Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Cameron recuerda que el referéndum será “irreversible”

    El primer ministro defiende en el Parlamento la permanencia en la UE y advierte de que "no es tiempo de dividir a Occidente"

    EL PAIS - PABLO GUIMÓN Londres
    David Cameron ha comparecido esta tarde en el Parlamento británico para explicar los detalles del acuerdo con la UE alcanzado el viernes pasado en Bruselas y para defender que el futuro de Reino Unido será mejor dentro de la Unión Europea. El primer ministro ha alertado ante los diputados de que un Brexit representaría una "amenaza a la seguridad económica y nacional" del Reino Unido y que, en caso de que los británicos decidan ir por libre, no habrá un segundo referéndum.

    El primer ministro ha dejado claro que el voto de referéndum del 23 de junio será definitivo. Cameron ha querido así neutralizar los argumentos que exponía Boris Johnson, alcalde de Londres, en su columna de hoy del Daily Telegraph, en la que anunciaba su propósito de hacer campaña por que el país abandone la UE. “Hay quien ha sugerido que podría haber un segundo referéndum”, ha advertido el primer ministro, que ha declinado hacer comentarios irónicos sobre aquellos que quieren utilizar su voto en favor del Brexit para permanecer en la UE.

    Cameron ha confirmado que, si Reino Unido decide salir, utilizará el procedimiento del artículo 50 del Tratado de Lisboa. Un vez el proceso comienza, ha señalado, hay dos años de negociación, después de los cuales Reino Unido abandona el cub automáticamente salvo que todos los Estados miembros acuerden extender el periodo. Habría, pues, "un periodo de incertidumbre" mientras se negocian los nuevos acuerdos y, después, Reino Unido perdería acceso al mercado único. Se trata de "una decisión irreversible", ha insistido Cameron.

    La decisión de Boris Johnson de desafiar a Cameron y apoyar el Brexit ha sido un duro golpe para el primer ministro. Johnson es uno de los políticos conservadores más influyentes y Cameron confiaba en que su viejo amigo acabaría apoyándolo. Pero, probablemente respondiendo a cálculos de sus propias ambiciones políticas de ocupar un día el 10 de Downing Street, Johnson anunció el domingo que finalmente apoyaría el Brexit. En su columna, Johnson dejaba entrever que una victoria de la opicón de salir de la UE podría ejercer presión a Bruseas para acceder a más demandas de Londres. “Solo hay una manera de obtener el cambio que necesitamos y esa manera es votar por abandonar la UE", escribía, "porque toda la historia de la UE dice que solo escuchan de verdad a una población cuando esta dice no”.

    “Conozco a muchas parejas que se han divorciado”, ha respondido Cameron. “Pero no conozco a ninguna que haya inciado los trámites del divorcio para poder permencer junta”. El primer ministro ha querido dejar claro que, a diferencia de Johsnon, a él no le mueven otros intereses políticos. “Ya he anunciado que no me presentaré a la reelección”, ha recordado. “No tengo otra agenda que lo que es mejor para nuestro país”.

    El primer ministro ha apelado a la seguridad nacional y a la influencia de Reino Unido en el mundo. Salir de la Unión Europea no daría a Reino Unido más influencia, ha advertido. “Los retos a las que se enfrenta Occidente hoy constituyen genuinas amenazas”, ha dicho. “Las agresiones de Putin en el este, el extremismo islamista en el sur. En miopinión, no es tiempo de dividir a Occidente. Cuando nos enfrentamos a amenazas a nuestro modo de vida, nuestros valores y nuestars libertades, es hora de reforzar los números”.

    Aunque destacados ministros -como el de Economía, George Osborne, y de Interior, Theresa May- han confirmado que respaldarán a Cameron en la campaña, otros seis, entre ellos el ministro de Justicia, Michael Gove, han adelantado que apoyarán la salida de la UE. Se calcula que más de cien de los 330 diputados conservadores desafiarán a su lider y harán campaña por salir de la UE.

    El acuerdo que cerró Cameron el viernes en Bruselas permitirá al Gobierno británico limitar las ayudas públicas a los trabajadores comunitarios en el Reino Unido durante un periodo de siete años, así como adaptar las ayudas por hijos que viven fuera de las islas británicas al nivel de vida de esos países.

    También excluye al Reino Unido de cualquier medida destinada a forjar una mayor integración política con Europa y crea mecanismos para que los países externos a la eurozona fuercen un debate sobre leyes que consideran contrarias a sus intereses.

    Cameron recalca en los Comunes que no habrá un segundo referéndum | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Más ganaría la UE si se fueran. Y yo creo que todo es pura pantalla de la oligarquía de Inglaterra, porque saben que estando dentro pueden torpedear la UE y el poder de Alemania. Solo amenazan para conseguir lo que lograron: ventajas.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Y si... ahora Cameron dice que va a luchar por la unidad...Veremos, aunque todos sabemos como piensan los ingleses desde siempre... Tenerlos dentro de la Unión (aunque beneficiados en lo económico) siempre fue un incordio y siempre en lo político, pusieron palos en las ruedas...son una pesadilla desde siempre...

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Teodofredo, ¿y qué opinas tú de eso? La verdad, yo no puedod ejar de pensar que la destrucción de la Unión europea casi se sentencia con eso. No la muerte política o económica, sino la parte que dice "unión".

    ¿Por qué se acepta un estado especial? ¿Y Grecia, no puede ser especial? ¿Quién es especial, los que tienen un gran sistema financiero y bancario? España debería exigir un trato especial.

    En la práctica, se estáconvirtiendo en un tratado de libre comercio (inclinado hacia los poderosos, como siempre) y no en una unión verdadera.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Reino Unido se prepara para una batalla sobre su identidad

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1455921723_840223_1455921992_noticia_normal_recorte1.jpg
Visitas:	1
Size:	235,2 KB
ID:	611147
    Farage, en un acto de campaña del Brexit la noche del viernes. B. Pruchnie Getty

    El acuerdo alcanzado por Cameron en Bruselas abre la campaña británica de cara al referéndum sobre la permanencia en la UE

    EL PAÍS - PABLO GUIMÓN -Londres 20 FEB 2016 - 00:33 CET
    Reino Unido se dispone a enfrentarse a sus fantasmas. La negociación que el primer ministro David Cameron concluyó la noche del viernes en Bruselas marca el punto de partida para una campaña en la que los británicos tendrán que decidir cuál es su lugar en el mundo. Tras cuatro décadas de recorrido compartido con los socios europeos —y de profunda influencia en el proyecto común— la sociedad británica debe decidir si opta por cambiar la posición internacional del país. A continuación, el punto de partida del debate británico.

    1. La opinión pública. Se han publicado 14 sondeos desde las Navidades, de los que se pueden extraer tres conclusiones: primera, en la mayoría gana la opción de permanecer en la UE; segunda, la opción de permanecer tiende a la baja y la de abandonar, al alza; tercera, sigue habiendo un número importante de indecisos, entre el 8% y el 18%, según las encuestas. Estos tienden a ser jóvenes, mujeres y cercanos al Partido Conservador. Serán, con toda probabilidad, la prioridad de David Cameron. Los partidarios del Brexit son mayores, menos educados, de nivel socioeconómico más bajo y preocupados por la inmigración. Un perfil muy parecido al que contribuyó al éxito del partido eurófobo UKIP, que cosechó el 12,6% de los votos en las elecciones de mayo. El reto de la campaña por abandonar la UE será movilizar a esos votantes desencantados con la política oficial sin ahuyentar a los más moderados indecisos. Los partidarios de permanecer son más acomodados, más jóvenes y más urbanos. La campaña por permanecer deberá evitar la complacencia y movilizar a los sectores más jóvenes, que en las pasadas elecciones no votaron.

    2. Las campañas. Se han lanzado tres grandes campañas: una para permanecer en la UE y dos para abandonarla. De estas últimas, una será designada como la oficial de los partidarios del Brexit en las próximas semanas. La campaña por permanecer la dirige el expresidente de Marks & Spencer Stuart Rose y cuenta con pesos pesados del mundo de los negocios y políticos de distintas filiaciones. Enfrente están Vote Leave y Leave.EU: la primera es más transversal y la segunda, fundada por un donante del UKIP, cuenta con el polémico líder de la formación, Nigel Farage. En el lado del Brexit está también Grassroots Out, que arrancó su campaña con un multitudinario evento anoche en Londres. Ofrece una plataforma para que todos los partidarios de la salida trabajen juntos.

    3. El Gobierno. Cameron exigió a su Gabinete no pronunciarse públicamente hasta que hubiera un acuerdo firme sobre la mesa. El viernes por la noche, tras alcanzar el acuerdo en Bruselas, convocó a los miembros del Gabinete para el sábado a las 10.00 (hora de Londres). Tras la reunión, el voto de silencio se levantará. Michael Gove, ministro de Justicia, confirmó anoche que optará por el Brexit. Otros posibles rebeldes son Chris Grayling, líder de la Cámara de los Comunes; Iain Duncan Smith, ministro de Trabajo, y John Whittingdale, de Cultura. Pero todos los ojos están puestos en Boris Johnson, alcalde de Londres y diputado, que no ostenta una cartera ministerial pero asiste a las reuniones del Gabinete. Una encuesta publicada esta semana revela que, para un 32% de los consultados, la postura de Johnson será importante a la hora de tomar su decisión. El primer ministro dedicó sus últimas horas en Londres el miércoles, antes de partir a Bruselas, a tratar de convencerlo en una audiencia privada en Downing Street. No lo logró.

    4. El Partido Conservador. El 65% de los militantes, según un estudio reciente, podrían decidir su voto “dependiendo de los términos de la negociación”. Dos fuerzas opuestas tiran de los conservadores: su extendido euroescepticismo y la lealtad al líder que les ha proporcionado la mayoría absoluta.

    5. La oposición. El Partido Laborista hará campaña oficialmente por permanecer. El 90% de sus diputados apoya esta opción. Harán su propia campaña, encabezada por el veterano Alan Johnson. Jeremy Corbyn, el líder, que votó en contra de la incorporación a la CEE en 1975, ha dicho que en esta ocasión optará por permanecer. El segundo mayor grupo de la oposición, el de los nacionalistas escoceses del SNP, apoya permencer en la UE.

    6. El mundo empresarial. El presidente de Standard Life ha sido el último de una lista de empresarios que han alertado públicamente sobre los riesgos del Brexit. La City, el centro financiero londinense, tiende a apoyar la permanencia. El presidente de la CBI, la más influyente patronal, ha llamado a los empresarios a alzar la voz contra el Brexit. En una encuesta realizada por el Financial Times entre cien de los más influyentes economistas, ninguno consideró que el Brexit favorecería el crecimiento en 2016.

    Reino Unido se prepara para una batalla sobre su identidad | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    La UE alcanza un acuerdo para evitar la salida de Reino Unido

    EL PAÍS - CLAUDI PÉREZ - Bruselas 20 FEB 2016 - 05:01 CET
    La excepcionalidad británica alcanzó un nuevo hito. Reino Unido selló la noche del viernes, tras un maratón negociador de 40 horas, un acuerdo con la UE que consolida el “estatus especial” de Londres en el club: ningún otro país acumula tantas excepciones en Europa. Su primer ministro, David Cameron, hará finalmente campaña a favor de quedarse en la Unión. A cambio, los socios le ofrecen concesiones simbólicas, y sobre todo dinamitan uno de los principios fundamentales de la Unión: Londres podrá discriminar a los trabajadores en función de su pasaporte para tratar de limitar la inmigración.

    El excepcionalismo británico puso anoche a la UE ante la tesitura de ofrecer concesiones a Londres o lidiar con una potencial —y destructiva— salida de Reino Unido del club europeo. Los líderes de los Veintiocho eligieron, como estaba previsto, hacer todo lo posible para evitar el Brexit: tras casi dos días de tensa negociación —con sus buenas dosis de teatro para que cada cual pueda vender el pacto a su opinión pública— los Veintiocho acordaron el nuevo traje a medida de Londres para que el Gobierno de Cameron haga campaña a favor del sí en el referéndum previsto para el 23 de junio. El pacto estaba atado y bien atado. Quedaban un puñado de detalles técnicos y la inevitable escenificación: en el acuerdo hay mucha hojarasca, pero también un cambio crucial que puede modificar el contrato social europeo, con medidas con potencial para dinamitar el principio de igualdad de derechos de los ciudadanos independientemente de su nacionalidad. El Brexit era y es un riesgo mayor, y Europa decide sacrificar en ese altar uno de sus valores fundamentales. Cameron se lleva el gato al agua para tratar de frenar la entrada de inmigrantes que, supuestamente, ponen en peligro el Estado de bienestar británico: la UE le permite desde hoy discriminar a los trabajadores en función de su pasaporte.

    El pacto estaba sellado en lo que concierne a la economía y la banca, en la activación de un pseudoveto para la nueva legislación que no guste en las islas, incluso en lo relativo a los elementos simbólicos para dejar claro que Londres no cree —nunca lo hizo— en aquello de “una unión cada vez más estrecha”. Pero costó sacar adelante la fumata blanca en lo esencial: los países con más tradición migratoria, en particular los del Este, se resistieron hasta el final. Y lograron diluir las peticiones de Cameron: finalmente las limitaciones a las prestaciones sociales de los trabajadores inmigrantes tendrán un plazo máximo de siete años, frente a los 13 que reclamaba Londres.

    Cameron llevaba un lustro cargando contra la UE, poniendo palos en las ruedas a una mayor integración, sembrando discordia contra los líderes europeos y las instituciones en un momento de crisis aguda. Pero pasada la medianoche, tras la firma del acuerdo, compareció ante la prensa convertido en un eurófilo embravecido. Aseguró que hará campaña a favor de Europa “con el corazón, con el alma”. Y se lanzó montaña abajo en un sorprendente discurso de europeísta converso: “Somos más fuertes, más seguros y hemos conseguido unas reformas que hacen que merezca la pena seguir en Europa en un referéndum que será un momento crucial para una generación”.

    La canciller Angela Merkel consideró el acuerdo “un trato justo”, y pidió a Cameron que haga todo lo posible por mantener intacta la UE, con sus 28 socios. El presidente del Consejo, Donald Tusk, citó al inevitable Winston Churchill y explicó que en “periodos excepcionales [crisis migratoria, económica, conflictos geopolíticos y demás] se necesitan acuerdos excepcionales”. Solo el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, bajó a la arena de la realpolitik y admitió, con la boca pequeña, que puede abrirse la puerta a la discriminación de trabajadores en función de su pasaporte, pero apuntó que esa posibilidad se minimiza porque el acuerdo “reduce al máximo, a solo siete años, las limitaciones”.

    “No creo que el pacto llegue a permitir hablar de discriminación”, dijo Juncker. Ese es el quid de la cuestión. Reino Unido ya era —de largo— el país con más excepciones y regalías. A pesar de sus deseos, la UE cierra la puerta a que Cameron pueda influir en el desarrollo de la Unión Económica y Monetaria y la mayor integración de la eurozona. Pero entre las concesiones hay caza mayor: los límites a las prestaciones sociales de los trabajadores inmigrantes provocan grandes dudas entre muchas de las fuentes consultadas. ¿Se consagra así la Europa de las dos velocidades? “Europa no tiene dos, sino muchas velocidades: hay socios que no están en el euro, o en Schengen, o en la unión bancaria. El pacto con Londres consolida su estatus especial, pero no cambia la naturaleza del proyecto”, defendió una alta fuente europea.

    Londres pretendía modular las prestaciones de los trabajado res que lleven menos de cuatro años en suelo británico por un plazo de hasta 13 años. Tenía el respaldo de las instituciones europeas, y de una Merkel que sostiene que Europa es un mercado único pero no una unión social y, por tanto, defiende que es posible limitar las prestaciones. Pero se encontró con la férrea oposición del Este, en un último sprint negociador para aguar la propuesta al máximo.

    Brexit: La UE sella un nuevo pacto con Reino Unido tras un maratón negociador | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Jhr cronos
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Grecia amagó con bloquear el acuerdo, ante la formidable presión que han impuesto los socios sobre Atenas para limitar la entrada de refugiados. Los Veintiocho han impuesto un ultimátum de tres meses a Grecia si no quiere quedarse fuera de Schengen. Atenas contraatacó este viernes con esa amenaza, pero nadie en Bruselas pensaba anoche, al cierre de esta edición, que el Gobierno de Alexis Tsipras esté en condiciones de plantar cara, en una posición de extrema debilidad y en medio de un tercer rescate que le obliga a portarse bien si quiere ventajas.
    Resulta y viene al caso, que los derechos humanos vigentes en la ONU, que los países europeos firmaron, obligan a recibir a los refugiados. Y que eso mismos derechos garantizan el derecho a los seres humanos a salir de cualquier territorio. por tanto se acusa a Grecia de cumplir con los derechos humanos. Y amenazan, OTRA VEZ, con sacarlos de la unión europea.

    Porque los derechos parece que solo deben cumplirlo los chiquitos, y los grandes hacen lo que les viene en ganas. El pago que hicieron a Turquía para cerrar las fronteras a la población que quier salir, es unaviolación a los derechos humanos. Y Cuba riéndose.

    *************
    *************
    Google ha sido condenado antes. Tamién auspicia la censura de ideas políticas, y viola la privacidad de sus usuarios a favor de la NSA estadounidense.

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Google envió 11.000 millones de euros a Bermudas para eludir impuestos en Europa

    La multinacional desplaza los beneficios que consigue en Europa a Irlanda y desde allí los traslada a un paraíso fiscal vía Holanda

    EL PAÍS - REUTERS - Ámsterdam / Londres 19 FEB 2016 - 21:36 CET
    El mayor buscador de la Red, Google, envió 10,7 millones de euros desde su sede europea en Holanda a Bermudas, un territorio considerado como un paraíso fiscal, para eludir impuestos en 2014. La operación forma parte del complejo plan de operaciones que la multinacional estadounidense desarrolla para que la mayor parte del impuesto sobre las ganancias obtenidas en el extranjero quede sin tributar. De hecho, según la información financiera de la filial holandesa, el buscador solo pagó 2.8 millones de euros en impuestos en Holanda.

    Las cuentas de Google Holanda Holdinds BV, que ni siquiera tiene empleados, fueron publicados el pasado jueves. Sus estados financieros muestra que esta filial europea transfiere casi todos sus ingresos, principalmente royalties y cánones procedentes de una afiliada irlandesa llamada Google Ireland Holding, a una delegación del grupo con sede en Bermudas. Esta estrategia es conocido como "doble irlandés" y "sandwich holandés".

    Con esta estructura tributaria, Google que ahora está integrada en Alphabet, logra eludir los impuestos estadounidenses por la repatriación de beneficios, así como de las retenciones en la Unión Europea, que representa la mayor parte de los beneficios del grupo fuera de EE UU. Esta estrategia permite al grupo disfrutar de una tasa efectiva del impuesto de sociedades de tan solo el 6% de los beneficios obtenidos fuera de Estados Unidos.

    Un portavoz de la compañía se limitó a señalar que la compañía cumple con la regulación fiscal de todos los países en los que opera.

    Bajo el foco de las autoridades europeas

    La lucha contra evasión fiscal de las grandes compañías es actualmente uno de los principales puntos de la agenda de las instituciones europeas. Precisamente Google ha estado sobre el foco de estas instituciones que la han presionado por su planificación fiscal agresiva.

    Los directivos de Google tuvieron que declarar la semana pasada en el comité de fiscalidad del Parlamento Británico. Tras una investigación que se ha prolongado durante seis año, la compañía estadounidense alcanzó un acuerdo con la Hacienda británica por el que pagará unos 172 millones de euros en concepto de impuestos atrasados por los beneficios obtenidos en Reino Unido entre 2005 y 2015.

    El gigante tecnológico se comprometió a tributar en las islas por todos los ingresos que obtenga por la publicidad de compañías radicadas en suelo británico. El acuerdo sienta un precedente para que otros Estados puedan exigir lo mismo a Google, así como a otras multinacionales igualmente criticadas por su agresiva política fiscal.

    Google envió 11.000 millones de euros a Bermudas para eludir impuestos | Economía | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Se va el Reino Unido de la Unión Europea

    Las exigencias británicas provocan un agónico pulso entre los socios de la UE

    El primer ministro británico se reúne con los líderes más reticentes a llegar a un acuerdo que frene la salida de Reino Unido de la UE

    EL PAÍS - CLAUDI PÉREZ - Bruselas 19 FEB 2016 - 21:31 CET
    Los países del Este, capitaneados por Polonia y República Checa, se resistían la noche de este viernes con uñas y dientes a aceptar la maniobra de Londres para limitar los derechos de los inmigrantes europeos. La cuerda se tensa en Bruselas. Necesitados de grandes dosis de escenografía para justificar un pacto que altera uno de los valores fundamentales de la Unión —la igualdad de derechos de los trabajadores sea cual sea su pasaporte—, los socios con más migrantes rechazan pagar un peaje excesivo para garantizar la continuidad británica en el club europeo. Pese a los esfuerzos de persuasión de David Cameron con el apoyo sin fisuras de Berlín.

    El excepcionalismo británico pone a la UE ante la tesitura de ofrecer concesiones a Londres o lidiar con una potencial —y destructiva— salida de Reino Unido del club europeo. Los líderes de los Veintiocho tenían prácticamente acordada este viernes la nueva relación entre Londres y la Unión, para que el Gobierno de David Cameron haga campaña a favor del sí en el referéndum. El pacto está sellado en lo que concierne a la economía y la banca, en la activación de un pseudoveto para la nueva legislación que no guste en las islas, incluso en lo relativo a los elementos simbólicos para dejar claro que Londres no cree en aquello de una Unión cada vez más estrecha. Pero no hay fumata blanca en lo esencial: Cameron quiere limitar los derechos de los trabajadores en función de su pasaporte, para reducir las llegadas de inmigrantes que —supuestamente— ponen en peligro el Estado del bienestar. Y los países con más tradición migrante, en particular los del Este, se resisten a ceder sin limitar al máximo los daños. A pesar de las presiones.

    Y las presiones no son pocas. Cameron lleva semanas preparando esta cumbre, junto con los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, que le han ofrecido soluciones en todos los ámbitos para evitar el temido Brexit. La canciller alemana, Angela Merkel, reclama un acuerdo generoso para que Cameron haga campaña a favor de Europa. Con esos mimbres y a la vista de la enorme debilidad de un proyecto europeo en crisis permanente, nadie se ha atrevido a amagar con un veto. Pero en el momento de la verdad, el acuerdo cuesta más de lo previsto: el llamado grupo de Visegrado —Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría— no acaba de aceptar los endiablados detalles relativos al asunto migratorio. Esos países quieren menos alfombra roja para Cameron.

    Grecia amagó con bloquear el acuerdo, ante la formidable presión que han impuesto los socios sobre Atenas para limitar la entrada de refugiados. Los Veintiocho han impuesto un ultimátum de tres meses a Grecia si no quiere quedarse fuera de Schengen. Atenas contraatacó este viernes con esa amenaza, pero nadie en Bruselas pensaba anoche, al cierre de esta edición, que el Gobierno de Alexis Tsipras esté en condiciones de plantar cara, en una posición de extrema debilidad y en medio de un tercer rescate que le obliga a portarse bien si quiere ventajas. No: la verdadera amenaza para el acuerdo —que aun así se da por hecho— procede del bloque del Este. Y viene por el verdadero meollo de la cuestión británica: la posibilidad de limitar los derechos de los inmigrantes.

    La oposición del Este

    Londres pretende modular las prestaciones de los trabajadores que lleven menos de cuatro años en suelo británico. Y quiere hacerlo por un plazo de hasta 13 años. Ha conseguido el respaldo de las instituciones europeas, y de una Merkel que sostiene que Europa es un mercado único pero no una unión social y, por tanto, defiende que es posible limitar las prestaciones. Pero ni Merkel ni Cameron ni Juncker contaban con la férrea oposición del Este, en un último sprint negociador para aguar la propuesta al máximo. La República Checa cree que el borrador de conclusiones que circulaba este viernes “no es aceptable”, ante una redacción que, a pesar de todos los esfuerzos, pone en peligro la libre circulación y el principio de no discriminación. Polonia dejó claro que no aceptará límites por más de siete años, y solo para los nuevos trabajadores. Esos países, además, han arrancado una moratoria en la aplicación de la reducción de prestaciones por hijo, en aras de facilitar el acuerdo.

    Fuentes europeas hablaban este viernes de situación “crítica”, por la dificultad para limar las diferencias. El presidente de la Eurocámara, Marti Schulz, subrayó la “tensión” ante dos posturas difíciles de reconciliar. Los países del Este temen un peligroso efecto imitación: que otros socios sigan la senda de Reino Unido y apliquen también algunas de las medidas, como limitar las prestaciones por hijo en función del nivel de vida del país en el que vive la familia de los trabajadores. Dinamarca ha abierto la puerta a esa posibilidad.

    Consciente de las dificultades en la cumbre, Cameron suspendió el consejo de ministros previsto para este viernes, en un nuevo golpe de efecto. Porque la agónica negociación, según las fuentes consultadas, no obedece solamente a la necesidad de limar asperezas en los aspectos más técnicos. “Tanto Cameron como los socios del Este necesitan escenificar ese desencuentro de cara a sus respectivas opiniones públicas. Ese teatro es una auténtica necesidad política en los países con más inmigrantes, y también en un Reino Unido en el que la ciudadanía no acaba de estar satisfecha con la oferta”, apuntaron fuentes diplomáticas.

    Rajoy, resignado

    Francia y Bélgica presionaron a Cameron por los asuntos más económicos y financieros. Italia lleva dos días haciendo una viva defensa del federalismo a través del primer ministro, Matteo Renzi, el único que ha aparecido ante la prensa explicando que más allá de los detalles hay una idea de Europa que se desprende de la oferta al Reino Unido y que, en definitiva, puede suponer atrasar el reloj del proyecto europeo. Pero los países históricamente más emigrantes llevan la voz cantante en el pulso con Cameron. Con Berlín y la Comisión a favor, ese principio de discriminación de los trabajadores en función del pasaporte es difícil de detener —salvo que el Parlamento Europeo y sobre todo el Tribunal europeo de Justicia se opongan a esa medida, y eso en todo caso llegará más adelante—, pero los socios del Este quieren reducir al máximo las concesiones, limitar el número de años en los que Londres podrá aplicar esa medida y, en fin, aguar el acuerdo al máximo.

    ¿España? Uno de los países que más emigrantes envía a Reino Unido últimamente se escuda en la debilidad del Gobierno en funciones para quedarse prácticamente al margen. El presidente Mariano Rajoy pareció en Bruselas resignado, se limitó a subrayar que para España cualquier limitación de la libertad de circulación de personas debería ser temporal. Y apenas intervino, más preocupado por la complicada situación política interna que por una negociación que puede redefinir los contornos del proyecto europeo.

    Brexit: Las exigencias británicas provocan un agónico pulso entre los socios de la UE | Internacional | EL PAÍS

    Dejar un comentario:


  • jalil
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    En 12 puestos fronterizos

    Austria construye vallas y endurece su política contra los inmigrantes


    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	not_827774_16_185640.jpg
Visitas:	1
Size:	239,4 KB
ID:	611141
    En 2015 Austria registró unas 90.000 solicitudes de asilo, tres veces más que el año anterior.

    Austria reforzará las medidas de seguridad de sus fronteras con el levantamiento de vallas y puestos de control en 12 puntos fronterizos en el sur del país, para frenar el ingreso masivo de refugiados e inmigrantes, informaron este martes las autoridades. De esta manera, recrudece el aislacionismo promovido por Hungría y Turquía, entre otros paises, para rechazar la llegada de quienes huyen de conflictos bélicos en Medio Oriente, en busca de ayuda.

    Los ministros de Interior, Johanna Mikl-Leitner, y de Defensa, Hans Peter Doskozil, realizaron el anuncio durante una visita a Spielfeld, el principal punto fronterizo con Eslovenia, donde ya existe un alambrado de cuatro kilómetros.

    Entre un 90% y 95% de los refugiados que ingresan siguen viaje hacia Alemania, mientras el resto pide asilo en Austria, a un ritmo de entre 100 y 200 solicitudes diarias, de acuerdo a los datos más recientes.

    Instalaciones similares a las de Spielfeld se construirán ahora en otros 12 puestos, no solo en la frontera con Eslovenia, sino también en las de Italia y Hungría, donde se realizarán controles de vehículos y de identidad, incluso en trenes, explicó Mikl-Leitner citada por la agencia de noticias EFE.

    De esta forma, las autoridades austríacas esperan poder gestionar mejor a las fuerzas de seguridad disponibles para actuar en caso de que "personas o grupos de personas violentas" pretendan entrar a la fuerza al país, precisó la ministra ante la prensa.

    Además, habrá controles adicionales en el interior del país, en zonas cercanas a la frontera, para detectar a personas que hayan entrado ilegalmente.

    El gobierno de Austria, uno de los países europeos que más refugiados ha recibido desde el verano, ha comenzado a endurecer su política migratoria a comienzos de año, cuando anunció un techo anual de solicitudes de asilo.

    Mikl-Leitner indicó que esta semana se fijará con Eslovenia cuántos refugiados podrán pasar la frontera al día y advirtió que las medidas anunciadas este martes pueden no ser las últimas.

    "Si son necesarias más vallas, construiremos más vallas", aseguró.

    En 2015 Austria registró unas 90.000 solicitudes de asilo, tres veces más que el año anterior.

    http://http://www.ambito.com/noticia.asp?id=827774

    Dejar un comentario:


  • Assali
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    "La Justicia imputó a Sarkozy"

    Y tambien a Cristine Largarde, la mandamas del FMI.

    Dejar un comentario:


  • Assali
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    "Y eso que tampoco toman en cuenta los europeos que ellos son parcialmente responsables de esa guerra y de otras más en el mundo árabe y que, por tanto, están comenzando a cosechar lo que sembraron sino que quieren hacerse de la vista gorda tanto del problema como de sus resultados."

    Claramente, estimado.

    Dejar un comentario:


  • jalil
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    La ola llegó a Francia, quizas uno de los presidentes "mas pequeños" que han tenido los galos....


    POR LA SUPUESTA FINANCIACION ILEGAL DE SU CAMPAñA EN 2012


    La Justicia imputó a Sarkozy

    El político conservador fue declarado además “testigo asistido” –figura legal que en Francia ubica al declarante a medio camino entre ser imputado o simple testigo–, por los cargos de fraude, falsificación y abuso de confianza.

    El ex presidente francés y líder de la oposición Nicolas Sarkozy fue imputado ayer por la supuesta financiación ilegal de su campaña electoral en 2012, al haber superado, en calidad de candidato, el gasto máximo fijado por la ley gala. Al término de su declaración, que se prolongó durante casi doce horas, el político conservador fue declarado además “testigo asistido” –figura legal que en Francia ubica al declarante a medio camino entre ser imputado o simple testigo–, por los cargos de fraude, falsificación y abuso de confianza. Esa segunda figura jurídica implica que, aunque no se hayan encontrado pruebas suficientes contra él, puede ser llamado a declarar ante una eventual imputación. El abogado del ex mandatario, Thierry Herzog, aseguró ayer, a la salida de la audiencia y frente a la consulta de la prensa, que aunque tiene previsto presentar los recursos pertinentes para demostrar la inocencia de su defendido, está satisfecho de que no haya sido imputado por esos últimos cargos y no se haya manchado su nombre con esas prácticas.

    En momentos en que Sarkozy aspira a ganar las primarias de su partido para volver al poder en 2017, esta nueva imputación, que se suma a la que recibió en julio de 2014 por “corrupción activa”, tráfico de influencias y encubrimiento de la violación del secreto profesional, empaña, pese a todo, sus pretensiones de volver al Elíseo. El ex presidente francés compareció esta vez por el “caso Bygmalion”, un escándalo que debe su nombre a una empresa que emitió falsas facturas por unos 18,5 millones de euros para que la Unión por un Movimiento Popular (UMP) asumiera gastos que correspondían a la campaña. Los jueces, en tanto, tratan de aclarar el papel que pudo tener en la elaboración de esas facturas.

    Los magistrados sospechan que los responsables de la campaña crearon ese sistema fraudulento para cargar a la UMP parte de los gastos electorales con el objetivo de no superar los 22,5 millones permitidos por la ley. Sarkozy reiteró en diversas ocasiones que no había oído el nombre de Bygmalion hasta tiempo después de esa campaña en la que salió derrotado frente al socialista y actual presidente, François Hollande. En su defensa, alega también que en ese período él no se ocupaba de los detalles porque debía dedicarse a gobernar en tanto que presidente.

    El escándalo se presentó, al principio, como un presunto desvío de fondos que afectaba a la dirección del partido, que se había hecho cargo de las sanciones de más de medio millón de euros impuestas por el Consejo Constitucional por sobrepasar ese tope legal. Pero el caso dio un giro cuando, en mayo de 2014, el abogado del gabinete de comunicación, Patrick Maisonneuve, afirmó que la empresa había emitido facturas para los mitines de Sarkozy. “Cuesta creerlo, y sin embargo, lo juro, es la estricta verdad: No sabía nada de esa compañía hasta que el escándalo estalló”, insiste el ex jefe de Estado en su último libro, La France pour la vie, lanzado el pasado enero.

    Contra esa afirmación se pronunció uno de sus responsables de campaña, Jérome Lavrilleux, quien en octubre afirmó que tanto Sarkozy como “toda la cadena de mando” conocían las irregularidades. Junto a Lavrilleux hay otros doce imputados en esta causa, entre ellos dirigentes de Bygmalion, pero también varios del partido del antiguo jefe del Estado, como el ex director general Eric Cesari y otro responsable de campaña, Guillaume Lambert. Varios dirigentes de Bygmalion, su contador así como algunos ex responsables de UMP reconocieron la existencia del fraude, pero ninguno implicó directamente a Sarkozy.

    La investigación demostró que el ex mandatario reclamó y obtuvo en marzo de 2012 más financiación para su campaña, a pesar de que según su director de campaña, Guillaume Lambert, estaba al tanto de una nota del contador que advertía del riesgo de superar el máximo legal. En septiembre de 2015 Sarkozy compareció ante la Justicia y señaló como responsable de confeccionar las facturas falsas al entonces presidente del partido, JeanFrançois Copé.

    El 8 de febrero, Copé, que renunció a raíz de la polémica, compareció también ante los jueces de instrucción y fue declarado igualmente “testigo asistido”. Desde entonces los jueces han ampliado su investigación y están comprobando la existencia de una partida “presidencial” en el presupuesto del partido en 2012, con gastos reales de 13,5 millones de euros a pesar de que en las cuentas oficiales de campaña sólo aparecían tres millones.

    Los medios franceses se preguntan cómo puede compaginar Sarkozy su estrategia política, con dos imputaciones sobre sus espaldas, pese a la presunción de inocencia, en momentos en que su autoridad es cuestionada dentro del partido y los sondeos favorecen a su principal rival para las primarias, Alain Juppé.

    http://http://www.pagina12.com.ar/di...016-02-17.html

    Dejar un comentario:


  • Teodofredo
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Orden mundial vive el momento más dramático desde la II Guerra Mundial

    Sputnik - 12.02.2016
    El orden mundial atraviesa el momento más dramático desde el término de la Segunda Guerra Mundial, declaró el viernes el presidente de la Conferencia Internacional de Seguridad de Múnich, Wolfgang Ischinger.

    "El orden mundial atraviesa probablemente el estado más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial", dijo inaugurando la conferencia.

    Precisó que la crisis supera las fronteras nacionales, y puso como ejemplo los conflictos de Siria e Irak, que se extendieron por toda la región y causaron una crisis migratoria a gran escala.
    Ischinger considera necesaria una mayor solidaridad, integración y cooperación tanto dentro como fuera de la UE.
    También instó a tomar más decisiones como la del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, que calificó de "comunicado que da esperanza".

    La víspera los representantes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria acordaron en un documento conjunto determinar en una semana las vías para alcanzar la tregua y facilitar la llegada de ayuda humanitaria a Siria.
    La Conferencia de Múnich, fundada en 1963 para reunir a los representantes de los ministerios de defensa de los países miembros de la OTAN, continuará hasta el 14 de febrero.
    El foro reúne a los políticos, diplomáticos, militares, hombres de negocios, científicos y figuras públicas de más de 40 países del mundo, miembros de la OTAN y la UE junto con países influyentes en la arena mundial, como Rusia, China, Japón, India y otros.


    Lea más en Orden mundial vive el momento más dramático desde la II Guerra Mundial

    Dejar un comentario:


  • Lucho1980
    respondió
    Re: Los problemas en Europa

    Originalmente publicado por Observador Ver Mensaje
    Y eso que tampoco toman en cuenta los europeos que ellos son parcialmente responsables de esa guerra y de otras más en el mundo árabe y que, por tanto, están comenzando a cosechar lo que sembraron sino que quieren hacerse de la vista gorda tanto del problema como de sus resultados.

    Saludos
    Es la clásica de patear el hormiguero y sentarse a que te piquen las hormigas, después, vas y buscas el veneno.

    Se nota que necesitan siempre de conflictos para mantener ciertos sectores en funcionamiento.

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X