Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

    Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

    Me ha llegado a través del diputado Alberto Assef un documento elaborado por la Escuela de Defensa Nacional (EDENA) y que lo distribuyó a representantes del Congreso Adolfo Koutoudjian. Este documento lo elaboró una una mesa integrada por el Cnl. (R) Dr. Héctor Flores, el Dr. Mario Krieger, el Cnl. (R) Mg. Guillermo Lafferrière, el Cnl. (R) Lic Marcelo Rozas Garay, el Dr. Thomas Scheetz, y el Dr. José Manuel Ugarte

    Situación de la defensa nacional de Argentina, sus causas, y sus posibles remedios.

    Mesa sobre Política de Defensa-Escuela de Defensa Nacional.

    1. Situación.
    La defensa nacional de Argentina está en una situación grave, caracterizada por la falta de inversión, la obsolescencia del material bélico, con una manifiesta insuficiencia de fondos para adquisiciones y para funcionamiento, lo que se refleja en la falta de un adecuado mantenimiento del material, en un adiestramiento insuficiente del personal y en la pérdida de capacidades operacionales.

    El número de personal de tropa es significativamente inferior al personal de suboficiales, con una gran desproporción entre el personal de los diversos grados, con hipertrofia en los grados superiores, aspecto que incide negativamente en la dotación y capacidad de las unidades operativas por la insuficiencia en número que genera y por el alto promedio de edad, significativamente mayor que el que puede observarse en otras fuerzas armadas. Además, existe un sobredimensionamiento del personal civil y en general de las estructuras burocráticas, respecto de las operativas, carencia de reservas y la falta de una ley de movilización, que con criterios de movilización modernos contribuya a modificar esta situación.

    La política de recursos humanos y la falta de un proceso de modernización dieron lugar a deformaciones estructurales que aún persisten. Además, la falta de un presupuesto adecuado que permitiera la capacitación permanente, la actividad operacional y un horizonte profesional de largo plazo, crearon una situación de desmotivación y desprofesionalización que incidió en la capacidad operativa, ya sea por el abandono de las filas para dedicarse a otra actividad más atractiva o mejor rentada o por la mera pérdida de las aptitudes profesionales producto del reducido entrenamiento.

    El planeamiento para determinar las capacidades del instrumento militar conjunto ha perdido la continuidad, carencia que en la práctica ha dejado libradas las escasas adquisiciones militares a un proceso que sólo busca atender la coyuntura y que se encuentra influenciado por la capacidad de negociación de la respectiva Fuerza, perdiéndose así la visión estratégica que debiera imperar en el diseño de fuerzas armadas.

    Además, la Argentina ha perdido la capacidad de producción de armamento básico y munición que poseía desde mediados del siglo pasado. Aunque se ha creado la Secretaría de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa y existen iniciativas para cierta reactivación de los establecimientos que integran la Dirección General de Fabricaciones Militares, la producción de éstos es casi totalmente de carácter civil.

    Esta es una situación atribuible a todos los gobiernos y a ninguno en particular. Desde la restauración de la democracia no se ha puesto énfasis en la implementación de un verdadero plan que contemple la modernización y reestructuración de las fuerzas armadas, dotándolas de capacidades y de una estructura adecuada, más aún cuando se generó el marco legal que lo contemplaba e iniciativas donde la siempre presente escasez de recursos, agravada progresivamente, privó de aplicación real a muchos de tales avances. Podemos afirmar que no ha existido plan alguno de reequipamiento de las Fuerzas Armadas, sino algunas adquisiciones de oportunidad, en general de material usado.

    No habrá de creerse que estamos revelando secretos. Se trata de una situación absolutamente pública en el ámbito internacional, lo que no deja de constituir uno de los peligros. En el número correspondiente a 2014, la publicación especializada Military Balance señala que en el caso argentino, aunque están en marcha planes para reequipar las fuerzas armadas …la obtención ha sido apoyada financieramente de modo muy inadecuado…Esto deja a las fuerzas armadas con equipamiento antiguo que es crecientemente difícil y caro para mantener, con resultados de baja disponibilidad y a menudo niveles bajos de alistamiento operacional…Hacia el fin de 2012, el avión de combate de la fuerza aérea Dagger ha estado en servicio por 40 años, y aunque ha visto limitadas modernizaciones en décadas pasadas, la flota está mostrando su edad…La Armada lucha con el mantenimiento, sufriendo tanto su flota de superficie, como su componente aéreo…

    Durante los años ‘80s y 90’s se fue incorporando o construyendo material proveniente de planes y contratos anteriores, como las corbetas Meko 140, blindados de la familia TAM o aviones de entrenamiento avanzado IA-63 Pampa. Pero también respecto de estos materiales, el tiempo ha transcurrido. En realidad, la última inversión significativa en defensa no originada en planes anteriores ha sido la adquisición a Estados Unidos entre 1993 y 1999 de 36 aviones McDonnell Douglas A-4M Skyhawk II –construidos en la década del ’70- a quienes se hizo una profunda recorrida y modernización, dotándose a 32 de ellos del radar APG-66 con capacidades reducidas. Aunque la modernización recibida brindó a tales aviones características interesantes como avión de ataque, la antigüedad de su diseño y su carácter subsónico impiden su empleo eficaz en otro rol. Concebida esta compra como una transición hacia otro equipamiento más moderno, nada se realizó en este sentido, por lo que el avión presuntamente más avanzado de la Fuerza Aérea Argentina es un avión de más de cuatro décadas.

    Lo mismo puede decirse del restante material aéreo de combate –parte del cual, como los Mirage IIIDA y EA, único avión utilizado por Argentina con capacidad fundamental de intercepción, ha sido reciente y solemnemente dado de baja evidenciándose lo ya conocido, que estañan fuera de servicio-. También la obsolescencia y/o falta de mantenimiento afecta al resto del material aéreo. Tal vez la mayor parte del material de la Armada pueda escapar a la calificación de obsolescencia, pero afronta problemas de mantenimiento y escasez presupuestaria para adiestramiento del personal. La antigüedad del material afecta asimismo a Ejército, más allá de modernizaciones parciales emprendidas.

    Recurriendo a la serie de ejecución presupuestaria 1989-2009 contenida en el apartado VI-5, páginas 103-105 del Libro Blanco de la Defensa 2010 es posible advertir que el gasto en personal, que representaba 63% en 1989, pasó a constituir a partir de 1993 el 80%, y así se mantuvo esencialmente hasta el fin de la serie. Ese porcentaje continúa siendo el actual. En operaciones y mantenimiento, que constituía el 31% en 1989, derivó en 1993 en el 17%, y en ese porcentaje se mantuvo, mientras los equipos envejecían. Las inversiones, que representaban un exiguo 5% en 1989, pasaron al 3% en 2009. Más aún: examinando, entre las inversiones, el rubro Sistemas de Armas, comprobamos que según la referida fuente, desde el comienzo de los ‘90 fueron casi nulas (0% en varios años) con un máximo en 1999 del 5% y alcanzando solo el 2% en 2009.

    Los presupuestos de 2014 y 2015, aunque reflejan aumentos nominales, contienen en realidad incrementos en gastos en personal, que continúan constituyendo aproximadamente un 80% del gasto, la inversión en sistemas de armas nunca sobrepasa 2%, y por lo tanto de escasa significación militar.

    Lo que resulta evidente, es que con un presupuesto de defensa que representa alrededor del 1% del PBI, y un gasto en personal del 80%, es imposible proveer a un mínimo reequipamiento a fuerzas armadas que arrastran largos períodos de desfinanciamiento, y que tampoco puede obtenerse un adecuado adiestramiento, ni obtenerse una razonable condición de alistamiento.

    Conviene señalar que en el Libro de la Defensa 2010 se destacó la circunstancia relativa a la reducción del Presupuesto de Defensa, señalándose que tal contracción no había sido acompañada por lineamientos políticos de redimensionamiento que permitiesen ajustar la organización y el funcionamiento del instrumento militar a una nueva realidad de recursos, limitándose el Ministerio de Economía a fijar topes presupuestarios y a proponer a priori una distribución inercial entre fuerzas, las jefaturas de éstas procedían a distribuirlos en forma compartimentada y atendiendo exclusivos criterios de priorización interna… Pese a advertirse tan claramente la raíz del problema, nada se hizo para solucionarlo.


    2. Las causas.

    ¿Cuáles son las causas de esta situación?
    ¿A qué obedece esta situación? La respuesta es simple: a la existencia de un verdadero corsé presupuestario, caracterizado por un presupuesto de defensa insuficiente, aunado a una estructura de personal militar sobredimensionada en los grados mayores, circunstancia que determina un excesivo gasto en personal. Ambas circunstancias han perdurado por décadas, agregándose la creciente incorporación de personal civil, sin que la dirigencia política interviniera en los referidos aspectos presupuestarios y en los aspectos duros de la política de defensa –política de personal, equipamiento, diseño de fuerzas, condición de alistamiento, etc.

    Durante los años ’84 y ’85 se redujo en un 50% el presupuesto de defensa, de los niveles de tiempo de guerra que poseía, hasta los habituales en Argentina para tiempo de paz. La sobredimensionada estructura de defensa que poseía Argentina en aquella época determinó la imposibilidad de su adecuada manutención con el presupuesto así reducido, por lo que el poder político de la época encomendó a las Fuerzas Armadas la realización de su propia reestructuración.

    Como consecuencia de ello, las Fuerzas Armadas redujeron drásticamente el número de vacantes para ingreso en los institutos militares y la incorporación de conscriptos, más aun a partir de la sanción de la Ley del Servicio Militar Voluntario, sin realizar otras modificaciones de significación. La inclusión de suplementos no remunerativos en los haberes de los Oficiales y Suboficiales en actividad a partir de los ´90 llegaron a significar casi el 50% de sus sueldos, hecho este que provocó que el personal mencionado optara por permanecer el mayor tiempo posible en actividad, envejeciendo la pirámide poblacional en los mayores grados. Allí tuvieron origen muchas de las deformaciones en la estructura de personal, que fueron agravándose con el tiempo.

    La década de los ‘90s fue testigo de la paulatina reducción del presupuesto de defensa en relación con el PBI, que pasó de un 2,5% aproximadamente 1% al final de la década. Si bien no se redujo el monto nominal en dólares, la progresiva subvaluación del dólar determinó un fuerte incremento en la proporción del gasto en personal respecto del total del gasto, desapareciendo en la práctica toda posibilidad de reequipamiento y comenzando las dificultades en materia de adiestramiento.

    Otra característica de la década estuvo constituida por la destrucción de las capacidades de producción para la defensa argentina, a través de su privatización –frecuentemente a precio vil, y para usos civiles- llegándose a casos como el Astillero “Ministro Manuel Domecq García”, destinado a la construcción de cuatro submarinos TR 1700 con partes fabricadas en Alemania, cuya sofisticada maquinaria fue subastada apresuradamente para dar lugar a la instalación de la Feria de Milán, o la Fábrica Militar de Armas Portátiles “Domingo Matheu”, desactivada para proceder a la venta de los terrenos donde se asentaba. Además, la explosión de la planta de carga de munición de la Fábrica Militar de Río Tercero determinó que el país perdiera hasta el momento su capacidad de fabricación de munición de artillería.

    Párrafo aparte merece la sanción de la Ley N° 24.948 de Reestructuración de las Fuerzas Armadas, así como la falta de cumplimiento de las previsiones de incremento presupuestario y de reequipamiento que contenía. El nuevo siglo determinó el mantenimiento de la pauta presupuestaria del 1% del PBI, y la perpetuación de las desproporciones en materia de estructuras y de personal, así como la imposibilidad de reequipamiento alguno.

    En definitiva, desinversión, falta de reestructuración, obsolescencia casi absoluta del material, virtual inexistencia de capacidades reales de producción para la defensa, insuficiencia de personal de tropa y deformaciones estructurales en materia de personal, unidades incompletas, constituyen el cuadro al que se enfrenta la defensa nacional argentina.


    3. Soluciones.
    A nuestro juicio, existe una urgencia prioritaria, consistente en la renovación del obsoleto material de guerra de las Fuerzas Armadas argentinas, en un marco de reestructuración e inversión inmediata y gradual. Poco del material referido es realmente modernizable. La edad de la casi totalidad del material de guerra argentino determina que cuando la modernización es posible, las capacidades que se recuperan nunca son equivalentes al material moderno, y se mantienen altos costos de mantenimiento y dificultades para obtención de presupuesto. Es necesario, pues, renovar el material más importante; muy especialmente aviones de combate –prioridad absoluta- y blindados. Parte de la flota de guerra, en cambio, entendemos que aún es susceptible de modernización.

    Es imposible que con el presupuesto actual, algo menor del 1% del P.B.I., pueda realizarse renovación de material alguno; exclusivamente alcanza para los gastos en personal y, parcialmente, para los de funcionamiento. Por tanto, un moderado incremento presupuestario parece inevitable para asegurar fondos en cantidad suficiente para un adecuado adiestramiento y mantenimiento del material, así como para afrontar el pago de los créditos que habrán de ser tomados para realizar el necesario reequipamiento de nuestro instrumento militar.

    También es requerida una reestructuración del personal militar y civil, que debiera comenzar y realizarse conjuntamente con el reequipamiento previsto, teniendo como objetivo el logro de una adecuada relación entre el personal de los diferentes grados, la reducción de las áreas administrativas y burocráticas, y la reducción del personal civil en las Fuerzas Armadas, al mínimo necesario para el adecuado desarrollo de las funciones de las referidas Fuerzas. La aludida reestructuración debe realizarse con el necesario cuidado para preservar el capital humano que será necesario en un diseño de fuerzas, planificado para el mediano plazo.

    Consideramos, .en definitiva, que se pueden y deben realizar economías en personal, a través de la reducción de áreas administrativas y burocráticas, racionalización en materia de personal civil, y a través de una adecuada reestructuración, que restablezca una adecuada relación entre cuadros y tropa.

    En este punto, mientras los restantes integrantes de la Mesa proponen el inicio inmediato de la reestructuración, el Cnel. Dr. Flores propone que las aludidas economías deberán tener una relación directa con los nuevos medios a incorporar, los que en general proporcionaerían mejores capacidades con menores recursos en personal.

    También es preciso determinar cuáles son los objetivos y prioridades de nuestra defensa, porque de ellos habrá de derivarse el diseño de nuestro instrumento militar.

    • Postulamos que inicialmente deberían constituir los objetivos prioritarios, los siguientes: el control efectivo del espacio aéreo argentino, el control naval del Mar Argentino, la defensa de la Patagonia, la capacidad de rápido despliegue en todo el territorio nacional y del Atlántico Sur.
    • Asegurar la presencia en la Antártida.
    • Mantener la capacidad de participar en misiones de paz bajo mandato de Naciones Unidas, así como preservar y fortalecer la presencia argentina en la Fuerza de Paz Combinada “Cruz del Sur”

    El diseño de fuerzas, en consecuencia, tenderá a obtener las capacidades militares conjuntas para la defensa eficaz con carácter prioritario de tales objetivos, sin perjuicio de proveer a la defensa del conjunto del territorio nacional, obteniendo la necesaria flexibilidad para poder enfrentar los conflictos de diversas características que pudieran presentarse.

    La determinación de tales objetivos y prioridades requiere de la acción del Consejo de Defensa Nacional (CODENA). El funcionamiento de dicho órgano con carácter constante tiene importancia fundamental, tanto para establecer las bases del planeamiento de los aspectos no militares de la defensa –como la movilización y la protección civil para caso de guerra- como para proporcionar el diagnóstico comprensivo del escenario internacional y bases adecuadas para la emisión, por parte del Presidente de la Nación, de la Política de Defensa Nacional.

    El diseño de fuerzas tenderá a la defensa del país ante posibles agresiones militares extranjeras. Otras funciones tendrán carácter subsidiario, y su cumplimiento estará supeditado a la existencia de capacidades remanentes.

    Consideramos necesario un incremento presupuestario que, combinado con economías en materia de personal –derivadas tanto de la reestructuración que permita recomponer la pirámide de personal, de la reducción de personal civil, como de la reducción de estructuras administrativas y burocráticas- permita, recurriendo al crédito a largo plazo habitual en estos casos, recomponer el equipamiento de nuestras Fuerzas Armadas.

    La reestructuración a llevar a cabo en el ámbito de los recursos humanos, deberá permitir el incremento sustancial del personal de tropa, el análisis del nivel salarial del personal militar con respecto a sus pares de la administración pública y demás fuerzas federales y a un verdadero programa que permita volver a motivar y profesionalizar en tiempo completo a sus integrantes.

    También es de importancia restablecer las capacidades de producción para la defensa. Fabricaciones Militares debiera dedicarse fundamentalmente a la producción de armamento básico y de munición, incluyendo armamento portátil –moderno- artillería y su respectiva munición, armamento aerolanzable, etc. Alcanzadas esas capacidades imprescindibles, sin perder algunos desarrollos realizados, cabría encarar con la colaboración de CITEDEF e INVAP la producción de mayor sofisticación, estimulando la cooperación de la industria privada, particularmente en aspectos tales como ciberdefensa y nanosatélites, entre otros posibles.

    Resulta imperioso tramitar y sancionar las Leyes sobre Reservas, Movilización y Obtención de Medios para la Defensa, y poner en marcha un eficaz sistema de reservas.

    En materia de equipamiento, es necesario encarar con recurso al crédito la renovación integral del material bélico argentino, dotando al país de una capacidad razonable de interdicción aérea moderna, todo tiempo, así como allegar recursos para el adecuado adiestramiento de los pilotos.

    Contar con recursos para un adecuado patrullaje naval del Mar Argentino es también prioritario, así como la modernización de los buques de la Armada, la modernización y refuerzo, dentro de ésta, del arma submarina, y la planificación de la próxima Armada.

    Renovar integralmente el material del Ejército, sus blindados, su capacidad de fuego en todos los niveles, la movilidad estratégica y táctica y su capacidad logística de campaña.
    Completar el equipamiento comprometido internacionalmente ante la ONU para la Fuerza de Paz combinada “Cruz del Sur”, para su componente terrestre, aéreo y marítimo.

    Resulta fundamental en este aspecto considerar que la situación de paz y cooperación imperante en el ámbito regional brinda una ventana de oportunidad que es preciso aprovechar. Aunque es preciso trabajar para fortalecer y perfeccionar la integración regional, nadie puede garantizar que tal situación sea eterna, o que el país no sea objeto de ataque por parte de una potencia extrarregional. Por ello, es preciso aprovechar el tiempo para superar tres décadas de inacción.

    En definitiva, las medidas aquí propuestas permitirían contar en un lapso razonable con un instrumento militar eficaz.

    Finalmente, resulta inevitable señalar aquí que entre diversas propuestas que han sido hechas con relación al instrumento militar argentino, se encuentran aquellas que propugnan la dedicación de las Fuerzas Armadas, a actuar frente al delito común, ámbito propio de la seguridad interior.

    Rechazamos que las fuerzas armadas asuman tareas policiales y afirmamos que su accionar operativo en ese ámbito debe circunscribirse a lo previsto en los Art 27, 31 y 32 de la Ley 24.059.

    Las Fuerzas Armadas son instituciones preparados para la guerra, cuya doctrina, adiestramiento y equipamiento debe estar concebido para responder a una agresión externa de carácter militar. La guerra implica el empleo de la máxima violencia para responder a un enemigo que se identifica y actúa como tal contra nuestros intereses vitales, que está organizado y está dotado de armamento con alto poder destructivo.

    La seguridad interior requiere la aplicación, cuando fuera imprescindible, de la mínima violencia requerida para hacer cesar la resistencia de una persona o grupo de personas cuya vida e integridad física deben preservarse, para someterla a juzgamiento y a la eventual aplicación de la pena; personal conocedor de la legislación penal y procesal penal, con capacidades de investigación criminal, criminalística y policía científica para esclarecer delitos, apto para cooperar con el órgano judicial en la obtención de pruebas para el proceso penal.

    La dedicación de las Fuerzas Armadas a la seguridad interior no sólo resulta innecesaria en un país como Argentina, que tiene una relación policía/habitante que está entre las más altas del mundo. Implicaría la destrucción definitiva de tales Fuerzas como elementos fundamentales de la defensa nacional, al erosionar precisamente la aptitud fundamental de nuestras Fuerzas Armadas, que es la de protagonizar la guerra en defensa de la soberanía e integridad territorial del país.

    4. Conclusiones
    Resulta aquí inevitable la reflexión relativa a que la real independencia de un país, más allá de las declaraciones, resulta de la posesión de capacidades para una defensa eficaz.

    Hoy, Argentina no depende de sus propias capacidades para defender sus intereses frente a la agresión externa, depende precariamente de la buena voluntad de otros países y de la situación de paz y cooperación imperante en la región, cuyo mantenimiento está sustentado sólo parcialmente en el accionar diplomático argentino. Olvidamos peligrosamente que esta situación siempre es susceptible de variar ante fuertes cambios políticos y que está sujeta a crisis o conflictos externos o internos de los países.

    Al mismo tiempo, la aspiración argentina a construir un sistema de defensa subregional suramericano, requiere de nuestra contribución activa y el aporte de capacidades militares que actualmente no poseemos.

    La protección de los intereses nacionales de Argentina requiere indudablemente del talento político de su dirigencia, de la habilidad de su diplomacia, de la paulatina y exitosa construcción de la integración regional suramericana…pero también de un instrumento militar moderno y eficaz, que sirva de columna vertebral de una sociedad consciente de la importancia de… proveer a la defensa común…

    La política del avestruz, que ignora los riesgos, o la dedicación de las fuerzas armadas a funciones policiales –que constituirían su muerte definitiva- no solucionan los riesgos evidentes a que Argentina está sometida.
    Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 23/12/2015, 11:33.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  • #2
    Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

    Hay que tener en cuenta que Argentina, quedo condicionada economica y financieramente por la importante deuda externa que naturalmente tambien impacto en materia de defensa.

    Comentario


    • #3
      Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

      Resumiendo el texto del EDENA concluye que, poco material de las FFAA es modernizable. Sólo la FLOMAR y el TAM pueden ser modernizados.

      La renovación de la flota de aviones de combate es "prioridad absoluta" tanto el del reemplazo del Mirage y como del A-4AR

      DGFM deberá retomar la fabricacion de armas portátiles (pistolas y un nuevo fusil fabricado en FM)

      La aspiracion argentina de construir un sistema de defensa regional requiere contar de equipamiento que el pais por el momento no tiene.

      Propone economizar el gasto en personal administrativo que hoy está sobredimensionado y destinarlo al reequipamiento, junto con el crédito, tanto para comprar aviones de combate como para material para el ejército.

      La Argentina no depende de sus propias capacidades para la defensa de su territorio (es una pérdida de soberanía) y confìa demasiado en la buena voluntad de sus vecinos.

      Rechaza la "politica avestruz" de ignorar o negar las hipòtesis de conflicto o usar las FFAA para seguridad interna.
      Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 23/12/2015, 14:20.
      Julio Gutièrrez
      Administrador del Foro
      Aviacionargentina.net

      Comentario


      • #4
        Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

        Por lo dicho parece ser que el Pucará no va.
        Aunque yo creo que se actualizará parte de la flota.

        Comentario


        • #5
          Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

          Es tan grave la situación que hace al menos un año y medio atrás, conversando con un político que me pidió un panorama de la Defensa Nacional, intenté esbozar lo que pensaba al respecto, entonces me hizo la pregunta clave en el más crudo lenguaje: ¿cuanto sale todo esto? Respondí en el mismo tono: - Mirá, calcula que el paquete completo incluyendo compras, repuestos, capacitación, etc. no menos de 20 o 25 mil millones de dólares distribuidos en unos 15 años. Me miró y me dijo: - Olvidate, son cuatro turnos presidenciales y ningún voto...
          RCTAN8
          "Vis pacem, para bellum"
          "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
          (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

          Comentario


          • #6
            Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

            En el informe me parece que se omite mencionar una causa de la situación actual y como consecuencia de ella, los instrumentos a elaborar en función de cumplir con dicho objetivo.

            Y me refiero como causa, a mi criterio el origen de todos los males, del desinterés de la mayoría de la población argentina sobre nuestras Fuerzas Armadas. Causa de la que no han sido ajenas al involucrarse en la política a través de los sucesivos golpes de Estado y como colofón, por un accionar específico militar - la batalla de Malvinas - tendenciosamente desacreditado por oscuros intereses.

            No he visto en este punto la búsqueda de la concientización de la ciudadanía que las Fuerzas Armadas no solo son parte del Estado Argentino, sino que además, son aquellos que deberán defender nuestra soberanía en caso de agresión externa, cualquiera esta fuere.

            Concientización que debe partir desde la escuela primaria, pasando por la secundaria hasta llegar a los claustros universitarios. No he visto en estos años por parte de las mas altas autoridades militares una intención de revertir esta imagen negativa, accionar que si bien se encuentra limitado conforme sus funciones castrenses, pueden y deberían haberlo hecho. Hay innumerables formas de que el ciudadano tenga presente a la profesión del militar, como lo tiene de los médicos, ingenieros, economistas, etc. etc.

            Mi pensamiento parte de una lógica simple: nadie hará por mi lo necesario para satisfacer mis necesidades. Y los profesionales militares deben hacer su mea culpa y preguntarse si el síndrome Junta Militar y Malvinas aún no los está afectando.

            Realmente no merecen pasar lo que están viviendo pero por sobre todo, porque el país necesita de unas Fuerzas Armadas que puedan cumplir su rol y la ciudadanía debe tomar conciencia de ello.

            Saludos cordiales.
            Editado por última vez por planeador; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4262-planeador en 23/12/2015, 18:37.

            Comentario


            • #7
              Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

              Muy bueno el artículo. Me pareció sincero y objetivo.

              *******************

              Y me refiero como causa, a mi criterio el origen de todos los males, del desinterés de la mayoría de la población argentina sobre nuestras Fuerzas Armadas. Causa de la que no han sido ajenas al involucrarse en la política a través de los sucesivos golpes de Estado y como colofón, por un accionar específico militar - la batalla de Malvinas - tendenciosamente desacreditado por oscuros intereses.
              No soy argentino, pero me encuentro a veces a algunos por las redes, casi siempre veinteañeros. Les conté del tronador, del Vex1b (que no sabían que se había lanzado con éxito), del Vex5, que no sabían que se iba a lanzar, y luego de su postergación ahora. Y más o menos me decían que era una lástima, pero que era lógico considerando las actuales finanzas argentinas.

              Eso de las actuales finanzas no es cierto y además que lo vale, y no creo que se necesite explicar eso. También "defensa" tiene su valor.

              Solo cuento esto porque me parece que sí, que la generalidad argentina no se da cuenta de qué cosa es un proyecto estratégico, que no sabe calcular bien cuales cosas son claves... Y como el gasto en "defensa" no debe ni ser exagerado, ni tampoco minimizado.
              Blog:
              El Tablero de Cronos

              Comentario


              • #8
                Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                Originalmente publicado por RCTAN8 Ver Mensaje
                Es tan grave la situación que hace al menos un año y medio atrás, conversando con un político que me pidió un panorama de la Defensa Nacional, intenté esbozar lo que pensaba al respecto, entonces me hizo la pregunta clave en el más crudo lenguaje: ¿cuanto sale todo esto? Respondí en el mismo tono: - Mirá, calcula que el paquete completo incluyendo compras, repuestos, capacitación, etc. no menos de 20 o 25 mil millones de dólares distribuidos en unos 15 años. Me miró y me dijo: - Olvidate, son cuatro turnos presidenciales y ningún voto...
                No sabría decir cuantos más votos podría haber, pero, tengo mis motivos de esperanza para creer que no es así.
                Si a la despedida de los Mirage en Tandil acudieron 200.000 personas, me parece que el tema militar está mas arraigado en la población de lo que se puede ver a simple vista.

                Este rencoroso gobierno despreció a la Fuerzas Armadas y todo lo que tuviera que ver con ellos. El tema despareció de los medios.

                Si volvemos a los tradicionales desfiles militares del 25 de Mayo y el 9 de Julio, ahí podremos ver que tan popular es el tema militar.

                ¿Qué pasaría si acudieran 500.000 personas a ver el desfile? Número que no creo descabellado.
                De acá al 25 de Mayo es una fecha muy cercana, no habrá ninguna renovación de material, ¿y que veremos desfilar? seguramente no habrá ningún interceptor supersónico por los aires, algunos Pucará y Pampas, y el Ejército su paupérrimo, miserable y anticuado equipamiento. La Marina lo que pueda andar en tierra.
                En síntesis se verá el lamentable estado en que se encuentran.

                Espero que una gran concurrencia, haga cambiar la opinión de que el tema no arrastra votos y que el kirchenismo-cristinismo ha fracasado en crear el desprecio en la población a nuestras Fuerzas Armadas.
                Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 24/12/2015, 09:11.

                Comentario


                • #9
                  Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                  Originalmente publicado por BND Ver Mensaje
                  No sabría decir cuantos más votos podría haber, pero, tengo mis motivos de esperanza para creer que no es así.
                  Si a la despedida de los Mirage en Tandil acudieron 200.000 personas, me parece que el tema militar está mas arraigado en la población de lo que se puede ver a simple vista.

                  Este rencoroso gobierno despreció a la Fuerzas Armadas y todo lo que tuviera que ver con ellos. El tema despareció de los medios.

                  Si volvemos a los tradicionales desfiles militares del 25 de Mayo y el 9 de Julio, ahí podremos ver que tan popular es el tema militar.

                  ¿Qué pasaría si acudieran 500.000 personas a ver el desfile? Número que no creo descabellado.
                  De acá al 25 de Mayo es una fecha muy cercana, no habrá ninguna renovación de material, ¿y que veremos desfilar? seguramente no habrá ningún interceptor supersónico por los aires, algunos Pucará y Pampas, y el Ejército su paupérrimo, miserable y anticuado equipamiento. La Marina lo que pueda andar en tierra.
                  En síntesis se verá el lamentable estado en que se encuentran.

                  Espero que una gran concurrencia, haga cambiar la opinión de que el tema no arrastra votos y que el kirchenismo-cristinismo ha fracasado en crear el desprecio en la población a nuestras Fuerzas Armadas.
                  Estimado, buenos días, no recuerdo a que jornada de puertas abiertas de la FAA hubo más de 1000000 de visitantes y así estamos. O por algún análisis de algún politólogo x ese público no necesariamente representa un voto, o hay alguien que es bastante corto para observar eso.

                  Saludos,

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                    El Ministro de Defensa envió un mensaje de Navidad al personal de las FFAA, (algo que no sé si hacian los anteriores minsitros) les hablò de devolverles la dignidad. Y entiendo que la dignidad se refiere a volver a cumplir la mision para la cual han ingresado a las FFAA. La defensa del territorio y sentirse útiles. No ir a trabajar a las villas porque no son asistentes sociales, sino soldados que se preparan para la Defensa.
                    Julio Gutièrrez
                    Administrador del Foro
                    Aviacionargentina.net

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                      Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
                      Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                      Me ha llegado a través del diputado Alberto Assef un documento elaborado por la Escuela de Defensa Nacional (EDENA) y que lo distribuyó a representantes del Congreso Adolfo Koutoudjian. Este documento lo elaboró una una mesa integrada por el Cnl. (R) Dr. Héctor Flores, el Dr. Mario Krieger, el Cnl. (R) Mg. Guillermo Lafferrière, el Cnl. (R) Lic Marcelo Rozas Garay, el Dr. Thomas Scheetz, y el Dr. José Manuel Ugarte

                      Situación de la defensa nacional de Argentina, sus causas, y sus posibles remedios.

                      Mesa sobre Política de Defensa-Escuela de Defensa Nacional.

                      .
                      Muy buen aporte para el debate! Hace rato que se necesitaba la opinión de gente instruida y con amplio conocimientos más detallados del tema.

                      Saludos

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                        Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje
                        En el informe me parece que se omite mencionar una causa de la situación actual y como consecuencia de ella, los instrumentos a elaborar en función de cumplir con dicho objetivo.

                        Y me refiero como causa, a mi criterio el origen de todos los males, del desinterés de la mayoría de la población argentina sobre nuestras Fuerzas Armadas. Causa de la que no han sido ajenas al involucrarse en la política a través de los sucesivos golpes de Estado y como colofón, por un accionar específico militar - la batalla de Malvinas - tendenciosamente desacreditado por oscuros intereses.

                        No he visto en este punto la búsqueda de la concientización de la ciudadanía que las Fuerzas Armadas no solo son parte del Estado Argentino, sino que además, son aquellos que deberán defender nuestra soberanía en caso de agresión externa, cualquiera esta fuere.

                        Concientización que debe partir desde la escuela primaria, pasando por la secundaria hasta llegar a los claustros universitarios. No he visto en estos años por parte de las mas altas autoridades militares una intención de revertir esta imagen negativa, accionar que si bien se encuentra limitado conforme sus funciones castrenses, pueden y deberían haberlo hecho. Hay innumerables formas de que el ciudadano tenga presente a la profesión del militar, como lo tiene de los médicos, ingenieros, economistas, etc. etc.

                        Mi pensamiento parte de una lógica simple: nadie hará por mi lo necesario para satisfacer mis necesidades. Y los profesionales militares deben hacer su mea culpa y preguntarse si el síndrome Junta Militar y Malvinas aún no los está afectando.

                        Realmente no merecen pasar lo que están viviendo pero por sobre todo, porque el país necesita de unas Fuerzas Armadas que puedan cumplir su rol y la ciudadanía debe tomar conciencia de ello.

                        Saludos cordiales.
                        No cohincido del todo con vos. Es cierto que gran parte de la población es muy desinteresada del tema militar, pero hay un gran porcentaje (que en caso de una elección te puede hacer la diferencia) que si les interesa. En cada jornada de puertas abiertas que realizan las FFAA se convoca una gran cantidad de multitudes (Por ej.: jornadas abiertas de la FAA, despedida de Mirage, visita de buques de la ARA, desfiles cívico-militares, etc). Un político inteligente dando un buen golpe de efecto y con publicidad (por ejemplo la compra de aviones de combate o nuevos tanques y exibirlos luego) puede generar una fuerte empatia del electorado. Además si contamos el personal militar y civil de las FFAA, más sus familiares y la gente vincualda indirectamente a las FFAA (proveedores, poblaciones aisladas con presencia de unidades militares, etc.) el universo de gente que vería con buenos ojos una mejora (ostencible) en las FFAA, no es para despreciar por ningún político. Aclaro, esto sólo visto desde el ojo político, no significa que comprando unos avioncitos o unos tanquesitos sea la solución para las FFAA
                        Por otro lado un presidente que tenga visión de estadista (no se aún si lo tenemos, el tiempo dirá) y quiera dar a la Argentina un lugar en el mundo y que la voz de nuestro pueblo y sus reclamos sean escuchados, necesita si o si tener unas FFAA fuertes y ostencibles, así es el mundo de hoy, nos guste o no.

                        Saludos

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                          CON LAS DEFENSAS BAJAS

                          Fernando Morales


                          Poco a poco; tal vez con mayor lentitud de la esperada para nosotros los ansiosos, las grillas de los organismos oficiales de ejecución y control se van llenando con los nombres de quienes tendrán a su cargo enderezar la nave de la república.

                          Nos alegramos con algunas designaciones, nos preocupan otras y algunas nos resultan incomprensibles, pero como buenos demócratas respetamos en todos los casos la potestad de quien resultó ungido por el voto popular, para elegir a sus colaboradores

                          Como siempre le digo mi querido amigo lector, en un mar revuelto por acuciantes problemas financieros, económicos y sociales -más el agregado de las cuestiones relacionadas con la seguridad, la salud, la educación y tantos otros-, colocar a la defensa nacional en un plano de igualdad con los anteriores puede sonar a sus oídos como un exceso literario; obra de una deformación profesional.

                          No obstante, unas casi doscientas mil personas, más su entorno familiar, trabajadores contratados, contratistas privados y proveedores, conforman una masa humana que holgadamente supera el millón de ciudadanos que viven por y para tareas relacionadas con la defensa nacional. Con una afectación del 1% del PBI merecen un toque de atención.

                          La destrucción de las estructuras militares del país obviamente no está en discusión, más allá de los discursos de circunstancia que generales, almirantes y brigadieres se ven obligados a decir puertas adentro de los cuarteles, como para que la tropa no se desbande.

                          Y más allá también de la innecesaria adhesión personal de las máximas autoridades militares a los postulados del relato K. Ellos habían jurado “defender a la Patria y a la Constitución Nacional hasta perder la vida”, en ningún momento prometieron adoctrinar a la tropa en las lides kirchneristas, inducir a sus subordinados a votar a un determinado candidato y mucho menos condenar al ostracismo militar a quienes no exteriorizaran desde el mando su subordinación a “Ella” y a sus amigos.

                          Pero así fueron las cosas y entonces la llegada al Ministerio de Defensa de un ministro (el ex diputado radical por La Rioja, Julio Martínez) al que durante años los mismos jefes militares que ahora se cuadran a su paso ningunearon cuando en su carácter de legislador hacia pedidos de informes para entender por ejemplo la nefasta reparación del rompehielos “Almirante Irizar”, la compra de chatarra rusa o la (afortunadamente suspendida) compra de aviones israelíes, hace que la cosa se complique un poco.

                          La historia reciente de la Patria aún presenta heridas abiertas por lo ocurrido en los años 70, con hechos que -de acuerdo a quien los relate- mutan de guerra anti guerrillera a matanza criminal por parte del Estado hacia jóvenes idealistas, con el aditamento de una controversia intelectual no resuelta (al margen de lo que ocurre en el ámbito de la justicia) entre la asignación de responsabilidades a los jerarcas político militares del Proceso, con los oficiales y tropa que cumplieron las órdenes recibidas.

                          Salvando las enormes diferencias entre aquella época y el régimen anteriormente en el poder, las FFAA de la Nación pasaron del desprecio liso y llano de 2004 (“No les tengo miedo…” les dijo Néstor, cuando gustaba de bajar cuadros) a la utilización lisa y llana de las mismas para la mera satisfacción de los intereses políticos de la facción en el poder antes que para sostener los superiores intereses de la Patria.

                          Almirantes y Generales (con mayor énfasis que los Brigadieres) compraron gustosos la idea de ser más militantes que militares, y embarcarse en las locuras irracionales de la “década ganada”. Fuimos a Ghana con la Fragata sin tener ni tan solo un estudio previo sobre lo que nos podía esperar allí. Y la mandamos a Cuba donde cosas no muy gratas acontecieron… y llenamos nuestros claustros militares con soldados chavistas y mandamos mujeres militares como agregadas de defensa al exterior, más allá que no fueran militares de profesión, sino profesionales civiles asimiladas a las FFAA para cumplir tareas de apoyo (un papelón internacional). También nombramos a una generala, para la que el Ejército no tiene funciones orgánicas asignadas.

                          Con una gravedad institucional superlativa, pusimos a los servicios de inteligencia militares a espiar puertas adentro y por sobre todo se obligó a muchos militares a ser cómplices silencios de emprendimientos que transitan una delgada línea que los pone al borde del liso y llano ilícito

                          La faraónica obra de traslado de la Ex ESMA, tiene como saldo además de un gasto de mas de 600 millones de pesos a valores de 2004/07 una decena de licitaciones públicas que terminaron en escándalo; un fastuoso predio naval en Vicente López a medio terminar; un montón de edificios viejos reciclados a costo sideral y pésima calidad de terminación; el escándalo del rompehielos con sus múltiples aristas que van desde tener al buque aún en un estado incierto de terminación -sin siquiera poder iluminarlo por temor al estado de su instalación eléctrica-, pasando por almirantes que transpiran al tener que explicar a sus nuevos jefes que es lo que falta, hasta el procesamiento de varios jefes navales por haber aprobado el alquiler de un buque de reemplazo que no servía para la tarea; ni qué hablar del emprendimiento inmobiliario que tuvo al servicio de Inteligencia del Ejército como protagonista; el alquiler de cuarteles para fiestas privadas, las mentiras sobre el proyecto Pampa; y tantas otras cosas a las que las nuevas autoridades tendrán que hacer frente y desenmarañar más temprano que tarde.

                          En un valioso intento por efectuar una transición ordenada, el Ministerio de Defensa no ha producido aún cambios en las cúpulas castrenses, a pesar de que éstas son responsables por acción u omisión de la mayoría de los entuertos que ahora el ministro Martínez debe desenmascarar.

                          Pero causa sorpresa ver que, al mejor estilo de lo que ha realizado la política barata a nivel nacional, puertas adentro de los cuarteles han comenzado a producirse pases y traslados de personal superior a criterio discrecional de las jefaturas salientes. Entre el martes y le miércoles de esta semana, por ejemplo, en la Fuerza Aérea se han dado a conocer traslados que resultan cuando menos “llamativos”.

                          No resulta descabellado suponer que quienes saben que en algunos días más dejaran el mando y que con ello se vería dificultada la posibilidad de “enjuagar” algunos trapos sucios, intenten cubrir cargos sensibles con hombres de su máxima confianza.

                          Qué curioso… a más de 30 años del triunfo de la democracia sobre la dictadura, cuando creíamos que nunca más la milicia intervendría en la política y que los cañones eran para defender al pueblo y no para atacarlo, venimos a descubrir que los vicios y la corrupción invadieron los cuarteles y sus comandos; una extraña variante de la tan denostada “obediencia debida” que augura volver a tener a muchos uniformados sentados en el banquillo, mientras que otros tantos civiles instigadores y responsables, se estarán reciclando para intentar, en algún momento, volver a las andadas.

                          Feliz Navidad para todos.

                          Comentario


                          • #14
                            Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                            Dice ahí que la compra de los kfir fue afortunadamente suspendida. ¿No habían dicho que era una buena compra? Bueno, no es que importe demasiado.

                            ************
                            Qué curioso… a más de 30 años del triunfo de la democracia sobre la dictadura, cuando creíamos que nunca más la milicia intervendría en la política
                            Los militares son hombres, y como tal políticos. Mucho se sorprende el articulista por algo normal y que seguirá siendo normal.

                            Supongo que el gobierno entrante debe tener su propia gente operando dentro del ejército. Parece que no les está iendo muy bien de principio. Ya pronto irán tomando los mandos.
                            Blog:
                            El Tablero de Cronos

                            Comentario


                            • #15
                              Re: Documento de la EDENA sobre el estado actual de la Defensa Nacional

                              Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
                              Dice ahí que la compra de los kfir fue afortunadamente suspendida. ¿No habían dicho que era una buena compra? Bueno, no es que importe demasiado.

                              ************
                              Los militares son hombres, y como tal políticos. Mucho se sorprende el articulista por algo normal y que seguirá siendo normal.

                              Supongo que el gobierno entrante debe tener su propia gente operando dentro del ejército. Parece que no les está iendo muy bien de principio. Ya pronto irán tomando los mandos.
                              Mas allá de estar casi en todo de acuerdo con la nota que sube BND, no entiendo esta "pifiada" opinión del columnista de "afortunada" ¿porque afortunada? ¿acaso es mejor quedarse varios años sin relevo para los Mirage...?
                              Yo creo que a nadie le satisface plenamente los Kfir (sobre todo en el tema de los viejos motores turborrectores y en sus sistemas de vuelo anticuados) pero es lo que hay y lo más rápido para empezar a sustituir a los Mirage en un año a mas tardar...
                              Además que pretende por 200 o 300 millones en total y sabiendo que es un parche para 10 o 15 años....

                              Respecto al tema político de los militares... ¿porque los militares no pueden tener opiniones y gustos políticos...?
                              Una cosa, es que ética y formalmente no intervengan en política ni hagan propaganda a favor o en contra, mientras desempeñan una función de militar...
                              Aquí en España el general del Ejército del Aire, José Julio Rodríguez, pidió la baja y se integró al partido Podemos a las elecciones pasadas y era quien asesoraba al partido en temas de defensa... Para mi muy bien si a si lo desea...Aunque e nivel interno de las FF.AA. españolas causó un gran revuelo y malestar...
                              Pero no es ningún secreto que todos los partidos reciben asesoramiento a escondidas de los militares, sobre todo el PP... Y eso para mi, es peor...¿porque hay que esconder algo que es un beneficio?, si la defensa de un país es una necesidad para todo un país y cuanto mas asesoramiento y mejor se haga, mucho mejor para todos...?
                              Editado por última vez por Teodofredo; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/358-teodofredo en 26/12/2015, 05:10.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X