Warning: session_start(): open(/home/admin/tmp/sess_5vo1nto7ph7mec0och68oot8ef, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: /home/admin/tmp) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Malvinas Noticias... - AviacionArgentina.net

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Malvinas Noticias...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Noticia que me parece que hay que tomar con pinzas, hasta ahora no leí que se haya sacado 1 litro de petróleo para comercializar.

    Y no creo que económicamente, si es que han hallado petróleo como para explotar, lo puedan hacer con el barril de petróleo a U$S 50, cuando exploraron hace unos años el barril estuvo en algún momento a U$S 150.

    Y si no lo sacaron en aquel entonces lo van a hacer ahora que vale un tercio. MMHHHHHHH muy raro, igual eso de que "la economía de las islas está en expansión".

    Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 05/02/2019, 08:22.

    Comentario


    • Cuestión Malvinas: Bien dicho, Mr. Kent

      Embajador de Gran Bretaña en la Argentina, Mark Kent, habló con Clarín, en reportaje publicado el Domingo 10. Foto Juano Tesone. Jorge Argüello
      JORGE ARGÜELLO

      13/02/2019 - 0:01
      Finalmente, el embajador británico en la Argentina, Mark Kent, ha reconocido la existencia de la “disputa de soberanía” bilateral entre la Argentina y el Reino Unido por las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

      Las afirmaciones de Kent en la completa entrevista que publicó Clarín el pasado domingo podrían ser, realmente, el comienzo de un diálogo más serio, sincero, efectivo, equilibrado y de buena fe que el que mantienen los dos países desde 2016, tras el acuerdo internacional Foradori-Duncan.

      De hecho, la afirmación del embajador británico de que “aparte de la disputa de soberanía” existe interés en colaborar en diversos campos (pesca, hidrocarburos, etc.) nos aleja de un pasado reciente en el que el Reino Unido justificaba su rechazo a la convocatoria de la ONU a una negociación bilateral con Argentina -por la soberanía de las islas- negando la existencia misma de la disputa. Los dichos de Kent podrían retrotraernos a otros momentos de la relación bilateral, más auspiciosos.

      En efecto, hace más de medio siglo, ambas partes reconocían esa disputa como tal, como lo hacía entonces y lo hace hoy la comunidad internacional en su conjunto. Al punto que los dos países se disponían a implementar el cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas.

      Así ocurrió, por ejemplo en 1966, cuando el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Michael Stewart, visitó la Argentina y suscribió con el canciller argentino Miguel Ángel Zavala Ortiz un comunicado conjunto en donde el Reino Unido aceptó la validez de la Resolución 2065 (1965) de las Naciones Unidas y accedió a iniciar negociaciones con la Argentina.

      También en 1968, cuando los representantes de ambos gobiernos acordaron un memorándum de entendimiento que rezaba: el “gobierno del Reino Unido, como parte de un arreglo final, reconocerá la soberanía de la Argentina sobre las islas”.

      Hubo luego cooperación en asuntos prácticos durante la década del 70, sin que nunca la cuestión de la soberanía fuese dejada de lado: becas escolares para la población de las islas, el envío de docentes del continente hacia Malvinas, el establecimiento de vuelos por parte de aerolínea estatal LADE y la construcción de un aeropuerto por parte de la Fuerza Aérea Argentina.

      En esas épocas, la estatal argentina YPF instaló una planta para abastecer a las islas de combustible líquido, mientras Gas del Estado suministraba gas natural ofreciendo una alternativa a la turba como combustible hogareño. A las tiendas y supermercados llegaban productos argentinos, principalmente productos frescos, y se dio asistencia médica gratuita a los isleños, quienes eran atendidos en el Hospital Británico de Buenos Aires. Por eso es de suma trascendencia lo que el embajador Kent menciona respecto a la importancia en las negociaciones de los “intereses”.

      Argentina, como indican las resoluciones de la ONU y de su Comité de Descolonización año tras año, y según lo establece la Cláusula transitoria primera de nuestra Constitución Nacional, siempre ha velado por el respeto a los intereses y el modo de vida de los habitantes de las islas Malvinas en su búsqueda por negociar una solución a la disputa de soberanía.

      Pero ahora nos asalta la duda de si estamos en presencia del resultado de un accionar tenaz, orientado en esa dirección, por parte de la actual Cancillería argentina o, meramente, ante un acto de sinceridad espontánea y de realismo por parte del embajador inglés. Cualquiera de las dos sirve.

      La persistente contumacia británica debe dar paso a un diálogo que incluya todos los aspectos de la relación bilateral y servir, si realmente se quiere, para quitar el único obstáculo para el desarrollo de las Islas Malvinas: la solución de aquella originaria disputa de soberanía, siempre pacíficamente, de conformidad a lo indicado por las Naciones Unidas y el derecho internacional.

      Sí, Mr. Kent, tal como usted lo ha afirma -con todas las letras- hay una disputa de soberanía bilateral pendiente. Ahora, le toca al Reino Unido sentarse a resolver con Argentina el asunto definitivamente, para ajustarse al derecho internacional.

      Jorge Argüello es Secretario de Estado para la Cuestión Malvinas - Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur Ex Embajador argentino ante la ONU.

      Comentario


      • Es simplemente blanquear la situación o retrotraerla a principios del 2000, endurecida en aquella época de los Kirchner... pero no representa ningún cambio importante para el país... NO reconocer que existe allí una "disputa" por Malvinas, cuando se libró una guerra en el 82 y en la que murieron muchos soldados...es literalmente algo surrealista, porque los hechos existieron y no fue solo un mal sueño en la mente de algún político británico.

        Comentario


        • El tema ya no es solo por el reclamo de Argentina, el mundo entero reconoce que Malvinas es un caso de colonialismo anacrónico en el que el Reino Unido se aferra casi sin argumentos...Hoy solo defiende que estan allí por culpa de la guerra del 82 y para defender a "su" población (ya que la ONU la define como población inglesa transplantada)...pero realmente no tiene argumentos válidos para hablar de antes del 82 ni porque estaban allí, que fue lo que originó la guerra...(mas allá si nuestra decisión de ocuparlas fue legal o no...
          Traigo una nota editorial del diario El Mundo de España, para tener un ejemplo de como se piensa fuera de Argentina, mas allá de la defensa que pueda hacer el Reino Unido (lógicamente) y EE.UU. que los apoya.

          __________________________________________________ _________________________________


          Las colonias del siglo XXI

          por RAQUEL QUÍLEZ

          Cerca de dos millones de personas viven bajo 'dominio colonial' en los 16 territorios no autónomos que reconoce Naciones Unidas. Malvinas, Sáhara Occidental, Bermudas, Islas Caimán, Gibraltar... De acuerdo con el Derecho Internacional, su proceso de descolonización sigue abierto. Son las máculas de un mapa político cambiante: en 1945, cuando se gestó la ONU, la cifra ascendía a 750 millones de personas, casi la tercera parte de la población mundial. Más de 80 regiones estaban entonces sometidas a la legislación y costumbres de sus 'conquistadores'. Desde entonces, el colonialismo ha desaparecido prácticamente del mapa. Pero hay territorios en los que el proceso encalló. Y otros que no han querido modificarlo.

          Los casos divergen desde los más sangrantes, como el del Sáhara Occidental, invadido por Marruecos mientras la potencia administradora —España— se mantenía al margen y la población huía a campos de refugiados a la espera de un referéndum que no llega, a fórmulas pactadas con los 'administradores', como las de los Territorios británicos de Ultramar, antiguas colonias con Parlamento y gestión local propios, pero con un gobernador elegido por Isabel II que asume Defensa y Exteriores. Gozan además de un régimen de impuestos que las convierte en paraísos fiscales y atrae dinero de todo el mundo. Quizás por eso, aunque han celebrado plebiscitos, han optado por la soberanía británica. La fórmula les es rentable. «Los pequeños territorios suelen preferir quedarse bajo la potencia administradora porque les da un estatus más seguro que si fuesen independientes. En el caso de los de Ultramar, se suma además el tema fiscal, que les permite vivir muy holgadamente dependiendo de los ingleses», explica Juan Soroeta, experto en Derecho Internacional de la Universidad del País Vasco.

          Naciones Unidas ha dictado infinitas resoluciones para acabar con la situación de los territorios no autónomos —a los que da tres opciones: la libre asociación, la independencia o la integración con otro estado—. En 1960, la Asamblea General aprobó la 'Declaración sobre la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales', en la que se afirma que todos tienen derecho a la libre determinación —excepto aquéllos en los que no se reconoce una población previa, como Malvinas y Gibraltar— y se proclama la necesidad de poner fin «rápida e incondicionalmente» al colonialismo. Un año después se creó el Comité Especial de Descolonización o 'Comité de los 24', encargado de supervisar los procesos, que se reúne anualmente y ante el que deben responder los administradores. De acuerdo con la teoría, todos deben priorizar los intereses de sus territorios dependientes, pero, como es habitual en 'terreno ONU', las ideas suelen quedarse en eso, ideas. Así lo explica Soroeta: «Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad suelen tener intereses en los territorios no autónomos y vetan todas las resoluciones que puedan perjudicarles, como en el caso de Francia y el Sáhara —que vota a favor de Marruecos—, mientras que las resoluciones se quedan en el terreno débil de la Asamblea».

          Según la Carta de Naciones Unidas —Capítulo XII—, la igualdad de derechos y la libre determinación deberían guiar los procesos de independencia. Se crearon además fórmulas intermedias como el 'régimen de administración fiduciaria' para 11 regiones que fueron administradas con arreglo a mandatos de la ONU, segregadas de países derrotados en la II Guerra Mundial o colocadas bajo ese régimen por los estados encargados de su administración. Las 11 han alcanzado ya la libre determinación mediante la independencia o la libre asociación. Puerto Rico o Hawai son algunos ejemplos. Hoy quedan sólo 16 territorios no autónomos, la mayoría —10— controlados por Reino Unido. EEUU administra tres y Francia, uno. Naciones Unidas distingue además dos 'territorios transferidos': el Sáhara Occidental, traspasado por España a Marruecos y Mauritania en 1976, y Tokelau, cuya soberanía pasó Reino Unido a Nueva Zelanda en 1948. Pero no reconoce ninguno de los dos actos. Ésta es la lucha de los países no autónomos.

          https://www.elmundo.es/especiales/20...ios/index.html

          Comentario

          Trabajando...
          X