Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Inglaterra y la recuperación de Malvinas

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • BND
    respondió
    Recuperar Malvinas no es una utopía

    (Cesar Mayoral)



    Más allá de los gobiernos, los países tienen una historia y un futuro que les pertenece a todos sus ciudadanos, que no es de ningún gobierno sino que es de todos. Así se construye la patria. En ese marco, la Argentina tiene desde 1833 una cuestión no resuelta, ya que dentro de su plataforma continental hay un enclave de otro Estado que luego de haber desalojado a las autoridades nombradas por el gobierno de Buenos Aires, decidieron apropiarse de ese territorio y lo mantienen ocupado.

    Lamentablemente un gobierno militar argentino le otorgó a los usurpadores un argumento precioso, al haber utilizado la violencia para recuperar las islas. Queda claro que ello fue un error estratégico que tuvo consecuencias negativas para la reivindicación argentina y favoreció a los habitantes de las islas que a partir de allí fueron tratados por la metrópoli con mayor deferencia (hasta ese momento, eran solo kelpers) después las licencias de pesca los hicieron ricos y hubo de ahí en más, mayor presupuesto para su defensa.

    No se trata de reivindicar una guerra realizada con fines de política interna para mantenerse en el poder por una Junta Militar que fue (y sigue siendo) una mancha imborrablemente trágica en la historia argentina. El deber de recuperar las Malvinas sigue siendo un mandato histórico y que tiene un basamento constitucional irrenunciable para todos los gobiernos argentinos.

    Es por ello que ha sido lamentable el quehacer del gobierno de Cambiemos respecto a las islas Malvinas. El acuerdo Alan Duncan-Susana Malcorra, conocido por el acuerdo Foradori-Duncan, fue poner por escrito la entrega vergonzosa de nuestra soberanía sobre las islas. Posteriormente el acuerdo sobre los vuelos a las Islas que recién se encuentra en etapa de implementación (los ingleses lograron, ante la pasividad argentina que salgan de la ciudad de Córdoba no de Buenos Aires) fue otra forma de aceptar el coloniaje británico.

    Durante estos últimos cuatro años todo ha sido un gran retroceso, desde las lamentables declaraciones del embajador argentino en Londres, que reconoció a las autoridades nominadas por Gran Bretaña como legítimas, hasta los acercamientos, no exentos de una pegajosa pleitesía y de querer engañar al decir que había reclamado por Malvinas, circunstancia negada posteriormente por el gobierno británico. El presidente Macri jamás se ocupó del tema, ni en el G20 de Buenos Aires ni en el de Beijing.

    El canciller Faurie, por su parte, se desvivió en elogios al ex secretario del Foreign Office y actual Primer Ministro, Boris Johnson, además de no proponer absolutamente nada en sus discursos ante el Comité de Descolonización ni en el marco de las reuniones de la OEA, ni en las reuniones del MERCOSUR.

    Todo ello fue producto de que las Malvinas no le interesaban al gobierno de Cambiemos, no era un tema importante de su política exterior, que consistió, básicamente, en tratar de quedar bien con los países anglosajones como principal objetivo.

    Así fue que no hubo ningún movimiento, en el sentido de movilizar a la Asamblea General de Naciones Unidas. Al Comité de Descolonización se le otorgó una presencia mínima y las intervenciones del Canciller fueron casi un rezo, lleno de promesas de buen comportamiento, tratando de no irritar ni molestar al Reino Unido. No hubo invocación alguna en los ámbitos regionales ni multilaterales, todo se hizo para ocultar el conflicto, intentando que el mundo no se diera cuenta de que tenemos una cuestión pendiente con Gran Bretaña por Malvinas, silencio, esa fue la política durante estos cuatro años.

    El tema Malvinas está en la Agenda de la Asamblea General. La Argentina no lo puede llevar al Consejo de Seguridad; además, Gran Bretaña es un Estado Miembro Permanente y vetaría cualquier iniciativa. Pero las cosas están cambiando en el mundo globalizado.

    El Brexit, que finalmente se producirá, debilita aún más al Reino Unido ya que puede perder los 26 votos seguros que tenía provenientes de los Estados Miembros de la Unión Europea, que no serán solidarios con una rémora del colonialismo, en una eventual votación en la ONU. Además el peso internacional de China es incuestionable y, si bien hay grandes diferencias, Hong Kong es un ejemplo donde ese mismo colonialismo inglés tuvo que negociar y retirarse, pese a que despertaba mayor interés que unas islas lejanas que poco le aportan a Londres.

    Solo la ineficacia de algunos gobiernos argentinos, que por motivos de política interna han preferido muchas veces bajarle los decibles al conflicto para sacar eventuales provechos económicos o financieros, sumados a la locura de haber iniciado una guerra ilegal y que no podía ganarse bajo ningún concepto ya que se basaba en “que no iban a venir”, ha hecho retroceder la reivindicación histórica.

    Es por ello que el nuevo gobierno deberá volver a insistir en el reclamo en las Naciones Unidas, que no serán quienes nos devuelvan las islas pero que tienen un peso importante a nivel global.

    En el reclamo bilateral la Argentina no tiene el mismo poder que Gran Bretaña, pero a nivel regional y multilateral la Argentina incrementa la fuerza de su reclamo.

    En definitiva la Argentina no puede ocultar la cuestión Malvinas. Es una cuestión nacional que forma parte de la historia de nuestra patria. No es un tema chauvinista, ni de nacionalismo trasnochado ocuparse de reclamar un derecho justo y que pertenece a todos los argentinos, a los que ya no están y los que van a venir. Por todo eso creemos que ha llegado la hora de retomar negociaciones, modificando el eje del tratado de Madrid que estableció un “paraguas” para evitar hablar de soberanía. Esa etapa debe darse por finalizada y retomar las negociaciones en todos los temas.

    (CESAR MAYORAL – INFOBAE) #NUESTROMAR



    Dejar un comentario:


  • Nicolas01
    respondió
    Hola buenos días ...estoy haciendo un trabajo escolar en donde me piden que explique el punto de vista de los kelpers sobre la soberanía de malvinas??...si alguno me puede ayudar ..desde ya muchas gracias. ..saludos????????

    Dejar un comentario:


  • planeador
    respondió
    Alguien sabe si este 2 de abril habrá algún evento oficial importante, más allá del embotellamiento en la ruta de Mar del Plata ??

    Dejar un comentario:


  • planeador
    respondió
    Me parece que la secuela mas grave que dejó esta aventura fue acreditar que no somos un país de verdaderas y consolidadas convicciones: la desmalvilización sufrida es una clara consecuencia de este defecto de nuestra sociedad.

    Y que sirva como ejemplo comparativo: ¿que hubieran hecho los ingleses en una situación inversa ? ¿Alguien cree que la sociedad británica hubiera aceptado semejante descrédito hacia sus FFAA y desde el punto de vista de la sociología y de la antropología social se hubiera producido el efecto "desmalvilización" ?.


    Saludos.

    Dejar un comentario:


  • BND
    respondió
    También hay que tener en cuenta que el único país que se independizó del Imperio Británico mediante el combate fueron los Estados Unidos, ningún otro país lo hizo, el resto fue mediante acuerdos, cosa que deberíamos tener en cuenta con Malvinas.

    Estos tipos parece que se activan en un conflicto bélico y parecen ser mas peligrosos, mejor tratar de otra manera. Claro la paciencia hay que agrandarla. Pero, fijense que Gran Bretaña, durante el gobierno de Perón de ofreció restituir la soberanía pero con un período de gracia de 99 años.
    Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 15/03/2018, 10:21.

    Dejar un comentario:


  • RCTAN8
    respondió
    Creo que cualquier acción militar hubiera sido considerada una agresión que hubiera merecido de parte de los ingleses una contra reacción proporcional. Lo cierto es lo que está a la vista, fuimos, nos quedamos y ellos volvieron a invadir. Podremos apelar al relato épico, a la heroicidad de nuestros militares y a historias de traiciones, pero el resultado final es que no solo no logramos nuestros objetivos sino que estamos peor de lo que estábamos antes de empezar la guerra. Y no me refiero solo a la posibilidad de recuperar las islas, a partir de esa errónea decisión nuestro poder militar no ha cesado de reducirse por las pérdidas durante los combates y también por las presiones internas y externas para que esto fuera así. Perdimos en lo militar, lo político y en lo estratégico ya que aún hoy hablamos de embargos y bloqueos, a mi hoy no me quedan dudas de que fue una decisión equivocada.

    Dejar un comentario:


  • planeador
    respondió
    Originalmente publicado por RCTAN8 Ver Mensaje
    Creo que cualquier acción militar de nuestra parte hubiera desencadenado una respuesta acorde por parte de Inglaterra.
    De acuerdo, pero eso lo vemos hoy. En aquella época la Junta Militar se consideraba amparada por el gobierno norteamericano por haber hecho los trabajos "sucios" en esta parte del continente con grupos de tareas designadas al efecto. Esta circunstancia y seguramente algún manejo propio de la inteligencia británica habilitó a la Junta Militar a considerar que una acción rápida podría tener resultados espectaculares respecto a cambiar la situación jurídica del tema Malvinas. Hasta es probable que se considerara que luego nuestro país no solo recuperaría las islas sino que además, sería en el futuro el "gendarme" en esta parte del Atlántico sur, para lo cual nuestro país sería beneficiario de material bélico acorde al compromiso que asumirían las fuerzas armadas argentinas.

    Una verdadera ingenuidad, pero claro, la estamos leyendo con el diario del día lunes.

    Una cosa era asumir la soberanía de las islas por una semana, encarcelar y trasladar las autoridades designadas por Inglaterra a su país de origen, designar autoridades en representación del país con los propios habitantes de las islas y paso seguido, traer nuestras Fuerzas Armadas al continente. Cumplíamos con la ruptura de la posesión británica y poníamos en el tapete el tema de que Argentina, por todo lo que había brindado a la política anti comunista, estaba habilitada para integrar el gran club de los principales países de occidente.

    Seguramente esto también lo veían los integrantes de la Junta Militar a través del cristal de los vasos de whisky que seguramente eran servidos a discreción.

    Otra ingenuidad o en todo caso, una verdadera estupidez.

    Luego se produjo lo inimaginable: Galtieri se consideró Perón cuando al pueblo reunido en la plaza daba los vítores a la acción militar encarada.

    Volver las tropas ???? Ni pensarlo, que venga el Principito que lo estamos esperando. !!!!!!

    Así se escribió la historia.

    En fin. Re-ocupar las islas ( para que no se enojen los foristas con el término invadir) no hubiera sido tan catastrófico si se hubiera decidido cumplir con el plan original. Insisto, es mi personal opinión.

    Saludos.


    Dejar un comentario:


  • RCTAN8
    respondió
    Creo que cualquier acción militar de nuestra parte hubiera desencadenado una respuesta acorde por parte de Inglaterra.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Dejando de lado mis sentimientos como argentino y mi sensación de impotencia ante la ocupación ilegal de los ingleses desde hace 150 años, sinceramente sigo sin entender muy bien que les pudo haber pasado por la cabeza en aquella época a la junta militar y a todos los oficiales inmediatamente de grado inferior, que también formaron parte de aquella toma de decisiones de ir a la guerra… Y digo a la guerra, porque aunque las primeras acciones no fueron violentas sino pacíficas y respetando a la población civil del lugar, las acciones y la ocupación en si, fueron una acción militar y una declaración de guerra y nada menos que contra Inglaterra, el segundo país de la OTAN en importancia dentro de esa estructura…
    La complejidad de las acciones y la conducta de los humanos y de los individuos en particular, es a veces compleja y escribe capítulos y verdaderos tratados de psicología… y generaciones enteras estudian las causas o factores que las originan y sus consecuencias…
    Pero aquí se trataba de todo una junta de gobierno, con sus militares subalternos, ministros y asesores…Sigo si entender muy bien que les pasó por la cabeza en ese momento a los que estaban al frente del país para tomar semejante decisión y correr semejante riesgo a nivel de todo el país y las consecuencias futuras que podría acarrear.

    Dejar un comentario:


  • gusmac
    respondió
    Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje

    Me parece que el gran error de la Junta Militar no fue haber seguido el plan original: Invadir, sacar a las autoridades británicas y enviarlas a Inglaterra, designar autoridades (Intendente y Concejo Deliberante) de los mismos habitantes de las islas en representación de nuestro país (en tales circunstancias no dudo que los isleños lo hubieran aceptado de buen o mal grado), lo que hubiera quedado transcripto en documentación firmada por las partes, haciendo regresar las tropas argentinas al continente y esperar la resolución de la ONU. De esta manera se cumplía con el aspecto jurídico posesorio, designábamos autoridades a los propios isleños en representación de la gobernación provincial de la que depende las Islas Malvinas y se evitaba el conflicto armado.

    Algunos piensan que en algún momento, sin necesidad de invadir militarmente Inglaterra cedería las Islas a nuestro país. Pero me parece que ello era una simple suposición frente al hecho de la posesión pública, cuasi pacífica ( por las oposiciones de nuestro país en los organismos multilaterales) e ininterrumpida de casi ciento cincuenta años de los británicos. Que se hicieran vuelos de AA, que YPF operara en el territorio isleño y que alguno de sus habitantes se atendieran en nuestros sanatorios o estudiaran en nuestras Universidades, a mi criterio de ninguna manera lo consideraría un avance en el recupero por vía pacífica de dicho territorio.

    Mas aún si consideramos que la región ya había sido considerada por la OTAN y por USA como plataforma militar en la expansión al Atlántico Sur y el futuro de la situación legal en la Antártida.

    Mas allá de las verdaderas razones de política interna de la Junta Militar (diría casi electoralistas) lo cierto es que cumplir estrictamente con lo expresado en el primer parágrafo, que según lo conocido públicamente era el plan original, no hubiera sido negativo.

    Por supuesto, es una opinión estrictamente personal.

    Saludos.
    Estimado Planeador un solo error en su relato: no se invade lo que es propio, se recupero militarmente
    abrazo

    Dejar un comentario:


  • planeador
    respondió
    RCTAN8 ....Es fácil opinar hoy sobre las decisiones tomadas hace más de tres décadas por la junta militar y sobre las probabilidades de que los ingleses hicieran lo que finalmente hicieron, venir con todo. La pregunta que queda flotando es la siguiente: ¿no debimos confiar en una resolución diplomática en lugar de intentar por la fuerza?
    Me parece que el gran error de la Junta Militar no fue haber seguido el plan original: Invadir, sacar a las autoridades británicas y enviarlas a Inglaterra, designar autoridades (Intendente y Concejo Deliberante) de los mismos habitantes de las islas en representación de nuestro país (en tales circunstancias no dudo que los isleños lo hubieran aceptado de buen o mal grado), lo que hubiera quedado transcripto en documentación firmada por las partes, haciendo regresar las tropas argentinas al continente y esperar la resolución de la ONU. De esta manera se cumplía con el aspecto jurídico posesorio, designábamos autoridades a los propios isleños en representación de la gobernación provincial de la que depende las Islas Malvinas y se evitaba el conflicto armado.

    Algunos piensan que en algún momento, sin necesidad de invadir militarmente Inglaterra cedería las Islas a nuestro país. Pero me parece que ello era una simple suposición frente al hecho de la posesión pública, cuasi pacífica ( por las oposiciones de nuestro país en los organismos multilaterales) e ininterrumpida de casi ciento cincuenta años de los británicos. Que se hicieran vuelos de AA, que YPF operara en el territorio isleño y que alguno de sus habitantes se atendieran en nuestros sanatorios o estudiaran en nuestras Universidades, a mi criterio de ninguna manera lo consideraría un avance en el recupero por vía pacífica de dicho territorio.

    Mas aún si consideramos que la región ya había sido considerada por la OTAN y por USA como plataforma militar en la expansión al Atlántico Sur y el futuro de la situación legal en la Antártida.

    Mas allá de las verdaderas razones de política interna de la Junta Militar (diría casi electoralistas) lo cierto es que cumplir estrictamente con lo expresado en el primer parágrafo, que según lo conocido públicamente era el plan original, no hubiera sido negativo.

    Por supuesto, es una opinión estrictamente personal.

    Saludos.

    Dejar un comentario:


  • RCTAN8
    comenzado un tema Inglaterra y la recuperación de Malvinas

    Inglaterra y la recuperación de Malvinas

    Les presentaré un interrogante solo para disparar un intercambio de ideas sobre el tema: ¿Haber intentado recuperar las Malvinas por la fuerza fue una acción "inteligente"?

    Una de los aspectos a tener en cuenta en cualquier análisis de evolución de la situación estratégica es considerar analogías históricas que puedan dar una visión de lo que podría ocurrir si tomáramos un determinado curso de acción, otro tan importante como el mencionado es un análisis biográfico y psicológico de los decisores en oposición. De ninguna forma se pueden extraer certezas respecto a la evolución de la situación aunque si como la misma podría evolucionar. Asímismo analizar al actor decisor de la contraparte, es también un indicador importante de como se comportará ante la situación que se plantea.

    Dicho esto les cuento que hace pocos días tuve la oportunidad de ver "La hora más oscura" que deja bien en claro la situación que se vivía en Inglaterra y el espíritu que animó a Winston Churchill para enfrentar a Alemania con Hitler a la cabeza. El cuatro de junio de 1941 el primer ministro británico, Churchill, pronuncia un discurso frente al parlamento inglés de cuyo texto rescato el último párrafo porque marca a las claras que podían esperar nuestros comandantes cuando tomaron la decisión de recuperar las islas Malvinas por la fuerza en abril de 1982:
    .
    ...Por más grandes extensiones de Europa y muchos Estados antiguos y famosos hayan caído o puedan caer en poder de la Gestapo y de todo el espantoso aparato del régimen nazi, no vamos a flaquear ni a fracasar sino que seguiremos hasta el final. Combatiremos en Francia, combatiremos en los mares y los océanos, combatiremos cada vez con mayor confianza y fuerza en el aire; defenderemos nuestra isla a cualquier precio. Combatiremos en las playas, en los lugares de desembarco, en los campos y en las calles; combatiremos en las montañas; no nos rendiremos jamás; y por más que esta isla o buena parte de ella quede dominada y hambrienta, algo que de momento no creo que ocurra, nuestro imperio de ultramar, armado y protegido por la Flota británica, continuará la lucha hasta que, cuando Dios quiera, el Nuevo Mundo, con todo su poder y su fuerza, dé un paso al frente para rescatar y liberar al Viejo.

    .
    La contraparte de Galtieri en Inglaterra fue Margaret Tatcher quien, hay que destacar, era conocida por el apodo de "dama de hierro" por la firmeza con la que conducía a su gabinete y tomaba las decisiones políticas, económicas y de impacto sociales.

    Es fácil opinar hoy sobre las decisiones tomadas hace más de tres décadas por la junta militar y sobre las probabilidades de que los ingleses hicieran lo que finalmente hicieron, venir con todo. La pregunta que queda flotando es la siguiente: ¿no debimos confiar en una resolución diplomática en lugar de intentar por la fuerza?
    Una película dirigida por Joe Wright con Gary Oldman, Kristin Scott Thomas, Ben Mendelsohn, Lily James. Gran Bretaña, Segunda Guerra Mundial. Pocos días después de convertirse en Primer Ministro, Winston Churchill (Gary Oldman) debe tomar una difícil dec...
    Editado por última vez por RCTAN8; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/5725-rctan8 en 07/03/2018, 10:58.
Trabajando...
X