Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas en Europa

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Re: Los problemas en Europa

    Berlín celebra la victoria de Macron pero ve con recelo sus ideas para la eurozona

    Merkel se opone a los eurobonos y defiende su superávit comercial sin acoger las propuestas francesas para los países del euro

    EL PAÍS - ANA CARBAJOSA / CLAUDI PÉREZ - Berlín / Bruselas 8 MAY 2017 - 22:02 CEST
    Mucha alegría, un torrente de felicitaciones y buenas palabras emanan desde Alemania el día después. Berlín, como el resto de capitales europeas, desborda entusiasmo. La victoria de Emmanuel Macron en Francia ha evitado que Francia acabara en manos de una presidenta eurófoba y ha frenado en seco la marea populista que amenazaba inundación. Pero las señales que emite Berlín anticipan también tensiones en el plano económico. El nuevo inquilino del Elíseo quiere un impulso para la eurozona. En cambio, el Gobierno de Angela Merkel ha dejado claro el lunes que las propuestas de Macron para compartir la deuda europea a través de eurobonos, la reducción del superávit comercial alemán o la reforma del pacto de estabilidad no están de momento sobre la mesa.

    Es pronto, advierten en Berlín. Hay que esperar a que haya un Gobierno en Francia y a que Merkel y Macron se sienten cara a cara. Pero es importante tener en cuenta además que el calendario político alemán tampoco ayuda. El 24 de septiembre la canciller Angela Merkel aspira a lograr un cuarto mandato y es muy consciente que cualquier guiño financiero a los países del sur, que los electores alemanes sientan que afecta a su cartera, podría pasarle factura.

    La victoria de Macron ha sido “espectacular”, ha dicho Merkel en una comparecencia este lunes ante la prensa. “Defiende un mundo abierto y está decididamente comprometido con la economía social de mercado”. Merkel ha alabado también su programa de reformas; una de las exigencias de Berlín para hablar de contrapartidas. “Me gustaría ayudar, en particular a reducir el desempleo en Francia”, ha dicho sin dar muchas más pistas.

    Pero llegado el momento de la concreción, las cosas se han empezado a torcer como era previsible. Y como ya sucedió con François Hollande. Ante la exigencia de que Alemania se esfuerce por equilibrar su balanza comercial, Merkel ha defendido el superávit comercial porque “está ligado a la calidad de nuestros productos” y ha pronosticado que en cualquier caso ese superávit está a la baja. “No veo por qué tenemos que cambiar nuestra política en este momento”, dijo aludiendo a las reglas de gasto europeas.

    Minutos antes, su portavoz, Steffen Seibert, echaba otro jarro de agua fría en otra comparecencia ante la prensa: “El Gobierno alemán continúa rechazando los eurobonos”, dijo en alusión al mecanismo que permitiría emitir títulos de créditos para aliviar la crisis de la deuda en Europa. Merkel ya dijo en su día que la mutualización de deuda en Europa no llegará "mientras yo viva". Preguntados los portavoces del Gobierno sobre las ideas del nuevo presidente francés de que los países de la eurozona compartan más responsabilidades, no ha habido respuestas para los periodistas. Tampoco sobre un posible reforma del pacto de estabilidad.

    Además de los eurobonos, Macron quiere un presupuesto de la eurozona para luchar contra las crisis y un ministro de Finanzas común para el euro, defiende el cambio de las reglas fiscales de la UE y el incremento de las inversiones y quiere que Berlín ataje su superávit comercial. Pero para buena parte de los políticos y también de la población alemana, ceder a estas políticas equivaldría a permitir que los países que no hacen sus deberes, los del sur, se aprovechen del poderío económico alemán. Alemania ve como un anatema cualquier cosa que se parezca a una unión de transferencias. Ya ha criticado con dureza al Banco Central Europeo por su programa de compra de bonos. Compartir más, piensan los alemanes, equivale a pagar sin obtener casi nada a cambio. “Lo normal es que en Berlín se encuentre una negativa a casi todo [en relación al euro], sea cual sea el nuevo Gobierno”, interpreta una fuente diplomática europea. En otros asuntos como la política exterior, los refugiados o los asuntos de defensa, el consenso es mucho mayor. “Alemania, por su forma de ejercer el liderazgo, necesita más que nunca a Francia después de la espantada de Reino Unido”, añaden las mismas fuentes.

    El dedo índice levantado

    Un comunicado del ministro de Exteriores alemán, emitido al poco de conocerse los resultados en Francia, había sin embargo albergado esperanzas de que el entusiasmo hubiera resquebrajado incluso el mantra de la austeridad. “Emmanuel Macron tiene que triunfar. Si fracasa, Le Pen será presidenta dentro de cinco años”, dijo el ministro socialdemócrata Sigmar Gabriel, cuyo partido gobierna en coalición con los democristianos de Merkel. “Los alemanes estamos llamados a apoyarle. Cualquiera que acometa reformas no puede estar obligado por la estricta austeridad al mismo tiempo. Esto impide invertir en crecimiento y crear empleo. Por eso, los tiempos de la ortodoxia político-financiera y el dedo índice levantado deben acabar”, añadió. Sus palabras fueron devoradas sin embargo horas más tarde por la canciller, que no respaldó los planteamientos de su titular de Exteriores.

    “Es posible que se acepte algún mecanismo de redistribución, pero ligado a proyectos determinados y sin que afecte al bolsillo de los ciudadanos. Veo difícil un cambio en el tema de los eurobonos”, opina Bert van Roosebeke, investigador jefe del Centrum für Europäische Politik de Friburgo. “Los alemanes son muy escépticos de que Francia vaya realmente a llevar a cabo las reformas que Berlín quiere y probablemente es poco realista pensar que Francia vaya a aplicar la austeridad que defiende Alemania”, piensa Carsten Nickel, analista político de Teneo. “Es muy difícil que haya cambios reales hacia una mayor interacción en la eurozona sin una presión fuerte de los mercados”, concluye.

    Macron es la nueva esperanza para Bruselas, que ve en el nuevo presidente francés una oportunidad para tratar de rehacer el eje francoalemán, desaparecido en los últimos años: desde que empezó la crisis, Alemania hace las propuestas y Francia les pone las comas. Bruselas ve con buenos ojos sus propuestas para el euro, pero asume que ninguna de ellas es posible hasta después de las elecciones alemanas. E incluso después: Berlín solo estudiará esas medidas si Macron consigue sacar adelante las reformas prometidas, algo que no será nada fácil si no consigue un apoyo amplio en la Asamblea Nacional.

    El euro necesita una reforma. Pero Alemania quiere más disciplina y nuevos mecanismos que hagan que los Estados miembros (básicamente, la propia Francia e Italia) hagan reformas dolorosas, mientras que Francia quiere instrumentos comunes como los eurobonos, una unión de transferencias que Berlín no va a permitir. Macron ha prometido hacer las reformas y reducir sutilmente el gasto público, al estilo Nórdico, para después buscar un nuevo frente francoalemán sobre el euro. Lo normal es que en Berlín se encuentre una negativa a casi todo, sea cual sea el nuevo Gobierno, con o sin el rocoso ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble. “El resto de Europa no debería pagar por lo que es bueno para Francia”, vienen a decir los alemanes, pese a que los socialdemócratas son más receptivos.

    El nein alemán se da por seguro. Pero Berlín lo tendrá más difícil que en el pasado: hasta ahora, su primera excusa para decir que no a todo era que Francia se negaba a reformarse. Si Macron saca adelante sus medidas en Francia, tendrá que buscarse una excusa nueva. Aunque ya casi la tiene: Italia tiene graves problemas en sus bancos y una economía estancada desde hace tres lustros, y aun así se resiste a reformarse. Más presión para Italia, que no va a tener donde esconderse. El mantra en Berlín, y en todos los países acreedores, es que antes de que haya cualquier tipo de mutualización de riesgos (risk sharing, en la jerga bruselense) tiene que haber reducción de riesgos: limitar, por ejemplo, la deuda pública que pueden comprar los bancos de cada país. Con la crisis de deuda aún fresca y un abultado endeudamiento en la periferia, media Europa no quiere oír hablar de eso ni en pintura. Al menos por ahora.

    Berlín celebra la victoria de Macron pero ve con recelo sus ideas para la eurozona | Internacional | EL PAÍS

    Comentario


    • Los problemas en Europa

      Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
      Uff, que mal. Extremo centro de nuevo. En resumen, que será medio aburrido, más o menos igual que ahora.

      Veo que Le Pen tiene la mayor parte de la campiña. Melenchon le fue mejor en el sur, y cerca de España.
      ¿Macron es de centro? ¿Por dónde? ¿Y qué cosa representan entonces las decididas profundizaciones de los tratados de libre comercio, del TPP, del TTIP que propone? ¿Acaso Macron no entró en el gobierno de François Hollande en 2014 con la misión de impulsar un giro hayekiano en la política económica? Ahora se presenta como un candidato “moderado” (¿?). Pero ¿qué propone Emmanuel Macron? En lo económico, el ex ministro propone “reducir el gasto (público) sin fragilizar el crecimiento”, una combinación que no ha conseguido llevar a la práctica durante sus dos años en el gobierno de Hollande. En el ámbito laboral, Macron quiere seguir el camino de flexibilización iniciado por la impopular reforma de 2016, facilitando aún más los despidos. Al fin y al cabo, ese fue uno de los principales objetivos de la llamada “Ley Macron” que promovió en 2015, cuando era ministro de Economía.

      Que de "centro" tiene este tipo. Lo que les han hecho creer.

      Comentario


      • Re: Los problemas en Europa

        Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
        ¿Macron es de centro? ¿Por dónde? ¿Y qué cosa representan entonces las decididas profundizaciones de los tratados de libre comercio, del TPP, del TTIP que propone? ¿Acaso Macron no entró en el gobierno de François Hollande en 2014 con la misión de impulsar un giro hayekiano en la política económica? Ahora se presenta como un candidato “moderado” (¿?). Pero ¿qué propone Emmanuel Macron? En lo económico, el ex ministro propone “reducir el gasto (público) sin fragilizar el crecimiento”, una combinación que no ha conseguido llevar a la práctica durante sus dos años en el gobierno de Hollande. En el ámbito laboral, Macron quiere seguir el camino de flexibilización iniciado por la impopular reforma de 2016, facilitando aún más los despidos. Al fin y al cabo, ese fue uno de los principales objetivos de la llamada “Ley Macron” que promovió en 2015, cuando era ministro de Economía.

        Que de "centro" tiene este tipo. Lo que les han hecho creer.
        En la Europa actual (UE) hay poco lugar para las ideologías de “barricadas”, o se esta con Europa (la Unión) o se esta fuera de ella… O se acepta el continuismo o se rompe con las ataduras y se van…
        Ya lo probaron los de izquierda en Grecia o los de la derecha de Le Pen…
        Lo que diga Macron, no es lo que el diga, si no lo que diga Alemania…ya ocurrió en Grecia y volverá a ocurrir con cualquiera que intente saltarse el guion dictado por Bruselas y el BCE.
        El ajuste, la reforma laboral, la inyección de los bancos, son normas igualitarias ya exigidas y puestas en práctica a Grecia, España, Portugal, Italia y ahora también le toca a Francia, izquierda derecha o centro, que importa el partido que gobierna…Las rebeliones se pagan caro, como ya lo probó Grecia…Y la opción “irse”, es aún mas incierta y difícil… ¿Qué proponía Le Pen? ¿Volver a empezar?

        Comentario


        • Re: Los problemas en Europa

          Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
          ¿Macron es de centro? ¿Por dónde? ¿Y qué cosa representan entonces las decididas profundizaciones de los tratados de libre comercio, del TPP, del TTIP que propone? ¿Acaso Macron no entró en el gobierno de François Hollande en 2014 con la misión de impulsar un giro hayekiano en la política económica? Ahora se presenta como un candidato “moderado” (¿?). Pero ¿qué propone Emmanuel Macron? En lo económico, el ex ministro propone “reducir el gasto (público) sin fragilizar el crecimiento”, una combinación que no ha conseguido llevar a la práctica durante sus dos años en el gobierno de Hollande. En el ámbito laboral, Macron quiere seguir el camino de flexibilización iniciado por la impopular reforma de 2016, facilitando aún más los despidos. Al fin y al cabo, ese fue uno de los principales objetivos de la llamada “Ley Macron” que promovió en 2015, cuando era ministro de Economía.

          Que de "centro" tiene este tipo. Lo que les han hecho creer.
          Disculpa. Pedí info de Macron, y Teodofredo me dio una sinopsis. Me pareció realista, y la califiqué de extremo centro.

          Teo ya contestó de todas maneras.

          *************
          *************
          De todos modos hay que ver como le va en la congresionales. Son dentro de poco, y con el porcentaje de la primera vuelta no va a hacer gran cosa.
          Blog:
          El Tablero de Cronos

          Comentario


          • Los problemas en Europa

            Cronos no está explicando nada porque está mezclando una cosa con otra, para mí la definición de centro extremo no es la correcta porque no existe economía de centro.

            Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
            Y la opción “irse”, es aún mas incierta y difícil… ¿Qué proponía Le Pen? ¿Volver a empezar?
            Estamos hablando de Macron, no de Le Pen ella no gano las elecciones.

            Comentario


            • Re: Los problemas en Europa

              Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
              Cronos no está explicando nada porque está mezclando una cosa con otra, para mí la definición de centro extremo no es la correcta porque no existe economía de centro.


              Estamos hablando de Macron, no de Le Pen ella no gano las elecciones.
              Por eso mismo, porque con Macrón nada cambia...Seguirá Francia bajo las órdenes de Alemania, como hasta ahora y como ocurrió en los últimos 20 años... Vuelvo a repetir, la incógnita (al igual que ocurrió en Grecia) podía venir de la mano de Le Pen...pero perdió...Pues entonces mas de los mismo para los próximos 5 años...

              Comentario


              • Los problemas en Europa

                No me dices nada nuevo, yo hablaba del falso centrismo de Macron.

                Comentario


                • Re: Los problemas en Europa

                  Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
                  Cronos no está explicando nada porque está mezclando una cosa con otra, para mí la definición de centro extremo no es la correcta porque no existe economía de centro.


                  Estamos hablando de Macron, no de Le Pen ella no gano las elecciones.
                  Te refieres entonces a que el término "extremo centro" es un error. No me lo parece. Para mi el "centro" es llevar una política que mezcla mucho neoliberalismo(económico) con algunas medidas socialistas tipo "estado de bienestar", y una de sus características es no intentar cosas nuevas ni que puedan causar líos.

                  Extremo centro sería llevar el inmovilismo a nuevas cotas. Un gobierno, aunques sea centro, intenta venderse como novedoso y hasta puede inventar algo. Hollande empezó queriendo ser centro. Pero si al final no hace sino recetas de sobra conocidas, mantiene la política interior y exterior igual que como la encontró, y económicamente mantiene el mismo rumbo que tenía, para mi es extremo centro. No espero que me sorprenda con alguna iniciativa.
                  Blog:
                  El Tablero de Cronos

                  Comentario


                  • Re: Los problemas en Europa

                    Originalmente publicado por Lyon83 Ver Mensaje
                    No me dices nada nuevo, yo hablaba del falso centrismo de Macron.
                    No tengo nada nuevo que decir, porque tampoco hay ninguna novedad ni cambio alguno en Macron.
                    Las posturas ideológicas y la retórica para vender un producto, terminan cuando se baja de la tribuna y llega el momento de hacer realidad lo que uno promete...en la Argentina le llaman "vender humo"

                    Comentario


                    • Los problemas en Europa

                      Pues yo estoy hablando del falso centrismo de Macron y tú me sales con otras respuestas.

                      Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
                      Te refieres entonces a que el término "extremo centro" es un error. No me lo parece. Para mi el "centro" es llevar una política que mezcla mucho neoliberalismo(económico) con algunas medidas socialistas tipo "estado de bienestar", y una de sus características es no intentar cosas nuevas ni que puedan causar líos.

                      Extremo centro sería llevar el inmovilismo a nuevas cotas. Un gobierno, aunques sea centro, intenta venderse como novedoso y hasta puede inventar algo. Hollande empezó queriendo ser centro. Pero si al final no hace sino recetas de sobra conocidas, mantiene la política interior y exterior igual que como la encontró, y económicamente mantiene el mismo rumbo que tenía, para mi es extremo centro. No espero que me sorprenda con alguna iniciativa.
                      El querer conservar el statu quo hayekiano no te hace ser de centro extremo, sino un conservador, partiendo de esa premisa, se puede decir lo mismo de Obama, Blair y Bachelet que acabó secundando a Bush; o recientemente, a Obama que acabó siendo el “segundo piso” de Bush.

                      Es ser de centro extremo proponer incentivos tributarios para las grandes empresas, al más puro estilo de Reagan y Thatcher.

                      Hollande nunca intento nada, solo demostró ser sólo una versión de PSOE, con algo de discurso social, aparte de intervenir en guerras humanitarias.

                      La UE ya no es el continente de los DD.HH. y la democracia. Cada vez se liberalizan más los negocios y se reducen más los derechos. Igual pasa con EE.UU.

                      Comentario


                      • Re: Los problemas en Europa

                        El querer conservar el statu quo hayekiano no te hace ser de centro extremo, sino un conservador,
                        Es que la palabra "conservador" incluye muchas cosas más allá de la economía. Hay varios asuntos culturales que un conservador quiere auspiciar (incluso con iniciativas novedosas), que a un centro realmente no le importa.
                        Blog:
                        El Tablero de Cronos

                        Comentario


                        • Re: Los problemas en Europa

                          Merkel advierte a Europa de que ya no puede confiar en EE UU y Reino Unido

                          Merkel: “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”

                          La canciller asegura que los puentes con los aliados se han roto y que la fuerza reside ahora en la unidad continental


                          EL PAÍS - ANA CARBAJOSA - Berlin - 28 MAY 2017 - 22:26 CEST
                          Europa ya no puede contar Estados Unidos y con Reino Unido tampoco, al menos no como antes. O lo que es lo mismo: la Unión Europea no es la que era antes del Brexit y la alianza transatlántica no es ni la sombra de la que fue en la era pre-Trump. Esa es la imagen que ha devuelto el espejo de las cumbres de la OTAN en Bruselas y del G7 en Taormina (Italia), donde ha cristalizado una realidad en gestación desde hace ya varios meses. “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos”, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, el domingo en Múnich con Trump recién regresado a EE UU.

                          Los puentes se han roto y ahora toca mirar hacia dentro, buscar la fuerza en la unidad europea, con el eje franco-alemán como motor, explicó la canciller en Baviera, durante un mitin celebrado bajo una carpa con mesas corridas, típicas de la fiesta de la cerveza.

                          “Los tiempos en los que podíamos depender completamente de otros, hasta cierto punto han terminado. Es mi experiencia de estos últimos días”, especificó Merkel en Múnich, al sur de Alemania. Merkel habló ante una multitud entusiasta que bebía cerveza, algunos de ellos ataviados con los trajes típicos bávaros, en un evento de la CSU, el partido hermano de la CDU de Merkel, y a cuatro meses de las elecciones generales. “Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino”, a la vez que matizó que “naturalmente, contando con la amistad con Estados Unidos, Reino Unido y con relaciones de buena vecindad con otros países cuando sea posible, también con Rusia”.

                          La cumbre de los siete países más industrializados —Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido— celebrada a finales de semana en Taormina y la cumbre de la OTAN previa en Bruselas han ofrecido resultados decepcionantes para los europeos. El presidente de EE UU, Donald Trump, en su primera gira internacional, se ha resistido a sumarse a los esfuerzos globales para combatir el cambio climático, ha discrepado de los europeos en asilo y refugio, ha rehusado respaldar la defensa colectiva en el marco de la OTAN y ha insultado a los alemanes a cuenta de su superávit comercial. Merkel calificó las negociaciones sobre el clima y la negativa de Washington a secundar el acuerdo de París de “muy difíciles por no decir insatisfactorias”.

                          “El acuerdo de París es tan importante, que no debe haber cesiones”, dijo Merkel tras el G7, en alusión al pacto alcanzado hace dos años en la capital francesa y con el que la comunidad internacional aspira a frenar el calentamiento global poniendo límite a las emisiones de contaminantes de efecto invernadero. Trump afirmó a través de Twitter que esta semana anunciará su decisión final acerca de la posición estadounidense respecto al acuerdo de París. Una fuente francesa indicó al Financial Times que la discusión sobre el clima en Sicilia llegó a ser “tensa y antagonista”.

                          La canciller alemana había insistido en la necesidad de la unidad europea en las últimas semanas, a raíz de la elección del presidente francés, Emmanuel Macron, un europeísta convencido que aspira a profundizar y avanzar en la construcción del proyecto comunitario. Pese a las discrepancias sobre el diseño de la arquitectura de la eurozona y las posibles transferencias a Bruselas, Berlín quiere también construir una Europa más fuerte que ejerza de contrapeso a las derivas nacionalistas y proteccionistas que florecen a ambos márgenes del Atlántico. Ese convencimiento alemán de que la cohesión europea resulta vital en los tiempos que corren ha quedado certificado a ojos de la canciller, tras la traumática experiencia de los últimos días, en la que consensos que parecían garantizados han vuelto a estar sobre la mesa.

                          La resaca de Taormina plantea además un dilema para Berlín con vistas a la reunión del G20 de la que Alemania es anfitriona y que se celebrará a principios de julio en Hamburgo. El Gobierno alemán no aspiraba a alcanzar grandes acuerdos en Hamburgo, pero sí al menos a que sirviera para apuntalar la multilateralidad en un momento de contracción transatlántica. La experiencia de las cumbres del G7 y de la OTAN no permiten ahora albergar grandes esperanzas.

                          Merkel: “Los europeos tenemos que tomar el destino en nuestras manos” | Internacional | EL PAÍS

                          Comentario


                          • Re: Los problemas en Europa

                            Pues bien habría que recordarles a muchos políticos europeos el refrán que dice: "mas vale tarde que nunca..."
                            Aunque ya demasiado tarde y con un costo de miles de millones de euros, mercados agrícolas arruinados, de la energía e hidrocarburos, financieros, inmobiliarios, etc...
                            Tomaron decisiones ridículas y espantosas, apuntalando el interés y en beneficio de EE.UU. (e Inglaterra), por encima de los intereses de Europa...Muy bien...ahora se dan cuenta 5 o 6 años después que los han dejado con el c..o al aire como suele decirse...O con otro refrán: "sin el pan y sin las tortas"...porque EE.UU. se cortó sola o en todo caso de la mano de Inglaterra (su verdadero aliado de toda la vida) y encima logró quitarlo de la UE y dinamitar con una carga de profundidad la estabilidad y la credibilidad de toda la Unión...como ya hemos visto con la proliferación de la idea de separarse y destruir la unidad, que se puso de moda en toda la UE...Tarde para lamentarse...

                            Comentario


                            • Re: Los problemas en Europa

                              CAUSA DEL DESENCUENTRO

                              A.C
                              La política comercial alemana fue de nuevo una de las causantes del desencuentro entre Berlín y Washington. El semanario Der Spiegel asegura que el presidente Trump dijo, en la reunión de líderes europeos en Bruselas, que “los alemanes son malos, muy malos”, en relación al superávit comercial alemán, que tanto irrita en Washington. “Fíjense en los millones de coches que venden a EE UU. Es terrible. Hay que pararlo”, dijo Trump, según la revista.

                              Gary Cohn, asesor económico de la Casa Blanca, minimizó después las declaraciones del presidente. “Dijo que [los alemanes] eran malos en comercio, pero no tiene problemas con los alemanes en general”, afirmó Cohn ante la prensa en el G7. El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker negó que Trump usara esas palabras y acusó a la prensa de exagerar.

                              Versiones aparte, la canciller alemana le explicó a Trump en el G7 que el superávit alemán responde a razones que exceden el margen de maniobra de Berlín. Que los principales causantes del desajuste de la balanza comercial que beneficia a la economía alemana son las políticas monetarias del Banco Central Europeo y el precio del petróleo. La competitividad del made in Germany, tiene además que ver con la calidad de los productos destinados a la exportación, argumentan desde Berlín.

                              Fuente; Diario El País

                              Comentario


                              • Re: Los problemas en Europa

                                Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                                Pues bien habría que recordarles a muchos políticos europeos el refrán que dice: "mas vale tarde que nunca..."
                                Aunque ya demasiado tarde y con un costo de miles de millones de euros, mercados agrícolas arruinados, de la energía e hidrocarburos, financieros, inmobiliarios, etc...
                                Tomaron decisiones ridículas y espantosas, apuntalando el interés y en beneficio de EE.UU. (e Inglaterra), por encima de los intereses de Europa...Muy bien...ahora se dan cuenta 5 o 6 años después que los han dejado con el c..o al aire como suele decirse...O con otro refrán: "sin el pan y sin las tortas"...porque EE.UU. se cortó sola o en todo caso de la mano de Inglaterra (su verdadero aliado de toda la vida) y encima logró quitarlo de la UE y dinamitar con una carga de profundidad la estabilidad y la credibilidad de toda la Unión...como ya hemos visto con la proliferación de la idea de separarse y destruir la unidad, que se puso de moda en toda la UE...Tarde para lamentarse...

                                Y, además, los dejan con la herencia de los refugiados y con un terrorismo creciente, con muchos otros países recelosos de cualquier propuesta que inicie con "A la UE le parecería conveniente que..." y con más enemigos -o por lo menos adversarios- de los que tenían hace unos años.

                                Pero bueno, por ahí los responsables irán pasando a puestos en el FMI, el Banco Mundial, Naciones Unidas, etc. como premio por sus servicios y por la traición a sus propios países.

                                Saludos

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X