocentrico. La teoria de la relatividad algun dia sera falseada y otra tomara su lugar, seguramente el que pueda poner esto en papel, con numeros, no solo sera premio nobel, tambien estara entre los cientificos mas grandes de todos los tiempos.
                      Ahora en este caso, mi duda es que tanto el electron, o el coche, si se quiere, tienen masa, entonces ¿como superar la velocidad de la luz?
                      Cordiales saludos.
                      Editado por última vez por prudi68; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4510-prudi68 en 27/04/2013, 12:47.
                      "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                        es decir que este proyecto "Sirius", quedaría muy atrás
                        Le pido con todo respeto que no disminua el proyecto brasileño. Ya que los científicos de Europa dijeron que van a estar entre los mejores en el mundo, si no el más. Respeto sus investigaciones y felicito. Un abrazo.

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Sirius - el mayor proyecto de la ciencia en brasil

                          Seleção de Construtoras do Novo Acelerador de deve Começar Neste Semestre

                          Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	Acelerador+de+Particulas+-+1.jpg
Visitas:	1
Size:	173,7 KB
ID:	586487

                          Até o final deste mês deverá estar pronta a terraplanagem e a drenagem do terreno de 150 mil metros quadrados (m²), ao lado do Centro Nacional de Pesquisa em Energia e Materiais (CNPEM), em Campinas (SP), onde será erguido o novo acelerador de partículas brasileiro. A expectativa do diretor do Laboratório Nacional de Luz Síncrotron (LNLS), Antonio José Roque, é de que ainda neste semestre seja iniciado o processo de contratação das empresas responsáveis pela obra.

                          Considerado um dos maiores projetos da história da ciência no Brasil, orçado em R$ 650 milhões, o Sirius vai ocupar 67 mil m² desta área. O novo equipamento será cinco vezes maior que o atual, em operação desde 1997. De acordo com o diretor do LNLS, a nova fonte de luz síncrotron colocará o Brasil na fronteira do conhecimento das pesquisas com materiais. “A nossa fonte será de terceira geração. Semelhante ao projeto brasileiro há somente um que está sendo construído na Suécia. A obra, por si só, já é um desafio para a engenharia”, avalia Roque.

                          As paredes e os pisos, segundo o diretor do LNLS, serão reforçados para garantir estabilidade ao acelerador de partículas e atenuar vibrações. “O solo será uma camada de 90 centímetros de terra e concreto. Algumas paredes serão de concreto blindado para dar estabilidade térmica e impedir o vazamento de radiação.”

                          A luz síncrotron é uma radiação eletromagnética de amplo espectro, que abrange desde o infravermelho até os raios-x. Geradas a partir da aceleração de elétrons, que percorrerão o anel de 518 metros de circunferência em velocidades próximas às da luz, as radiações são usadas em diversos campos científicos como física, biologia, química, geologia, nanotecnologia, engenharia de materiais, entre outros.

                          O projeto do Sirius inclui também inovações tecnológicas que reduzirão os investimentos e o consumo de energia. O diretor do LNLS afirma que a meta do índice de nacionalização dos equipamentos é de 70%. “Muitas das peças que vamos usar não são compradas nas prateleiras. Estamos abrindo caminhos. Nossos pesquisadores vão desenvolver alguns equipamentos sozinhos e outros serão por empresas.”

                          Foi firmada uma parceria com WEG, empresa de Santa Cataria, que fornecerá os cerca de 1 mil imãs, usados para corrigir dispersões de energia e compactar e desviar o feixe dos elétrons. Empresas da Bahia, Minas Gerais e da região do ABC paulista já iniciaram discussões para desenvolver outros componentes que serão utilizados no Sirius.

                          Grandes companhias como a Petrobras, e outras do ramo petroleiro, já manifestaram interesse em apoiar a construção e utilizar a estrutura do acelerador de partículas para pesquisas.

                          A nova fonte de luz síncroton brasileira será milhões de vezes mais brilhante que a atual e terá baixa emitância, ou seja, chegará aos raios-x mais duros e poderá investigar materiais mais espessos e em escala nanométrica com alta resolução. “Poderemos estudar de rochas encontradas no pré-sal a materiais mais finos que um fio de cabelo”, destacou Antonio José Roque.

                          As pesquisas efetivamente ocorrem nas linhas de luz, locais para onde os feixes são desviados e apontados para os materiais a serem estudado. A primeira fase do Sirius contará com 13 linhas. O projeto de expansão prevê a construção de mais 27 delas.

                          Internacionalização

                          O diretor do Laboratório Nacional de Luz Síncrotron (LNLS) destacou que o Sirius terá um importante papel na internacionalização da ciência brasileira. “O LNLS está aberto a pesquisadores de todo mundo. Os interessados submetem seus projetos para, caso sejam selecionados, usarem nossos equipamentos”, explicou.

                          Na avaliação dele, com uma fonte de última geração no país, cientistas brasileiros poderão compartilhar estudos e trocar experiências com profissionais renomados. “Pesquisas com síncrotron já ganharam prêmio Nobel de Química em 2009 e 2012. Poderemos interagir com pesquisadores renomados e desenvolver pesquisas inéditas”, disse Roque.

                          Em 2013, o laboratório atendeu 375 propostas de pesquisas. A maioria dos 1163 pesquisadores que utilizaram a infraestrutura do LNLS é de brasileiros, seguidos pelos argentinos, noruegueses, franceses e cubanos. O laboratório auxilia pesquisas que vão da busca por novos remédios contra o câncer ao desenvolvimento de materiais usados para extrair petróleo do pré-sal.

                          Sobre o CNPEM

                          O Centro Nacional de Pesquisa em Energia e Materiais é uma organização social supervisionada pelo Ministério da Ciência, Tecnologia e Inovação. Administra quatro laboratórios que são referências mundiais e abertos à comunidade científica e empresarial.

                          O Laboratório Nacional de Luz Síncrotron (LNLS) opera a única fonte de luz síncrotron da América Latina; o Laboratório Nacional de Biociências (LNBio) desenvolve pesquisas em áreas de fronteira da biociência, com foco em biotecnologia e fármacos; o Laboratório Nacional de Ciência e Tecnologia de Bioetanol (CTBE) investiga novas tecnologias para a produção de etanol celulósico; e o Laboratório Nacional de Nanotecnologia (LNNano) realiza pesquisas com materiais avançados, com grande potencial econômico para o país.

                          Fuente: MCTI

                          Comentario

                          Trabajando...
                          X