Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El coronavirus

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Conociendo mas al coronavirus

    “El coronavirus se va a quedar. Tiene tal capacidad para dispersarse que ya no va a desaparecer”

    El virólogo José Antonio López Guerrero advierte: “Hacemos lo que podemos. La ciencia evoluciona y rectifica”


    1

    EL PAÍS - MANUEL JABOIS - 16 MAY 2020 - 09:34 CEST

    El virólogo José Antonio López, en su domicilio.ALFREDO CÁLIZ / ALFREDO CÁLIZ


    El extracto de conversaciones telefónicas e intercambio de correos que sigue, sobre la pandemia del coronavirus, se mantuvo en las últimas semanas. Empezó en relación a un reportaje y continuó los días siguientes mientras el científico, un divulgador con programa propio en Radio 5 (El laboratorio de JAL), seguía los avances y retrocesos en la investigación de la covid-19. José Antonio López Guerrero (57 años, Madrid) es profesor de Microbiología en el departamento de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid, director del grupo de Neurovirología del mismo departamento y director del departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Ha publicado un ensayo titulado Virus: ni vivos ni muertos (Editorial Guadalmazán).

    Pregunta. ¿Somos los seres humanos que somos gracias a los virus?

    Respuesta. Han influido en nuestra evolución más de lo que nos gustaría reconocer. Se sabe que un 8% de nuestro material genético procede de una familia de virus que se llaman retrovirus y que tienen la capacidad de meterse en nuestro genoma. Muchos de estos virus se incorporaron en nuestra línea germinal y se transmitieron. No solamente me infectaban a mí, sino a mi descendencia.

    P. ¿Nos han fastidiado siempre?

    R. El 99 % no nos hace daño, o pasa de nosotros, o ha interaccionado con nosotros en un sentido evolutivo. De los retrovirus en concreto se cree que tienen una función. Hay teorías que defienden que, gracias a uno de estos virus, un precursor de los mamíferos hizo que sus huevos no salieran al exterior, sino que se fusionaran con células en el interior, en lo que sería un futuro útero, y eso lo habría convertido en el precursor de los mamíferos placentarios. Es decir: hay teorías, y bien documentadas, que apuntan a que somos mamíferos por los virus. No solamente los virus habrían colaborado con nosotros en la evolución, sino que los virus habrían colaborado en la aparición de los mamíferos, sobre todo de los mamíferos con placenta. Es un pequeñísimo porcentaje, pero muy puñetero, el de los virus que causan patologías importantes en humanos o en otros animales.

    P. Nos buscan.

    R. Nos encuentran, más bien. Fuera de una célula un virus no es nada, es un complejo molecular formado por ácido nucleico y proteína. Si tú inactivas un virus para que no replique dentro de una célula, se lo inyectas a un conejo y el conejo produce anticuerpos, poco más.

    P. Se controlan, pero no se matan nunca.

    R. Igual que las bacterias, ¿una bacteria es inmortal?

    P. Pero el virus no es un ser vivo.

    R. Un ser no vivo no puede ser mortal, pero la pregunta en el sentido evolutivo tiene sentido. Por ejemplo, las bacterias sí son seres vivos, ¿una bacteria es inmortal? Un animal muere y queda su descendencia. En el caso de las bacterias, no. Donde hay una bacteria hay dos, cuatro, ocho, y si tienen medio de cultivo estarán eternamente así, no fallecen.

    P. ¿Los virus igual?

    R. Si tienes a un virus que no está dentro de la célula que infecta, más que morir lo que hace es que se inactiva, pierde viabilidad. Acaban perdiendo título, el título de virus; el título es la cantidad de virus.

    P. Pero sigue presente.

    R. Ahora se dice mucho “el coronavirus vive no sé cuánto en gotitas de agua, vive no sé cuánto flotando en el aire”. Son estudios sesgados. Lo que suele haber es material genético del virus, no el virus. Está pasando con los [test] PCR. Lo que hace una PCR es ver si hay material genético del virus, otra cosa es que haya virus enteros o que esos virus que se encuentren sean infecciosos. Por ejemplo, en las heces de personas infectadas, semanas después de estar curadas se ha encontrado genoma del virus. Y se decía: “Una vez que te den de alta tienen que pasar dos semanas antes de vivir con normalidad...”.

    P. ¿No es así?

    R. Sigue siendo buena medida que te mantengas un tiempo en casa. Se ha visto en algunos casos -un porcentaje muy pequeño- que el virus volvía, seguramente porque no era del todo eliminado ya que permanecía en alguna parte del cuerpo.

    P. ¿Puede ser un positivo en un test PCR por material genético del virus pero no por el virus?

    R. Sí, y seguramente está ocurriendo. Cuando han pasado ocho o nueve días y alguien tiene respuesta inmunológica, ya tiene anticuerpos. Sobre todo si ya tiene anticuerpos IgG, o sea que sus células están atacando bien al virus. Hay una horquilla desde que tienes anticuerpos hasta que ya no se detecta virus, donde todavía das positivo por PCR. Yo sospecho que no todos esos positivos son virus infecciosos, porque la PCR no mira que haya virus viable, sino que haya material genético de virus. La PCR es muy sensible, detecta genoma del virus pero no te dice si ese virus es viable, si es un trozo de virus que hay ahí solo, o si es un resto de material genético.
    Es un pequeñísimo porcentaje, pero muy puñetero, el de los virus que causan patologías importantes en humanos o en otros animales

    P. ¿Somos inmunes tras pasar la enfermedad?

    R. Todos los estudios en modelos animales, en personas que han pasado la enfermedad y los comparativos con el SARS de 2002-2003 [SARS-1, síndrome respiratorio agudo, por sus siglas en inglés] apuntan a que se genera una respuesta efectiva y neutralizante de anticuerpos, al menos contra el virus.

    P. Apuntan.

    R. No hay estudios concluyentes sobre el tipo de inmunidad que se acabará generando. Depende de la persona. El SARS-1 generaba IgG hasta varios años después. Tendremos que esperar para comprobar cuánto nos protege la inmunidad y por cuánto tiempo. Y será importante para saber qué podremos esperar de una futura vacuna.

    P. ¿Cuánto tiempo podría durar esa inmunoprotección?

    R. En el SARS-1, al menos 15 años después había gente con anticuerpos. Queremos ser optimistas y pensar que algo va a proteger. ¿Cuánto tiempo? No lo sé. ¿Que después te vuelves a infectar porque has perdido esa inmunidad? El sistema inmune está ahí, durmiente o no. Y si hay una segunda fuente de infección, aunque hayas perdido parte de esa inmunidad, la respuesta podría ser más rápida y efectiva que la primera vez que te infectaste. Nunca vas a volver a la casilla de salida.

    P. Pero hay inmunidades más fuertes que otras.

    R. Depende de la genética del individuo, su edad, su estado inmunológico, cómo y dónde replique preferentemente el virus.

    P. Un estudio del Hospital Monte Sinai de Nueva York ha concluido que el 99% de las personas que han pasado la infección producen anticuerpos neutralizantes.

    R. En condiciones normales, una persona debería generar linfocitos de memoria, células tanto B como T, que son los que actuarían rápidamente en un posible segundo contacto con el virus. Con algunos patógenos, esa memoria es de por vida. En otros casos, de años. Por desgracia, con algunos virus, de meses. Los virus respiratorios no son buenos generadores de largas respuestas inmunológicas pero, viendo los indicios y lo que sabemos de su primo más virulento el SARS-1, podemos ser optimistas.

    P. El sistema inmunológico aprende a defenderse del virus.

    R. Tenemos diferentes vías de defensa. Las innatas, que están preparadas para cuando entra un patógeno, y las específicas, que requieren al menos una semana para formarse: anticuerpos, células citotóxicas.

    P. ¿Qué ocurre cuando entra?

    R. En cuanto entra en las vías respiratorias infecta las células epiteliales. Ahí ya hay células que comen a los virus, por ejemplo células dendríticas, neutrófilos, macrófagos y unas células asesinas que se llaman NK, que son células natural killers, asesinas naturales, que atacan a las células infectadas. Todo esto ocurre de forma natural. Y también producimos una sustancia natural que se llama interferón, que actúa contra el virus. Se dice que el virus ha aprendido a bloquear el efecto del interferón, y esto es importante, porque parece que una de las causas por las que este virus es tan peligroso es porque inhibe nuestras defensas de interferón.

    P. Esto cuando ya está dentro.

    R. Con un porcentaje superior al 80% de los casos el virus desaparece sin mayor problema, de forma asintomática.

    P. Pero mientras, contagia.

    R. Sí. Y otras veces el virus no desaparece, baja por las vías respiratorias, llega al pulmón, y allí se produce otra guerra mucho más complicada. Que se te hinchen un poquito las narices y que pierdas el sentido del olfato, pues te fastidia, pero ahí estás. Si baja al pulmón y se produce otra guerra, ahí podemos perder nosotros porque se puede producir un proceso inflamatorio. Y luego, al cabo de una semana más o menos, llega la respuesta específica contra el virus: los anticuerpos.

    P. Que también ganan.

    R. De forma natural solemos ganar nosotros, pero en algunos casos se ha visto que esa misma defensa, la que se produce después de una semana, es peor que el virus. Produce la inflamación de los pulmones, la infiltración..., produce una respuesta que acaba con la vida de la persona. Algo parecido a una septicemia, pero con virus y localizado en los pulmones.
    ¿Que después te vuelves a infectar porque has perdido inmunidad? El sistema inmune está ahí, durmiente o no. Nunca vas a volver a la casilla de salida

    P. Las personas mayores.

    R. Hay ya desregulación del sistema inmune. Vamos perdiendo capacidad de respuesta. En las personas mayores el sistema inmunológico empieza a hacer un poco de agua. No está pensado para seres que viven 70, 80 años. Y suele haber otros problemas de salud añadidos.

    P. Éste es un virus muy discreto.

    R. Es su mejor arma. La transmisión asintomática y el hecho de que el virus en la mayoría de los casos no produzca enfermedad. Que las personas sigan haciendo vida normal sin enterarse es lo ideal para un virus. A un virus no le interesa ser muy agresivo porque se detecta y la gente se aísla. A un virus le interesa replicarse, pasar desapercibido y que las personas infectadas lo transmitan lo más posible.

    P. La inteligencia del virus.

    R. Se cuenta en El gen egoísta, de Richard Dawkins. Todo lo que mueve la vida en la Tierra es la necesidad de los genes de perpetuarse. De hecho, nosotros no somos más que un envoltorio de genes que hemos evolucionado para tener una capacidad efectiva de pasar genes y de expandir los genes y de adaptarlos al entorno, en nuestro caso mediante la reproducción sexual, pero lo que mueve la vida en la Tierra es el egoísmo de los genes por perpetuarse. La expresión más sencilla son los virus: genes envueltos en proteína para estar protegidos, que quieren perpetuarse y expandirse.

    P. El coronavirus no quiere matarnos.

    R. A ningún virus le interesa. Si lo hace, desaparece. En los virus más agresivos los brotes son más pequeños. Ahí tenemos el ébola: tiene un 80% de mortalidad en los países donde no hay buenas condiciones sanitarias, y los brotes que produce suelen ser violentos y pequeños. Los virus más agresivos son los que menos éxito tienen expandiéndose. Son los coronavirus, los virus catarrales que todo el mundo tiene, los que se hacen pandémicos.

    P. ¿Qué pasa cuando muta?

    R. Los virus tienden a adaptarse al organismo que infectan, no destruirlo. Toda la evolución que se ha visto con otros virus es que al final el virus se ha adaptado, ha perdido virulencia, y vive en armonía con el hospedador que infecta. La antecesora de nuestra gripe actual fue la gripe de 1918, que mató a más de 50 millones de personas. Ese virus, al cabo de cinco años, ya se había adaptado a nosotros, ya teníamos inmunidad contra él, ya teníamos una especie de amistad.

    P. Una amistad peculiar.

    R. Ese virus se ha ido adaptando porque los virus tienden a hacer eso y sus mutaciones tienden a ser adaptativas. ¿Que en un momento dado se puede producir una mutación a algo más virulento? No se descarta. Pero este virus muta poco comparado con otros parecidos. Lo normal es que en esa deriva al azar de mutación los virus con más éxito sean aquellos que más convivan con el ser humano sin destruirlo.

    P. Si se queda, como se quedó el de la gripe, sin esta virulencia pero igual de fastidioso, ¿qué síntomas tendríamos?

    R. El que sea estacional o no no depende de qué sintomatología produzca. Este virus va a ser estacional seguramente, está tan extendido que se va a quedar. Tiene tal capacidad para dispersarse que ya no va a desaparecer.

    P. ¿Ni con el calor?

    R. Los datos científicos apuntan a que le afectará y caerá su capacidad de infectar. A medida que nuestra especie tenga más defensas porque nos hayamos infectado más, el virus va a tener más difícil expandirse, y gracias a eso, junto con el calor y la luz del verano, las infecciones caerán durante esos meses. Pero volverá en la siguiente temporada, casi con toda seguridad. Y que el virus desaparezca o no este verano dependerá también de nuestra responsabilidad ante las medidas de contención.

    P. ¿Estamos haciendo lo correcto?

    R. Lo que podemos. Primero, estudiarlo. Hasta que no hemos sabido cómo se transmite el virus dábamos información contradictoria. A medida que vamos aprendiendo cómo se transmite, cómo infecta, qué periodo de incubación tiene, qué supervivencia tiene en los diferentes medios, se va reajustando todo.

    P. Rectificando.

    R. Porque la ciencia evoluciona y rectifica. La pseudociencia, sin embargo, nunca falla: tiene un remedio estúpido que vale para cualquier cosa. Por eso la ciencia cura en cuanto puede, y la pseudociencia no cura nunca. Hemos rectificado muchas veces a lo largo de esta pandemia. Todo lo hacemos mejor a medida que vamos sabiendo más. Estructuralmente, molecularmente, celularmente y también clínicamente. Se está haciendo lo correcto. Con errores en algunas ocasiones, con vías y puntos muertos en otras. Desde lo que sabíamos del virus hace cuatro meses hasta ahora, fíjate. Ha sido un hito mundial.
    Todo lo hacemos mejor a medida que vamos sabiendo más. Estructuralmente, molecularmente, celularmente y también clínicamente

    P. A finales de febrero en El Cultural usted escribió un artículo que tituló ‘Más que un catarro, menos que una gripe’.

    R. No pretendía ni pretendo subestimar el peligro del SARS-CoV-2, sino poner en valor el peligro del virus de la gripe. Aun teniendo cierta inmunidad de rebaño, buenos antigripales y una vacuna efectiva para la población de riesgo, sigue matando a cerca de medio millón de personas, directa o indirectamente, cada año. Las comparaciones deben hacerse en su contexto. Por otra parte, parece que la presencia del virus en la población española es menor de lo que se pensaba, pero un informe del Imperial College hablaba de la posibilidad de que hasta el 15% de los habitantes de nuestro país estuviera infectado de forma asintomática. Con esas cifras, la mortalidad del virus habría resultado ser no muy distinta a la de la gripe estacional. Hoy sabemos que sólo el 25% de los infectados serían asintomáticos y la seroprevalencia menor del 10%. Esto lo empezamos a saber ahora, tras dos meses de confinamiento.

    P. A propósito de ese artículo, o del “España no va a tener más allá de algún caso diagnosticado” de Fernando Simón, mucha gente echa de menos autocrítica en la comunidad científica.

    R. Yo me autocritico, pero no me flagelo. No hay entrevista en la que no piense al terminar: eso no tendría que haberlo dicho así o, directamente, no tendría que haberlo dicho. Siempre he procurado decir aquello que la ciencia sabía en cada momento. Si ahora me preguntas por el efecto del calor y la luz, te diré que los datos apuntan a que el virus será sensible a esos factores. Si llega el verano y el virus sigue expandiéndose, ¿he mentido? La ciencia evoluciona a la luz de las evidencias acumuladas. Uno de los epidemiólogos más importantes del mundo, Johan Giesecke, también habla del SARS-2 en términos comparativos con la Gripe A. Las comparaciones son odiosas, sobre todo si se realizan en contextos diferentes.

    P. ¿Qué le parece la desescalada?

    R. Este virus se transmite por contacto. Si eliminas el contacto, eliminas el virus. Hay virus que se transmiten por contacto sanguíneo, como el VIH o la hepatitis C. Pero este virus se transmite por proximidad, por contacto directo entre aerosoles del que habla, porque hay superficies contaminadas recientes y alguien las toca y luego se lleva la mano a la cara. Si evitamos esta movilidad, funciona.

    P. Y como eso es imposible, indefinidamente, ¿qué hacer?

    R. Ahora, salir durante unas horas. La historia no es tanto que no nos infectemos, sino que no se colapsen los hospitales, porque vamos a infectarnos poco a poco. Pero hay que hacerlo de forma que no se desborde la sanidad. Va a haber medidas y contramedidas. A lo mejor dentro de una semana volvemos otra vez a encerrarnos porque se han disparado los casos, pero es que no hay mucho más que hacer. En Alemania han tenido que rectificar en algunas zonas porque han aumentado los casos, en Hong Kong tuvieron que aplicar otra cuarentena otra vez porque aumentaron los casos. Vamos a ciegas intentando avanzar.

    P. Investigando.

    R. Si ya es difícil bregar con un virus que no conocemos, lo es más en un país con un desarrollo tecnológico muy bajo porque nunca hemos apostado en investigación ni hemos aprendido que un país es rico porque investiga, y no que investiga porque sea rico. Ahora mismo solamente se investiga en algo que tenga que ver con la covid-19, ya no se investiga ni con otros virus patógenos como el VIH, ni se investiga contra el cáncer, ni se investiga contra enfermedades cardiovasculares, que siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo, ni se investiga con neuropatologías como alzhéimer o esclerosis múltiple.

    P. ¿No son esenciales ustedes?

    R. Han ido a trabajar los esenciales y han ido a trabajar los no esenciales, pero la ciencia no es ni esencial ni no esencial, no es nada. Ahora no hay necesidad de investigar nada. No es necesario invertir en investigación. España volverá otra vez a pagar las consecuencias, como hizo con la crisis de 2008, cuando lo primero que retiró de su presupuesto fue la inversión en ciencia y en sanidad.

    https://elpais.com/ciencia/2020-05-1...saparecer.html

    Comentario


    • "........ ni hemos aprendido que un país es rico porque investiga, y no que investiga porque sea rico. ... "

      Una frase para destacar de este científico y colgarla de un cuadro en todas las Universidades y Ministerios de Ciencia y Tecnología.

      Saludos.

      Comentario


      • Y oficinas de presidentes

        Comentario


        • La caótica gestión lastra la batalla contra el virus en Brasil


          Empleados de una funeraria recogen en una favela de Río de Janeiro el cadáver de un hombre que, según los vecinos, tardaron 30 horas en retirar.RICARDO MORAES / EL PAÍS

          NAIARA GALARRAGA GORTÁZAR

          São Paulo - 19 MAY 2020 - 08:43 CEST

          Cuando el viernes pasado dimitió el segundo ministro de Salud en un mes, uno de brasileños que más de cerca sigue la evolución de la pandemia dio por inaugurada la fase del sálvese quien pueda. “Nunca quise tanto estar equivocado. Que cada Estado y cada ciudad se cuide. Nuestro problema va para largo”, tuiteó Atila Lamarino, un científico y divulgador que triunfa en YouTube con sus explicaciones sobre la covid-19. Con casi 17.000 muertos y 254.000 contagios, el de Brasil es uno de los brotes más activos en el mundo. El balance oficial lo coloca como el tercer país en casos, tras superar este lunes al Reino Unido y el fin de semana a Italia y España, y el sexto en fallecidos.

          Pero la realidad en el país más poblado de América Latina puede ser mucho peor por varios factores: es uno de los países que menos test ha hecho, las hospitalizaciones por síndrome respiratorio agudo y los fallecimientos sospechosos se han disparado desde el primer contagio. La gestión de la crisis sanitaria y de las cuarentenas es cada vez más caótica en un país que hace solo unos años tuvo éxitos notables en el combate al sida o el zika

          El impacto de la covid-19 es muy desigual en este territorio de dimensiones continentales y 210 millones de habitantes que además afronta la crisis lastrado por un presidente negacionista, Jair Bolsonaro, que directamente boicotea los esfuerzos de los gobernadores para que las recomendaciones de aislamiento sean respetadas y contener la pandemia.

          Walter Cintra, un especialista en administración hospitalaria de la Fundación Getulio Vargas, recuerda que la velocidad de contagio y la letalidad han sorprendido a toda la comunidad científica, pero subraya que Brasil “vive una tragedia” por un problema añadido: su Gobierno federal. “El presidente ha comprado una guerra contra la ciencia, la ha convertido en un proyecto político e incluso amenaza con un golpe de Estado. Es muy difícil gestionar una pandemia así. Ha superado todos los límites”, recalca por teléfono. Cintra, médico y profesor, precisa que hay que calibrar muy bien las medidas de aislamiento social porque “la gente no puede morirse de hambre en su casa” si necesita buscarse la vida. Y reclama ayudas sociales porque no todos los brasileños pueden permitirse quedar confinados.

          Más allá de la bronca política, las alarmas saltan incluso en São Paulo, la capital económica. Aunque es el epicentro de la epidemia, su red hospitalaria es mucho más robusta que la del puñado de Estados del nordeste, más pobres, donde el sistema ya ha colapsado. El alcalde, Bruno Covas, advirtió este domingo de que el 90% de las UCI de esta ciudad de 12 millones de habitantes están ocupadas, lo que requiere un cierre total similar al implantado a principios de mes por otras capitales menores como São Luis (Maranhão), Belén (Pará) o Fortaleza (Ceará). Manaos no lo ha hecho pese a que su sistema sanitario y funerario llevan semanas saturados.


          Un trabajador del Servicio de Atención Médica de Urgencia de Brasil (SAMU) traslada material sanitario en el hospital de Manaos, este jueves. RAPHAEL ALVES / EFE


          El alcalde paulistano, que desde hace semanas intenta convencer a sus conciudadanos de la gravedad de la crisis mientras batalla con un cáncer, quisiera prohibir todas las actividades no esenciales, pero, recalcó, confinar la ciudad sin incluir la zona metropolitana tendría poco sentido y pasó la pelota al gobernador, que no se decide a dar el paso. São Paulo fue uno de los primeros lugares en cerrar las escuelas e implantar una cuarentena hace 55 días pero, tras un par de semanas de cumplimiento relativamente estricto, la ciudadanía se ha relajado por necesidad o desidia y solo la mitad de la población se queda en casa.

          Imposible saber ni aproximadamente la magnitud de la pandemia porque Brasil solo ha logrado hacer unos 350.000 test. De ellos, 150.000 están pendientes de procesar. España, con cinco veces menos población, ha hecho 1,3 millones.

          Y luego está el desgobierno en el Ministerio de Salud. Las presiones de Bolsonaro han sido constantes desde que comenzó esta crisis. Quiere lograr como sea que las autoridades sanitarias relajen las recomendaciones de aislamiento —para retomar la actividad económica— y que la cloroquina —un medicamento antimalaria— sea incluida en los tratamientos de la sanidad pública aunque carece de aval científico. El Ejército, que la fabrica para la malaria, ha acelerado su producción ante el eventual aumento de la demanda. Fue demasiado para los dos últimos ministros. Ambos son médicos y antes de violar el juramento hipocrático se fueron a casa. Las riendas del ministerio las lleva interinamente el general Eduardo Pazuello, un experto en logística que ha admitido no saber de gestión sanitaria. Llegó al ministerio en abril como número dos con la misión de organizar la compra y traslado de los equipamientos necesarios para afrontar la epidemia. Con él, 10 de los 22 ministros proceden de las Fuerzas Armadas. También el Estado de Río de Janeiro, al borde de la saturación, se acaba de quedar sin secretario de Salud. Fue destituido el domingo acusado de fraude en las licitaciones para respiradores.

          Las carencias para afrontar una avalancha de enfermos de coronavirus necesitados de cuidados intensivos quedaron primero en evidencia en la ciudad de Manaos, en el corazón de la Amazonia. Poco tardaron el sistema hospitalario y el funerario en quedar desbordados. La covid-19 también se propaga veloz en las comunidades indígenas, mucho más vulnerables a los virus, lo que preocupa sobremanera a los defensores de sus derechos, incluidos los obispos católicos de Brasil.

          Otro de los brasileños que mejor conoce la pandemia, Luiz Henrique Mandetta, al que Bolsonaro destituyó en abril por sus discrepancias pese a su popularidad y sus intentos de consensuar con los gobernadores una política contra la pandemia, apeló a la fe cuando el viernes su sucesor dimitió. “Oremos. Fuerza al SUS (la sanidad pública). Ciencia. Paciencia. ¡Fe!”, tuiteó.

          https://elpais.com/sociedad/2020-05-...en-brasil.html

          Comentario


          • La situación en Chile se desborda tanto en la emergencia sanitaria como en la contención social.



            Esto nos muestra que en Argentina hasta el momento se esta llevando un correcto manejo de la pandemia. Al final la encomia se ve mucho mas perjudicada con la expansión de los contagios que con una cuarentena mas extricta. Algo similar seguramente pasara en Brasil a medida que se expanda mas el virus.

            Comentario


            • No festejen antes de tiempo por favor. Recuerda el estado de la sanidad en argentina. También hay q tener en cuenta lo fácil q son de falsear los números (mas en argentina). En españa por ejemplo el número de muerto puede ser de 7000 más.

              Comentario


              • Originalmente publicado por Emb Ver Mensaje
                No festejen antes de tiempo por favor. Recuerda el estado de la sanidad en argentina. También hay q tener en cuenta lo fácil q son de falsear los números (mas en argentina). En españa por ejemplo el número de muerto puede ser de 7000 más.
                En España, en Argentina, en Brasil, en EE.UU., en Rusia, en Turquia... En ningún lugar del mundo se sabe a ciencia cierta cuantos muertos hay efectivamente por coronavirus...
                En EE.UU. hace unos días unos limpiadores de las calles, encontraron 20 cadáveres amontonados en un furgón abandonado...En Brasil varias ONG denunciaron enterramientos clandestinos, de los habitantes de favelas en campos periféricos a la ciudad de San Pablo, sin siquiera denunciarlo a las autoridades judiciales...
                ¿Alguien cree que Rusia con casi 300.000 infectados tenga solo 3.000 muertos...??
                Algún día se harán bien las cuentas y entonces seguramente nos agarraremos de la cabeza...

                Comentario


                • Exactamente. Por eso empiezo a dudar mucho de los números de argentina. Ya q estas cosas somos más expertos q los paises q nombras.

                  Comentario


                  • Originalmente publicado por Emb Ver Mensaje
                    Exactamente. Por eso empiezo a dudar mucho de los números de argentina. Ya q estas cosas somos más expertos q los paises q nombras.
                    Como dije por ahora se viene manejando la crisis, esto es paso a paso. Si das un paso en falso pede cambiar la situación. La diferencia es que si se expande el virus hoy, hay más cámas disponibles para atender la emergencai que hace dos meses atrás, hay varias decenas de camas de UTI y cientos de respiradores más. Esa es la diferencia que se logró al atajar la propagación del virus en forma masva. Por otro lado las medidas de apoyo económico del gobierno, por ahora mantiene en calma a la sociedad y evita desbordes como en Chile. Pero esta situación a medida que se prolongue se va a complicar.

                    Seguramente la cantidad de contagios en Argentina es algo mayor ya que no se testea al 100% de la población, incluso el número de fallecidos. Pero el número no debe de ser mucho mayor, si fuera así los hospitales estarían todos desbordados.

                    Comentario


                    • Ya sabemos q las protestas sociales son muy digitalizadas. Te podías imaginar q de un día para el otro se acaben los piquetes? O q los sindicatos firmen rebajas de sueldos? O q jodan a los jubilados (otra vez)? O q larguen presos? Si hubiese pasado eso con el gobierno de macri como estaría la calle? Hubiese podido macri encerrar a la gente? Ufffff no me lo quiero ni imaginar. Hubiese muerto mucha gente en manifestaciones. Y antes de q alguno diga q “amo a macri”, ya lo desmiento con un rotundo no!!! Un inservible.

                      Comentario


                      • Originalmente publicado por Emb Ver Mensaje
                        Ya sabemos q las protestas sociales son muy digitalizadas. Te podías imaginar q de un día para el otro se acaben los piquetes? O q los sindicatos firmen rebajas de sueldos? O q jodan a los jubilados (otra vez)? O q larguen presos? Si hubiese pasado eso con el gobierno de macri como estaría la calle? Hubiese podido macri encerrar a la gente? Ufffff no me lo quiero ni imaginar. Hubiese muerto mucha gente en manifestaciones. Y antes de q alguno diga q “amo a macri”, ya lo desmiento con un rotundo no!!! Un inservible.
                        No era que la ayuso puso el grito en el cielo, porque gracias al 8-M Madrid se apestó (cuando solo había 10 infectados y 3 muertos)...y entones ahora, con 30.000 muertos y 250.000 infectados y dos meses la economía cerrada...¿¿ahora si es importante hacer concentraciones y protestas en las calles?? ¿ahora si es democrático que la gente se exprese (y se infecte si quiere)...??
                        Vaya lógica la de algunos partidos...(la paja en el ojo ajeno...)

                        Comentario


                        • Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje

                          No era que la ayuso puso el grito en el cielo, porque gracias al 8-M Madrid se apestó (cuando solo había 10 infectados y 3 muertos)...y entones ahora, con 30.000 muertos y 250.000 infectados y dos meses la economía cerrada...¿¿ahora si es importante hacer concentraciones y protestas en las calles?? ¿ahora si es democrático que la gente se exprese (y se infecte si quiere)...??
                          Vaya lógica la de algunos partidos...(la paja en el ojo ajeno...)
                          Y por que me citas a mi? Q manifestaciones?
                          Solo me refería a argentina. Pero esta claro q la comunidad de Madrid pidió y cerró los colegios una semana antes q el gobierno central y q el 8 M el gobierno lo aguantó por votos cuando todo el mundo se lo había advertido.
                          . Lo q no es democrático es lo de Pablo Iglesias y el “ jarabe democrático.”. Y ahora q lo sufre pone 5 coches de su odiada “franquista” guardia civil para q le protejan. Puf como esta la casta jaja. Vamos, una tras otra.
                          Editado por última vez por Emb; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/7690-emb en 21/05/20, 14:45:13.

                          Comentario


                          • Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje

                            No era que la ayuso puso el grito en el cielo, porque gracias al 8-M Madrid se apestó (cuando solo había 10 infectados y 3 muertos)...y entones ahora, con 30.000 muertos y 250.000 infectados y dos meses la economía cerrada...¿¿ahora si es importante hacer concentraciones y protestas en las calles?? ¿ahora si es democrático que la gente se exprese (y se infecte si quiere)...??
                            Vaya lógica la de algunos partidos...(la paja en el ojo ajeno...)
                            Coherencia en políticos, Teo... Eso es una muy rara avis, da igual la ideología o el país del que hablemos. Si bien es cierto que en esta situación refranes como "donde dije digo, digo Diego" o "quien a hierro mata, a hierro muere" vienen a la mente... Que el partido que inventó y fomentó los escraches, caceroladas y manifas en España como arma y mecanismo de presión política ahora deba tomar su propia medicina no deja de parecer algo Kármico...

                            Eso sí, no minoremos la situación, ni comparemos peras con manzanas. El 8 M se permitió en todo el territorio nacional cuando al gobierno ya le constaban 525 casos positivos, y 10 fallecidos (cifras del 7 de Marzo)... oficialmente. Se fomentó cuando hacía ya un mes que se sabía (existen pruebas documentales) del peligro real de grave epidemia, y cuando constaban no pocos informes de organismos nacionales y Europeos que desaconsejaban la celebración de actos multitudinarios. Y no obstante se permitió y alentó la realización de las manifestaciones y la plétora de actos socio-reivindicativos (talleres, mesas redondas, seminarios, charlas, encuentros, representaciones, etc...) en todo el territorio nacional. Sin la menor medida de seguridad epidemiológica (salvo alguna ministra participante aparte) y por supuesto sin concienciar a la población del grave riesgo sanitario que suponía y al que se exponían los participantes.. Es más los sloganes de "más mata el machismo que el coronavirus" o la épica declamación de Calvo de que las mujeres debían participar en el 8 M masivamente pues... "les va la vida en ello como ciudadanas"... Fueron la a la postre funesta tónica de la movida. Con el corolario del saráo de VOX en Vistaalegre que claro, no podía cancelarse, porque entonces las justificaciones de permitir el evento feminista saltartían por los aires.

                            No obstante lo cual, sin embargo y entre las bambalinas ministeriales se acomulaban los días denegando repetida y sistemáticamente las autorizaciones para movilizaciones y manifestaciones de otros ámbitos y sectores fueran sociales, sindicales o religiosas, (según consta en las diligencias practicadas por la Guardia Civil en la causa penal contra el Delegado del Gobierno en Madrid que se ha incoado por parte del Juzgado de Instrucción Nº51 de Madrid). Amparandose en los informes y dictámenes del CCAES rubricados por el ínclito sabio Simón entre otros y en los informes epidemiológicos de la COVID-19 desarrollados en el seno del propio Ministerio a partir de los datos que llegaban al INS de las C.C.A.A. y ante el riesgo cierto que su celebración suponía la posivilidad de eventos de propagación masiva ante la situación epidemiológica del coronavirus que ya empezaba a aflorar.

                            Hoy la situación es distinta, las movilizaciones que se proponen son incomparablemente menores en afluencia de asistentes prevista, la población está más que concienciada del peligro sanitario, existen medios de mitigación del contagio en manos de la población participante, existen normas no discreccionales como la obligatoriedad de las mascarillas o la imposición del distanciamiento social así como las formulas de protesta que buscan autorización, como las carabanas de vehiculos, que seamos realistas generarían no pocas molestias e incordios, pero que dificilmente se puede alegar que vayan a provocar eventos de diseminación vírica al estilo de lo sucedido la nefasta jornada del 8-M.

                            Para concluir... El cabreo monumental de gran parte de la población es comprensible y constatable. Que ante ello algunos pretendan beneficiarse politicamente de elllo, nos puede parecer inadecuado o hipócrita pero dificilmente es irrazonable a la vista de que nbumerosisimas ocasiones han sufrido en carne propia ese mismo modus operandi por los partidos que ahora poblan el Gobierno. El "Donde las dan, las toman..." está muy imbricado en la política española, y ni la COVID ni el Sursum Corda van ha hacer a estas alturas que nuestros politicos dejen de ser lo que son.

                            Comentario


                            • Brasil un país que esta lejos de los países mas afectados del mundo por el coronavirus, paso en pocos días de ser el país 20º 0 25º en infectados a ser hoy el 3º...una loca carrera por alcanzar los primeros puestos, con un solo responsable directo, Bolsonaro y sus decisiones caprichosas, demagógicas y desastrosas

                              La caótica y demencial catástrofe de Brasil frente a la pandemia, de la mano de su presidente Jail Bolsonaro


                              Jair Bolsonaro fulmina al segundo ministro de Salud en menos de un mes


                              EL MUNDO - JOAN ROYO GUAL
                              @JoanRoyoGual
                              Rio de JaneiroActualizado Viernes, 15 mayo 2020 -


                              El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, junto a Nelson Teich. EVARISTO SA / AFP

                              28 días. Es lo que ha durado en el cargo el último ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich. Las diferencias con el presidente, Jair Bolsonaro, pesaron demasiado, y ha presentado su dimisión este viernes. Las tensiones eran cada vez más evidentes, por las visiones contrapuestas a la hora de enfrentarse al coronavirus, y eso que en principio Bolsonaro había escogido a alguien alineado con su pensamiento.

                              En los últimos días, el ministro defendió que las ciudades y estados donde la pandemia está impactando con más fuerza deberían plantearse el llamado 'lockdown' o cierre total de la economía, y pidió prudencia sobre el uso de la cloroquina para pacientes de Covid-19. Lo decía con la boca pequeña, para no enfadar al presidente. Bolsonaro carga constantemente contra las medidas de aislamiento social y defiende a capa y espada el uso de la cloroquina.

                              El ministro vivió incluso episodios de humillación pública, como cuando se enteró por la prensa de que Bolsonaro había firmado un decreto que permitía la apertura de peluquerías y gimnasios. Poco después, Bolsonaro evidenciaba el clima de malestar entre ambos, cuando dijo que todos los ministros, sin excepción, debían estar "alineados" con él.

                              La incómoda posición de Teich ha tenido claros efectos en la lucha del país contra la pandemia. Las autoridades sanitarias de los gobiernos de los estados y municipios criticaban constantemente la falta de directrices claras por parte del Gobierno central, y esta semana el propio ministro asumió que faltaba consenso y canceló la presentación de la esperada hoja de ruta conjunta.

                              Ese plan que el ministro debía haber presentado por encargo de Bolsonaro era la esperada desescalada, que según dijo en un principio se haría un función de la situación se cada estado, camas de hospital disponibles, velocidad de transmisión del virus, etc. Los gobiernos de los estados, que ven cómo las muertes y los contagios se multiplican cada día, lo vieron como algo precipitado.

                              Teich, un prestigioso oncólogo de São Paulo, ha tenido el mismo final que su predecesor, Luiz Henrique Mandetta, que también dejó el cargo por diferencias con Bolsonaro. Brasil vuelve a estar sin nadie al frente de la crisis sanitaria justo en el peor momento, cuando suma casi 1.000 muertos cada día. De momento, según los datos oficiales, el país cuenta con casi 14.000 muertos y más de 200.000 casos confirmados, aunque los propios técnicos del Ministerio admiten que las cifras reales son mucho mayores por la elevada subnotificación.

                              Como sustitutos del ministro suenan dos nombres con fuerza. Los dos serían alternativas alejadas de la ciencia y la medicina pero más ajustadas a la idea que tiene Bolsonaro de lo que debe ser la gestión de esta crisis. Uno es el general Eduardo Pazuello, colocado hace un mes por Bolsonaro como número dos del Ministerio en sustitución de los especialistas que asesoraban a Mandetta.

                              El otro es el diputado Osmar Terra, que a pesar de ser médico desde el principio de la crisis se muestra contrario a las restricciones sociales porque cree que la "cuarentena no sirve para nada", como dijo ayer en una entrevista radiofónica. Es el preferido por los simpatizantes más radicales de Bolsonaro.

                              https://www.elmundo.es/internacional...8318b4578.html

                              Comentario


                              • Brasil registra una cifra récord de 1.188 muertos en un día y supera los 20.000 decesos por coronavirus

                                Brasil registra una cifra récord de 1.188 muertos en un día y supera los 20.000 decesos por coronavirus

                                MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) - Brasil ha constatado este viernes una cifra récord de 1.188 muertos en un solo día, por lo que el número de decesos ha ascendido a 20.047 desde el inicio de la pandemia, según informaciones de la agencia de noticias EBC. En total, según datos del Ministerio de Sanidad del país, 310.087 personas han sido contagiadas en Brasil, epicentro del brote en Latinoamérica. No obstante, médicos y expertos temen que el número de contagios sea mucho mayor debido a ...

                                Leer más: https://www.europapress.es/internaci...522192317.html





                                Comentario

                                Trabajando...
                                X