Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Datos de la economía argentina

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Si, eso lo puse como un primer comentario y en comparación al gobierno de CFJ.

    Después hay muchas conjeturas para hacer. Estos nos tienen agarrados de las narices por no mencionar otra cosa.

    Comentario


    • Así fue el pedido de ayuda de Fernández a Israel para negociar con el FMI





      "Hubo una serie de entrevistas, la más importante, desde el punto de vista político, fue con Benjamin Netanyahu. En esa entrevista estuvieron los dos matrimonios. Tuvieron un almuerzo. Hubo una posición pública entre los dos líderes, en la que Netanyahu agradeció la sanción a Hezbolla que mantiene la Argentina", contó el Canciller.

      Además, dio detalles de la reunión: "Lo que importa es que dentro de la entrevista Netanyahu dejó de lado todo cuestionamiento, como el que se le hace al gobierno de Cristina Kirchner, sobre temas ríspidos como el acuerdo con Irán, Hezbolla, Amia, Nisman, sino que fue directamente al grano y dijo:

      'Seamos amigos a partir de ahora, ¿En qué te puedo ayudar?', a lo que el presidente Fernández le contestó:

      'Con el Fondo Monetario Internacional (FMI)'".

      Solá transmitió que "Netanyahu anotaba lo que el presidente Fernández le pedía.

      Incluso le pregunto a su mujer: '¿Quién está a cargo del FMI?', y la esposa contestó: 'Kristalina Gueorguieva'. Netanyahu le dijo a Fernández:

      'La semana que viene voy a Estados Unidos, donde estamos citados por el presidente Trump. Voy a hablar con ella, ¿Qué le digo?'".


      "Una actitud de servicio absoluta", resumió el funcionario argentino el accionar del israelí. "La actitud sorprendió al Presidente. Esa disponibilidad para hablar solo del futuro, para plantear una cuestión directa de amistad y decirle me pongo a su disposición", dijo Solá.

      https://www.lanacion.com.ar/politica...uda-nid2327626

      Comentario


      • Originalmente publicado por DarwinII Ver Mensaje
        Esto es un tema realmente preocupante que afecta las finanzas nacionales y tambien toda la cadena de producción/exportación de la agroindustria.
        Vinventín es un gigante de la agroindustria local. La molienda de oleaginosas y biocombustibles representa un 85% de los ingresos de la compañía, mientras que el 15% restante se distribuye en carnes 7,4%, algodón 6,6% y resto, 1%. Factura anualmente más de $18.000 Millones y, más del 80% de las ventas de corresponden a exportaciones.



        Un polémico préstamo del macrismo a Vicentín pone en jaque a las finanzas del Nación

        El monto llega al 20% de la responsabilidad patrimonial computable del banco. Desplazarían a un hombre de Fraga por ignorar los límites que fijan los estándares de Basilea. Los vínculos entre la empresa y Cambiemos.

        El default de Vicentín es sin lugar a dudas el tema que más preocupa a las nuevas autoridades del Banco Nación, por los más de $18.370 millones que deben recuperar a causa de los numerosos créditos que Javier González Fraga le otorgó a la agroexportadora.

        La magnitud de los montos excede todos los límites de riesgo de concentración fijados en la normativa de Basilea II -adoptados por el Banco Central- y habla de un claro vínculo entre el macrismo y la empresa de las familias Padoán-Nardelli, una de las principales aportantes a la campaña del entonces oficialismo.

        El importe representa el 78% de la deuda bancaria de la compañía, lo que refleja la llamativa prudencia del resto de las entidades financieras a la hora de autorizar préstamos a esta firma. El siguiente acreedor en importancia es el Banco Provincia con unos $1.623 millones y mucho más atrás figuran el Hipotecario ($721 millones), Macro ($540 millones), Nuevo Banco de Entre Ríos ($427 millones) y otros sietes bancos que en su conjunto apenas reúnen una deuda de $1.600 millones. Es decir que, los cuatro bancos públicos (Nación, BICE, Ciudad y Bapro) son acreedores de $20.600 millones de los $23.300 millones, es decir 88,4% del total.

        Para el banco público la deuda de Vicentín significa tal exposición, que compromete el 20% de su responsabilidad patrimonial computable, un porcentaje que limita gravemente su capacidad prestable y pone en jaque sus finanzas.

        Como agravante, la institución también financió a gran parte de la cadena de proveedores de la industria, que también se vio afectado por el default de Vicentín. A su vez, el Banco Central todavía no actualizó la clasificación de deudores con la información al 31 de diciembre del 2019, por lo tanto, los pasivos podrían ser aún mayores.

        En el entorno de Eduardo Hecker ya están buscando responsables por esta situación y tienen en mira a la mano derecha del Gerente General Juan José Fragati, un hombre de Fraga que logró permanecer gracias al apoyo de la Comisión Gremial Interna y de los Gerentes Regionales.

        Se trata del Subgerente General de Banca Corporativa, a quien acusan de haber ignorado las advertencias del Área de Riesgo Crediticio y podrían desplazarlo a la sucursal Madrid, según confirmaron a LPO fuentes allegadas a Hecker.

        "No hay una explicación económica ni jurídica de por qué se accedió a exceder ese límite fijado por riesgo. Es suspicaz, nadie otorga un crédito por sobre un límite sino recibe una contraprestación", afirmaron a este medio y recordaron otros polémicos prestamos de la entidad hacia empresarios amigos del macrismo.

        El más conocido es el caso de Mercado Libre, que a fines de 2017 consiguió el aval de la Casa Rosada para que el Nación le gire $4.000 millones, al tiempo que enfrentaba una demanda de la AFIP por impuestos impagos por 500 millones de dólares (lapoliticaonline.com).

        https://www.lapoliticaonline.com/not...as-del-nacion/
        El presidente analiza estatizar Vicentin, una idea que también había deslizado Grabois

        Por medio de una entrevista, este domingo, Alberto Fernández no descartó esta medida como salida. El dirigente de CTEP también lo planteó el viernes.

        El presidente sostuvo: “El tema es un tema muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de lo que objetivamente podía hacerlo mientras que la empresa fallida tomó un crédito muy por encima de lo que podía pagar..." "...Tengo en claro que es una empresa muy importante y es fuente de trabajo de mucho gente. Nadie quiere que la fuente de trabajo se cierre y todo indica, cuanto menos, que allí hubo un acto de enorme irresponsabilidad. Así que vamos a estudiar bien el tema”

        Nota completa:
        https://www.infocampo.com.ar/el-pres...izado-grobois/

        Comentario


        • Originalmente publicado por DarwinII Ver Mensaje

          El presidente analiza estatizar Vicentin, una idea que también había deslizado Grabois

          Por medio de una entrevista, este domingo, Alberto Fernández no descartó esta medida como salida. El dirigente de CTEP también lo planteó el viernes.

          El presidente sostuvo: “El tema es un tema muy grave porque el Banco Nación otorgó un crédito por encima de lo que objetivamente podía hacerlo mientras que la empresa fallida tomó un crédito muy por encima de lo que podía pagar..." "...Tengo en claro que es una empresa muy importante y es fuente de trabajo de mucho gente. Nadie quiere que la fuente de trabajo se cierre y todo indica, cuanto menos, que allí hubo un acto de enorme irresponsabilidad. Así que vamos a estudiar bien el tema”

          Nota completa:
          https://www.infocampo.com.ar/el-pres...izado-grobois/
          Estamos listos, si pasa eso...... a olvidarse de que tengamos inversiones de magnitud en el país. Más allá de lo espurio o no, la justicia debiera expedirse rápido con esto, el estado no es un multirrubro, en todo caso que la mande a la quiebra, hay quiebras con continuidad, y la liquiden para que la mejor propuesta gane, o hagan como pide el paíse y le refinancien a largo plazo es condiciones que no sean ruinosas para el banco.

          Comentario


          • Exclusivo: uno por uno, los 10 cambios que traerá la "nueva" Ley de Economía del Conocimiento




            El Gobierno trabaja contrarreloj en una norma que permita especificar de manera más precisa las actividades y mejorar la distribución de los incentivos

            Por Alejandro D'Agostino

            27.01.2020 • 06.07hs •Innovación

            En las mesas de trabajo hay hojas impresas, resaltadores, notebooks, calculadoras y funcionarios manteniendo acaloradas conversaciones, a toda hora. Las computadoras están encendidas, con Word y Excel, en los que se redacta cada medida y se calcula su impacto en números.
            Los teléfonos suenan con frecuencia y se escuchan pedidos de definiciones: las cámaras empresarias y compañías siguen el minuto a minuto. Quieren saber de primera mano qué cambios traerá la nueva Ley de Economía del Conocimiento.
            El trabajo es contrarreloj. En efecto, no sólo el equipo de la Secretaría creado para este sector está abocado a la tarea, sino también personal de otras dependencias del Ministerio de Desarrollo Productivo.


            El objetivo: llegar al 5 de febrero, fecha en la que inician las sesiones extraordinarias del Congreso, para presentar el proyecto de modificación a una normativa que, a pesar del consenso de todas las fuerzas, tenía algunas cuestiones para corregir, según la actual administración.
            - En primer lugar, como aclaró el Gobierno, la falta de una mayor especificidad en lo que es "conocimiento"

            - En segundo término, la inequidad entre Pymes y grandes empresas o multinacionales

            - El tercero, y fundamental, un diseño basado en un panorama económico poco realista
            Así, los equipos técnicos de Desarrollo Productivo analizan una decena de escenarios en los que podría impactar cada una de las medidas, con dos objetivos: que aporte mayor desarrollo a las empresas del sector y que el esfuerzo fiscal sea menor –se habla de reducirlo un 30%– al que planteaba la norma original.
            Los 10 cambios

            Una de las clavijas que se ajustará más fuertemente en el "ecualizador" de medidas es el de la equidad. Es decir, que los beneficios tengan mayor impacto en las pequeñas y medianas compañías pero sin perjudicar a los unicornios.
            Te puede interesar
            Economía del Conocimiento: la lista de empresas que iban a contratar cientos de empleados y dejan todo en stand by

            "Cómo vamos a ir en contra de Mercado Libre que genera mucho empleo de calidad, es una fuente de innovación y su apuesta es a la inclusión financiera, al permitir que cualquier comercio pueda aceptar tarjetas", se escucha en los pasillos de Irigoyen 250.
            De esta forma, Desarrollo Productivo trabaja en los siguientes ítems:
            1.- Empleo y exportaciones: en lugar de mantener la cantidad de empleados o el volumen de ventas al exterior que planteaba la norma original, se exigirá el incremento de esos ítems entre 2% y 5% cada dos años, para poder mantenerse en el régimen
            2.- Nuevo fondo: la ley original obliga a destinar el 1,5% de los beneficios fiscales anuales al Fondo de Capital Emprendedor (FONDCE) y otro 4% para la auditoría del régimen. Ahora, se apunta a crear un "Fondo del Conocimiento" que agrupe ambos ítems pero invirtiendo la ecuación: más recursos para promover programas y acciones de la Secretaría de Economía del Conocimiento y, como contrapartida, menos para el control
            3.- Estabilidad fiscal: es una de las cuestiones más espinosas. La norma original establece el no aumento por 10 años de impuestos nacionales, provinciales y municipales. Ahora, "se diagramará para que ese beneficio no entre en contradicción con la Ley de Emergencia", revelan fuentes a iProUP. Podría reducirse el plazo a 5 años
            4.- Federalización: se propondrá un incentivo para aquellas compañías que abran filiales fuera de las grandes urbes, como Capital y Gran Buenos Aires. De este modo, se buscará diversificar la matriz productiva en el interior

            5.- Escalas impositivas: "El objetivo es dividir en dos grupos -grandes empresas y Pymes- para brindar beneficios diferenciales. A estas últimas se les dará mayores incentivos. La finalidad es generar más impacto en las más chicas y en las que requieran de plazos más extendidos para consolidar sus negocios (como por ejemplo la bio o nanotecnología)
            6.- Nivel de conocimiento: la norma "vieja" estipula que una empresa debe dedicar el 70% de su actividad a los rubros promovidos. El problema es que las pequeñas y medianas no llegan a ese mínimo. En virtud de ello, la nueva normativa propone un tratamiento especial. La palabra clave es "progresividad"
            7.- Doble imposición: por el momento, se mantendrá el crédito fiscal para los impuestos análogos que se abonen en el exterior (IVA o Ganancias, por ejemplo)
            Te puede interesar
            Pegó el volantazo a tiempo y amasó una fortuna de u$s40.000 M: la historia del rey mundial de los videojuegos

            8.- Reducción de cargas sociales: "Este punto está en contradicción con la Ley de Emergencia, por lo que está bajo análisis", revelan altas fuentes. En efecto, la norma original establecía un mínimo no imponible de $17.000 por cada empleado, pero la Ley de Solidaridad lo redujo a $7.000
            9.- Límite de beneficios: no habrá tope para las empresas sino, más bien, un cupo fiscal: un máximo de beneficios en general. Se está definiendo cuánto les corresponde las Pymes y cuánto a las de mayor tamaño
            10.- Capacitación: la formación de nuevos profesionales no estaba contemplada en la Ley. Ahora, en cambio, "se apunta a la creación de una Dirección de Capital Humano para promover programas que formen capacidades en todas las industrias que requieran profesionales vinculados a la Economía del Conocimiento. El Plan 111 Mil ( para generar esa cantidad de perfiles), se reemplazará con varios programas para formar expertos en diversas disciplinas
            De esta forma, el borrador del proyecto va tomando forma y se espera que durante marzo se convierta en Ley y –finalmente– comiencen los registros en el régimen de promoción de la Economía del Conocimiento.
            Ganadores y perdedores

            La noticia de la suspensión había sido recibida como un balde de agua helada para las empresas que venían ajustando sus planes para ingresar en el registro que les permita acceder a los beneficios fiscales
            Por el momento, las únicas que "zafaron" son las compañías informáticas por un tecnicismo: al estar inscriptas en el registro de la Ley de Software, que empalma con la de Economía del Conocimiento, siguen con los incentivos de la norma que rige desde 2004.
            El resto de las empresas deberá esperar a la nueva ley y su posterior reglamentación. Esta demora puede darle "oxígeno" al Gobierno en términos fiscales, pero al mismo tiempo impacta de forma negativa en las firmas que tenían planeado subirse al régimen en enero.
            Sebastián M. Domínguez, socio del estudio SDC Asesores Tributarios, explica a iProUP que el delay para las inscripciones al nuevo registro desencadena los siguientes "efectos inmediatos":
            Te puede interesar
            Esta casa fue fabricada con una impresora 3D y es súper económica: ¿cuánto cuesta?

            - Bono de Crédito Fiscal: "Iba a ser de 1,6 veces el monto de las contribuciones patronales los empleados en general y de dos veces para los que tengan título de doctor. Como no pueden iniciar su inscripción, no pueden comenzar a gozar de este beneficio", señala el tributarista
            - IVA: "Al no poder acceder al Certificado de exclusión de retenciones y percepciones del IVA, la empresa tendrá un saldo a favor que le quedaría inmovilizado"
            - Ganancias: "Si la reglamentación está en abril, las firmas recién gozarían de la alícuota reducida a partir del ejercicio iniciado con posterioridad. De esta forma, perderían un beneficio importante si sus cierres son enero, febrero o marzo de 2020"

            Si bien es una cuestión negativa para las empresas que ya cumplían con los requisitos, este "barajar y dar de nuevo" es una segunda oportunidad para las Pymes de electrónica que producen soluciones de la llamada "Industria 4.0", uno de los rubros que pretendía incentivar la ley original.
            De acuerdo con la Cámara de Empresas de Electrónica y Luminotécnica (CADIEEL), muchas de las firmas del sector "vienen del fierro". Es decir, comercializaban hardware, y ahora "quieren agregar capas de conocimiento".
            "Entendemos que se va a revisar el concepto de actividad principal permitiendo alguna forma de progresividad para que las Pymes que quieran digitalizarse y pasar de una industria tradicional a una del conocimiento y así acceder a alguno de los beneficios", explica a iProUP Guillermo Freund, de la comisión de Electrónica de CADIEEL.
            Y agrega: "El Gobierno anterior nos recomendaba crear otra empresa, algo realmente inviable cuando ya se poseen estructuras con ingenierías y áreas de desarrollo que no es posible ni duplicar ni desvincularlas para crear otra sociedad".
            "Quizás puedan llegar al porcentaje de 70% dentro de cinco años", reconocen desde la entidad, al tiempo que anticipan que una flexibilización de los requisitos permitiría que "la Argentina pueda lograr un lugar de privilegio en la industria 4.0 a nivel regional".
            Este sector –compuesto por unas 2.200 Pymes– está desarrollando soluciones de Internet de las Cosas, sensores, maquinaria automatizada (industrial y agrícola), equipos sustentables y soluciones de ciudades inteligentes, entre otras cuestiones.
            Además, puede crear casi 100.000 puestos de alto valor (entre ingenieros y técnicos) de los 60.000 actuales. Es decir, la misma cantidad que hoy representa la industria del software y casi la mitad de los 215.000 empleos que calculaba generar la Ley original para que el sector totalice casi medio millón de profesionales.
            Mientras tanto, en el Gobierno analizan el efecto secundario de cada punto del borrador sin que eso desdibuje el espíritu original de la Ley de Economía del Conocimiento: que esta industria de valor agregado represente u$s15.000 millones en exportaciones en los próximos años e iguale así al complejo agrícola en el actual contexto de "hambruna" de divisas.

            https://www.iproup.com/innovacion/10...los-10-cambios

            Comentario


            • Originalmente publicado por romantur Ver Mensaje

              Estamos listos, si pasa eso...... a olvidarse de que tengamos inversiones de magnitud en el país. Más allá de lo espurio o no, la justicia debiera expedirse rápido con esto, el estado no es un multirrubro, en todo caso que la mande a la quiebra, hay quiebras con continuidad, y la liquiden para que la mejor propuesta gane, o hagan como pide el paíse y le refinancien a largo plazo es condiciones que no sean ruinosas para el banco.
              En Córdoba hicieron lo mismo. Estatizaron las deudas encubriendo el desmanejo de fondos públicos, encubriendo se unos a otros y todos (ellos, los políticos por supuesto) muy felices.

              ??????Las dos caras de una misma moneda.

              Porqué no se investiga, se promueven las acciones penales del caso y se condena a quienes se encuentren culpables ?

              Un elemento más para pensar en devolución de favores. No te jodo, no me jodas y colabora para que pueda gobernar.

              Cuál será el resultado final ?

              Saludos.

              Comentario


              • Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje

                En Córdoba hicieron lo mismo. Estatizaron las deudas encubriendo el desmanejo de fondos públicos, encubriendo se unos a otros y todos (ellos, los políticos por supuesto) muy felices.

                ??????Las dos caras de una misma moneda.

                Porqué no se investiga, se promueven las acciones penales del caso y se condena a quienes se encuentren culpables ?

                Un elemento más para pensar en devolución de favores. No te jodo, no me jodas y colabora para que pueda gobernar.

                Cuál será el resultado final ?

                Saludos.
                Comparto..., por otra parte, porqué no puede quebrar Vicentín?..., convocatoria de acreedores y a otra cosa...; y luego, lógicamente la investigación y que los culpables vayan presos; por el préstamo mal dado y etc, etc...

                Pero claro..., hay varios que se les hace agua la boca por gritar: "exprópiese!", con puñetazo en la mesa incluido..., como debe ser!

                Comentario


                • Originalmente publicado por Kóshkil Ver Mensaje
                  Comparto..., por otra parte, porqué no puede quebrar Vicentín?..., convocatoria de acreedores y a otra cosa...; y luego, lógicamente la investigación y que los culpables vayan presos; por el préstamo mal dado y etc, etc...

                  Pero claro..., hay varios que se les hace agua la boca por gritar: "exprópiese!", con puñetazo en la mesa incluido..., como debe ser!
                  Ese es mi punto, digame un país que haya progresado en donde se diga: expropiese!!! Un claro ejemplo de situaciones que puedan llegar a tener una similitud, y no me refiero al préstamo si fue mal dado, a la deuda por el fisco nunca reclamada como se debe, porque es complicado politicamente (ironía y verdad), fue el caso de lo que pasó con varias empresas en Estados Unidos cuando se vino abajo la burbuja financiera que se llevó puestas aerolíneas, automotrices, bancos. Y qué es lo que hicieron, el estado bancó, pero no se metió en dónde no tiene que meterse gastando recursos ni esfuerzos, y lo que hizo por ejemplo en caso de aerolineas se fusionaron, en bancos fueron absorvidos por otros, y en automotrices el caso más exitoso fue el de Chrysler hoy FCA, al que le salió muy bien la jugada. Asi se hace algo seriamente, y seguramente hay otros ejemplos en el mundo, pero se me vinieron estos a la cabeza.
                  Saludos.

                  Comentario


                  • Un dato sobre una estatización:

                    Sidor, la empresa de Techint estatizada por Chavez, pasó de producir 4,3 millones de toneladas de acero al año a cero.

                    https://www.infobae.com/economia/202...producir-nada/

                    Comentario


                    • Vidal multiplicó por 5,3 el nivel de deuda pública de la provincia de Buenos Aires

                      ECONOMÍA - 27 Enero 2020

                      Según un informe de la Undav, la deuda pública bonaerense aumentó 431%, superando en 130 puntos la inflación acumulada.


                      La mandataria bonaerense María Eugenia Vidal incrementó el stock de deuda en moneda extranjera un 69% desde 2015.

                      La administración de María Eugenia Vidal multiplicó por 5,3 el nivel de deuda pública de la provincia de Buenos Aires en los cuatro años de gestión.
                      Según un informe de la Undav, la deuda pública bonaerense aumentó 431%, superando en 130 puntos la inflación acumulada. En momentos en que la Nación y la propia provincia encaran procesos de renegociación de deuda, estos datos y la herencia recibida de Cambiemos cobran relevancia. “El caso de la provincia es el más emblemático por haber coincidido el signo político de la gestión de gobierno anterior con el del gobierno nacional durante los últimos cuatro años”, afirmó el reporte al que accedió Ámbito.
                      Durante su mandato, Vidal afrontó vencimientos de deuda por u$s5.400 millones, mientras que Axel Kicillof debe gestionar con vencimientos por u$s8.800 millones. “La herencia del endeudamiento público continúa presentándose como uno de los ejes centrales durante los primeros meses de gestión, tanto en Nación como en las provincias”, destacó el trabajo académico.

                      Decir que no se hizo nada en la Provincia es estar muy alejado de lo que la gente ve" (Daniel Salvador, ex vicegobernador)

                      “El ciclo de endeudamiento bonaerense condiciona la gestión de las políticas públicas provinciales y ha cobrado especial visibilidad ante el anuncio de las autoridades provinciales de que buscarán reperfilar el vencimiento de capital de un bono por u$s250 millones pagadero el 26 de enero”, agregaron.



                      Foto: Undav

                      La complejidad surge cuando por estar protegido por legislación extranjera se debe reunir el consentimiento del 75% de los bonistas para evitar la declaración de default. Esto sumado a que por cláusula de aceleración los bonistas pueden pedir que se extienda al resto de los bonos, lo que daría lugar al ingreso de los fondos buitres. Por el momento, la negociación se extiende con fecha límite hasta el día 31 del mes, remarcaron.

                      El presidente del radicalismo bonaerense y ex vicegobernador, Daniel Salvador, negó que haya dejado junto a Vidal una provincia en “condiciones de default" y consideró que las afirmaciones del gobernador Kicillof sobre la situación del distrito obedece "claramente" a "una estrategia" porque "no responde a la realidad".





                      "Lo que dejamos en la provincia en estos cuatro años son cuestiones que se ven; no son relatos, son realidades; pero decir que no se hizo nada en la Provincia es estar muy alejado de lo que la propia gente ve en los 135 distritos, en rutas, en hospitales, en escuelas y todo lo que tiene que ver con la pelea por valores, como la lucha contra las mafias y el narcotráfico", aseveró Salvador en declaraciones a Télam.

                      Lo cierto es que las pocas posibilidades de pagar el vencimiento de BP21 están dadas por el cierre del financiamiento y los magros recursos de caja heredados, pero también por las necesidades de operación del Estado provincial. “Tiene lógica la propuesta de patear el pago del capital para mayo teniendo en cuenta que entonces pueden ya estar encaminadas las negociaciones con los bonistas de la deuda nacional lo que permitiría un retorno del financiamiento para ambos niveles de gobierno”, subrayó la Undav.

                      Al subir el endeudamiento en dólares y reducir los préstamos en pesos es un “contrasentido”, ya que la gran mayoría de las erogaciones provinciales son en moneda doméstica, además que recauda en pesos y no en dólares. “Esto implicó un cambio en la composición que afecta la sustentabilidad del endeudamiento en una economía que devaluó permanentemente”, sostuvieron desde el módulo de Política Económica, del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav.

                      Estas son las cifras de la herencia de deuda que dejó Vidal
                      • Los intereses de la deuda sobre los ingresos provinciales pasaron del 2,8% en 2015 al 6,3% en 2019.
                      • El stock de deuda en moneda extranjera aumentó un 69% desde 2015
                      • Emisión de bonos en dólares -y protegidos por tribunales extranjeros- crecieron un 91%.
                      • El financiamiento en pesos cayó 47%
                      • El porcentaje sobre el total de la deuda en moneda extranjera pasó del 58% al 82% en 4 años.
                      • Se deterioró la vida promedio de los bonos pasando de 5,4 años en el 2015 a 3,4 en el 2019.
                      • La deuda en moneda extranjera comparada con las exportaciones pasó de 40% en 2015 a 54% en el 2019.
                      • La deuda sobre el PBG pasó del 6% en 2015 al 10% en 2019, tanto por el aumento de la deuda como por la caída de la producción.
                      • Creció la relación entre deuda y recursos totales (del 44% al 80%)
                      • Aumentó la parte del presupuesto para cubrir los intereses (del 8% a más del 15%)
                      https://www.ambito.com/economia/deud...aires-n5079165

                      Comentario


                      • Una política de desarrollo implica pasar de la teoría a la acción

                        Opiniones 28 enero 2020 - 09:45
                        Desde el Ministerio de Producción de la Nación tienen una prioridad. Resolver la macro y el endeudamiento de la Argentina, intentar desacelerar la caída del consumo, distribuir recursos a las capas sociales más baja y dejar para una segunda etapa un Plan de Desarrollo Productivo.




                        NA







                        Por Damián Di Pace

                        La caída de la producción industrial pyme en el acumulado de 2019 de acuerdo a la CAME fue del 6,5 %. Si bien en los últimos meses hubo una desaceleración de la caída los resultados son lamentables. De acuerdo a datos de AFIP entre 2018 y 2019 el cierre de Pymes fue del 2,1 % del total. La pérdida de empleos en blanco fue de 11700. El dato más elocuente es que el 91% de esas pérdidas se dio en micropymes. Es decir empresas de entre 0 y 10 empleados.

                        La herencia de la herencia sigue teniendo los mismos malos resultados. La gestión de Macri deja una “perlita” que explotará justo el día que convalida el año bisiesto: el próximo 29 de febrero de 2020. Por cuestión de especulación eleccionaria en segundo semestre de 2019 la AFIP dispuso suspender desde el 2 de octubre 2019 y hasta el 29 de febrero de 2020 el procedimiento sistémico de la exclusión de oficio del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes. Es decir: Monotributo.
                        Los “problemas financieros encienden luces de alarma” en la industria y especialmente entre las pequeñas y medianas empresas.




                        Muchos se habrán pasado de los límites de facturación haciéndose eco de esta suspensión pero habrá que tomar una decisión. O dejarlos caer en la trampa de no poder soportar la presión tributaria y seguir el destino de cierres como les paso a los microempresarios en 2019 o tomar una resolución de nuevos saltos impositivos con un régimen intermedio de facturación y pagos de ganancia por escalas progresivas que impliquen evitar cierres y más despidos pero fundamentalmente permitirles conseguir la musculatura económica y financiera suficiente para convertirse en algún momento en pequeñas empresas y ser generadoras de más empleos.
                        Desde el Ministerio de Producción de la Nación tienen una prioridad. Resolver la macro y el endeudamiento de la Argentina, intentar desacelerar la caída del consumo, distribuir recursos a las capas sociales más baja y dejar para una segunda etapa un Plan de Desarrollo Productivo.
                        Es necesario pensar un plan para el pequeño emprendedor y el microempresario en Argentina. Pero es fundamental discriminar políticas por tipos de empresas micro, pequeñas y medianas. Argentina navega entre dos mares en forma permanente: aplicar un proteccionismo a ultranza o una apertura indiscriminada de las importaciones sin plan de inserción en las cadenas globales de comercialización.
                        El modelo de mercado internismo basado en el consumo para las microempresas se agota cuando el Estado ante la alta presión tributaria no les da margen para reinvertir utilidades ni financiamiento a baja tasa por lo cual en su ciclo de vida van perdiendo competitividad y productividad al incrementar sus volúmenes de producción y las economías de escalas en lugar de mejor sus costos unitarios y sus márgenes terminan en pagos de impuestos intolerables que las llevan al cierre.
                        El modelo basado en sustitución de importaciones para las pequeñas y medianas empresas de la teoría cepalina de la dependencia en economías emergentes frente a países desarrollados es un modelo de pensamiento agotado. Las relaciones asimétricas del intercambio donde la producción de commodities y el cambio oscilatorio de sus precios llevan a que su capacidad de compra de bienes y servicios del exterior se vean disminuida no es debate en el mundo. Los países emergentes con buena calificación, macroeconomía equilibrada en su plano monetario y fiscal, relación baja de deuda/pbi pueden acceder a tasas de financiamiento del 4 % sin necesidad de forzar su balanza comercial. No es necesario conseguir un saldo favorable en sus exportaciones para permitir importaciones. El mundo si las condiciones están dadas financia el crecimiento y desarrollo a baja tasa. No es el caso de Argentina.
                        La falta de una política industrial desde hace 45 años implica haber hecho “política” permanente con la industria y las pymes particularmente en forma transversal en todos los sectores donde desarrollan su actividad económica.
                        La selección de “picking winners” es decir un Estado que seleccione sectores con potencial ganador a futuro es una fórmula pero no la única. Un caso en Argentina es la suspendida reglamentación de la ley de “economía del conocimiento” donde se generan incentivos hacia el sector cuaternario de la economía para que crezca y mejore sus exportaciones a futuro.
                        Es interesante observar que Gustavo Beliz como coordinador de Asuntos Estratégicos de la Nación puede colaborar para profundizar nuevos conceptos elaborados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su anterior cargo como Director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) donde ya no se habla de “política industrial” sino de un nuevo concepto de “política de desarrollo productivo” que se aleja del plan de sustitución de importaciones y se focaliza en promover exportaciones ocupándose en atraer inversión extranjera directa; financiando programas; impulsando exenciones impositivas o créditos fiscales,; promoviendo reorganización territorial a través de clusters industriales, entre otras acciones.
                        Por estas semanas cada declaración de Martín Guzman (Ministro de Economía de la Nación) es antecedida o sucedida por uno de sus mentores el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Por este motivo cualquier declaración suya sobre la Argentina genera rebote en las expectativas sobre abordaje de la deuda argentina y sobre los mercados. Stiglitz en 2014 apoyo la conformación de un “Task Force” de “Iniciativa de Diálogo para Políticas” (IPD) y la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) para promover políticas sobre transformación económica, industrialización y políticas industriales. La idea es mostrar políticas industriales exitosas y los riesgos y trade offs (mecanismos de compensación) vinculados a enfoques microeconómicos del desarrollo y crecimiento. En casos de los países del Lejano oriente por ejemplo desarrollaron políticas industriales pero centradas en servicios y en la agricultura.
                        Argentina parece tener prioridad en resolver la negociación de su deuda externa. Solo una pata aunque no menor de sus desequilibrios macroeconómicos. Tanto la coordinación estratégica de Gustavo Beliz como algunos conceptos que Martín Guzman pudo haber absorbido en la Universidad de Columbia en forma cercana a Joseph Stiglitz parecerían quedar para una segunda etapa.
                        La duda es si la implementación de ese plan de desarrollo es asociado a los conceptos y propuestas de las CEPAL (Comisión Económica de América Latina) donde Matías Kulfas (Ministro de Producción de la Nación) escribió papers sobre Mipymes; si nos acercamos a las “Políticas de Desarrollo Productivo” que promueve el BID vía Gustavo Beliz desde la coordinación estratégica de la Nación; si nos inspiramos en la economías en crecimiento de oriente con las políticas productivas que difunde y analiza Stiglitz con las que se “embebió” Martín Guzman o si hacemos un mix de la tríada o conjunción de las mismas.
                        Argentina hace 45 años que hace “política” con la “políticas de desarrollo productivo” y los resultados están a la vista. Bajo PBI per capita, alto nivel de pobreza, baja densidad empresaria en relación a su población, bajo nivel de inversión interna sobre PBI, escasa llegada de inversiones extranjeras directas y fuerte asistencia social para compensar los altos niveles de desempleo, entre otros.


                        https://www.ambito.com/opiniones/pym...ccion-n5079347
                        Editado por última vez por romantur; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8228-romantur en 28/01/20, 15:25:34.

                        Comentario


                        • Diana Mondino: “Se discuten objetivos económicos y no la forma de alcanzarlos”

                          Diana Mondino economía macroeconomía Publicación web | Fecha: 28 enero, 2020 | 0 comentarios | in Economía

                          Es economista egresada de la Universidad Nacional de Córdoba, Master en Dirección de Empresas en la Universidad de Navarra, y obtuvo un Posgrado en Barcelona. Actualmente dicta clases de Finanzas en la Universidad del CEMA, donde también es directora de Relaciones Institucionales. Forma parte del Consejo del Banco de Alimentos en la Argentina, que atiende a casi mil instituciones y se entregan unas 100 mil raciones de por día. En diálogo con CRITERIO, analiza las principales dificultades que enfrenta la economía para superar sus sucesivas crisis y empezar a crecer.
                          ¿Es adecuada la agenda de discusión económica del nuevo gobierno de Alberto Fernández?
                          En la Argentina suelen discutirse objetivos y no la forma de alcanzarlos. Tanto el Gobierno de Macri como el actual han hecho explícita la lucha contra la pobreza, existe un mandato y se trata de una asignatura pendiente. Sin embargo, los resultados son muy ineficaces y el problema crece de forma continua desde los años ’70. Hay una serie de precipicios en los márgenes de la economía argentina: el endeudamiento, del que se habla muchísimo, y otro tema del cual no se habla, que es el enorme déficit fiscal que tiene el Estado, pese a la gran recaudación impositiva. Pensando en solucionar la pobreza, al mismo tiempo se oprime o dificulta la actividad económica por la elevada cantidad de impuestos y la regulación, y porque hay actividades en las cuales el Estado compite con los privados. Las funciones básicas del Estado, desde siempre fueron defensa, seguridad y justicia. Sin embargo, todos los Estados modernos, por una cuestión de eficiencia, brindan muchísimas otras prestaciones: infraestructura, salud, educación, y un marco normativo de desarrollo de distintas actividades. En la Argentina, además, el Estado cumple varias funciones que probablemente son un lujo para una economía que tiene déficit.
                          ¿Eso no es bueno para la democracia?
                          Desde Montesquieu tenemos mucho mejor establecidas las reglas con las que debe funcionar un Estado republicano, y hasta ahora no hemos encontrado nada mejor. En la Argentina, la democracia se ha desvalorizado porque creemos que sólo significa votar, y se ha diluido la representación. Por ejemplo, con las listas sábanas, y las decisiones de los gobiernos nacional, provincial y municipal que no están atadas a los recursos que ellos mismos generan. Con la coparticipación, las provincias y los municipios no son responsables de su propio nivel de recursos. Tenemos que ir ordenando todo este tipo de cosas; cuanto más rápido, mejor. Los que se benefician no dicen nada; los que se perjudican suelen ser bastante escandalosos: quieren defender lo que consideran un derecho. Esto incluye tanto a las empresas en contra de la apertura de la economía como los desempleados que exigen más ayuda social. La democracia permite que esos sectores estén representados en el Congreso a partir de la asignación de presupuesto.
                          ¿Cree que hay mitos entre los argentinos que son nocivos para la economía, por ejemplo, el destino del dinero recibido por el acuerdo con el FMI?
                          El FMI le prestó a Argentina, al igual que le presta al resto de los países, para permitirle ganar tiempo y cumplir con compromisos previos. Ese dinero le alcanzaba para cubrir los pagos para todos los primeros acreedores hasta tanto se reorganizara la situación económica. Eso no se ha logrado por cien razones diferentes. El dinero del Fondo entraba y al minuto tenía que salir porque estaba destinado a pagar los primeros vencimientos. La ventaja era que la tasa de interés disminuía sustancialmente porque como todos los organismos multilaterales, el Fondo tiene mecanismos particulares, con tasas más bajas. Aclaremos que no hace caridad, simplemente tiene mejores condiciones y como contrapartida orienta sobre qué tipo de medidas espera para poder recuperar el dinero que prestó. En el caso argentino, el plan económico de Cambiemos tuvo una serie de falencias muy relevantes hasta llegar a la instancia en que no se consiguieron nuevos acreedores que a su vez sustituyeran al FMI. Pero el principal problema es que la Argentina tiene cerrado el crédito y sigue teniendo déficit. Para crecer se necesita bajar impuestos, y entonces tendríamos más déficit, y necesitaríamos más dinero, y ese dinero no está disponible hoy. Y el problema es igual de complejo en muchas provincias y municipios, que tienen un nivel de gasto superior a sus ingresos.
                          ¿Cómo puede crecer la economía?
                          Tiene la inmensa oportunidad de fomentar las exportaciones, con un mercado que es el mundo, y sin embargo se habla mucho más del mercado interno. Además hay una enorme característica positiva: todas las provincias tienen al menos un producto de alta capacidad de inserción en el exterior, pensemos en la yerba en Misiones, el vino en Mendoza y San Juan, porotos y garbanzos en Jujuy y Salta… Si se impulsan las exportaciones se estará generando empleo, obteniendo divisas y sobre todo manteniendo el tejido social en cada provincia. En cambio si queremos mantener estructuras que difícilmente puedan ser competitivas, como algunas industrias que son protegidas, que además están muy concentradas geográficamente, el resultado es la migración desde las provincias hacia las grandes urbes, a un costo fenomenal que incluye proveer la infraestructura entera cuando ya existía en los lugares de origen. Además se torna necesario mantener subsidios o al menos condiciones favorables en determinados sectores porque no pueden competir con la pavorosa e impresionante competitividad de China o Alemania.
                          Otro de los mitos locales es considerar que si se exportan alimentos se está quitando la comida a los argentinos.
                          La gente se pregunta ¿cómo puede haber hambre en un país que produce alimentos? Lo que no se dice es que a veces el costo de la mano de obra para levantar una cosecha es más alto que el valor de la cosecha en origen. ¿El problema es que no hay comida o la improductividad de todo el conjunto? Cuando se vende un kilo de algo en el exterior, entra el dinero de ese kilo. Al productor le da lo mismo que se lo pague un argentino o un extranjero, pero en realidad el extranjero esté pagando más que lo que puede pagar un argentino. ¿Queda excluido el argentino de ese consumo? Tal vez sí, de ese producto en particular, pero tiene trabajo en l producción de ese producto. Imaginemos que los japoneses fueran los únicos en comprar los relojes que producen; tendrían que usar 50 cada uno. Si un país tiene la capacidad de producir más que lo que consume, lo lógico es que venda el excedente en el exterior. No podríamos consumir de ninguna manera la producción completa de uvas, de cereales o de frutas del valle de Río Negro, es claramente conveniente exportar todo el excedente. El discurso en contra de la exportación de alimentos es la excusa que tienen ciertos sectores para continuar con ciertas protecciones. ¿Por qué no podemos fomentar también conocimiento, software, genética, vacunas, distintos procesos electromecánicos, turismo, energía, minería?
                          ¿Influye en este sentido el reducido número de patentes a los desarrollos científicos y tecnológicos?
                          La Argentina tenía excelentes procesos de investigación que a lo largo del tiempo han sido superados por otros países. Al no tener un sistema de reconocimiento de las patentes de afuera para producir de forma doméstica, tampoco podemos tener el reconocimiento de las propias invenciones. Cuando en la Argentina se inventa algo, es muy difícil patentarlo acá, por lo tanto eventualmente no se patenta, con lo cual no hay incentivos para investigar, o se patenta en el exterior. Por ejemplo, por la falta de una ley de semillas estamos perdiendo eventos tecnológicos que en otros países ya se están aplicando. Y los eventos que se han desarrollado en la Argentina tampoco pueden ser patentados. Ciertas decisiones tienen consecuencias virtuosas y otras nocivas.
                          Otro de los problemas es la administración de los recursos públicos. ¿Cuál es su visión?
                          El Estado tiene múltiples fuentes de financiación. A nadie le gusta pagar impuestos, pero creo que quizás el problema en la Argentina es la forma muy asimétrica de cobrarlos. Tengo la sensación de que por un lado están los que pagan todo y, del otro, los que no pagan nada, por eso me parece difícil hablar de porcentaje de evasión. Con el gasto ocurre lo mismo: todos estamos de acuerdo en que la Argentina tiene que mejorar sus sistemas de salud y de educación, el asunto es cómo hacerlo. ¿Con más personal? ¿Con más capacitación? ¿Con más instrumentos o sistemas para hacer el seguimiento de los recursos que ya tiene?
                          ¿Cómo reducir el gasto del Estado?
                          Hay que pasar un peine muy fino para determinar qué actividades son necesarias y cuáles no, que es muy distinto a despedir gente. Lo que hay que conseguir es que el personal trabaje muy proactivamente en la función que tiene, lo mejor posible. Si un particular logra resolver un trámite en una sola oficina en lugar de pasar por quince, la cantidad de empleados en la oficina pública es la misma, pero el tiempo que le demanda el trámite a esa persona es menor y por lo tanto su tiempo es más productivo. Es una forma de ayudar al sector privado. Y si hay un exceso de empleados públicos en una actividad, pueden ser trasladados a realizar otras actividades, por ejemplo, ir a las escuelas a ayudar a los niños a hacer la tarea. Cualquier persona puede cumplir ese rol, como lo hace en su casa con sus hijos. Si hoy tenemos más de un 40 por ciento de la economía de la Nación, provincias y municipios que consume pero no genera, es necesario ir modificando esa relación para que el sector privado sea más productivo y vaya absorbiendo o diluyendo el tamaño del sector público.
                          ¿Qué otras medidas son necesarias para que los privados sean más productivos?
                          Sería de gran ayuda un enorme blanqueo de regulaciones. Hay una cantidad de normativas que pueden o no tener sentido, pero lo que no tiene asidero es que estén dispersas. Si alguien quiere abrir una pyme, la cantidad de inspectores que recibe es enorme, y suponiendo la honestidad y calidad de trabajo de todos, es bastante difícil que alguien pueda cumplir con la totalidad de la normativa simplemente por desconocimiento. Como mínimo tendría que estar en un digesto de todo lo necesario, pero en la práctica se torna inevitable contratar un gestor. El Estado tiene que trabajar en reducirse a sí mismo, en parte en el costo propio, en parte en las actividades y en parte en la onerosidad de su propio funcionamiento respecto del sector privado.
                          Por otra parte, el sector público tiene, en muchas áreas, condiciones laborales que desalientan a quienes podrían desarrollarse profesionalmente en el sector privado.
                          Independientemente de su idoneidad, el empleado público en la Argentina tiene su estabilidad laboral garantizada, existen incluso algunos puestos hereditarios por definiciones sindicales que puede haber sido una magnífica idea hace un siglo, pero hoy mantenemos un sistema arcaico que es cada día más oneroso. Sería muy importante que el Estado se focalice en las actividades que sólo él puede hacer y no competir con los privados. Por ejemplo, las ferias itinerantes que organizan los municipios compiten con el verdulero que paga un alquiler y la tarifa de luz.
                          Distintos sectores de la actividad privada son muy críticos del sistema impositivo argentino. ¿Qué opina?
                          El sistema impositivo es muy gravoso no solamente por el porcentaje de impuestos que cobra sino por la forma en que lo cobra. Al tener anticipos y retenciones, independientemente de que el empresario gane o no, tiene que pagar. Algunos impuestos inclusive deben pagarse antes de cobrar al cliente, con lo cual tiene que hacer una inversión en la mercadería y en el dinero para cumplir con el Estado hasta tanto su cliente le pueda pagar. Lamentablemente hemos desperdiciado dos grandes oportunidades: en el gobierno de Menem y en el de Macri de haber utilizado el endeudamiento para enderezar este tema. El impuesto de Ingresos Brutos es destructivo para las pymes. La pyme vive de la especialización, es lógico que haga pocas tareas y lo mejor posible. Pero si cada vez que un producto pasa de una etapa a la siguiente el impuesto de Ingresos Brutos se encuentra con una escalada piramidal, entonces el producto termina siendo carísimo. Conclusión: en lugar de muchas pymes, termina haciendo el proceso una empresa grande. Asociado a lo anterior, si en un pueblo se quiere atraer la instalación de pymes, los intendentes deben brindar la infraestructura social básica, como una escuela y una salita, y eliminar algunos impuestos locales como Seguridad e Higiene o Abasto. Algo parecido pasa con las tarifas de servicios como el gas o la electricidad, que tienen un componente impositivo fenomenal en todas las instancias, incluidas las tasas municipales.
                          ¿Qué medidas son urgentes?
                          Para poder pagar la deuda, se necesita superávit. Para tener superávit, se tienen que eliminar subsidios. Para eliminar subsidios, hay que reducir impuestos. Hay que tomar dos caminos que se bifurcan. Si no se va a pagar la deuda con el argumento que hay que esperar a crecer, no habría que poner retenciones para que la economía crezca rápido, se reúna el dinero y se pueda pagar. Si en cambio se decide pagar la deuda, hay que tolerar entre todos los retenciones. Lo que no tiene lógica es poner retenciones y dejar de pagar la deuda, porque estaríamos dejando de crecer y paralelamente agraviando a los acreedores. Tiene que haber consistencia en las medidas y un anclaje en el tipo de cambio, que habitualmente en la Argentina es ficticio.
                          En el panorama económico internacional, ¿cómo se inserta la Argentina?
                          La clave es tener la capacidad de producir lo que los otros no quieren o no pueden. La mano de obra tiene un salario muy bajo, pero su productividad es más baja que la de un empleado alemán o suizo. Lo que importa de la productividad es su relación con el capital, que es mala palabra en la Argentina: el que tiene una máquina más moderna y eficiente puede producir más que el que no la tiene. Y para comprar esa máquina necesita una tasa de interés muy baja. Como aquí sistemáticamente tenemos una tasa de interés muy alta, no puede comprar la máquina y la única opción es ser menos eficiente y por lo tanto pagar salarios bajos. En la medida en que la Argentina se aproxima a un escenario de default, la tasa de interés sube, y dificulta la inversión porque el costo es muy elevado. Es un verdadero error hablar de “timba financiera” o aumentar impuestos al capital que ya es muy escaso en la Argentina. Si no se logra reducir rápidamente ese costo de capital, renegociando bien la deuda, ¿cómo mantenemos las inversiones ya existentes?
                          ¿Cree que el Gobierno de Alberto Fernández tiene el consenso necesario para tomar estas medidas?
                          La coalición gobernante está conformada prácticamente por todos los gobernadores y los distintos sectores del justicialismo. Los equipos económicos de los gobiernos anteriores y del actual no son ingenuos, el asunto es si tienen la capacidad de tomar las medidas que son necesarias. Si van aplicando de a una, que es la dificultad que enfrentó Macri, no llegarán a tiempo de que se vean los efectos. Deben explicar muy claro las pequeñas acciones que son necesarias. Por ejemplo, que es muy importante que haya clases todos los días para que todas las madres puedan ir a trabajar. El ejemplo de las clases es muy evidente para advertir cómo afecta una huelga docente a la productividad del resto de los sectores. Y como estas medidas, muchas otras que mejorarían la actividad productiva general de la Argentina.


                          https://www.revistacriterio.com.ar/b...e-alcanzarlos/

                          Comentario


                          • El impacto inicial en la economía argentina del coronavirus: cómo podría afectar desde la negociación de la deuda hasta la exportación de soja y carne

                            La desaceleración china podría afectar las ventas al exterior del país pero, sobre todo, impactaría la cotización de los commodities y comprometería la principal fuente de ingreso de dólares de la Argentina

                            Por Virginia Porcella
                            29 de enero de 2020





                            Personas con barbijos en en Beijing, China (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
                            Que las desgracias nunca vienen solas es un dicho popular. Pero, para la Argentina, esa es una máxima ineludible. Al menos en los últimos años. A la sequía que se inició en abril de 2018 se sumó la suba de tasas en Estados Unidos, disparadores una crisis financiera y económica en la que todavía el país está sumido. El inicio, meses más tarde, de la guerra comercial entre China y Estados Unidos no hizo más que complicar un fallido intento de recuperación. Ahora, una nueva amenaza se cierne sobre la economía local: el coronavirus.


                            La expansión y prolongación en el tiempo de la enfermedad no sólo podría afectar el volumen de las exportaciones argentinas sino también los precios, lo cual terminaría mermando el indispensable ingreso de divisas que la Argentina necesita para crecer. Y también para pagar su deuda.

                            Se descuenta una desaceleración de la economía china que disminuiría su demanda, lo que afectará, en principio, a sus países vecinos. Pero también estarán entre los primeros afectados los exportadores de productos básicos

                            Si bien parece prematuro pronosticar el impacto sin conocer aún los alcances que tendrá la expansión de la enfermedad, que mantiene a ciudades chinas en la cuarentena más grande de la historia, lo cierto es que los mercados vivieron un lunes negro al que la Argentina estuvo lejos de ser inmune y, tras el contagio financiero, la preocupación se traslada a la economía real. Se descuenta una desaceleración de la economía china que disminuiría su demanda, lo que afectará, en principio, a sus países vecinos. Pero también estarán entre los primeros afectados los exportadores de productos básicos, según un informe de Bloomberg Economics.








                            Las exportaciones a China representan hoy el 11% de las ventas externas totales de Argentina (REUTERS/Corresponsal)
                            Esto enciende todas las alarmas para la economía argentina, que en los últimos tres años logró aumentar 52% las ventas al gigante asiático, al llevarlas de USD 4.600 millones en 2016 a USD 7.000 millones en 2019. Así, las exportaciones a China representan hoy el 11% de las ventas externas totales y, más allá del complejo sojero, el golpe podría sentirse en un mercado que está en plena expansión: la carne. Las exportaciones de carne vacuna a China se cuadriplicaron en el mismo período y ese destino ya representa más de 60% de las ventas medido en dólares y el 73% en cantidades.


                            “Lo primera que va a estar afectada es, obviamente, la economía china, que se va a desacelerar. Si lo que se ve hoy se extiende en el tiempo, va a afectar la demanda doméstica de los exportadores hacia China. Y eso nos podría afectar, por el lado de la demanda y también por el lado de los precios, que podrían caer”, advirtió Marcelo Elizondo, economista especializado en comercio exterior, director de la consultora DNI. Como economía relevante el mundo –explica 15% del producto bruto global– China es formadora de precios de aquellos productos que produce y consume, por lo cual una menor demanda implicaría al menos volatilidad en los precios.

                            El impacto sería directo, por una menor demanda de lo que le vendemos, e indirecto porque esa menor demanda haga caer los precios de los commodities a nivel internacional (Elizondo)

                            “El impacto sería directo, por una menor demanda de lo que le vendemos, e indirecto porque esa menor demanda haga caer los precios de los commodities a nivel internacional”, explicó Elizondo. Ese escenario, está claro, configuraría el peor de los contextos para el Gobierno argentino, ávido de los dólares que genera el sector agropecuario.


                            Una caída en el precio de los commodities no sólo expondría a la Argentina a nuevas turbulencias cambiarias sino que tendría un impacto sobre los ingresos fiscales ya que sería menor a lo previsto la recaudación prevista por la suba de retenciones que rige desde diciembre pasado. A ese combo, además, habría que agregar la pérdida de competitividad del campo, lo que ralentizaría uno de los pocos motores disponibles hoy para hacer crecer la economía.





                            La Gripe A afectó a la Argentina hace 10 años
                            La proyección de una situación semejante, sin embargo, es todavía aventurada. Por el momento, el peligro de shock externo viene dado por el canal financiero, en el que eventualmente podría generarse un ruido adicional para la renegociación de la deuda. Martín Vauthier, economista de la consultora EcoGo, considera que el impacto en principio luce acotado aunque advierte que cuanto más se dilate la discusión con los acreedores, más expuesta va a quedar la posición argentina a eventos negativos en el contexto internacional. Para Vauthier, aun cuando la expansión del coronavirus sea equivalente a la que tuvo en su momento la Gripe A, “puede haber algún impacto en el comercio por el lado de las exportaciones, pero limitado en el tiempo”.


                            El de la Gripe A, en 2009, es precisamente el antecedente más cercano y, tal vez, comparable. A diferencia de lo ocurrido hasta el momento, el virus llegó a la Argentina y tuvo impacto en el consumo doméstico.





                            Las exportaciones de carne vacuna a China se cuadriplicaron entre 2016 y 2019
                            Sin embargo, resulta difícil cuantificar su impacto en el desempeño económico de ese año, que fue muy malo, porque también en aquella oportunidad se conjugaron todos los males. En ese año, los coletazos de la crisis internacional de las hipotecas, más una sequía de magnitud similar a la de 2018 y también el virus chino hicieron caer la economía nada menos que 6% contra el año anterior y las exportaciones sufrieron una caída de 20% en ese período. Con dificultad para aislar el impacto de cada fenómeno, los expertos calculaban en ese momento que entre 1 y 1,5 punto de caída se correspondía con la gripe.


                            En cualquier caso, para 2020 se espera una caída de 1,5% a 1,7% de la actividad. Claro, sin contar con el coronavirus.







                            https://www.infobae.com/economia/202...-soja-y-carne/

                            Comentario


                            • Este es un dato que no mueve la aguja de la economía Argentina, pero es un ito importante para las economías regionales. Es una lástima que Aerolinaes Argentinas no tenga disponible aviones cargo para realizar este tipo de exportaciones.
                              Argentina exportó nuez pecán por avión por primera vez en la historia

                              Así se lo contó a Infocampo un productor del sector. Fueron cinco toneladas del fruto seco sin cáscara que partieron desde Ezeiza en un vuelo de Turkish Cargo.



                              Arabia Saudita volvió a comprar nuez pecán argentina y el viernes pasado salieron 504 cajas con el fruto seco directo al país asiático.

                              Lo interesante, además del negocio, es que el envío se hizo por vía aérea por primera vez en la historia. Así se lo contó a Infocampo el productor y periodista Néstor Saavedra, que destacó que la modalidad se concretó gracias al apoyo de organismos como el Inta, Senasa, el Ministerio de Agricultura y Cancillería.

                              En total, se vendieron cinco toneladas de nueces pecán sin cáscara, que se embarcaron en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza, en un vuelo de Turkish Cargo.

                              “Arabia Saudita aumentó notablemente su preferencia por este fruto americano en los últimos años. De hecho, ya había recibido dos envíos de pecanes desde Argentina por vía marítima. Tan satisfechos quedaron con la calidad del producto que decidieron hacer un embarque en avión para cubrir un faltante de stock”, contó Saavedra.

                              La exportación estuvo coordinada por la Cámara Argentina de Productores de Pecán y la compañía Desdelsur.

                              “Es un sector incipiente que da sus primeros pasos en la exportación. Si bien los musulmanes festejan el Año Nuevo en agosto de 2020, esta venta con siete meses de anticipación es una clara muestra de que el consumo en Arabia no está ceñido únicamente a sus fiestas, sino que aprecian el pecán todo el año”, agregó Saavedra (Infocampo).

                              Comentario


                              • Originalmente publicado por romantur Ver Mensaje
                                Diana Mondino: “Se discuten objetivos económicos y no la forma de alcanzarlos”

                                [URL="https://www.revistacriterio.com.ar/bloginst_new/tag/diana-mondino/"]Diana
                                https://www.revistacriterio.com.ar/b...e-alcanzarlos/
                                Saludos

                                Me gustaría destacar algunos pasajes del excelente artículo presentado por Romantur:


                                En la Argentina, además, el Estado cumple varias funciones que probablemente son un lujo para una economía que tiene déficit.

                                Creo que el llamado "Estado paternalista" entra aquí.
                                Realmente no son pocos los ciudadanos que piensan que el Estado debería proporcionar casi todo lo que necesitan y esto a menudo es una utopía. (A pesar de que la carga tributaria es prácticamente equivalente a la de los países desarrollados y con un IDH alto, la distribución de esta carga no estimula la productividad en la economía).



                                En la Argentina, la democracia se ha desvalorizado porque creemos que sólo significa votar, y se ha diluido la representación.

                                Este es un problema clave y no solo se limita a Argentina.
                                La participación de las personas debe ser más estimulada, sobre todo, la inspección de los poderes y sus políticas.
                                En cierto modo, veo que esto sucede embrionario aquí en Brasil a través de las redes sociales.

                                En cambio si queremos mantener estructuras que difícilmente puedan ser competitivas, como algunas industrias que son protegidas

                                .Esta protección para las industrias es un tema controvertido.
                                Algunos consideran que las PYMES deberían ser privilegiadas debido al efecto sobre la innovación y la creación de empleo, otros prefieren subsidiar sectores muy fuertes que terminan acomodando con la reserva de mercado para sus productos y dejando en segundo plano la innovación y la productividad.



                                ¿Por qué no podemos fomentar también conocimiento, software, genética, vacunas, distintos procesos electromecánicos, turismo, energía, minería?

                                Ni siquiera sostengo que esto debería ser una prioridad independientemente del cambio de gobierno.

                                Los amigos son conscientes de mi determinación pixoteca sobre la minería del cobre en Argentina y la inexplicable falta de visión económica estratégica en este asunto.

                                Cuando en la Argentina se inventa algo, es muy difícil patentarlo acá, por lo tanto eventualmente no se patenta, con lo cual no hay incentivos para investigar, o se patenta en el exterior

                                Este es un tema que también afecta a Brasil.
                                Una responsabilidad eminentemente estatal para el Control y el registro de patentes que debería ser extremadamente efectiva, rápida y moderna, termina haciendo que muchas innovaciones y procesos que generaría trabajo y traería divisas al país, debido a su excesiva burocracia, estos objetivos se vuelven inviables.

                                Si hoy tenemos más de un 40 por ciento de la economía de la Nación, provincias y municipios que consume pero no genera

                                Estrictamente hablando, no debería ser contra personas que han contribuido toda su vida, teniendo una jubilación correspondiente.

                                Sucede que hay una cantidad muy excesiva de beneficios, muchos de los cuales fueron atribuidos por gobiernos populistas, que terminan sin representar la edad de la población en la pirámide de la seguridad social. Estos beneficios provienen de la creación de una cuenta que no se cierra desde el punto de vista de su sostenibilidad fiscal.




                                ""Por otra parte, el sector público tiene, en muchas áreas, condiciones laborales que desalientan a quienes podrían desarrollarse profesionalmente en el sector privado.""

                                ""Independientemente de su idoneidad, el empleado público en la Argentina tiene su estabilidad laboral garantizada, existen incluso algunos puestos hereditarios por definiciones sindicales que puede haber sido una magnífica idea hace un siglo,""


                                Si el Estado debe proporcionar todo lo que necesito, incluso mejor si trabajo para este mismo Estado y con empleo garantizado .

                                Como en toda actividad humana, hay buenos y malos empleados, pero el Estado tiene la obligación (o debería tener) de aplicar el dinero recaudado de los impuestos de la mejor y más eficiente manera.

                                Por lo tanto, debe buscar la excelencia en el servicio público, alentando a aquellos empleados que se destacan en sus funciones y evitando a toda costa una burocracia excesiva que crea una necesidad artificial para más funcionarios públicos.

                                Estamos hablando de una manera utópica pero necesaria si queremos ser naciones modernas.

                                Aquí en Brasil se enviará una prioridad al Congreso, la Reforma del Sector Público (junto con el Fiscal), buscando alcanzar estos objetivos y facilitar el despido de empleados que son poco o nada productivos. Lo que se busca es que la palabra "MERITOCRACIA" no se considere una mala palabra para la clase del funcionalismo publico.

                                Si no se va a pagar la deuda con el argumento que hay que esperar a crecer, no habría que poner retenciones para que la economía crezca rápido,

                                El argumento es más que lógico, pero desafortunadamente no es lo que hemos visto hasta ahora del nuevo gobierno.

                                Se han aumentado muchos impuestos, en particular para la agroindustria y las exportaciones, y muchas de las acciones (congelación de precios) terminan desalentando la producción.Todo lo contrario a lo necesario.
                                Sin embargo, está claro que debemos esperar mientras se desarrolla la negociación de las deudas externas y luego exigir un plan de desarrollo económico sostenible a lo largo del tiempo.



                                De todos modos, algunas observaciones

                                Un gran abrazo



                                Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 29/01/20, 15:05:59.

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X