Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Re: Los problemas en Europa

    Una opinión mas que interesante sobre "Los problemas de Europa", que no se limitan a analizar la situación girega, sino los inicios de la crisis económica y la falta de respuesta política a la misma.-
    En fin, me pareció interesante la nota del periodista Marcelo Justo.-
    Saludos.-



    EL MUNDO › OPINION > PAGINA 12
    Un lento despertar

    Por Marcelo Justo

    Uno de los grandes misterios del estallido financiero y la depresión económica mundial 2007-2009 fue el escaso impacto político que tuvo en Europa. Países como el Reino Unido y España eligieron a conservadores, a pesar de sus vínculos manifiestos con el modelo que había causado la crisis. En gran medida este resultado se debió a que la socialdemocracia europea se había movido tanto a la derecha con su reivindicación de la economía de mercado y su aceptación del modelo neoliberal que había dejado de constituir una opción clara para un electorado desorientado, golpeado y despolitizado.

    En los últimos dos años ha habido señales de cambio. Syriza en Grecia y Podemos en España son los ejemplos más obvios de este lento despertar. Con altísimos porcentajes de desempleo y crisis muy profundas eran casos de cajón: tarde o temprano tendría que aparecer una alternativa. La Corbynmanía que está sacudiendo al Reino Unido es mucho más sorprendente.

    El 7 de mayo los conservadores del primer ministro David Cameron obtuvieron una mayoría parlamentaria reivindicando la austeridad y el déficit cero y forzaron la renuncia del líder laborista Ed Miliband a la jefatura partidaria con un llamado a elecciones internas para sustituirlo. El consenso era que el laborismo había perdido porque Miliband, con su tímido populismo, se había alejado del centro de la escena política. Ergo, el laborismo debía recapturar ese espacio.

    La irrupción de Jeremy Corbyn ha puesto en entredicho esa interpretación. Candidato de la izquierda dura laborista, Corbyn está a favor del desarme nuclear y la nacionalización de servicios públicos esenciales como los trenes, el gas y la electricidad. Comentaristas de derecha e izquierda no pueden entender que alguien con esas características esté encabezando las encuestas para líder de la oposición y tenga un respaldo multitudinario en cada acto que encabeza en todo el Reino Unido.

    Esta transformación no es tan sorpresiva si se analiza la historia reciente. Muchos de los seguidores de Corbyn celebraron la victoria de Tony Blair y su Nuevo Laborismo en 1997 que puso fin a 18 años de reinado conservador. En su primer gobierno Blair combinó una módica aspiración a la justicia social con una explícita reivindicación de la economía del mercado. En el mundo post Muro de Berlín era considerado una política realista: introducción del salario mínimo, derechos sindicales y, al mismo tiempo, política neoliberal con el poderoso sector financiero británico y los grandes conglomerados.

    La retórica con que se respaldó ambas políticas fue un hueso más duro de roer para los laboristas. Mientras que las políticas históricas del laborismo se ejecutaban de manera sigilosa, la agenda pro capitalista era reivindicada con fervor en una búsqueda de titulares que certificaran que el Nuevo Laborismo había roto amarras con su pasado estatista.

    La guerra de Irak terminó de romper esa frágil convivencia de lo viejo y lo nuevo, la tradición y el posmodernismo. En un partido con fuerte tradición pacifista y antiarmamentista, Blair buscó un espejo en Winston Churchill y se convirtió en el gran aliado de George W. Bush para la invasión de Irak. La mejor arma que había exhibido hasta el momento –su éxito– dejó de acompañarlo: la aventura terminó en un sangriento fiasco. Cuando en 2007 lo sustituyó su ministro de economía Gordon Brown la interpretación fue que representaba un regreso a las raíces históricas del laborismo, surgido con los sindicatos, uno de los modelos en que se inspiró Perón que, como se sabe, pensó en llamar a su movimiento laborista antes de inclinarse por su nombre actual, justicialismo.

    Brown no dio la talla. Cuando cayó derrotado en las elecciones de 2010 ante David Cameron, su reemplazante, Ed Miliband, fue también visto como un giro a la izquierda, pero sin abandonar las premisas básicas de la dupla Blair-Brown. Ese intento sucumbió en las elecciones del pasado 7 de mayo. Con Jeremy Corbyn el laborismo tiene un candidato hecho a medida, sin esa penosa tensión ideológica interna de los años Blair-Brown-Miliband. Visto desde hoy la sorpresa es que una opción así haya tardado tanto en materializarse.

    Página/12 :: El mundo :: Un lento despertar
    Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

    Comentario


    • Re: Los problemas en Europa

      Otra mirada de la cueston griega, se podría decir un analisis histórico de porque GRECIA esta donde esta, y verán con sorpresa, de compartise la nota, que para variar no han sido los únicos responsables.-


      Grecia: ¿quién es culpable y de qué?

      Por Immanuel Wallerstein *

      Cualquiera que haya estado siguiendo los eventos mundiales recientemente no pudo sino leer en los medios los interminables análisis relacionados con las realidades económicas de Grecia. Lo más notable de tales análisis es lo radicalmente diferente que son unos de otros. No obstante, podemos dividirlos en dos campos principales.

      Uno de los grupos dice que las dificultades de Grecia fueron creadas por sí misma, porque los sucesivos gobiernos y ciudadanos griegos gastaron, con imprudencia, dinero que no tenían, para sostener un estilo de vida colectivo más allá del nivel de sus ingresos colectivos. Este grupo tiene una solución simple a los males de Grecia. Hay que cortar de cuajo los gastos colectivos griegos de modo de pagar sus extensos préstamos. Los que proponen esta postura llaman a este programa “reforma” y dicen que con el tiempo Grecia emergerá más fuerte. Esta visión es sostenida en diferentes versiones por casi todos los miembros de la Zona Euro de la Unión Europea. Su vocero más visible e intransigente ha sido el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble. El sostiene dos argumentos: Grecia debe abandonar la Zona del Euro temporalmente y debe someterse al estricto pago de todas sus deudas.

      Los críticos de este programa lo llaman austeridad y arguyen que es cruel e insensible, y que fuerza a una creciente franja de la población griega a una pobreza abyecta. Es más, dicen que un régimen de austeridad no conducirá, no puede conducir, a ponerle fin a la aguda depresión actual que atraviesa Grecia. Y afirman que cada préstamo sucesivo incrementa, no disminuye, la tasa de desempleo y ha hecho menos posible el logro del ostensible objetivo de restaurar la competitividad de Grecia en el mercado mundial. Entonces, ellos llaman a una condonación sustancial de la deuda y a revertir las demandas de los acreedores que claman en favor de que Grecia haga recortes en las pensiones y en otras partes de la red de seguridad social. La demanda de condonación de la deuda ha ganado un respaldo creciente de prominentes economistas como Joseph Stiglitz y hasta Christine Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI).

      ¿Cómo fue que Grecia arribó a tal punto de desasosiego económico? El primer debate se centra en cuándo debemos fechar el punto de partida de sus desgracias, en sí un punto importante de discusión.

      Los militantes de las reformas neoliberales comienzan la historia bastante recientemente, en esencia cuando se derrocó la dictadura militar de 1974 y emergió con fuerza al escenario un partido de izquierda Pasok, encabezado por Andreas Papandreu. Los críticos de esas reformas comienzan la historia mucho antes, por ahí en la década de 1930, cuando los gobiernos de Europa occidental, en particular Alemania, impusieron un sistema cuasi colonial en Grecia. Esto pone la culpa, llanamente, en las fuerzas capitalistas e imperiales.

      Después de 1974 la política griega siguió en muchos sentidos la división usual entre un partido de centroderecha, Nueva Democracia, y un partido, Pasok, que de inicio fue de izquierda y que fue transitando, paso a paso, a ser de centroizquierda. Conforme los sucesivos gobiernos aceptaron las condiciones para los préstamos y por tanto más y más austeridad, el espacio vacante en la izquierda vino a ser ocupado por Syriza, un partido nuevo, fundado en 2004, cuyo nombre es un acrónimo griego de Coalición de Izquierda Radical.

      Al principio Syriza fue realmente una coalición que reunía una variedad de pequeños partidos que iban de la extrema izquierda a la centroizquierda. Este partido se distinguió por su fuerte oposición a la austeridad. Su líder vino a ser Alexis Tsipras. En sucesivas elecciones, Syriza ganó más y más fuerza, hasta que finalmente obtuvo el primer sitio en las elecciones de 2015 con 36 por ciento de los votos. Dado que las reglas electorales griegas confieren un bono al partido más importante, esto fue suficiente para otorgarle 149 de los 300 asientos y permitió que Syriza formara un gobierno con el respaldo de un partido pequeño.

      Fue en este punto que Syriza tuvo que enfrentar los dilemas de ser gobierno, que no permiten las posiciones fáciles de ser un movimiento radical de oposición. El nuevo gobierno escogió a Yanis Varoufakis como su ministro de Finanzas y como negociador principal con los acreedores de Grecia.

      Una de las promesas electorales de Syriza había sido no negociar con la llamada troika lo que debería hacerse. Varoufakis se encontró con que nadie hablaría con él si no hablaba con la troika. No obstante, Varoufakis fue bastante persistente y locuaz acerca de la necesidad de una condonación de la deuda y de un préstamo de transición que permitiera que los bancos griegos mantuvieran su solvencia. Quería ganar un tiempo que le permitiera a Syriza reducir los daños que habían forjado años de austeridad. Y quiso hacer todo esto sin que Grecia abandonara la Zona del Euro, la llamada grexit.

      Cuando las negociaciones dejaron de tener sentido, Syriza llamó de repente a un referendo en Grecia acerca de si se deberían aceptar o no los términos ofrecidos por la troika. Todo el mundo, incluido Syriza, supuso que los resultados serían apretados. Por el contrario, la votación celebrada el 5 de julio arrojó un no (oxi, en griego) que alcanzó un porcentaje tan alto como 61,3 por ciento.

      Qué era lo que había que hacer, fue entonces el dilema de Syriza. Su decisión yacía en un restringido comité de seis personas, incluidos Tsipras y Varoufakis. Varoufakis propuso un llamado plan B que había estado preparando durante cinco meses. Esto implicaba establecer un sistema paralelo de pagos por si ocurría un feriado bancario y un control de capitales. Era una especie de grexit, pero en los términos de Grecia. Esto habría tenido por respuesta un desquite mayúsculo por parte de las fuerzas neoliberales. El pequeño comité de seis votó 4-2 contra la implementación del plan B y Varoufakis renunció como ministro de Finanzas. Syriza fue entonces forzado a aceptar una serie aún más dura de reformas que las que habría enfrentado al inicio de las negociaciones.

      El foco de la tormenta política pasó ahora a Syriza mismo. Hay quienes priorizan la sobrevivencia de Syriza como partido. Hay otros, de la llamada Plataforma de Izquierda al interior de Syriza, que denuncian a Tsipras como traidor y tal vez tengan la intención de crear un nuevo partido. Y hay otros, como Varoufakis, que piensan que Tsipras falló gravemente en su táctica, pero que se mantiene en su compromiso de terminar con la austeridad.

      ¿Qué conclusiones puede extraer Syriza (y el resto de nosotros) de lo que ha ocurrido? Lo primero que hay que resaltar es lo que no está siendo debatido. Desde el principio, en 2004, Syriza se comprometió a buscar el poder del Estado para implementar sus objetivos. Parece que no se avizoraron rutas políticas alternativas. Pero, por supuesto, buscar el poder del Estado acarrea consigo ciertos costos muy serios. Uno de tales costos es que los gobiernos, todos los gobiernos en cualquier parte, son forzados a hacer arreglos en su trato con el resto del mundo. Eventualmente esto conduce a la clase de división que Syriza está sufriendo en estos momentos.

      Lo que se está debatiendo ahora es si permanecer en la Zona del Euro es algo que mejorará o empeorará la situación. Y es obvio que esto es un asunto de tácticas de corto plazo. En la forma en que está construida en la actualidad, la Zona del Euro es una presión para asumir más políticas neoliberales. Pero retirarse de ella implica serios impactos negativos de corto plazo para las vidas de los griegos. El enorme respaldo al oxi fue un voto en favor de la dignidad de Grecia contra la austeridad y, al mismo tiempo, en favor de mantenerse en la Zona del Euro.

      Podemos esperar que habrá elecciones parlamentarias tempranas, en las cuales Syriza, con Tsipras a la cabeza, enfrentará tiempos difíciles para renovar su mandato. Pero no hay alternativa para Tsipras. Está atrapado en sus decisiones previas y en las prioridades de un partido que desea mantenerse en el poder.

      * Sociólogo estadounidense. Principal teórico del “sistema-mundo”. De La Jornada, de México. Especial para Página/12.

      Página/12 :: Contratapa :: Grecia: ¿quién es culpable y de qué?
      Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

      Comentario


      • Re: Los problemas en Europa

        Yo les invito a cada uno de los integrantes del foro analicen el tema desde una posición doméstica. Alguno será propietario que querrá alquilar su inmueble y tiene frente a sí un potencial inquilino que le ofrece condiciones extraordinarias pero flojo de papeles. Otros tendrán algún dinero excedente en efectivo que le permitiría invertirlo en algún negocio. Alguno elegirá un Banco reconocidamente solvente que le ofrece muy poco interés compensatorio y otro - u otros financistas privados - le ofrecerán condiciones excepcionales para un mercado financiero normal. Alguno de los foristas quizás en su vida laboral tuvo la posibilidad de optar por la oferta de dos empleadores, uno de los cuales ofrece excelentes condiciones, aunque no sabemos realmente si cumplirá las propuestas, y el otro en cambio le ofrece sangre, sudor y lágrimas.

        En fin, la vida cotidianamente nos da las posibilidades de optar, opción que deberemos decidir libremente, ya que nadie nos obliga a aceptar condiciones de las cuales no estamos de acuerdo.

        Porqué esta introducción ? Porque en situaciones como las que se mencionan en este thread, nunca el acreedor es completamente ajeno a las resultas del negocio. Asumió los riesgos del negocio y deberá asumir las pérdidas si ellas se produjeren.

        Recuerdo casos clásicos: un amigo le presta dinero a otro, pero le cobra interés por el préstamo. ¿Tiene derecho a mezclar amistad con negocio, exigiendo una respuesta de amigo, cuando sin embargo cobró por su presunto acto de amistad ?

        Por otro lado, la realidad es que el único objetivo de exigir a los países el cumplimiento de las condiciones pactadas es para salvar a los Bancos, no solucionar el problema del país, préstamos por otro lado que nadie sabe con exactitud si no fueron logrados a través de un execrable acto de corrupción, donde los funcionarios del Banco internacional y los funcionarios del país deudor se pusieron de acuerdo para ganar ingentes sumas de dinero ( aveces bajo figuras lícitas).

        Poner en un plano de estricta igualdad - al prestamista irresponsable y al prestatario también irresponsable - sería una cuestión de simple lógica.

        Me parece que el primer enfoque que debería hacer Alemania es investigar la conducta de los funcionarios políticos y bancarios que pusieron su firma para que esos disparatados préstamos se concretaran.

        Seguramente se llevarían una sorpresa.

        Saludos cordiales.

        Comentario


        • Re: Los problemas en Europa

          Me da un poco de risa porque el artículo culpa en mayor medida a quienes prestaron la plata y no a quienes fueron a pedirla, y la única solución genuina para ellos es la condonación de la deuda, pero no busca responsables en quienes la fueron a pedir y para que la usaron, el pueblo griego tiene que aprender a controlar a sus dirigentes y hacerlos responsables de sus errores y/o hechos de corrupción, con culpar al que presta el dinero solo se oculta la incapacidad de administrar bien los recursos que se tienen y reconocer que no se puede vivir por encima del nivel de actividad económica real. Si mañana se les condonara la deuda en 10 años estarían igual porque el problema de base sigue sin solución; las cosas son claras por más que suba un partido de izquierda sin plata y sin capacidad de generar riqueza no es sostenible ningún gobierno, estado o sociedad, un espejo duro donde mirarnos y la chance de aprender del error ajeno.

          Comentario


          • Re: Los problemas en Europa

            Llegó la hora y empiezan a repartirse el botín...

            Alemania se queda con 14 aeropuertos griegos privatizados

            Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1439920217_001347_1439920542_noticia_normal.jpg
Visitas:	1
Size:	49,4 KB
ID:	604513
            Aeropuerto de Tesalónica. / SAKIS MITROLIDIS (AFP)

            EL PAÍS - MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO / AGENCIAS Atenas 18 AGO 2015 - 21:10 CEST
            Varios aeropuertos, entre ellos los de las islas turísticas de Corfú, Mikonos o Santorini, serán gestionados desde hoy por el grupo alemán Fraport, según ha confirmado una resolución del consejo de política económica griego publicada el martes. La concesión de los 14 aeropuertos regionales representa el primer paso en el proceso de privatizaciones, avalado por el Gobierno de Syriza como condición del tercer rescate al país.

            Tras llegar al Gobierno, Tsipras había paralizado el concurso para tratar de introducir cambios en los términos de las ofertas. En abril tuvo, sin embargo, que dar marcha atrás en sus pretensiones. Se mostró más abierto a seguir adelante con la privatización parcial del puerto del Pireo y de los 14 aeropuertos regionales, en lo que representa una clara concesión a las exigencias de los socios.

            La autoridad de privatización helena (Taiped) dio recientemente su visto bueno a una operación que prevé un plan de inversiones de 330 millones de euros por cuatro años, y de 1.400 millones en los próximos cuarenta. El viceprimer ministro Yanis Dragasakis, y los ministros de Finanzas, Euclides Tsakalotos; Economía, Yorgos Stathakis; y Energía, Panos Skurletis, firmaron la resolución, que no introdujo ningún cambio respecto a las condiciones de licitación que se asignaron el año pasado.

            Un plan “ambicioso”

            Fraport, una empresa que gestiona, entre otros, el aeropuerto de Fráncfort (Alemania) administrará los aeródromos de Salónica, la segunda ciudad griega; Kavala, en el noreste; Corfú y Zante, dos islas en el mar Jónico; Canea, en la isla de Creta; Cefalonia, en una de las islas Jónicas; Aktion, en el oeste; y los de Rodas, Kos, Samos, Mitilene, Mikonos, Santorini y Skiathos, todas islas del Egeo, cuyo valor asciende a 1.230 millones de euros.

            El acuerdo de rescate a Grecia incluye la creación de un fondo de privatizaciones por valor de 50.000 millones de euros, cuyos detalles “se están finalizando”, explicó ayer la portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Annika Breidthardt. El Eurogrupo pactó “un plan de privatizaciones muy ambicioso”, dijo la portavoz, que debe estar operativo “a finales de año”. “Tomamos nota de que la primera decisión concreta se ha adoptado esta mañana”, afirmó Breidthardt, aunque admitió esperar a ver “más detalles” en futuro.

            Alemania se queda con 14 aeropuertos griegos privatizados | Internacional | EL PAÍS

            Comentario


            • Re: Los problemas en Europa

              Los que prestan la plata, en muchos casos lo hacen a sabiendas de la imposibilidad de pago del deudor y aprovechandose de la necesidad, para luego de uno u otro modo adueñarse de lo que ese pais tiene o le parece apetecible.

              Lo vemos en Grecia, lo padecimos en Argentina. Por tanto ojo con aquellos que hacen del credito internacional un dogma de fe, pues los dineros hay que pagarlos, te van a dar aire hasta que estimen que llego el momento de proceder a ala apropiacion.

              En fin.

              Comentario


              • Re: Los problemas en Europa

                RENUNCIÓ TSIPRAS

                Terremoto político en Grecia: Alexis Tsipras renuncia y convoca a elecciones anticipadas

                Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	crisis-en-grecia-2080034w300.jpg
Visitas:	1
Size:	5,6 KB
ID:	604554


                Terremoto político en Grecia: Alexis Tsipras anunció su renuncia y convocó a elecciones anticipadas - lanacion.com  

                Comentario


                • Re: Los problemas en Europa

                  Duró menos que De la Rua!

                  Saludos
                  Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 20/08/15, 16:31:57.

                  Comentario


                  • Re: Los problemas en Europa

                    ... Que después no diga que no se lo advertimos ...

                    EL PRECIO POLITICO DEL AJUSTE

                    Tsipras no tuvo rescate

                    "Mi mandato del 25 de enero ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no", dijo el primer ministro griego al anunciar su dimisión y proponer una convocatoria a elecciones anticipadas, probablemente para el 20 de septiembre. "Sé que no logramos todo lo que le prometimos al pueblo, pero hemos salvado al país diciéndole a Europa que la austeridad debe terminar”, añadió.

                    Alexix Tsipras, quien asumió en enero último, hizo su anuncio en un mensaje televisado a la nación a horas de haber recibido un primer tramo del préstamo europeo, por 13 mil millones de euros, y en medio de una rebelión dentro de su partido izquierdista Syriza, cuya mayoría se pronunció en contra del rescate financiero acordado con los acreedores externos.

                    El premier tomó la decisión luego de mantener conversaciones con dirigentes del partido Syriza y antes de anunciárselo formalmente al presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, quien tendrá que hacer el llamado a comicios.

                    El adelanto de las elecciones y su salida del poder se viene barajando desde que la aprobación del tercer rescate financiero en el Parlamento, que evidenció una fuerte división en el partido gobernante, con 44 diputados de Syriza que rechazaron los acuerdos de ajustes hechos por el gobierno con la Comisión Europea, el Banco Central del bloque y el FMI.

                    El desembolso del tramo de 13 mil millones de euros que hoy recibió el gobierno griego le permitió reembolsar inmediatamente y en plazo unos 3400 millones de euros al BCE, así como un préstamo puente de 7300 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el FMI, acordado a Grecia a mediados de julio.

                    Página/12 :: Ultimas Noticias :: Tsipras no tuvo rescate
                    Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

                    Comentario


                    • Re: Los problemas en Europa

                      Se consumó finalmente...... Tspiras ha caido, pateo la pelota para adelante, y finalmente termino preso de su propio juego. Si no aceptaba el ajuste y salía del Euro sin respaldo y apoyo, caía llevandose a Grecia con él. Ahora aceptó las condiciones de la UE (Alemania) y cayó de todas maneras.
                      Grecia fue usada de ejemplo para mantener a las filas de la UE. Este fracaso de la izquierda griega, va a impactar negativamente en Podemos, reduciendo sus chances en las elecciones nacionales. En tanto, los eurófobos por derecha mantienen su intención de voto. Insisto, hay que ver como le va a Marine le pen. En donde gane un eurofobo en los países centrales de la UE, la situación se va a complicar.
                      Alemania ganó un importante partido, sin embargo, el campeonato es largo.
                      Abrazo

                      Comentario


                      • Re: Los problemas en Europa

                        Estimado Javi (y todos) vean esta nota de Emir Sader que salió en el Página de hoy. Es enormemente ilustrativa y describe, lo que veníamos diciendo - humildemente- muchos de nosotros en este foro.-
                        También nos tiene que servir como una aleccionadora experiencia de lo que nos puede volver a suceder de aplicar las "mágicas" recetas.-
                        En esto coincidimos todos, pagar vas a tener que pagar! no tenés con qué? Aeropuertos, Centrales Eléctricas, petróleo, todo les viene bien... entonces, mejor no caer en tentaciones...
                        Saludos coordiales, Jalil.-


                        Europa, lo viejo y lo nuevo

                        Por Emir Sader

                        Europa se jactó, con razones, de haber sido el continente de las democracias. Especialmente durante las décadas en que tuvo vigencia el Estado de Bienestar Social, el continente se podía se enorgullecer de combinar sistemas políticos democráticos com democracia social.

                        La unidad europea, que venía a consolidar esos sistemas y a afirmar su lugar en el mundo, pero sucedió lo contrario. Cuando se mira hoy a Europa, lo que se ve es la destrucción de los derechos sociales que han caracterizado a los países del continente durante décadas, la consolidación de la hegemonía de un pais sobre los otros, así como la pérdida de la capacidad de los ciudadanos de decidir sobre los destinos de sus países.

                        Cuando las grandes corrientes tradicionales disuelven sus diferencias en la adhesión a las políticas de austeridad, cuando las decisiones de la gente –como es el caso de Grecia– no encuentran cauces para realizarse, se descaracteriza el sistema de partidos. Ante el simple surgimiento de fuerzas renovadoras, que se rebelan en contra de ese consenso del gran capital financiero, se desatan los poderes conservadores –desde los grandes medios hasta el Banco Central Europeo y sus acólitos–. Nada nuevo puede ser posible, aun a riesgo de todo se caiga, aunque otro mundo sería posible. Davos no es Porto Alegre.

                        Así, tristemente, Europa exhibe al mundo un escenario de intrascendencia del continente en la política internacional, de tanto subordinarse a las políticas de Washington y ahora a su Consenso. El orgullo de las especificidades europeas se disuelve y hasta el rol importante que el pensamiento europeo y su cultura han tenido en el mundo, se destiñe. No llegan ideas y referencias desde Europa sino, al contrario, llega la imagen un mundo viejo que se resiste a cambiar.

                        Cuando Europa fue menos liberal, más reguladora, fue un continente más justo. Cuando se rinde al liberalismo, se suma al mundo de la desigualdad y de la exclusión social. Europa no saca lecciones de su pasado reciente, sino importa los modelos del FMI y del Banco Mundial. En lugar de valerse de su capacidad creativa para generar alternativas, cede ante los modelos neoliberales que han fracasado en todo el mundo.

                        Se vacían así sus sistemas políticos, que pierden su contenido democrático. Es un desastre para la lucha democrática en todo el mundo que las democracias europeas pierdan sentido y se vuelvan reiteración de lo mismo mediante distintas siglas partidarias.

                        El drama de Grecia representa esa rendición. Un pueblo elige un gobierno que quiere romper con el circulo vicioso que la dominación del capital especulativo ha impuesto a los países y a sus gobiernos. Hace una consulta popular, por la cual la ciudadanía expresa su voluntad de ruptura de esas cadenas. Pero las estructuras económicas y políticas de poder en Europa impiden que esa voluntad popular se realice. El poder del capital financiero se contrapone a la soberanía popular, a la democracia del pueblo.

                        ¿Se termina así la democracia en Europa? Si se sigue impidiendo que nuevas fuerzas, como Syriza y Podemos, puedan llegar al gobierno y poner en práctica políticas alternativas, la democracia política estará siendo reducida a un cascaron sin contenido popular.

                        Para intentar bloquear a esas alternativas nuevas, se desata el monstruoso poder mediático para generar formas de rechazo a esas fuerzas, mediante campañas de mentiras y difamaciones, de diseminación del miedo al cambio, que es la única estrategia que le queda a las fuerzas conservadoras y sus variantes mal disfrazadas de renovación de lo viejo para intentar que sobreviva.

                        En esa lucha entre lo viejo y lo nuevo, entre el no podemos y el podemos, entre la resignación y la indignación, se juega el destino de la democracia en Europa.

                        Página/12 :: El mundo :: Europa, lo viejo y lo nuevo
                        Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

                        Comentario


                        • Re: Los problemas en Europa

                          Hizo bien… En todo caso es una jugada política, que por ahí le sale bien…Estaba muy “contra las cuerdas”, los de afuera le tienen un “asco” insoportable y si a eso le agregamos que desde sus propias filas, se le empezaron a poner en contra…nos queda como resultado un tipo solo y aislado sin ningún futuro…
                          Su partido volverá a presentarse a las elecciones, pero ahora ya con las “cartas sobre la mesa…” Cuidado que las cosas pueden salirle mal a la UE….
                          La última movida…la de que un empresa alemana se quede con los 12 mejores aeropuertos de Grecia (en un país donde los aeropuertos son fundamentales y muy rentables…), lo partió en dos y lo dejó sin apoyo…
                          El desaparecerá de la política, pero a la gente sus problemas no se los han solucionado y de promesas y ajustes, no vive un tipo que se levanta a las 6 de la mañana…
                          Gracia no necesitaba 82.000 millones, solo 62 mil…¿porque se le amplió a 80 mil si ellos no los necesitan, ni lo pidieron…?

                          Comentario


                          • Re: Los problemas en Europa

                            Gracia no necesitaba 82.000 millones, solo 62 mil…¿porque se le amplió a 80 mil si ellos no los necesitan, ni lo pidieron…?

                            Es que justamente de eso se trata este juego, mi estimado Don Teo
                            Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

                            Comentario


                            • Re: Los problemas en Europa

                              "... En todo caso es una jugada política, que por ahí le sale bien…Estaba muy “contra las cuerdas”, los de afuera le tienen un “asco” insoportable y si a eso le agregamos que desde sus propias filas, se le empezaron a poner en contra…nos queda como resultado un tipo solo y aislado sin ningún futuro…
                              Su partido volverá a presentarse a las elecciones, pero ahora ya con las “cartas sobre la mesa…” Cuidado que las cosas pueden salirle mal a la UE…."

                              Pregunta:¿ la UE llego a poner la guita?

                              En todo caso, Tsipras podria ser solo un fusible, --consiguio el rescate y se fue-- y los que vienen o vendran (si vuelve a ganar la izquierda) tal vez son mas radicalizados.

                              Comentario


                              • Re: Los problemas en Europa

                                Originalmente publicado por jalil Ver Mensaje
                                Estimado Javi (y todos) vean esta nota de Emir Sader que salió en el Página de hoy. Es enormemente ilustrativa y describe, lo que veníamos diciendo - humildemente- muchos de nosotros en este foro.-
                                También nos tiene que servir como una aleccionadora experiencia de lo que nos puede volver a suceder de aplicar las "mágicas" recetas.-
                                En esto coincidimos todos, pagar vas a tener que pagar! no tenés con qué? Aeropuertos, Centrales Eléctricas, petróleo, todo les viene bien... entonces, mejor no caer en tentaciones...
                                Saludos coordiales, Jalil.-


                                Europa, lo viejo y lo nuevo

                                Por Emir Sader

                                Europa se jactó, con razones, de haber sido el continente de las democracias. Especialmente durante las décadas en que tuvo vigencia el Estado de Bienestar Social, el continente se podía se enorgullecer de combinar sistemas políticos democráticos com democracia social.

                                La unidad europea, que venía a consolidar esos sistemas y a afirmar su lugar en el mundo, pero sucedió lo contrario. Cuando se mira hoy a Europa, lo que se ve es la destrucción de los derechos sociales que han caracterizado a los países del continente durante décadas, la consolidación de la hegemonía de un pais sobre los otros, así como la pérdida de la capacidad de los ciudadanos de decidir sobre los destinos de sus países.

                                Cuando las grandes corrientes tradicionales disuelven sus diferencias en la adhesión a las políticas de austeridad, cuando las decisiones de la gente –como es el caso de Grecia– no encuentran cauces para realizarse, se descaracteriza el sistema de partidos. Ante el simple surgimiento de fuerzas renovadoras, que se rebelan en contra de ese consenso del gran capital financiero, se desatan los poderes conservadores –desde los grandes medios hasta el Banco Central Europeo y sus acólitos–. Nada nuevo puede ser posible, aun a riesgo de todo se caiga, aunque otro mundo sería posible. Davos no es Porto Alegre.

                                Así, tristemente, Europa exhibe al mundo un escenario de intrascendencia del continente en la política internacional, de tanto subordinarse a las políticas de Washington y ahora a su Consenso. El orgullo de las especificidades europeas se disuelve y hasta el rol importante que el pensamiento europeo y su cultura han tenido en el mundo, se destiñe. No llegan ideas y referencias desde Europa sino, al contrario, llega la imagen un mundo viejo que se resiste a cambiar.

                                Cuando Europa fue menos liberal, más reguladora, fue un continente más justo. Cuando se rinde al liberalismo, se suma al mundo de la desigualdad y de la exclusión social. Europa no saca lecciones de su pasado reciente, sino importa los modelos del FMI y del Banco Mundial. En lugar de valerse de su capacidad creativa para generar alternativas, cede ante los modelos neoliberales que han fracasado en todo el mundo.

                                Se vacían así sus sistemas políticos, que pierden su contenido democrático. Es un desastre para la lucha democrática en todo el mundo que las democracias europeas pierdan sentido y se vuelvan reiteración de lo mismo mediante distintas siglas partidarias.

                                El drama de Grecia representa esa rendición. Un pueblo elige un gobierno que quiere romper con el circulo vicioso que la dominación del capital especulativo ha impuesto a los países y a sus gobiernos. Hace una consulta popular, por la cual la ciudadanía expresa su voluntad de ruptura de esas cadenas. Pero las estructuras económicas y políticas de poder en Europa impiden que esa voluntad popular se realice. El poder del capital financiero se contrapone a la soberanía popular, a la democracia del pueblo.

                                ¿Se termina así la democracia en Europa? Si se sigue impidiendo que nuevas fuerzas, como Syriza y Podemos, puedan llegar al gobierno y poner en práctica políticas alternativas, la democracia política estará siendo reducida a un cascaron sin contenido popular.

                                Para intentar bloquear a esas alternativas nuevas, se desata el monstruoso poder mediático para generar formas de rechazo a esas fuerzas, mediante campañas de mentiras y difamaciones, de diseminación del miedo al cambio, que es la única estrategia que le queda a las fuerzas conservadoras y sus variantes mal disfrazadas de renovación de lo viejo para intentar que sobreviva.

                                En esa lucha entre lo viejo y lo nuevo, entre el no podemos y el podemos, entre la resignación y la indignación, se juega el destino de la democracia en Europa.

                                Página/12 :: El mundo :: Europa, lo viejo y lo nuevo
                                Muy buena nota, Sader es un autor muy interesante. Es necesario darle una miradita a varios autores de los denominados "estudios poscoloniales" son muy buenos. Hace ya casi un año y medio que hablaba con un amigo español que las diferencias dentro de la UE iban in crescendo, y que a estas fricciones, se le suman las diferentes estructuras económicas: un país super industrializado, desarrollado como Alemania y paises como Grecia e Italia.
                                Yo creo que el futuro de la UE se va a jugar en Francia y en menor medida en España. Marine le pen, mantiene una importante intención de voto, sobre todo por la inoperancia de Hollande. En el caso español, Podemos, que hasta hace poco era la estrella de la politica no ha podido mantenerse y creo que el fracaso de Tspiras lo afecta negativamente. En el Reino Unido, han conseguido plantear un referndum acerca de la UE para el 2018. En este momento, la dura mano de Merkel, puede mantener a la UE enfilada y mas o menos disciplinada, mas aún con la presencia de Rusia presionando en Ucrania y este "reverdecer" de una especie de "mini" guerra fría....
                                Creo siceramente que la UE está en una grave crisis política, cuyos sintomas se expresan en la economía, en este sentido, la tensión entre países centrales y periféricos irá en aumento, en tanto que en los países centrales, la oposición a los rescates financieros ira creciendo también.
                                Insisto, Alemania ganó mucho con este rescate, politica y economicamente, sin embargo, el partido es largo.
                                Abrazo

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X