Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Re: Los problemas en Europa

    Google envió 11.000 millones de euros a Bermudas para eludir impuestos en Europa

    La multinacional desplaza los beneficios que consigue en Europa a Irlanda y desde allí los traslada a un paraíso fiscal vía Holanda

    EL PAÍS - REUTERS - Ámsterdam / Londres 19 FEB 2016 - 21:36 CET
    El mayor buscador de la Red, Google, envió 10,7 millones de euros desde su sede europea en Holanda a Bermudas, un territorio considerado como un paraíso fiscal, para eludir impuestos en 2014. La operación forma parte del complejo plan de operaciones que la multinacional estadounidense desarrolla para que la mayor parte del impuesto sobre las ganancias obtenidas en el extranjero quede sin tributar. De hecho, según la información financiera de la filial holandesa, el buscador solo pagó 2.8 millones de euros en impuestos en Holanda.

    Las cuentas de Google Holanda Holdinds BV, que ni siquiera tiene empleados, fueron publicados el pasado jueves. Sus estados financieros muestra que esta filial europea transfiere casi todos sus ingresos, principalmente royalties y cánones procedentes de una afiliada irlandesa llamada Google Ireland Holding, a una delegación del grupo con sede en Bermudas. Esta estrategia es conocido como "doble irlandés" y "sandwich holandés".

    Con esta estructura tributaria, Google que ahora está integrada en Alphabet, logra eludir los impuestos estadounidenses por la repatriación de beneficios, así como de las retenciones en la Unión Europea, que representa la mayor parte de los beneficios del grupo fuera de EE UU. Esta estrategia permite al grupo disfrutar de una tasa efectiva del impuesto de sociedades de tan solo el 6% de los beneficios obtenidos fuera de Estados Unidos.

    Un portavoz de la compañía se limitó a señalar que la compañía cumple con la regulación fiscal de todos los países en los que opera.

    Bajo el foco de las autoridades europeas

    La lucha contra evasión fiscal de las grandes compañías es actualmente uno de los principales puntos de la agenda de las instituciones europeas. Precisamente Google ha estado sobre el foco de estas instituciones que la han presionado por su planificación fiscal agresiva.

    Los directivos de Google tuvieron que declarar la semana pasada en el comité de fiscalidad del Parlamento Británico. Tras una investigación que se ha prolongado durante seis año, la compañía estadounidense alcanzó un acuerdo con la Hacienda británica por el que pagará unos 172 millones de euros en concepto de impuestos atrasados por los beneficios obtenidos en Reino Unido entre 2005 y 2015.

    El gigante tecnológico se comprometió a tributar en las islas por todos los ingresos que obtenga por la publicidad de compañías radicadas en suelo británico. El acuerdo sienta un precedente para que otros Estados puedan exigir lo mismo a Google, así como a otras multinacionales igualmente criticadas por su agresiva política fiscal.

    Google envió 11.000 millones de euros a Bermudas para eludir impuestos | Economía | EL PAÍS

    Comentario


    • Re: Los problemas en Europa

      Grecia amagó con bloquear el acuerdo, ante la formidable presión que han impuesto los socios sobre Atenas para limitar la entrada de refugiados. Los Veintiocho han impuesto un ultimátum de tres meses a Grecia si no quiere quedarse fuera de Schengen. Atenas contraatacó este viernes con esa amenaza, pero nadie en Bruselas pensaba anoche, al cierre de esta edición, que el Gobierno de Alexis Tsipras esté en condiciones de plantar cara, en una posición de extrema debilidad y en medio de un tercer rescate que le obliga a portarse bien si quiere ventajas.
      Resulta y viene al caso, que los derechos humanos vigentes en la ONU, que los países europeos firmaron, obligan a recibir a los refugiados. Y que eso mismos derechos garantizan el derecho a los seres humanos a salir de cualquier territorio. por tanto se acusa a Grecia de cumplir con los derechos humanos. Y amenazan, OTRA VEZ, con sacarlos de la unión europea.

      Porque los derechos parece que solo deben cumplirlo los chiquitos, y los grandes hacen lo que les viene en ganas. El pago que hicieron a Turquía para cerrar las fronteras a la población que quier salir, es unaviolación a los derechos humanos. Y Cuba riéndose.

      *************
      *************
      Google ha sido condenado antes. Tamién auspicia la censura de ideas políticas, y viola la privacidad de sus usuarios a favor de la NSA estadounidense.
      Blog:
      El Tablero de Cronos

      Comentario


      • Re: Los problemas en Europa

        La UE alcanza un acuerdo para evitar la salida de Reino Unido

        EL PAÍS - CLAUDI PÉREZ - Bruselas 20 FEB 2016 - 05:01 CET
        La excepcionalidad británica alcanzó un nuevo hito. Reino Unido selló la noche del viernes, tras un maratón negociador de 40 horas, un acuerdo con la UE que consolida el “estatus especial” de Londres en el club: ningún otro país acumula tantas excepciones en Europa. Su primer ministro, David Cameron, hará finalmente campaña a favor de quedarse en la Unión. A cambio, los socios le ofrecen concesiones simbólicas, y sobre todo dinamitan uno de los principios fundamentales de la Unión: Londres podrá discriminar a los trabajadores en función de su pasaporte para tratar de limitar la inmigración.

        El excepcionalismo británico puso anoche a la UE ante la tesitura de ofrecer concesiones a Londres o lidiar con una potencial —y destructiva— salida de Reino Unido del club europeo. Los líderes de los Veintiocho eligieron, como estaba previsto, hacer todo lo posible para evitar el Brexit: tras casi dos días de tensa negociación —con sus buenas dosis de teatro para que cada cual pueda vender el pacto a su opinión pública— los Veintiocho acordaron el nuevo traje a medida de Londres para que el Gobierno de Cameron haga campaña a favor del sí en el referéndum previsto para el 23 de junio. El pacto estaba atado y bien atado. Quedaban un puñado de detalles técnicos y la inevitable escenificación: en el acuerdo hay mucha hojarasca, pero también un cambio crucial que puede modificar el contrato social europeo, con medidas con potencial para dinamitar el principio de igualdad de derechos de los ciudadanos independientemente de su nacionalidad. El Brexit era y es un riesgo mayor, y Europa decide sacrificar en ese altar uno de sus valores fundamentales. Cameron se lleva el gato al agua para tratar de frenar la entrada de inmigrantes que, supuestamente, ponen en peligro el Estado de bienestar británico: la UE le permite desde hoy discriminar a los trabajadores en función de su pasaporte.

        El pacto estaba sellado en lo que concierne a la economía y la banca, en la activación de un pseudoveto para la nueva legislación que no guste en las islas, incluso en lo relativo a los elementos simbólicos para dejar claro que Londres no cree —nunca lo hizo— en aquello de “una unión cada vez más estrecha”. Pero costó sacar adelante la fumata blanca en lo esencial: los países con más tradición migratoria, en particular los del Este, se resistieron hasta el final. Y lograron diluir las peticiones de Cameron: finalmente las limitaciones a las prestaciones sociales de los trabajadores inmigrantes tendrán un plazo máximo de siete años, frente a los 13 que reclamaba Londres.

        Cameron llevaba un lustro cargando contra la UE, poniendo palos en las ruedas a una mayor integración, sembrando discordia contra los líderes europeos y las instituciones en un momento de crisis aguda. Pero pasada la medianoche, tras la firma del acuerdo, compareció ante la prensa convertido en un eurófilo embravecido. Aseguró que hará campaña a favor de Europa “con el corazón, con el alma”. Y se lanzó montaña abajo en un sorprendente discurso de europeísta converso: “Somos más fuertes, más seguros y hemos conseguido unas reformas que hacen que merezca la pena seguir en Europa en un referéndum que será un momento crucial para una generación”.

        La canciller Angela Merkel consideró el acuerdo “un trato justo”, y pidió a Cameron que haga todo lo posible por mantener intacta la UE, con sus 28 socios. El presidente del Consejo, Donald Tusk, citó al inevitable Winston Churchill y explicó que en “periodos excepcionales [crisis migratoria, económica, conflictos geopolíticos y demás] se necesitan acuerdos excepcionales”. Solo el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, bajó a la arena de la realpolitik y admitió, con la boca pequeña, que puede abrirse la puerta a la discriminación de trabajadores en función de su pasaporte, pero apuntó que esa posibilidad se minimiza porque el acuerdo “reduce al máximo, a solo siete años, las limitaciones”.

        “No creo que el pacto llegue a permitir hablar de discriminación”, dijo Juncker. Ese es el quid de la cuestión. Reino Unido ya era —de largo— el país con más excepciones y regalías. A pesar de sus deseos, la UE cierra la puerta a que Cameron pueda influir en el desarrollo de la Unión Económica y Monetaria y la mayor integración de la eurozona. Pero entre las concesiones hay caza mayor: los límites a las prestaciones sociales de los trabajadores inmigrantes provocan grandes dudas entre muchas de las fuentes consultadas. ¿Se consagra así la Europa de las dos velocidades? “Europa no tiene dos, sino muchas velocidades: hay socios que no están en el euro, o en Schengen, o en la unión bancaria. El pacto con Londres consolida su estatus especial, pero no cambia la naturaleza del proyecto”, defendió una alta fuente europea.

        Londres pretendía modular las prestaciones de los trabajado res que lleven menos de cuatro años en suelo británico por un plazo de hasta 13 años. Tenía el respaldo de las instituciones europeas, y de una Merkel que sostiene que Europa es un mercado único pero no una unión social y, por tanto, defiende que es posible limitar las prestaciones. Pero se encontró con la férrea oposición del Este, en un último sprint negociador para aguar la propuesta al máximo.

        Brexit: La UE sella un nuevo pacto con Reino Unido tras un maratón negociador | Internacional | EL PAÍS

        Comentario


        • Re: Los problemas en Europa

          Reino Unido se prepara para una batalla sobre su identidad

          Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1455921723_840223_1455921992_noticia_normal_recorte1.jpg
Visitas:	1
Size:	235,2 KB
ID:	611147
          Farage, en un acto de campaña del Brexit la noche del viernes. B. Pruchnie Getty

          El acuerdo alcanzado por Cameron en Bruselas abre la campaña británica de cara al referéndum sobre la permanencia en la UE

          EL PAÍS - PABLO GUIMÓN -Londres 20 FEB 2016 - 00:33 CET
          Reino Unido se dispone a enfrentarse a sus fantasmas. La negociación que el primer ministro David Cameron concluyó la noche del viernes en Bruselas marca el punto de partida para una campaña en la que los británicos tendrán que decidir cuál es su lugar en el mundo. Tras cuatro décadas de recorrido compartido con los socios europeos —y de profunda influencia en el proyecto común— la sociedad británica debe decidir si opta por cambiar la posición internacional del país. A continuación, el punto de partida del debate británico.

          1. La opinión pública. Se han publicado 14 sondeos desde las Navidades, de los que se pueden extraer tres conclusiones: primera, en la mayoría gana la opción de permanecer en la UE; segunda, la opción de permanecer tiende a la baja y la de abandonar, al alza; tercera, sigue habiendo un número importante de indecisos, entre el 8% y el 18%, según las encuestas. Estos tienden a ser jóvenes, mujeres y cercanos al Partido Conservador. Serán, con toda probabilidad, la prioridad de David Cameron. Los partidarios del Brexit son mayores, menos educados, de nivel socioeconómico más bajo y preocupados por la inmigración. Un perfil muy parecido al que contribuyó al éxito del partido eurófobo UKIP, que cosechó el 12,6% de los votos en las elecciones de mayo. El reto de la campaña por abandonar la UE será movilizar a esos votantes desencantados con la política oficial sin ahuyentar a los más moderados indecisos. Los partidarios de permanecer son más acomodados, más jóvenes y más urbanos. La campaña por permanecer deberá evitar la complacencia y movilizar a los sectores más jóvenes, que en las pasadas elecciones no votaron.

          2. Las campañas. Se han lanzado tres grandes campañas: una para permanecer en la UE y dos para abandonarla. De estas últimas, una será designada como la oficial de los partidarios del Brexit en las próximas semanas. La campaña por permanecer la dirige el expresidente de Marks & Spencer Stuart Rose y cuenta con pesos pesados del mundo de los negocios y políticos de distintas filiaciones. Enfrente están Vote Leave y Leave.EU: la primera es más transversal y la segunda, fundada por un donante del UKIP, cuenta con el polémico líder de la formación, Nigel Farage. En el lado del Brexit está también Grassroots Out, que arrancó su campaña con un multitudinario evento anoche en Londres. Ofrece una plataforma para que todos los partidarios de la salida trabajen juntos.

          3. El Gobierno. Cameron exigió a su Gabinete no pronunciarse públicamente hasta que hubiera un acuerdo firme sobre la mesa. El viernes por la noche, tras alcanzar el acuerdo en Bruselas, convocó a los miembros del Gabinete para el sábado a las 10.00 (hora de Londres). Tras la reunión, el voto de silencio se levantará. Michael Gove, ministro de Justicia, confirmó anoche que optará por el Brexit. Otros posibles rebeldes son Chris Grayling, líder de la Cámara de los Comunes; Iain Duncan Smith, ministro de Trabajo, y John Whittingdale, de Cultura. Pero todos los ojos están puestos en Boris Johnson, alcalde de Londres y diputado, que no ostenta una cartera ministerial pero asiste a las reuniones del Gabinete. Una encuesta publicada esta semana revela que, para un 32% de los consultados, la postura de Johnson será importante a la hora de tomar su decisión. El primer ministro dedicó sus últimas horas en Londres el miércoles, antes de partir a Bruselas, a tratar de convencerlo en una audiencia privada en Downing Street. No lo logró.

          4. El Partido Conservador. El 65% de los militantes, según un estudio reciente, podrían decidir su voto “dependiendo de los términos de la negociación”. Dos fuerzas opuestas tiran de los conservadores: su extendido euroescepticismo y la lealtad al líder que les ha proporcionado la mayoría absoluta.

          5. La oposición. El Partido Laborista hará campaña oficialmente por permanecer. El 90% de sus diputados apoya esta opción. Harán su propia campaña, encabezada por el veterano Alan Johnson. Jeremy Corbyn, el líder, que votó en contra de la incorporación a la CEE en 1975, ha dicho que en esta ocasión optará por permanecer. El segundo mayor grupo de la oposición, el de los nacionalistas escoceses del SNP, apoya permencer en la UE.

          6. El mundo empresarial. El presidente de Standard Life ha sido el último de una lista de empresarios que han alertado públicamente sobre los riesgos del Brexit. La City, el centro financiero londinense, tiende a apoyar la permanencia. El presidente de la CBI, la más influyente patronal, ha llamado a los empresarios a alzar la voz contra el Brexit. En una encuesta realizada por el Financial Times entre cien de los más influyentes economistas, ninguno consideró que el Brexit favorecería el crecimiento en 2016.

          Reino Unido se prepara para una batalla sobre su identidad | Internacional | EL PAÍS

          Comentario


          • Re: Los problemas en Europa

            Teodofredo, ¿y qué opinas tú de eso? La verdad, yo no puedod ejar de pensar que la destrucción de la Unión europea casi se sentencia con eso. No la muerte política o económica, sino la parte que dice "unión".

            ¿Por qué se acepta un estado especial? ¿Y Grecia, no puede ser especial? ¿Quién es especial, los que tienen un gran sistema financiero y bancario? España debería exigir un trato especial.

            En la práctica, se estáconvirtiendo en un tratado de libre comercio (inclinado hacia los poderosos, como siempre) y no en una unión verdadera.
            Blog:
            El Tablero de Cronos

            Comentario


            • Re: Los problemas en Europa

              Y si... ahora Cameron dice que va a luchar por la unidad...Veremos, aunque todos sabemos como piensan los ingleses desde siempre... Tenerlos dentro de la Unión (aunque beneficiados en lo económico) siempre fue un incordio y siempre en lo político, pusieron palos en las ruedas...son una pesadilla desde siempre...

              Comentario


              • Re: Los problemas en Europa

                Más ganaría la UE si se fueran. Y yo creo que todo es pura pantalla de la oligarquía de Inglaterra, porque saben que estando dentro pueden torpedear la UE y el poder de Alemania. Solo amenazan para conseguir lo que lograron: ventajas.
                Blog:
                El Tablero de Cronos

                Comentario


                • Re: Los problemas en Europa

                  Cameron recuerda que el referéndum será “irreversible”

                  El primer ministro defiende en el Parlamento la permanencia en la UE y advierte de que "no es tiempo de dividir a Occidente"

                  EL PAIS - PABLO GUIMÓN Londres
                  David Cameron ha comparecido esta tarde en el Parlamento británico para explicar los detalles del acuerdo con la UE alcanzado el viernes pasado en Bruselas y para defender que el futuro de Reino Unido será mejor dentro de la Unión Europea. El primer ministro ha alertado ante los diputados de que un Brexit representaría una "amenaza a la seguridad económica y nacional" del Reino Unido y que, en caso de que los británicos decidan ir por libre, no habrá un segundo referéndum.

                  El primer ministro ha dejado claro que el voto de referéndum del 23 de junio será definitivo. Cameron ha querido así neutralizar los argumentos que exponía Boris Johnson, alcalde de Londres, en su columna de hoy del Daily Telegraph, en la que anunciaba su propósito de hacer campaña por que el país abandone la UE. “Hay quien ha sugerido que podría haber un segundo referéndum”, ha advertido el primer ministro, que ha declinado hacer comentarios irónicos sobre aquellos que quieren utilizar su voto en favor del Brexit para permanecer en la UE.

                  Cameron ha confirmado que, si Reino Unido decide salir, utilizará el procedimiento del artículo 50 del Tratado de Lisboa. Un vez el proceso comienza, ha señalado, hay dos años de negociación, después de los cuales Reino Unido abandona el cub automáticamente salvo que todos los Estados miembros acuerden extender el periodo. Habría, pues, "un periodo de incertidumbre" mientras se negocian los nuevos acuerdos y, después, Reino Unido perdería acceso al mercado único. Se trata de "una decisión irreversible", ha insistido Cameron.

                  La decisión de Boris Johnson de desafiar a Cameron y apoyar el Brexit ha sido un duro golpe para el primer ministro. Johnson es uno de los políticos conservadores más influyentes y Cameron confiaba en que su viejo amigo acabaría apoyándolo. Pero, probablemente respondiendo a cálculos de sus propias ambiciones políticas de ocupar un día el 10 de Downing Street, Johnson anunció el domingo que finalmente apoyaría el Brexit. En su columna, Johnson dejaba entrever que una victoria de la opicón de salir de la UE podría ejercer presión a Bruseas para acceder a más demandas de Londres. “Solo hay una manera de obtener el cambio que necesitamos y esa manera es votar por abandonar la UE", escribía, "porque toda la historia de la UE dice que solo escuchan de verdad a una población cuando esta dice no”.

                  “Conozco a muchas parejas que se han divorciado”, ha respondido Cameron. “Pero no conozco a ninguna que haya inciado los trámites del divorcio para poder permencer junta”. El primer ministro ha querido dejar claro que, a diferencia de Johsnon, a él no le mueven otros intereses políticos. “Ya he anunciado que no me presentaré a la reelección”, ha recordado. “No tengo otra agenda que lo que es mejor para nuestro país”.

                  El primer ministro ha apelado a la seguridad nacional y a la influencia de Reino Unido en el mundo. Salir de la Unión Europea no daría a Reino Unido más influencia, ha advertido. “Los retos a las que se enfrenta Occidente hoy constituyen genuinas amenazas”, ha dicho. “Las agresiones de Putin en el este, el extremismo islamista en el sur. En miopinión, no es tiempo de dividir a Occidente. Cuando nos enfrentamos a amenazas a nuestro modo de vida, nuestros valores y nuestars libertades, es hora de reforzar los números”.

                  Aunque destacados ministros -como el de Economía, George Osborne, y de Interior, Theresa May- han confirmado que respaldarán a Cameron en la campaña, otros seis, entre ellos el ministro de Justicia, Michael Gove, han adelantado que apoyarán la salida de la UE. Se calcula que más de cien de los 330 diputados conservadores desafiarán a su lider y harán campaña por salir de la UE.

                  El acuerdo que cerró Cameron el viernes en Bruselas permitirá al Gobierno británico limitar las ayudas públicas a los trabajadores comunitarios en el Reino Unido durante un periodo de siete años, así como adaptar las ayudas por hijos que viven fuera de las islas británicas al nivel de vida de esos países.

                  También excluye al Reino Unido de cualquier medida destinada a forjar una mayor integración política con Europa y crea mecanismos para que los países externos a la eurozona fuercen un debate sobre leyes que consideran contrarias a sus intereses.

                  Cameron recalca en los Comunes que no habrá un segundo referéndum | Internacional | EL PAÍS

                  Comentario


                  • Re: Los problemas en Europa

                    La libra esterlina se desploma por la incertidumbre sobre el ‘Brexit’

                    La divisa cae tras las declaraciones de Boris Johnson, que apoyará la salida de Reino Unido de la UE

                    EL PAÍS - PABLO GUIMÓN - Londres 22 FEB 2016 - 21:26 CET
                    Habló Boris Johnson y no subió el pan, pero sí bajó la libra. La divisa británica sufrió este lunes un desplome histórico, después de que el alcalde de Londres sacudiera la campaña al anunciar que votará por abandonar la UE. La agencia Moody’s señaló que el coste económico para Reino Unido de salir del club supera al beneficio y que el Brexit podría afectar a la calificación crediticia del país. La economía entraba con fuerza en la campaña el día en que David Cameron advertía en el Parlamento de que la decisión que se tome el 23 de junio será “irreversible”.

                    El riesgo de que Reino Unido abandone la UE, que los inversores consideran mayor desde que el alcalde Boris Johnson anunció que respalda esa opción, dejó este lunes a la libra esterlina temblando. La cotización de la divisa frente al dólar sufrió su peor sesión desde la crisis financiera, hundiéndose hasta niveles no vistos desde marzo de 2009 (1,415 dólares). La libra perdió en un solo día un 1,79% frente al billete verde y un 0,81% frente al euro.

                    La jornada confirma los temores de que, incluso antes de conocerse el desenlace del referéndum, la incertidumbre sobre el mismo podría afectar a los mercados. Los sondeos, hasta la fecha, tienden a dar una ligera ventaja a la opción de permanecer en el club comunitario, y ese es el principal escenario que manejan las empresas. Pero la toma de posición del alcalde Johnson ya ha hecho que el banco de inversión Citi, por ejemplo, suba de un 20%-30% a un 30%-40% la probabilidad de que Reino Unido abandone la UE.

                    A la presión sobre la libra se añadía la advertencia, realizada también este lunes por la agencia de calificación crediticia Moody’s, de que una salida de Reino Unido de la UE podría subir el coste del endeudamiento del Estado británico. Moody’s se suma así a sus rivales Fitch y Standard & Poor’s, que ya habían advertido en los meses pasados de los riesgos económicos del Brexit.

                    Para Moody’s, que califica la solvencia de los países, el coste económico de salir de la UE superaría los beneficios para Reino Unido, y tanto las exportaciones como las inversiones podrían sufrir. La agencia advierte, además, contra los peligros del incierto y potencialmente largo periodo de negociación de las nuevas relaciones comerciales de Reino Unido, que se abriría después de un eventual triunfo del Brexit en el referéndum convocado para el 23 de junio.

                    Con el ruido de fondo del desplome de la libra, el primer ministro David Cameron acudía por la tarde al Parlamento para explicar los términos del acuerdo alcanzado la noche del viernes en Bruselas y para defender que, sobre esa nueva base, el futuro del país será mejor en la UE. Cameron dedicó sus comentarios más afilados a desmontar los argumentos con los que Johnson defendía, en su columna de este lunes en The Daily Telegraph, su decisión de hacer campaña por el Brexit.

                    En su artículo, el alcalde apuntaba que una victoria de la opción de salir de la UE podría ejercer presión a Bruselas para acceder a más demandas de Londres. “Solo hay una manera de obtener el cambio que necesitamos y esa manera es votar por abandonar la UE”, escribía el alcalde, “porque toda la historia de la UE dice que solo escuchan de verdad a una población cuando esta dice no”.

                    “Se ha mencionado la idea de que, si el país vota por irse, podrá haber una segunda negociación y quizás otro referéndum”, respondió Cameron. “No me extenderé en la ironía de que haya quien quiera utilizar su voto por abandonar la UE para permanecer en ella. Esa idea ignora los más profundos puntos de la democracia, la diplomacia y la legalidad”.

                    Un divorcio por amor

                    “Conozco a muchas parejas que han comenzado los trámites del divorcio” añadió Cameron, “pero a ninguna que lo haya hecho con el objeto de renovar sus votos matrimoniales”. A la misma metáfora recurría este lunes una alta fuente europea cuando confirmaba a EL PAÍS que, en caso de un voto por salir de la UE, no se hablará de un nuevo acuerdo sino de “los términos del divorcio”. Bruselas quiere dejar claro que la salida nunca será un ariete para un acuerdo mejor.

                    El tono de las respuestas de Cameron a Johnson marca la escalada en la rivalidad de los dos políticos, amigos desde que coincidieron en la elitista escuela de Eton, y que han terminado por abanderar uno y otro bando de la campaña. La traición de Johnson ha sido un duro golpe para el primer ministro, sabedor de que su influencia entre los indecisos puede ser determinante. Nadie tiene al alcalde de Londres por un euroescéptico de la línea dura y muchos ven, en su decisión, un cálculo estratégico para perseguir su objetivo político de suceder al primer ministro en 2020. Además de Johnson, seis miembros del Gabinete y más de un centenar de los 330 diputados conservadores desafiarán al primer ministro en el referéndum. La guerra en el partido es un microcosmos de la fractura que divide al país.

                    DUDAS EN LOS MERCADOS

                    Mercado de divisas. La libra esterlina cayó este lunes a su nivel más bajo con respecto al dólar desde marzo de 2009. Perdió 1,79% de su valor, hasta intercambiarse por 1,415 billetes verdes.

                    Con respecto al euro se mantiene por encima de sus mínimos del mes, en 1,284.

                    Aviso de las calificadoras. Las agencias Moody’s y Fitch alertaron del impacto negativo que supondría una salida de la UE para la calificación de riesgo de la deuda soberana de Reino Unido.

                    Comentario


                    • Re: Los problemas en Europa

                      La complejidad de la crisis migratoria en la UE explicada en una sola y simple imagen
                      Publicado: 1 mar 2016 11:13 GMT | Última actualización: 1 mar 2016 11:48 GMT

                      Aunque el número de refugiados ha disminuido por quinto mes consecutivo, esto no significa que la crisis migratoria de la UE haya llegado a su fin.

                      Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	refugiados.jpg
Visitas:	1
Size:	75,9 KB
ID:	611273
                      Dimitris Michalakis / Reuters

                      Los líderes del Viejo Continente se reunirán el 7 de marzo una vez más para discutir posibles soluciones a la crisis migratoria que enfrenta ahora la UE.

                      El año pasado un millón de refugiados de Oriente Medio y los países de África arribaron a Europa. Durante los dos primeros meses del año en curso llegaron unos 110.000 más. En el transcurso de la cumbre los políticos intentarán ayudar a Grecia, que recibe a la mayoría de los refugiados, a reactivar el plan de alojamiento y hacer que Turquía detenga el flujo.

                      Siguen llegando

                      En febrero de este año la UE acogió a 44.000 personas. En comparación con octubre del año pasado, cuando llegaron 220.000, puede parecer que la tensión se atenuó. Pero, al echar un vistazo a las estadísticas de febrero del 2015 con sus 7.000 refugiados, resulta que el flujo migratorio todavía sobrepasa los datos del año pasado unas 6,5 veces.

                      Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	refugiados1.jpg
Visitas:	1
Size:	74,0 KB
ID:	611274
                      Tiendas de campaña en un campamento de refugiados procedentes de Irak, Irán y Siria cerca de Calais, Francia, 3 de febrero de 2016. Bélgica derogará temporalmente el acuerdo Schengen tras los temores de caos en la ciudad de Calais

                      El plan que fracasó


                      La UE aseguró a las autoridades de Grecia e Italia, que reciben una cantidad récord de refugiados, que obtendrán el apoyo de otros países del bloque, los cuales incrementarán los cupos de alojamiento. Sin embargo solo 600 de 160.000 personas recibieron el estatus de refugiado en otros países de la UE. Finlandia, que muy a menudo es acusado de neonazismo, acogió a 140 refugiados como máximo, Francia a 135, mientras que Alemania, el principal promotor de la llamada 'Wilkommenpolitik' ('política de puertas abiertas', en alemán), concedió el estatus solamente a 51 personas.

                      Alambre de espino, más eficaz que el humanismo

                      Unas 1.700 personas llegaron diariamente a Grecia este febrero y casi ningún país europeo recibió menos de 1.500 refugiados. Solo a Hungría llegaron 60 personas, lo que se explica por la aplicación de una política migratoria muy dura. Al arribar al país unos 10.000 migrantes en septiembre del 2015, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ordenó construir un doble muro en la frontera con Serbia y Croacia, y los refugiados que alcanzaron el territorio húngaro a pesar del muro fueron recibidos con gases lacrimógenos. Como demuestra la estadística, ese tipo de medidas restrictivas resultan más eficaces que las negociaciones sin fin en Bruselas.

                      http://https://actualidad.rt.com/act...ugiados-imagen
                      Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

                      Comentario


                      • Re: Los problemas en Europa

                        El capitalismo ya no da más de sí

                        El periodista británico Paul Mason analiza los excesos del neoliberalismo en su obra 'Postcapitalismo, hacia un nuevo futuro'

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1456773463_063944_1456773587_noticia_normal_recorte1.jpg
Visitas:	1
Size:	229,4 KB
ID:	611287

                        EL PAÍS - IGNACIO FARIZA Madrid 447.
                        “La época dorada del capitalismo ya es historia en el mundo desarrollado y en no muchas décadas lo será también en el resto de países”. Bajo esta premisa el periodista británico Paul Mason (Leigh, 1960) plantea en su último libro, Postcapitalismo, hacia un nuevo futuro (Editorial Paidós), una opción “más justa y más solidaria” que descansa sobre la abundancia tecnológica del último cuarto de siglo. Como alternativa, desgrana en una entrevista con EL PAÍS las ideas fuerza de su postcapitalismo, un modelo en el que predomina lo cooperativo en detrimento del Estado y las empresas. “Estamos ante una disyuntiva clara: un modelo colaborativo o un futuro distópico, una especie de feudalismo tecnológico en el que se multiplicaría la desigualdad”.

                        Profuso en palabras y entusiasta con la idea que estos días pasea por medio mundo, Mason reconoce que el capitalismo ha propiciado la mayor oleada de desarrollo jamás vista, pero critica frontalmente el status quo actual. “Es el momento de que las élites, tanto económicas como académicas, se pregunten si de verdad funciona el neoliberalismo. Si lo hacen, la respuesta será obvia: un no rotundo”.

                        Mason, redactor jefe de Economía de Channel 4 News y habitual en las páginas de The Guardian, hace suyas las ideas del economista estadounidense Jeremy Rifkin, que en La sociedad de coste marginal cero (Paidós, 2014) predecía un mundo en el que muchos productos y servicios de nuestro día a día serán gratuitos o casi gratuitos y el fin del trabajo tal y como lo conocemos. Las tecnologías de la información, dice Mason, corroen el sistema de precios sobre el que descansa el capitalismo desde el mismo momento en el que muchos bienes y servicios, desde la información hasta la energía, se pueden o se podrán consumir por muy poco. “La enciclopedia está en nuestro teléfono y la energía totalmente verde será realidad pronto. Eso no es ciencia ficción y es muy relevante”. Pocos vislumbran este futuro. “La existencia del tercer sector parece totalmente accidental respecto a la manera de pensar neoliberal; los economistas deben ponerse otras gafas para poder ver una parte de la realidad que no están viendo”.

                        El capitalismo, dice, ha destacado siempre por su capacidad de adaptación, pero las tecnologías de la información hacen imposible una transformación más: “No crean productos más caros, sino más baratos e impiden a los trabajadores encontrar empleo en una industria tradicional en declive”.

                        De triunfar algún día el modelo colaborativo, Mason advierte de que tendremos que acostumbrarnos a vivir en una sociedad no consumista, con todo lo que eso implica, pero deja claro que su teoría no se opone al mercado como concepto: “No hay ninguna razón para abolirlo por decreto siempre y cuando se acabe con los desequilibrios de poder básicos”. Aunque no escatima en elogios hacia partidos de izquierdas como Podemos y, sobre todo, Syriza, el autor británico rechaza cualquier retorno al socialismo clásico o a la socialdemocracia, sin renunciar a sus ideales. “No hay una vuelta atrás a los populismos rusos, a la socialdemocracia tradicional o a la Tercera Vía; mi punto de partida es otro”, relata. “Hay que mirar al futuro. Y en ese futuro, las ideas del socialismo utópico son hoy más posibles que nunca gracias a la evolución tecnológica”.

                        “Estamos viviendo un momento crítico, en el que incluso las cosas más normales parecen revolucionarias”, dice. En sus gestos se percibe tanta indignación con la situación actual como preocupación por lo venidero. “Si continuamos deslizándonos hacia el estancamiento y la deflación y la élite global no entrega más estímulos, alguien va a buscar una salida al estilo de los años 30, en la que los países simplemente adoptan soluciones nacionalistas”, pronostica.

                        Ese renacimiento de los nacionalismos de mediados del siglo pasado lo estamos viendo, afirma, en la “alta probabilidad” de que se produzca el Brexit (la salida de Reino Unido de la UE). También en el surgimiento de dos outsiders políticos en Estados Unidos —el populista de derechas Donald Trump y el izquierdista Bernie Sanders— e incluso en el colapso de Schengen. “Podemos estar a semanas de su colapso”, proyecta.

                        ¿Qué nos indica todo esto? “Que necesitamos una nueva forma de pensamiento radical que tiene que trascender los partidos radicales”, dispara. “[Franklin D.] Roosevelt pertenecía a las élites, pero tiró a la basura toda la doctrina y adoptó una solución antiausteridad que salvó a EE UU del colapso”. Llevando su ejemplo a nuestro tiempo, en el que hasta la OCDE —una suerte de think tank de la treintena de países más ricos del mundo— alerta de la “debilidad” del crecimiento económico durante las cinco próximas décadas, Mason exhorta a los Gobiernos occidentales a repensar su modo de actuación durante la crisis. Pero va más allá: reclama una “politización y democratización” de la política monetaria, el principal mecanismo puesto en marcha por las grandes potencias para salir del hoyo; apela a una quita generalizada de deuda pública; incide en la necesidad de cerrar las vías por las que las grandes corporaciones eluden sus obligaciones fiscales; pide la creación de una renta básica universal que garantice un mínimo vital para todos los ciudadanos y, sobre todo, reivindica que los Gobiernos dispongan un esquema que incentive las cooperativas en detrimento de las estructuras empresariales clásicas.

                        Paul Mason: Capitalismo: luces y (muchas) sombras | Economía | EL PAÍS

                        Comentario


                        • Re: Los problemas en Europa

                          El plan que fracasó

                          La UE aseguró a las autoridades de Grecia e Italia, que reciben una cantidad récord de refugiados, que obtendrán el apoyo de otros países del bloque, los cuales incrementarán los cupos de alojamiento. Sin embargo solo 600 de 160.000 personas recibieron el estatus de refugiado en otros países de la UE. Finlandia, que muy a menudo es acusado de neonazismo, acogió a 140 refugiados como máximo, Francia a 135, mientras que Alemania, el principal promotor de la llamada 'Wilkommenpolitik' ('política de puertas abiertas', en alemán), concedió el estatus solamente a 51 personas.
                          Señores, más refugiados acogió Perú (haitianos) que muchos de esos países europeos. Y no somos ricos. Ni los bombardeamos.

                          Brasil también ha recibido más haitianos legalmente, por miles, que la mayoría de esos países europeos. Y ha acogido unos 2000 sirios

                          ¡Argentina aceptó más sirios que Alemania!
                          Blog:
                          El Tablero de Cronos

                          Comentario


                          • Re: Los problemas en Europa

                            Argentina, es receptora y acogedora tradicional de extranjeros, de hecho existe una comunidad de sirios muy importante.

                            El asunto es que esa gente venga por su propia voluntad, no que no nos sea enviada por la UE, por ej. el Sr. Hollande, pues nos puede ocurrir lo mismo que a USA con los Marielitos, o lo que ya paso con los laosianos.

                            Comentario


                            • Re: Los problemas en Europa

                              La debilidad de la banca portuguesa aboca a otra reordenación del sector

                              EL PAÍS - JAVIER MARTÍN - Lisboa 6 MAR 2016 - 00:01 CET
                              El Gobierno socialista de Portugal está preocupado por la situación del sector financiero del país. Lo admiten fuentes próximas al Ejecutivo. La banca pública supone por depósitos el 40% del mercado, pero el 93% de las pérdidas del sector. En un año, deberá aumentar capital en Caixa Geral y vender Novo Banco al precio que sea, como hizo con Banif en diciembre. A la vez, el país asiste a una concentración de la banca privada en manos extranjeras, principalmente españolas. Para afrontar el problema, se elaboran nuevas leyes y se ultiman operaciones corporativas en una nueva reordenación del sector

                              El problema de los bancos portugueses, cree Maria Cabanyes, vicepresidenta sénior de Moody’s, es la cantidad de préstamos problemáticos que siguen aflorando. En 2008, el sector acumulaba un 2% de créditos fallidos; en 2015, el 13%. Este es un problema portugués. Pero también hay uno europeo: los bajos márgenes de rentabilidad en el negocio. El último banco español llegado a Portugal, Bankinter, no esconde las incertidumbres. “El sector financiero portugués afronta un exceso de capacidad, problemas de solvencia, necesidades de capital, caída de la rentabilidad, presión de los márgenes, lo que derivará en un profundo proceso de reestructuración y consolidación”, dice José Luis Vega, que dirige la integración de Bankinter en Portugal.

                              En el caso de la reestructuración de la banca española, Europa puso para el rescate una bolsa de 100.000 millones, de los que se utilizó el 40%; en Portugal se ha empleado el 50%, aunque de un presupuesto menor, de 12.000 millones.



                              Más problemas

                              El neófito Gobierno socialista ha heredado deberes que tenían que haber sido resueltos por el anterior Ejecutivo de centro derecha. Ahí están las ventas de Novo Banco y de Banif, donde el Estado tenía el 60,5%. En diciembre vendió Banif al Santander Totta por 150 millones pero libre de cargas, para lo cual el Estado tuvo que inyectar 2.255 millones (antes lo había capitalizado con 1.100). “Fue, sin duda, la solución más barata para el Estado”, señala uno de los protagonistas de la operación. Aún así, los socios parlamentarios del Gobierno, comunistas y Bloco de Esquerda, votaron en contra y la operación se salvó por el apoyo de los diputados de centro.

                              El Estado se ha quitado de encima un problema, pero le quedan más: Caixa Geral de Depósitos, (CGD) primer banco del país y 100% público, necesita este año una ampliación de capital. Desde la crisis, el Estado le prestó 900 millones. No ha devuelto nada todavía. Lleva cinco años con resultados negativos. En total, más de 2.000 millones. En ese tiempo, la CGD hizo frente a 5.000 millones de créditos impagados.

                              El ministro de Finanzas, Mário Centeno, ha confirmado que CGD seguirá siendo 100% pública, pero también que Novo Banco (NB) será vendido, pese a la oposición de los socios de izquierda del Gobierno. “La venta de NB es clave”, dice Cabanyes de Moody’s, “porque tiene implicaciones para el resto del sistema bancario”. La diferencia entre la inyección pública y lo recaudado subirá el déficit del Estado o saldrá del Fondo de Resolución de la Banca, lo que implicaría el hundimiento del sector.

                              En 2014 Moody’s subió su calificación de la banca de negativo a estable, y ahora observa acontecimientos. Uno de ellos despertó su desconfianza: el Banco de Portugal decidió trasladar deuda sénior (casi 2.000 millones) de Novo Banco al banco malo Espírito Santo. Por un lado, la medida facilita la venta de NB; por otro, asustó a los inversores internacionales. “Fue inesperado, creó volatilidad en el mercado y tuvo un impacto, volviendo más restrictivo el acceso de los bancos portugueses al mercado”, opina Cabanyes.

                              La directiva de Moody’s cree que la banca lusa necesita reforzar capital: “Están débiles en comparación con sus homólogos europeos, según nuestros cálculos”. Los cálculos de la agencia no son los del regulador portugués. La diferencia está en la consideración que la Comisión Europea hace de los créditos fiscales y la que hace el Banco de Portugal.

                              La venta de Novo Banco

                              Así como se promueve el fin del límite del derecho de votos en casos de opas, Centeno también plantea regularizar los activos por impuestos diferidos con las normas europeas para prevenir contratiempos. El anterior Gobierno permitió que esos créditos fiscales contribuyesen a las ratios de capital de los bancos; sin embargo, la CE, más pronto que tarde, va a considerarlos una ayuda ilegal, en cuyo caso las entidades financieras —sobre todo, el NB— deberán reforzar su capital.

                              Y en este panorama, el Gobierno se debe desprender de Novo Banco. Desaparecidos los chinos por su crisis, los favoritos para la adjudicación son entidades españolas. Si se recela de que la mayoría de la banca portuguesa acabe en manos extranjeras, aún más que sea casi exclusivamente española. La cuota de la banca española en Portugal era del 16% en 2014, del 20% el pasado año y en este alcanzará, si se confirma la opa de Caixabank sobre BPI, en el 30%. Su presencia aún es más importante si se observa que concentraría el 67% de los beneficios del sector en el pasado año.

                              Bankinter ha sido el último banco español en apostar por Portugal. El pasado otoño compró toda la red de Barclays, 84 oficinas con un millar de empleados y 177.000 clientes. Bankinter aspira a duplicar su cuota de mercado en banca privada y banca personal. El momento que vive el sector financiero portugués no asusta a su directivo José Luis Vega: “Es una coyuntura que guarda bastantes similitudes a la vivida en España en los últimos años. Estamos convencidos de que la difícil situación por la que atraviesa el sector más que un desafío es una oportunidad”.

                              La debilidad de la banca portuguesa aboca a otra reordenación del sector | Economía | EL PAÍS

                              Comentario


                              • Re: Los problemas en Europa

                                Cuando un Banco se conduce con criterio de banquero y con honestidad, no hay forma posible de que tenga pérdidas. Utiliza un bien - el dinero - que no tiene que comprar - solo lo alquila a una tasa de interés baja (tasa pasiva) y lo presta a ese mismo bien a una tasa superior (tasa activa). La diferencia entre tasa pasiva y activa (spread), es una de las formas en que los Bancos ganan dinero. Pero hay muchas, básicamente las comisiones que las Entidades Financieras estás autorizadas a cobrar de sus clientes y en el caso de los grandes Bancos, las extraordinarias comisiones que cobran (al inversor y al tomador) por su intermediación en la colocación de capitales. Aveces suelen prestar otros servicios, como por ejemplo, el de Cajas de Seguridad.

                                Con esto quiero decir que es absolutamente imposible no tener ganancias. Por supuesto con Gerenciamiento capacitado y que conozca sobre la materia y con un Directorio simplemente honesto.

                                Cuando los Bancos pierden plata es simplemente porque detrás de ello hay negocios ruinosos fruto de la corrupción. No hay otra razón para que pierdan.

                                Saludos

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X