Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Ministerio de Defensa de la Republica Argentina

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • https://www.infobae.com/politica/2018/06/12/las-ffaa-rechazaron-la-idea-de-transferir-personal-militar-para-tareas-de-seguridad-interna/ Las FFAA rechazaron la idea de transferir personal militar para tareas de seguridad interna

    Una comisión le transmitió al Ministerio de Defensa que es "inviable" e "incompatible" trasladar a oficiales del Ejército o personal de la Armada a la Gendarmería para dar apoyo al combate contra el delito

    Por Martín Dinatale
    12 de junio de 2018
    mdinatale@infobae.com
    En medio del debate por los posibles cambios en el rol de los militares y su participación en seguridad interna, las Fuerzas Armadas rechazaron de plano la idea de traspasar personal militar a las fuerzas de seguridad.

    Según pudo saber Infobae, una comisión de estudio de las Fuerzas Armadas se reunió la semana pasada con las autoridades del Ministerio de Defensa que lidera Oscar Aguad y le comunicaron que la idea de transferir personal militar a las fuerzas de seguridad "resulta incompatible" e "inconveniente" según las leyes vigentes.

    Hace un mes, el Ministerio de Seguridad evaluó la posibilidad de traspasar suboficiales del Ejército a Gendarmería y personal de la Armada a la Prefectura para sumarlos a las tareas de seguridad interna. Infobae adelantó en su momento que el objetivo de la ministra Patricia Bullrich era convocar a más efectivos para los operativos de seguridad en los grandes centros urbanos para revertir los alarmantes índices del delito, sin retirar gendarmes de las fronteras, donde se incauta el 90% de la droga que ingresa al país.

    La propuesta había sido discutida con la Jefatura de Gabinete pero desde las Fuerzas Armadas le transmitieron al ministro Aguad que ese proyecto resulta "inviable" o que, eventualmente, se debería modificar el actual régimen legal de funcionamiento del personal militar.


    La semana pasada hubo una reunión de una comisión de estudio en las Fuerzas Armadas donde se descartó esa posibilidad. "Técnicamente, es muy complicada de instrumentar porque se necesita reformular dos leyes de funcionamiento de ambas fuerzas involucradas", explicaron a Infobae especialistas que estudiaron el tema.

    Así, se argumentó que la ley de personal militar es "incompatible con las características de las fuerzas de seguridad". Y para los militares hoy resulta "inconveniente" modificar este régimen.


    También hubo otras fuentes castrenses consultadas que añadieron que más allá de la ley de seguridad interior donde se marca el campo de acción a las fuerzas de seguridad y la ley de defensa hay "diferencias en las leyes orgánicas de funcionamiento de cada fuerza".

    Si bien económicamente a los militares les resultaría beneficioso este traspaso, ya que un oficial cobra mucho menos que un gendarme, lo cierto es que en las Fuerzas Armadas explicaron que hay "una formación técnica diferente" de la Gendarmería o la Prefectura que hace incompatible la unificación del personal.

    En cambio, habría una aceptación plena de la idea del Ministerio de Seguridad de disponer a los militares en la defensa de los "centros críticos" de la Argentina como ser centrales nucleares, represas o determinados edificios públicos situados en zonas de frontera.

    Según explicaron desde el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas avalan esta idea de dar cobertura militar a los "centros críticos" para que liberar así al personal de la Gendarmería o la Prefectura de esos lugares y trasladarlos a zonas donde se necesite combatir el narcotráfico o la frontera porosa para el tráfico de mercaderías.

    En las Fuerzas Armadas existe una visión general de acompañamiento a la propuesta del presidente Mauricio Macri de darle un nuevo rol a los militares en la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico. Sin embargo, se muestran cautos a la hora de evaluar los argumentos legales y los detalles de la forma en que esta iniciativa podría ser llevada a la práctica.

    Comentario


    • Hola a todos, era previsible que las FFAA lo rechazaran.... uno se forma, se perfecciona y le dedica largos años de su vida a algo y resulta que por que la clase política no tiene la más p... idea de nada, te manda a hacer otra cosa, a otra institución..... o sea es como mandar a un abogado a trabajar de contador porque los dos usan corbata.....

      Comentario


        • El Gobierno enviará 4.000 militares a la frontera norte para luchar contra el narcotráfico
        Mauricio Macri tomó la decisión a pesar de que las Fuerzas Armadas consideran que es “inviable” e “incompatible” con las funciones del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea

        Por Martín Dinatale
        13 de junio de 2018
        mdinatale@infobae.com
        En línea con la idea del presidente Mauricio Macri de avanzar en el plan de incorporar a las Fuerzas Armadas a la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico, el Gobierno dispuso hoy que en los próximos meses serán trasladados 4.000 efectivos militares a la zona norte de la frontera para brindar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad.

        Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, la intención de Macri es reforzar toda la frontera de Salta a Misiones con efectivos militares que trabajen en conjunto con la Gendarmería.

        "Hay que avanzar en el plan estratégico de seguridad con apoyo militar para frenar el narcotráfico y este es un hecho concreto: el traslado de militares a las fronteras para custodiar los pasos ilegales de frontera", dijo una alta fuente de la Casa Rosada.



        De esta manera, en una primera etapa habrá 1.000 efectivos del Ejército que harán apoyo logístico a los gendarmes que ya están colaborando en las provincias del norte, y en los sucesivos meses se sumarán otros 3.000 de la Armada y la Fuerza Aérea.


        Así se resolvió ayer tras una reunión que mantuvo Macri, donde participaron el Jefe de Gabinete Marcos Peña, y los Ministros de Defensa Oscar Aguad y de Seguridad Patricia Bullrich, a la vez que estaban los referentes de las tres Fuerzas Armadas, de la Gendarmería y el secretario de asuntos estratégicos del gobierno Fulvio Pompeo.

        En esa reunión se avanzó en la organización y despliegue de las FFAA para brindar colaboración y apoyo a las fuerzas de seguridad en la frontera norte del país. Esto no implicará, como adelantó ayer Infobae, que las Fuerzas Armadas transferirán su personal a las fuerzas de seguridad. Solo harán apoyo logístico de movimientos de equipos, camiones y helicópteros.

        "Con la atención puesta en los pasos limítrofes ilegales, se están definiendo acciones conjuntas para cubrir el territorio desde Salta a Misiones, con dotación de personal que se incorpore gradualmente y rotación periódica, a efectos de tener mayor presencia de las instituciones del estado", dijeron desde el ministerio de seguridad.

        En la reunión se evaluaron también otras alternativas de apoyo de las Fuerzas Armadas a la seguridad y a la lucha contra el narcotráfico. No está definido aún si se emitirá un decreto que elimine la norma 727/2006 que en su momento emitió Néstor Kirchner para reclamar la ley de defensa en la cual se dispuso taxtaivamente que las Fuerzas Armadas solo podrán actuar contra un ataque de un Estado. Por ahora no hay definiciones legales de cómo se actuará en el apoyo pleno de los militares con las fuerzas de seguridad.

        https://www.infobae.com/politica/201...-narcotrafico/

        Comentario


        • La Defensa, más allá de papeles, leyes y decretos

          Por Fabián Calle | 15 de junio de 2018

          Desde el regreso al orden constitucional, en 1983, la dirigencia política argentina ha desarrollado un plexo normativo amplio y detallado en el área de la defensa nacional y seguridad. Con grandes consensos parlamentarios, se votaron leyes relevantes en 1988, 1992, 1998 y 2001. Más recientemente, si bien ya hace 12 años, se emitió el decreto 727 que reglamenta la ley de defensa nacional. Este, también vía decreto, estaría en camino de ser reemplazado y adaptado a los estándares que tienen la mayoría de los países del mundo, entre ellos, nuestros vecinos de la región sudamericana. Incluyendo los autodenominados "bolivarianos". Desde ya, sin caer en casos extremos como la abierta y activa intervención militar en la vida política y económica de Venezuela. Es llamativo, si bien comprensivo por la presencia de filtros ideológicos y dobles estándares, que algunos sectores políticos y académicos argentinos que son fóbicos a cualquier cosa que esté relacionada con las Fuerzas Armadas argentinas mantengan un ensordecedor silencio con lo que ocurre en este plano en el país caribeño.

          En las últimos meses se ha escuchado, desde sectores políticos e intelectuales opositores, o al menos no afines al Gobierno, un amplio conjunto de advertencias sobre lo que hace y o lo que querría hacer el oficialismo en materia de defensa y seguridad. Veamos algunas de ellas: "El Gobierno no informa, ¿esconde algo?", "¿Cambiar la defensa por decreto es lo correcto?" (quizás olvidan que el anterior también era un decreto que no pasó por el Congreso) y "anteriores gobiernos no politizaron ni involucraron a los militares en inteligencia interior" (ni hace falta remarcar lo endeble de esa afirmación). También, que el Gobierno debilitaría la capacidad de disuasión contra enemigos estatales y que la Justicia militar ampararía abusos de los militares argentinos que violen otra vez los derechos humanos en las tareas que supuestamente les asignen. Parece que los que argumentan en este sentido no se han interiorizado con mucho de los cambios legales en esta materia en las últimas décadas.

          Desde ya, todo lo anterior lleva a estos sectores a alertar que este Gobierno desprofesionalizaría a los militares y que en el fondo Mauricio Macri desde siempre quiere a las Fuerzas Armadas en seguridad interior. Pero que no lo logra, por la resistencia de los radicales de Cambiemos, fuertes y activas ONG, y una sociedad civil alerta y participativa. ¿También asumen que los militares se preguntan para qué estos cambios? Desde ya no podía faltar el fantasma acerca de que, frente a un ajuste muy duro para el pueblo, estas reformas en el campo de la defensa apuntarían a enfrentar eventual malestar popular. Asimismo, se incluye el supuesto alineamiento de Macri con Estados Unidos, lo cual deriva, según ellos, en aplicar su agenda en lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Todo ello abriría la puerta al regreso de la hipótesis del enemigo interno.

          Frente a este torrente de críticas, alertas, advertencia, pseudoprofecías y pronósticos, ¿cómo debería reaccionar el Gobierno nacional? En primer lugar, asumir que ese cúmulo de normas y arquitectura legal que se ha venido haciendo desde 1983, si bien meritoria y suponemos que bien intencionada, se ha visto acompañada por más y más deterioro, y hasta el colapso de las capacidades disuasivas del país. En otras palabras, sus medios aéreos, navales y terrestres. En el barrio, sería algo así como "todo muy lindo en los papeles, pero en la cancha se ven los pingos". En otras palabras, un debate desconectado de la realidad cotidiana en lo material y en lo anímico de las Fuerzas Armadas. Sin duda, uno de los escasos sectores sociales de la Argentina que en los últimos casi treinta años no ha movido un dedo para provocar inestabilidad institucional y fragotes. Reflejado, en sus ediciones más recientes, en el reparto de helicópteros de juguete en actos públicos.

          La fascinación de algunos sectores por el "cuanto peor, mejor" o incendios fundacionales. El problema es que esos grupos de nuestra dirigencia han demostrado ser eficientes piromaníacos, pero muy malos bomberos. ¿Qué más debería hacer el actual Gobierno? Tener muy en claro cuáles de esos cuestionamientos son bien intencionados y constructivos, y cuáles están motivados por la lógica destructiva y agonal previamente mencionada. Por ende, dotadas de altos niveles de cinismo, hipocresía y escandalosos en dobles estándares. Para el primer grupo, el camino es escuchar, explicar y debatir. Para los otros, la ironía y el sarcasmo alcanzan.

          Recuerdo un colega centroamericano que, al momento de responder una pregunta referida a cuál era la frontera precisa entre la defensa y la seguridad interior, se limitó a decir: "Depende del calibre de las armas y de la doctrina de combate de los actores que desafían al Estado". Si estos están dotados de fusiles de asalto, granadas, ametralladoras, camionetas blindadas, sofisticados equipos de comunicación, miras térmicas, etcétera, difícilmente sea un tema policial. Así, como si la intención dista de ser un hecho delictivo que busca el lucro, sino que tienen como norte tomar el poder o condicionar las decisiones legítimamente elegidas por el pueblo, seguramente dejará de ser también un evento policíaco.

          Finalmente, y no por ello menos importante, asumir que la dirigencia argentina, tanto el oficialismo como los sectores de oposición con sentido de responsabilidad republicana, se deben un ejercicio básico y fundamental. Pensar y poner en blanco sobre negro cuáles son los intereses nacionales vitales y de largo plazo de la Argentina. Solo a partir de allí y no exclusivamente tratando de pensar la defensa nacional a partir de las amenazas más o menos de moda en debate académico y político, ni con la mirada puesta en un espejo retrovisor de 40 años atrás, se podrá dar un salto cualitativo, realista y con consensos básicos y profundos. Que vayan más allá de los papeles y los grandes rótulos.

          Comentario


          • Originalmente publicado por geroscar Ver Mensaje
            La Defensa, más allá de papeles, leyes y decretos


            Por Fabián Calle | 15 de junio de 2018

            Desde el regreso al orden constitucional, en 1983, la dirigencia política argentina ha desarrollado un plexo normativo amplio y detallado en el área de la defensa nacional y seguridad. Con grandes consensos parlamentarios, se votaron leyes relevantes en 1988, 1992, 1998 y 2001. Más recientemente, si bien ya hace 12 años, se emitió el decreto 727 que reglamenta la ley de defensa nacional. Este, también vía decreto, estaría en camino de ser reemplazado y adaptado a los estándares que tienen la mayoría de los países del mundo, entre ellos, nuestros vecinos de la región sudamericana. Incluyendo los autodenominados "bolivarianos". Desde ya, sin caer en casos extremos como la abierta y activa intervención militar en la vida política y económica de Venezuela. Es llamativo, si bien comprensivo por la presencia de filtros ideológicos y dobles estándares, que algunos sectores políticos y académicos argentinos que son fóbicos a cualquier cosa que esté relacionada con las Fuerzas Armadas argentinas mantengan un ensordecedor silencio con lo que ocurre en este plano en el país caribeño.

            En las últimos meses se ha escuchado, desde sectores políticos e intelectuales opositores, o al menos no afines al Gobierno, un amplio conjunto de advertencias sobre lo que hace y o lo que querría hacer el oficialismo en materia de defensa y seguridad. Veamos algunas de ellas: "El Gobierno no informa, ¿esconde algo?", "¿Cambiar la defensa por decreto es lo correcto?" (quizás olvidan que el anterior también era un decreto que no pasó por el Congreso) y "anteriores gobiernos no politizaron ni involucraron a los militares en inteligencia interior" (ni hace falta remarcar lo endeble de esa afirmación). También, que el Gobierno debilitaría la capacidad de disuasión contra enemigos estatales y que la Justicia militar ampararía abusos de los militares argentinos que violen otra vez los derechos humanos en las tareas que supuestamente les asignen. Parece que los que argumentan en este sentido no se han interiorizado con mucho de los cambios legales en esta materia en las últimas décadas.

            Desde ya, todo lo anterior lleva a estos sectores a alertar que este Gobierno desprofesionalizaría a los militares y que en el fondo Mauricio Macri desde siempre quiere a las Fuerzas Armadas en seguridad interior. Pero que no lo logra, por la resistencia de los radicales de Cambiemos, fuertes y activas ONG, y una sociedad civil alerta y participativa. ¿También asumen que los militares se preguntan para qué estos cambios? Desde ya no podía faltar el fantasma acerca de que, frente a un ajuste muy duro para el pueblo, estas reformas en el campo de la defensa apuntarían a enfrentar eventual malestar popular. Asimismo, se incluye el supuesto alineamiento de Macri con Estados Unidos, lo cual deriva, según ellos, en aplicar su agenda en lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Todo ello abriría la puerta al regreso de la hipótesis del enemigo interno.

            Frente a este torrente de críticas, alertas, advertencia, pseudoprofecías y pronósticos, ¿cómo debería reaccionar el Gobierno nacional? En primer lugar, asumir que ese cúmulo de normas y arquitectura legal que se ha venido haciendo desde 1983, si bien meritoria y suponemos que bien intencionada, se ha visto acompañada por más y más deterioro, y hasta el colapso de las capacidades disuasivas del país. En otras palabras, sus medios aéreos, navales y terrestres. En el barrio, sería algo así como "todo muy lindo en los papeles, pero en la cancha se ven los pingos". En otras palabras, un debate desconectado de la realidad cotidiana en lo material y en lo anímico de las Fuerzas Armadas. Sin duda, uno de los escasos sectores sociales de la Argentina que en los últimos casi treinta años no ha movido un dedo para provocar inestabilidad institucional y fragotes. Reflejado, en sus ediciones más recientes, en el reparto de helicópteros de juguete en actos públicos.

            La fascinación de algunos sectores por el "cuanto peor, mejor" o incendios fundacionales. El problema es que esos grupos de nuestra dirigencia han demostrado ser eficientes piromaníacos, pero muy malos bomberos. ¿Qué más debería hacer el actual Gobierno? Tener muy en claro cuáles de esos cuestionamientos son bien intencionados y constructivos, y cuáles están motivados por la lógica destructiva y agonal previamente mencionada. Por ende, dotadas de altos niveles de cinismo, hipocresía y escandalosos en dobles estándares. Para el primer grupo, el camino es escuchar, explicar y debatir. Para los otros, la ironía y el sarcasmo alcanzan.

            Recuerdo un colega centroamericano que, al momento de responder una pregunta referida a cuál era la frontera precisa entre la defensa y la seguridad interior, se limitó a decir: "Depende del calibre de las armas y de la doctrina de combate de los actores que desafían al Estado". Si estos están dotados de fusiles de asalto, granadas, ametralladoras, camionetas blindadas, sofisticados equipos de comunicación, miras térmicas, etcétera, difícilmente sea un tema policial. Así, como si la intención dista de ser un hecho delictivo que busca el lucro, sino que tienen como norte tomar el poder o condicionar las decisiones legítimamente elegidas por el pueblo, seguramente dejará de ser también un evento policíaco.

            Finalmente, y no por ello menos importante, asumir que la dirigencia argentina, tanto el oficialismo como los sectores de oposición con sentido de responsabilidad republicana, se deben un ejercicio básico y fundamental. Pensar y poner en blanco sobre negro cuáles son los intereses nacionales vitales y de largo plazo de la Argentina. Solo a partir de allí y no exclusivamente tratando de pensar la defensa nacional a partir de las amenazas más o menos de moda en debate académico y político, ni con la mirada puesta en un espejo retrovisor de 40 años atrás, se podrá dar un salto cualitativo, realista y con consensos básicos y profundos. Que vayan más allá de los papeles y los grandes rótulos.
            Buena nota..., da de lleno en el centro del asunto. Pobre balance en materia de política de defensa para un país que lleva 202 años de vida independiente..., casi que uno se preguntaría: cómo demonios se las arreglaron para mantenerse soberanos tanto tiempo?..., convengamos que la Argentina se desarrolló como país cual animal vegetariano que crece en un territorio donde no existen depredadores..., al menos hasta ahora.

            Y aquí me surgen algunas preguntas que le vendrían al dedillo al Dr. Sapponaro..., realmente ha tenido la Argentina en claro sus intereses vitales y de largo plazo a lo largo de su historia nacional?..., qué políticas de estado en materia de defensa realmente pasaron del papel a la realidad desde 1816 a la fecha?..., indudablemente -más allá de las batallas por la consolidación de la independencia y la unión nacional- la conquista del desierto y la incorporación y ocupación efectiva de la Patagonia es por lejos el hito más destacable y no es casualidad. En este hecho histórico actuaron hombres de estado y de armas de un calibre superlativo...; y yendo más allá...., y por supuesto, tomando como nivel de análisis el de planeamiento estratégico y político, eran en 1.982 nuestras FF.AA. las adecuadas para la guerra que se llevó a cabo?, estaban equipadas y adiestradas al mejor nivel que lo permitían sus presupuestos para proteger los intereses vitales de la Nación?..., y así podíamos seguir largo rato..., estas son duras preguntas que en mucho casos no sucitan respuestas felices pero es un ejercicio harto necesario para aprender de nuestros errores y de una buena vez encaminar la defensa nacional en un sentido amplio.

            Mientras tanto..., acá seguimos esperando "el plan"...; y por ahora corto, porque me quedé sin margaritas...
            Editado por última vez por Kóshkil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8016-k%C3%B3shkil en 15/06/18, 15:56:20.

            Comentario


            • Originalmente publicado por Kóshkil Ver Mensaje

              Buena nota..., da de lleno en el centro del asunto. Pobre balance en materia de política de defensa para un país que lleva 202 años de vida independiente..., casi que uno se preguntaría: cómo demonios se las arreglaron para mantenerse soberanos tanto tiempo?..., convengamos que la Argentina se desarrolló como país cual animal vegetariano que crece en un territorio donde no existen depredadores..., al menos hasta ahora.
              Y aquí me surgen algunas preguntas que le vendrían al dedillo al Dr. Sapponaro..., realmente ha tenido la Argentina en claro sus intereses vitales y de largo plazo a lo largo de su historia nacional?..., qué políticas de estado en materia de defensa realmente pasaron del papel a la realidad desde 1816 a la fecha?..., indudablemente, la conquista del desierto, la incorporación y ocupación efectiva de la Patagonia es por lejos el hito más destacable y no es casualidad. En este hecho histórico actuaron hombres de estado y de armas de un calibre superlativo...; y yendo más allá...., y por supuesto, tomando como nivel de análisis el de planeamiento estratégico y político, eran en 1.982 nuestras FF.AA. las adecuadas para la guerra que se llevó a cabo?, estaban equipadas y adiestradas al mejor nivel que lo permitían sus presupuestos para proteger los intereses vitales de la Nación?..., y así podíamos seguir largo rato..., estas son duras preguntas que en mucho casos no sucitan respuestas felices pero es un ejercicio harto necesario para aprender de nuestros errores y de una buena vez encaminar la defensa nacional en un sentido amplio. Mientras tanto..., acá seguimos esperando "el plan"...; y por ahora corto, porque me quedé sin margaritas...
              "...la Argentina se desarrolló como país cual animal vegetariano que crece en un territorio donde no existen depredadores..., al menos hasta ahora." Así es, hemos tenido la suerte de ser casi un país insular delimitado por una cordillera, por el mar y por grandes ríos a lo que se suma que los países linderos de la frontera norte no han tenido la dimensión necesaria para pensar en términos de un conflicto armado en la historia más o menos reciente. Pero confiarse en la historia o en la actual "amistad" de los países que nos rodean es un apuesta en la que tenemos mucho que perder si se prolonga la situación actual de nuestras FFAA. Pero no es necesario escalar a un conflicto armado tradicional para perjudicar seriamente nuestra soberanía, nuestra autodeterminación, la libertad y el bienestar de nuestros habitantes. Como lo he mencionado en otro comentario creo que a las amenazas tradicionales se suman nuevas amenazas no solo en materia de Defensa Nacional sino también en materia de seguridad. Hoy más que nunca deberíamos pensar en términos estratégicos, con nuestro pensamiento puesto en el futuro, definir claramente cuales son nuestros objetivos en estas materias y cual ha ser la ruta estratégica que seguiremos para alcanzarlos. La vieja escuela nos enseñaba que el poder político debe fijar, recalco el "debe", objetivos estratégicos pero tan importante como lo primero es asignar los recursos necesarios para alcanzarlos. Lo primero sin lo segundo es letra muerta, discurso de barricada o mentira de campaña, El "para allá vamos" resulta fundamental pero el presupuesto que se le asigne es vital. Pero en estas últimas décadas los políticos que han asumido las máximas responsabilidades institucionales en nuestro país han jugado más a parecerse a Neville Chamberlain que a Wiston Churchill. Ojo, que si no fuera por el último es probable que Inglaterra hubiera terminado formando parte del Tercer Reich.
              RCTAN8
              "Vis pacem, para bellum"
              "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
              (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

              Comentario


              • La Justicia desnuda el deterioro de las Fuerzas Armadas


                Fuente: Archivo




                Una investigación iniciada tras la tragedia del ARA San Juan detectó que la mayoría de los equipos están obsoletos.


                En los tribunales federales de Comodoro Py avanza una investigación para determinar si hay responsables penales detrás del "estado de deterioro" de las Fuerzas Armadas.

                El promotor del expediente es el fiscal federal Jorge Di Lello, y su punto de partida fueron la desaparición del submarino ARA San Juan y otras tragedias militares que -en términos del fiscal- podrían ser consecuencia de hechos o conductas delictivos. De la información que Di Lello reunió hasta ahora resulta que desde hace años el material con el que operan las tres fuerzas es obsoleto.

                De acuerdo con los informes presentados por testigos, no hay submarinos en condiciones de navegar, la mayoría de los aviones están fuera de servicio y no hay un solo avión de combate en vuelo; tampoco hay municiones suficientes para el mínimo entrenamiento exigible y la mayor parte de los vehículos rodantes no tienen permiso para circular por la calle: no pasan la verificación técnica.

                El expediente que abrió Di Lello, en el que ya declararon siete exministros de Defensa, es una "investigación preliminar", una instancia previa al inicio formal de una causa penal. Abarca un período de más de 35 años: desde la Guerra de Malvinas , durante la dictadura, en adelante.

                En una entrevista con LA NACION, el ministro de Defensa, Oscar Aguad , admitió que el estado del material operativo de las fuerzas es obsoleto. Lo adjudicó a "la decadencia integral del país" y a la "estigmatización" que, dijo, sufrieron los militares durante la última década. Según Aguad, la idea del Gobierno es mejorar la inversión, pero con conciencia de que son tiempos "de grandes restricciones" para el país. Anunció además que las fuerzas están en plena reconversión y que el Gobierno va a derogar el decreto deNéstor Kirchner que solo les permite actuar ante un ataque exterior que sea de otro Estado.

                Este año, el estado de las fuerzas es un asunto especialmente delicado: Buenos Aires será sede de la Cumbre del G-20 y recibirá a los principales líderes del mundo.

                "¿Para qué tiene la Argentina FF.AA.? ¿Tiene el país hipótesis de conflicto? Si tiene, ¿está equipado para enfrentarlas?", se preguntó el fiscal como uno de los ejes de su investigación. Consultado sobre el porqué de este expediente, afirmó: "El detonante fue el ARA San Juan, pero yo venía observando que a las fuerzas las disminuyeron, que tienen malos sueldos (ganan menos que las fuerzas de seguridad), que no tienen equipamiento ni instrucción suficiente".

                En los últimos seis meses, sin que trascendiera, Di Lello reunió documentación sobre el estado del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea y ya declararon como testigos siete exministros de Defensa y militares retirados. Horacio Jaunarena, ministro de Defensa de Raúl Alfonsín, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde , declaró: "La Armada cuenta con una importante cantidad de naves que solo sirven a los efectos estadísticos, porque no es posible ponerlas nuevamente en servicio [...]. Gran parte de los pilotos no pueden cumplir con las horas mínimas de vuelo que los habilitan para cumplir con su misión. La munición con la que cuenta el Ejército no alcanza siquiera para mantener un adecuado adiestramiento de sus hombres ni para sostener un mínimo de días de combate".

                El vicealmirante (R) Antonio Torres dijo que "los vuelos clandestinos" y la "pesca ilegal" demuestran que el país no está siquiera en condiciones de controlar el espacio terrestre, marítimo y aéreo.

                Las primeras páginas de la investigación de Di Lello son un relevamiento de "accidentes". Da cuenta de, al menos, 78 hechos con aviones y helicópteros militares desde 1986. Di Lello incorporó además un informe periodístico que dice que desde entonces murieron al menos 252 personas en tragedias militares.

                Citó como testigos a todos los exministros de Defensa, desde Jaunarena en adelante. Huberto Romero, Jorge Domínguez, Ricardo López Murphy, José Pampuro, Nilda Garré , Arturo Puricelli y Agustín Rossi . También, a militares de las tres fuerzas, aRosendo Fraga y a Elisa Carrió . "No incluimos a ministros de esta gestión ni a personal en actividad para respetar la investidura del comandante en jefe y el deber de verticalidad", dijo el fiscal. "Esta no es una investigación contra nadie -sostuvo Di Lello-, sino para ver si hubo responsabilidades penales a lo largo del tiempo o bien descubrir las causas del estado de deterioro".

                Las posibles figuras delictivas podrían ser "incumplimiento de los deberes de funcionario público" o "defraudación a la administración pública", de haber existido un fraude con el patrimonio destinado a las fuerzas. Si, en cambio, Di Lello concluye que no hubo delito, "se remitirán las conclusiones a todos aquellos a quienes la Constitución y las leyes les encomiendan atender a la defensa nacional", anunció.

                Por: Paz Rodríguez Niell-La Nación

                Comentario



                • "¿Para qué tiene la Argentina FF.AA.? ¿Tiene el país hipótesis de conflicto? Si tiene, ¿está equipado para enfrentarlas?"....... y dale con lo mismo... es una buena iniciativa, pero lamentablemente en este país nadie van en cana por corrupción..... lo único bueno es que el tema se ha instalada, ahora todo depende de como se lo lleve adelante.

                  Comentario


                  • Invito a todos los foristas a postear comentarios en el artículo de La Nación, no podemos quedarnos callados.
                    RCTAN8
                    "Vis pacem, para bellum"
                    "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
                    (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

                    Comentario


                    • Originalmente publicado por RCTAN8 Ver Mensaje
                      Invito a todos los foristas a postear comentarios en el artículo de La Nación, no podemos quedarnos callados.
                      adhiero, una pequeña reflexión que me surge de todo esto y a la vez es una pregunta. Si vemos los planes de reequipamiento y modernización de Brasil en particular y vemos a la región en general, vemos que los únicos que estamos planteando esta cuestión de no tener HHCC y de preguntarnos ¿para qué tener FFAA? , lo que a todas luces no tiene sentido en este mundo. Los diagnósticos sobran, ya sabemos como están nuestras FFAA, y sabemos que por un largo tiempo nuestro país unilateralmente ha cedido el control de su espacio aéreo y marítimo, en esta último caso en contra de toda previsión, ya que nuestro país acaba de incorporar una importante porción de territorio, en un momento donde la armada debe estar en su punto más bajo (sin submarinos, deben haber operativos unos dos o tres buques entre corbetas y destructores, sin Orion, casi sin helos).
                      Yo creo que llegó la hora de encarar en serio una política de defensa, y si no lo quieren hacer, que disuelvan las FFAA, y creen una "guardia nacional" al estilo Costa Rica y luego que se hagan cargo de esa decisión.
                      Finalmente, y como un humilde aporte, creo que el foco debe estar puesto en que queremos ser como país y que rol queremos jugar en el tablero regional, en una política integral que una a cancillería, ministerio de defensa, etc. y la pregunta es: ¿Señor Ministro, con todo el respeto del mundo, realmente uds. no ven la situación internacional?, y en particular, ¿Cómo explica que mientras nosotros encaramos un desarme uniltateral nuestros vecinos modernizan y mantienen unas ffaa acordes a sus necesidades? (si alguien tiene llegada, me gustaría que le hagan llegar estas preguntas)
                      Saludos

                      Comentario


                      • Originalmente publicado por BND Ver Mensaje
                        La Justicia desnuda el deterioro de las Fuerzas Armadas


                        Fuente: Archivo


                        El vicealmirante (R) Antonio Torres dijo que "los vuelos clandestinos" y la "pesca ilegal" demuestran que el país no está siquiera en condiciones de controlar el espacio terrestre, marítimo y aéreo.


                        Por: Paz Rodríguez Niell-La Nación
                        Bueno a Merd_nem habría que citarlo pronto, porque no le queda mucho y que nos explique porqué vendió para desguace el ARA 25 de Mayo, privatizó para nada la FMA, cerro la planta de enriquecimiento de uranio de Pilcaniyeu, porqué cancelo el programa TR-1700 con un submarino terminado al 75%, porqué cerró TAMSE, canceló el programa Condor a cambio de nada, porqué canceló la venta de 120 Pampas a Israel a cambio ce unos 60 Kfir.................... hizo tantas que se me escaparán algunas. Una verdadera basura, un traidor al 100%, cuyos restos el día que llegue no deberían permanecer en el territorio al que traiciono, tal vez en foso séptico pero me inclino a que nada permanezca en el país.

                        Unos han sido inútiles Rossi, Puricelli, otros inútiles y corruptos, pero, como Merd_nem y Garré una verdadera obra de la maldad contra la FFAA. Espero que Garré nos explique lo del submarino nuclear ya que el punto de partida del Fiscal es la pérdida del ARA San Juan.

                        Comentario


                        • Hola a todos, nota de perfil de hoy, la verdad que no se que pensar.....

                          http://www.perfil.com/noticias/polit...-armadas.phtml

                          Comentario


                          • Aguad: "La obsolescencia del material de las FF.AA. tiene que ver con la decadencia integral del país"

                            El ministro de Defensa dijo que las fuerzas sufrieron una gran falta de inversión y que fueron "estigmatizadas" durante la última década Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno Paz Rodríguez Niell SEGUIRComentar(49)
                            Me gusta
                            Compartir



                            19 de junio de 2018
                            ¿En qué estado está el material con el que operan las Fuerzas Armadas?

                            -Objetivamente, no es bueno. Es de muchísimos años y se mantiene gracias a la gran capacidad profesional de los integrantes de la fuerza, pero estamos frente a una falta de inversión en equipamiento muy importante.
                            -De acuerdo con información que reunió el fiscal Di Lello, no hay aviones de combate en vuelo ni submarinos en condiciones de navegar y el 80% del parque automotor tiene más de 30 años. Además, la mayoría de los vehículos no pasan la VTV, ¿es así?

                            -La situación es complicada [silencio]. El estado de obsolescencia del material de las FF.AA. tiene que ver con la decadencia integral del país. Además, las FF.AA. en la última década fueron estigmatizadas, se degradó su salario y no se invirtió casi nada en reequipamiento.

                            -Teniendo en cuenta lo que pasó con el ARA San Juan, si el material es obsoleto, ¿con qué nivel de seguridad trabajan las fuerzas?

                            -Si bien es cierto que el material es obsoleto, la calidad, la calificación profesional y la capacitación de las FF.AA. son extraordinarias. Y hay una instrucción a las tres fuerzas de que el material que no está en condiciones no se puede utilizar.

                            -Con el material que hay, ¿se puede dar una adecuada instrucción? Si la mayoría de los aviones no pueden volar, si no hay municiones...

                            -Solo la vocación de servicio y el compromiso del militar o el soldado argentino permiten que con ese material se pueda entrenar.

                            -¿Hay alguna novedad en la búsqueda del ARA San Juan?

                            -No, desgraciadamente no. Lo estamos buscando y seguiremos.

                            -¿Hasta cuándo?

                            -Hasta que la razón diga, pero tenemos expectativas de encontrarlo.

                            -¿Para qué tener FF.AA.?

                            -Son custodios de nuestra soberanía, integridad territorial, recursos naturales y, finalmente, de la vida y la libertad de los argentinos. Por eso son una parte esencial, vital y estratégica de nuestra nación. Pero cambiaron las amenazas. La guerra Estado-Estado ya no existe. Hoy los enemigos pueden ser organizaciones distintas, militares o no. Los ataques se pueden dar en el ciberespacio. Y está la amenaza de ocupación territorial a manos de redes delictivas, como las redes unificadas de narcotráfico, terrorismo y lavado de dinero.

                            -La reglamentación de la ley de defensa dice que solo pueden emplearse las FF.AA. ante una agresión externa "estatal".

                            -Todavía está vigente, pero por poco tiempo.

                            -¿Van a derogar ese decreto?

                            -Sí, porque la ley no dice eso, habla de un ataque externo, pero según el decreto del expresidente Kirchner ese ataque debe ser de otro Estado. Se va a derogar. Si no, prácticamente pierden sentido las fuerzas.

                            -¿Están pensando que las FF.AA. se destinen a seguridad interior [algo prohibido por ley]?

                            -No, pero hay nuevos desafíos que están muy ligados a la seguridad interior, como en la frontera norte. Las FF.AA. van a colaborar con las fuerzas de seguridad, fundamentalmente haciendo logística, con vigilancia estratégica, en la lucha contra el narcotráfico.

                            -¿En seguridad interior no?

                            -No, solo como apoyo logístico.

                            -El presupuesto destinado a defensa no llega al 1% del PBI. Es uno de los más bajos del mundo.

                            -Sí, el año pasado subió a 0,94 y la aspiración del Gobierno es llevarlo al 1%, pero obviamente estamos en un tiempo de grandes restricciones y a pesar de que las FF.AA. son un recurso estratégico de la Argentina hay sectores prioritarios a la hora de su recuperación. Acabamos de adquirir aviones de combate a Francia. Vamos a estar en condiciones de tener unos diez aviones de combate a fin de año. Estamos en vías de adquirir cuatro barcos a Francia, compramos helicópteros y vamos a refuncionalizar otros; compramos aviones de entrenamiento. Estamos produciendo Pampas para la defensa de la frontera norte y trabajando en artillarlos para luchar contra el narcotráfico.

                            -¿Por qué aviones de combate si no prevén una guerra tradicional?

                            -Estamos comprando de lo convencional, lo mínimo. Estamos en una época de cambio tecnológico en el armamento y tenemos la entre comillas suerte de no tener que amortizar capital, como tienen que hacer casi todos los países, sobre todo desarrollados. Apostamos a equipar las fuerzas con la nueva tecnología; aviones no tripulados, drones.

                            -Este año es el G-20, ¿está la Argentina en condiciones de recibir a los principales líderes del mundo?

                            -Sí, porque además va a contar con la colaboración de los países que vienen. Todos los mandatarios tienen sistemas de seguridad y van a colaborar.

                            -¿Eso no implica renunciar a soberanía y control del espacio? No implica dar llave en mano?

                            -No vamos a dar llave en mano a nadie. Habrá colaboración, pero el manejo de la defensa en el G-20 es de las FF.AA. y la seguridad interior, del Ministerio de Seguridad. Además, estamos comprando equipamiento muy moderno para la ciberdefensa, que es uno de los desafíos más importantes del G-20. Un sistema de inteligencia artificial y un sistema de software para impedir y repeler ataques a nuestra infraestructura vital y a nuestras redes.

                            -¿Hacia dónde van las FF.AA.?

                            -En breve vamos a dar a conocer la reconversión de las FF.AA., su rol estratégico y las acciones para cumplir con el rol de cuidar los espacios aéreo, terrestre, marítimo y el ciberespacio. Van a tener un cambio en su organización, en sus planes de estudio. Vamos a crear un ejército de la reserva y se van a privilegiar la capacitación y el uso de nueva tecnología.

                            Por: Paz Rodríguez Niell

                            Comentario


                            • Originalmente publicado por Javi Ver Mensaje
                              adhiero, una pequeña reflexión que me surge de todo esto y a la vez es una pregunta. Si vemos los planes de reequipamiento y modernización de Brasil en particular y vemos a la región en general, vemos que los únicos que estamos planteando esta cuestión de no tener HHCC y de preguntarnos ¿para qué tener FFAA? , lo que a todas luces no tiene sentido en este mundo. Los diagnósticos sobran, ya sabemos como están nuestras FFAA, y sabemos que por un largo tiempo nuestro país unilateralmente ha cedido el control de su espacio aéreo y marítimo, en esta último caso en contra de toda previsión, ya que nuestro país acaba de incorporar una importante porción de territorio, en un momento donde la armada debe estar en su punto más bajo (sin submarinos, deben haber operativos unos dos o tres buques entre corbetas y destructores, sin Orion, casi sin helos).
                              Yo creo que llegó la hora de encarar en serio una política de defensa, y si no lo quieren hacer, que disuelvan las FFAA, y creen una "guardia nacional" al estilo Costa Rica y luego que se hagan cargo de esa decisión.
                              Finalmente, y como un humilde aporte, creo que el foco debe estar puesto en que queremos ser como país y que rol queremos jugar en el tablero regional, en una política integral que una a cancillería, ministerio de defensa, etc. y la pregunta es: ¿Señor Ministro, con todo el respeto del mundo, realmente uds. no ven la situación internacional?, y en particular, ¿Cómo explica que mientras nosotros encaramos un desarme uniltateral nuestros vecinos modernizan y mantienen unas ffaa acordes a sus necesidades? (si alguien tiene llegada, me gustaría que le hagan llegar estas preguntas)
                              Saludos
                              Estimado, creo que Aguad no tiene alternativa sino decir lo que dice, más allá de los errores conceptuales que voluntariamente comete. ¿Recuerdan esa vieja historia en la que el joven sultán se enfrenta a un enorme harén y pocos minutos más tarde se vuelve, entonces un ayudante le pregunta si no le gustaron las odaliscas y el Sultán contesta: - si, se lo que tengo que hacer pero no por donde empezar. Al menos el gobierno reconoce el estado calamitoso del material de las FFAA, pero al igual que el joven sultán Aguad sobe lo que tiene que hacer pero, en este caso, no sabe de donde sacar presupuesto para empezar.
                              RCTAN8
                              "Vis pacem, para bellum"
                              "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
                              (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

                              Comentario


                              • Que un Juez 'de repente' descubra por actuar de oficio 'la verdad' sobre el estado calamitoso de equipamiento y el limitado adiestramiento de nuestras FF.AA. termina de confirmar que nuestro sistema institucional no funciona.

                                Y no funciona nada acá..., y nadie rinde cuentas...; que el sistema judicial intervenga de esta manera en competencias y responsabilidades directas del Ejecutivo (quién es el Comandante en Jefe de las FF.AA.?) y del Legislativo (les suena la Comisión de Defensa?) habla a las claras de la monumental disfuncionalidad del Estado argentino como un todo...

                                Estimados, disculpen la crudeza..., la nota de Aguad es de un patetismo sin precedantes..., sí, al menos dá la cara..., pero para qué???..., para decir que un gobierno que está entrando en su 3er año aún no sabe "qué hacer" con las FF.AA.?!..., esto carece de un mínimo de seriedad..., no es tara ideológica..., directamente se lo toman a la joda..., total..., no pasa nada!..., si, a ellos no les pasa, porque los 44 muertos del ARA San Juan solo pasan a engrosar una larga lista de víctimas de la desidia sistematica de un Estado en descompisión..., de nuevo..., las palabras de Aguad no hacen más que confirmar esto.

                                Y no es por falta de información..., los JEMGE/ARA/FAA, el EMCO e incluso informes dentro del MinDef vienen repitiendo lo mismo como una letanía hace décadas...., los funcionarios en ejercicio simplemente decidieron ignorar ésta crisis de plano y hace un rato largo..., como lo hacen con tantas otras...; total, el milico es descartable..., y si hasta los presos tienen más derechos!..., solo en Argentina.

                                En lo personal, les aseguro, esto lo ví venir de largo y lo experimenté en el mar..., conocí en mis años en la Armada a muchos de los tripulantes del ARA San Juan..., muchos otros que conozco y aún visten el uniforme - e incluso yo mismo- podriamos haber estado en ese o en cualquier otro buque -por tal caso- que corra la misma suerte que nuestro submarino perdido. Por eso un día dí el paso al costado..., no por mí, sino por mi familia. Nunca quisiera que pasen por semejante dolor.

                                Y es que para un soldado, la pérdida de confianza en sus cadena de mando, que termina en Comandantes en Jefe, y acá -para que no queden dudas, hablo del Presidente- es crítica..., si este individuo no sabe mandar a sus fuerzas militares ni asesorarse de manera adecuada, entonces es un ignorante peligroso, y de la peor clase ya que asume que sabe lo que tiene que hacer. De los Ministros de Defensa que hemos tenido, ni hablemos..., salvo contadísimas excepciones son incluso peores...

                                Como siempre, vayan mis respetos para todos aquellos que hoy, aún en semejantes condiciones, todas las mañanas se calzan el uniforme de la Patria y concurren a la ceremonia de izado del pabellón. Todos ellos, son héroes para mí.

                                Podemos -como siempre- recurrir a la épica y al llanto para ensalzar el valor de nuestros soldados -como lo hace el cobarde de Aguad para escudarse en la nota- pero la realidad es que esto pasa principalmente por la negligencia de una multitud de funcionarios que hace décadas que no hacen su trabajo.

                                Qué se yo..., ojalá el proceso judicial sirva al menos para proteger a la gente..., del resto se encargará Dios..., y la realpolitik, por supuesto!
                                Editado por última vez por Kóshkil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8016-k%C3%B3shkil en 19/06/18, 18:34:12.

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X