Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La guerra en Iraq, pasado y presente.

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Yo creo que si EE.UU. tiene un poco de dignidad (solo un poco) y hace gala de su su verborrágica y bendita bandera de democracia y libertad, acepta lo que un Parlamento y su presidente han decidido (Irak)...Parlamento y presidente por cierto digitado a gusto de ellos mismos, donde incluso han proscripto a integrantes de otros partidos considerados terroristas...Entonces si ese Parlamento y ese presidente, formado a gusto de Ellos les dicen que salgan del país, debieran obedecer y aceptar lo que deciden sus legítimas autoridades y ellos extranjeros, regresar a sus bases en Arabia Saudita

    Comentario


    • Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
      Yo creo que si EE.UU. tiene un poco de dignidad (solo un poco) y hace gala de su su verborrágica y bendita bandera de democracia y libertad, acepta lo que un Parlamento y su presidente han decidido (Irak)...Parlamento y presidente por cierto digitado a gusto de ellos mismos, donde incluso han proscripto a integrantes de otros partidos considerados terroristas...Entonces si ese Parlamento y ese presidente, formado a gusto de Ellos les dicen que salgan del país, debieran obedecer y aceptar lo que deciden sus legítimas autoridades y ellos extranjeros, regresar a sus bases en Arabia Saudita
      Hola Teo. Tu reflexión es correcta pero me parece que USA utilizará acuerdos preexistentes para quedarse. Por otro lado si no se queda, Irak va a pasar a ser un Estado sometido a la influencia de Irán y de seguro comenzarían nuevos conflictos armados entre las diferentes facciones. Te recuerdo que la mayoría de los integrantes actuales del Parlamento son anti USA y ese solo hecho no implica que todo el gobierno iraqui esté de acuerdo.

      Por otro lado y referido al asesinato del General iraní, me parece (de mi parte de ninguna manera justifico una muerte) que es parte de la nueva guerra de características especiales existente entre sectores extremistas (que del Islam tiene poco dado que está religión predica el amor al prójimo) y Estados Unidos. Estoy seguro que si Irán hubiera podido matar a un general yanqui lo hubiera hecho sin dudar. En definitiva, ambos bandos se pagan con la misma moneda.

      Cordial saludo.

      Comentario


      • La Audiencia Nacional falla que el Estado abandonó a la familia de José Couso frente a Estados Unidos

        Establece una indemnización de 182.000 euros para la viuda y los dos hijos del cámara de televisión, asesinado por los estadounidenses en Bagdad en abril de 2003

        "La Administración se limitó a recibir y aceptar las explicaciones de EEUU que el ataque al hotel Palestina fue justificado y el fallecimiento, un lamentable accidente"

        La Sala de lo Contencioso-Administrativo resuelve que la mujer e hijos de Couso sufrieron "omisión de protección diplomática" por parte de su Administración

        EL DIARIO.ES . Pedro Águeda - 10/01/2020 -

        José Couso en un balcón Hotel Palestina de Bagdad desde el que se ve la plaza Firdus. Marzo de 2003


        La Audiencia Nacional ha impuesto al Estado español indemnizaciones a la mujer y los dos hijos de José Couso por valor de 182.000 euros en razón de la "omisión de protección diplomática" que sufrieron tras el asesinato del cámara de televisión en Irak en 2003 a manos de las tropas estadounidenses. La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del tribunal especial reconoce una indemnización en favor de la viuda de Couso de casi 100.00 euros y de más de 41.000 para cada uno de sus dos hijos menores cuando ocurrieron los hechos.

        La Sala considera que “las circunstancias del caso hacían exigible que el estado desenvolviera su actividad diplomática en favor de los perjudicados por el fallecimiento del señor Couso". "Sin embargo, (y esto no ha sido puesto en cuestión en la contestación a la demanda) -añade- la Administración General del Estado se limitó a recibir y aceptar las explicaciones ofrecidas por la Administración de los Estados Unidos en el sentido de que el ataque al hotel Palestina se encontraba justificado y que el fallecimiento del señor Couso fue un lamentable accidente”.

        El Tribunal hace constar que no hubo ninguna gestión por parte de la Administración General del Estado. “No consta la realización de gestión alguna tendente, no ya al reconocimiento de la ilicitud del ataque (sobre la que se lamenta la ya citada sentencia del TS de la Sala Segunda) sino a la reparación de sus consecuencias patrimoniales de un modo razonable. Y ello pese a las muy numerosas peticiones que al respecto se formularon por diversos grupos parlamentarios, según consta en el expediente administrativo”.

        José Couso falleció víctima de un ataque contra el hotel en el que, como conocían los ejércitos invasores de Irak, se alojaban los periodistas internacionales que contaban al mundo lo que estaba ocurriendo. El Gobierno de José María Aznar había decidido que España participara en la coalición internacional para la invasión y derrocamiento de Sadam Hussein.

        La tramitación del proceso se suspendió hace años en tanto que no se resolviese, primero por el Tribunal Supremo y luego por el Tribunal Constitucional, la cuestión relativa al sobreseimiento de la causa penal tramitada por estos hechos como consecuencia de la modificación del régimen jurídico de la denominada “jurisdicción universal”.

        La sentencia toma como punto de partida que ya en 2016 la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo declaró que la muerte de Couso constituyó un ilícito internacional, así como el hecho de que la demandante carecía de la posibilidad efectiva de obtener una reparación razonable directamente de los tribunales estadounidenses.

        A partir de estos presupuestos, la Audiencia considera que el Estado debió ejercer la protección diplomática en favor de los familiares de Couso, consistente en un procedimiento de aplicación del derecho internacional, en virtud del cual un Estado realiza en favor de uno de sus nacionales diversas acciones ante otro Estado que ha incurrido en un ilícito internacional a fin de que este último cese en un comportamiento ilícito cometido en la persona de uno de sus nacionales y, en su caso, repare el daño causado por su conducta constitutiva de ilícito internacional.”

        La actitud pasiva de las sucesivas Administraciones en relación a lo que la sentencia de la Audiencia Nacional considera una obligación de dispensa de protección a su nacional es lo que motiva la condena de la Administración. Se rechaza así que en este concreto supuesto la dispensa de protección internacional tuviera carácter discrecional.

        Ahora bien, dado que el éxito de la protección diplomática que se echa en falta era incierto, la sentencia modera la indemnización que por hechos semejantes reconocen habitualmente las autoridades americanas. La cantidad así limitada cubre la indemnización que solicitaba la viuda de Couso en razón del fallecimiento de su esposo y se rechazan otros conceptos indemnizatorios.

        Finalmente, la sentencia resalta que, además del derecho de la recurrente, estaba en juego la libertad de información como valor objetivo del ordenamiento jurídico y como medio para la formación de la opinión pública libre. De manera que el derecho a la indemnidad por su ejercicio obligaba también al Estado a dispensar la protección diplomática.

        "No pararemos"

        David Couso, hermano del cámara de Telecinco asesinado, ha reaccionado a la noticia a través de su perfil en la red social Twitter: "Nuestra máxima nunca ha sido la vía 'legal', queremos sentar a los asesinos de José, queremos un juicio, queremos sentar un precedente. El dinero compra voluntades, cosa que con nosotros no casa. No pararemos"

        https://www.eldiario.es/politica/Aud...983402207.html

        Comentario


        • Un nuevo ataque a la embajada de EEUU reactiva la crisis de IrakLunes, 27 enero 2020 -

          Los giros políticos del clérigo Muqtada al Sadr -que primero se alió con los manifestantes contrarios al Gobierno en Irak y ahora los señala- marcan la crisis política que vive el país


          Un manifestante hace el gesto de la victoria entre barricadas en Bagdad. AFP


          Durante los más de 17 años que dura ya el conflicto de Irak propiciado por la invasión norteamericana del país en 2003, el clérigo rebelde Muqtada al Sadr se ha significado por sus incontables giros políticos y la afición que exhibe a rebautizar a sus milicianos.

          Sadr fue uno de los contados líderes de la comunidad chíi que se alió con la guerrilla suní para oponerse a la ocupación estadounidense, pero sus acólitos después participaron con entusiasmo y especial saña en las razzias que dejaron a decenas de miles de víctimas mortales de esta segunda comunidad durante la guerra civil que comenzó en 2005.

          Quizás por ello, su decisión de presentar a los miembros del Ejército del Mehdi -el primer grupo armado que formó- como una "asociación cultural" a partir de 2008 sirvió como inspiración para un número incontable de chascarrillos populares en la nación árabe. No menos que la última denominación que buscó para la formación paramilitar cuando la reactivó en 2014: Sayara al Salam (las Compañías de la Paz).

          Pese a que los diputados que le son fieles forman parte del gobierno en funciones de Irak, Sadr decidió aliarse con los manifestantes que protestan desde octubre contra el régimen sectario heredado de la ocupación estadounidense. Los acólitos de Al Sadr, ataviados con gorras azules, se habían convertido en una imagen repetitiva en las concentraciones de la Plaza Tahrir de Bagdad y en otras muchas localidades del país.

          Sin embargo, fiel a su impronta, Sadr retiró su apoyo a los sublevados el pasado viernes propiciando la inmediata arremetida de las fuerzas de seguridad que han mantenido múltiples encontronazos violentos con los manifestantes tanto en la capital como en otras ciudades sureña, en una nueva escalada de la revuelta que ya ha dejado al menos 12 muertos y cientos de heridos en estas últimas 72 horas, a tenor de las cifras que difundió la Comisión de Derechos Humanos de Irak.

          Opositores y fuerzas de seguridad se enfrentaron con especial virulencia en la localidad sureña de Naseriya, donde los primeros quemaron dos vehículos policiales y después tuvieron que replegarse cuando un grupo de individuos no identificados quemaron algunas de las tiendas que habían instalado en dicha población.

          Tanto en Naseriya como en Basora o en la misma capital, los jóvenes han conseguido frenar en parte la ofensiva de los uniformados que utilizaron gases lacrimógenos y fuego real en su acometida, como atestiguan muchos de los vídeos difundidos por los chavales.

          COHETES EN LA EMBAJADA DE EEUU

          La crisis que sufre el país se agravó el domingo cuando cinco cohetes Katiusha cayeron en la embajada de Estados Unidos y al menos uno de ellos alcanzó el comedor del complejo, provocando varios destrozos. Fuentes locales citadas por Al Jazeera y la agencia Afp aseguran que entre 3 y 5 personas resultaron heridas, aunque no pudieron especificar si se trataban de estadounidenses o empleados iraquíes.

          El Departamento de Estado de la nación americana exigió a Irak que "cumpla con sus obligaciones de proteger" sus instalaciones diplomáticas y recordó que desde septiembre se han registrado hasta 14 ataques contra el personal estadounidense "llevados a cabo por Irán" y los grupos paramilitares aliados.

          La muerte de un norteamericano herido mortalmente por un misil el pasado mes de diciembre provocó las represalias de Washington que acabaron con el asesinato del general iraní Qasem Soleimani el pasado 3 de enero, una acción que a punto estuvo de llevar a toda la región a un conflicto devastador.

          La última transmutación política de Sadr se produjo a raíz de este suceso, cuando decidió que el activismo en contra de EEUU debía prevalecer frente a las amplias reformas que piden los opositores.

          El religioso movilizó el viernes a decenas de miles de seguidores para exigir la salida del país de los cerca de 5.200 soldados estadounidenses que siguen desplegados en Irak, alineándose así con las milicias pro-iraníes que han convertido ese reclamo en el eje de su actuación política tras el asesinato de Soleimani.

          El cambio de actitud de Sadr -que estudia desde hace años en Irán, aunque había mantenido una cierta independencia respecto a Teherán- se confirmó a lo largo del fin de semana cuando una de las plataformas de twitter que usa para canalizar sus mensajes llegó a amenazar a los opositores.

          "Hemos decidido dejar de apoyar las protestas. Si los manifestantes se niegan a volver a la senda original, nos uniremos a los héroes de las fuerzas de seguridad para recobrar la seguridad por el bien del pueblo de Irak", se leía en el mensaje que difundió esa cuenta de twitter.

          Un comunicado de su propia oficina llegó a sugerir que algunos "infiltrados" -así los definió- están recibiendo apoyo de EEUU y reclamó que cesen cualquier hipotético contacto con ese país "para transmitir el mensaje de que nuestra revolución es puramente iraquí y no está manejada desde el exterior".

          Asimismo pidió que se acabe con las "declaraciones hostiles contra países vecinos", una clara alusión a los señalamientos que hacen los jóvenes en contra de la reconocida influencia de Irán en la nación árabe, y dijo que si no se atienden sus peticiones afirmará de forma pública que "la revolución ha sido secuestrada".

          "Sadr está muy ocupado en defender los intereses iraníes intentando expulsar a los estadounidenses de Irak. Ha usado las protestas en su propio interés y el interés de Irán", declaró Hussam, de 26 años, a la página web Rudaw.

          Con 54 diputados en el parlamento tras los comicios de 2018, Sadr es una de las figuras claves de la política iraquí y su intervención al lado de los manifestantes fue decisiva para provocar la dimisión del primer ministro Adel Abdel Mahdi.

          https://www.elmundo.es/internacional...3a68b4605.html

          Comentario

          Trabajando...
          X