Warning: session_start(): open(/home/admin/tmp/sess_0jnv5135f4qaumouuvj16rekee, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: /home/admin/tmp) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Malvinas Noticias... - AviacionArgentina.net

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Malvinas Noticias...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Originalmente publicado por TALON Ver Mensaje

    Sepan disculpar mi indignación, pero no me entra en la cabeza como la señora Garre ( una GUERRILLERA de MONTONEROOOS) puede estar a cargo de la comisión de defensa. puede que mis comentarios no se relacionen con el tema especifico de Malvinas noticias, pero lamentablemente para nosotros los ciudadanos comunes y de a pie todo esta relacionado con todo, no por nada nos pasa lo que nos pasa.
    Bueno, otra ex guerrillera ahora es Ministro de Seguridad. Son los grandes cuadros que presentan las principales fuerzas políticas del país como sus "mejores" en esos ámbitos. No esperemos resultados distintos a las ideas que las formaron...

    Comentario


    • Interesante info para analizar

      Mapa de densidad de tráfico marino:

      Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	Malvinas Trafico Marino.jpg
Visitas:	1
Size:	109,1 KB
ID:	670643

      Fuente original: https://www.marinetraffic.com/es/p/density-maps

      Comentario


      • Polémica por la etiqueta de la cerveza Heineken fabricada con levadura patagónica que dice que las Malvinas son inglesas



        Se trata de una versión premium que Heineken comercializa en Europa. La acción fue denunciada por un usuario en las redes sociales. La compañía holandesa se comprometió a cambiar las etiquetas a nivel mundial.

        Un usuario de Twitter fue quien descubrió lo que terminó siendo una nueva polémica. La cuenta @Casanovero subió una imagen de la etiqueta de una botella de esa cerveza en la que puede verse un mapa de la Argentina y, donde se ubican las Islas Malvinas, el plano dice "The Falkland" y se las adjudica al Reino Unido.

        https://www.infobae.com/sociedad/201...-son-inglesas/



        Comentario


        • Un argentino cumplió el sueño de grabar su programa de cocina en las Islas Malvinas

          Es la primera vez que un ciclo gastronómico se filma en el archipiélago

          Por Alejo Santander 27 de abril de 2018
          asantander@infobae.com
          Play

          El cocinero y periodista gastronómico Pablo Barrio tenía 5 años cuando el 2 de abril de 1982 estalló la guerra. De fondo en la casa familiar de la ciudad bonaerense de San Cayetano, la radio narraba una versión de la historia que 36 años después él iba a desandar desde el lugar menos pensado: la cocina.

          Más de 4 años tardó en que del otro lado del teléfono alguien le dijera que "sí". "Decía que era 'periodista gastronómico' e inmediatamente que pronunciaba la palabra 'periodista' se cerraban todas las puertas", le contó Pablo a Infobae, a días de haberse convertido en el primer cocinero del mundo en filmar en las Islas Malvinas.

          El sancayetanense de nacimiento y marplatense por adopción, desde 2006 hace Guía Gastronómica TV, un ciclo que nació en la ciudad balnearia y que a fuerza de tiempo y cocina se ganó a lo largo de estos 12 años al aire un lugar en la programación de muchas otras ciudades del país.

          inRead invented by Teads

          Después de más de cuatro años de insistir y de las recurrentes excusas que llegaban desde el archipiélago, fue un detalle inesperado el que hace sólo un mes lo empujó a un último intento: "Una mañana mi portero, que es ex combatiente y que yo no sabía que miraba mi programa, me dice 'vos tendrías que ir a cocinar a las islas' y para mí eso fue una señal".

          Pablo contactó entonces a personas que dos años atrás él sabía habían viajado a las islas y les contó de su intención de "descubrir la cultura gastronómica de Malvinas". "Les dije que yo no iba por una cuestión política, les pregunté cómo tenía que hacer para llegar y me dieron el contacto de unos guías argentinos que se comprometieron a ayudarme", cuenta, todavía con el entusiasmo colándose en la voz, sobre ese momento en el que el sueño empezó a volverse real, que por primera vez desde las islas alguien le dijo que era posible.

          "A lo largo de todos los años que lo había intentado me fui asesorando y a medida de que iba pasando el tiempo me daba cuenta de que ningún programa en el mundo había cocinado en las islas y me propuse eso, ser los primeros en hacerlo, que fuera un argentino el que lo hiciera, que sea un homenaje para todos los combatientes y para todo el pueblo argentino", comparte, sobre un sentimiento que siente va más allá de la cocina, del programa, de su carrera e inclusive de él mismo.
          Pero como suele pasar con las buenas historias, las cosas nunca empiezan de acuerdo a lo planeado. Cuando le tocaba salir, el 14 de abril pasado, en el aeropuerto de Río Gallegos, desde donde parte el único vuelo que una vez por semana va a las islas, un paro aeroportuario retenía a todas las aeronaves.

          El contratiempo, que duró dos días, terminaría siendo sin embargo lo que lo haría encontrarse con dos protagonistas inesperados que también habían quedado demorados en Río Gallegos y que cambiarían por completo el viaje de Pablo: Fabián Vásquez y Ricardo Zarza, dos ex combatientes que lo terminarían acompañando en sus días en la isla y oficiarían sin proponérselo de sus guías a través de la historia.

          "Cuando llega el momento de tomar nuestro avión nos habíamos hecho tan compinches que nunca nos separamos. Fabián y Ricardo nos dejaron recorrer esos lugares junto a ellos, un privilegio, un placer y un honor, poder hacerlo al lado dos ex combatientes que después de 36 años, pisaban por primera vez las islas después de la guerra", deja saber Pablo. Fabián Vásquez y Ricardo Zarza, los dos ex combatientes que acompañaron a Pablo
          "Nos contaban qué era cada cosa, experiencias, las historias de sus compañeros, gente que perdió la vida. Lo más fuerte que nos pasó fue que uno de esos ex combatientes encontró su trinchera, el lugar en el que había estado y empezó a escavar en la tierra, había cables que eran los que él usaba para comunicarse con Puerto Argentino", repasa y se le corta el aire reconstruyendo la escena en la que ese soldado se reencontraba con su pasado 36 años después. "Pudimos ir a Darwin, pudimos ir a visitar a los soldados que cuidan la isla", sumó y en su boca la frase sonó a deber cumplido.

          Pablo, que sin ser marplatense fue nombrado embajador gastronómico de la ciudad de Mar del Plata vivió la experiencia alojarse en casa de una mujer británica, de cocinar en la Bahía de Stanley, de entrevistar a cocineros ingleses, filipinos, chilenos, que lo sorprendieron con sus platos de autor. Con ellos logró entablar una relación que si bien se dispone compleja e intrincada desde la geografía, la cocina que no sabe de mapas, hizo posible. Pablo en el cementerio de Darwin
          Cuando terminaron de grabar el último programa hubo una imagen, cuenta Pablo, que le quedó grabada. "Tres aviones Mirage pasaron volando por arriba de nuestras cabezas", dijo y sumó un detalle del día que visitó el cementerio de Darwin, en el que vio a soldados ingleses "haciendo prácticas, había gente en las trincheras, tiraban a dos personas vestidas de negro". "Eran ensayos, pero fue extraño", admite. La guerra estaba ahí.

          "Para nosotros son nuestras y para ellos son de ellos, es una bipolaridad de sentirme en mi tierra y al mismo tiempo en una tierra lejana", analiza el cocinero, productor y periodista gastronómico de 41 años, antes de agregar: "Sabíamos que estábamos en un lugar al que no habíamos ido confrontar, sino a cumplir nuestro sueño, a ser el primer programa de cocina del mundo en estar en las Islas Malvinmas".

          Comentario


          • Se sigue con la depredación progamada de nuestros recursos naturales, contra todas las resoluciones de la ONU.

            Industria petrolera en Malvinas: decisión final de inversión en el proyecto Sea Lion antes de fin de año

            Rockhopper anticipa que debe enviarse una presentación final en el período previo a la sanción del proyecto, en la cuenca de Malvinas septentrional. La Fase 1 implica un desarrollo de FPSO convencional con alrededor de 23 pozos.

            Rockhopper Exploration y el operador Premier Oil han presentado un proyecto revisado de plan de desarrollo de campo para el proyecto Sea Lion (Fase 1) al gobierno de las Islas Malvinas. Según Rockhopper, debe enviarse una presentación final en el período previo a la sanción del proyecto, en la cuenca de Falkland septentrional.

            Una consulta pública de 42 días sobre la declaración de impacto ambiental (EIA) que comenzó en enero de 2018 no generó objeciones sustanciales, pero varios comentarios identificados a través del proceso se abordarán en el tramo final.

            Los socios esperan asegurar los consentimientos y acuerdos necesarios para tomar una decisión final de inversión en los últimos meses de este año.

            Se están realizando estudios conceptuales sobre el desarrollo potencial de los recursos restantes en la licencia PL032 y las acumulaciones de satélites en el norte de PL004 (Sea Lion Fase 2) y para el complejo de abanicos Isobel / Elaine en el sur de PL004 (fase 3).

            Los modelos estáticos y dinámicos de fase 2 están progresando, y los estudios subsuperficiales examinarán las ubicaciones para futuros pozos de evaluación para caracterizar los descubrimientos existentes y determinar otros objetivos de exploración.

            Sea Lion Fase 1 desarrollará 220 MMbbl en PL032, mientras que Fase 2 recuperará 300 MMbbl adicionales de los recursos restantes en PL032 y las acumulaciones de satélites en el norte de PL004.
            Además, 200 MMbbl de bajo riesgo, potencial de exploración de campo cercano podrían incluirse en cualquiera de las Fases 1 ó 2. La Fase 3 implicará el desarrollo del complejo de ventiladores Isobel / Elaine en el sur de PL004, a la espera de una nueva perforación de evaluación.

            La Fase 1 implica un desarrollo de FPSO convencional con alrededor de 23 pozos. Hasta la fecha, los socios y sus contratistas han disminuido el costo de los servicios de apoyo en el campo, incluidos los barcos de suministro, helicópteros y buques cisterna de transbordadores, con costos operacionales de campo actualmente menores a US $ 15 / bbl. El gasto de capital estimado para la primera extracción es de US $ 1,5 mil millones. (MERCO PRESS).

            Comentario


            • En el medio del deshielo con Londres En el Reino Unido consideran que la Argentina ya no es una "potencia militar capaz"

              Así lo señala en un artículo el influyente "UK Defence Journal".


              El presidente Mauricio Macri en una cena anual de camaradería de las Fuerzas Armadas, junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad.
              Por: Natasha Niebieskikwiat

              Entre la política y los grupos de influencia y reflexión suele haber una relación de mutua interacción. Si bajo las tensiones entre el kircherismo y Londres hubo quienes en el Reino Unido escribían que la Argentina era "peligrosa" por sus intenciones en aquel momento de comprar equipamiento militar a Rusia y China, hoy la situación es la contraria.

              Así se remarca en un reciente artículo del influyente UK Defence Journal que señala que "Argentina ha dejado de ser una potencia militar capaz".



              La nota de UKDJ sobre la incapacidad militar Argentina, ante el conflicto con el Reino Unido por la soberanía de Malvinas.


              Numerosas veces las prensa británica se ha hecho eco de versiones nunca confirmadas que magnificaban una situación por demás inexistente, como la que aseguraba que Estados Unidos le iba a vender a este país un buque de guerra a este país para restaurar la soberanía de las Malvinas. Sin embargo, muy lejos de esas versiones se encuentra la del UK Defence Journal que se limita a enumerar las calamidades que sufren las fuerzas armadas argentinas.


              Y además, desde que Mauricio Macri asumió su gobierno, este país se ha embarcado en una política de acercamiento a Londres, en el que si bien el reclamo de soberanía sigue latente a nivel diplomático, el tono del mismo, la forma de hacerlo, se ha enfriado. Buenos Aires y Londres han firmado una serie de acuerdos en muy distintas áreas, incluso en el conflictivo Atlántico Sur.Y este domingo, el canciller británico Boris Johnson hará una rauda visita al país para participar de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G20. Será la primera visita en su tipo en más de veinte años.

              En la lista del empobrecimiento de las fuerzas armadas argentinas, el UK Defence Journal empieza con el retiro de la flota de aviones de combate Mirage, que tuvo la Argentina. Y con la baja a tierra de unos Lockheed Martin A-4AR Skyhawks. "Las fuerzas de tierra de Argentina raramente tienen recursos para entrenar y están ampliamente subequipadas, sus equipos datan de antes de los '70 y con poca provisión. A ello se suma que la Fuerza Aérea argentina consiste en una recolección de aviones obsoletos, la mayoría datan de antes de los '70, los que están frecuentemente en tierra debido a su pobre mantenimiento".

              Sin abordar el contexto y las condiciones del submarino ARA San Juan desaparecido en noviembre pasado con 44 tripulantes en el Atlántico Sur, el Journal remarca que las horas de práctica de los submarinistas argentinos hacia 2016 eran de 19 horas sumergidos, mayor debajo de lo necesario. Remarca la escasa cantidad de raciones, de comida y de energía para disponer en las prácticas habituales en otros países en los cuarteles. Y reconoce las dificultades de este país para adquirir equipamiento militar por los vetos del Reino Unido en la industria militar que tiene alto componente fabricado en Gran Bretaña.

              Poco después de asumir, el ministro de Defensa Oscar Aguad, reconoció ante varios medios y ante Clarín que la atención del gasto va estar localizada en el equipamiento necesario para la seguridad de la cumbre de presidentes y jefes de Gobierno del G20, que se hará en la Argentina el 30 de noviembre y 1 de diciembre próximos.
              Si bien se ha informado que el Gobierno planea gastar U$S 2000 millones en equipamiento militar, el UK Defence Journal se hace eco de otros informes que señalan que en estas condiciones del país esas versiones no son realistas

              Y cuenta que desde su elección en 2015, el presidente Mauricio Macri "cortó drásticamente los gastos y subsidios". Y agrega que "mientras estas medidas van a mejorar las finanzas del gobierno y van a ayudar a la economía a ser más sostenible en el largo plazo, están causando dificultades para muchos argentinos que han estado acostumbrados a recibir subsidios gubernamentales."




              El ministro de Defensa, Oscar Aguad.

              Fuente: https://www.clarin.com/politica/rein...B18EpbjCz.html







              Comentario


              • Cinco líneas aéreas presentaron ofertas para volar a Malvinas




                "El tema de los vuelos es de gran relevancia", dijo el funcionario en una conferencia de prensa junto a su par británico, Boris Johnson, en Buenos Aires (ver página 11). "Se abrió la posibilidad de que se presentaran ofertas, que hemos recibido en esta oportunidad por parte de cinco compañías aéreas interesadas", señaló Faurie, que precisó que dos de ellas están basadas en Chile, dos en Brasil y una en Uruguay, aunque no reveló sus nombres.

                Faurie dijo que autoridades aeronáuticas argentinas y británicas están analizando las propuestas y que esperan alcanzar una definición en los próximos meses. Los nuevos vuelos se darán en el marco de un acuerdo de 1990 que permite a países del Mercosur ampliar su oferta de vuelos a las islas con una escala en Argentina. Actualmente, solo existen vuelos comerciales a las islas desde Punta Arenas en Chile de Latam, con una frecuencia semanal. Apenas una vez al mes uno de ellos hace escala en Río Gallegos. "Estoy muy agradecido con el Gobierno de Argentina por el progreso que se ha logrado sobre ese tema", dijo Johnson en la conferencia. "Definitivamente voy a tratar de ser uno de los primeros pasajeros de estos vuelos", agregó.

                https://www.cronista.com/negocios/Ci...0523-0073.html

                Comentario


                • Otro héroe de la patria identificado.
                  Viva la Patria. Las Malvinas fueron, son y serán por siempre Argentinas.
                  Saludos.
                  Identificaron los restos de otro soldado argentino enterrado en Malvinas

                  Se trata del sargento Mario Antonio Cisnero, oriundo de la provincia de Catamarca y caído en combate el 9 de junio de 1982. Hasta el momento, son 91 los héroes argentinos identificados
                  30 de mayo de 2018Mario Cisnero nació el 11 de mayo de 1956 en Catamarca
                  La historia de Mario Antonio Cisnero, "el Perro", se suma a la de los otros 90 héroes argentinos que estuvieron enterrados en el cementerio de Darwin durante más de tres décadas sin ser identificados. El 26 de marzo, 214 personas viajaron desde Ezeiza hacia Mount Pleasant para poder revelar la cruz con el nombre de sus familiares, caídos en la guerra de las Islas Malvinas de 1982.

                  La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación informó, en el marco del Plan Humanitario Malvinas, que Cisnero es el número 91. En los peritajes realizados durante el 2017 en el cementerio de Darwin, bajo la supervisión de la Cruz Roja Internacional, se encontraron una serie de efectos personales (cédula de identidad y un cuaderno de anotaciones) pertenecientes al sargento catamarqueño. Una vez que se les entregaron las pertenencias a sus familiares, fueron ellos quienes aceptaron donar su sangre para cotejarla con el ADN de Cisnero, caído en combate el 9 de junio de 1982.

                  Play

                  Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación, visitó Catamarca a fines de abril para entregarles los objetos a sus familiares, quienes por ese entonces se negaban a entregar muestras de ADN porque creían erróneamente que tras la identificación su cuerpo sería traído al continente incumpliendo el deseo del soldado de permanecer en las islas Malvinas si no regresaba vivo.

                  La causa impulsada desde 2008 por el veterano Julio Aro, y tomada en 2012 por el gobierno argentino, nunca planteó la posibilidad de traer los cuerpos de los caídos al continente. El Plan Humanitario se basó únicamente en la identificación de los soldados, en devolver el nombre a los 122 héroes que durante 35 años descansaron bajo una placa que rezaba "Soldado Argentino Solo Conocido por Dios".

                  "No me entrego prisionero: ganamos o no vuelvo"

                  Mario Cisnero nació el 11 de mayo de 1956 en Catamarca. Ingresó a la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral en el año 1972, egresando como cabo de Infantería en diciembre de 1973. En 1974 se graduó como paracaidista militar, convirtiéndose así en el paracaidista más joven en recibirse. Entrega de su diploma de Comando, por el Ejército de Perú, en 1979
                  En 1977, realizó el Curso de Formación de Comandos. Su formación lo convirtió en uno de los instructores más notorios del curso, influyendo decisivamente en la personalidad y el espíritu de muchos de los futuros comandos de esa especialidad.

                  Con el grado de Sargento, en la segunda quincena de mayo de 1982, llegó a las islas Malvinas, integrando la Compañía de Comandos 602. Su perseverancia y fidelidad a sus principios le otorgaron el apodo que lo acompañó durante toda su carrera militar: "el Perro".

                  Antes de la disputa bélica, Cisnero cumplió diversas misiones como instructor de comandos en un destacamento militar de la provincia de La Pampa. Durante siete meses de 1979, también fue a realizar el curso de comandos en Perú. En Catamarca, su provincia natal, un mural lo recuerda con una de sus frases memorables
                  Al estallar el conflicto, donó el 50% de su sueldo al Fondo Patriótico y solicitó ser trasladado al frente de lucha. En mayo del 82, finalmente, logró lo que quería. Cuando salió de La Pampa les escribió a sus camaradas: "No me entrego prisionero, ganamos o no vuelvo". Héctor Cisnero, uno de sus 9 hermanos, lo acompañó en los minutos finales antes de que viajara de Buenos Aires al sur: "Si no vuelvo, no me lloren", le pidió.

                  Fue justamente Héctor quien, en septiembre de 1982, fundó la "Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas", la cual presidió desde aquella fecha hasta marzo de 2010. Cisnero falleció el 9 de junio de 1982 en un combate frente al Servicio Aéreo Espacial británico
                  En homenaje a su labor militar, la 1° sección de la Compañía de Tropas Especiales de la República de Panamá lleva el nombre de Mario Cisnero. También en la Compañía de Comandos "Chorrillos", en la República de Perú, país en donde fue declarado Héroe Nacional; en el Hall Histórico de la Compañía de Comandos 601 en Campo de Mayo, el aula de Instrucción en el Destacamento de Inteligencia 143 en Neuquén, y en el aula de instrucción de Cuadros en el Destacamento de Inteligencia 162 de La Pampa, entre otros lugares.

                  Cisnero murió el 9 de junio de 1982 en un combate contra las fuerzas del Servicio Aéreo Espacial del Ejército Británico. Recibió la condecoración "la Nación Argentina al Muerto en Combate".
                  Se trata del sargento Mario Antonio Cisnero, oriundo de la provincia de Catamarca y caído en combate el 9 de junio de 1982. Hasta el momento, son 91 los héroes argentinos identificados
                  San Martin: "Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados"
                  "Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas."
                  Por algo siempre San Martin tendra mi respeto y el sentirme orgulloso de este gran hombre.
                  General S. Patton: “El objetivo de la guerra no es morir por tu país. Sino asegurarse de que el otro bastardo muera por el suyo”
                  V de Vendetta: "El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo".

                  Comentario


                  • Héroe eterno, uno de los integrantes de los Comandos 601 que se enfrenta a la SAS Británicas provocando las últimas bajas de las mismas en combate regular en una contienda bélica en su historia. VIDA ETERNA A NUESTROS HÉROES!!!!!!!
                    .."Mis afanes y desvelos no tienen más objeto que el bien general y en esta inteligencia no hago caso de todos esos malvados que tratan de dividirnos. Así pues, trabajemos con empeño y tesón, que si las generaciones presentes nos son ingratas, las futuras venerarán nuestra memoria, que es la recompensa que deben esperar los patriotas". M. M de Güemes a M. Belgrano

                    Comentario


                    • La verdad es muy fuerte la historia. El argentino que no se sienta minimamente conmovido debe tener hielo en su sangre.
                      Aunque considero que nuestros caidos estan en tierra patria, entiendo perfectamente el deseo de esta esposa y madre, lo cual respeto al 100% su deseo de cumplirle al ser querido de traerlo devuelta. Espero que sea pontro para que encuentre un poco de paz entre tanto dolor.
                      QEPD este heroe y padre.
                      Saludos.
                      La conmovedora historia del héroe de Malvinas que pidió ser enterrado junto a su pequeño hijo en Río Cuarto

                      El primer teniente de la Fuerza Aérea Luis Darío Castagnari murió en un feroz bombardeo británico sobre Puerto Argentino, mientras intentaba proteger a sus hombres. Desde hace 36 años, su esposa María Cristina busca poder cumplir con la promesa que le hizo a su marido el día que él partió hacia la guerra

                      Por Gaby Cociffi
                      10 de junio de 2018
                      Directora Editorial de Infobae | gcociffi@infobae.com









                      Primer teniente (capitán post mortem) Luis Dario José Castagnari en Malvinas
                      Lo dice con lágrimas en los ojos: "No cumplí con él". El tiempo transcurrido no alcanzó para cerrar la herida, esa sensación que le corroe el alma y que la hace pedir perdón a su marido cada noche antes de acostarse. María Cristina Scavarda espera desde hace 36 años poder cumplir la promesa que le hizo cuando él partió hacia la guerra.


                      Fue el 1 de abril de 1982, a las cinco de la mañana, en la puerta de su casa en la base militar de El Palomar.


                      El primer teniente de la Fuerza Aérea (capitán post mortem) Luis Darío José Castagnari entró despacio al cuarto donde dormían sus cuatro pequeños hijos, los arropó y los besó en la frente. Luego regresó a la cocina, donde había estado tomando mate con su mujer, para despedirse con otro beso como todos los días. Pero esa mañana ella quiso acompañarlo hasta la puerta.


                      Ya en el vano, la besó y mirándola a los ojos le pidió:



                      -Si no vuelvo de Malvinas quiero que traigas mi cuerpo y me entierres junto a Gustavito.


                      María Cristina no preguntó nada, no comentó nada, no lloró. Supo en ese instante que su marido iba a una misión muy especial. Solo le dijo: "Te lo prometo".


                      Nadie más que ella conocía el terrible dolor, la tristeza sin consuelo que les había causado la muerte de su primer hijo "Pirinchito"-el 7 de enero de 1978- cuando sólo tenía tres años y un cáncer se los quitó en pocos meses, aunque ellos lucharon hasta quedar sin fuerzas.


                      "Te lo prometo", repitió mientras se abrazaban. Y lo saludó con la mano en alto. Esa sería la última vez que vería al hombre de su vida.


                      Adiós Pirinchito


                      "Fue muy duro ver como Gustavito se iba consumiendo. Debimos sacar fuerzas de donde no existían…Ver como se nos iba de las manos nuestro pequeño hijito fue una experiencia muy dolorosa, llena de llanto en los momentos que nuestros otros dos niños dormían", recuerda con angustia María Cristina.





                      Luis con sus cuatro hijos en Calafate, cuando Gustavito ya había fallecido: Martín, Guillermo, Walter y Roxana
                      Luis Castagnari, que en ese entonces estaba destinado en Merlo donde hacía un curso de radarista, pidió el traslado al Área Material de Río Cuarto, en Las Higueras, a 10 kilómetros de la ciudad donde residía su familia. Necesitaban todo el apoyo para que ella pudiera cuidar de Gustavito en esa lucha desigual.


                      El niño estuvo internado cuatro meses en el Garrahan, pensaron incluso llevarlo a los Estados Unidos, pero los doctores no les dieron esperanzas: "Llévenlo a casa, nada se puede hacer, le quedan cinco meses de vida".


                      Acondicionaron un cuarto para Pirinchito, con máscara y tubo de oxígeno, con un sillón donde su madre pudiera sentarse para tenerlo en brazos. "Nos aferramos uno al otro, estuvimos más unidos que nunca", revela María Cristina que en ese entonces, con solo 23 años, tenía que sonreír delante de sus otros dos hijos: Martín Adolfo, de un año y medio, y Guillermo Oscar, de sólo 8 meses.


                      "Durante el último mes lo tuve siempre en mis brazos. Agonizó durante 48 horas, pero nunca se quejó. Yo recé mucho. ¿Si sentí que Dios no me escuchó? Nunca. Un sacerdote nos dijo 'Ustedes tuvieron un ángel que vino a estar en su casa'".


                      Cristina no quería dejar al niño ni un minuto en esas horas finales, pero tuvo que pararse por un momento para ir hasta el baño. "Se lo di a mi papá para que lo tuviera a upa, y cuando volví Gustavito nos había dejado…", recuerda con dolor.





                      En el aéro club en Río Cuarto, donde realizó 43 saltos y logró ser un extraordinario paracaidista
                      Y entonces lo vio a Luis, al comando, al hombre que se animaba a saltar en paracaídas con climas hostiles, al guerrero, arrodillado junto a su pequeño hijo. "Se nos va, se nos va", repetía entre lágrimas. "Fui la única vez que vi llorar a mi marido", confiesa María Cristina.


                      Esa noche el padre Costa bendijo el pequeño a ataúd blanco y celebró la misma de cuerpo presente en el Casino de Oficiales. A la mañana siguiente, de luto, lo llevaron al cementerio local. Luis prometió frente a la tumba visitarlo cada fin de semana, no dejarlo solito allí entre cruces de mármol y bóvedas familiares. Cumplió hasta el último día cuando se fue a la guerra.


                      "Yo también fui durante mucho tiempo. Pero cuando Luis no volvió, no pude ir más. Estar sola frente al cajoncito blanco me causaba mucho dolor", revela.


                      "Luego del fallecimiento de Gusti tuvimos que recomenzar una vida con cambios, y adaptarnos a su ausencia física. Dios nos bendijo con la llegada de Walter, el 16 de Octubre de ese mismo año, para aplacar un poco nuestra tristeza. Y en 1980 la llegada de Roxana fue otra hermosa bendición para la familia", cuenta.





                      Noviembre 1971 en el aula de 3° año de la Escuela de Aviación Militar
                      Un año después, instalados en la BAM de Río Gallegos, le llegó a Castagnari su pase al GOE (Grupo de Operaciones Especiales). Tenían que volver a Buenos Aires. "El sabía que yo no quería regresar allá, porque fue donde se enfermó Gusti, pero le dije: 'Es lo que hace tiempo estás esperando y ahora te piden, así que ¡a comenzar la mudanza…!'. ¡Sus ojos brillaron de alegría!", se entusiasma frente al recuerdo


                      De pronto hace un silencio, y casi en un susurro reflexiona: "Hoy me pregunto si quizás en aquel momento hubiera dicho que no… tal vez hoy Luis estaría junto a nosotros… Aunque los designios de Dios no se pueden cambiar….".


                      Bombas sobre Puerto Argentino


                      Llegó a las islas en el primer Hércules C-130 que tocó suelo en Puerto Argentino, luego del desembarco del 2 de abril. El primer teniente Castagnari cerró los ojos cuando el intenso viento le golpeó la cara. El corazón se aceleró, sentía que toda su vida de comando se había preparado para ese instante.


                      Ya se lo había dicho a su mujer en alguna charla, de esas que a él le gustaba prolongar con mates y confesiones: "Si pudiera elegir cómo terminar mi vida, le pediría a Dios morir defendiendo la Patria".





                      El primer teniente Castagnari en el aeropuerto de Puerto Argentino
                      Como integrante del GOE, comando de la Fuerza Aérea, le tocó asentarse en el aeropuerto de Puerto Argentino. Un lugar que se convirtió en blanco de la flota y de la aviación británicas y en un infierno de estruendos y bombas por las noches.


                      Luis Castaganri, el cordobés, el "Furia" para sus compañeros, se encargaba de custodiar el radar, evaluar los condiciones de seguridad del área ocupada por las fuerzas argentinas y ayudar al funcionamiento de la Base Aérea Militar Malvinas (BAM). Pero sobre todo se preocupaba por mantener a salvo a sus compañeros, protegerlos, señalarles los lugares más seguros cuando comenzaban los bombardeos.


                      Los comandos habían construídos los puestos de guardia y refugios. Cavaron trincheras, prepararon un sistema de rampas con explosivos por si los ingleses intentaban un desembarco, e instruyeron a los soldados. Fueron ellos quienes se ocuparon de mantener alto el espíritu de los jóvenes para cuando llegara el momento del combate.


                      Luis escribió cuatro cartas desde las islas. Aunque pasó frío y hambre, nunca se quejó. "En las cartas me pidio azúcar, galletitas saladas y chocolate para combatir el frío. Me decía que las islas eran hermosas y que era el lugar que uno podría elegir para vivir en familia". Dentro de cada sobre también incluía cartas y dibujos para los chicos. "Yo sé que vos sabés cuidarte y cuidar a nuestros hijos", escribía. Y le decía cuánto extrañaba a Martín, Guillermo, Walter y Roxana.





                      María Cristina se quedó cuidando a los cuatro pequeños: “Nunca imaginé que no iba a volver de Malvinas”, confiesa
                      "Yo nunca pensé que podía pasarle algo. Lo veía tan fuerte y seguro, preparado. Estaba tranquila, él iba a volver", afirma con nostalgia María Cristina.


                      La muerte lo encontró como oficial de guardia, corriendo con una radio en sus manos mientras daba órdenes y buscaba proteger a sus hombres. En medio de un brutal bombardeo inglés se acercó a los integrantes del Escuadrón Pucará para indicarles dónde estaban los refugios. Los oficiales lograron protegerse. Castagnari no llegó.


                      Eran las once y veinte de la noche del 29 de mayo cuando las esquirlas del misil Sea lung, lanzado desde el destructor HMS Glamorgan, perforaron el cuerpo del primer teniente.


                      A la tarde del 30 de mayo su cuerpo fue enterrado en el cementerio civil de la Isla Soledad. El sacerdote Pacheco bendijo su cruz. El brigadier Castellano lo despidió: "Hoy sepultamos a un soldado que dio la vida por la Patria y sus camaradas". Firmes, sus compañeros rindieron honor al héroe.


                      La vida sin él


                      Vio a los dos oficiales en la puerta de su casa. Vestidos con sus uniformes, serios y solemnes. Los hizo pasar al living y se sentó en un sofá, al lado de una tía de su marido que había ido esa mañana a acompañarla.


                      Los hombres de la VII Brigada Aérea le dijeron sin preámbulos: "Venimos a informarle que su esposo murió en una misión especial en Malvinas".


                      María Cristina los escuchó en silencio. Eran las once de la mañana del lunes 31 de mayo.


                      "Sentí un frío que me recorrió la espalda. Agradecí la ayuda que me ofrecían. Y pensé en mis hijos: 'Tengo cuatro hijos chiquitos, tengo que salir adelante'. Martín tenía 6 años, Guillermo 5, Walter 3 y Roxana apenas 2… tenían que verme fuerte, necesitaban que la vida continúe sin lágrimas".





                      Junto a sus compañeros del Grupo de Operaciones Especiales en Malvinas
                      Llamó a los pequeños y los abrazó. Les dijo: "Su papá está herido y un doctor está tratando de curarlo". No supo en esos primeros instantes de dolor cómo decirles que su padre ya no volvería.


                      A la mañana siguiente despertaron llorando. Querían ir al hospital a buscar a su papá. Ella comprendió que debía decirles la verdad. Con los dos más pequeños entre sus brazos, les dijo: "Papá murió en la guerra y se fue al Cielo a cuidar a Gustavito y yo me voy a quedar acá a cuidarlos a ustedes". Los abrazó y los besó. Ella no derramó una sola lágrima. Los chicos volvieron a sus juegos.


                      "Y fue así hasta que terminó la guerra y empezaron a llegar los padres de sus amiguitos y su papá no volvió. Ahí recién se dieron cuenta que nuestras vidas iban a seguir sin él, que ya no escucharían sus cantos, ni se reirían con los apodos que les ponía, que ya no saldrían a pasear en la rural, ni haríamos ese viaje tan soñado a Río Cuarto para visitar a sus abuelos, como les había dicho en una de sus cartas", recuerda María Cristina.


                      Fueron tiempos difíciles. Volvió a Río Cuarto para estar cerca de la familia. Fue mamá y papá. Trató de mantener la sonrisa, de arreglarse aunque no tuviera ganas, de sacarlos a pasear a pesar de las críticas de las otras mujeres que pensaban que ella no estaba haciendo el duelo "como correspondía".


                      Pero María Cristina no tenía tiempo para el duelo. Sus hijos se despertaban por la noche angustiados, a veces dormían todos juntos en la cama matrimonial, y le rezaban a Dios y a Luis y a Gustavito para que los iluminaran y los protegieran siempre.





                      María Cristina frente a la tumba de su marido, la primera vez que viajó a Malvinas, el 19 de febrero de 1998
                      "Estaba ahorcada económicamente, la plata de la pensión no alcanzaba. Busqué trabajo como productora de seguros. Y después ingresé como personal civil de la Fuerza Aérea. Tenía dos trabajos. Como quería estar en casa cuando los chicos volvieran del colegio, cocinaba y limpiaba por las noches. Casi no dormía. Todo fue una vorágine. Durante esos años nunca pude hacer el duelo", confiesa.


                      -¿Y cuándo pudo llorar a su marido?, pregunta Infobae.


                      -Mi duelo recién empezó en 2015, cuando viajé a las islas con mis hijos y lloré abrazada a su cruz.


                      No fue su primera vez en las islas. María Cristina había viajado en 1998 con otros familiares de caídos en Malvinas. Juntos llegaron hasta las 230 cruces blancas del cementerio de Darwin.


                      -Aquella vez habían viajado madres de soldados chaqueños que no estaban identificados. Y vi su desesperación y su angustia al no encontrar las tumbas de sus hijos. Elegían una cruz cualquiera porque no sabían dónde dejar sus rosarios y sus flores. Aunque parezca extraño me sentí una privilegiada porque yo sabía dónde estaba el cuerpo de mi marido. Entonces las consolé, porque ellas no tenían dónde llorar. Y no pensé en mí.


                      Luis vino a despedirse


                      La noche en que su marido murió en Malvinas, María Cristina tuvo una extraña visión. Estaba levantada en la cocina cuando lo vio. Luis estaba allí, muy cerca, casi real.


                      "Pero tenía la mitad izquierda de la cabeza cubierta por una nube blanca", recuerda.


                      Quiso acercarse, pero sus cuatro pequeños hijos comenzaron a llorar y tuvo que correr a consolarlos. El reloj marcaba las once y veinte de la noche.


                      "Abracé a mis hijos. No entendía qué había pasado, pero sentí un fuerte dolor en el pecho".





                      Luis Castagnari siempre había soñado con ser militar: el paracaidismo, la instrucción de comandos, el curso de radarista y su honestidad y generosidad lo convirtieron en un oficial respetado y querido por sus compañeros
                      Dos días más tarde llegó la trágica noticia. Le dijeron que su marido había caído, pero nunca le dijeron cómo había muerto.


                      Recién en 2011, el médico que lo recibió en el hospital de Malvinas, se animó a contarle la verdad de esos minutos finales en la guerra. María Cristina padecía estrés post traumático por todo lo vivido y necesitaba ayuda. Él fue quien se encargó de atenderla. Luego de recomendarle tratamiento psicológico y descanso -"no podés dormir solo tres horas por noche"-, el médico la escuchó con atención:


                      -He preguntado, he buscado y nadie quiere contarme la verdad. No puedo seguir viviendo sin saber cómo murió Luis.


                      El hombre la abrazó y la invitó a tomar un café. "No hablamos porque vos estabas muy mal", comenzó. Y buscando las palabras justas le dijo que su esposo estaba es anoche en la cantera del puesto comando. Que en medio del bombardeo ayudó a un escuadrón a buscar refugio. Que llevaba una radio en la mano y se comunicaba para proteger a los soldados que estaban en la pista. Y que mientras corría entre los estallidos, cayó un misil a 20 metros a de donde estaba .


                      "Y las esquirlas le volaron la mitad de la cabeza del lado izquierdo", le dijo el médico.


                      María Cristina ya no escuchó que el doctor le decía que Luis no había sufrido, que lo llevaron en una ambulancia, que los hombres gritaban que lo atendieran, que ya no había nada que hacer. En ese instante ella recordó la imagen de su marido con la nube cubriéndole la mitad de la cabeza que años antes había visto en medio de la noche.


                      "Ahí supe que él había venido a despedirse. Hasta lo hablé con un sacerdote. Hubo un segundo en que nuestras almas se conectaron. Cuando las personas se aman tanto, las almas se buscan", confiesa con emoción.


                      La promesa


                      "Ahora tengo que cumplir con lo que él me pidió antes de marcharse", se dijo mirando la foto de su marido,la que siempre mantuvo en la mesa de luz. Corría diciembre de 2014, María Cristina se había jubilado y por primera vez en años tenía el tiempo que la lucha para llevar adelante su casa le había quitado.


                      "Siento que cumplí con la promesa que le hice de cuidar a nuestros hijos, de educarlos como personas nobles, honestas, íntegras… Ese es mi mayor logro. Sólo me falta cumplir con su última voluntad: traer su cuerpo para que esté junto al de Gusti", dice.


                      Y, entre lágrimas, comienza a relatar un doloroso peregrinar por oficinas, ministerios y secretarías.





                      María Cristina en un acto de Malvinas en Río Cuarto
                      "Es un peso muy grande, ya han pasado 36 años y aún no lo logré, aunque mi esposo sabe que lo intento en forma constante y sin dar un paso atrás".


                      Entre 2014 y 2015 María Cristina inició los trámites para trasladar el cuerpo de su marido desde Darwin a Río Cuarto. Fue a la Dirección Malvinas de la Fuerza Aérea a pedir ayuda. La atendió su director, el comodoro Alejandro Vergara. "El primer pedido es el tuyo, veremos qué se puede hacer pero es difícil", le respondió.


                      Cada mes lo llamó por teléfono esperando una respuesta. Todas fueron evasivas hasta que una tarde le dijo: "Es imposible, tanto la Fuerza Aérea, como la Cancillería y el Ministerio de Relaciones Exteriores denegaron tu pedido".


                      Como consuelo la Fuerza Aérea le ofreció viajar a Malvinas para visitar la tumba de su marido. María Cristina voló el 12 de diciembre de 2015 junto a sus hijos Martín y Guillermo. Los acompañó también Agustín Cáceres, de Cancillería "para que no tuvieran ningún problema". Ella siente que lo enviaron porque pensaban que podía hablar con el gobernador de las islas para pedirle ayuda para traslado el cuerpo de su esposo.


                      Frente a la tumba, leyó la placa con el nombre: Luis Darío José Castagnari. Y por primer vez lloró sin consuelo. Así lo relata:


                      "Llegué al cementerio y sentí una tristeza enorme. Fue una explosión. Me abracé a su cruz y lloré. Me acosté sobre la tumba y le pedí perdón por no haber cumplido con lo que él me había pedido. Ese dolor que me pesa, esa mochila que llevo cargada durante 36 años, me estaba quebrando".


                      "Era como si estuviera yo sola con él en el cementerio. Empecé a hacer mi duelo. Y hablé con él. 'Perdón, perdón por no cumplir. Vos me conocés, voy a seguir intentándolo'. Y sentí como una caricia, como que él estaba muy cerca y me decía 'lo vas a lograr'. Era como tocarlo, como abrazarlo otra vez. Mi hijo mayor se acercó y lloramos juntos".





                      María Cristina abrazada a la tumba de su marido en Darwin, en 2015
                      Esa noche volvió al hotel en Puerto Argentino y al desvestirse vio que tenía las rodillas lastimadas por las horas que había pasado arrodillada sobre las piedritas blancas frente a la tumba de Luis. "Pero no sentía dolor, sentía paz", revela. Antes de apagar la luz rezó un rosario a la Virgen de San Nicolás pidiéndole que le diera fuerzas.


                      Al día siguiente regresó a Darwin. Se sentó frente a la cruz blanca y escribió una carta, que dobló con cuidado y enterró entre las piedras junto a un rosario.


                      "Voy a cumplir con lo que te prometí aquella madrugada al despedirnos, vas a descansar junto a Gustavito, por favor tené paciencia. Tus cuatro hijos y tus ocho nietos también quieren tenerte cerca", escribió con letra temblorosa. En el pequeño papel dibujó muchos corazones "llenos de amor", confiesa con ternura. Y agrega: "Él fue y será el gran amor de mi vida…".


                      El descanso del héroe


                      Cuando sintió que ya no había puertas donde golpear, su hija casi sin aire, llegó corriendo hasta su casa: "¡Dijo que los cuerpos de quienes están sepultados en el cementerio de Darwin pertenecen a sus deudos y cada uno puede tomar la decisión de traerlos!", gritó Roxana. Había ido a escuchar una charla del nuevo director de la Dirección Malvinas, el comodoro Favre. Y había dado la llave que tanto habían buscado.


                      María Cristina y su hija se abrazaron emocionadas.


                      "Empecé a averiguar y supe que existe un derecho internacional humanitario que nos ampara para traer restos de nuestros seres queridos y cumplir su última voluntad. En ese camino estoy".





                      La tumba de Luis Castagnari en Darwin
                      Con ansiedad, describe al detalle cada paso que dio para cumplir con su promesa:"Le escribí una carta al embajador británico Mark Kent, que me respondió en solo dos días, me recibió y me dio todo su apoyo porque entendió que es un derecho humanitario. Hablé con Claudio Avruj, de Derechos Humanos, y María Teresa Kralikas, de la subsecretaría de Malvinas. Ambos me pidieron que esperara a que termine el proceso de identificación de los soldados… Pero yo ya no puedo, ¡estoy esperando hace 36 años!".


                      Cuenta emocionada que el empresario Eduardo Eurnekian, de Aeropuertos Argentina 2000, se conmovió con su historia y se ofreció a pagar el costo del traslado del cuerpo de su marido hasta Río Cuarto. Y que María Fernanda Araujo, presidenta de la Comisión de Familiares de Malvinas, la llamó para ofrecerle su apoyo, más allá de que en lo personal siente que los soldados caídos deben quedar en Darwin.


                      -¿Qué falta entonces para lograrlo?


                      -Que los funcionarios argentinos comprendan mi dolor y me ayuden a acelerar los tiempos.


                      En el cinerario de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Río Cuarto, donde se bautizó el primer teniente, hay una pequeña urna con una plaquita que dice Gustavo Daniel Castagnari. A su lado hay un espacio vacío.


                      "Gusti y Luis ya están juntos en el Cielo. Sólo ruego que puedan estar juntos acá en la Tierra, como fue la última voluntad de un héroe de Malvinas, como fue la voluntad del hombre de mi vida".







                      El primer teniente de la Fuerza Aérea Luis Darío Castagnari murió en un feroz bombardeo británico sobre Puerto Argentino, mientras intentaba proteger a sus hombres. Desde hace 36 años, su esposa María Cristina busca poder cumplir con la promesa que le hizo a su marido el día que él partió hacia la guerra
                      San Martin: "Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados"
                      "Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas."
                      Por algo siempre San Martin tendra mi respeto y el sentirme orgulloso de este gran hombre.
                      General S. Patton: “El objetivo de la guerra no es morir por tu país. Sino asegurarse de que el otro bastardo muera por el suyo”
                      V de Vendetta: "El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo".

                      Comentario


                      • El Brexit podría tener serio impacto en la industria pesquera de las Malvinas

                        El Brexit podría resultar "potencialmente catastrófico" para las Islas Malvinas, de acuerdo a un reciente artículo publicado en un diario del Reino Unido. Y según se deriva, podría tener un impacto muy serio si se imponen aranceles elevados a los productos exportados desde las Islas a la Unión Europea. Pero, ¿cuán duro puede llegar a ser ese golpe?

                        MercoPress informó que la editora en jefe del diario Penguin News, Lisa Watson, consultó al sector público y privado sobre este tema la semana pasada, y el empresario pesquero Stuart Wallace dijo al respecto que si bien consideraba que la expresión "catastrófico" era exagerada, pensaba que "el asunto puede ser muy serio y presentará dificultades financieras y desafíos operativos que serán significativos".

                        En el caso de la industria pesquera, ¿de qué tipo de desafíos se habla? Se trata de aranceles, ya que al momento no existen para los productos de mar.

                        "El tema central es cuál será el ambiente de acceso a la Unión Europea. ¿Nos aplicarán aranceles?”, explicó Wallace.

                        "A los productos no originarios de la UE que ingresan a ese mercado normalmente se les aplica un arancel que varía entre el 6 % y el 16 %, por lo que se puede ver la seriedad del asunto”, agregó.

                        "Además –continuó el empresario pesquero-, los barcos registrados en las Malvinas y obligados a pagar esos aranceles estarían compitiendo en el mercado con pesqueros no registrados en las Malvinas que no están sometidos a ese régimen. Operacionalmente, existen preguntas referidas al registro de los buques y las calificaciones de sus oficiales: en la actualidad hay un sistema de mutuo reconocimiento de las calificaciones profesionales, que si no llega a estar más disponible, podría resultar extremadamente complicado y enredado.”

                        Consultado sobre el potencial impacto indirecto sobre los cánones de las cuotas de pesca (una importante fuente de ingresos para las arcas públicas), Wallace respondió: "Los cánones que se cobran están en relación al valor de la captura y por eso existe el potencial de un impacto con el correr del tiempo".

                        Empero, Wallace también mostró una actitud positiva. "Estamos decididos a trabajar con el gobierno de las Islas Falkland y nuestros socios internacionales para sobreponernos a cualquier dificultad que pueda emerger y continuar proveyendo los productos de mar de las Malvinas a nuestros mercados globales", afirmó.

                        Otro ejecutivo de la industria, la gerente de Consolidated Fisheries Ltd. (CFL), Janet Robertson, también manifestó sentirse incómoda con la sugerencia de que el Brexit podría resultar "catastrófico". En definitiva, se trata "de una palabra con una gran carga emotiva que busca atraer la atención, pero sus implicancias no pueden ser tomadas con liviandad", dijo.

                        “Si se toma en cuenta que en tonelaje, más del 90 % de la pesca de las Malvinas termina en Europa, y si los aranceles hacen que los productos de mar sean menos atractivos para los consumidores europeos por razones de costo, las Malvinas podrían ver importantes caídas en la recaudación impositiva y en los fondos de desarrollo generados por la industria de la pesca", explicó la empresaria.

                        Según Robertson, la situación para CFL es algo distinta. "Europa no es mercado para nosotros y por lo tanto el Brexit no tendrá un impacto directo en nuestras ventas", sostuvo.

                        “No obstante, en el mundo que vivimos en estos días, del 'todos para uno y uno para todos’, sin lugar a dudas tendría un efecto para nosotros a largo plazo, en particular si dependemos de contribuciones de otras empresas pesqueras para apoyar el desarrollo de las Islas", concluyó. (MERCOPRESS/FIS)

                        Comentario


                        • ?

                          RAF en protección de Malvinas



                          Cuando hablamos de incursiones en espacios aéreos soberanos, solemos pensar en incursiones de aviones rusos contra los Estados bálticos, Polonia o Ucrania.
                          Pero otro país está jugando este peligroso juego contra un poder de la OTAN: Argentina.
                          Cada vez más aviones de este país sobrevuelan las aguas del archipiélago de las Malvinas obligando a la Royal Air Force a despegar. Es el Eurofighter Typhoon FGR Mk-4 Flight 1435 el que está a cargo de esta delicada misión.

                          El Flight1435 ha estado presente en las Malvinas durante treinta años, su misión de defensa aérea realmente ha despegado durante dos o tres años. Fue alrededor de 2015 cuando se notaron los primeros sobrevuelos sospechosos de aeronaves civiles que obligaron al RAF a interceptar el avión en cuestión, que generalmente tenía fallas en el transpondedor. Es algo que recuerda a un método bien conocido en Europa.

                          Y es por lo tanto, inspirándose en la experiencia durante la Policía Aérea del Báltico, el personal británico reformó las misiones de defensa aérea en las Malvinas. A partir de ahora, los pilotos del Flight 1435 se basan en una malla de radar renovada, pero también en el trabajo reciente realizado en la base RAF Mount Pleasant. Desde 2017, los pilotos y mecánicos del Tifón FGR Mk-4 instalados en este archipiélago británico del Atlántico sur disfrutan de instalaciones restauradas que incluyen un nuevo asfalto.

                          Este verano, los pilotos del Flight 1435 multiplicaron los ejercicios para evitar la intrusión de aviones argentinos en el área marítima de las Malvinas. Estas misiones también requirieron la implementación del exclusivo Flight 1312 Airbus Voyager KC Mk-2 también presente permanentemente en RAF Mount Pleasant. Además de suministrar aeronaves de combate con aviones, este avión de doble motor cumplió la misión de volar el plastrón, haciéndose pasar por el avión para interceptarlo. Esto se llama matar dos pájaros de un tiro.


                          Según la prensa británica, las dos últimas intrusiones, antes del verano, de aviones argentinos sobre las aguas del archipiélago británico se referían a aviones militares. Un Lockheed P-3B Orion de la Armada Naval y un Lockheed L-100-30 Hércules de la aviación militar de este país habrían "perdido" cerca de las Malvinas. Esto requirió el despegue en alerta de los últimos cazas de la RAF.
                          En ausencia de plataformas de reconocimiento estratégicas reales o aviones espía, los argentinos parecen estar reducidos a utilizar estos viejos aviones tan fácilmente detectables.

                          Cualesquiera que sean, más de 35 años después de la Guerra de las Malvinas, la Royal Air Force todavía parece estar alerta, a pesar de la decadencia de la fuerza aérea y la Marina.

                          Fotos © Royal Air Force.


                          http://www.avionslegendaires.net/201...des-malouines/

                          Comentario


                          • Y que queres, aun siguen viendo fantasmas... haste la fama y echate a dormir dice el dicho.
                            Saludos

                            "Juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje"
                            General D. Jose de San Martín, Mendoza, 1819
                            sigpic

                            Comentario


                            • Originalmente publicado por Aicke Ver Mensaje
                              Y que queres, aun siguen viendo fantasmas... haste la fama y echate a dormir dice el dicho.
                              Son fantasmas "presupuestarios".... están cada vez que pasa cerca la guadaña del recorte....

                              Comentario


                              • Incidente a 40 kilómetros de Malvinas: un buque argentino se aproximó a las Islas y un barco inglés salió a interceptarlo



                                El pasado 2 de septiembre se registró una aproximación no habitual del buque hidrográfico ARA Puerto Deseado a la zona marítima bajo control exclusivo de las autoridades británicas, ubicada a unos 40 kilómetros de las islas Malvinas.

                                La información fue publicada este miércoles por el sitio kelper H I Sutton, que suele reportar la actividad de las fuerzas militares acantonadas en el archipiélago, y confirmada por Infobae con altas fuentes de la Armada Argentina.

                                Según da cuenta el informe, el Puerto Deseado partió el pasado 20 de agosto desde Ushuaia para realizar una campaña científica en las inmediaciones de Banco Burdwood, también llamado Namuncurá. Este sector ha sido declarado en 2013 por la Argentina como zona marítima protegida y es objeto de constante supervisión científica y técnica. El accidente geográfico se encuentra ubicado a unos 150 kilómetros al este de la Isla de los Estados y a unos 200 km al sur de Malvinas.

                                De acuerdo con la publicación, el buque argentino operó en la zona prevista, pero el 2 de setiembre, ya alejado del banco, se aproximó "demasiado a las islas desde el flanco suroeste", apagando presuntamente su sistema de identificación satelital a distancia (AIS) para no ser detectado.



                                La misma fuente indicó que, ante la situación, el buque militar HMS Clyde recibió la orden de salir de su apostadero para interceptar a la nave argentina y se dirigió a toda velocidad al encuentro del Puerto Deseado a las 16:57. La maniobra de interceptación finalizó a las 19:17, dado que el buque oceanográfico reconectó su equipo AIS y cambió de rumbo hacia el puerto de Ushuaia, donde arribó en horas de la tarde del día siguiente.

                                Fuentes de la Armada Argentina explicaron que la nave afrontó en medio de su operación un fuerte temporal que debió ser capeado (ponerle la proa a la tormenta), lo que colocó a la nave en rumbo de aproximación hacia las Islas. Indicaron que el hecho fue avisado a las autoridades navales británicas y que la penetración en la zona de tránsito restringido no se llegó a concretar, ya que la nave retomó su rumbo de regreso al continente en cuanto el clima lo permitió.

                                Por otra parte, desde la Armada negaron la presunta desconexión del posicionador satelital. Dijeron que es muy probable que fruto del temporal se haya perdido en algún momento el enlace satelital de la nave.

                                Lo que hay que saber

                                En 1990 Argentina y Gran Bretaña firmaron el denominado "Tratado de Madrid" con el objeto de fijar reglas de convivencia armónica entre ambos países, asumiendo el hecho de que más allá de la reivindicación de soberanía irrenunciable sobre los territorios ocupados, en el día a día las autoridades políticas y navales destacadas en el extremo sur del país, deben coexistir con sus homólogos ingleses y resultaba necesario crear un marco que facilite la convivencia.

                                Los sectores más duros de la lucha malvinera llaman a este tratado el Versalles Argentino, pues consideran que el país ha aceptado explícitamente a Inglaterra como país limítrofe. Contrariamente, los defensores del acuerdo sostienen que cuestiones humanitarias como la búsqueda y rescate marítimo no podrían hacerse sin fijar reglas de convivencia.




                                El tratado establece, entre otras cosas, la información recíproca que los gobiernos deberán hacer sobre movimientos de unidades militares, navales y aéreas en la región, como así también el fin de la llamada zona de exclusión de 200 millas náuticas alrededor de las islas, impuesta por Inglaterra en abril de 1982, que se reduce a 25 millas y constituye una suerte de mar territorial.

                                Respecto a la información recíproca sobre operaciones militares, esto se torna obligatorio para las partes cuando intervengan cuatro o más buques o aviones, participen más de 1.000 efectivos o se contemplen más de 20 despegues de aeronaves de combate. En otro apartado, se establece también que se deberá avisar con 48 horas de anticipación cualquier aproximación de un medio naval de una parte a menos de 50 millas de la costa bajo control de la otra parte.

                                El "Puerto Deseado"

                                Es un buque oceanográfico construido para el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) botado al agua en 1976 y que a través de un convenio es tripulado náuticamente por personal de la Armada Argentina, completando su dotación personal científico del organismo civil de investigación. Si bien tiene comando militar, la nave no está artillada y su casco está pintado con los típicos colores antárticos que, lejos de ocultar su presencia, la destacan. Es el apoyo natural al Rompehielos Almirante Irizar durante la campaña antártica de verano y fue utilizado para las tareas de batimetría de la plataforma continental argentina, que desembocaron en el reconocimiento que recientemente la ONU efectuó al reconocer al país una extensión de la misma hasta las 350 millas náuticas.

                                Efectivamente, las fuerzas armadas coloniales activaron los protocolos de respuesta para casos de "intrusión". Pero el despliegue pareció deberse más a una prueba interna de mecanismos que a una preocupación real. Las fuentes diplomáticas consultadas por Infobae no dan cuenta de ningún reclamo o protesta por parte de la Cancillería Británica o la propia sede diplomática de la corona en Buenos Aires, lo que daría por sentado que para las autoridades de Londres el presunto incidente no reviste gravedad.

                                En la actualidad, los gobiernos de ambos países trabajan en una política de distensión y confianza mutua (que cosecha elogios y críticas). En el marco de esa política fueron posibles las tareas de identificación de los restos de los ex combatientes argentinos enterrados en Darwin, el análisis de una política de vuelos comerciales entre el continente y las islas y el control de la pesca ilegal realizada por buques de terceros países entre otros temas.




                                Comentario

                                Trabajando...
                                X