Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas de Gran Bretaña

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Re: Los problemas de Gran Bretaña

    COMIENZA EL BREXIT

    Europa al Reino Unido: “No es un día feliz, pero hay que limitar el impacto del ‘Brexit”

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1490721884_599111_1490722293_noticia_fotograma.jpg
Visitas:	1
Size:	127,0 KB
ID:	619884
    Varias personas caminan sobre el puente de Westminster en junio de 2016. ODD ANDERSEN - (AFP) | REUTERS

    EL PAÍS - PABLO GUIMÓN - CLAUDI PÉREZ - Londres / Bruselas 29 MAR 2017 - 17:59 CES
    Atrás queda la poesía: a partir de hoy es el turno de la prosa. Junto a la union jack y bajo un retrato de Robert Walpole, el primero en ocupar el cargo de primer ministro, Theresa May firmó anoche la carta en la que comunica oficialmente la intención de Reino Unido de abandonar la UE. El embajador británico, Tim Barrow, la ha entregado —con muy poca fanfarria para un momento tan solemne— poco antes de las 13.30 (hora peninsular española) de este miércoles al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Esa entrega marca el momento de emborronar los versos con prosaicos ríos de tinta. Arranca así una negociación que se cerrará en el plazo de dos años con la primera ruptura de la Unión desde su nacimiento en 1957. Y se abre un periodo de incertidumbre, con una vía de salida difícil de sellar en una Europa que arrastra aún los pies ante media docena de crisis, y un periodo de fragilidad interna en Reino Unido, con Escocia e Irlanda del Norte a disgusto con el divorcio entre Londres y Bruselas.


    “Recuperemos el control”. “Que nos devuelvan el país”. “Brexit significa Brexit”. “Un acuerdo que funcione para todo Reino Unido”. Los eslóganes dirigidos al corazón y a las tripas con los que se ha construido el discurso del Brexit deben traducirse ahora, en el plazo de dos años que abre el artículo 50 del Tratado de Lisboa, en dos acuerdos: uno que fije los términos del divorcio, destejiendo una relación de algo más de 40 años, y otro que establezca el marco de las futuras relaciones entre la quinta economía y el mayor marcado único del mundo. Una labor colosal para la que no existen precedentes. Nunca antes, en sus 60 años redondos de historia, un país ha abandonado la Unión Europea. Esto es territorio sin cartografiar.

    Poco aclara el tenor del artículo 50 —en vigor desde 2009 y que contempla por primera vez la posibilidad de que un Estado miembro decida voluntariamente abandonar la Unión Europea— sobre el contenido de la carta. Sus 260 palabras, como ha reconocido uno de sus autores, el diplomático británico Brian Kerr, fueron redactadas para no utilizarse nunca. Pero las poco más de 2.000 palabras de la carta de May arrancan en un tono moderado, importante para el arranque de la negociación: "El 23 de junio, el pueblo de Reino Unido votó por salir de la UE. Esa decisión no es un rechazo a los valores que compartimos como europeos". Tusk ha sido rotundo: "No hay ninguna razón para pretender que este es un día feliz para los europeos y los británicos". "Pero hay algo positivo en el Brexit: nos ha hecho a los Veintisiete más determinados y más unidos que antes", ha dicho el jefe del Consejo Europeo.

    El objetivo de Europa es claro: minimizar "el impacto para los Estados miembros y para los ciudadanos", ha subrayado Tusk. Nada cambia hasta que el acuerdo de divorcio se firme. Tusk ha pedido una salida "ordenada", ha anunciado que el viernes dará un mandato negociador a la Comisión Europea, y poco más: no ha aceptado preguntas en una corta comparecencia ante la prensa, y ha adoptado el tono solemne de las grandes ocasiones. "¿Qué más puedo añadir? Ya os echamos de menos", ha dicho el presidente de la institución europea como cierre de su intervención.

    La postura de partida de Reino Unido en la negociación está relativamente clara: la esbozó la primera ministra en su discurso en la Lancaster House londinense el pasado 17 de enero, y la dejó por escrito en el llamado “libro blanco” de 75 páginas que remitió al Parlamento británico el 2 de febrero. Básicamente, sus prioridades son acabar con la libre circulación de personas entre Reino Unido y la UE, y salirse de la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia. May reconoce y acepta que esas dos demandas implican la salida del mercado común. En la carta, May ha optado por un tono moderado, lejos de las soflamas de los últimos meses: el Brexit "no es un rechazo de los valores que compartimos con los europeos, ni un intento de lastimar a la UE". "Esperamos lograr una relación profunda y especial", afirma en la misiva, de seis folios, "como el vecino y amigo más cercano de la Unión una vez nos marchemos". A pesar de que en el pasado May apuntó que "un no acuerdo es mejor que un mal acuerdo", la carta sugiere que ha suavizado su posición: "Hay que reducir en lo posible la perturbación en ambos lados" y "dar la mayor certidumbre posible lo antes posible" a los ciudadanos y a las empresas en el Reino Unido y en la UE.

    Bruselas es de la misma opinión. "La Unión protegerá sus intereses: la prioridad es minimizar la incertidumbre causada por la salida de Reino Unido para nuestros ciudadanos, empresas y Estados miembros", según un comunicado del Consejo Europeo. "Empezaremos por los asuntos clave para lograr una salida ordenada", ha añadido. Esas claves son tres: la factura del Brexit (Europa habla de 60.000 millones, una cifra que será a buen seguro inferior), los derechos de los ciudadanos (ambas partes quieren un acuerdo rápido y recíproco) y las fronteras, básicamente con Irlanda.

    Eso dibuja lo que se ha venido a llamar un “Brexit duro”, frente a otras opciones de salida (Brexit suave) que contemplarían concesiones en el control de fronteras y la jurisdicción del tribunal luxemburgués, a cambio de seguir de alguna manera en el mercado único. El Brexit duro supondría un mayor perjuicio económico para Reino Unido, que Londres tratará de minimizar negociando un acceso al mercado único desde fuera, pero todo lo “libre de fricciones” que sea posible. Por último, May ha advertido que prefiere “que no haya acuerdo a que haya uno malo”. Si las negociaciones fracasan, asegura, está dispuesta a dar el salto al vacío sin red.

    Bruselas, por su parte, está expectante. El parto británico para activar oficialmente el Brexit ha durado justo nueve meses: las instituciones europeas escrutarán cada coma de ese texto, porque tras los duros discursos de Theresa May a lo largo de los últimos meses lo fundamental es el tono de esa misiva, que marcará los primeros compases de una negociación clave para el futuro de la Unión Europea. Los europeos han subrayado que la Unión será “firme”, según el jefe negociador, el francés Michel Barnier. Incluso Berlín, que hace unos meses parecía partidaria de un Brexit suave, ha endurecido su posición en las últimas semanas, después de un vivo debate interno.

    Bruselas es consciente de que el coste de un Brexit abrupto sería considerable para ambos bandos. Y se ha preparado a conciencia: las directrices para que la Comisión negocie se conocerán el viernes. Se trata de un documento de 10 páginas, según fuentes conocedoras de un primer borrador, para que Barnier empiece por lo que más importa: la factura (se habla de unos 60.000 millones), la gente (los derechos de los 3,3 millones de europeos en Reino Unido y 1,2 millones de británicos en la UE) y la frontera con Irlanda. “No se puede excluir que todo vaya rematadamente mal en los dos años que vienen, pero las dos partes tienen incentivos para llegar a acuerdos en esos tres asuntos”, declaran las fuentes consultadas en Bruselas.

    En un divorcio, lo primero es ver quién se queda con la batidora: las directrices establecen que más que buscar una cifra hay que acordar con Londres una metodología, y que eso será una suerte de campo minado tanto política como técnicamente. Hay que valorar los activos a los que Reino Unido ha contribuido durante más de 40 años, los capítulos presupuestarios, los compromisos de pago, esas cosas. Lo segundo será dar garantías de estabilidad a los 4,5 millones de personas afectadas (europeos en Reino Unido y británicos en el continente), con compromisos recíprocos por parte de Londres y de Bruselas, y ver en qué instancia judicial se resuelven los conflictos (las directrices apuntan a la Corte Internacional de Justicia de La Haya). Lo tercero es ver qué hacer con la frontera en Irlanda del Norte. Una vez haya un principio de acuerdo político en esos tres asuntos, Barnier acudirá de nuevo al Consejo Europeo en busca de directrices más amplias. Y la negociación entrará en otra dimensión.

    “El mandato se ampliará entonces para darle a Londres la perspectiva de la futura relación comercial: sin esa perspectiva, Theresa May tendría muy complicado en casa suscribir los pactos sobre la factura, por ejemplo. Y entre el acuerdo de divorcio y el inicio de la negociación para el futuro acuerdo comercial, que puede durar años, hay que pactar también un acuerdo de transición para que las relaciones entre la UE y Reino Unido no caigan en un agujero negro”, destaca una alta fuente europea a EL PAÍS.

    Dicho acuerdo transitorio conlleva problemas domésticos para May: mantener temporalmente las cosas como están implicaría seguir unos años más bajo la jurisdicción del Tribunal de Justicia Europeo. Llegar a las elecciones de 2020 con el país sometido aún a los dictámenes del vilipendiado tribunal y contribuyendo al presupuesto europeo será difícil de vender ante el sector más duro del 52% de los británicos que votó por el Brexit.

    May, desoyendo los consejos de pesos pesados de su partido, ha descartado reiteradamente adelantar las elecciones y aprovechar la debacle del laborismo para reforzar su endeble mayoría parlamentaria: más por demérito del contrario que por méritos propios, los sondeos señalan que, de celebrarse elecciones hoy, obtendría una ventaja histórica de 140 escaños. Algo tentador, teniendo en cuenta que el proceso del Brexit requerirá la tramitación un buen número de leyes; pero peligroso: una campaña electoral, además de desviar energías de la tarea principal, requeriría respuestas públicas para las grandes preguntas que inevitablemente surgirían. Y la primera ministra ha dejado claro en los preliminares que las negociaciones, para ella, cuanto más en privado, mejor.

    Theresa May podrá tomar el pulso esta misma tarde al Parlamento cuando comparezca, casi simultáneamente a la entrega de la carta, en la sesión semanal de preguntas a la primera ministra. Allí tiene previsto comunicar oficialmente a los diputados la activación del proceso. Está por ver si, tal como anunció Jeremy Corbyn después de que los diputados aprobaran sin enmiendas los planes de May para iniciar el Brexit, “la verdadera batalla” para la oposición laborista “empieza ahora”. En caso contrario, la principal molestia en casa para la primera ministra vendrá del sector más eurófobo de su propio partido.

    La verdadera talla política de Theresa May se medirá ahora, entre otras cosas, por la valentía que sea capaz de mostrar ante ese sector duro y ante el discurso populista de los tabloides. Ese que, en una foto junto a Nicola Sturgeon que adornaba la primera página de ayer del Daily Mail, planteó en los denigrantes términos de un concurso de piernas el otro gran reto que tiene May ante sí: Escocia. El Parlamento de Edimburgo entregó ayer a Sturgeon el mandato para solicitar a Londres la celebración de un segundo referéndum de independencia. En paralelo con las negociaciones del Brexit, May deberá velar por la unidad del país.

    También en el lado europeo la clave es la unidad. En los últimos nueve meses, la Europa en la encrucijada del tópico, la Unión que todos los clichés describen como dividida, ha sorprendido con un consenso inquebrantable en torno a la unidad de los Veintisiete, ya sin Londres. “No hay negociación sin notificación del artículo 50”, han dicho los líderes franceses y alemanes, italianos y españoles, finlandeses y checos, pese a que cada uno tiene sus intereses y a que Londres es un especialista consumado en el arte del divide y vencerás. El Gobierno británico ha flirteado con sus socios históricos, pero aparentemente ha mordido el polvo. Se ha acercado a las patronales de varios sectores esenciales, desde la automoción al turismo, para que traten de influir en los Gobiernos continentales: de momento también con magros resultados. La causa de ese consenso es que hay algo más que mucho dinero en juego: el futuro de la UE.

    Brexit: Europa al Reino Unido: “No es un día feliz, pero hay que limitar el impacto del ‘Brexit” | Internacional | EL PAÍS

    Comentario


    • Re: Los problemas de Gran Bretaña

      Tras el Brexit, Escocia aprueba impulsar un nuevo referéndum de independencia
      Ha otorgado al Gobierno autónomo el mandato de negociar con Londres la convocatoria de un nuevo referéndum

      El Parlamento de Escocia ha aprobado una moción que otorga al Gobierno autónomo el mandato de negociar con Londres la convocatoria de un nuevo referéndum sobre su independencia del Reino Unido. Por 69 votos a favor y 59 en contra, la cámara de Holyrood (Edimburgo) respaldó la propuesta de la ministra principal, Nicola Sturgeon, para promover un plebiscito entre otoño de 2018 y la primavera de 2019. La líder del Partido Nacional Escocés ya había avisado de que buscaba otro referéndum al final de las negociaciones del brexit, rechazado mayoritariamente en la región.

      [Siga en directo la activación del Brexit​]

      "Los ciudadanos deben tener la oportunidad de decidir su futuro una vez que los detalles del brexit esten claros", ha dicho Sturgeon ante los parlamentarios, "nuestro voto debe ser respetado y cualquier intento de entorpecer el referéndum será antidemocrático". Además, la primera ministra escocesa ha añadido que la votación en Holyrood "es necesaria para dar a los escoceses la oportunidad de decidir su futuro".
      Brexit: Tras el Brexit, Escocia aprueba impulsar un nuevo referéndum de independencia. Noticias de Mundo
      Las ruedas siguen moviéndose...
      Blog:
      El Tablero de Cronos

      Comentario


      • Re: Los problemas de Gran Bretaña

        Duro choque entre los negociadores de la UE y UK

        El negociador jefe de la UE para el Brexit: "Se acabó llevar el perro a España de vacaciones"

        EL MUNDO - CARLOS SEGOVIA - Enviado especial La Valeta - 30/03/2017 03:37
        El negociador jefe de la Unión Europea con Reino Unido, el ex ministro francés Michel Barnier, resume la dura negociación que se avecina con un simple ejemplo: "Tienen que saber que al dejar la Unión Europea, se les acabó llevar al perro a España de vacaciones como hasta ahora".

        Barnier se expresa así en sus conversaciones informales con dirigentes del Partido Popular Europeo en el congreso de esta fuerza política iniciado ayer en Malta. "Barnier pone este ejemplo simpático que resume bien los múltiples aspectos de la negociación, porque dejar la UE tiene consecuencias. En la negociación hay que mostrar a Reino Unido y al resto del mundo lo que es la Unión Europea", afirma un alto dirigente del PPE.

        El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también señaló ayer en Malta que hay 250.000 perros y gatos que cruzan cada año la frontera de Reino Unido con destino a la UE, sobre todo a España durante las vacaciones, y que necesitan una solución técnica. Fuera de la UE deberán someterse a otra reglamentación si quieren pasear por Marbella. No es la consecuencia más importante, pero en Bruselas inciden sobre ella para exhibir el error para la vida de la gente e incluso los animales que representa el Brexit.

        El presidente de turno de la UE y primer ministro de Malta, Joseph Muscat, también defendió que, aunque no hay que castigar a Reino Unido, "hay que dejar claro que la mejor alternativa habría sido seguir en la UE". De momento, Barnier se limita a asegurar en los pasillos del congreso anual del PPE que está "preparado" y definió la jornada de ayer como "el primer día de un camino muy difícil". Barnier asegura que no quiere castigar a Reino Unido, pero sí hacer cuentas y conseguir un "acuerdo justo" no solo para Reino Unido sino para la UE a largo plazo. "No va a haber 27 negociadores, va a haber uno en nombre de todos", afirmó el presidente de turno de la UE.

        Barnier tiene el apoyo de, entre otros, Mariano Rajoy, que, al igual que la canciller alemana, Angela Merkel, asiste a la reunión de la primera fuerza política de la Eurocámara. El propio Rajoy, aunque evitó un tono duro en público, es de los que también pone fin a la ficción de algunos dirigentes británicos sobre que se puede conseguir una cierta continuidad pese al Brexit. "No podemos engañarnos y decir que no va a ocurrir nada", remarcó, aunque admitió que hay que generar "las menores dificultades posibles".

        "Vamos a defender nuestros intereses, como es natural", aseguró. En rueda de prensa conjunta con Muscat, Rajoy subrayó que las negociaciones terminarán en marzo de 2019 salvo que los países miembros "por unanimidad" acepten prorrogarlas. Es decir, muy difícil estirar a gusto de Londres las conversaciones. Rajoy apoya "minimizar la incertidumbre" y someter a Reino Unido al calendario legal de dos años y punto. Eso sí, con "un acuerdo equilibrado".

        Rajoy se mostró al tiempo consciente de la importancia que tiene Reino Unido para el Banco Santander, Ferrovial, Iberdrola y otras empresas españolas y dijo que su deseo es que "no resulten afectadas". También quiso mandar "un mensaje de tranquilidad, de confianza y de serenidad a todos los españoles que viven en el Reino Unido y también a los ciudadanos británicos, que son más, que viven en España". Rajoy mantuvo ayer una conversación informal en su hotel de La Valeta con Juncker, y tiene previsto cerrar hoy su presencia en Malta con media docena de reuniones bilaterales, entre ellas con el ex primer ministro italiano y dueño en España del grupo audiovisual Mediaset, Silvio Berlusconi.

        Rajoy anunció que el próximo 10 de abril tendrá lugar en Madrid, la III Cumbre de Países del Sur de la UE para hacer un seguimiento común al Brexit .

        Los socios europeos intentan evitar descontrol en el proceso negociador con Londres. El secretario general del PPE, el español Antonio López-Istúriz, apostó ayer que los líderes del PPE darán "una respuesta clara y unida".

        El negociador jefe de la UE para el Brexit: "Se acabó llevar el perro a España de vacaciones" | Internacional Home | EL MUNDO

        Comentario


        • Re: Los problemas de Gran Bretaña

          Londres amenaza a España por Gibraltar !!

          Londres no cederá jamás a la soberanía de Gibraltar sin el acuerdo de la población de ese territorio.

          Así de rotunda se ha mostrado la primera ministra británica, Theresa May, después de que su gobierno fuera acusado de cometer “un gran error estratégico” al no mencionar a Gibraltar en la carta que remitió a la Unión para iniciar la negociación de abandono del bloque. Asimismo ha dicho que trabajará con el territorio para obtener el mejor resultado posible sobre el brexit.

          El exlíder conservador Michael Howard ha asegurado que May iría a la guerra para defender la soberanía de Gibraltar.

          “Hace 35 años, otra mujer y primera ministra mandó una fuerza de choque a la otra punta del mundo para defender la libertad de otro pequeño grupo de británicos contra otro país de habla hispana… Estoy convencido de que nuestra ‘premier’ mostrará la misma determinación de estar al lado del pueblo de Gibraltar”, ha dicho.

          La UE manifestó que ningún acuerdo entre el bloque y el Reino Unido tras el brexit podrá aplicarse en Gibraltar sin un acuerdo previo entre Londres y Madrid. El Gobierno español ha dicho que no piensa cerrar su frontera con Gibraltar tras el brexit.

          May advierte de que el Reino Unido nunca cederá la soberanía de Gibraltar sin apoyo de la población | Euronews
          Saludos

          "Juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje"
          General D. Jose de San Martín, Mendoza, 1819
          sigpic

          Comentario


          • Re: Los problemas de Gran Bretaña

            Originalmente publicado por Aicke Ver Mensaje
            Londres amenaza a España por Gibraltar !!

            Londres no cederá jamás a la soberanía de Gibraltar sin el acuerdo de la población de ese territorio.

            Así de rotunda se ha mostrado la primera ministra británica, Theresa May, después de que su gobierno fuera acusado de cometer “un gran error estratégico” al no mencionar a Gibraltar en la carta que remitió a la Unión para iniciar la negociación de abandono del bloque. Asimismo ha dicho que trabajará con el territorio para obtener el mejor resultado posible sobre el brexit.

            El exlíder conservador Michael Howard ha asegurado que May iría a la guerra para defender la soberanía de Gibraltar.

            “Hace 35 años, otra mujer y primera ministra mandó una fuerza de choque a la otra punta del mundo para defender la libertad de otro pequeño grupo de británicos contra otro país de habla hispana… Estoy convencido de que nuestra ‘premier’ mostrará la misma determinación de estar al lado del pueblo de Gibraltar”, ha dicho.

            La UE manifestó que ningún acuerdo entre el bloque y el Reino Unido tras el brexit podrá aplicarse en Gibraltar sin un acuerdo previo entre Londres y Madrid. El Gobierno español ha dicho que no piensa cerrar su frontera con Gibraltar tras el brexit.

            May advierte de que el Reino Unido nunca cederá la soberanía de Gibraltar sin apoyo de la población | Euronews
            Lo bueno es que los reconoce como "grupo de británicos" y no como ciudadanos insulares autodeterminados, con lo que se sigue aplicando el concepto de usurpación y población NO autóctona, gracias Sr. Howard!!

            Comentario


            • Re: Los problemas de Gran Bretaña

              Lo bueno de todo esto, es que están "echando las cuentas sin el tabernero"...
              España no se pronunció ni dijo "pio" aún de Gibraltar, sabedor de que gran parte del negocio de turismo lo representan los ingleses..."no romper el huevo de las gallinas de oro"...
              Son todas declaraciones de ida y vuelta entre Bruselas y Londres... Que hablen nomas...

              Comentario


              • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                Lo bueno de todo esto, es que están "echando las cuentas sin el tabernero"...
                España no se pronunció ni dijo "pio" aún de Gibraltar, sabedor de que gran parte del negocio de turismo lo representan los ingleses..."no romper el huevo de las gallinas de oro"...
                Son todas declaraciones de ida y vuelta entre Bruselas y Londres... Que hablen nomas...
                A las claras no ha dicho nada. Pero como mencioné antes, informalmente deben estar hablando y viendo quién quiere qué, dónde se la ponen fácil y difícil.

                Parece que alguién les ha dicho que España quería sacar demasiado provecho de la situación así que decidieron hablar "duro", a pesar de que España aun no dice esta boca es mía de forma oficial.
                Blog:
                El Tablero de Cronos

                Comentario


                • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                  Hoy es muy fácil chequear información por internet...Aquí ni se habla del tema...Nada El País, ni El Mundo (los dos de mayor tirada) Un poquito ABC, pero muy superficial y salvaguardando que lo primero son las buenas relaciones entre los dos países...
                  De cualquier manera, España, tampoco puede hacer mucho mas que "rogar" y pedir, porque el Peñón fue cedido tras un acuerdo firmado entre los tres principales paises de Europa (Inglaterra, Francia y España), por el cual el Tratado de Utrecht, ponía fin a las guerras de la sucesión a la corona española...
                  Cuando se pierde una guerra, como la perdió España, el que pierde siempre queda en una situación desventajosa y firma condicionado por su debilidad, como ocurrió entre 1713 y 1715...
                  Finalmente Francia se salió con la suya ( si total ellos no perdieron nada) y España, a cambio de que reinara Felipe V (Felipe de Borbón, duque de Anjou y nieto de Luís XIV de Francia), entregó el Peñón de Gibraltar...Inglaterra perdía en cuanto que pretendía que los Habsburgo (el archiduque Carlos de Austria) gobernara España...Finalmente a pesar de que fueron ellos los que ganaron la guerra, cedió ante los borbones franceses, pero a cambio se quedó con una posición estratégica en el Estrecho de Gibraltar, además de la Isla de Menorca (Menorca la devolvieron)...
                  Editado por última vez por Teodofredo; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/358-teodofredo en 04/04/2017, 17:22.

                  Comentario


                  • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                    Theresa May anuncia elecciones anticipadas para el 8 de junio

                    "Necesitamos elecciones generales", declaró la primera ministra del Reino Unido frente al número 10 de Downing Street

                    La primera ministra británica, Theresa May, convocó a elecciones generales para el próximo 8 de junio en una comparecencia por sorpresa en la que afirmó que necesita un gobierno más fuerte y estable para impulsar las negociaciones del Brexit de forma exitosa.

                    "Necesitamos elecciones generales y necesitamos una ahora", declaró la primera ministra frente al número 10 de Downing Street y añadió que, en caso contrario, la convocatoria de los comicios ocurriría durante el periodo de negociación más difícil con la Unión Europea.

                    >> Escocia solicita oficialmente referendo de independencia

                    Aseguró, que unas nuevas elecciones son la única vía para lograr la estabilidad necesaria para llevar a cabo las negociaciones de salida de la UE.

                    La primera ministra había dicho previamente que permanecería en el cargo hasta las próximas elecciones nacionales, programadas para 2020. Bajo la Ley de Parlamentos a Plazo Fijo de Gran Bretaña, el primer ministro puede convocar elecciones si dos tercios de los legisladores votan a favor.

                    Este miércoles, May llevará la moción al Parlamento y espera que el resto de diputados acepte el adelanto.
                    Theresa May anuncia elecciones anticipadas para el 8 de junio | Noticias | teleSUR
                    A saber lo que querrá ganar con esto. No creo que su partido gane mucho más escaños de los que ya tiene.

                    Tal vez sabe que cederá mucho en las negociaciones, y antes de que el público le pase factura por eso, prefiere intentar sacar ventaja ahora.
                    Blog:
                    El Tablero de Cronos

                    Comentario


                    • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                      Cómo va a afectar la elección de Emmanuel Macron a la negociación del Brexit

                      Será "un duro negociador", según anticipó su asesor económico Jean Pisani-Ferry.
                      Theresa May pide a los británicos "un mandato fuerte" para negociar mano a mano con el presidente francés.


                      EL MUNDO - CARLOS FRESNEDA - Corresponsal Londres
                      Emmanuel Macron no está favor del 'Brexit duro', pero será un "duro negociador" con el Reino Unido, según anticipó su asesor económico Jean Pisani-Ferry. El nuevo inquilino del Elíseo puede reforzar la posición de Bruselas y alimentar incluso las tensiones entre Londres y París. El primer escollo está servido: Macron prometió en campaña la revisión del Acuerdo de Le Touquet, que permite el "traslado" de las aduanas británicas a Calais, en el lado francés del Eurotúnel.

                      La 'premier' Theresa May ha pedido de momento a los británicos que le den su apoyo incondicional en las urnas el 8 de junio para poder negociar mano a mano con el presidente francés: "Él ha sido elegido con un mandato muy fuerte. Vamos a asegurarnos ahora de que nosotros tenemos también un mandato fuerte para defender nuestra posición en la mesa negociadora".

                      May ha recogido de entrada el envite de Le Touquet, que se convirtió en caballo de batalla durante las elecciones francesas. Macron anticipó una revisión del tratado para evitar situaciones críticas como las vividas en los últimos años con la llegada de miles de refugiados al campamento de 'La Jungla' de Calais.

                      "Si gano las elecciones me sentaré con Macron a hablar de Le Touquet", anticipó May en el relanzamiento de su campaña, a un mes exacto de las elecciones generales el Reino Unido. "Le haré ver cómo el acuerdo funciona en beneficio de los dos, del Reino Unido y de Francia".

                      En una entrevista al 'Financial Times' hace exactamente un año, cuando aún era ministro de Economía, Macron advirtió que la ruptura del acuerdo de Le Touquet (y el traslado de control de fronteras a las costas británicas en Dover) podría ser una de las primeras consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE.

                      Tras la victoria del 'Brexit' en el referéndum, Macron calificó el resultado como "un crimen" y aseguró que el Reino Unido debería ser castigado con una "salida total". Poco después vaticinó que el país entero corre el riesgo de convertirse una especie de 'Guernsey' (la isla británica y paraíso fiscal en el Canal de la Mancha) y acabar convirtiéndose en un mero "puesto de comercio y de arbitraje" en las fronteras de Europa.

                      "La marioneta de Juncker"

                      Durante su visita a Londres en noviembre pasado, y tras despachar con Theresa May, Macron dejó también clara su posición ante el 'Brexit' y dijo que el Reino Unido no debe tener acceso al Mercado Único si no garantiza la libertad de movimientos de los inmigrantes de la UE. El entonces candidato de ¡En Marcha!' advirtió que tampoco habrá "pasaporte financiero" para las instituciones de la City si no hay contribución directa a los presupuestos de la UE, y anticipó que París estaba dispuesta a acoger el éxodo bancario.

                      Jean Pisani-Ferry, la mano derecha de Macron para asuntos económicos declaró a la BBC 4 que el nuevo presidente francés será un "duro negociador" del Brexit. "No creo que a nadie le interese un Brexit duro", añadió Pisani-Ferry. "Pienso que tenemos que construir una nueva relación. El Reino Unido y la Unión Europea tienen un interés mutuo en mantener la prosperidad".

                      "Macron no quiere castigar al Reino Unido", agregó su asesor económico. "Pero cree que Europa es parte de la solución a los problemas que tenemos. Es un pro-europeo comprometido, no es el tipo de hombre que implícitamente está de acuerdo con el desmantelamiento de la UE. Es partidario de una mayor integración y de reforzar la Eurozona".

                      Pisani-Ferry destacó también la necesidad de cooperación con el Reino Unido en materia de defensa y seguridad. "Tenemos que tener todo esto presente, pero hay que reconocer que en otros capítulos tendremos intereses dispares y admitir que va a ser una negociación dura, y él será duro también".

                      En su primer discurso a las pocas horas de la elección de Macron, May barrió sin embargo hacia casa y prometió a los británicos el control de las fronteras y la limitación de la entrada de inmigrantes a "decenas de miles". La premier se apresuró a "felicitar cordialmente" al nuevo presidente por su triunfo electoral.

                      La campaña pro-Brexit 'Leave.eu' comparó sin embargo la victoria de Macron con la rendición a los nazis. Nigel Farage, ex líder del devaluado Partido de la Independencia del Reino Unido (Ukip), borrado del mapa en las últimas elecciones locales, calificó el resultado de las elecciones como "un engaño" y vaticinó que el presidente francés acabará siendo "la marioneta del presidente del Comisión Europea, Jean-Claude Juncker".

                      Cómo va a afectar la elección de Emmanuel Macron a la negociación del Brexit | Internacional Home Tags | EL MUNDO

                      Comentario


                      • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                        Esa posición le daba votos.

                        Ahora hay que ver qué hace realmente. Para mí seguirá la postura general europea, o sea la que decida Alemania.
                        Blog:
                        El Tablero de Cronos

                        Comentario


                        • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                          Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
                          Esa posición le daba votos.

                          Ahora hay que ver qué hace realmente. Para mí seguirá la postura general europea, o sea la que decida Alemania.
                          Y la postura general de Europa la decide Alemania.
                          Merkel siempre desconfió de ellos (los ingleses), ya mucho antes de ser canciller. Aunque siempre tuvo un discurso de conciliación, cualquier pequeña diferencia hacía que la "dama" alemana enviara mensajes duros hacia las islas... Hoy la posición de Inglaterra yéndose de la UE, le daban la razón a tanta desconfianza...
                          Macron esta muy alineado a la línea dura de Merkel...asique fácil es suponer como será la posición de Francia.

                          Comentario


                          • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                            Para nadie era un secreto que Inglaterra estaba allí para poner frenos a asuntos de la UE que pudiera hacerle perder relevancia, o a EU.
                            Blog:
                            El Tablero de Cronos

                            Comentario


                            • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                              Los siete errores de Theresa May

                              EL MUNDO - CARLOS FRESNEDA Corresponsal en Londres
                              El laborista Jeremy Corbyn ha seguido su remontada hasta la línea final de meta y se ha colocado a tan solo un punto de la conservadora Theresa May en la última encuesta de Survation para Good Morning Britain (41,5 frente a 40,4). Otros sondeos hablan de una distancia más amplia, pero concluyen igualmente que la actual mayoría parlamentaria de los 'tories' podría saltar por los aires el 8-J. Mientras el Partido Laborista ha cerrado finalmente filas en torno a su controvertido líder y su mensaje incuestionable de izquierdas, en el Partido Conservador llueven las críticas por el cúmulo de errores cometidos durante la campaña y atribuibles a la cuestionada inquilina de Downing Street...

                              1. Convocar elecciones anticipadas

                              Nadie lo esperaba. May había repetido por activa y pasiva que el país necesitaba "estabilidad" durante las negociaciones del Brexit y que no pensaba adelantar las elecciones generales, previstas para el 2020. A la vuelta de Semana Santa, después de respirar aire limpio en Gales y en compañía de su marido, Philip, la 'premier' protagonizó el primero de sus ya famosos 'volantazos'. "He llegado a la conclusión de que la única forma de garantizar la certeza y la seguridad para los años venideros es celebrar elecciones anticipadas", dijo en el momento de hacer el anuncio, el 18 de abril. Se las prometía muy felices....

                              2. Invitar a cenar a Juncker

                              Seis días después del anuncio, Theresa May invitó a cenar a Downing Street al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para un primer cambio de impresiones sobre las negociaciones del Brexit. La cena 'indigesta' del 26 de abril marcó un antes y un después. Juncker salió con cara de pocos amigos y telefoneó a la cancillera Angela Merkel para decirle: "May vive en otra galaxia". La filtración al Frankfurter Allgemeine fue el postre amargo: Juncker reconoció que después de esa cena era "diez veces más escéptico que antes" y vaticinó un 50% de posibilidades de fracaso de las negociaciones del Brexit.

                              3. Intentar emular a Thatcher

                              Hace apenas dos meses, el Partido Conservador aventajaba en una media de 20 puntos al Partido Laborista en las encuestas. May vio sin duda la oportunidad para asestar un golpe definitivo e histórico a la oposición, comparable al de Magaret Thatcher en 1983, cuando relegó al líder radical Michael Foot al 27% de los votos. Las proyecciones hablaban entonces de una abrumadora "nueva" mayoría para los conservadores de 100 o más diputados sobre las fuerzas de la oposición. Hoy por hoy, May pondría sin embargo la mano en el fuego para poder conseguir lo que logró David Cameron en el 2015: una mayoría de 330 diputados sobre 650. Una ventaja mínima, pero suficiente.

                              4. Subestimar a Corbyn

                              En el plano personal, May aventajaba de entrada a Corbyn por casi 40 puntos como la persona que los británicos querrían ver en Downing Street. La distancia se ha ido recortando día a día, gracias en parte a la habilidad demostrada por Corbyn durante a la campaña. El líder de la oposición, cuestionado por su ambigüedad ante el Brexit y censurado en su día por el 70% de sus propios diputados, empezó a sentirse en su elemento al reconectar con las bases. La marea 'corbynista' que propició su ascenso volvió a movilizarse. El manifiesto laborista -con propuestas como la renacionalización de la energía y los ferrocarriles- caló en el electorado británico. La campaña, que hasta entonces fue desequilibrado pulso personal, se convirtió repentinamente en una "batalla de las ideas".

                              5. "Fuerte y estable"

                              May arrancó la campaña en plan presidencial, tapando el logo del Partido con su nombre y el del 'Team Theresa'. La 'premier' siguió de entrada el consejo de Lynton Crosby, ex gurú de Cameron, artífice del eslogan inicial: "Strong and stable". A base de repetirlo con tanta insistencia, "fuerte y estable", el 'mantra' acabó convirtiéndose en uno de esos pesados collares que tanto le gustan a 'Maybot' (así rebautizada por su tendencia a repetir frases robóticas). La 'premier' cultivó una calculada distancia con los votantes que LE acabó pasando factura. Su ausencia en el debate televisivo de la BBC fue también un imperdonable error. Corbyn estuvo hábil y se presentó en el último momento. Su campaña fue también siempre por delante con el lema "For the many, not the few" ("Para muchos, no para unos pocos"). Aunque el eslogan mas atinado, coreado en los mítines, fue sin duda "Make June the end of May" ("Haced de Junio el final de May").

                              6. El "impuesto de la demencia"

                              El punto definitivo de inflexión fue el 18 de mayo. May decidió dispararse contra su propio pie en la presentación del manifiesto conservador y anunciar la controvertida reforma de la asistencia social, rebautizada astutamente por los laboristas como el 'impuesto de la demencia'. Los jubilados con casas valoradas en más 100.000 libras (115.000 euros) se verían obligados a costearse la asistencia a domicilio, según su plan. May recalcó que no existe "un árbol mágico del dinero", como pretenden los laborsitas, y que hay que tomar "decisiones difíciles" para afrontar el reto del envejecimiento de la población. A las pocas horas tuvo que rectificar y matizar que habrá un límite a la cantidad que los pensionistas deban pagar. Pero el daño ya estaba hecho. May fue acusada de dar un nuevo 'volantazo'. Su nuevo lema de campaña, "Forward Together" ("Avanzando juntos"), acabó haciendo aguas.

                              7. "Hacer del Brexit un éxito"

                              May ha llegado al final de la campaña, con una imagen muy distinta a la que tenían los británicos hace apenas dos meses. Muchos la perciben ahora como una líder "débil y tambaleante", dando la vuelta a su propio eslogan. Su rigidez y su secretismo han sembrado la discordia en su propio equipo. Todos los dardos apuntan a su jefe de Personal, Nick Timothy, responsable del fiasco del "impuesto de la demencia" (que no fue consultado siquiera con su gabinete). Lynton Crosby volvió a tomar las riendas en la recta final de la campaña, con un mensaje muy claro: "Hacer del Brexit un éxito". Pero los atentados de Manchester y del Puente de Londres han alterado la dinámica de un modo imprevisible.

                              May se ha apoyado en su experiencia como secretaria de Interior para hacer ver al país que es la líder más fiable para mantener el país "seguro". Pero los recortes policiales (20.000 agentes menos desde el 2015) y los fallos de la seguridad a la hora del prevenir los atentados han dejado sin embargo en evidencia al Gobierno conservado en el clímax de las elecciones. La entrada final en escena de Boris Johnson, acusando a Corbyn de "blando" con los enemigos es una señal más de la inquietud entre los conservadores. Voten lo que voten los británicos, lo harán pensando más allá del Brexit, bajo los efectos de estos dos meses vividos peligrosamente.

                              Los siete errores de Theresa May | Internacional Home Tags | EL MUNDO

                              Comentario


                              • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                                Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                                Los siete errores de Theresa May



                                4. Subestimar a Corbyn

                                En el plano personal, May aventajaba de entrada a Corbyn por casi 40 puntos como la persona que los británicos querrían ver en Downing Street. La distancia se ha ido recortando día a día, gracias en parte a la habilidad demostrada por Corbyn durante a la campaña. El líder de la oposición, cuestionado por su ambigüedad ante el Brexit y censurado en su día por el 70% de sus propios diputados, empezó a sentirse en su elemento al reconectar con las bases. La marea 'corbynista' que propició su ascenso volvió a movilizarse. El manifiesto laborista -con propuestas como la renacionalización de la energía y los ferrocarriles- caló en el electorado británico. La campaña, que hasta entonces fue desequilibrado pulso personal, se convirtió repentinamente en una "batalla de las ideas".



                                Los siete errores de Theresa May | Internacional Home Tags | EL MUNDO
                                Corbyn es uno de los pocos odiados por lo kelpers, porque aboga por una sobernia compartida de,las,islas con Argentina.
                                https://www.thesun.co.uk/news/361069...nt-killing-22/

                                Telefono para Macri, si Corbyn gana poder.
                                Editado por última vez por Zara; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8257-zara en 07/06/2017, 10:01.

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X