Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Adonde va Venezuela?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • El suicidio de Venezuela - Lecciones de un estado fallido

    Por Moisés Naím y Francisco Toro. (publicado Dic 2018)


    El ex líder cubano Fidel Castro y el ex presidente venezolano Hugo Chávez leyeron una copia del periódico Granma del Partido Comunista de Cuba, La Habana, Cuba, junio de 2011.


    C
    onsideremos dos países latinoamericanos. La primera es una de las democracias más antiguas y más fuertes de la región. Cuenta con una red de seguridad social más fuerte que cualquiera de sus vecinos y está progresando en su promesa de brindar atención médica gratuita y educación superior a todos sus ciudadanos. Es un modelo de movilidad social y un imán para inmigrantes de toda América Latina y Europa. La prensa es libre, y el sistema político está abierto; los partidos opuestos compiten ferozmente en las elecciones y regularmente alternan el poder pacíficamente. Rechazó la ola de juntas militares que afectaron a algunos países latinoamericanos en la dictadura. Gracias a una larga alianza política y profundos vínculos comerciales y de inversión con los Estados Unidos, sirve como sede de América Latina para una gran cantidad de corporaciones multinacionales. Cuenta con la mejor infraestructura de Sudamérica.

    El segundo país es una de las naciones más empobrecidas de América Latina y su dictadura más reciente . Sus escuelas se encuentran medio desiertas. El sistema de salud ha sido devastado por décadas de subinversión, corrupción y abandono; Las enfermedades de larga desaparición, como la malaria y el sarampión, han regresado. Sólo una pequeña élite puede permitirse el lujo de comer. Una epidemia de violencia la ha convertido en uno de los países más asesinos del mundo. Es la fuente de la migración de refugiados más grande de América Latina en una generación., con millones de ciudadanos huyendo solo en los últimos años. Casi nadie (aparte de otros gobiernos autocráticos) reconoce sus elecciones falsas, y la pequeña porción de los medios de comunicación que no están bajo el control directo del estado todavía sigue la línea oficial por temor a represalias. Para fines de 2018, su economía se habrá reducido casi a la mitad en los últimos cinco años. Es un importante centro de tráfico de cocaína , y los agentes de poder clave en su elite política han sido acusados ​​en los Estados Unidos por cargos de drogas. Los precios se duplican cada 25 días. El principal aeropuerto está en gran parte desierto, utilizado por solo un puñado de compañías aéreas que transportan pocos pasajeros hacia y desde el mundo exterior.


    El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hace un gesto junto al presidente de Cuba, Miguel DÃ*az-Canel, durante su reunión en el palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela, mayo de 2018.
    El presidente venezolano, Nicolás Maduro, hace un gesto al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, durante su reunión en el palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela, mayo de 2018

    Estos dos países son, de hecho, el mismo país, Venezuela, en dos momentos diferentes: a principios de los años 70 y en la actualidad. La transformación que ha sufrido Venezuela es tan radical, tan completa y tan total que es difícil de creer que se haya producido sin una guerra. ¿Qué pasó con Venezuela? ¿Cómo fueron las cosas tan mal?

    La respuesta corta es el chavismo. Bajo el liderazgo de Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, el país ha experimentado una mezcla tóxica de política destructiva, autoritarismo y cleptocracia en aumento, todo bajo un nivel de influencia cubana que a menudo se asemeja a una ocupación. Cualquiera de estas características habría creado enormes problemas por sí mismo. Todos juntos tramaron una catástrofe. Hoy, Venezuela es un país pobre y un estado fallido y criminalizado dirigido por un autócrata en deuda con una potencia extranjera. Las opciones restantes para revertir esta situación son escasas; el riesgo ahora es que la desesperanza empujará a los venezolanos a considerar la posibilidad de apoyar medidas peligrosas, como una invasión militar dirigida por Estados Unidos, que podría empeorar una mala situación.

    ADVENIMIENTO DEL CHAVISMO

    Para muchos observadores, la explicación de la difícil situación de Venezuela es simple: bajo Chávez, el país tuvo un caso fuerte de socialismo y todos los desastres subsiguientes provienen de ese pecado original. Pero Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Nicaragua y Uruguay también han elegido gobiernos socialistas en los últimos 20 años. Aunque cada uno ha luchado política y económicamente, ninguno, aparte de Nicaragua, ha implosionado. En cambio, varios han prosperado.

    Si no se puede culpar al socialismo por la desaparición de Venezuela, tal vez el petróleo sea el culpable. La etapa más calamitosa de la crisis de Venezuela ha coincidido perfectamente con la fuerte caída en los precios internacionales del petróleo que comenzó en 2014. Pero esta explicación también es insuficiente. El declive de Venezuela comenzó hace cuatro décadas, no hace cuatro años. Para el 2003, el PIB por trabajador de Venezuela ya había disminuido en un desastroso 37 por ciento desde su pico de 1978, precisamente el descenso que primero llevó a Chávez a ocupar el cargo. Además, todos los estados del mundo sufrieron un grave shock de ingresos en 2014 como resultado de la caída de los precios del petróleo. Sólo Venezuela no pudo soportar la presión.

    Los conductores del fracaso de Venezuela son más profundos. Décadas de declive económico gradual abrieron el camino para que Chávez, un demagogo carismático unido a una ideología obsoleta, tomara el poder y estableciera una autocracia corrupta modelada y en deuda con la dictadura de Cuba. Aunque la crisis precedió al ascenso de Chávez al poder, su legado y la influencia de Cuba deben estar en el centro de cualquier intento de explicación.

    Chávez nació en 1954 en una familia de clase media baja en un pueblo rural. Se convirtió en un oficial militar de carrera con una beca de béisbol y pronto fue reclutado en secreto en un pequeño movimiento de izquierda que pasó más de una década conspirando para derrocar al régimen democrático. Estalló en la conciencia nacional de Venezuela el 4 de febrero de 1992, cuando lideró un intento de golpe de estado infructuoso. Esta desventura lo llevó a la cárcel, pero lo convirtió en un improbable héroe popular que encarnaba la creciente frustración con una década de estancamiento económico. Después de recibir un indulto, lanzó una oferta externa para la presidencia en 1998 y ganó de manera aplastante, cambiando el sistema bipartidista que había anclado la democracia venezolana durante 40 años.

    ¿Qué impulsó la explosión de la ira populista que llevó a Chávez al poder? En una palabra, la decepción. El desempeño económico estelar que Venezuela había experimentado durante cinco décadas antes de la década de 1970 se había agotado, y el camino hacia la clase media había comenzado a estrecharse. Como señalaron los economistas Ricardo Hausmann y Francisco Rodríguez, "Para 1970, Venezuela se había convertido en el país más rico de América Latina y uno de los veinte países más ricos del mundo, con un PIB per cápita superior al de España, Grecia e Israel, y solo el 13 por ciento. más bajo que el del Reino Unido ”. Pero a principios de la década de 1980, un mercado petrolero debilitado había puesto fin a la era de rápido crecimiento. La disminución de los ingresos del petróleo significó recortes en el gasto público, programas sociales reducidos, devaluación de la moneda, inflación descontrolada, una crisis bancaria, y el aumento del desempleo y las privaciones para los pobres. Aun así, la ventaja inicial de Venezuela fue tal que cuando Chávez fue electo, tenía un ingreso per cápita en la región que solo era superado por Argentina.

    Otra explicación común del aumento de Chávez sostiene que fue impulsado por la reacción de los votantes contra la desigualdad económica, que a su vez fue impulsada por la corrupción generalizada. Pero cuando Chávez llegó al poder, los ingresos se distribuyeron más equitativamente en Venezuela que en cualquier país vecino. Si la desigualdad determinara los resultados electorales, entonces un candidato similar a Chávez hubiera sido más probable en Brasil, Chile o Colombia, donde la brecha entre los acomodados y todos los demás era mayor.

    Es posible que Venezuela no haya estado colapsando en 1998, pero se había estancado y, en algunos aspectos, retrocediendo, ya que los precios del petróleo cayeron a solo $ 11 por barril, lo que llevó a una nueva ronda de austeridad. Chávez fue brillante en la minería del descontento resultante. Sus elocuentes denuncias de desigualdad, exclusión, pobreza, corrupción y la elite política arraigada se enojaron con los votantes que luchaban, que se sentían nostálgicos por un período anterior y más próspero. La elite política y empresarial tradicional inepta y complaciente que se opuso a Chávez nunca estuvo cerca de igualar su toque popular.

    Los venezolanos apostaron por Chávez. Lo que obtuvieron no fue solo un forastero empeñado en cambiar el status quo, sino también un ícono izquierdista latinoamericano que pronto tuvo seguidores en todo el mundo. Chávez se convirtió tanto en un spoiler como en la atracción estrella en las cumbres mundiales, así como en un líder de la creciente ola mundial de sentimientos antiamericanos provocada por la invasión de Irak por el presidente estadounidense George W. Bush. En casa, moldeado por su carrera en el ejército, Chávez tenía una inclinación por el poder centralizador y una profunda intolerancia a la disidencia. Se propuso neutralizar no solo a los políticos de la oposición sino también a los aliados políticos que se atrevieron a cuestionar sus políticas. Sus colaboradores rápidamente vieron en qué dirección soplaba el viento: desaparecieron los debates sobre políticas y el gobierno siguió una agenda radical con poca previsión y sin un escrutinio real.

    Un decreto presidencial de 2001 sobre la reforma agraria, que Chávez dictó sin consulta ni debate, fue una muestra de lo que vendrá. Rompió grandes granjas comerciales y las entregó a cooperativas campesinas que carecían de los conocimientos técnicos, las habilidades de gestión o el acceso al capital para producir a escala. La producción de alimentos colapsó. Y en un sector tras otro, el gobierno de Chávez promulgó políticas igualmente contraproducentes. Expropió empresas petroleras de propiedad extranjera sin compensación y se las entregó a designaciones políticas que carecían de la experiencia técnica para dirigirlas. Nacionalizó las empresas de servicios públicos y el principal operador de telecomunicaciones, dejando a Venezuela con una escasez crónica de agua y electricidad y algunas de las velocidades de conexión a Internet más lentas del mundo.. Se incautó de las compañías de acero, lo que provocó que la producción cayera de 480,000 toneladas métricas por mes antes de la nacionalización, en 2008, a nada efectivo hoy. Resultados similares siguieron a la incautación de empresas de aluminio, empresas mineras, hoteles y aerolíneas.

    En una empresa expropiada tras otra, los administradores estatales eliminaron los activos y cargaron las nóminas con los amigos de Chávez. Cuando inevitablemente se encontraron con problemas financieros, recurrieron al gobierno, que pudo rescatarlos. Para el 2004, los precios del petróleo se habían disparado nuevamente, llenando las arcas del gobierno con petrodólares, que Chávez gastó sin restricciones, controles ni responsabilidad. Además de eso, estaban los préstamos fáciles de China , que estaba feliz de otorgar crédito a Venezuela a cambio de un suministro garantizado de petróleo crudo. Al importar lo que la economía venezolana no pudo producir y pedir prestado para financiar un auge del consumo, Chávez pudo proteger temporalmente al público del impacto de sus políticas desastrosas y retener una popularidad sustancial.

    Pero no todos estaban convencidos. Los trabajadores de la industria petrolera fueron de los primeros en dar la alarma sobre las tendencias autoritarias de Chávez. Se declararon en huelga en 2002 y 2003, exigiendo una nueva elección presidencial. En respuesta a las protestas, Chávez despidió a casi la mitad de la fuerza laboral en la compañía petrolera estatal e impuso un régimen arcano de control de cambio de divisas. El sistema se transformó en un pozo de corrupción, ya que los amigos del régimen se dieron cuenta de que el arbitraje entre el tipo de cambio autorizado por el estado y el mercado negro podría generar fortunas de la noche a la mañana. Esta raqueta de arbitraje creó una elite extraordinariamente rica de cleptócratas relacionados con el gobierno. A medida que esta cleptocracia en ciernes perfeccionaba el arte de desviar las ganancias del petróleo en sus propios bolsillos, las estanterías de las tiendas venezolanas quedaron vacías.

    Todo fue dolorosamente predecible, y ampliamente predicho. Pero mientras los expertos locales e internacionales sonaban más ruidosos, más se aferraba el gobierno a su agenda. Para Chávez, las terribles advertencias de los tecnócratas eran una señal de que la revolución estaba en el camino correcto .

    PASANDO LA ANTORCHA

    En 2011, Chávez fue diagnosticado con cáncer. Los mejores oncólogos en Brasil y Estados Unidos se ofrecieron a tratarlo. Pero optó por buscar una cura en Cuba, el país en el que confió no solo para tratarlo, sino también para ser discreto sobre su condición. A medida que su enfermedad avanzaba, su dependencia de La Habana se profundizó y el misterio sobre el estado real de su salud creció. El 8 de diciembre de 2012, un enfermo Chávez hizo una última aparición en televisión para pedir a los venezolanos que hicieran de Maduro, entonces vicepresidente, su sucesor. Durante los siguientes tres meses, Venezuela se gobernó espectralmente y por control remoto: decretos emanados de La Habana con la firma de Chávez, pero nadie lo vio, y se especuló que ya había muerto. Cuando la muerte de chávezfinalmente se anunció, el 5 de marzo de 2013, que lo único que estaba claro en medio de la atmósfera de secreto y ocultamiento era que el próximo líder de Venezuela continuaría con la tradición de la influencia cubana.

    Chávez había mirado durante mucho tiempo a Cuba como un plan para la revolución, y acudió al presidente cubano, Fidel Castro, para pedirle consejo en momentos críticos. A cambio, Venezuela envió petróleo: la ayuda energética a Cuba (en la forma de 115,000 barriles por día vendidos con un gran descuento) tuvo un valor de casi mil millones de dólares al año para La Habana. La relación entre Cuba y Venezuela se convirtió en algo más que una alianza. Ha sido, como lo dijo el mismo Chávez, "una fusión de dos revoluciones". (Inusualmente, el socio principal de la alianza es más pobre y más pequeño que el socio menor, pero mucho más competente que domina la relación). Cuba tiene cuidado de mantener su huella ligera: realiza la mayoría de sus consultas en La Habana en lugar de Caracas.

    No se le escapó a nadie la atención de que el líder Chávez ungido para sucederlo había dedicado su vida a la causa del comunismo cubano. En su adolescencia, Maduro se unió a un partido marxista pro cubano en Caracas. En sus 20 años, en lugar de ir a la universidad, buscó entrenamiento en la escuela de La Habana para que los cuadros internacionales se convirtieran en un revolucionario profesional. Como ministro de Relaciones Exteriores de Chávez desde 2006 hasta 2013, rara vez se había llamado la atención: solo su lealtad inquebrantable a Chávez y a Cuba impulsaron su ascenso a la cima. Bajo su liderazgo, la influencia de Cuba en Venezuela se ha generalizado. Ha acumulado puestos clave en el gobierno con activistas entrenados en organizaciones cubanas, y los cubanos han llegado a ocupar papeles delicados dentro del régimen venezolano. Los informes diarios de inteligencia que Maduro consume, por ejemplo,

    Con la guía cubana, Maduro ha recortado profundamente las libertades económicas y ha borrado de la política e instituciones del país todos los rastros restantes del liberalismo. Él ha continuado y ampliado la práctica de Chávez de encarcelar, exiliar o prohibir a los líderes de la oposición de la vida política que se hicieron demasiado populares o difíciles de cooptar. Julio Borges, un líder clave de la oposición, huyó al exilio para evitar ser encarcelado, y Leopoldo López, el líder más carismático de la oposición, se ha movido de un lado a otro entre una prisión militar y un arresto domiciliario. Más de 100 presos políticos permanecen en las cárceles, y los informes de tortura son comunes. Las elecciones periódicas se han vuelto ridículas, y el gobierno ha despojado a la Asamblea Nacional controlada por la oposiciónde todos los poderes. Maduro ha profundizado las alianzas de Venezuela con varios regímenes antiamericanos y occidentales, recurriendo a Rusia en busca de armas, ciberseguridad y experiencia en la producción de petróleo; a China por financiamiento e infraestructura; a Belarús para la construcción de viviendas; y a Irán para la producción de automóviles.

    Cuando Maduro rompió los últimos vínculos que quedaban en las alianzas tradicionales de Venezuela con Washington y otras democracias latinoamericanas, perdió el acceso a un buen consejo económico. Rechazó el consenso de los economistas de todo el espectro político: aunque advirtieron sobre la inflación, Maduro optó por apoyarse en los consejos de Cuba y en los asesores de política marxistas marginales que le aseguraron que no habría consecuencias para compensar los déficits presupuestarios con dinero recién acuñado. . Inevitablemente, se produjo un ataque devastador de hiperinflación.

    Una combinación tóxica de la influencia cubana, la corrupción desenfrenada, el desmantelamiento de los controles y equilibrios democráticos y la absoluta incompetencia han mantenido a Venezuela atrapada en políticas económicas catastróficas. Dado que las tasas de inflación mensual son de tres dígitos, el gobierno improvisa respuestas políticas que están destinadas a empeorar la situación.

    ANATOMIA DE UN COLAPSO

    Casi todas las democracias liberales productoras de petróleo, como Noruega, el Reino Unido y los Estados Unidos, eran democracias antes de convertirse en productoras de petróleo. Las autocracias que han encontrado petróleo, como Angola, Brunei, Irán y Rusia, no han podido dar el salto a la democracia liberal. Durante cuatro décadas, Venezuela parecía haber superado milagrosamente estas probabilidades: se democratizó y se liberalizó en 1958, décadas después de encontrar petróleo.

    Pero las raíces de la democracia liberal venezolana resultaron ser poco profundas. Dos décadas de mala economía diezmaron la popularidad de los partidos políticos tradicionales, y un demagogo carismático, montado en la ola de un auge petrolero, entró en la brecha. Bajo estas condiciones inusuales, fue capaz de barrer toda la estructura de los controles y equilibrios democráticos en solo unos pocos años.

    Cuando finalizó el declive del auge del precio del petróleo en 2014, Venezuela perdió no solo los ingresos petroleros de los que había dependido la popularidad e influencia internacional de Chávez, sino también el acceso a los mercados de crédito extranjeros. Esto dejó al país con un gran exceso de deuda: los préstamos tomados durante el auge del petróleo todavía tenían que ser atendidos, aunque de un flujo de ingresos muy reducido. Venezuela terminó con políticas que son típicas de las autocracias que descubren petróleo: una oligarquía depredadora y extractiva que ignora a las personas normales mientras permanecen en silencio y que las reprime violentamente cuando protestan.

    La crisis resultante se está convirtiendo en el peor desastre humanitario en la memoria en el hemisferio occidental. Las cifras exactas del colapso del PIB de Venezuela son notoriamente difíciles de conseguir, pero los economistas estiman que es comparable a la contracción del 40 por ciento del PIB de Siria desde 2012, luego del estallido de su devastadora guerra civil. La hiperinflación ha alcanzado un millón por ciento por año, lo que ha llevado al 61 por ciento de los venezolanos a vivir en la pobreza extrema, y ​​el 89 por ciento de los encuestados dice que no tiene dinero para comprar alimentos suficientes para sus familias y el 64 por ciento informa que ha perdido un promedio de 11 kilogramos (alrededor de 24 libras) de peso corporal debido al hambre. Alrededor del diez por ciento de la población —2,6 millones de venezolanos— han huido a países vecinos.

    El estado venezolano se ha rendido principalmente a la prestación de servicios públicos como atención médica, educación e incluso vigilancia policial; la violencia represiva y de mano dura es lo último que queda para que los venezolanos puedan confiar en que el sector público cumpla sistemáticamente. Ante las protestas masivas en 2014 y 2017, el gobierno respondió con miles de arrestos, golpizas brutales y torturas, y el asesinato de más de 130 manifestantes.

    Mientras tanto, los negocios criminales se llevan a cabo cada vez más, no desafiando al estado, o incluso simplemente en connivencia con el estado, sino directamente a través de él. El tráfico de drogas ha surgido junto con la producción de petróleo y el arbitraje monetario como una fuente clave de ganancias para aquellos que están cerca de la élite gobernante, con altos cargos y miembros de la familia del presidente que enfrentan cargos de narcóticos en los Estados Unidos. Una pequeña élite conectada también ha robado activos nacionales en un grado sin precedentes. En agosto, una serie de empresarios vinculados al régimen fueron acusados ​​en los tribunales federales de Estados Unidos por intentar lavar más de $ 1,2 mil millones en fondos obtenidos ilegalmente, solo uno de los más vertiginosos fraudes ilegales que forman parte del saqueo de Venezuela. Todo el cuadrante sureste del país se ha convertido en un campamento minero ilegal explotador, donde personas desesperadas desplazadas de las ciudades por el hambre prueban suerte en minas inseguras manejadas por bandas criminales bajo protección militar. En todo el país, las pandillas de las prisiones, que trabajan en asociación con las fuerzas de seguridad del gobierno, ejecutan lucrativas trampas de extorsión que las convierten en la autoridad civil de facto. Las oficinas del Tesoro, el banco central y la compañía petrolera nacional se han convertido en laboratorios donde se traman delitos financieros complicados. A medida que la economía de Venezuela se colapsó, las líneas que separaban al estado de las empresas criminales desaparecieron. Las oficinas del Tesoro, el banco central y la compañía petrolera nacional se han convertido en laboratorios donde se traman delitos financieros complicados. A medida que la economía de Venezuela se colapsó, las líneas que separaban al estado de las empresas criminales desaparecieron. Las oficinas del Tesoro, el banco central y la compañía petrolera nacional se han convertido en laboratorios donde se traman delitos financieros complicados. A medida que la economía de Venezuela se colapsó, las líneas que separaban al estado de las empresas criminales desaparecieron.

    EL DILEMA VENEZOLANO

    Cada vez que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con un líder latinoamericano, insiste en que la región haga algo por la crisis venezolana. Trump instigó a su propio equipo de seguridad nacional por alternativas "fuertes", en un momento dado que hay "muchas opciones" para Venezuela y que "no va a descartar la opción militar". El senador republicano Marco Rubio de Florida también coqueteó con una respuesta militar. El secretario de Defensa James Mattis, sin embargo, se ha hecho eco de un sentimiento común del aparato de seguridad de los Estados Unidos al declarar públicamente: "La crisis venezolana no es un asunto militar". Todos los países vecinos de Venezuela también han expresado su oposición a un ataque armado contra Venezuela.

    Y con razón. Las fantasías de Trump sobre la invasión militar son profundamente erróneas y extremadamente peligrosas. Aunque un asalto militar liderado por Estados Unidos probablemente no tendría ningún problema para derrocar a Maduro en el corto plazo, lo que viene después podría ser mucho peor, como lo saben muy bien los iraquíes y los libios: cuando las potencias externas derrocan a los autócratas que se sientan sobre estados fallidos Es mucho más probable que siga el caos que la estabilidad, y mucho menos la democracia.

    No obstante, Estados Unidos continuará enfrentando presiones para encontrar alguna forma de detener el colapso de Venezuela. Cada iniciativa emprendida hasta ahora ha servido solo para resaltar que hay, en realidad, poco lo que Estados Unidos puede hacer. Durante la administración de Obama, los diplomáticos estadounidenses intentaron involucrar directamente al régimen. Pero las negociaciones resultaron inútiles. Maduro usó las conversaciones mediadas internacionalmente para neutralizar las protestas callejeras masivas: los líderes de la protesta suspendían las manifestaciones durante las conversaciones, pero los negociadores chavistas solo entrometían, parcelando concesiones menores diseñadas para dividir a sus oponentes mientras ellos mismos se preparaban para la próxima ola de represión. Los vecinos de Estados Unidos y Venezuela parecen haber comprendido finalmente que, tal como están las cosas, las negociaciones solo juegan en las manos de Maduro.

    Los otros países latinoamericanos finalmente comprenden que la inestabilidad de Venezuela se extenderá inevitablemente a través de sus fronteras.

    Algunos han sugerido el uso de duras sanciones económicas para presionar a Maduro para que renuncie. Los Estados Unidos lo han intentado. Pasó varias rondas de sanciones, tanto bajo las administraciones de Obama como de Trump, para evitar que el régimen emita nuevas deudas y obstaculice la operación financiera de la compañía petrolera estatal. Junto con Canadá y la UE, Washington también ha implementado sanciones contra funcionarios específicos del régimen, congelando sus activos en el extranjero e imponiendo restricciones de viaje. Pero tales medidas son redundantes: si la tarea es destruir la economía venezolana, ningún conjunto de sanciones será tan efectivo como el propio régimen. Lo mismo es cierto para un bloqueo de petróleo: la producción de petróleo ya está en caída libre.


    Washington puede agudizar su política al margen. Por un lado, debe poner más énfasis en una pista cubana: poco se puede lograr sin la ayuda de La Habana, lo que significa que Venezuela debe estar al frente y en el centro de cada contacto que Washington y sus aliados tienen con La Habana. Los Estados Unidos pueden utilizar una red más amplia para contrarrestar la corrupción, evitando que no solo los funcionarios corruptos, sino también sus líderes y sus familias disfruten de los frutos de la corrupción, el narcotráfico y la malversación. También podría trabajar para convertir el embargo de armas existente en los Estados Unidos en uno global. El régimen de Maduro debe estar restringido en su intención autoritaria con políticas que se comuniquen claramente a sus compinches, que seguir ayudando al régimen los dejará aislados en Venezuela y que, por lo tanto, el único modo de salir es recurrir al régimen.

    Después de un largo período de vacilaciones, los otros países latinoamericanos finalmente están comprendiendo que la inestabilidad de Venezuela inevitablemente traspasará sus fronteras. A medida que la "ola rosa" de centro-izquierda de los primeros años de este siglo retrocede, una nueva cohorte de líderes más conservadores en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú ha inclinado el equilibrio regional contra la dictadura de Venezuela, pero la falta de acciones procesables. Las opciones los acosan, también. La diplomacia tradicional no ha funcionado e incluso ha fracasado. Pero también lo tiene la presión. Por ejemplo, en 2017, los países latinoamericanos amenazaron con suspender la membresía de Venezuela en la Organización de los Estados Americanos. El régimen respondió retirándose unilateralmente de la organización , mostrando cuán poco le importa la presión diplomática tradicional.

    Los exasperados vecinos de Venezuela ven cada vez más la crisis a través del prisma del problema de los refugiados que ha creado; están ansiosos por detener el flujo de personas desnutridas que huyen de Venezuela y ponen nuevas tensiones en sus programas sociales. A medida que aumenta la reacción populista contra la llegada de refugiados venezolanos, algunos países latinoamericanos parecen tentados a cerrar la puerta, una tentación a la que deben resistir, ya que sería un error histórico que solo empeoraría la crisis. La realidad es que los países latinoamericanos no tienen idea de qué hacer con Venezuela. Puede que no haya nada que puedan hacer, excepto aceptar refugiados, lo que al menos ayudará a aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano.


    PODER PARA LA GENTE

    Hoy en día, el régimen está tan firmemente arraigado que un cambio de caras es mucho más probable que un cambio de sistema. Tal vez Maduro sea expulsado por un líder un poco menos incompetente que sea capaz de hacer que la hegemonía cubana en Venezuela sea más sostenible. Tal resultado solo significaría una petro-kleptocracia dominada por extranjeros más estables, no un retorno a la democracia. E incluso si las fuerzas de oposición—O un ataque armado liderado por Estados Unidos— de alguna manera logró reemplazar a Maduro con un gobierno completamente nuevo, la agenda sería desalentadora. Un régimen sucesor tendría que reducir el enorme papel que desempeñan los militares en todas las áreas del sector público. Tendría que comenzar de cero en la restauración de servicios básicos en salud, educación y cumplimiento de la ley. Tendría que reconstruir la industria petrolera y estimular el crecimiento en otros sectores económicos. Tendría que deshacerse de los traficantes de drogas, los estafadores de la prisión, los mineros depredadores, los financieros criminales adinerados y los extorsionadores que se han adherido a todas las partes del estado. Y tendría que hacer todos estos cambios en el contexto de un entorno político tóxico, anárquico y una grave crisis económica.

    Dada la magnitud de estos obstáculos, es probable que Venezuela permanezca inestable durante mucho tiempo. El desafío inmediato para sus ciudadanos y sus líderes, así como para la comunidad internacional, es contener el impacto del declive de la nación. A pesar de toda la miseria que han experimentado, el pueblo venezolano nunca ha dejado de luchar contra el mal gobierno. A partir de este verano, los venezolanos seguían organizando cientos de protestas cada mes. La mayoría de ellos son asuntos locales de base con poco liderazgo político, pero muestran a la gente con la voluntad de luchar por sí mismos.

    ¿Es eso suficiente para alejar al país de su camino sombrío y actual? Probablemente no. La desesperanza está impulsando a más y más venezolanos a fantasear con una intervención militar dirigida por Trump, que ofrecería un deus ex machina fervientemente deseado para una gente sufrida. Pero esto equivale a una fantasía de venganza poco aconsejable , no una estrategia seria.

    En lugar de una invasión militar, la mejor esperanza de los venezolanos es asegurarse de que no se extingan las parpadeantes protestas y la disidencia social y que la resistencia a la dictadura se mantenga. Aunque pueda parecer una perspectiva desesperada, esta tradición de protesta podría algún día sentar las bases para la recuperación de las instituciones cívicas y las prácticas democráticas. No será simple, y no será rápido. Recuperar un estado del borde del fracaso nunca lo es.-------------------------------------------

    FUENTE: https://www.foreignaffairs.com/artic...zuelas-suicide
    Editado por última vez por Kóshkil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8016-kóshkil en 24/03/2019, 13:44.

    Comentario


    • El texto traído por Kóshkil es

      ABSOLUTAMENTE DEFINITIVO.


      Destaco para que todos tengan en mente lo que significa una dictadura de izquierda populista:

      "La hiperinflación ha alcanzado un millón por ciento por año, lo que ha llevado al 61 por ciento de los venezolanos a vivir en la pobreza extrema, y ​​el 89 por ciento de los encuestados dice que no tiene dinero para comprar alimentos suficientes para sus familias."



      El caso Venezuela no es absolutamente una excepción, es REGLA.


      léase:

      Susurros - La vida privada en la Rusia de Stalin de Orlando Figes.

      Comentario


      • Originalmente publicado por P51 Mustang Ver Mensaje

        La verdad Lexur que tu empeño en hacer propaganda barata en este foro suena equivocado, te aconsejo que te dediques a facebook o twiter, aca tus comentarios mueven a risa, o para hablar en argentino nos hacer "cagar de risa", consultado con tus jefes, Raul Castro etc, ...y te deseo tengas hoy para cenar un plato de arroz colombiano...
        pudiese responder con el mismo nivel que tu, pero prefiero no mostral mi ignorancia en publico.

        Comentario


        • Originalmente publicado por Tutankhamon Ver Mensaje
          El texto traído por Kóshkil es

          ABSOLUTAMENTE DEFINITIVO.


          Destaco para que todos tengan en mente lo que significa una dictadura de izquierda populista:

          "La hiperinflación ha alcanzado un millón por ciento por año, lo que ha llevado al 61 por ciento de los venezolanos a vivir en la pobreza extrema, y ​​el 89 por ciento de los encuestados dice que no tiene dinero para comprar alimentos suficientes para sus familias."



          El caso Venezuela no es absolutamente una excepción, es REGLA.


          léase:

          Susurros - La vida privada en la Rusia de Stalin de Orlando Figes.
          ajajjajajajajaajjaja, el 61 % de la poblacion en pobreza extrema....?. ¡ es en serio ! y el 89 % de las encuestas dice que no tienen para comer ni menos comprar alimentos......ajajajaja lo que uno tiene que leer, vaya me entero que el 61 % de los Venezolanos somos fakires, cada dia se aprende algo nuevo, yo diria que es un onanismo supremo, es el santo grial de los deseos de nuestros enemigos y de los adoradores de el genocida mayor, pero es muy revelador leerlos, no solo es gratificante, es desestrezante, los felicito a ambos con sus post apocaliticos, nos damos cuenta que el nivel neurologico de los enemigos "ideologicos "es un poco mas que el de la vieja chismosa y alcahueta de el edificio, de corazon gracias,gracias.........

          Comentario


          • Originalmente publicado por Tutankhamon Ver Mensaje
            El texto traído por Kóshkil es

            ABSOLUTAMENTE DEFINITIVO.


            Destaco para que todos tengan en mente lo que significa una dictadura de izquierda populista:

            "La hiperinflación ha alcanzado un millón por ciento por año, lo que ha llevado al 61 por ciento de los venezolanos a vivir en la pobreza extrema, y ​​el 89 por ciento de los encuestados dice que no tiene dinero para comprar alimentos suficientes para sus familias."



            El caso Venezuela no es absolutamente una excepción, es REGLA.


            léase:

            Susurros - La vida privada en la Rusia de Stalin de Orlando Figes.
            Hola amigo Tutankhamon!

            Como dice el conocido refrán, lo único definitivo son los impuestos y la muerte, jaja!..., de esos no se salva nadie!

            Yo navego la web buscando diferentes fuentes y comentarios lo más objetivos posible (en el sentido que me aporten datos e información más que meras opiniones) para informarme al respecto..., son todas verdades subjetivas por supuesto pero en la intersección de ellas, tal como si fueran Diagramas de Venn, creo que podemos encontrar algo parecido a una imagen más o menos equilibrada de la realidad de las cosas.

            Es indudable que hay información dura que confirma determinados hechos en Venezuela que son innegables, por ejemplo: se trata de una dictadura, por ende no hay imperio del estado de derecho; hay una asociación de estamentos gubernamentales con bandas narco-criminales, etc...., sin embargo, esto es solo la punta de un iceberg cuyo tamaño no se conoce acabadamente, dado que los individuos en control del gobierno venezolano lo ocultan ex-professo para continuar enriqueciéndose en medio de semejante tragedia nacional.

            Este escrito que traje al foro me parece valioso porque hace un buen análisis y desarrollo desde los inicios del fenómeno chavista hasta hoy, explicando cómo - para los autores-Venezuela se malogró como país...; a mí cómo argentino me parece importante repasar este proceso y sus lecciones, porque Argentina ya lo vivió con Perón (quien era altamente admirado y hasta emulado por Hugo Chávez), y estuvo a punto de repetirlo cuando Scioli cayo por escasos 2.7% de los votos contra Macri..., esto marca una vigencia de los "postulados" kirchneristas que es escalofriante...; a lo cual la mala gestión de Cambiemos (especialmente en el frente de la adminstración fiscal) ha coadyuvado para que se establezca un piso electoral del populismo kirchnerista de aprox 30% del padrón electoral. Por eso los argentinos debemos tener bien presente al caso venezolano; es un espejo donde sin duda no nos gustaría mirarnos, sin embargo, la sociedad ha coqueteado peligrosamente cerca de él.

            Saludos!
            Editado por última vez por Kóshkil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8016-kóshkil en 25/03/2019, 08:34.

            Comentario



            • Ah, ah, ah .... Realmente de estas nadie escapa.

              Pero el amigo concluyó lo que pensaba. El texto es una clase sobre la historia y muy ponderada, al punto de decir que una acción militar de EEUU sería catastrófica en términos humanitarios.

              Gran abrazo.

              Comentario


              • bueno, es lindo ver este auto masaje dual y sobre todo,pasan por harto,muchas cosas y situaciones, pero bueno ellos se entienden.

                Comentario


                • Documentos bancarios prueban que el testaferro de Maduro ocultó en Suiza 5.600 millones de dólares de la corrupción chavista

                  El empresario Raúl Gorrín, propietario de la compañía de seguros La Vitalicia y la cadena privada de TV Globovisión en Venezuela, es investigado por la Justicia de los EEUU. Su relación con el dictador y con Diosdado Cabello



                  Acusado de lavado de dinero, conspiración y soborno por los EEUU, Raúl Gorrín, presidente del canal televisivo Globovisión y socio financiero del chavismo, vuelve a estar en el foco por la publicación de unos documentos que prueban transferencias multimillonarias en Suiza. Publicados por El Confidencial, las evidencias revelan que Gorrín movió entre 2011 y 2013 no menos de 5.600 millones de dólares procedentes de caudales públicos de Venezuela.

                  Él y su socio Gustavo Perdomo eran los últimos beneficiarios de 10 cuentas en los bancos EFG Bank de Zurich y Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) de Ginebra, desde donde se recibieron y ordenaron cientos de transferencias millonarias.




                  https://www.infobae.com/america/vene...ares-en-suiza/

                  Comentario


                  • Es sencillo, si está identificado el dinero seguro sera confiscado.

                    Comentario


                    • El tiempo le juega en contra a Guaidó

                      Alemania no reconoce a Otto Gebauer como embajador venezolano

                      El diario alemán "Neue Osnabrücker Zeitung" informó que Berlín no otorgará el estatus de embajador a Otto Gebauer. La respuesta alemana se debe a que ya expiró el plazo máximo de 30 días que tenía Guaidó para convocar elecciones según la Constitución venezolana.

                      El reconocimienteo de Guaidó com "presidente interirno autoprolcamado"por parte del Ministerio Alemán de Asuntos Exteriores, no tiene en los hechos vigencia legal era una proclamación política y como toda medida política puede cambiar en cualquier momento según las circunstancias.

                      Comentario


                      • Originalmente publicado por DarwinII Ver Mensaje
                        El tiempo le juega en contra a Guaidó

                        Alemania no reconoce a Otto Gebauer como embajador venezolano

                        El diario alemán "Neue Osnabrücker Zeitung" informó que Berlín no otorgará el estatus de embajador a Otto Gebauer. La respuesta alemana se debe a que ya expiró el plazo máximo de 30 días que tenía Guaidó para convocar elecciones según la Constitución venezolana.

                        El reconocimienteo de Guaidó com "presidente interirno autoprolcamado"por parte del Ministerio Alemán de Asuntos Exteriores, no tiene en los hechos vigencia legal era una proclamación política y como toda medida política puede cambiar en cualquier momento según las circunstancias.
                        en verdad creen que esta opereta bufa y sin sentido llegaria a alguna parte ? no es mas que un globo de ensayo, pero donde usania esta usando todo su poder diplomatico,esto dice mucho de el T.O, que creen ustedes que pasara en nuestro emiferio, de concretarce esta demencia descomunal pero bien planificada ? pues que ese sera el alfa y omega de todos nuestros paises, ya sus votos no valdran nada, el presidente de turno en usania sera el emperador y el colocara proconsules en nuestros estados, nuestros paises seran valcanizados y crearan virreinatos como cuando la colonia, pero 2.0, en verdad es dificil entender la posicion de algunos por pura ceguera politica....... no pregunten por quien doblan las campanas.

                        Comentario


                        • De entrada México ya empezó a comprar gasolina a Venezuela más económica que la de EEUU, luego tenía Guaidó un periodo fatal o fecha límite para que hubiesen elecciones y ya pasó así que, no se sostiene ya su presidencia imaginaria.

                          Comentario


                          • Originalmente publicado por Caronte Ver Mensaje
                            De entrada México ya empezó a comprar gasolina a Venezuela más económica que la de EEUU, luego tenía Guaidó un periodo fatal o fecha límite para que hubiesen elecciones y ya pasó así que, no se sostiene ya su presidencia imaginaria.
                            si asi tengo entendido que comenzaron a comprarnos gasolina, mexico tiene un panorama nada claro, pues son el vecino mas cercano de el despota de turno en usania, trump y comitiva, hace rato que cambiaron las estructuras de el mundo tal como la conocemos, estan destruyendo no solamente el derecho internacional si no a la onu misma, aparte de el ataque directo a la corte internacional penal, estan tratando de implantar la ley de la selva, la de el mas fuerte sobrevive, saben que el nacimiento de un nuevo orden mundial es cuestion de tiempo, ellos tipicos de su comportataramiento arrogante, se adelantaron a los hechos para tratar de que ese orden mundial sea su tan preciada y kabalitica centuria dorada, por eso estan usando la intimidacion tipica de maton de barrio, pero para bien o mal, ya el cambio comenzo y es indetenible, el problema es si despues de toda esta voragine tendremos planeta en pie, o en espacio, regresando a temas mas mundanos,como dije antes, guaido es solo un pelele un don nadie, nadie lo conocia solo hace 2 meses atras ahora de la nada es "presidente" lo mismo diera un perro o un muñeco mopper, lo que pasa es que atras esta el poderio de usania y el deep
                            government,

                            Comentario


                            • NOTICIA PUBLICADA EN ESPAÑA:
                              Venezuela denuncia que Argentina no aprobó permisos para vuelo de repatriados


                              AGENCIA EFE - Caracas - 12 abr. 2019



                              El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza. EFE/Archivo

                              El Gobierno de Nicolás Maduro denunció este jueves que las autoridades de Argentina no han aprobado los permisos necesarios para el vuelo de los venezolanos que tienen previsto regresar a su país el viernes en el marco del plan "Vuelta a la Patria", que adelanta el Ejecutivo de Venezuela.

                              "Denunciamos que el gobierno de Argentina no ha aprobado los permisos necesarios para el vuelo humanitario del #PlanVueltaALaPatria programado para mañana 12 de abril, violentando los derechos humanos de 90 compatriotas que desean regresar a casa, a su tierra: Venezuela", dijo en Twitter el canciller, Jorge Arreaza.

                              https://www.efe.com/efe/america/port...000064-3950950
                              __________________________________________________ _______________________________________

                              PD.: ¿Alguien sabe de esto en Argentina, que se publica en España?
                              ¿ Quizás solo problemas técnicos en la aeronave o de documentos de los inmigrantes o algo así...??

                              Comentario


                              • Eh....?
                                Será que ninguno quiere volver.....

                                En una dictadura se puede hacer eso. Tan acostumbrado a hacerlo está don (In)Maduro que cree que en otros lugares lo hacen también....
                                Ni Página12 levantó noticia sobre esto.....

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X