Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • BND
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    ¿Puede Alemania defender a Europa ella sola?

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	250px-Mapa-de-Alemania.jpg
Visitas:	1
Size:	17,4 KB
ID:	620670


    La canciller alemana Angela Merkel ha reafirmado su posición como el superhéroe de las élites liberales europeas. Con doce años en el poder y ante una difícil elección en septiembre, golpeó al hombre menos popular en Europa: Donald Trump.

    Recién terminada la cumbre del G-7 la semana pasada, Merkel envistió contra Trump que ganó a sus amigos liberales alrededor del mundo. En una manifestación electoral celebrada el domingo en Munich, declaró que "los tiempos en que podíamos confiar plenamente en los demás están en cierta medida superados - lo he experimentado en los últimos días". Los últimos días, es decir, el encuentro con Trump.

    De esta declaración el mundo tomó nota. Los titulares alarmistas sobre la desintegración del orden de la posguerra aparecieron en todo el mundo. Incluso en los Estados Unidos se hablaba de que estaban perdiendo sus "aliados más cercanos y antiguos".

    Pero los aplausos internacionalistas liberales a Merkel tienen dos fallas. En primer lugar, Alemania no está entre los "aliados más cercanos y antiguos" de Estados Unidos. Este honor seguramente es del Reino Unido. Y en segundo lugar, Merkel no señaló solo a Estados Unidos dio que “Europa ya no puede confiar en los Estados Unidos o en el Reino Unido”

    En otras palabras, Merkel no sólo estaba declarando su independencia de Donald Trump. Estaba declarando la independencia también de Theresa May.

    ¿Pero puede Alemania defender la propia Europa? Y si pudiera, ¿lo querría Europa?

    La respuesta más probable a ambas preguntas es "no". Desde la reunificación de Alemania en 1990, el poderoso Bundeswehr alemán ha hecho una notoria baja en sus niveles de preparación. Menos de la mitad de sus aviones de combate están operativos. Las fuerzas de tanques de Alemania también requieren una seria modernización que no se completará hasta 2023.

    La posición política internacional de Alemania no es mucho mejor. Las demandas de Merkel por políticas de austeridad en las economías más débiles de la eurozona han hecho que Alemania sea extremadamente impopular entre grandes segmentos de la población en los países de primera línea de la OTAN como Grecia, Italia y España. Estos países están soportando ahora la peor parte de la crisis de refugiados provocada por la invitación abierta de Merkel a los refugiados sirios en 2015.

    Las cosas no están mejor en el frente oriental de Europa, donde los partidos gobernantes de Polonia, Hungría, la República Checa y Eslovaquia han sido castigados por los mismos euroliberales que buscan a Merkel para el liderazgo. Si los líderes de estos países han empezado a coquetear con Vladimir Putin en los últimos años, no es por amor a Rusia. Es por miedo a Bruselas y Berlín.

    Y luego está Turquía, un miembro nominal de la OTAN cuyo presidente, Recep Tayyip Erdoğan, tiene una relación fría y puramente transaccional con Angela Merkel.

    El simple hecho es que cuando los países de Europa del Este piden ayuda de la OTAN para reforzar sus fronteras con Rusia, no es la ayuda de los alemanes que quieren; Son relaciones con los americanos. Alemania no es considerada un socio deseable, y en cualquier caso no tiene fuerzas suficientes.

    A pesar de todo el discurso de que Trump no respeta el compromiso del artículo 5 de Estados Unidos con la defensa colectiva -la OTAN es "todo para uno y uno para todos" - los Estados Unidos siguen siendo el aliado elegido en toda Europa oriental, especialmente en los países que comparten fronteras con Rusia.

    Pocas personas en Polonia o los países bálticos están reclamando compromisos de defensa con Alemania o de la Unión Europea. La idea de una fuerza europea de reacción rápida, una fantasía desde el comienzo del nuevo milenio. E incluso si algún día llega a existir bajo el liderazgo alemán, nadie sabe con seguridad si Alemania luchará o no en nombre de sus vecinos.

    Un mes después del centésimo aniversario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, la voluntad de América de luchar en nombre de una causa justa es clara. De hecho, una encuesta en la población realizada en ocho países aliados de la OTAN mostró que los estadounidenses y los canadienses tienen el compromiso más fuerte de defender a sus aliados. El país donde la gente menos apoyaba ir a la guerra para proteger a otro país de la OTAN era. . . Alemania.

    National Interest

    Dejar un comentario:


  • Torres
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
    Aunque no creo que eso fuera culpa de EU. Fueron persiguiendo su propio provecho, sus oligarquías, y saltándose la opinión de sus ciudadanos. Todo a sabiendas.
    Siempre con la misma... Las oligarquías esto y lo otro... Es más complejo...

    Con Afganistán, Estados Unidos tenía a la OTAN (y a casi todos sus aliados) cogida por los eggs al invocar el tarugo de Bush el Art.5 del Tratado tras el 11S. La sociedad estadounidense quería venganza, pedía sangre y Bush les dió a los Talibanes como blanco... Si encima se podía echar mano de la riqueza mineral del país, mejor que mejor. Luego la sociedad europea podía pensar o decir misa, los tratados forzaban la mano de los gobiernos.

    Con Libia, la movida si fue más Europea que estadounidense... Los intereses petrolíferos de ciertos paises (leasé multinacionales del Gas y Petroleo) y la imbecilidad populista y manifera que actuó cual palmeros idealistas de la mal llamada Prímavera Árabe... la lió parda no solo en Libia, sino en todo el Norte de África. Este (el de Libia) fue un embolao que se comió EEUU a cuenta de varios amigos Europeos cuando empezado el trabajo estos no supieron/pudieron acabarlo, lo que no quiere decir que una vez en el ajo no buscara sacar tajada... Egipto y otros fueron cosa aparte, follones buscados y sustentados por EEUU y sus alrededores.

    Con Irak, la movida era un tema económico y de ajuste de cuentas personal de la familia Bush, y se mamoneó el tema económico lo que se pudo para convencer a to cristo para que se uniera al sarao, luego se presionó de mil maneras al que no se terciaba. Leche si hasta consiguieron forzar a que Japón modificara su legislación para poder enviar tropas de las JDSF a la fiesta... España fue un caso especial. La implicación de España, la foto aquella de las Azores, el apoyo y envío de tropas, nada tuvo que ver con ideologías o preferencias de nadie, ni con intereses económicos o políticos a pesar de lo que se quiso vender a la opinión pública.

    España fue a Irak, y se dejó los muertos por el camino, no porque simplemente hubiera colegueo o coincidencia ideológica alguna entre Bush y Aznar, ni porque se creyera lo de las Armas de Destrucción Masiva, ni porque fueramos a tocar cacho alguno del trinque petrolero o mineral, ni porque nos importara un rábano verde el pueblo Irakí o los Kurdos y lo que el Sadam y los del Baaz pudieran pergeñar... sino porque había que pagar una llamada telefónica. Si en lugar de ser Irak hubiera habido que invadir Laponia para buscar al tio gordo de barba blanca, pijama rojo y fijación por las chimeneas y los regalos, allí habríamos estado.

    Fue Aznar y el PP el que estaba en el Gobierno y el que se llevó el oprobio y la contestación pública, pero si hubiera estado González, Almunia, Borrel, Zapatero, o Perico el de los Palotes habría dado igual... Habríamos ido de todas, todas. Había que pagar la llamada de Powell de julio de 2002.
    Editado por última vez por Torres; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8138-torres en 02/06/17, 05:20:20.

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    ¿cuando muchos países tuvieron que ir a la guerra de Irak, Afganistan y Libia, aun que contra de la opinión de su población...?
    Aunque no creo que eso fuera culpa de EU. Fueron persiguiendo su propio provecho, sus oligarquías, y saltándose la opinión de sus ciudadanos. Todo a sabiendas.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Es triste habértela jugado por un amigo y que después de tantos años te sientas traicionado...pero así es la vida.
    Eso esta bien para explicar la relaciones a nivel humano..., pero lo lamentable cuando se trata de países, es que en el medio hay millones de familias, puestos de trabajo, ingresos de un país que renuncia a tener, solo para ser solidario con una política común, que no beneficiaba para nada e iba en contra de la lógica y de intereses internos, aún así se hace para hacer un bloque común...Y ahora luego de varios años, que digan, ¿que Europa ha perjudicado a EE.UU...? ¿cuando muchos países tuvieron que ir a la guerra de Irak, Afganistan y Libia, aun que contra de la opinión de su población...???
    total estupor...pero las relaciones carnales suelen traer estas consecuencias...

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    En su ardor proteccionista, Navarro ha llegado a acusar a Berlín de forzar un euro débil para favorecer sus exportaciones y ha amenazado con imponer muros fiscales a los productos alemanes.
    Cosa que es cierta, aunque eso beneficia a la zona euro, no solo a Alemania.

    Y hubiera resultado y bajado mucho... si no fuera porque EU forzó aun más la debilidad del dólar. Los dos bandos se han cansado de tirar dinero inorgánico para salvar su sector financiero principalmente, y de rebote auspiciar las exportaciones. No han tenido mucha suerte hasta ahora, por el exceso de competencia.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Trump arremete contra Alemania y le acusa de dañar la economía de EEUU

    El presidente estadounidense devuelve el golpe a Merkel con un tuit en el que responsabiliza a Berlín del déficit comercial

    EL PAÍS - JAN MARTÍNEZ AHRENS - ANA CARBAJOSA - Washington / Berlín 30 MAY 2017 - 22:31 CEST
    La primera ley de Trump es: golpea siempre que puedas. Y la segunda: hazlo por Twitter. En 140 caracteres, el presidente de Estados Unidos ha dado hoy la razón al histórico veredicto de la canciller alemana, Angela Merkel. Washington ha dejado de ser un aliado y Europa debe empezar a tomar las riendas de su futuro. Una reflexión de profundidad mineral que en Trump suscitó este tuit: “Tenemos un déficit comercial MASIVO con Alemania, además ellos pagan MUCHO MENOS de lo que deberían a la OTAN. Muy mal para USA. Esto va a cambiar”.

    La respuesta muestra al desnudo la ideología de la Administración estadounidense. Ya no hay intereses comunes por encima de los nacionales. Una clave que afecta a todo el árbol de relaciones multilaterales. El acuerdo sobre cambio climático está en duda, la estrategia de defensa mutua de Occidente dependerá del gasto que cada uno haga y las alianzas se supeditan al beneficio propio, un elemento que en la visión de Trump no se puede disociar del apoyo a las áreas deprimidas por la globalización que le votaron frente a la demócrata Hillary Clinton.

    En este horizonte, el patriotismo económico propugnado por el presidente y su estratega jefe, Steve Bannon, tiene en Alemania su blanco perfecto. La nación que resurgió de las cenizas de la mano del Plan Marshall ve ahora cómo su prosperidad desata los peores humores de su hermano trasatlántico.

    Alemania es el país con mayor superávit comercial del planeta (253.000 millones de euros el año pasado). La cifra saca de quicio a Trump y a su consejero comercial, el sulfúrico y extremista Peter Navarro. Para ellos representa, más que un triunfo de un aliado, un fracaso propio. EE UU sufre un déficit en su balanza de 470.000 millones (50.000 millones con Alemania). En su ardor proteccionista, Navarro ha llegado a acusar a Berlín de forzar un euro débil para favorecer sus exportaciones y ha amenazado con imponer muros fiscales a los productos alemanes.

    Ante este pulso, Merkel ha mostrado los dientes y su Gobierno llegó a sugerir que estaba dispuesto a emprender una guerra comercial. La sangre no ha llegado al río, pero el desencanto tampoco ha dejado de crecer. La visita de la canciller a Washington en marzo ya dio un anticipo de esta glaciación. Merkel aterrizó con la idea de que era “mejor hablar uno con otro, que uno de otro”. Bajo esta argumento, recordó la larga amistad germano-estadounidense y los intereses compartidos. De nada sirvió. El viaje se saldó sin avances y en la retina del mundo sólo quedó una imagen: Trump evitando (o eso pareció) dar la mano a la canciller.

    La primera gira al exterior del presidente de Estados Unidos no ha estabilizado la relación. Por el contrario, Trump ha salido al extranjero para demostrar que donde mejor se encuentra es en casa, ejerciendo de gran patriota económico. Las cumbres de la OTAN en Bruselas y del G-7 en Taormina (Italia) han materializado este despegue. Como buena doctora en Física, Merkel ha dado con la ecuación que resume el cambio: “Los tiempos en que los que podíamos depender completamente de otros, han terminado. Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino”.

    Trump ha validado esta conclusión. En su esquematismo, en su estocada de 140 caracteres, tira por la borda 70 años de amistad. Alemania ya no es un aliado fiel sino un deudor que se aprovecha de las debilidades americanas. Y él, el presidente encargado de evitarlo y devolver lo perdido a Estados Unidos. Nadie sabe aún cómo. Pero pocos dudan de que será como le gusta a Trump: golpeando siempre que pueda.

    Una actitud que en Alemania enciende pasiones, como demostró ayer Martin Schulz, el candidato socialdemócrata que se enfrentará a Merkel en las elecciones de septiembre. El cabeza de lista de la socialdemocracia (SPD) dijo que Trump es “el destructor de los valores occidentales”. “Destroza el respeto y la cooperación de los pueblos basada en la tolerancia mutua”, afirmó Schulz, dejando claro que la animadversión al inquilino de la Casa Blanca es un asunto prácticamente nacional y no patrimonio exclusivo de la canciller. “Hay que interponerse en el camino de ese hombre y su ideología de desarrollo armamentístico”, añadió el candidato del partido que ahora gobierna en coalición con la CDU de la canciller. Thomas Oppermann, el jefe del grupo parlamentario del SPD consideró que el tuit de Trump “deja claro que considera a Alemania su adversario político”.

    Sigmar Gabriel, ministro de Exteriores alemán y también socialdemócrata, trató de calmar los ánimos y de inyectar algo de optimismo trasatlántico en medio del fuego cruzado. “Es verdad que atravesamos un momento difícil entre EE UU y Alemania […] pero el vínculo con EE UU es más antiguo y mayor que el conflicto actual y pienso que volveremos a tener buenas relaciones en un futuro”.

    La canciller Merkel, que el domingo se desmarcó de su natural templanza en Baviera, durante un mitin de la CSU, se mostró ayer algo más comedida, pero evidenció de nuevo que el vínculo trasatlántico que une a Alemania -y por lo tanto a la UE- con Estados Unidos se debilita por momentos. Durante la visita del primer ministro indio, Narendra Modi, a Berlín, Merkel exhibió, frente a la hostilidad hacia Trump, complicidad máxima con su homólogo indio, en una escenificación que rozó lo pueril. Coincidieron en lo prioritario de la lucha contra el cambio climático y la vigencia del Acuerdo de París del que Trump se desmarca y acordaron profundizar las relaciones comerciales, precisamente el área en la que EE UU acusa a Alemania de no jugar limpio. “También volvió a repetir que “los europeos tenemos el destino en nuestras manos”, en una clara alusión a la neonata desconfianza hacia el aliado estadounidense.

    Trump arremete contra Alemania y le acusa de dañar la economía de EEUU | Estados Unidos | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Mas de la mitad de Europa dependía del gas que llega de Rusia a través de gasoductos...ya no solo porque resulta mas barato que transportarlo en barcos desde el Golfo Pérsico (un viaje de mas de 20 días), sino porque el gasoducto costo mucho dinero construirlo...(a pesar de la maniobra de bajar el precio de petróleo y el gas tan bajo).. Un sinsentido total y además porque EE.UU. a pesar de pedir ayuda en esto, no aportó soluciones a la pérdida de los mercados, que por ejemplo a España la afectaron de manera importante....Y ahora (como dicen por aquí) calabazas...

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Le creeré a Merkel cuando vuelva a recuperar todo el comercio que tiró a la basura con las sanciones a Rusia.

    O... si saca las bases estadounidenses de Alemania. Apuesto dos a uno a que no las saca.

    Dejar un comentario:


  • Observador
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
    Pues bien habría que recordarles a muchos políticos europeos el refrán que dice: "mas vale tarde que nunca..."
    Aunque ya demasiado tarde y con un costo de miles de millones de euros, mercados agrícolas arruinados, de la energía e hidrocarburos, financieros, inmobiliarios, etc...
    Tomaron decisiones ridículas y espantosas, apuntalando el interés y en beneficio de EE.UU. (e Inglaterra), por encima de los intereses de Europa...Muy bien...ahora se dan cuenta 5 o 6 años después que los han dejado con el c..o al aire como suele decirse...O con otro refrán: "sin el pan y sin las tortas"...porque EE.UU. se cortó sola o en todo caso de la mano de Inglaterra (su verdadero aliado de toda la vida) y encima logró quitarlo de la UE y dinamitar con una carga de profundidad la estabilidad y la credibilidad de toda la Unión...como ya hemos visto con la proliferación de la idea de separarse y destruir la unidad, que se puso de moda en toda la UE...Tarde para lamentarse...

    Y, además, los dejan con la herencia de los refugiados y con un terrorismo creciente, con muchos otros países recelosos de cualquier propuesta que inicie con "A la UE le parecería conveniente que..." y con más enemigos -o por lo menos adversarios- de los que tenían hace unos años.

    Pero bueno, por ahí los responsables irán pasando a puestos en el FMI, el Banco Mundial, Naciones Unidas, etc. como premio por sus servicios y por la traición a sus propios países.

    Saludos

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    CAUSA DEL DESENCUENTRO

    A.C
    La política comercial alemana fue de nuevo una de las causantes del desencuentro entre Berlín y Washington. El semanario Der Spiegel asegura que el presidente Trump dijo, en la reunión de líderes europeos en Bruselas, que “los alemanes son malos, muy malos”, en relación al superávit comercial alemán, que tanto irrita en Washington. “Fíjense en los millones de coches que venden a EE UU. Es terrible. Hay que pararlo”, dijo Trump, según la revista.

    Gary Cohn, asesor económico de la Casa Blanca, minimizó después las declaraciones del presidente. “Dijo que [los alemanes] eran malos en comercio, pero no tiene problemas con los alemanes en general”, afirmó Cohn ante la prensa en el G7. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker negó que Trump usara esas palabras y acusó a la prensa de exagerar.

    Versiones aparte, la canciller alemana le explicó a Trump en el G7 que el superávit alemán responde a razones que exceden el margen de maniobra de Berlín. Que los principales causantes del desajuste de la balanza comercial que beneficia a la economía alemana son las políticas monetarias del Banco Central Europeo y el precio del petróleo. La competitividad del made in Germany, tiene además que ver con la calidad de los productos destinados a la exportación, argumentan desde Berlín.

    Fuente; Diario El País

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Pues bien habría que recordarles a muchos políticos europeos el refrán que dice: "mas vale tarde que nunca..."
    Aunque ya demasiado tarde y con un costo de miles de millones de euros, mercados agrícolas arruinados, de la energía e hidrocarburos, financieros, inmobiliarios, etc...
    Tomaron decisiones ridículas y espantosas, apuntalando el interés y en beneficio de EE.UU. (e Inglaterra), por encima de los intereses de Europa...Muy bien...ahora se dan cuenta 5 o 6 años después que los han dejado con el c..o al aire como suele decirse...O con otro refrán: "sin el pan y sin las tortas"...porque EE.UU. se cortó sola o en todo caso de la mano de Inglaterra (su verdadero aliado de toda la vida) y encima logró quitarlo de la UE y dinamitar con una carga de profundidad la estabilidad y la credibilidad de toda la Unión...como ya hemos visto con la proliferación de la idea de separarse y destruir la unidad, que se puso de moda en toda la UE...Tarde para lamentarse...

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Merkel advierte a Europa de que ya no puede confiar en EE UU y Reino Unido

    Merkel: “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”

    La canciller asegura que los puentes con los aliados se han roto y que la fuerza reside ahora en la unidad continental


    EL PAÍS - ANA CARBAJOSA - Berlin - 28 MAY 2017 - 22:26 CEST
    Europa ya no puede contar Estados Unidos y con Reino Unido tampoco, al menos no como antes. O lo que es lo mismo: la Unión Europea no es la que era antes del Brexit y la alianza transatlántica no es ni la sombra de la que fue en la era pre-Trump. Esa es la imagen que ha devuelto el espejo de las cumbres de la OTAN en Bruselas y del G7 en Taormina (Italia), donde ha cristalizado una realidad en gestación desde hace ya varios meses. “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, el domingo en Múnich con Trump recién regresado a EE UU.

    Los puentes se han roto y ahora toca mirar hacia dentro, buscar la fuerza en la unidad europea, con el eje franco-alemán como motor, explicó la canciller en Baviera, durante un mitin celebrado bajo una carpa con mesas corridas, típicas de la fiesta de la cerveza.

    “Los tiempos en los que podíamos depender completamente de otros, hasta cierto punto han terminado. Es mi experiencia de estos últimos días”, especificó Merkel en Múnich, al sur de Alemania. Merkel habló ante una multitud entusiasta que bebía cerveza, algunos de ellos ataviados con los trajes típicos bávaros, en un evento de la CSU, el partido hermano de la CDU de Merkel, y a cuatro meses de las elecciones generales. “Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino”, a la vez que matizó que “naturalmente, contando con la amistad con Estados Unidos, Reino Unido y con relaciones de buena vecindad con otros países cuando sea posible, también con Rusia”.

    La cumbre de los siete países más industrializados —Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido— celebrada a finales de semana en Taormina y la cumbre de la OTAN previa en Bruselas han ofrecido resultados decepcionantes para los europeos. El presidente de EE UU, Donald Trump, en su primera gira internacional, se ha resistido a sumarse a los esfuerzos globales para combatir el cambio climático, ha discrepado de los europeos en asilo y refugio, ha rehusado respaldar la defensa colectiva en el marco de la OTAN y ha insultado a los alemanes a cuenta de su superávit comercial. Merkel calificó las negociaciones sobre el clima y la negativa de Washington a secundar el acuerdo de París de “muy difíciles por no decir insatisfactorias”.

    “El acuerdo de París es tan importante, que no debe haber cesiones”, dijo Merkel tras el G7, en alusión al pacto alcanzado hace dos años en la capital francesa y con el que la comunidad internacional aspira a frenar el calentamiento global poniendo límite a las emisiones de contaminantes de efecto invernadero. Trump afirmó a través de Twitter que esta semana anunciará su decisión final acerca de la posición estadounidense respecto al acuerdo de París. Una fuente francesa indicó al Financial Times que la discusión sobre el clima en Sicilia llegó a ser “tensa y antagonista”.

    La canciller alemana había insistido en la necesidad de la unidad europea en las últimas semanas, a raíz de la elección del presidente francés, Emmanuel Macron, un europeísta convencido que aspira a profundizar y avanzar en la construcción del proyecto comunitario. Pese a las discrepancias sobre el diseño de la arquitectura de la eurozona y las posibles transferencias a Bruselas, Berlín quiere también construir una Europa más fuerte que ejerza de contrapeso a las derivas nacionalistas y proteccionistas que florecen a ambos márgenes del Atlántico. Ese convencimiento alemán de que la cohesión europea resulta vital en los tiempos que corren ha quedado certificado a ojos de la canciller, tras la traumática experiencia de los últimos días, en la que consensos que parecían garantizados han vuelto a estar sobre la mesa.

    La resaca de Taormina plantea además un dilema para Berlín con vistas a la reunión del G20 de la que Alemania es anfitriona y que se celebrará a principios de julio en Hamburgo. El Gobierno alemán no aspiraba a alcanzar grandes acuerdos en Hamburgo, pero sí al menos a que sirviera para apuntalar la multilateralidad en un momento de contracción transatlántica. La experiencia de las cumbres del G7 y de la OTAN no permiten ahora albergar grandes esperanzas.

    Merkel: “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos” | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    El querer conservar el statu quo hayekiano no te hace ser de centro extremo, sino un conservador,
    Es que la palabra "conservador" incluye muchas cosas más allá de la economía. Hay varios asuntos culturales que un conservador quiere auspiciar (incluso con iniciativas novedosas), que a un centro realmente no le importa.

    Dejar un comentario:


  • Lyon83
    respondió
    Los problemas en Europa

    Pues yo estoy hablando del falso centrismo de Macron y tú me sales con otras respuestas.

    Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
    Te refieres entonces a que el término "extremo centro" es un error. No me lo parece. Para mi el "centro" es llevar una política que mezcla mucho neoliberalismo(económico) con algunas medidas socialistas tipo "estado de bienestar", y una de sus características es no intentar cosas nuevas ni que puedan causar líos.

    Extremo centro sería llevar el inmovilismo a nuevas cotas. Un gobierno, aunques sea centro, intenta venderse como novedoso y hasta puede inventar algo. Hollande empezó queriendo ser centro. Pero si al final no hace sino recetas de sobra conocidas, mantiene la política interior y exterior igual que como la encontró, y económicamente mantiene el mismo rumbo que tenía, para mi es extremo centro. No espero que me sorprenda con alguna iniciativa.
    El querer conservar el statu quo hayekiano no te hace ser de centro extremo, sino un conservador, partiendo de esa premisa, se puede decir lo mismo de Obama, Blair y Bachelet que acabó secundando a Bush; o recientemente, a Obama que acabó siendo el “segundo piso” de Bush.

    Es ser de centro extremo proponer incentivos tributarios para las grandes empresas, al más puro estilo de Reagan y Thatcher.

    Hollande nunca intento nada, solo demostró ser sólo una versión de PSOE, con algo de discurso social, aparte de intervenir en guerras humanitarias.

    La UE ya no es el continente de los DD.HH. y la democracia. Cada vez se liberalizan más los negocios y se reducen más los derechos. Igual pasa con EE.UU.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
    No me dices nada nuevo, yo hablaba del falso centrismo de Macron.
    No tengo nada nuevo que decir, porque tampoco hay ninguna novedad ni cambio alguno en Macron.
    Las posturas ideológicas y la retórica para vender un producto, terminan cuando se baja de la tribuna y llega el momento de hacer realidad lo que uno promete...en la Argentina le llaman "vender humo"

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X