Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Vladimir Putin y Marine Le Pen, el eje antieuropeo
    Yo recuerdo muy bien que los planes originales de Rusia era que su comunidad económica euroasiática serviría de puente entre China y europa, específicamente almania. Antes de las sanciones construyeron el northstream, que eran oleoductos que van directamente a Alemania, saltándose a Ucrania.

    Quien puso sanciones fue la Unión Europea, no Rusia.

    Por cierto, que las sanciones que impideron la construcción del Sothstream (oleoductos que irían a Grecia, Serbia e Italia entre otros), nunca se mencionaron en cuanto al northstream, y Alemania sigue comprando gas de lo lindo sin importarle Ucrania.

    Dejar un comentario:


  • mariano8899
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Vladimir Putin y Marine Le Pen, el eje antieuropeo

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	14903857688011.jpg
Visitas:	1
Size:	29,2 KB
ID:	619838 El presidente Vladimir Putin saluda a Marine Le Pen, en el Kremlin, ayer.

    La crisis económica, la avalancha de refugiados y el miedo al terrorismo han agrietado el sueño de una Europa unida. Pero ayer en el Kremlin, cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, se sentó a la mesa con la candidata ultraderechista francesa, Marine Le Pen, varias costuras saltaron también en el traje de adalid antifascista eslavo que se hizo a medida en 2014 tras intervenir en Ucrania ante la toma del poder por los nacionalistas. Lo que la Segunda Guerra Mundial separó lo empieza a unir la amenaza del 'yihadismo' y el anhelo de Putin y Le Pen de ver una Europa compartimentada, más centrada en sus problemas y menos ocupada en aleccionar a sus vecinos sobre la democracia.

    El encuentro entre ambos fue una sorpresa, aunque no extrañó a casi nadie. La líder ultranacionalista francesa estaba de visita en Moscú invitada por varios diputados rusos, haciendo un ajustado paréntesis en plena campaña electoral antes de los comicios de abril. "Rusia en ningún caso desea influir en las elecciones presidenciales en Francia", dijo el presidente ruso.

    Un 43% de los franceses no sabe todavía a quién votar, un nivel de indecisión desconocido en el país galo. Y Le Pen, que marcha segunda en los pronósticos, es de manera oficiosa la candidata favorita del Kremlin. Su partido recibió un préstamo de nueve millones de dólares del First Czech-Russian Bank, con sede en Moscú, cuando todas las entidades europeas le daban la espalda. En diciembre, cuando François Fillon -viejo conocido de Putin y con una política más 'prokremlin' que la del Elíseo actual- encabezaba las encuestas, el Banco Central ruso revocó la licencia del banco: la 'carroza rusa' de Le Pen se convirtió en calabaza. Fillon era la alternativa realista para Putin y Moscú avisaba de que le exigiría devolver el préstamo. Pero ahora, con la caída de Fillon y los sondeos encumbrando al proeuropeísta Emmanuel Macron el tema del reintegro del préstamo ruso al FN ha sido enterrado de nuevo. Le Pen vuelve a ser la mejor opción, aunque el Kremlin aseguró ayer que no se trató el asunto de la financiación electoral en la reunión.

    En una Europa desorientada, Le Pen puja como nadie por un acercamiento a Moscú: "No hay motivo que justifique la actual actitud hostil hacia Rusia", dijo ante Putin. Las sanciones de EEUU y la UE contra Moscú por su anexión ilegal de Crimea deberían ser enterradas bajo la alfombra sin contrapartidas.

    "En el partido siempre hemos opinado que Rusia y Francia deben no sólo mantener sino desarrollar las relaciones que nos unen desde hace mucho" había dicho Le Pen en una reunión con los miembros del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma, la Cámara de Diputados rusa. "No creemos ni en la diplomacia de las amenazas ni en la diplomacia de las sanciones que, lamentablemente en los últimos tiempos, la Unión Europea aplica con cada vez más frecuencia en relación a Rusia", dijo Le Pen, que considera que el enfoque de las sanciones "es injusto, más aún, es una tontería".

    Moscú lamenta los males que afectan a la UE, pero los efectos secundarios del 'medicamento' del FN son los que mejor vienen. Le Pen es escéptica sobre la OTAN y ha prometido un referéndum sobre la permanencia de Francia en la UE. Tras la salida del Reino Unido, un 'Frexit' dejaría desarbolado el poder político de la UE. Tal vez por eso el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, definió anteayer a Le Pen como "realista, o antiglobalista si lo prefieren", un piropo que hizo extensible a Donald Trump.

    Fuente: Vladimir Putin y Marine Le Pen, el eje antieuropeo | Internacional Home | EL MUNDO

    PD: Les dejo un video.

    Editado por última vez por mariano8899; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4514-mariano8899 en 25/03/2017, 13:25.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por agusluc Ver Mensaje
    Sin ir mas lejos el otro dia la USAF bombardeo una escuela en Siria, 30 civiles muertos. Alguien se entero? algun medio lo publico? alguien se puso la banderita de Siria en el avatar de facebook? Me da asco ver como el mundo se horrifica cuando mueren 5 europeos, y les resbala si en 1 dia en Siria mueren 100 civiles, solo les intereso un poquito durante la batalla de Aleppo cuando pudieron usarlo para hacer propaganda anti-russia, les preguntas sobre Mosul y no saben ni donde esta en el mapa.
    Y ayer bombardeó una zona en la que mató a 200 civiles, incluido que hace un año atrás bombardeó en Afganistan (también por "error"), un hospital y mató allí a 37 médicos de la Cruz Roja...y vaya a saber que cantidad de enfermos dentro del hospital también murieron, porque esos datos no los publican...
    Pero no es culpa de los periodistas ni de los corresponsales, ellos mandan el material... luego hay un jefe de redacción y un director que deciden y eligen que se publica y que se descarta...

    Dejar un comentario:


  • agusluc
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
    Teo, fue un acto terrorista, y lamentable. Pero... ¿no es un poco exagerado eso de que poca gente tiene palabras para calificar tanta barbarie y saña? Porque en este mismo foro hemos comentado cosas mucho peores, con más muertos.

    Este atentado en Londres ha sido menos mortíofero que los de Francia o España.
    ***********

    Y quien sabe y la meta no es justamente hacerle el juego a los xenófobos... Trump por su parte, le sacará el jugo.
    Sin ir mas lejos el otro dia la USAF bombardeo una escuela en Siria, 30 civiles muertos. Alguien se entero? algun medio lo publico? alguien se puso la banderita de Siria en el avatar de facebook? Me da asco ver como el mundo se horrifica cuando mueren 5 europeos, y les resbala si en 1 dia en Siria mueren 100 civiles, solo les intereso un poquito durante la batalla de Aleppo cuando pudieron usarlo para hacer propaganda anti-russia, les preguntas sobre Mosul y no saben ni donde esta en el mapa.

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Teo, fue un acto terrorista, y lamentable. Pero... ¿no es un poco exagerado eso de que poca gente tiene palabras para calificar tanta barbarie y saña? Porque en este mismo foro hemos comentado cosas mucho peores, con más muertos.

    Este atentado en Londres ha sido menos mortíofero que los de Francia o España.
    ***********

    Y quien sabe y la meta no es justamente hacerle el juego a los xenófobos... Trump por su parte, le sacará el jugo.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Aún estamos todos desbastados y confundidos por el nuevo atentado terrorista de ayer en Londres.
    Creo que poca gente tiene palabras para calificar tanta barbarie y tanta saña ¿que esta pasando en Europa??
    Un poco mas arriba, una nota habla de los 60 años de lucha por integrar Europa, pero ayer otra vez la irracionalidad y la locura, le pusieron en bandeja, mas argumentos a los xenófofos y radicales de la ultra derecha, para encerrarnos y aislarnos en guetos, como en la edad media...


    Titulares:

    Cinco muertos y 40 heridos en un atentado terrorista cerca del Parlamento británico en Londres | Internacional | EL PAÍS

    Atentado en Londres: El terror golpea el corazón de la democracia de Londres | EL MUNDO

    Atentado en Londres: cinco muertos y cuarenta heridos

    Una vergüenza que el mundo no se una de una vez por todas, para terminar con esta lacra...

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    25 de marzo de 1957

    Luchar por una Europa más fuerte

    EL MUNDO - SIGMAR GABRIEL - 22/03/2017
    ¡Europa, es tu aniversario! El 25 de marzo de 1957, hace 60 años, los Estados fundadores firmaron los Tratados de Roma. Esa fecha es un hito crucial del proyecto de libertad, paz y prosperidad más exitoso que ha visto el mundo.

    Hay motivos para alegrarse.

    Pero, transcurridos 60 años de Europa, a la vez nos hallamos en una encrucijada. La crisis financiera y el manejo de los flujos de refugiados han evidenciado crudamente las debilidades del proyecto de la integración europea. Dentro de escasos días Gran Bretaña declarará su voluntad de abandonar la Unión Europea. Ello supone un verdadero aldabonazo. Tenemos que ponernos de acuerdo sobre lo que nos importa Europa, sobre las metas que queremos alcanzar con nuestra Europa y sobre los esfuerzos que estamos dispuestos a realizar para llegar a ellas.

    Esta es la auténtica significación de la efeméride de Roma.

    Hoy en día el proyecto de la integración europea es contestado como pocas veces antes, desde dentro y desde fuera, por populistas que hacen juegos malabares con soluciones simplistas, por autócratas que aborrecen nuestros valores. Todos ellos pretenden revertir Europa o incluso desmantelarla.

    Para mí está claro que el camino de la integración europea es el correcto, y el único. No nos engañemos: En medio de un mundo sacudido por toda suerte de crisis, en el que tantas certezas se han ido al garete, los Estados europeos necesariamente tienen que hablar con una sola voz para poder defender con éxito sus intereses y valores. Ningún país de Europa, tampoco Alemania, está ya en condiciones de hacerlo en solitario. Juntos representamos mucho más y somos mucho más fuertes que la suma de todos los Estados individualmente considerados. Para ello tenemos que aglutinarnos cada vez más.

    Por tanto, el sexagésimo aniversario tiene que ser un faro de esperanza, un llamamiento para luchar por Europa. No debemos permanecer mudos ante los envites por la desintegración europea.

    Defender los valores compartidos

    Luchar por Europa significa defender nuestros valores compartidos, los valores europeos. Queremos hacer viable el futuro de esta Europa que nos ha garantizado libertad y estabilidad durante décadas. El Estado de Derecho y la democracia, la solidaridad recíproca y la mutua diversidad son los factores constitutivos del proyecto europeo. Debemos responsabilizarnos de ello tanto hacia fuera como hacia dentro.

    Luchar por Europa también significa responsabilizarse de lo alcanzado. Revirtiendo nuestra integración no ganamos nada. La crisis del endeudamiento la superamos juntos. Estamos trabajando para que todos los integrantes de la zona euro puedan mirar con confianza hacia el futuro, para que haya nuevo crecimiento en todas partes y se generen nuevas perspectivas con un mayor empleo. En esa línea vamos a tener que seguir profundizando en la Unión Económica y Monetaria. No para aislarnos sino porque una moneda común nos aúna más que nunca.

    Pero tenemos que avanzar aún más: la tarea histórica a la cual nos enfrentamos en estos momentos es crear una Europa mejor, una Europa más fuerte. Tenemos que invertir juntos en la Unión Europea y adecuar el proyecto de paz y prosperidad más importante de nuestra época para que pueda afrontar los retos del futuro:

    En primer lugar en lo que se refiere a la Política Exterior y de Seguridad Común: Es hora de despedirse de la idea de que a los europeos no nos incumbe la responsabilidad de velar por nuestra propia seguridad. Es cierta la afirmación de que Europa tiene que hacerse mayor. La asociación con los Estados Unidos de América y la OTAN son los pilares de la comunidad transatlántica. Pero la Unión Europea tiene que ser capaz de superar por sí misma las crisis y conflictos en su vecindad. Se han dado primeros pasos, han de seguir otros.

    Protección de fronteras

    En segundo lugar necesitamos una protección de las fronteras europeas exteriores que realmente merezca ese nombre. Dentro de Europa las fronteras han perdido buena parte de su significación. Es este un logro extraordinario, pero unas fronteras exteriores sólidas también lo son. En medio de las crisis en nuestra vecindad y de los flujos de refugiados constatamos hasta qué punto es importante una protección eficaz de nuestras fronteras. Si se aprecia Schengen, tampoco se debe menospreciar en absoluto la protección de las fronteras exteriores. Algo se ha avanzado, pero tenemos que hacer más. Es una tarea europea que incumbe a todos, no solo a aquellos de nosotros que más afectados se ven.

    En tercer lugar, Europa tiene que mejorar su seguridad interna. La lucha contra el terrorismo es un esfuerzo conjunto. Es un terreno en el que podemos y, más aún, debemos mejorar potenciando la cooperación y los intercambios. Los europeos no tienen que tener miedo, ni en Bruselas ni en París ni en Berlín ni en ningún otro sitio. La libertad y la seguridad van unidas.

    En cuarto lugar, tenemos que volver a concienciarnos mucho más de que el designio europeista también fue siempre una promesa de prosperidad. El mercado interior ha proporcionado bienestar a la mayoría, por largo tiempo. Pero en Europa demasiada gente tiene hoy la sensación de que la Europa comunitaria ya no le reporta ningún beneficio, sino que la abandona a su suerte. Tenemos que hacernos cargo de ello y contrarrestarlo. Por eso para mí luchar por Europa siempre implica fortalecer el mercado interior y poner en valor la dimensión social del proyecto europeo. Necesitamos un nuevo marco de condiciones para el crecimiento y el bienestar. Ello pasa por contar con inversiones europeas en los ámbitos de la infraestructura digital y la educación e investigación. No somos contribuyentes netos y receptores netos, sino todos beneficiarios netos de Europa, en tanto logremos emplear mejor los recursos y al mismo tiempo todos estemos dispuestos a abordar las reformas necesarias para mantener su competitividad.

    Queremos ir todos a una, para que de Roma parta la señal: los europeos arrimamos el hombro, somos valedores de Europa, queremos hacerlo mejor. Lo conseguiremos si no nos dejamos apocar, si reactivamos el espíritu europeísta con valor y confianza en nosotros mismos, implicando a todos y cuestionando asimismo alguna que otra tesitura nacional.
    Alemania está dispuesta

    Sigmar Gabriel es ministro de Exteriores de Alemania

    Luchar por una Europa más fuerte | Internacional Home | EL MUNDO

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Turquía suspende sus relaciones al más alto nivel con Holanda

    EL MUNDO - IMANE RACHIDI - La Haya - 13/03/2017 - 22:18
    El enfrentamiento diplomático iniciado el sábado entre Holanda y Turquía sigue coleando. La mecha que prendió la llama fue la prohibición de un mitin electoral turco en Rotterdam y eso ha generado múltiples reacciones desde Ankara. Hasta tal punto de que Turquía pretende suspender sus relaciones al más alto nivel con Holanda. Lo último ha sido que Turquía tampoco permitirá el aterrizaje de aviones diplomáticos holandeses en su territorio. Una decisión que pone la guinda a una serie de reacciones que dieron inicio cuando al ministro Mevlüt Çavusoglu le impidieron el acceso a territorio holandés. A lo que se añade que impedirá el retorno de embajador de Holanda a Ankara, algo que ya se adelantó el sábado y, por último, suspenderá todas las reuniones políticas previstas. Estos son los tres puntos que hoy han sido anunciados por el viceprimer ministro turco y portavoz del Gobierno, Numan Kurtulmus, según informa Efe.

    "En primer lugar hemos decidido no permitir el regreso del embajador holandés, actualmente de vacaciones en el extranjero, antes de que se cumplan nuestras condiciones, y no daremos permiso a los vuelos diplomáticos desde Holanda", dijo Kurtulmus en una rueda de prensa transmitida en directo por la cadena NTV. Precisó que esta medida "se limita únicamente a visitas oficiales y vuelos diplomáticos que quieran usar espacio aéreo turco, y no afecta a los ciudadanos holandeses".

    "En segundo lugar, hasta que Holanda no ofrezca una compensación por lo que ha hecho, hemos decidido suspender y posponer todas las relaciones de alto nivel previstas, así como las reuniones y entrevistas de ministros y superiores", agregó. Además, el Gobierno islamista turco tramita en estos momentos una recomendación al Parlamento de Ankara para que extinga, desde su parte, el grupo de amistad que mantiene con la cámara de Holanda.

    "Esta crisis no es responsabilidad de Turquía, ni la deseamos", aseguró Kurtulmus, que prometió "actuar de forma responsable, pero decidida, y teniendo especial cuidado en no enfrentar al pueblo holandés con Turquía".

    Cargas policiales

    Los ministros turcos han publicado este fin de semana múltiples fotografías de las cargas policiales en Ámsterdam y Rotterdam denunciando lo que califican de "la violencia contra el pueblo turco". El Ministerio turco de Exteriores ha entregado hoy dos cartas diplomáticas al encargado de negocios holandés en Ankara, para exigirle disculpa oficial de Holanda y acciones legales contra los agentes holandeses que cargaron contra las manifestaciones de los turcos-holandeses, que protestaban contra el Gobierno de La Haya.

    Turquía considera "excesiva" la fuerza que se utilizó contra los manifestantes, y pide más información sobre la identidad y situación de los ciudadanos turcos heridos, según fuentes de la cancillería holandesa. Ankara subraya una exigencia de disculpa formal por escrito de las autoridades holandeses con respecto a las acciones que van contra "la decencia diplomática y el derecho internacional", señalan.

    El encargado de negocios holandés fue convocado para recibir la protesta, ya que el embajador no se encuentra actualmente en Turquía y Ankara pidió que "no volviera en un tiempo". El Gobierno de los Países Bajos impidió el pasado sábado que dos ministros turcos acudieran a un mitin en Rotterdam para hacer campaña por el referéndum del próximo 16 de abril.

    Los políticos holandeses, por su parte, también exigen una disculpa. El viceprimer ministro, Lodewijk Asscher, ha dicho esta mañana que las acusaciones turcas de "nazismos y fascismo" tendrán que ser "tratadas en la mesa". El ministro de Exteriores, Bert Koenders, también pide una disculpa oficial, al igual que lo ha hecho ya el primer ministro Mark Rutte, que siempre ha defendido su decisión como "la mejor posible".

    Anoche, la policía holandesa cargó contra una manifestación de unos 300 turcos en Ámsterdam, que protestaban a favor de Erdogan. En Rotterdam, siete personas, entre ellas un policía, resultaron heridas cuando los antidisturbios intentaron dispersar una manifestación que empezó siendo pacífica pero se tornó en violenta tras la deportación de la ministra turca de Asuntos Familiares, Fatma Betül Kaya Sayan que entró por tierra a los Países Bajos a pesar de las advertencias del Gobierno holandés.

    En Rotterdam, la policía arrestó a 12 personas el pasado sábado. Anoche, otros 13 turcos fueron detenidos por la Policía holandesa por desorden público, interrupción del tráfico y ataque a los viandantes. Algunos de los manifestantes utilizaron el saludo nazi para insultar a los agentes holandeses, siguiendo las calificaciones usadas por Erdogan, quien acusó al Gobierno de Holanda de "nazi" y "fascista".

    En una de las notas, Turquía califica la deportación de Kaya Sayan como "una violación de la Convención de Viena", que regula las relaciones diplomáticas entre los países. Este acuerdo se rige por la inviolabilidad de los diplomáticos. La ministra aseguró, a su regreso a Turquía, que había recibido "un trato inhumano" a manos de las autoridades holandesas y amenazó con duras medidas como respuesta.

    Por otro lado, el Ministerio holandés de Asuntos Exteriores ha cambiado los consejos de viaje para Turquía, debido a las tensiones diplomáticas entre ambos países. Desde la pasada noche, se aconseja a todo el mundo no viajar a ese país, y para los que lo hagan "bajo su responsabilidad", les pide estar alerta y evitar las reuniones y los lugares concurridos.

    A la espera de que Turquía considere la posibilidad de imponer sanciones contra los Países Bajos sobre la prohibición a sus ministros de dar el discurso en Rotterdam, también llegan amenazas hacia Europa como unión. El ministro turco de Asuntos Europeos, Omer Celik, propone "reconsiderar" parte del acuerdo migratorio entre su país y la UE, por el que Turquía mantiene a los migrantes fuera de Europa.

    Turquía suspende sus relaciones al más alto nivel con Holanda | Internacional Home | EL MUNDO

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Bruselas reprende a Erdogan y hace un llamamiento a “rebajar la tensión” con Holanda

    La Comisión quiere evitar "una escalada" tras el conflicto entre Holanda y Ankara. El Consejo de Europa alerta de las carencias "democráticas" de la reforma constitucional turca

    EL PAÍS - CLAUDI PÉREZ - Bruselas 13 MAR 2017 - 19:37 CET
    Turquía solicitó la adhesión a la UE allá por 1987; desde entonces, la relación Ankara-Bruselas es un imán para los problemas. Turquía es esencial para la política migratoria europea y está en negociaciones para entrar en la Unión. Pero el flirteo con Rusia, las reformas antidemocráticas recientes y el último episodio de tensión con Holanda, que incluyen acusaciones de nazismo, han llevado la tensión a máximos. Bruselas ha reprendido este lunes con suma dureza al Ejecutivo turco. En una escalada diplomática de trazo grueso, Ankara ha amenazado con represalias.

    “La UE es un geriátrico en estado cuasi comatoso. Nuestras relaciones están a punto de alcanzar un punto de no retorno”, decía un vociferante Recen Tayyip Erdogan en 2011 ante el portazo europeo a su candidatura de adhesión, que va y viene en función de las circunstancias. Puede que ese punto de no retorno esté más cerca que nunca. Erdogan llamó “nazis” a los holandeses este fin de semana, después de que Holanda negara la entrada a dos de sus ministros para participar en mítines en favor de la reforma constitucional que los turcos votarán en abril. La canciller Merkel cerró filas con los holandeses, y varios socios europeos se han sumado a la prohibición de esos actos protagonizados por ministros turcos. Bruselas se sumó a ese coro y reprendió con dureza a Ankara. La Comisión hizo un llamamiento a Erdogan para que evite declaraciones exageradas y acciones que puedan “agravar la situación”. Pero eso es exactamente lo que hizo: Ankara amenazó con represalias a Holanda y aseguró que revisará el pacto migratorio con Europa.

    Turquía es un avispero desde el golpe fallido de julio del año pasado, que dejó 241 muertos y supuso un punto de inflexión en la historia política reciente del país. Erdogan impuso el Estado de emergencia durante meses. Gobierna a golpe de decreto ley. Ha metido mano en el ejército, la policía, el sistema judicial, la educación, la administración, los medios de comunicación —con el reciente arresto de un periodista alemán— e incluso la comunidad empresarial. Ha despedido a 130.000 personas y ha detenido a más de 90.000, según Amnistía Internacional. Y ha puesto en marcha una reforma constitucional que sustituye la democracia parlamentaria por un régimen presidencialista con tintes autocráticos, según recordó ayer mismo el Consejo de Europa.

    Erogan vive en un estado de excepción permanente, en medio de un nerviosismo por su futuro político que se traslada a sus relaciones con Europa. Consciente de que puede perder el plebiscito —como le pasó al sanguinario Pinochet en 1988—, dejará votar a los emigrantes y de ahí que haya enviado a sus ministros en busca de apoyos por toda Europa. Holanda le cerró las puertas alegando problemas de seguridad, ante la cercanía de sus propias elecciones. La escalada dialéctica no ha cesado desde entonces y ha incluido manifestaciones violentas en Róterdam durante el fin de semana. Pero Alemania, Suecia, Suiza, Bélgica, Dinamarca y Austria tampoco quiere actos públicos relacionados con el referéndum turco.

    Todo eso ha sacado de sus casillas a Erdogan, a quien las soflamas nacionalistas y los ataques a Europa le vienen estupendamente de cara al referéndum. Lo mismo ocurre en Holanda, con una dureza que está oscuramente relacionada con el auge de la extrema derecha. En medio de esos cálculos politicoides está Europa: Erdogan amenaza con “revisar” el acuerdo migratorio con la UE, según el ministro de Asuntos Europeos, Ömer Çelik, algo que podría cambiar por completo el escenario electoral continental.

    Turquía acoge a dos millones de refugiados turcos. Berlín y Bruselas se avinieron a pactar con el diablo para reducir el flujo de migrantes y lograr así cierta paz electoral en Holanda, Francia y Alemania. Pero Erdogan ha dado en los últimos días la penúltima muestra de que es un socio poco fiable. En los pasillos de Bruselas se habla de “postureo”, tanto en Ámsterdam como en Ankara, pero aún resuenan los “ecos del nazismo” que el presidente turco achacó el domingo al Gobierno holandés de Mark Rutte. Los mapas dicen que el 3% del territorio turco está en Europa: ese porcentaje parece haber empequeñecido en los últimos días

    Turquía amenaza a Holanda y acusa a Merkel de apoyar a los terroristas | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    ¡¡¡ALTA TENSIÓN !!

    Holanda deniega el aterrizaje al avión del ministro de Exteriores turco

    Holanda deniega la entrada al titular de Exteriores y retiene a la de Familia. Ankara responde con el cierre de la embajada holandesa “por motivos de seguridad”

    EL PAÍS - ISABEL FERRER - La Haya 11 MAR 2017 - 22:08 CET
    El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha calificado este sábado a Holanda de "nazi y fascista” y ha amenazado con impedir “que sus aviones aterricen de nuevo" en Turquía. Lo ha dicho después de que las autoridades holandesas impidieran el aterrizaje del vuelo que debía dejar esta tarde en Róterdam al ministro de Exteriores turco, Mevlut Çavusoglu.Portavoces del Gobierno en La Haya han justificado la medida “por los riesgos para el orden público" que entrañaba permitir la presencia de Çavusoglu en suelo holandés. El Gobierno del país europeo ha llamado a consultas al embajador turco por sus polémicas declaraciones que ha tachado de "locuras". Y Ankara, por su parte, ha citado al representante de negocios holandés en el país.

    En plena conmoción, Ahmed Aboutaleb, alcalde socialdemócrata y de ascendencia marroquí de la ciudad portuaria, ha tomado medidas extraordinarias de seguridad alrededor del consulado turco. Trata de evitar altercados en caso de que aparezca la ministra de Familia turca, Fatma Betul Sayan Kaya. Enviada por el presidente, ha emprendido este mismo sábado el viaje en coche desde Alemania y, aunque en un primer momento las autoridades aseguraron que no se le iba a impedir la entrada, finalmente ha sido retenida en la ciudad holandesa. Turquía, además, ha pedido al embajador holandés, que está fuera de Turquía de permiso, que no regrese "en una temporada" y ha bloqueado el acceso a las legaciones consulares, informa Andrés Mourenza desde Estambul.

    El Ejecutivo holandés no quiere pues que el ministro del país euroasiático haga campaña electoral en pro del referéndum constitucional turco del próximo 16 de abril, que pretende aumentar los poderes del presidente para que ejerza por decreto. En una alocución televisiva de urgencia, Erdogan ha amenazado también con “expulsar a los diplomáticos holandeses de Turquía”. Poco después de que la negativa holandesa truncara el viaje de Çavusoglu, A las 14.48, un grupo de manifestantes se congregaban ante el consulado holandés en Estambul. En una de las pancartas podía leerse: “No te confundas, Holanda. No agotes nuestra paciencia”. En Holanda residen 397.000 ciudadanos de origen turco. Çavusoglu llegó el sábado por la tarde a Francia, donde piensa dar su mitin.

    El roce diplomático que enfrenta a ambos países sube de tono por momentos. El Gobierno holandés cuenta, en cambio, con el apoyo de la mayoría del arco parlamentario, contrario a que otro país intente ejercer presiones políticas fuera de sus fronteras. “No hemos podido hacer otra cosa. Había problemas de orden público y seguridad y mientras buscábamos una solución, Turquía nos amenazó con sanciones políticas y económicas. Holanda no puede aceptar dicha presión. Así que al final hemos denegado los derechos de aterrizaje”, ha declarado Bert Koenders, titular de holandés Exteriores, a la televisión nacional NOS. “Las amenazas de Erdogan son terribles y vemos la deriva autoritaria de su país”, ha añadido.

    En plena campaña electoral para los comicios del próximo miércoles, Mark Rutte, el primer ministro liberal, ha dicho que Holanda “no se dejará chantajear”. Antes del choque de este sábado, el ministro Çavusoglu afirmó que “Holanda ha secuestrado a los ciudadanos de origen turco”. Y ese es el problema: la ciudadanía. Para ambos países son sus compatriotas, y la comunidad de esta ascendencia tiene doble pasaporte, como sucede en Alemania. Pero tanto Rutte como la canciller germana, Angela Merkel, consideran inadecuado “exportar una campaña electoral”. El presidente Erdogan lamentó esta misma semana “las prácticas nazis de Berlín”. Austria y Suiza también han impedido visitas similares.

    Una tensión con precedentes

    A principios de esta semana, Aboutaleb, dijo que él habría rechazado el viaje a Róterdam del ministro Çavusoglu “de no haberlo hecho antes el dueño del centro donde pensaba dar su discurso para la comunidad de origen turco”. “Tiene inmunidad diplomática y será respetado, pero hay otros métodos para repeler su presencia”, dijo, alegando para ello razones de paz ciudadana.

    Desde el intento de golpe de Estado del pasado julio en Turquía, las relaciones entre Ankara y varios países de la Unión Europea con población de origen turco han sido muy tensas. En Holanda, al menos una veintena de personas ha denunciado que el consulado turco les había quitado el pasaporte. En consecuencia, debían viajar a Ankara con un permiso temporal “para demostrar que no estaban implicados en la intentona golpista ni tampoco apoyaban al clérigo Fetulá Güllen, acusado de haberla incitado”. El ministerio de Exteriores holandés ha confirmado los hechos, y teme que haya más casos.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Hay que asumir que lo de Grecia no fue un espejismo...la gente de muchos países "pobres" de la UE, ya empiezan a plantearse para que sirve esta unión y tantos sacrificios (y años) impuestos para su ingreso... Porque de la retórica a los hechos reales hay un largo trecho...finalmente por ahí, los ingleses no estaban tan equivocados.

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Hoy la 5 no es factible. Yo no la veo imposible, como la ve el articulista, pero no al corto plazo. No es el momento.

    Hacerla un puro libre comercio sin más... pues para eso no necesitan llamarse unión europea. Y además, como pasa ahora en américa del norte, abre el espacio a que alguien quiera negociar y en la práctica, no hay unión alguna, salvo la de la oligarquía regional.

    La idea de dos velocidades desemboca en la división tipo Brexit, y no en mucho tiempo. ¿Cuanto aguantarán los llamados PIGS y similares, que no solo de hecho sino hasta en el papel sean los pobres de europa, a los que llaman vagos, vividores etc?

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Cinco escenarios para la Unión Europea del futuro

    Las posibilidades van desde seguir con el modelo de integración a apostar sólo por el mercado único o consensuar áreas que se puedan federalizar

    La Unión Europea ya tiene plan post Brexit


    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	union-europea-640x330.jpg
Visitas:	1
Size:	24,4 KB
ID:	619615

    EL MUNDO - PABLO R. SUANZES - Corresponsal Bruselas - 01/03/2017 15:05
    El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha presentado hoy miércoles su esperado (aunque totalmente desconocido fuera de Bruselas) Libro Blanco, una hoja de ruta en pocas páginas en la que se esbozan cinco posibles escenarios de cara al futuro. La próxima salida de Reino Unido de la UE ha cambiado todo en el continente. El mapa, las reglas, el campo de juego, el ánimo, los equilibrios de poderes. Por primera vez la Unión se ha roto y los 27 que quedan deben tomar una decisión de calado: ¿qué pasa ahora?

    La Comisión baraja movimientos hasta 2025, un tiempo prudencial que tiene en cuenta lo que queda de legislatura y la próxima, puesto que según fuentes europeas irse más allá sería irreal.

    Habla del futuro pero completamente lastrada por el pasado. Muestra, entre líneas, las que serían ventajas de una Europa más integrada. Pero también, y en una jugada arriesgada, pone por escrito, con la firma del guardián de los Tratados, que existen varios escenarios perfectamente posibles en los que la UE se retrase, se contrae y renuncia a históricos avances logrados en más de seis décadas de proyecto común.

    Una técnica quizás valiente y honesta, quizás excesivamente peligrosa. Si la institución que más pelea (con el permiso del Parlamento) por una UE unida, ampliada, política y fuerte se difumina entre cinco ideas, le da a todas ellas el mismo valor filosóficos y político, no se decanta y reconoce que la UE es posible yendo a menos, ¿quién queda para defender lo contrario?

    Juncker no puede posicionarse abiertamente porque sus enemigos aplastarían la propuesta inmediatamente, fuera cual fuera. Todos conocen sus preferencias, su cosmovisión, pero el documento abre un abanico confiando en que la sociedad civil, los parlamentos nacionales, los ciudadanos decidan dar un paso al frente y posicionarse sobre su continente.

    "Hace 60 años, los padres fundadores de Europa unieron el continente con la fuerza de la ley y no por la fuerza de las armas. Podemos estar orgullosos de lo logrado desde entonces. Nuestros días más oscuros en 2017 son mucho más brillantes que cualquiera de los vividos por nuestros antepasados en los campos de batalla. Cuando se acerca el 60 aniversario de los Tratados de Roma, es hora de que una Europa a 27 unida de forma a su futuro. Es hora de liderazgo, unidad y esfuerzo común. Tenemos el futuro en nuestras manos", ha explicado hoy el presidente ante la Eurocámara.

    El documento, en el que han trabajado desde septiembre, cubre un amplio rango de posibilidades.

    1.Seguir como hasta ahora.

    El primer escenario es el de seguir adelante. Los 'insiders' se refieren a él como el modelo de Bratislava, en referencia a la Declaración de Bratislava, precisamente de septiembre del año pasado, en la que fue la primera reunión de todos los jefes de Estado y de Gobierno de la UE sin Reino Unido. Este escenario supone seguir básicamente como hasta ahora. El mismo modelo de integración imperfecto que nos ha traído hasta aquí, con todas sus ventajas y desventajas.

    Europa está dividida ahora mismo, fragmentada, y peleada. No hay consenso en hacia dónde avanzar ni a qué ritmo, y la Comisión y las capitales pelean por cada detalle, intentando aumentar su poder y competencias. Europa ha dejado de ser la solución y ha pasado a ser parte del problema. Es evidente que podemos seguir sin cambios, pero lo que nadie sabe es hasta cuándo. Si todo se arreglara solo o acabará saltando por los aires. Es más que realista, sin más integración ni menos, pero también el peor camino para Juncker, pues es la forma de trabajar más incómoda y arriesgada si se quiere salvar un esfuerzo de tanto tiempo.

    2. Sólo mercado único

    Que hay algunos países que quieren limitar la UE a un mercado único con libre circulación (de bienes y servicios, pero no de personas) no es ningún secreto. Que Juncker rechaza de lleno ese futuro, tampoco. Pero el Libro Blanco recoge como segunda posibilidad para el futuro de la UE algo que hasta ahora era completamente tabú: olvidarse de la integración progresiva y dar marcha atrás en parte de los avances ya hechos en las últimas seis décadas.

    Esta opción supone centrarse en la economía y olvidarse, renunciar, a una política común en defensa, refugiados, inmigración o seguridad. Supone, "retirar dos propuestas legislativas" actuales "por cada una nueva que se pregunte". Una lenta deconstrucción del proyecto actual para centrarse en lo que fue la Comunidad Económica. Para las instituciones este marco es impensable, abominable. Y ahora mismo no es para nada la posición preferida por los Estados Miembros. Pero si las diferencias van a más, no se logran consensos, hay resultados electorales negativos para la Unión actual, etc, no es ni mucho menos imposible.

    3. La Europa de las dos velocidades

    El escenario de las dos o de las múltiples velocidades no es precisamente nuevo. Los Tratados lo permiten, se lleva décadas hablando de ello y es políticamente viable, pero filosóficamente complicada. Las "múltiples velocidades" suponen que no hay un avance en la integración a 27, sino en diferentes bloques. Que puede haber alianzas, coaliciones y grupos de países que se ponen de acuerdo para profundizar en cualquier aspecto (fiscalidad, seguridad, medioambiente) pero que lo decidido no será obligatorio para los 27. No supone partir Europa en dos, entre los que quieren ir más rápido y tienen el apoyo político suficiente para no dar marcha atrás, sino en infinitas piezas, en función de las sensibilidades.

    Suena complicado, pero hay bastante apoyo. De hecho, el propio Juncker, en un discurso en Lovaina hace apenas unas semanas vino a decir que éste, en el medio, es probablemente el escenario más realista de todos. Al final, la praxis política sugiere que se quedarían dos bloques de mínimos.

    Que en temas muy concretos, y tras muchísimo debate, si se constata que no hay unidad absoluta algunos seguirían y otros no, en algo parecido a lo que hoy ya existe y se llama cláusulas opt-out y opt-in, que permiten a los Estados Miembros quedar al margen de aspectos concretos. Reino Unido, Irlanda, Dinamarca o Suecia ya tienen eso, en Seguridad, Interior, Schengen, inmigración o incluso, a otra escala, en la moneda única. Una fórmula descafeinada, de corte casi técnico, pero que puede colmar las aspiraciones de quienes tienen cosmovisiones completamente diferentes y hasta enfrentadas.

    4. Menos, pero mejor

    El cuarto escenario que propone el Libro Blanco es elegantemente sencillo, pero intelectualmente el más complicado de todos: hacer menos, pero hacerlo mejor. Consensuar en qué áreas hay voluntad para ir hasta el final. Unas pocas, soportables y deseables para todos, y profundizar al máximo y deprisa. Federalizar todo lo que es federalizable, y devolver todo lo demás a los Estados Miembros.

    Dar marcha atrás en "donde se percibe que tiene un limitado valor añadido o incapaz de cumplir sus promesas. Áreas como el desarrollo regional, la salud pública, políticas sociales o de empleo". O por ejemplo, "delegar el control de las ayudas ilegales de estado a las autoridades nacionales", precisamente donde la Comisión ha tenido más 'éxitos recientes', de la mano de Margrethe Vestager. Sacar la palabra armonización de nuestros diccionarios políticos en incontables aspectos.

    Por un lado sería un avance histórico, que llevaría al nivel europeo, sin excusas ni fisuras, lo que todavía está fragmentado ahora. Pocas cosas, pero de verdad. No a golpe de crisis, de parches, sino de pura política al más alto nivel. Por el otro, un retroceso. La confirmación de un histórico fracaso político, el hecho de que no hay fuerza para profundizar la integración hasta el final. En cierto modo ésa ha sido la idea de fondo, el objetivo último de la Unión Europea (completa, unión política, geográfica, militar) aunque todo el mundo que lo ve (de verlo) lo hace a muchas décadas de distancia.

    5. El sueño federal

    El último escenario del Libro Blanco es el extremo opuesto al de centrarse en el mercado único. La quinta opción es el sueño federal o como desde la Comisión lo dejan caer en privado: la opción Verhofstadt, por el líder del grupo Alde y la voz más clara en defensa del federalismo.

    Supone dejarse de remilgos y excusas y tirar hacia adelante. Buscar una respuesta europea a todo, sin miedos ni recelos nacionales ni luchas por competencias y soberanía. Es la opción de Juncker, su gran esperanza, pero algo que es absolutamente imposible. Europa está hoy mucho más cerca de quedarse únicamente como mercado único que acabar siendo los Estados Unidos del viejo continente. No hay apetito, no hay fuerza. Las elecciones de este año muestran que para una parte significativa de la clase política, la "UE sigue siendo un activo tóxico". La mejor prueba es que el papel usa en todo momento expresiones como "hacer más cosas juntos", y jamás habla de federalismo

    El Libro Blanco es un primer paso de un largo camino. La primera ministra británica, Theresa May, ha prometido que este mes activará el Artículo 50 de los Tratados de la UE para empezar la desconexión, el Brexit. El proceso llevará años pero la UE a 27 debe empezar a prepararse, reaccionar. El objetivo de Juncker es que haya "unidad". Que se escoja una vía, la que sea, y todos vayan de la mano.

    Algunos de los planteamientos del libro (en lenguaje sencillo, nada académico, fácil de leer y sin demasiada profundidad) son perfectamente compatibles y complementarios. La Comisión quiere abrir "un debate paneuropeo" para que la Sociedad Civil participe y dé forma a una respuesta global. Pero su sugerencia llega en el peor de los momentos. En dos semanas hay elecciones en Holanda. En primavera, en una Francia sacudida (el escándalo de Fillon relegará la de por sí complicada de vender propuesta comunitaria). Y en otoño, en Alemania. Y es probable que en algún momento, seguramente en verano, Italia vaya a las urnas también.

    En Bruselas están hartos del silencio cómplice de los Estados y sus ataques. "Es hora de que las críticas continuas a la UE se detengan. Hablemos del futuro que queremos para nuestro continente y comencemos a tomar decisiones. Este Libro Blanco será una buena base para los debates en el Parlamento Europeo y con los Jefes de Estado y de Gobierno. Estos deben asumir sus responsabilidades y ser claros, por fin, sobre qué tipo de Europa quieren", ha reaccionado el jefe de dilas del PP europeo, Manfred Weber.

    Europa no tiene una brújula a mano y aunque Juncker quiere que el debate que lanza hoy proporcione un mapa a corto y medio plazo, no hay muchos elementos que hagan suponer que su intento vaya a prosperar.

    Cinco escenarios para la Unión Europea del futuro | Internacional Home | EL MUNDO

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Esto sería parecido al dicho: “el muerto se queja del degollado…”
    Voy a decir lo mismo que dije al principio, yo no digo que Rusia o EE.UU. no utilizan y no tienen sus servicios secretos espiando, hoy con una herramienta tan poderosa como es internet a su disposición y que lo utilizan de forma normal y cotidiana, (pero ojo también Inglaterra, Alemania, Francia, Israel, China, etc, etc,….).
    ¿Porque hay tantos presos en Guantánamo?,¿Que pruebas se tiene contra esa gente??...nada simplemente son gente espiada a través de internet por la CIA y allí están…
    ¿Porque los directivos de Wikileaks están siendo perseguidos por la justicia?
    Espiar, espiaban y espían Putin, Obama y Hilary y también lo hace ahora Trump… la CIA, el FSB ruso, el Mi6 ingles, el Mosad….¿a quien le cabe duda? Y si no, que hacía la CIA espiando en la vida personal e íntima de Merkel, de Dilma, Cristina, Rajoy, Hollande… ¿para que les sirve a Hilary Clinton y a la CIA saber a que hora y con quién se acuesta la Merkel o Dilma??... Si no es para utilizar esa “información cuando les haga falta…”
    ¿Por qué se creen que empezó la invasión y la guerra de Irak…?
    En EE.UU. fueron a la cárcel y murió demasiado gente en la silla eléctrica por espiar en contra del país… Se fue a una guerra en contra de Irak, simplemente “porque la CIA lo decía…” Resulta que ahora se tienen pruebas de que esta gobernando un tipo por medio de un fraude y porque Rusia lo ayudó…¿y no se hace nada…? ¿ningún juez va a hacer una denuncia en contra?

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
    Pero hay evidencia de contactos entre la inteligencia rusa y miembros del equipo de campaña de Trump, también en funcionarios actuales.

    Los demócratas se quejan de que los rusos le proporcionaron escuchas ilegales y correos de Hillary a la gente de Trump para que sea usada en su contra durante la campaña. Los rusos también tienen grabaciones de Trump, pero ahora para controlarlo. La CIA lo tiene apuntado a Trump también.

    No es nuevo esto que hacen la inteligencia rusa, la anterior agencia KGB usó el mismo modus operandi para imponer a Kurt Waldheim como secretario general de la ONU cuando disputaba la candidatura con otros (entre ellos un argentino) vetó a algunos opositores y proporcionó informacion confidencial de los otros, mientras que a Waldheim les convenía a ellos porque les resultaba muy manejable dado que era un ex nazi de las SS y ellos tenìan mucha información de él que podía ser usada en su contra y así lo manipularan por años.

    Si hay algo que hacen bien los servicios de inteligencia rusos es tener "carpetas" de todos los lideres mundiales para poder utilizarlos llegado el caso.
    Y también estuvieron rusos hablando con gente de Hillary. Y de Bush, y de todo gobierno de EU. Y lo mismo pasa al revés. Por cierto, gente de EU se pone en contacto con gente de nuestros principales candidatos de toda suramérica.

    Sobre gravaciones de Trump, eso no le consta a nadie. La misma inteligencia estadounidense dijo no tener informes al respecto. Eso lo sacó un tipo en inglaterra y se avala él mismo.

    Sobre los correos de los demócratas, quien los sacó fue Wikileaks y ellos dicen que no fue Rusia. Incluso hubo un tipo que declaró haber sido él quien los recibió y fue de una fuente desde el partido demócrata. Hoy por hoy, la justicia estadounidense no a acusado o apresado a nadie por los supuestos hackeos, ni apresado a nadie por espionaje o trabajar para un gobierno extrangero en el caso de los contactos con Trump.

    Así como no ha tomado ninguna acción legal sobre interferencias en sus elecciones.

    Todo es pura nota televisiva y de los grandes medios, que desde antes estaban parcializados contra Trump.

    Sobre el caso del tipo de la ONU, tampoco me consta, y tengo por seguro que Estados Unidos y aliados jamás hubieran aceptado que Rusia impusiera a alguien que controlaba. Lo vetaban y punto, no llegaba ni a elecciones.

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X