Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Ciencia, investigación, descubrimientos

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Ciencia, investigación, descubrimientos

    Una nueva expedición sufre la ‘maldición’ de Shackleton en la Antártida

    La misión internacional que se proponía encontrar el 'Endurance', el barco del célebre explorador, ha sido cancelada después de que los científicos quedaran atrapados por el hielo

    EL PAÍS - CRISTINA GALLARDO - Londres 14 FEB 2019 -


    El rompehielos 'S.A. Agulhas II', en la Antártida. - EXPEDICIÓN AL MAR DE WEDDELL


    Una expedición internacional a la Antártida que quería encontrar el buque hundido del célebre explorador británico Ernest Shackleton ha tenido que dar la vuelta y volver a casa. Tras dos semanas estudiando el efecto del calentamiento global sobre uno de los mayores glaciares antárticos, la expedición científica había puesto rumbo hacia el lugar en el que esperaban encontrar el Endurance, el bergantín-goleta de tres mástiles cuyo naufragio en noviembre de 1915 puso fin a la edad heroica de la exploración de la Antártida. Shackleton y su tripulación lograron sobrevivir, pero el navío se hundió unos 3.000 metros en las gélidas aguas del mar de Weddell.

    Los científicos alcanzaron el lugar del hundimiento a principios de esta semana, después de navegar centenares de kilómetros de mar helado a bordo del poderoso rompehielos sudafricano S.A. Agulhas II. Nada más llegar, los investigadores sumergieron un robot que tenía por misión trazar un mapa del suelo marino de 20 kilómetros cuadrados, y que sería la avanzadilla de un segundo vehículo autónomo sumergible con el que pensaban fotografiar los restos del buque.

    “Shackleton describió la tumba del Endurancecomo ‘la peor porción del peor mar del mundo’. El hielo y lo que Shackleton denominó ‘las condiciones infernales del mar de Weddell’ han vencido a nuestros bien trazados planes”, lamenta el director de la exploración

    Pero el mar que más de cien años atrás engulló al Endurance no se lo iba a poner tan fácil. La esperanza de los investigadores se desvaneció a medida que las condiciones meteorológicas y del hielo empeoraron. Tras treinta horas monitorizando el descenso del robot a las profundidades, los científicos perdieron su rastro. Poco después, el S.A. Agulhas II quedó atrapado en el hielo, forzando a los líderes de la expedición a abandonar su objetivo y retornar a Ciudad del Cabo.

    “Estamos profundamente decepcionados al ver que después de un esfuerzo tan grande y de superar varios contratiempos, no hemos podido encontrar el Endurance”, afirma desde el rompehielos John Shears, geógrafo polar y uno de los líderes de la expedición.



    Los tripulantes del 'Endevour' tratan de sacar el barco del hielo, el 14 y 15 de febrero de 195. (UNIVERSITDAD DE CAMBRIDGE / GETTY IMAGES)


    Según Mensun Bound, arqueólogo marítimo y director de las tareas de exploración de la expedición, la decisión de abandonar ha supuesto un duro golpe para el equipo. “Shackleton describió la tumba del Endurance como ‘la peor porción del peor mar del mundo’. El hielo y lo que Shackleton denominó ‘las condiciones infernales del mar de Weddell’ han vencido a nuestros bien trazados planes”.

    Pocos días antes del fracaso, otro de los investigadores que encabezan la expedición, Julian Dowdeswell, explicaba a EL PAÍS que esta era una oportunidad única para hallar el pecio. “No ha habido ningún otro intento de esta magnitud ni con la experiencia que nosotros tenemos, y nunca nadie se ha encontrado tan cerca del lugar en el que se cree que yacen los restos”, dijo el director Scott Polar Research Institute, un centro de investigación polar adscrito a la Universidad de Cambridge.

    Los investigadores creían que las bajas temperaturas del agua, que impiden la vida de numerosos organismos que habrían podido descomponer la madera del buque, habrían podido contribuir a preservar el buque.

    El Endurance era uno de los dos barcos de la expedición de Shackleton, quien se proponía atravesar la Antártida por tierra, el único reto antártico por alcanzar que aún le podría reportar fama mundial, después de que el noruego Roald Amundsen alcanzó el Polo Sur en 1911.



    El 'S.A. Agulhas II' se topa con un bloque de hielo. EXPEDICIÓN AL MAR DE WEDDELL.


    Esta era la tercera vez que Shackleton se aventuraba en el continente antártico. Su plan consistía en enviar a una tripulación principal a bordo del Endurance que navegaría por el mar de Weddell y desembarcaría cerca de la bahía Vahsel, desde donde comenzaría su travesía por tierra para atravesar el continente pasando por el Polo Sur. Un segundo navío, el Aurora, se encaminaría hacia el extremo opuesto de la Antártida, al estrecho de McMurdo, donde la tripulación secundaria prepararía material y suministros para la supervivencia de la tripulación principal liderada por Shackleton.

    El plan fracasó cuando los fuertes vientos empujaron al Endurance contra los peligrosos bloques de hielo afilado del mar de Weddell, el mismo al que ahora se enfrenta la expedición de Dowdeswell. La tripulación de Shackleton solo podía esperar que la dirección del viento diese un giro y les salvase de la ruina, o que el buque, uno de los más resistentes fabricados con madera hasta entonces, pudiera sobrevivir al persistente roce. Tras meses a la deriva, a merced del hielo y los vientos, el casco del Endurance se resquebrajó y el barco terminó hundiéndose, condenando a los náufragos a meses de sufrimiento y condiciones extremas. Después de un épico viaje de Shackleton y cinco de sus hombres a bordo de una de las lanchas del Endurance hasta una base ballenera en Georgia del Sur, el resto de los tripulantes pudo ser rescatado de la isla en la que habían encontrado refugio.

    Tras treinta horas monitorizando el descenso de un robot a las profundidades, los científicos perdieron su rastro

    “La aventura del Endurance tiene una gran relevancia histórica, además de un enorme interés humano”, comenta Dowdeswell, especialista en dinámica de glaciares. El instituto para el que trabaja posee una colección de objetos de varias expediciones británicas a los polos, incluidos los diarios originales de Shackleton y el sextante utilizado por Frank Worsley, el capitán del Endurance. Los investigadores se han servido de estos archivos para calcular el punto exacto en el que el barco debe encontrarse. La perspectiva de fotografiar los restos del Endurance a tres mil metros de profundidad de alguna manera completaba la colección, dice el científico.

    Dowdeswell espera ahora que el interés mundial generado por la expedición sirva para divulgar la importancia de la conservación de la Antártida. “Gracias a los datos científicos recabados durante la expedición, hemos profundizado nuestro conocimiento de la oceanografía y los ecosistemas antárticos, y nuestras observaciones de la glaciología y geología desempeñarán un papel fundamental en nuestra comprensión del hielo de la Antártida y, sobre todo, de los cambios que se están produciendo”, afirma.

    https://elpais.com/elpais/2019/02/12...66_087184.html
    Editado por última vez por Teodofredo; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/358-teodofredo en 19/02/2019, 05:13.

  • #2
    La noticia es vieja, ya tiene 5 meses, pero la lei ayer y me llenó de orgullo y me alegró la mañana.
    Es una bocanada de aire fresco que nos da la juventud argentina y que nos llena de esperanzas, porque seguramente ella no será la única que sigue por el buen camino... El de hacer grande nuestro país, justamente por el camino del estudio y la formación, la investigación y el esfuerzo anónimo que seguro harán muchos jóvenes como ella que no conocemos... Pero es bueno destacarlos, por eso subo la noticia aunque tenga ya 5 meses...


    __________________________________________________ ____________

    Laura Cruz, la primera salteña que egresará como ingeniera nuclear

    “El país necesita más mujeres ingenieras, yo busco los radioisótopos del futuro”, remarcó la jóven científica.

    ELTRIBUNO - Por Antonio Gaspar para El Tribuno.

    Fotografía: Javier Corbalán.

    Laura Cruz tiene 22 años y todo encaminado para ser la primera salteña que egresará como ingeniera nuclear el año que viene. Sí, en junio de 2019 tiene que egresar del Instituto Balseiro a como dé lugar. Pese a sus obligaciones, se da el tiempo para trabajar para la empresa que produce alta tecnología nuclear en Bariloche, el Invap.

    Es muy extraño pero parece lejano el pasado de su infancia en el barrio Miguel Ortiz, la primaria en la San Francisco y el secundario en el Padre Tommassini y luego la UNSa; pero es más cercano el Taller de Física al Alcance de Todos del profesor Daniel Córdoba que comenzó a los 15 años.

    Con una vida muy corta, con conocimientos incalculables y con un cerebro invaluable, habló sobre el rol de las mujeres salteñas en las ciencias duras.

    ¿Existen aún los prejuicios de las ciencias más duras respecto de las mujeres? Son pocas y en Salta vos vas a ser la primera ingeniera nuclear...

    Yo siento como una gran sorpresa. Yo pensaba que había más chicas egresadas en el (Instituto) Balseiro. Me sorprendió cuando el profe (Daniel) Córdoba me dijo que yo era la primera salteña que ingresaba a Ingeniería Nuclear. Ya había para (Ingeniería) Física, para Mecánica y yo pensé en cómo nadie se interesó en la Nuclear porque para mí es la más interesante de las que hay en el Balseiro. Me alegra también que luego hayan ingresado más chicas. Entró mi compañera de Ingeniería Química de la UNSa y ahora me enteré, cuando fui a visitar el taller, que hay dos chicas más que quieren postularse para el año que viene. Me gusta que se atrevan más, porque es algo difícil. Es difícil dejar tu familia, tu ciudad, tus amigos, las comodidades de tu casa; por eso se necesita mucha vocación.

    ¿La dificultad tuya estuvo más en afrontar lo cotidiano que lo académico?

    Lo académico es otro caso aparte. Yo creía que teníamos un buen nivel en la UNSa, lo cual es cierto, pero el Balseiro es otra cosa. Es aprender más rápido, aprender todo y bien. Y por último es muy riguroso porque las clases comienzan a las 8.30 y a veces las jornadas académicas terminan a las 7 de la noche. En el medio tenemos solo una hora y media de descanso, pero a veces tenés idiomas y solo te queda media hora para comer. Lo que yo amo del Balseiro es que es muy distinto. En las facultades de acá (UNSa) es todo muy formal en las relaciones entre estudiantes y profesor. Allá es todo más informal y los profesores no te tratan como estudiantes sino como futuros colegas y eso te hace sentir querido y como en casa.

    Es otro tipo de enseñanza en otro tipo de institución...

    Sí, los profesores te motivan. La materia que enseñan es a la que se dedican en su vida y entonces están motivados. Les encanta hablar de lo que enseñan porque es parte de su trabajo. Entonces con la ayuda te llevan a que te intereses más por sus materias, para que te guste más la carrera, y además se interesan más por vos. En la UNSa somos muchos y quizás sos un número y allá te tratan como colegas, saben tu nombre y tus progresos. Somos pocos y eso facilita el seguimiento de los profesores.

    Fotografía: Javier Corbalán.


    ¿Hay muchos varones?

    Son muchos. Hay como una mujer por cada diez varones.

    Entonces por eso es más difícil lo cotidiano porque no hay muchas mujeres...

    Eso cuesta mucho al principio. En Salta yo estaba con mis amigas todo el tiempo y allá me tuve que aprender a adaptar mucho a los hombres. Costó, pero pude y me di cuenta de que es muy bueno.

    ¿Son todos de la misma edad?

    Hay de diferentes edades, pero todos estamos casi en la misma. Hay algunos de 25 años, que ya son considerados como los más grandes.

    ¿Lo mismo tenés tiempo para trabajar para la empresa argentina que exporta tecnología nuclear?

    Sí, trabajo para el Invap (Investigación Aplicada) que es una empresa de Bariloche que hace los satélites y reactores, y estoy haciendo mi trabajo final con el que me voy a recibir sobre producción de radioisótopos. ¿No sé si vieron las radioterapias que con los isótopos matan tumores? Mi trabajo es algo parecido. Entonces el Invap tiene mucho interés porque vendió unos reactores a Holanda que se llaman Pallas y mi trabajo es aplicar y decidir qué radioisótopos se pueden producir, porque ellos, los holandeses, no quieren los radioisótopos de ahora porque están pensados para 10 años y ya quedan viejos. Entonces quieren que investigue los radioisótopos del futuro o potenciales, como ellos le dicen. Entonces leo mucho los papers para saber cuáles quieren. Se puede decir entonces que busco los radioisótopos del futuro.

    ¿Y vos también pensas a 10 años?

    Y yo no sé si seguir trabajando para la empresa o continuar en una maestría o algún posgrado. Yo les pregunté a mis profesores y ellos me dijeron que haga lo que quiera, que haga lo que más me guste. Ellos me dicen que a los ingenieros nucleares no les va mal y que no tenemos que arrepentirnos ni aburrirnos de lo que hagamos, que tenemos que disfrutar.

    ¿Y qué le decís a las mujeres que ven las ingenierías como “carrera de hombres”?

    A las mujeres les digo que se tienen que animar porque este país necesita más ingenieras. Tenemos las mismas miradas que los hombres y esto se ve en los trabajos en equipos donde no hay diferencias. Lo bueno es trabajar en conjuntos porque nunca va a existir una persona que sepa todo de todo.

    ¿Cuál fue la influencia del taller del profe Córdoba?

    Siento que son fundamentales para los chicos que están en el secundario porque los cursos de Daniel son muy parecidos a los que dan en el Balseiro. Hay confianza entre el alumno y el profesor, en la manera que explica. Él no tiene el apuro de cumplir un horario, tiene todo el anfiteatro para él, dan los recreos cuando quiere, es más libre. Si vas al taller de Daniel y te gusta la Física es como que ya te orienta para que vayas definitivamente en ese camino. También trae a los chicos del Balseiro y hace que expliquen sus experiencias. Eso te hace ver lo que definitivamente querés.

    http://www.diarionorte.com/article/1...eniera-nuclear
    Editado por última vez por Teodofredo; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/358-teodofredo en 15/03/2019, 04:54.

    Comentario


    • #3
      Una explosión diez veces mayor que la de Hiroshima sobre el mar de Bering

      Un sistema de detección de infrasonidos desplegado durante la Guerra Fría para vigilar ensayos nucleares descubre el estallido de un meteoro que había pasado inadvertido

      EL PAÍS - DANIEL MEDIAVILLA - 19 MAR 2019 -


      Imagen de la bola de fuego que se vio sobre Cheliábinsk (Rusia), un objeto algo mayor que el que produjo el impacto sobre el mar de Bering. (UNIVERSIDAD DE VIRGINIA)


      Todos los días, entre 1.000 y 10.000 toneladas de material llegan a la Tierra desde el espacio. La cantidad es grande, pero cae muy repartida y la Tierra está prácticamente deshabitada. Solo el 1% del planeta está poblado, así que es normal que no percibamos que están lloviendo piedras. En nuestra experiencia, de toda esta materia solo quedan los destellos que producen cuando se desintegran contra la atmósfera en forma de estrellas fugaces.

      Pero de vez en cuando llega una roca mayor con potencial catastrófico. En 2013, un meteoro explotó sobre la región rusa de Cheliabinsk liberando 30 veces más energía que la bomba atómica de Hiroshima. Aquel fue el mayor impacto registrado del siglo y dejó cristales rotos y algunos heridos leves. Hace unos días, según informaba Newscientist, Peter Brown, de la Universidad de Ontario Occidental (EE UU), anunció que el pasado mes de diciembre otro gran impacto, provocado por un objeto de diez metros de diámetro, sacudió la Tierra, pero lo hizo en una región tan remota que nadie lo vio.



      El estallido del meteoro en la atmósfera se produjo sobre el mar de Bering, cerca de la península de Kamchatka, y liberó diez veces más energía que la bomba de Hiroshima. El descubrimiento de aquel estallido ha sido posible meses después gracias a un sistema de monitorización global de infrasonidos, indetectables para el oído humano, desplegado por todo el mundo durante la Guerra Fría para vigilar pruebas nucleares secretas.

      El descubrimiento de este gran impacto vuelve a llamar la atención sobre la dificultad para detectar objetos de pocos metros de diámetro que, si caen o estallan sobre una población, pueden tener consecuencias catastróficas. La NASA tiene un mandato del Congreso para identificar el 90% de los asteroides con órbitas cercanas a la Tierra de 140 metros de diámetro o más. Hace 15 años se estimaba que sería posible tener listo ese catálogo para 2020, pero con la tecnología actual es probable que sean necesarias tres décadas más.

      Josep María Trigo, investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC) y del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), explica que pese a que la mayoría de objetos de ese tamaño son todavía desconocidos, para esas dimensiones de 10 metros ya existen diversos proyectos de seguimiento que pueden localizarlos con unos pocos días de antelación”. El telescopio Joan Oró del Observatori Astronòmic del Montsec, que contribuye a diversos programas internacionales de monitorización de asteroides, colabora en este tipo de búsquedas internacionales. Trigo recuerda cómo en 2008 “el asteroide 2008TC3 fue, con 4 metros de diámetro, el primer asteroide de ese tamaño en ruta de colisión directa con la Tierra detectado con una margen de unas veinte horas”.

      Salvador Sánchez, director del Observatorio Astronómico de Mallorca y miembro de uno de los equipos que más objetos con órbitas cercanas a la Tierra ha descubierto en el mundo, plantea que este tipo de impactos son relativamente frecuentes. “Son metralla ligera que la Tierra recibe cada mes. En EE UU registran gran cantidad de estos objetos en el momento, pero no dicen nada porque caen en el mar o en los polos y los rusos, aunque igual no con tanta precisión, también los detectan, pero no dicen nada”, señala. “La Tierra es un planeta hostil y los asteroides que llegan se desintegran al entrar en la atmósfera o rebotan”, continúa. Después de muchos años detectando objetos de mayor tamaño, Sánchez explica que ahora cuentan con un sistema de telescopios que observa de forma continua un sector del cielo 24 horas al día (sistema ojo de dios) para captar la llegada de objetos de menor tamaño y poder calcular sus órbitas en el momento.

      Además de este tipo de proyectos terrestres, en EE UU ya se está analizando la posibilidad de construir un telescopio bautizado como NeoCam que sería lanzado al espacio para completar con precisión el catálogo de los asteroides de más de 140 metros. Entre los más pequeños ya ha sido posible detectar con solo ocho horas de margen el impacto de un asteroide de poco más de tres metros de diámetro. La proeza fue posible gracias al observatorio Catalina Sky Survey situado en Arizona el 7 de octubre de 2008. Poco después, el centro para el estudio de NEO (objetos cercanos a la Tierra, de sus siglas en inglés) del Jet Propulsion Laboratory de la NASA calculó su órbita y el lugar probable donde caería. Con esos datos, fue posible encontrar fragmentos del objeto en Botsuana, justo donde los científicos habían predicho.

      INFRASONIDOS PARA CAZAR ASTEROIDES

      D. M.
      Nadie presenció el estallido del último gran meteoro en el extremo oriental ruso, pero meses después ha sido posible reconstruir cómo ocurrió gracias a una red de vigilancia instalada por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) para hacer cumplir los acuerdos de no proliferación nuclear durante la Guerra Fría. Se trata de 45 estaciones distribuidas por el mundo capaces de detectar ondas sonoras demasiado débiles para que el oído humano las capte y que viajan mucho más lejos y mucho más rápido que las frecuencias habituales.

      En ocasiones, estas ondas pueden dar varias vueltas al mundo y eso hace que sean tan interesantes para saber si se ha producido un suceso de gran intensidad energética en algún lugar del mundo por escondido que esté. A partir de los sonidos registrados, los científicos son capaces de saber si es una explosión en un lugar fijo, como un test nuclear, o una en movimiento, como la que produce un meteoro. También se puede calcular la energía liberada, el tamaño del asteroide o su velocidad.

      https://elpais.com/elpais/2019/03/18...88_916451.html

      Comentario


      • #4
        Aunque hay varios medios de Europa que lo han publicado, cito a un medio argentino como "Carburando", tradicional medio en el tema automovilístico

        __________________________________________________ _____________________________


        EL PROTOTIPO A HIDRÓGENO DEBUTA EN LE MANS

        CARBURANDO - por Marcelo Mercado - 27/03/2019 | 09:04

        El prototipo impulsado por hidrógeno, MissionH24, girará esta semana en Le Mans .


        El prototipo LMPH2G experimental, desarrollado por la organización franco-suiza GreenGT, se presentará en el circuito Le Mans-Bugatti este jueves como parte de una conferencia de la industria automotriz.

        Este auto hace un tiempo realizó una demostración durante un evento en, Spa Francorchamps, de la European Le Mans Series.


        El Automobile Club de l'Ouest, organizador de las "24 hs. de Le Mans" que es el anfitrión del evento, expresó púbicamente que quería influir en cualquier debate sobre el futuro de los automóviles con este prototipo LMPH2G.

        Bertrand Piccard, quien también está detrás de los planes para un avión de largo alcance que funciona con energía solar, será uno de los pilotos del auto como parte de la demostración.



        El LMPH2G, que se construye alrededor de un chasis ADESS LMP3, es el comienzo para una categoría de autos impulsados con hidrógeno para correr en Le Mans en el año 2024.

        Los planes para que el auto corra, probablemente este año, están siendo desarrollados por la ACO y GreenGT.

        El LMPH2G no es el primer auto de hidrógeno en correr en Le Mans ya que el prototipo H2 de GreenGT fue mostrado por Olivier Panis en el Circuito de la Sarthe en la semana de las "24 Horas" en la edición del 2016.

        https://carburando.com/notas/el-prot...uta-en-le-mans

        Comentario


        • #5
          El "Maglev" de China, el tren más rápido del mundo

          Comentario


          • #6
            Sencillamente......................... fantástico !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

            La investigación científica cuyos resultados alimentan la tecnología y su aplicación al uso cotidiano, hacen milagros. Pero sin la ciencia económica que la sustente, es imposible de concretar. Porque solo con una economía sostenible en el tiempo se puede alimentar la investigación y el desarrollo de ideas innovadoras. Indudablemente muy pocos países pueden lograrlo.


            Cuanto daño se hace a la humanidad con malas políticas !!!!!

            Saludos.

            Comentario


            • #7
              “El megaproyecto del grafeno no me parece una buena idea”

              El investigador, uno de los líderes españoles en ciencias de materiales, habla de la nueva revolución industrial en la que en lugar del acero o el silicio mandarán las proteínas


              EL PAÍS - DANIEL MEDIAVILLA - 11 MAY 2019 -

              Javier Llorca, en el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Materiales, en Getafe (Madrid) JAIME VILLANUEVA


              "Desarrollamos dispositivos capaces de aprovechar la vibración de un coche o los movimientos que hacemos con nuestro móvil para generar energía"


              Javier Llorca recuerda cómo a principios del siglo XX algunas luminarias como Lord Kelvin pensaban que todo lo que podía saberse en física ya se había averiguado. Era una época en la que los científicos y la sociedad rebosaban confianza en el progreso. Tenían motivos. En menos de doscientos años habían organizado dos revoluciones industriales que cambiaron el mundo.

              Llorca, director científico del Instituto IMDEA Materiales, recuerda que estas dos revoluciones se basaron en una ciencia y unos materiales. “En la primera la ciencia fue la química, que nos permitió crear aleaciones y que podemos decir que tiene como principal material el acero, que da lugar a la máquina de vapor y otros artefactos. En la segunda, la ciencia es la física, con el electromagnetismo o la termodinámica y todos los avances tecnológicos asociados. Y cuando ya parecía que estaba todo acabado, a principios del siglo XX se desarrolla la mecánica cuántica, la mecánica relativista y aparece el silicio y todo da lugar a la revolución de la información.

              Llorca, que acaba de ser elegido fellow de la Materials Research Society, la principal sociedad en ciencia de materiales del mundo, trabaja ahora en su instituto en los materiales con los que se construirá el futuro, en las baterías que harán posible abandonar los combustibles fósiles y piensa en el material que será la base de la próxima revolución industrial: las proteínas.

              Pregunta. ¿Cómo se empieza a desarrollar un nuevo material?

              Respuesta. Hay dos maneras de desarrollar materiales. Una es porque uno se encuentra con ellos, como pasó con la magnetorresistencia gigante [un efecto de la mecánica cuántica que ha permitido el diseño de lectores de discos duros de ordenadores y la miniaturización de estos dispositivos], porque los físicos se encontraron con esas estructuras y vieron que podía tener una aplicación. Otra manera de descubrir un nuevo material es desarrollarlo progresivamente para que tenga una aplicación. Eso es lo que hacemos con los materiales compuestos para aviones, por ejemplo, que los vamos mejorando por ensayo y error. Y este sistema se está mejorando con sistemas de simulación por ordenador, que abarata y acelera todo este proceso.

              P. ¿En qué materiales trabajan?

              R. En el IMDEA Materiales nos organizamos en programas de investigación para resolver retos sociales en colaboración con la industria. Desarrollamos nuevas metodologías de fabricación de materiales, vemos cómo se rompen o cómo cambian sus estructuras cuando les sometemos a distintas pruebas y vemos si tienen las propiedades que buscamos. Empezamos con materiales como el aluminio, aceros, aleaciones y después ampliamos nuestro área de estudio para afrontar el tema de la energía y buscamos nuevos materiales que sirvan desde la construcción de células solares a biomateriales que pueden emitir luz. También estamos desarrollando baterías más eficientes, que sean capaces de cargarse y descargarse más rápidamente o de durar más.

              Uno de los temas en los que estamos trabajando son los materiales estructurales, que sean capaces de aprovechar la vibración de un coche o los movimientos que hacemos con nuestro móvil para generar energía. Esto tiene mucha importancia en el mundo del automóvil, donde la conducción autónoma hace necesario instalar una gran cantidad de sensores y con este sistema no sería necesario utilizar gran cantidad de cobre para alimentar estos sensores y se ahorraría energía, dinero y peso. Imagina que le puedes poner un material al lado del sensor que solo con la energía de la vibración es capaz de generar energía eléctrica y alimentar el sensor.

              Además de estos materiales para la energía y para el transporte, estamos empezando a desarrollar materiales para la salud, otro reto social inmenso por el envejecimiento de la población. Acabamos de empezar un proyecto de prótesis que servirían para sustituir los andamios metálicos que se utilizan ahora para hacer crecer alrededor de ellos tejidos con los que reconstruir huesos. Ahora queremos hacerlos de magnesio, para que una vez que se hayan hecho crecer los huesos con células madre a su alrededor, se puedan absorber en el organismo y no sea necesario volver a abrir para extraer el andamio.

              P. ¿Por qué serán las proteínas el material del futuro?

              R. La ciencia en la que se basará la próxima revolución industrial será la genética y el material serán las proteínas. El resultado serán tejidos, órganos e incluso se podrá crear vida. El problema es que de genética sabemos muy poco, es una ciencia muy moderna.

              Para entender esta revolución que está por venir hay que entender que el sistema con el que fabricamos los chips, que son el componente más complicado de nuestras industrias, es secuencial. Un chip tiene millones y millones de transistores uno encima de otro, organizados en una estructura extremadamente complicada. Cuando uno construye de esa manera secuencial, basta con que una de las capas falle para que el dispositivo se estropee. Y eso limita mucho la complejidad de los chips que uno puede fabricar. La naturaleza no fabrica así, coge toda la información, la mete en unos genes y luego esos genes van fabricando un ser vivo que es infinitamente más complejo que cualquier cosa que fabricamos los hombres y si algo falla y no puede crecer por un lado, crece por otro. Es mucho más eficiente.

              Utilizando técnicas de ingeniería genética vamos a poder fabricar estructuras mucho más complicadas con muchas funcionalidades. Vamos a poder fabricar nuevos sistemas y en algún momento fabricar vida. Nos falta que ocurra en la genética lo que pasó en la física entre 1905 y 1930, el desarrollo de la mecánica cuántica y relativista, pero aplicado al conocimiento de la genética. Si yo fuese joven ahora, estudiaría ingeniería genética.

              P. Estamos viendo que el impacto humano sobre el medio ambiente es cada vez mayor. Además de los cambios de hábitos, ¿puede la ciencia ayudarnos a evitar un desastre global?

              R. Yo soy muy optimista, sobre todo porque los predicadores de desastres se han equivocado siempre. Los informes del club de Roma hablaban hace muchos años del crecimiento exponencial de la humanidad, de que no se iba a poder dar de comer a la humanidad… Ahora con las nuevas semillas, las nuevas tecnologías, la capacidad de producción de alimentos se ha incrementado por órdenes de magnitud. Si se mira a la energía, las renovables son un 30% del consumo de España y no utilizamos más porque para poder utilizarlas hay que almacenarlas. España y una buena parte del mundo podría alimentarse de renovables si tuviésemos buenas baterías. Se está trabajando, por ejemplo, en baterías de zinc, de calcio, de sodio, que ocupan más espacio, pero pueden enterrarse delante de una casa y hacer que sea autosuficiente.

              P. ¿Cree que es una buena idea un gran proyecto con una inversión de más de 1.000 millones de euros para desarrollar aplicaciones de un material, como ha hecho la Unión Europea con el grafeno?

              R. Invertir tanto dinero en el megaproyecto del grafeno no me parece una buena idea. El grafeno es un material muy interesante, con unas propiedades únicas que va a dar lugar a muy buena ciencia, pero a lo largo de mi carrera científica he asistido a revoluciones de materiales que iban a resolver todos los problemas de la sociedad y no se materializaron. Pasó con los superconductores de alta temperatura, que merecieron un Nobel, se dijo que nos iban a proporcionar energía gratis… Son materiales interesantes, con un par de aplicaciones nicho, pero no han revolucionado nada. Luego llegaron los fullerenos y con ellos se hizo buena ciencia, pero aplicaciones, cero. Luego los nanotubos de carbono, elementos estructurales, un ascensor hasta el espacio… Y el grafeno, más de lo mismo. Ya ha pasado bastante tiempo y no hay aplicaciones con grafeno. Esos dineros del grafeno se podrían haber utilizado de una manera más eficaz.

              https://elpais.com/elpais/2019/05/08...11_282700.html

              Comentario


              • #8
                Parece que no va a ser tan fácil la cosa...

                EEUU revela un nuevo accidente mortal de un coche con piloto automático

                EL MUNDO - EFE - Washington - Actualizado Viernes, 17 mayo 2019


                El conductor del vehículo, Jeremy Beren Banner, activó el Autopilot, que proporciona funciones de conducción autónoma, 10 segundos antes del impacto

                Una mujer prueba el piloto automático de un modelo de Tesla. (REUTERS)

                Las autoridades estadounidenses revelaron este jueves que el sistema Autopilot, de conducción autónoma, controlaba el Tesla Model 3 que se estrelló el pasado 1 de marzo en Florida (Estados Unidos) causando la muerte a su conductor.

                Un informe preliminar del Consejo Nacional para la Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) dado a conocer este jueves concluye que el conductor del vehículo, Jeremy Beren Banner,activó el Autopilot, que proporciona funciones de conducción autónoma, 10 segundos antes del impacto.

                El documento también señala que Autopilot no detectó las manos del conductor en el volante en los últimos ocho segundos y que no realizó maniobras evasivas para evitar el choque contra un camión, cuando el Model 3 circulaba a 68 millas por hora (109 kilómetros por hora) en una área donde el límite era de 55 millas por hora (88,5 kilómetros por hora).

                En respuesta a la difusión del informe, Tesla defendió en un comunicado el sistema de conducción automática. "Los conductores de Tesla han registrado más de mil millones de kilómetros con el 'Autopilot' activado y nuestra información muestra que cuando es utilizado de forma apropiada por un conductor atento que está preparado para tomar control en todo momento, los conductores con 'Autopilot' son más seguros", aseguró la compañía.

                El Model 3 2018 y el camión circulaban por una autopista. En el momento del impacto, el camión estaba cruzando carriles y se interpuso en el camino del Model 3. El vehículo de Banner se empotró contra los bajos del camión y el techo del Model 3 se desprendió.

                La muerte Banner, de 50 años de edad, es la cuarta conocida en vehículos de Tesla con el sistema automático activado(tres en Estados Unidos y una en China) y su accidente es muy similar al ocurrido en 2016 también en Florida, cuando un Model S se estrelló contra la parte trasera de otro camión.

                Entonces, la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera apuntó que el sistema de frenado automático de emergencia (AEB, por sus siglas en inglés) del Tesla no se activó y que el conductor "no frenó, maniobró o tomó ninguna otra medida para evitar la colisión".

                El informe añadió que la investigación "no identificó ningún defecto en el diseño o el rendimiento del AEB o Autopilot", aunque también consideró que a la muerte del conductor contribuyó la falta de "salvaguardas".

                Tras el reporte del accidente en 2016, Tesla afirmó que había realizado cambios en los sensores de "Autopilot" para detectar mejor objetos.

                https://www.elmundo.es/motor/2019/05...a358b467d.html

                Comentario


                • #9
                  La NASA halla evidencias de agua y moléculas orgánicas en Ultima Thule

                  REPÚBLICA / EFE | 21/05/2019

                  La agencia espacial estadounidense NASA ha encontrado evidencias de una mezcla única de metanol, hielo de agua y moléculas orgánicas en la superficie de Ultima Thule, el asteróide más distante explorado hasta ahora por instrumentos humanos, informaron los medios.




                  Ultima Thule
                  , conocido también como 2014 MU69, se encuentra a 6.400 millones de kilómetros de la Tierra, y los científicos han estado muy interesados en él desde que descubrieron que tiene la apariencia de un muñeco de nieve.

                  El asteroide tiene dos segmentos planos distintos y se cree que es una reliquia antigua formada, probablemente, hace miles de millones de años.

                  La NASA ha dado a conocer el primer conjunto de datos recogidos durante una primera aproximación de la cápsula New Horizons, en el día de Año Nuevo, al objeto ubicado en el Cinturon de Kuiper, una región exterior del Sistema Solar en la cual abundan los cuerpos rocosos helados.

                  Los objetos en esa región incluyen núcleos de cometas, planetesimales (las formaciones precursoras de los planetas) y asteroides con dimensiones que van de los 100 a los 1.100 kilómetros de diámetro.

                  El cinturón, con forma de disco, se extiende más allá de la órbita de Neptuno y su nombre honra al astrónomo estadounidense Gerard Kuiper.

                  La información proporcionada por la sonda espacial New Horizons devela mucho acerca de la composición de Ultima Thule, y los investigadores estudian una variedad de características en la superficie del objeto, como partes brillantes y manchas, colinas, valles y cráteres.

                  Hasta ahora, los científicos han aprendido que Ultima Thule no es simplemente otro objeto más en el espacio y que, en cambio, su composición, desarrollo y geología son más complejas que lo esperado, indicó la NASA.

                  La mezcla de metanol, hielo de agua y moléculas orgánicas hallada en la superficie de Ultima Thule “es muy diferente de la mayoría de objetos helados explorados anteriormente por cápsulas espaciales”, añadió.

                  “Tenemos ante nosotros los remanentes bien preservados de un pasado muy antiguo“, señaló en un comunicado Alan Stern, el investigador principal del programa New Horizon.

                  “No cabe duda de que los descubrimientos hechos acerca de Ultima Thule harán avanzar las teorías sobre la formación del sistema solar”, agregó.

                  La cápsula New Horizons, con un valor de 720 millones de dólares, viaja a unos 53.000 kilómetros por hora y seguirá enviando datos de su última aproximación a Ultima Thule hasta fines del verano (hemisferio norte) de 2020.

                  https://www.republica.com/2019/05/21...-ultima-thule/

                  Comentario


                  • #10
                    La UBA inaugura el primer laboratorio de átomos e iones fríos de Latinoamérica

                    Comenzará a funcionar formalmente esta semana en la Facultad de Ciencias Exactas, tras una década de trabajo.

                    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	2019_nanonoticias.jpg
Visitas:	1
Size:	170,3 KB
ID:	686903
                    Expertos. Los físicos Juan Pablo Paz y Christian Schmiegelow, responsables del laboratorio que se inaugurará el próximo jueves.(Foto: Juan Obregon)

                    Realizará experimentos de física y óptica en un campo tecnológico que solo dominan veinte países del mundo.

                    El próximo jueves en un cuarto aislado y acondicionado contra las vibraciones, ubicado en un recóndito pasillo del Pabellón I de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, comenzará a funcionar formalmente el primer Laboratorio de Iones y Átomos Fríos (LIAF) de América Latina. Con esa instalación en marcha, un equipo de media docena de científicos argentinos comenzará a realizar experimentos de física en un prometedor campo tecnológico que hoy apenas domina una veintena de países del mundo. Sus resultados se podrán aplicar a ideas teóricas y desarrollos concretos: desde poner a punto la próxima generación de relojes atómicos de super-alta precisión hasta sumar avances originales en el campo de la computación cuántica.

                    “Estamos más que orgullosos porque, tras muchas demoras, podemos inaugurar este laboratorio que es único en la región. Es una tecnología que desarrolla Alemania, Canadá, Francia, EE.UU., y otros países similares. Y exige instrumentar técnicas avanzadas de óptica tradicional y cuántica, electrónica, física atómica y ultra-vacío. Todas combinadas para hacer trampas de iones”, le resumió a PERFIL Juan Pablo Paz, profesor del Departamento de Física y un referente mundial en el desarrollo de la computación cuántica.

                    “Una de las primeras cosas que haremos son experimentos relacionados con metrología: aportes para la próxima generación de relojes atómicos ópticos, que tendrán mayor precisión que los actuales”, explicó Christian Schmiegelow, investigador del Conicet y co-responsable del LIAF. “Y otra línea de trabajo que tenemos es estudiar la termodinámica cuántica para ver cómo interaccionan unas pocas partículas y entender cómo funcionaría una máquina hecha de un puñado de átomos”.

                    Para poder hacer todos estos experimentos se requieren habilidades técnicas para operar las trampas electromagnéticas y los rayos láser capaces de retener y enfriar los iones. Y, también, una inversión considerable. “Armar este laboratorio tomó años de justificar subsidios y superar trámites burocráticos. Hoy, solo en equipamientos, llevamos invertido casi US$ 1 millón”, explicaron.


                    Un largo camino.


                    En 1995 Paz tuvo la idea de formar investigadores capaces de hacer física aplicada. Pasaron 30 años para que, finalmente, se pudiera poner a punto el espacio y conseguir el equipamiento y los profesionales capaces de hacer avanzar los experimentos con simuladores cuánticos. “No llegan a ser verdaderas computadoras cuánticas que podrían resolver cualquier algoritmo. Los simuladores que armaremos en los próximos tiempos son prototipos de computadoras cuánticas: más simples, pero pueden aplicarse a resolver un problema complejo, aunque específico”, detalló Paz.

                    Lo original es que su propio trabajo profesional siempre estuvo enmarcado en la física teórica. “Siempre me gustó interactuar con expertos en experimentos. Por eso al regresar a la Argentina, en 2006, pensé cómo hacer ciencia experimental avanzada en mi especialidad”. Así, junto a un grupo de colegas armó un laboratorio de óptica cuántica. “Usábamos láseres para el procesamiento de información manipulando fotones gemelos entrelazados. Y pude ayudar a otros investigadores para que se especializaran en el tema en Alemania, manipulando iones fríos. Para 2009 ya planeábamos este espacio y finalmente se logró en 2015”. La espera de los siguientes cuatro años se explica “por las demoras burocráticas, la devaluación que nos hizo resignar o postergar la compra de equipos y los ajustes presupuestarios que viene padeciendo la ciencia argentina”, resumió Paz.

                    El primer objetivo del flamante laboratorio es capturar átomos dentro de la trampa y “bombardearlos” con láseres. “Con eso los enfriamos a 0,001°K por encima del cero absoluto. Luego vamos a llevarlos a temperaturas más bajas, cercanas al microkelvin, en la que el átomo alcanza estados cercanos al de la menor energía”. Estos ensayos se podrán aplicar en metrología cuántica, para mejorar la precisión de los actuales relojes atómicos. En el mediano plazo apuntan a nuevos experimentos que permitan entender mejor las bases de la computación cuántica y que ésta sea una realidad para 2030.


                    Un Nobel de invitado

                    Para inaugurar oficialmente el próximo jueves el Laboratorio de Iones y Atomos Fríos (LIAF) llegarán a la Argentina invitados destacados del mundo de la ciencia, incluyendo al físico David Wineland, Premio Nobel 2012 y padre de la computación cuántica con iones fríos, y Juan Ignacio Cirac, director del Instituto Max Planck de Optica Cuántica de Alemania.

                    Ambos recibirán sus doctorados “honoris causa” de la UBA y brindarán sendas charlas de divulgación, pensadas para públicos no especializados, con traducción simultánea. Serán sobre dos temas que ocuparán el foco del flamante laboratorio: relojes atómicos del futuro y hacia la computación cuántica. Wineland fue el autor del primer experimento de la historia que probó que era posible desarrollar las bases de este nuevo tipo de computación, un rubro de la ciencia que promete revolucionar la criptografía, el manejo de enormes bases de datos, el machine learning y la inteligencia artificial.

                    Fuente: Diario Perfil

                    Comentario

                    Trabajando...
                    X