Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Datos de la economía argentina

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Presión impositiva: una pyme argentina que paga todos sus impuestos en tiempo y forma deja de ser rentable

    Según un informe privado en base a los datos relevados por el Banco Mundial, la Argentina lidera un ránking global que analiza el peso fiscal que sufre la producción con un porcentaje de 106% sobre la ganancia neta para las pequeñas y medianas presas

    7 de enero de 2020





    La Argentina lidera a nivel global la presión impositiva a la producción
    La Argentina tiene una presión impositiva total similar a la de muchos países desarrollados, entre ellos Canadá, Japón a los Estados Unidos, y superior a la de economías emergentes, como China, México o Chile. Pero los impuestos a la producción —los que gravan a las empresas— ubican al país en una situación única a nivel global.


    “En la Argentina la presión impositiva a la producción es, por amplio margen, la mayor entre todas las economías relevantes del planeta”, señaló un informe de la consultora Data Driven Argentina, que fue elaborado para Industriales Pymes Argentinos (IPA) en base a estadísticas del Banco Mundial.

    Una pyme argentina que paga todos los impuestos, en promedio, da pérdida

    De acuerdo con los datos relevados, la presión impositiva total en Argentina, expresada como el ratio de ingresos fiscales sobre el PBI, llegó al 35% en 2017: por cada $100 pesos generados por los argentinos, el Estado —en sus tres niveles— se quedó con $35.





    Esa proporción deja a la Argentina por encima de todos los países de Sudamérica, que tienen un promedio de 23%, y por sobre el grupo de países conocidos como BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), donde el porcentaje promedio es de 28%. Sin embargo, la presión impositiva argentina es superada por varios de los miembros europeos de la OCDE, que tienen en promedio un 41%, entre ellos Francia, Noruega y Finlandia, que ocupan el podio con más del 50%.





    Fuente: Banco Mundial
    Sin embargo, según las estadísticas del Banco Mundial, la Argentina lidera a nivel global la presión impositiva a la producción: representa el 106% de la ganancia neta —antes de impuestos— de una pyme. “Dicho más claro, una pyme argentina que paga todos los impuestos, en promedio, da pérdida”, señaló el informe de Data Driven. Solo las Islas Comoras, de África, superan a la Argentina en este indicador.


    En octubre pasado, Infobae publicó esas estadísticas del Banco Mundial, donde se destacó que las empresas pymes de la Argentina destinan más que el total de lo que ganan para pagar todos sus impuestos.

    La presión fiscal a las empresas pymes en la Argentina está por encima del resto de los países de Sudamérica (que tienen un promedio de 49%) y de los BRICS

    “Lo más llamativo es la inversión de la relación entre presión fiscal y niveles de ingreso. Los países de la OCDE, el club de economías desarrolladas, cobran impuestos a la producción relativamente bajos, con un promedio de 41%, pese a que su presión fiscal total es alta”, detallaron desde Data Driven.


    El informe muestra que la presión fiscal en el resto de los países de Sudamérica tiene un promedio de 49% en los BRICS Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica alcanza un promedio de 50%. Muy por encima de las cifras de la Argentina.


    Desde 2002, el Banco Mundial, con la colaboración de la firma de auditoría Pwc, realiza el relevamiento “Doing Business", que mide distintos aspectos de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas de 183 economías de todo el mundo. Para hacerlo, toman una pyme industrial y comercial tipo: una empresa de responsabilidad limitada del tipo más común en cada país (una SRL o SA en el caso de la Argentina), de capital 100% nacional y con unos 60 empleados. Se trata de una firma industrial y comercial, que distribuye su producción en el mercado interno sin realizar exportaciones.


    Desde Data Driven señalaron cuáles son los principales tributos que afrontan las pequeñas y medianas empresas, ubicadas en la ciudad de Buenos Aires: ingresos brutos (3%), aportes patronales (23,5%), impuesto al cheque (0,6%), impuesto a las ganancias (30%), IVA (21%), entre los principales:





    Fuente: Data Driven
    En los últimos días, las empresas pymes locales, agrupadas en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señalaron que el 60% de las firmas del sector está perdiendo dinero y tendrá problemas para afrontar el adelanto de $4.000 para los trabajadores privados, a cuenta de futuras paritarias, que fue impulsado por el Gobierno.


    La entidad también solicitó créditos especiales con tasas diferenciales de disponibilidad inmediata y sin trabas burocráticas, para poder enfrentar estos compromisos, y un sistema de asistencia “REPRO express” para firmas con dificultades.







    https://www.infobae.com/economia/202...-ser-rentable/

    Comentario


    • Originalmente publicado por romantur Ver Mensaje
      Presión impositiva: una pyme argentina que paga todos sus impuestos en tiempo y forma deja de ser rentable

      Según un informe privado en base a los datos relevados por el Banco Mundial, la Argentina lidera un ránking global que analiza el peso fiscal que sufre la producción con un porcentaje de 106% sobre la ganancia neta para las pequeñas y medianas presas

      7 de enero de 2020





      La Argentina lidera a nivel global la presión impositiva a la producción
      La Argentina tiene una presión impositiva total similar a la de muchos países desarrollados, entre ellos Canadá, Japón a los Estados Unidos, y superior a la de economías emergentes, como China, México o Chile. Pero los impuestos a la producción —los que gravan a las empresas— ubican al país en una situación única a nivel global.


      “En la Argentina la presión impositiva a la producción es, por amplio margen, la mayor entre todas las economías relevantes del planeta”, señaló un informe de la consultora Data Driven Argentina, que fue elaborado para Industriales Pymes Argentinos (IPA) en base a estadísticas del Banco Mundial.
      Una pyme argentina que paga todos los impuestos, en promedio, da pérdida



      De acuerdo con los datos relevados, la presión impositiva total en Argentina, expresada como el ratio de ingresos fiscales sobre el PBI, llegó al 35% en 2017: por cada $100 pesos generados por los argentinos, el Estado —en sus tres niveles— se quedó con $35.





      Esa proporción deja a la Argentina por encima de todos los países de Sudamérica, que tienen un promedio de 23%, y por sobre el grupo de países conocidos como BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), donde el porcentaje promedio es de 28%. Sin embargo, la presión impositiva argentina es superada por varios de los miembros europeos de la OCDE, que tienen en promedio un 41%, entre ellos Francia, Noruega y Finlandia, que ocupan el podio con más del 50%.





      Fuente: Banco Mundial
      Sin embargo, según las estadísticas del Banco Mundial, la Argentina lidera a nivel global la presión impositiva a la producción: representa el 106% de la ganancia neta —antes de impuestos— de una pyme. “Dicho más claro, una pyme argentina que paga todos los impuestos, en promedio, da pérdida”, señaló el informe de Data Driven. Solo las Islas Comoras, de África, superan a la Argentina en este indicador.


      En octubre pasado, Infobae publicó esas estadísticas del Banco Mundial, donde se destacó que las empresas pymes de la Argentina destinan más que el total de lo que ganan para pagar todos sus impuestos.
      La presión fiscal a las empresas pymes en la Argentina está por encima del resto de los países de Sudamérica (que tienen un promedio de 49%) y de los BRICS



      “Lo más llamativo es la inversión de la relación entre presión fiscal y niveles de ingreso. Los países de la OCDE, el club de economías desarrolladas, cobran impuestos a la producción relativamente bajos, con un promedio de 41%, pese a que su presión fiscal total es alta”, detallaron desde Data Driven.


      El informe muestra que la presión fiscal en el resto de los países de Sudamérica tiene un promedio de 49% en los BRICS Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica alcanza un promedio de 50%. Muy por encima de las cifras de la Argentina.


      Desde 2002, el Banco Mundial, con la colaboración de la firma de auditoría Pwc, realiza el relevamiento “Doing Business", que mide distintos aspectos de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas de 183 economías de todo el mundo. Para hacerlo, toman una pyme industrial y comercial tipo: una empresa de responsabilidad limitada del tipo más común en cada país (una SRL o SA en el caso de la Argentina), de capital 100% nacional y con unos 60 empleados. Se trata de una firma industrial y comercial, que distribuye su producción en el mercado interno sin realizar exportaciones.


      Desde Data Driven señalaron cuáles son los principales tributos que afrontan las pequeñas y medianas empresas, ubicadas en la ciudad de Buenos Aires: ingresos brutos (3%), aportes patronales (23,5%), impuesto al cheque (0,6%), impuesto a las ganancias (30%), IVA (21%), entre los principales:





      Fuente: Data Driven
      En los últimos días, las empresas pymes locales, agrupadas en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señalaron que el 60% de las firmas del sector está perdiendo dinero y tendrá problemas para afrontar el adelanto de $4.000 para los trabajadores privados, a cuenta de futuras paritarias, que fue impulsado por el Gobierno.


      La entidad también solicitó créditos especiales con tasas diferenciales de disponibilidad inmediata y sin trabas burocráticas, para poder enfrentar estos compromisos, y un sistema de asistencia “REPRO express” para firmas con dificultades.







      https://www.infobae.com/economia/202...-ser-rentable/
      Muy bueno el informe Romantur. Por ello lo inteligente por parte del gobierno sería BAJAR LOS IMPUESTOS y MODIFICAR LAS LEYES LABORALES (no hablo de reducir los derechos laborales sino adecuarlos al mundo actual) de forma tal de posibilitar la generación de empleo, deduciendo paulatinamente el trabajo informal y a su vez que el pago de los impuestos a la producción no incida demasiado en la economía de la Pyme. Baja la porcentualidad de los impuestos pero incrementa cuantitativamente los ingresos fiscales.

      Pero además, con bajar los gastos institucionales del funcionamiento del Estado (gastos de la política) los costos de las transformaciones requeridas no serían soportadas solo por las fuerzas del trabajo con lo cual se lograría una rápida reactivación del país.

      Reduciendo entre el 1.5 al 2 % del PBI estos gastos innecesarios de la política, a presente y a futuro, nuestro país sería otro.

      Esto el gobierno debería hacerlo pasado los 180 días que se auto fijó para encaminar la crisis.

      ​​​​​​​Saludos,

      Comentario


      • Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje

        Muy bueno el informe Romantur. Por ello lo inteligente por parte del gobierno sería BAJAR LOS IMPUESTOS y MODIFICAR LAS LEYES LABORALES (no hablo de reducir los derechos laborales sino adecuarlos al mundo actual) de forma tal de posibilitar la generación de empleo, deduciendo paulatinamente el trabajo informal y a su vez que el pago de los impuestos a la producción no incida demasiado en la economía de la Pyme. Baja la porcentualidad de los impuestos pero incrementa cuantitativamente los ingresos fiscales.

        Pero además, con bajar los gastos institucionales del funcionamiento del Estado (gastos de la política) los costos de las transformaciones requeridas no serían soportadas solo por las fuerzas del trabajo con lo cual se lograría una rápida reactivación del país.

        Reduciendo entre el 1.5 al 2 % del PBI estos gastos innecesarios de la política, a presente y a futuro, nuestro país sería otro.

        Esto el gobierno debería hacerlo pasado los 180 días que se auto fijó para encaminar la crisis.

        ​​​​​​​Saludos,
        Gracias planeador!!! Esperemos que lo haga por el bien del país, hasta ahora no lo hizo nadie lamentablemente y por eso estamos como estamos.

        Comentario



        • Otro artículo que refuerza lo que he estado insistiendo:

          La prioridad (aparte del oro) debe ser ABSOLUTA para permitir proyectos de cobre.

          ¡Tenga en cuenta las reservas ya medidas, indicadas e inferidas en el asunto!

          - 65.000.000 toneladas de cobre

          El cobre absurdo no porta al menos Usd. 10 mil millones anuales de la balanza comercial.

          San Juan: Dos cupríferos locales aportaron para elevar las reservas de oro del país

          Un informe elaborado por la Secretaría de Política Minera de la Nación y publicado al finalizar la gestión anterior destaca que, en los últimos dos años, los proyectos de cobre Josemaría y Filo del Sol contribuyeron, junto a Agua Rica que está en Catamarca, con el 51% de las actuales reservas auríferas de la Argentina. Este trío reúne el 94% de las reservas del inventario nacional de cobre.


          De acuerdo con los últimos datos difundidos por la Secretaría de Política Minera de la Nación, en Argentina hay 10 proyectos de cobre avanzados, de los cuales 7, con las Evaluaciones Económicas Preliminares (PEA), van camino a la factibilidad y 3 tienen exploración avanzada. De esos diez, seis están en la provincia de San Juan: El Pachón, Josemaría, Filo del Sol, Los Azules, Altar y Valle de Chita. El resto son Agua Rica, San Jorge, Taca Taca y Río Grande. Conforme al inventario elaborado por la repartición hasta el 2019, los recursos identificados (reservas y recursos medidos indicados, y recursos inferidos) en cobre alcanzan los 65.133 kt.

          Algo para destacar de estos datos es que hay un altísimo potencial en materia de subproductos con el oro y la plata en estos proyectos cupríferos. Los recursos identificados de oro en los diez proyectos de cobre llegan a 48,596 koz, liderando la lista los proyectos Agua Rica y Josemaría. Mientras que los recursos identificados de plata que tienen son 862.950 koz, estando a la cabeza El Pachón y Los Azules. De esto se desprende que los proyectos de cobre que pudieron definir reservas también definieron reservas de oro y plata.

          Dentro de los diez proyectos que tienen plata en Argentina, hay cinco pórfidos de cobre: El Pachón, Los Azules, Filo del Sol y Altar, ubicados en San Juan, y Agua Rica que se encuentra en Catamarca. En cuanto a las reservas de oro, es destacable también que dentro de los primeros diez proyectos aparecen seis pórfidos de cobre y son Agua Rica, Josemaría, Taca Taca, Altar, Filo del Sol y Los Azules, en ese orden. San Juan: Dos cupríferos locales aportaron para elevar las reservas de oro del país 10/01/2020 | ARGENTINA | Minería | 63 lecturas | 0 Votos

          . (...) fuente: https://www.petrolnews.net/noticia.php?r=37446
          Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 10/01/2020, 13:41.

          Comentario


          • Los acreedores de la Provincia de Buenos Aires, enojados y desconcertados por el anuncio del gobernador de Axel Kicillof, creen que el conflicto puede escalar

            Afirman que no se justifica caer en una cesación de pagos por un pago de menos de USD 250 millones; aclaran que, cuando se cumplan los 10 días posteriores al vencimiento del 26 de enero, pedirán que se declare el default


            Los bonistas de la Provincia de Buenos Aires creen que la decisión del gobierno de Axel Kicillof de no pagar en término el bono que vence el 26 de este mes no tiene lógica económica y aclaran que pedirán el default cuando se cumplan los 10 días de gracia.

            Una fuente del mercado ligada a los acreedores de la principal provincia del país indicó a Infobae que “no tiene ningún sentido caer en un default por menos de 250 millones de dólares, sobre todo cuando la Provincia tiene los pesos para comprar esos dólares”.

            La fuente advirtió que los tenedores del bono BP 21 esperarán los 10 días estipulados en el contrato de los bonos luego del vencimiento del 26 de este mes (por USD 248 millones) y luego pedirán la “aceleración” del pago, lo que significa lisa y llanamente un default.

            Respecto de la posibilidad de que el gobierno de Kicillof consiga el 75% necesario para cambiar las condiciones del contrato del bono (por la cláusula de acción colectiva que tiene), la fuente expresó su escepticismo, por la atomización que hay entre los acreedores. El principal tenedor de este título emitido por el gobernador Daniel Scioli bajo ley de Nueva York es el fondo de inversión Fidelity.

            “O están muy seguros de que llegan a 75 por ciento para aplazar el pago y por eso sacaron esta cláusula para cambiar el plazo del pago con una solicitud de consentimiento, o están mal asesorados y se la juegan a todo o nada. En cualquier caso, es realmente ilógico”, expresó.

            Otra fuente que tiene un excelente diálogo con la administración Kicillof aseguró que a fines de la semana pasada el gobernador ya había decidido que reestructuraría este bono en forma unilateral, pese a que algunos acreedores le pedían una negociación para no tener que llegar a un default.

            Kicillof, que ya provocó el último default de la Argentina, en 2014, ahora se negó en forma rotunda a negociar y dijo que esperaría a ver qué hará el gobierno nacional con la deuda que debe reestructurar. Cuando fue ministro de Economía de Cristina Kirchner, desechó la propuesta del presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, de llegar a un acuerdo que hubiera resultado bastante más barato para el país que el debió negociar el gobierno de Mauricio Macri en 2016.

            “La provincia desde diciembre le viene diciendo a los acreedores que no tiene la plata para pagar y que buscaba un acuerdo para renegociar la deuda. Pero este es un escenario diferente en el que dice que no va a pagar sin consultarlos, para ganar tiempo mientras observa qué hace la Nación”, explicó esta fuente.

            De ahí la idea de algunos analistas de que hay cierta “coordinación” entre ambos gobiernos frente a los acreedores privados. La pregunta de un calificado analista del mercado es si un “evento crediticio” de la provincia de Buenos Aires no puede complicar los planes de recuperación de la economía que tenía en mente el gobierno nacional.

            “Lo que haga la provincia de Buenos Aires siempre es una señal clara de lo que puede pasar con la deuda nacional”, señaló este ejecutivo de un importante fondo de inversión de Nueva York.

            Más tajante, Alberto Bernal, dijo a Infobae desde Estados Unidos: “Si la provincia no paga y va a un default, se complicará la situación de toda la deuda y estaremos contando los días hasta que la Argentina enfrente una nueva crisis cambiaria, porque lo que pase en Buenos Aires, repercutirá en toda la economía del país"


            Fuente:
            https://www.google.com.br/?gws_rd=cr...Cg#q=google&*K

            Comentario


            • La inflación del 2019 fue de 53,8%, el valor más alto en casi 30 años

              El Indec dio a conocer el IPC de diciembre, que trepó 3,7%. Para enero, los analistas esperan un aumento del 3,8% impulsado por la inercia del año anterior y los aumentos en alimentos y bebidas

              Por Natalia Donato
              15 de enero de 2020
              ndonato@infobae.com





              La inflación en alimentos se vio impulsada por la suba del dólar
              Después de un 2018 con un nivel de precios que rozó el 50%, el año pasado finalmente cerró en el valor más alto de los últimos 28 años, según comunicó esta tarde el Indec.


              Tal como estaba previsto, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre se ubicó en 3,7%, lo que llevó a que el alza de precios en todo 2019 trepara al 53,8%. El rubro que mostró mayor inflación fue el de alimentos y bebidas, muy sensible a la variación del dólar, que casi que se duplicó en un año, al pasar de $ 38 a $ 63 entre enero y diciembre.


              Mientras que el nivel general de diciembre trepó 3,7%, los precios de los bienes subieron 3,3%, en tanto que los de los servicios lo hicieron 4,5%. A nivel acumulado, los incrementos ascendieron a 58,4% y 45,7%, respectivamente, según el organismo estadístico. A su vez, la inflación núcleo -la suba de precios de los productos que no son ni estacionales ni regulados- trepó a 3,7% en diciembre y alcanzó a 56,7% en todo el 2019.







              A través del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central, los analistas habían estimado una inflación para diciembre del 4,1%, dos décimas menos de la registrada en noviembre.


              “Nosotros estimamos una inflación mensual en diciembre por encima del 4%, más bien en torno a 4,5%, lo que arrojaría un acumulado anual de 55%. Además del empujón extra del pago de aguinaldos y el bono a jubilados, el impacto de los aumentos en el precio de las naftas al finalizar el congelamiento dispuesto luego de las PASO se sintió con fuerza durante el último mes del año", afirmó a Infobae la economista de Econviews, Lorena Giorgio.





              “También -agregó- tuvieron lugar incrementos en medicina prepaga (12%) y servicios de recreación vinculados al comienzo de las vacaciones de verano. La inercia inflacionaria se sintió principalmente en el rubro alimentos y bebidas, que es el de mayor peso en el indicador general”.


              Por su parte, Sebastián Martínez, de la consultora Abeceb, aseguró que “la dinámica de la inflación durante 2019 estuvo signada fundamentalmente por la elevada inercia heredada de la crisis cambiaria de 2018, la volatilidad propia del año electoral, el último sobresalto cambiario y aumentos precautorios o especulativos en esta última etapa (especialmente en alimentos) frente a la posibilidad de que se concreten acuerdos de precios compulsivos”.





              Sobre el final de 2019 hubo "aumentos precautorios" ante la inminencia de la aplicación de un acuerdo de precios, aseguraron en la consultora Abeceb
              Al igual que gran parte de sus colegas, para diciembre estimaron una inflación de 4%, nuevamente sostenida por aquellos bienes transables, especialmente alimentos, que siguen “sufriendo el pass-through del salto de $45 a $60 del dólar y de muchas remarcaciones precautorias”, recalcó el analista.


              Para los próximos meses, los economistas esperan una desaceleración de la inflación, aunque no tan importante debido a la fuerte inercia que arrastra la suba de precios y el propio programa monetario expansivo del gobierno para propiciar una pronta recuperación, que le van a poner un piso elevado, según Martínez.


              Según la analista de Econviews, la proyección para enero ronda el 3,8%, cifra que “si bien implica una desaceleración respecto a diciembre, aun se mantiene en niveles elevados, principalmente por la inercia que se arrastra desde el año pasado y el empujón del rubro alimentos y bebidas”.







              https://www.infobae.com/economia/202...-casi-30-anos/

              Comentario


              • Matías Kulfas: "Vamos a poner en marcha la política industrial 4.0"

                14 de Enero de 2020

                "Argentina tiene que instalar la agenda productiva del Siglo XXI. Vamos a definir el perfil productivo de la próxima década y queremos hacerlo con todos"

                Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, tomó juramento al equipo que lo acompañará en su gestión y señaló cuáles serán sus desafíos en la cartera productiva, que se propone "promover la recuperación de la producción y el empleo y fomentar una matriz productiva sustentable".

                "Hoy cumplimos 30 días. Fueron 30 días muy intensos en el que tuvimos diálogo con todos los sectores y queremos que ese espíritu de diálogo se refleje en una gestión más horizontal", sostuvo el ministro el pasado viernes, e indicó que el Ministerio trabajará para "poner a la Argentina de pie".

                "Estamos alineando todos los mecanismos para que los incentivos estén claros: salir de un modelo de especulación financiera y poner el eje en la producción y el trabajo”, puntualizó", agregó.

                Una agenda productiva del Siglo XXI

                Como parte de su discurso, el ministro destacó cuáles serán los objetivos de su gestión: "Argentina tiene que instalar la agenda productiva del Siglo XXI. Vamos a definir el perfil productivo de la próxima década y queremos hacerlo con todos. Vamos a poner en marcha la política industrial 4.0 e incorporar a la Argentina en la era de la electromovidlidad, que se desarrollará con tecnología generada en el país".

                "Vamos a generar cadenas productivas en recursos naturales que sean no extractivas sino inclusivas e incorporar la agenda de la industrialización verde, nuestro green new deal", añadió.

                El Gabinete lo integran Ariel Schale en la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa; Paula Español, al frente de la Secretaría de Comercio Interior y Guillermo Merediz en la Secretaría para la Pequeña y Mediana Empresa y Emprendedores.

                La Secretaría de Energía está encabezada por Sergio Lanziani; y Alberto Hensel está a cargo de la Secretaría de Minería (www.canal-ar.com.ar).



                Comentario


                • En el primer mes de gestión del Frente de Todos la deuda pública aumentó casi USD 12.000 millones

                  La Secretaría de Finanzas registró un nivel de USD 323.177 millones. En el último mes de Cambiemos el endeudamiento del sector público en su conjunto había crecido en USD 810 millones

                  Por Daniel Sticco
                  16 de enero de 2020






                  El nivel de la deuda pública, su expansión y, en particular, el perfil de vencimientos, tanto de la provincia de Buenos Aires como del conjunto del sector público ha vuelto a la primera plana de los medios de comunicación, por su impacto directo sobre el índice de riesgo país y la posibilidad de que la economía pueda retomar la senda de crecimiento y bajar la inflación.


                  En el Frente de Todos se han ocupado y preocupado por manifestar su malestar por la dinámica de la deuda pública durante los 4 años de Cambiemos, en particular por la alta proporción asumida en moneda extranjera, porque históricamente esa ha sido una de las principales debilidades de la economía argentina, generar divisas a través del comercio exterior y la atracción de inversiones productivas, junto con el estado de las finanzas públicas. Los recursos genuinos, como son el cobro de impuestos, la venta de activos y las rentas contables que generan el Banco Central y la Anses, principalmente, han resultado insuficientes para afrontar los gastos corrientes de funcionamiento del Estado y el pago de intereses de los préstamos acumulados.

                  En el primer mes de gestión del presidente Alberto Fernández, más allá de que asumió el 10 de diciembre, se observó una apreciable aceleración del endeudamiento del sector público: pasó de USD 311.287 millones en noviembre a USD 323.177 millones

                  Pero en el primer mes de gestión del presidente Alberto Fernández, más allá de que asumió el 10 de diciembre, se observó una apreciable aceleración del endeudamiento global del Gobierno, en comparación con USD 810 millones que se había incrementado en el último mes de Cambiemos, y sólo un cuarto del incremento se explica por variaciones de cambio y, principalmente por la parte indexada por la inflación, cláusula CER, en una amplia porción de la emisión de títulos públicos nacionales.





                  Así se desprende de los datos parciales de la Secretaría de Finanzas al que tuvo acceso Infobae, con un registro de USD 323.177 millones, y USD 320.742 millones si se excluye la porción “elegible pendiente de reestructuración”, los cuales significaron sendos aumentos de USD 11.890 millones y USD 11.872 millones, respecto del nivel de noviembre.




                  El rol del Banco Central


                  Un factor determinante de semejante punto de giro, tras un recorrido bajista desde un pico de USD 341.958 millones en julio de 2019 hasta USD 310.479 millones en octubre, y leve aceleración en noviembre, provocado por la decisión del entonces ministro de Economía Hernán Lacunza de “reperfilar los vencimientos” y cancelar operaciones de pases con un grupo de bancos, fue la decisión del gobierno de Alberto Fernández de volver a usar la asistencia financiera, a través de adelantos al Tesoro, del Banco Central, por USD 4.582 millones.


                  Mientras que otros USD 1.991 millones del incremento de la deuda pública en diciembre se explicó por el otorgamiento de avales (garantías), suman ahora USD 2.397 millones; USD 1.302 millones por emisión de pagarés del Tesoro; USD 1.341 millones por financiamiento obtenido de bancos comerciales; y el equivalente por USD 2.467 millones de crecimiento del stock de títulos públicos, principalmente.






                  Deuda externa y en moneda extranjera


                  De la nueva estadística oficial surge que la deuda en moneda extranjera se elevó a 78% del total, y sólo 22% quedó nominada en la moneda nacional, porque así lo determinaron las preferencias de los pocos inversores dispuestos a financiar a la Argentina, por su casi costumbre a caer en situaciones de default entre 10 y 15 años.


                  En cambio, se mantuvo cierta paridad entre los compromisos asumidos con residentes, deuda interna, pasó de 49,7% a 48,5% en el primer de gestión de Martín Guzmán al frente de Economía; y a 51,5% el total de compromisos con acreedores del resto mundo; proporciones más cercanas a la composición del total de la deuda de la Administración Central por tipo de legislación: 44% extranjera y 56% nacional.






                  Y cuando se observa el perfil de vencimientos, los últimos datos dieron cuenta que pese al sostenido aumento de la deuda pública, la maduración en el corto plazo es de apenas 4% del total.


                  En tanto que según el desglose por tipo de tasa de interés, la mitad de la deuda fue contraída a un valor fijo, un 38% a tasa variable y el 12% restante sin cargo.






                  Sin embargo, la pérdida de confianza de los acreedores en las finanzas de la Argentina, el cual se manifiesta en el empinamiento del índice de riesgo país a la zona de los 1.900 puntos básicos, más de 6 veces el que le asignan a los países vecinos, llevó a desnudar la incapacidad de pago del principal, como ocurre en todo el mundo, pero nunca aparece porque rara vez se duda de la posibilidad de cobro, por eso se renueva casi eternamente.


                  De ahí que el tema de la deuda, y la imposibilidad de repago al vencimiento del capital, ha vuelto a la primera plana de los medios de comunicación, porque los inversores habituales en títulos públicos nacionales y provinciales no parecen dispuestos a refinanciar con la compra de nuevos bonos, hasta que los gobiernos nacional y provinciales presenten sus planes económicos integrales que le den mayor certeza de cobro de los intereses pactados.






                  https://www.infobae.com/economia/202...2000-millones/

                  Comentario

                  Trabajando...
                  X