Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Ministerio de Defensa de la Republica Argentina

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ACLARACION SOBRE NOTA “ LA ARGENTINA, EL G-20 Y LA SEGURIDAD AEREA”
    FUERZA AÉREA ARGENTINA·LUNES, 22 DE ENERO DE 2018
    En relación a la nota de opinión publicada el día 21 de enero del corriente año en el portal de noticias Infobae, firmada por el Brigadier (Retirado) Jorge Reta; esta Institución expresa que lo vertido en la mencionada publicación no refleja la posición oficial de la Fuerza Aérea Argentina.
    Esta Institución se encuentra abocada, junto al Ministerio de Defensa, el Estado Mayor Conjunto y otras agencias del estado nacional; en la planificación de un modo de acción en total concordancia con las leyes y normativas vigentes a fin de proveer la mejor solución operativa al control del aeroespacio durante la Cumbre del G-20, teniendo como objetivo primordial el pleno salvaguardo de la soberanía nacional.

    https://www.facebook.com/notes/fuerz...1936370503850/

    Comentario


    • Originalmente publicado por romantur Ver Mensaje
      ACLARACION SOBRE NOTA “ LA ARGENTINA, EL G-20 Y LA SEGURIDAD AEREA”
      FUERZA AÉREA ARGENTINA·LUNES, 22 DE ENERO DE 2018
      En relación a la nota de opinión publicada el día 21 de enero del corriente año en el portal de noticias Infobae, firmada por el Brigadier (Retirado) Jorge Reta; esta Institución expresa que lo vertido en la mencionada publicación no refleja la posición oficial de la Fuerza Aérea Argentina.
      Esta Institución se encuentra abocada, junto al Ministerio de Defensa, el Estado Mayor Conjunto y otras agencias del estado nacional; en la planificación de un modo de acción en total concordancia con las leyes y normativas vigentes a fin de proveer la mejor solución operativa al control del aeroespacio durante la Cumbre del G-20, teniendo como objetivo primordial el pleno salvaguardo de la soberanía nacional.

      https://www.facebook.com/notes/fuerz...1936370503850/
      DragoDrayson no puedo postearlo en el grupo del G-20, algún colaborador que sea tan amable de ponerlo.

      Comentario


      • Defensa Nacional: una Política de Estado todavía pendiente

        22 enero, 2018 - Por Brig Gral (R) Rubén Montenegro

        “El arte de la guerra nos enseña que no debemos confiar en la probabilidad que el enemigo no está acercándose, sino en nuestra propia disposición para recibirlo; no en la probabilidad que no nos ataque, sino en el hecho de que nosotros hayamos convertido nuestra posición en inexpugnable”.
        Sun Tzu – El arte de la guerra.

        INTRODUCCIÓN
        Lo sucedido con el submarino clase TR 1700 ARA SAN JUAN, a partir de la perdida de contacto con el mismo el día 15 de noviembre del corriente año, desató un sin fin de afirmaciones y polémicas respecto al grado de deterioro de los medios con que cuentan las Fuerzas Armadas (FFAA), y sus causas, para tratar de cumplir con las misiones que le son propias.
        En medio de este torrente de opiniones, provenientes de casi todo el arco político, periodístico, académico y social, confluyen reclamos y posiciones extremas, desde la urgente e ineludible recuperación de las capacidades de las FFAA hasta las de su eliminación habida cuenta que, así como están, no tiene sentido seguir manteniéndolas o que, aferrándose al autoimpuesto y unilateral concepto de “ausencia de hipótesis de conflicto” tampoco justifica su utilidad, en la idea que tal escenario pondría a los intereses nacionales a resguardo de cualquier amenaza o perturbación externa.
        Pareciera entonces que, repentinamente, brotó un generalizado y, en algunos casos, genuino interés en cuanto que hay que hacer con las FFAA o, en otras palabras, que hacer con la prácticamente inexistente Política de Defensa con carácter de Política de Estado.
        En tal sentido resulta común advertir que, con la llegada de nuevos gobiernos, casi rutinariamente, al poco tiempo surgen anuncios, por parte de las flamantes autoridades, de “transformación”, “reestructuración”, “modernización” o “reformulación” de las FFAA. En realidad, puede afirmarse que, desde 1983 hasta fines del 2015, poco y nada se avanzó seriamente. La mayoría de los proyectos quedaron a medio camino o se agotaron rápidamente, eso sí, siempre acompañados de innumerables planes, fugaces asignaciones o promesas presupuestarias, ampulosos documentos oficiales y altisonantes declamaciones políticas que solo servirían como antecedentes para el próximo intento.
        Esta suma de tentativas inconclusas, a través de más de treinta años, casi siempre frustradas por carecer del imprescindible respaldo político y/o de los recursos necesarios, fueron provocando, lentamente al principio, aceleradamente al final, la degradación en que hoy se encuentra inmerso el Instrumento Militar.
        La llegada de una nueva gestión gubernamental, en diciembre del 2015, despertó, al menos en las Fuerzas Armadas, importantes expectativas sobre todo en cuanto a definiciones y acciones tendientes a darle “contenido” a una depreciada Política de Defensa sin dejar de considerar, obviamente, la entonces más que complicada situación económico- financiera del estado nacional.

        PERIODO 2016/2017
        El lapso 2016/2017 se ha destacado por una serie de consideraciones vinculadas con la temática de la Defensa Nacional de parte de las máximas autoridades de las FFAA, particularmente el Presidente de la Nación y Ministros de Defensa, reproducidas profusamente por los medios de prensa,
        De tales manifestaciones se desprendió la inicial voluntad, al menos proclamadas, de dar por cerrado un capitulo tan dañoso como de indiferencia para con las FFAA, reconociendo el deterioro al cual se llegó y la contribución que las mismas pueden aportar al desarrollo y la seguridad, en su sentido más amplio, de la Nación (1).
        (1) “La situación en la que un Estado se considera resguardado contra agresiones militares, presiones políticas o coerciones económicas significativas, otorgándole libertad de acción para proseguir con su propio desarrollo y progreso”
        A poco de asumir el Ingeniero Agrónomo Julio Martínez, primer Ministro de Defensa de la entonces nueva gestión de gobierno nacional, surgió el primer anuncio: su compromiso de llevar a cabo “un ambicioso y profundo plan de reforma de las instituciones armadas” en el término de sesenta días.
        Desde entonces se sucedieron, con más o menos énfasis y en distintas oportunidades, menciones relativas a involucrar a las FFAA, al parecer en mayor grado que el permitido por la legislación vigente, en la lucha contra el narcotráfico y, más recientemente, contra el terrorismo internacional y/o ante ataques terroristas (2)
        (2) En tal sentido vale reparar que no debe asociarse la actual misión del Comando Aeroespacial Conjunto, responsable del resguardo de la soberanía aeroespacial de la nación, con funciones propias del ámbito de la Seguridad Interior, tal el caso del combate contra el narcotráfico.
        También, la necesidad proteger nuestras fronteras, las riquezas ictícolas y recursos naturales, aspectos estos últimos que, por otro lado, ya se encuentran expuestos, implícitamente, en el Art. 2 de la ley de Defensa Nacional.
        Abundaron también referencias respecto a actividades ligadas al auxilio de la comunidad ante consecuencias derivadas de fenómenos climáticos, emergencias humanitarias y desastres tanto en el orden local como internacional (3)
        (3) Cabe aclarar que tales actividades no son nada novedosas. Las FFAA, no solo en el ámbito nacional, realizan estas tareas tradicionalmente desde mucho tiempo antes sin necesidad que las definieran como misiones “subsidiarias o complementarias”.
        Estas consideraciones insertas entre repetidas versiones de nuevos roles, cierres y/o redespliegues de unidades, reducciones en las plantas de personal, planes de ahorro, proyectos de reformas y/o modernización de las FFAA juntamente con intenciones de reequipamiento (“armas de otros tiempos desplegadas para otros tiempos”), relación con áreas sensibles (Ministerio de Seguridad y AFI), mayor gravitación del Estado Mayor Conjunto por sobre las Fuerzas , todas cuestiones ligadas o pendientes del resultado de dos procesos de redefinición del Instrumento militar, uno anunciado por el ex ministro Martínez y el segundo por el actual titular de la cartera de Defensa, quedaron sin determinación alguna después del transcurso de dos años.
        Comenzando el nuevo año el Ministro de Defensa manifiesta, en este caso, la decisión política de actualizar la Ley Nº 19.101 (Ley para el personal militar) apuntando además, entre otros cambios, a profundizar la incorporación de personal civil en puestos estratégicos que no constituyen funciones de comando (las actividades no operativas serán cubiertas prioritariamente con personal civil), todo ello en el marco de “una modernización conceptual de las Fuerzas Armadas, en tiempos en que ya no existen hipótesis de conflicto” (diario la Nación 30 de diciembre de 2017).
        Sin duda alguna que tal sucesión de anuncios sin indicios concretos en orden a la recuperación, al menos gradual de las capacidades operativas de las FFAA , no han hecho más que ahondar el largo ciclo de degradación de las mismas, tanto en lo material como el grado de incertidumbre y frustración del personal que las integra.
        Sentimientos de incertidumbre u frustración que se acrecientan cuando toman estado público expresiones supuestamente emitidas desde los más altos cargos del gobierno nacional: “……….. hay que unificar y reducir gastos, acostúmbrense a que no hay plata” (refiriéndose obviamente a las FFAA).
        En ese sentido debiera aclararse que, si “no hay plata”, es la política la que ha decidido que “no haya plata para la Defensa Nacional”, no “para los militares”. Los militares se manejarán con los fondos que la política fije cumpliendo sus misiones con los límites que los mismos impongan.

        CONCLUSIONES
        Resulta claro que todas la intenciones y decisiones referida a reformulaciones, modernización, reestructuración del Instrumento Militar, o como prefieran llamarla, de poco o nada sirven de imaginar o aplicar acciones que no tengan una correlación armoniosa entre ellas. Esa articulación, entre las definiciones políticas, las misiones asignadas, y todo lo que a partir de allí se desprenda (capacidades operacionales, ámbitos y tareas o funciones de responsabilidad, estructuras orgánicas, dimensionamiento, despliegues, previsiones presupuestarias, entre tantos otros factores), es lo que debiera precisarse cuanto antes mediante una renovada Directiva de Política de Defensa Nacional. Tal instrumento está definido en el Ciclo de Planeamiento de la Defensa Nacional como el documento del más alto nivel de Planeamiento, del cual deben derivar los principales lineamientos de la Política de Defensa y de la Política Militar (4).
        (4) El Decreto 1714/2009 fijó la primer Directiva de Política de Defensa Nacional (DPDN). Por Decreto 2645/2014 se actualizó la DPDN, aún vigente.
        Por otra parte, es transcendente advertir que es imprescindible “la protección efectiva de nuestras riquezas ictícolas y recursos naturales”, ejerciendo consecuentemente la vigilancia de nuestros espacios soberanos en “tiempo de paz”, como también sumamente útil contribuir con el estado mediante la ejecución de misiones subsidiarias, sin embargo no debe ignorarse, olvidarse o depreciarse que la razón de la existencia de FFAA, como parte del estado, es su misión esencial: estar en condiciones de “garantizar y salvaguardar los intereses vitales de la Nación, cuáles son los de su soberanía, independencia y autodeterminación, su integridad territorial y la vida y libertad de sus habitantes” ante cualquier circunstancia que los perturbe o amenace.
        La cantidad y calidad de defensa nacional del país la establecen sus gobernantes, los militares son simplemente los ejecutores de esas determinaciones. En otras palabras, los niveles presupuestarios asignados definen básicamente dos cosas, lo que se puede hacer y cuáles son los riesgos por lo que no se hace y, estos últimos, sin duda alguna, resultan responsabilidad ineludible de la política.
        Simplemente queda por expresar que, si desde la política se considera un gasto inútil el mantenimiento de las FFAA, porque no se le encuentra motivo suficiente a su existencia, muchas veces manifestado a través de la expresión “FFAA ¿para qué están…”? sería más conveniente asumir públicamente tal visión, desprenderse de ellas constitucionalmente y no cargar al estado con el sostén de un pseudo instrumento militar debilitado a punto tal de ser incapaz de cumplir con su misión principal. No obstante lo expresado sería más que prudente, antes de considerar una decisión semejante, consultar a nuestros más cercanos vecinos, en la región, que los impulsa a mantener las FFAA de las cuales disponen. Quizás nos enteremos entonces cuál es la utilidad que ellos le otorgan.

        Buenos Aires, 22 de enero de 2018


        Fuente: ZM

        Comentario


        • La Argentina descuida su mar

          Alicia Prieto
          MEDIO:SEGUIR 022 de enero de 2018
          A raíz del drama que representa la desaparición del submarino ARA San Juan, se impuso en las conversaciones cotidianas el tratamiento de temas relacionados con el mar Argentino. En un primer momento me sorprendió el desconocimiento acerca del tema. En los medios de comunicación, para explicar el mar hizo falta recurrir a las comparaciones. Para entender sus dimensiones, sus riquezas y las personas que lo "habitan" se lo comparó con la región pampeana. Pero no es como esa región ni como ninguna otra. Es un espacio excepcional con el que la Argentina fue bendecida.

          Aprendemos a conocer el territorio de la Argentina y sus regiones en la escuela, a través de una herramienta fundamental que son los libros de texto. Con ellos construimos el imaginario territorial de nuestro país. En ellos algunos temas se repiten hasta el cansancio. La región pampeana, por ejemplo, la hemos estudiado varias veces en la escuela primaria y muchas otras en la secundaria. Otros, como el mar Argentino, ocupan un espacio secundario, como parte de un capítulo, o ninguno.

          Para analizar el tema tomé diez libros de texto de Geografía argentina para secundaria de mi biblioteca. Editados entre 1958 y la actualidad, por diversas editoriales. En ninguno el mar Argentino abarca un capítulo, en otros no figura. Se destaca uno editado en 1993, allí el mar y la Antártida ocupan doce páginas dentro del capítulo dedicado a la Patagonia. Solo en uno de los libros modernos encontré una página que incluye una infografía del mar donde se explica la soberanía de la Argentina. Fuente: LA NACION


          Es curioso, porque si observamos un simple planisferio escolar es evidente que la Argentina tiene un rasgo que la distingue de muchos países y es su litoral marítimo. Si cambiamos de escala y vemos un mapa de la Argentina, es evidente su plataforma submarina. Y si volvemos a cambiar de escala, en el mapa bicontinental el primer plano lo ocupa la porción oceánica de nuestro territorio. Sin embargo, esta porción es desconsiderada en los libros.

          El llamado de atención que significa la tragedia del ARA San Juan nos obliga a replantearnos la desconsideración que ejercemos sobre este espacio. Su importancia radica en numerosas razones, todas de peso, tanto que es difícil jerarquizarlas. Una de ellas es su dimensión, abarca alrededor de 1.000.000 de km², casi el equivalente a toda la Patagonia. En un millón de kilómetros cuadrados de mar pasan muchas cosas. Por ejemplo, 47.000 km de costa, desde el Cabo de San Antonio, en la provincia de Buenos Aires, hasta la bahía Lapataia, en Tierra del Fuego; una plataforma continental de 940.000 km²; una corriente submarina que aporta aguas de bajas temperaturas a un mar templado, permitiendo el desarrollo de una cadena alimentaria que alimenta, entre otras cosas, una importante actividad pesquera y a millones de hogares en todo el mundo. A esta somera lista hay que agregar aquello que todavía no sabemos de este mar. Porque los recursos naturales se transforman en tales cuando sirven para satisfacer alguna necesidad humana. Puede ser que esa necesidad todavía no esté satisfecha o no exista. Esta particular característica de la condición humana hace que se valoren los llamados recursos potenciales, aquellos que todavía no sabemos que vamos a usar o no podemos alcanzar.

          Otra tragedia, la Guerra de las Malvinas, puso este espacio en su justa dimensión, pero parece que la necesidad de olvidar volvió a dejarlo en suspenso. Pretendemos sostener nuestro reclamo sobre las islas Malvinas mientras desconocemos las características naturales en las que se enmarca el conflicto.

          Es necesario saber sobre la riqueza, la potencialidad de este espacio y sus problemas geopolíticos. Se nos escapa el conocimiento sobre esa orilla que se ubica a 200 millas desde una línea de base que es la costa. Esa milla 200 es nuestra, si un barco extranjero quiere pescar dentro del área, debe pedir permiso y pagar. Una de las tareas más difíciles en esta porción del territorio es su control. Perder el control de la milla 200 es perder el control del territorio, como alambrar tres lados de un corral. Conocer la problemática del mar Argentino nos permite entender la necesidad del submarino y engrandece la tarea de los 44 tripulantes que, hasta esta tragedia, hicieron un trabajo silencioso, anónimo e imprescindible. Dediquemos todo un capítulo a este tema.

          Profesora de Geografía
          Por: Alicia Prieto


          http://www.lanacion.com.ar/2102634-l...escuida-su-mar

          Comentario


          • Aún los polítiocs siguen dando la espalda al Mar. No han tomado dimensión de su riqueza y ciertamente la población en general también lo desconoce. Según datos de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura nacional, el 2017 finalizó con exportaciones de peces, crustáceos y moluscos por unos u$s 2000 millones (fin OT).

            Comentario


            • El Ministerio de Defensa entregó a préstamo una planta potabilizadora de agua a Ecuador en el marco de un acuerdo de cooperación


              El Ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad, entregó en comodato, a través del Ejército Argentino, una planta potabilizadora por filtración por ósmosis inversa a la cartera de Defensa de la República de Ecuador, en el marco de un acuerdo de cooperación.

              El comodato de uso está regido por un acuerdo que mantienen ambos países para llevar adelante acciones de cooperación y de trabajo en pos de aunar esfuerzos para desarrollar programas y planes de asistencia, de cooperación técnica y educativos.

              El Ministerio de Defensa de Ecuador expresó su intención de incrementar la capacidad de sus Fuerzas Armadas en materia de potabilización de agua, motivo por el cual la cartera argentina manifestó su disposición para colaborar con ese objetivo a partir de las capacidades disponibles.

              La planta potabilizadora se destinará a realizar pruebas y ensayos, asistir a la sociedad civil y contribuir al desarrollo industrial y tecnológico de Ecuador.

              El plazo de duración del préstamo es por dos años y contará con la posibilidad de ser renovado automáticamente por el periodo de un año más de utilización.

              El acuerdo de préstamo fue firmado por el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, Horacio Chighizola, y el embajador de Ecuador, Fernando Yépez Lasso.

              Fuente: https://www.argentina.gob.ar/noticia...-ecuador-en-el
              "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

              Comentario


              • Editorial de La Nación:


                Fuerzas Armadas para este siglo

                Para recuperar nuestra deteriorada capacidad defensiva es preciso rediseñar y equipar urgentemente al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea
                Distintos acontecimientos ocurridos a fin de 2017 advirtieron sobre la pérdida de la capacidad defensiva de nuestras Fuerzas Armadas y despertaron la atención sobre cuál debiera ser su rol hoy. Se ha vuelto también a discutir si tienen o no que actuar en conflictos internos, ya que la ley de defensa nacional solo las habilita para hacerlo ante agresiones de fuerzas armadas de otros Estados, terrorismo excluido, a partir de un equivocado decreto promovido por Nilda Garré en 2006, que debiera ser revisado.

                Hace ya unos meses que Macri y su ministro de Defensa, Oscar Aguad, trabajan en una reestructuración de las Fuerzas Armadas que priorice la acción coordinada para racionalizar recursos, tarea que debe definitivamente surgir también del aporte de expertos en defensa. En este debate resulta insoslayable considerar cuánto han cambiado el modo y los escenarios de la guerra cuando organizaciones armadas que no usan uniforme y que actúan en la clandestinidad han trascendido la mera cuestión fronteriza para atacar a los Estados y a la sociedad con mucha más eficacia que un ejército regular convencional.

                La indefinición sobre el rol que les cabe a las Fuerzas Armadas argentinas se puso en evidencia ante el accionar y las delirantes aspiraciones independentistas de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), violenta organización infiltrada por extremistas de izquierda, con activo protagonismo en el caso Maldonado. Algunos de los excesos por ellos cometidos en supuesta defensa de su "territorio soberano" fueron verdaderos desafíos para un Estado que, en el marco de la ley, no podía responderles militarmente.


                La supletoria convocatoria a la Gendarmería y a la Prefectura obligó a estas fuerzas a descuidar sus responsabilidades en las fronteras y en las costas. Algo similar ocurre con las organizaciones del narcotráfico que superan holgadamente a la policía en armamento y se abastecen de droga por vía aérea sin que nuestra aviación militar pueda intervenir.
                A los superados conflictos armados del pasado se sumaron los que surgen de fanatismos religiosos, tráfico de armas, drogas o personas y movimientos independentistas dentro de los propios Estados, muchos de los cuales se corporizan en el creciente fenómeno del terrorismo. Casi sin excepción sus cabezas suelen estar lejos del lugar en el que actúan y responden a objetivos transnacionales con accionar local. La inteligencia militar no puede acotarse nacionalmente pues requiere información tanto de procedencia local como internacional, mucho más también ante el desarrollo del ciberdelito. Seguridad, Inteligencia y Defensa debieran actuar cada vez más conjuntamente.

                Lo ocurrido con el submarino ARA San Juan volvió a evidenciar la necesidad de abrir un debate nacional sobre el rol y el presupuesto que debe asignarse a las Fuerzas Armadas ante este triste ejemplo que demuestra el déficit de inversiones en mantenimiento y equipamiento militar.

                La paz mundial y el desarme de las naciones solo podrían concebirse en el marco de un amplio acuerdo global sobre eliminación de las armas. En todo caso, una nación podría proyectar la supresión de su aparato defensivo si todos los países con los que interactúa hicieran lo mismo, o de no ser así, si pudiera asegurarse la protección militar de alguna potencia. Mientras tanto, aun los países que no sostienen conflictos bélicos ni amenazas inminentes mantienen fuerzas armadas con fines disuasivos o en apoyo de su tarea diplomática. Un principio reconocido en las relaciones internacionales es que la mejor forma de sostener la paz y evitar la guerra es estar en condiciones de disuadirla. La capacidad militar, junto al poderío económico de un país, determinan su capacidad de negociación. No por azar son cinco las potencias con poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas: Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China.

                Recuperar el prestigio de las Fuerzas Armadas implica alejarlas de los fantasmas de un pasado en el que triste y equivocadamente usurparon el poder, rescatándolas también del desmedido protagonismo con el que el anterior gobierno imbuyó a la inteligencia militar. Modificar la ley que rige al personal militar, modernizar y optimizar la estructura y logística de las fuerzas para que de aquí en más actúen conjuntamente son solo algunos de los desafíos del Gobierno.

                En un escenario democrático asegurado como es el de nuestro país hoy, es hora de rediseñar el rol de las Fuerzas Armadas en el siglo XXI para recuperar nuestra capacidad defensiva, incorporando las últimas tecnologías y equipamientos.

                Comentario


                • No me gusta nada a donde está llevando este pensamiento de hacer intervenir a las FFAA en conflictos internos. Entiendo que le puedan dar apoyo a las FFSS con la tecnología que poseen, pero hacerlos intervenir directamente no va a mejorar en nada la defensa nacional. Todo lo contrario, es abrir una puerta a la corrupción de las instituciones como sucede en México y pasó en Colombia.

                  Comentario


                  • Luego de la crisis que provocó la desaparición del San Juan


                    El Gobierno prepara una profunda reforma militar que incluye la creación de la "fuerza de la ciberdefensa"


                    El ministro de Defensa entregará esta semana a Macri un plan que incluye también crear "un Ejército de reserva".

                    El Gobierno prepara una profunda reforma de las Fuerza Armadas que incluye la creación de una cuarta fuerza que se llamará “ciberdefensa” y de “un ejército de la reserva”, luego de la crisis que provocó la desaparición del submarino San Juan tras décadas de reducción del gasto militar.

                    El ministro de Defensa, Oscar Aguad, elevará al presidente Macri, a su regreso de una gira por Europa, un “abanico de alternativas que incluye esos dos cambios”, revelaron a Clarín fuentes gubernamentales. El plan del gobierno es anunciar la reforma militar “antes de que termine febrero”.

                    Otro de los ejes centrales de la reforma será “apurar las tareas de mantenimiento del submarino Santa Cruz”, que se encuentra en los talleres de Tandanor para reemplazar la función estratégica que cumplía la desaparecida nave San Juan. “Nuestras prioridades serán el Atlántico Sur y la Antártida”, se contó en esas fuentes del Gobierno. Al margen de la reforma, el gobierno hará ahora un homenaje a los 44 tripulantes del San Juan pero “sin hablar de muerte” hasta que se encuentre.

                    Hasta ahora la Argentina tiene al Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea y para ponerse acorde con la revolución tecnológica y los nuevos desafíos “se creará una fuerza de la ciberdefensa independiente” de esas tres fuerzas armadas. Los equipos cibernéticos que ya tienen las tres fuerzas armadas se unificarán en uno solo que estará bajo el control del estado mayor conjunto o directamente del ministerio de Defensa. El actual jefe del estado mayor conjunto, teniente general veterano de Malvinas Bari del Valle Sosa es uno de los asesores de mayor confianza de Aguad en la preparación de este proyecto. Hasta el 2015 el sector de ciberdefensa más grande había sido manejado por el ex jefe del Ejército general (RE) de Cristina Kirchner, César Milani, detenido por delitos de lesa humanidad. Se sospecha que Milani, que también mantenía el puesto de jefe de Inteligencia del Ejército, usó fondos reservados de esa área para hacer espionaje interno. La idea del actual gobierno es, en cambio, proteger de eventuales “ataques externos” a la red de internet argentina tanto privada como estatal.

                    Por ejemplo, el proyecto de Aguad apunta a nuevos conflictos como los suscitados entre EE.UU y la Federación Rusa por las acusaciones de intervención de Moscú en la campaña presidencia norteamericana o el ciberataque de Corea del Norte a los servidores de la empresa Sony por la película “La entrevista”, una comedia de Seth Rogen y James Franco sobre un imaginario complot de Estados Unidos para asesinar al dictador norcoreano, Kim Jong-un.

                    El otro eje es la creación del “Ejército de reserva”. El ex presidente Carlos Menem hizo derogar el servicio militar obligatorio, aprovechando el impacto que provocó el asesinato del soldado Omar Carrasco en 1994 y con miras a su reelección, y se pasó a un sistema de soldados voluntarios que dejó al país sin reservistas para convocar ante un eventual conflicto. Antes de la derogación de la colimba, cada clase de conscriptos pasaba a constituir una reserva. Ahora solo están entrenados en el uso de armas de guerra los voluntarios -que son unos 21 mil- que no alcanzarían para desplegar los regimientos necesarios ante una eventual agresión externa. Antes de Menem, el Ejército tenía 200 mil soldados conscriptos.


                    El proyecto consiste en entrenar durante cursos “de tres o seis meses a jóvenes como soldados y sobre todo a profesionales que puedan manejar las nuevas tecnologías que necesita la Defensa moderna”, dijeron las fuentes. No quedarían enganchados, sino que tras el curso volverían a la vida civil. Solo serían convocados para entrenamientos y un eventual conflicto. Con este criterio tecnológico, también se van a cambiar los planes de estudio del Colegio Militar, de la escuela Naval y de la escuela de la Fuerza Aérea para preparar, además de combatientes, más “expertos en nuevas tecnologías”.

                    Estas medidas van a ser complementadas con un redespliegue territorial de las unidades del Ejército. “El criterio va a ser que vayan hacia las fronteras y los espacios vacíos del territorio nacional, como la Patagonia”, contaron las fuentes. En los 70 el Ejército fue desplegado para “combatir” a la guerrilla en los grandes centros urbanos o frente a las hipótesis de conflicto con Chile y Brasil. “Ahora desechamos estas hipótesis de conflicto tradicionales y nos adecuamos a las nuevas amenazas”, contaron. Las fuentes precisaron que las FF.AA combatirán el terrorismo internacional y el crimen organizado “afuera del territorio nacional”, tal como establece la ley de Defensa, y aumentarán su apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra estas amenazas dentro del país.

                    Un capítulo de la reforma será el reequipamiento. El ministerio de Defensa espera recibir en las próximas semanas los 6 aviones Super Etendard de Francia -iguales al que hundió el Sheffield en la guerra de Malvinas- para repontenciarlos. Como la Armada no tiene más un portaaviones, se discute si pasará a disposición de la aviación naval o de la Fuerza Aérea.

                    También es estudia un proyecto para colocarle armas, “artillar”, a los aviones de entrenamiento nacionales “Pampa”, entre otras medidas de reequipamiento.

                    La caída de los gastos en Defensa es el contexto de la crisis que sufre el aparato militar argentino. La Argentina es el país de América del Sur con menor inversión en Defensa, medido en relación con el PBI. En 2016, fue de 1% (similar a 2012) cuando Brasil invierte 1,3%, Chile 1,9%, Uruguay 2% o Ecuador 2,2%, reveló el Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría que conduce el politólogo Rosendo Fraga.


                    El proyecto supone continuar con el compromiso de Macri de aumentar los sueldos de los militares a un tres por ciento por año por encima de los incrementos a los estatales. Actualmente, un comisario gana más que un teniente general. En esta etapa la reforma se implementará por decreto, ya que con la actual ley de Defensa nacional basta y no hay un clima para discutir este sensible tema en el Congreso.

                    En el Gobierno se sabe que en 1998 el parlamento sancionó la llamada ley Jaunarena por el ex ministro de Defensa de Raúl Alfonsín que estipulaba que el presupuesto militar crecería el 15 por ciento en los próximos cinco años, a razón de tres por ciento anual. Nunca se cumplió y luego de los incidentes por la reforma previsional sería difícil consensuar cambios con la velocidad que se necesitan ante la catástrofe del San Juan.

                    Pero el equipo de Aguad sí estudia derogar el polémico decreto 727 del 2006 que impulsó la ex ministra de Defensa Nilda Garré que permite a las FF.AA. solo repeler “una agresión de origen externo y de carácter estatal”. Entonces, si por ejemplo un grupo terrorista internacional como Al Qaeda, que no tiene un estado detrás, atacara una base militar las fuerzas armadas no podrían repeler el ataque y deberían llamar a la policía.


                    Clarín
                    Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 28/01/18, 06:43:45.

                    Comentario


                    • Rediseño de las Fuerzas Armadas y becas de estudio para los hijos: las 18 promesas de Oscar Aguad a los familiares del ARA San Juan

                      Además se comprometió a no abandonar la búsqueda del submarino y a sumar más barcos

                      Por Alejo Santander 28 de enero de 2018
                      asantander@infobae.com (Gaceta Marinera)
                      El pasado jueves 25 de enero, luego de que los familiares del ARA San Juan exigieran a través de una carta la presencia del presidente Mauricio Macri y del ministro de Defensa, Oscar Aguad, en la Base Naval Mar del Plata, este último accedió al pedido y se reunió con ellos. Ahora Infobae tuvo acceso a un documento que el grupo de parientes de los submarinistas dará a conocer en las próximas horas, con los 18 puntos a los el Gobierno Nacional se comprometió.

                      "Vine a decirles a todo que sí", habría sido la frase con la que, según los que estuvieron en el encuentro, Aguad abrió la charla con los familiares de los submarinistas. Ellos habían estado elaborando durante las 48 horas previas a ese momento, desde que se les confirmó la presencia del ministro en la base, un listado de preguntas y de pedidos. El momento en el que el ministro ingresaba a la Base Naval de Mar del Plata (Christian Heit)El momento en el que el ministro ingresaba a la Base Naval de Mar del Plata (Christian Heit)
                      Tras el intercambio las familias que tomaron nota de cada uno de los puntos planteados y también de las respuestas, confeccionaron un listado donde se detallan todos los compromisos asumidos por el ministro y entre los que se destacan: un decreto en el que conste que no se abandonará la búsqueda más allá del gobierno de turno, el rediseño de las fuerzas armadas para ser reequipadas, becas para los hijos de los submarinistas y ofrecer una recompensa a buques privados que puedan colaborar en los rastrillajes.


                      Previo al viaje de Aguad a Mar del Plata, en la que fue la segunda vez que se encontró con las familias, los dos puntos principales eran que continúe la búsqueda y que se dispongan más buques para los operativos. "Nos dijo que sí a todos los pedidos que le hicimos", le confirmaba a Infobae el mismo jueves apenas finalizada la reunión María Itatí Leguizamón, esposa del sonarista del San Juan, Germán Suárez, que agregaba: "Dijo que iba a hacer todo lo necesario". Marcela Moyano (Christian Heit)
                      Por su parte Marcela Moyano, esposa del maquinista Hernán Rodríguez, contaba en esa mimsa línea desde la puerta del complejo militar que "la reunión fue amena, nadie le faltó el respeto a nadie. Las preguntas las hicimos en conjunto, y le dimos la oportunidad al ministro de que nos demuestre que nos apoya". "Le dimos la oportunidad, ahora queremos ver los hechos", resaltaba.

                      Compromisos asumidos por el Ministro Oscar Aguad con los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan, en la reunión del día jueves 25 de enero de 2018

                      Prometió:

                      -Que en su gobierno no iban a dejar de buscar el submarino. "Tengo el compromiso personal de encontrar el submarino", expresó.

                      -Que el buque oceanográfico Yantar, pertenciente a la Armada Rusa no va a abandonar la búsqueda. También destacó que va a pasar, en su camino a cargar víveres, por la zona donde se encuentra la Corbeta Robinson, para fortalecer la búsqueda de la zona pedida por las familias. Al mismo tiempo aclaró que, la marina rusa ha facilitado material militar a la Argentina.

                      -Sobre el barco Angelescu, dependiente del INIDEP y del Ministerio de Agroindustria, que en estos momentos se encuentra en periodos de garantía, "(…) Calculamos que la semana que viene puede estar navegando", expresó.

                      -Los familiares pidieron la intervención de la Prefectura Naval: el Ministro se comprometió a investigar qué embarcaciones tiene esa fuerza, además del Angelescu, para sumarse a los trabajos.

                      -Aseguró que un barco que pertenece a Chile y que cuenta con toda la tecnología necesaria, estará colaborando también cuando termine una misión a la que está afectado en estos momentos en el país vecino.

                      -Sobre las contrataciones de tecnología apropiada para la búsqueda dijo que, las licitaciones demoran aproximadamente 30 días y para acortar tiempos propuso: Comunicarse con el Procurador de Tesoro y pedirle la autorización para encuadrar la urgencia del caso.

                      -Contratación de pesqueros, "(…) hay todas las posibilidades". Las familias propusieron que el Gobierno Nacional ofrezca una recompensa a barcos pesqueros y a empresas con tecnología de avanzada, incluso muchos de ellos ya dieron presupuestos. El ministro aceptó la iniciativa y expresó que le parecía "una buena idea".

                      -Por otra parte se comprometió a dar a los familiares las siguientes respuestas:

                      1) ¿Quién dió la autorización para que el submarino hiciera la navegación?

                      2) ¿Quién dio la autorización para que continúe el submarino en la derrota marcada después de saber que la embarcación estaba navegando con la mitad de baterías?

                      Tambien, aceptó a los siguientes pedidos:

                      -El compromiso de que se acorten los plazos.

                      -Rediseño de las Fuerzas Armadas para reequiparlas.

                      -Comunicación con las familias del barco.

                      -Prometió que va a investigar el caso particular de Enrique Damian Castillo tripulante que se desempeña en el área de inteligencia y que no es submarinista.

                      -Dar información importante mediante videollamadas, para que no haya interlocutores.

                      -Ir tres familiares a Puerto Belgrano, a la base de Alisamiento y Alistamiento.

                      -También, ofreció una comisión de 2 o 3 personas que se junten con los técnicos de la armada para evacuar dudas sobre precisiones técnicas.

                      -La creación de un Decreto para:

                      -Que se otorguen becas a hijos de los submarinistas a lo largo de sus estudios, incluidos bebés y niños de menos de 3 años, como así también hijos con capacidades diferentes.

                      -Que se continúe con la búsqueda, sin importar quién este en el gobierno.


                      https://www.infobae.com/sociedad/201...-ara-san-juan/

                      Comentario


                      • Aguad es un incompetente para el puesto.....solo esta como relleno ya que 4 ministerios por acuerdo con el radicalismo (que políticamente sirve como relleno o estorbo) son para ellos.....todas las promesas que haga se las lleva el viento y son palabras vacías.....parece que el país ya se olvido de los 44 héroes, pareciera que solo fueron una desafortunada noticia de verano.....las FA's vienen en caída hace décadas y todo indica que van a seguir por el mismo camino.....

                        Comentario


                        • El Ministerio de Defensa creará una unidad especial para apoyar a todas las fuerzas de seguridad

                          La Fuerza de Despliegue Rápido (FDR) estará conformada por las tres Fuerzas Armadas y servirá de apoyo logístico para operativos contra el narcotráfico y el cuidado de los recursos naturales
                          Por Martín Dinatale | 7 de febrero de 2018 Mauricio Macri durante un acto de las Fuerzas Armadas (NA)
                          Por pedido expreso del presidente Mauricio Macri y ante el alarmante incremento del narcotráfico en la región, el Ministerio de Defensa dispondrá en lo inmediato de la creación de una Fuerza de Despliegue Rápido (FDR) para las tres fuerzas armadas con el objetivo de brindar apoyo logístico al Ministerio de Seguridad en todo lo que tiene que ver con operativos contra los carteles de droga en la frontera, el cuidado de recurso naturales y el avance de grupos violentos mapuches extremistas.

                          El ministro de Defensa Oscar Aguad ya puso en marcha el desarrollo de un ambicioso plan para crear una gran FDR en todo el país a la que equipará con la compra de helicopteros, el abastecimiento de camiones de brigada, armamento moderno y aviones. "Es hora de que las Fuerzas Armadas tengan un rol activo en la lucha contra el narcotráfico y el cuidado de los recursos naturales de la Argentina como ocurre en cualquier lugar del mundo", dijo a Infobae una fuente calificada del Ministerio de Defensa.

                          De esta manera, la intención del Gobierno es ampliar la actual Fuerza de Despliegue Rápido que hoy funciona bajo la órbita exclusiva del Ejército. Ahora se ampliará esta FDR para la Armada y la Fuerza Aérea en una unidad centralizada que tenga un rápido accionar en las fronteras o focos de conflicto donde se pongan en riesgo los recursos naturales.

                          Desde la Casa Rosada aclararon expresamente que por la ley de Defensa y la de Seguridad Interior las Fuerzas Armadas no pueden actuar en el interior de la Argentina. "Nada se hará por fuera de la ley", dijo un funcionario allegado al ministro Aguad. Así, la FDR unificada actuará en adelante sólo como apoyo logístico en operativos que lleve adelante la Prefectura, la Gendarmería, la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria o las policías provinciales. Esto forma parte de lo que el ministro de Defensa Aguad considera una "reestructuración y modernización en la práctica de las Fuerzas Armadas". (NA)
                          Desde el Ministerio de Defensa explicaron a Infobae que la nueva FDR estará situada en un lugar centralizado de la Argentina para desplegarse rápidamente a diferentes puntos del país, aunque no está claro aun el lugar. Podría ser Córdoba o Tucumán. No está definido aun. Tampoco está claro si en el futuro se cerrarán los actuales centros de Fuerza de Despliegue Rápido que hoy dependen exclusivamente a la órbita del Ejército. Entre esta estructura actual se cuenta a la IV Brigada Aerotransportada, la X Brigada mecanizada, la Agrupación de Fuerzas Especiales y la Companía de Buzos de Ejército, entre otros. A partir del decreto que está en borrador en el Ministerio de Defensa todas estas unidades pasarán a estar bajo la FDR de las tres Fuerzas Armadas.

                          En el Gobierno observan que muchos operativos de las fuerzas de seguridad contra el narcotráfico se podrían fortalecer con la ayuda de un apoyo logístico de las Fuerzas Armadas. Esto se visualiza mucho en la frontera norte o en la hidrovía del Uruguay y el Paraná con el incremento de los operativos contra las bandas de narcotraficantes. Al mismo tiempo, desde las Fuerzas Armadas ven que hace falta una mayor presencia militar para cuidar los recursos naturales. Una alerta que se observó el año pasado fueron los ataques de vandalismo del grupo RAM en la zona de Vaca Muerta donde se puso como blanco a pozos petroleros o refinerías de gas. Durante el 2017 hubo más de 15 ataques que tiene registrado el Ministerio de Seguridad a zonas de "alto riesgo" e impacto en el cuidado de los recursos naturales. Para evitar este tipo de desmanes y dar apoyo a las fuerzas de seguridad nacionales o a las policías provinciales es que se requerirá el apoyo logístico de la FDR. (NA)
                          Para equipar a este comando especial unificado de las tres fuerzas armadas, el Ministerio de Defensa compró a Italia 20 helicópteros Augusta Westland AB206, en los próximos días llegarán de Estados Unidos otros cuatro helicópteros Bell 412 EP que serán utilizados para tareas de búsqueda y rescate; se usarán los cinco aviones Dassault-Breguet Super Étendard, conocidos como el "estandarte" comprados a Francia; también está en revisión la compra a Francia de cuatro buques de patrullaje y se prevé el reequipamientos de camiones y blindados.

                          Para sustentar todo este reequipamiento y la creación de la FDR el Ministerio de Defensa contempla el ingreso de fondos con la venta de inmuebles y terrenos de las Fuerzas Armadas. Está pautado con Hacienda que un 70% del ingreso al Estado por esas ventas se destinará para las Fuerzas Armadas y en gran medida esos fondos irán a parar a la nueva fuerza de despliegue rápido que se creará.

                          La nueva FDR contará con la capacitación y el intercambio de experiencias de otros países. Por caso, como adelantó Infobae, el ministro de Defensa viajará el próximo jueves a Miami para reunirse con los altos mandos del Comando Sur. Allí, Aguad confluirá con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich que saldrá hoy a una visita oficial en Washington con una nutrida agenda: se entrevistará con autoridades del FBI, la DEA, la Homeland Securuty y el Departamento de Estado. La reunión de Aguad y Bullrich en Miami a partir del viernes en Miami tiene por finalidad tomar ideas del Comando Sur para darle forma a la nueva FDR que empezará a funcionar en los próximos meses. Las tareas de capacitación de militares y fuerzas de seguridad de Estados Unidos o de países de la Unión Europea resultan ser claves para el gobierno en el emprendimiento de estos planes de acción.

                          Comentario


                          • Esto forma parte de lo que el ministro de Defensa Aguad considera una "reestructuración y modernización en la práctica de las Fuerzas Armadas".

                            Bueno, esto es lo que ocurrió después de exprimirse el balero estos 26 meses de gestión: crear una gran FDR para apoyo logístico del Ministerio de Seguridad. No veo la ganancia en esto. ¿Que piensan hacer, movilizar una brigada de paracaidistas para decomisar una pick up con droga o hacer un allanamiento en algún barrio? No le veo el sentido de despilfarrar plata en una nueva organización dentro de las FFAA solo para despachar de prestado un par de camiones o helicópteros. Lo lógico sería equipar a las FFSS de cada provincia o a las FFSS federales (PFA, Gendarmeria, Prefectura). Ya tiene tres fuerzas federales cada una con un componente aéreo y camiones y blindados de ruedas (los cuales las FFAA no poseen), por qué primero no coordinan esas fuerzas que ya se encuentran en la orbita de un mismo ministerio antes de enredar a las FFAA en este asunto.

                            El enfoque que le da este gobierno a las FFAA me da a entender que muchas capacidades que se perdieron con el tiempo no las van a solucionar (falta de defensa AA, falta de misiles AT en cantidad, falta de tranporte estratégico, volver a tener una fuerza de submarinos (arma estrategica), falta de buque de desembarco y repotenciación de fuerzas de desembarco, etc
                            Editado por última vez por DarwinII; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/6146-darwinii en 07/02/18, 10:37:55.

                            Comentario


                            • Estimados miembros del foro, sin conocer los trasfondos que encierra esta famosa reestructuracíon lo que, a mi entender, se ve a las claras es que van a convertir a las fuerzas armadas en fuerzas de seguridad.
                              Cuando escuche por primera ves lo de la reestructuración, automáticamente se me vino a la cabeza: misiles de defensa antiaérea, adquisición de transporte estratégico, fragatas, incluso algún modesto porta aviones o porta helicópteros, helicópteros de ataque a tierra, etc.
                              Pero esto no es así!. Están haciendo una ensalada y mezcla de cosas sin parangón en ningún lugar del mundo, esto es una receta perfecta para el desastre.
                              Para darles un simple ejemplo:

                              Extracto de la publicación de infobae

                              Desde el Ministerio de Defensa explicaron a Infobae que la nueva FDR estará situada en un lugar centralizado de la Argentina para desplegarse rápidamente a diferentes puntos del país, aunque no está claro aun el lugar. Podría ser Córdoba o Tucumán.

                              Creo que han cambiado los mapas porque yo no vi nunca que Tucumán se encuentre en el centro del país. Esto me lleva a pensar 2 cosas:
                              a) Infobae se confundió y van a crear dos FDR una para norte y centro o otra para la patagoni, o
                              b) No tiene la mas pálida idea de donde están parados.

                              Espero equivocarme, espero que el árbol me este tapando el bosque y que la reforma esa adecuada, pero sinceramente tengo mis muy serias dudas al respecto. saludos

                              Comentario


                              • Hola darwin, concuerdo. Parece que la cosa viene por ahi.... el tema es que esta nueva mision no interfiera con la verdadera mision de las ffaa

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X