Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas de Gran Bretaña

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Los problemas de Gran Bretaña

    Originalmente publicado por Lucho1980 Ver Mensaje
    El problema sería que le den la "independencia" a los kelpers no que no la puedan mantener. Ojo que no nos hagan pisar el palito otra vez.
    Cuando tengan problemas en casa no dudo que sacarse de encima las islas para ellos sera darles soberanía pero eso no depende de ellos sino de la onu que impulsa a q los dos paises se sienten a hablar y no se se hay cabida para que les den autonomía a un territorio colonial

    Enviado desde mi GT-I8550L mediante Tapatalk

    Comentario


    • Re: Los problemas de Gran Bretaña

      Es cierto. Por suerte la ONU está más cerca de la posición argentina y considera a las islas en litigio y con cierto derecho de parte de Argentina.

      Ahora, Inglaterra puede darles independencia, cosa que a mi entender sería muy insostenible para sus habitantes actuales. Sobre todo para mantener el nivel de vida al que están acostumbrados. Ncesitarían sí o sí negociar con américa del sur, que debería apoyar a ARgentina. Y claro, hay que moverse con inteligencia: no pedirlo todo de golpe... se puede ir al paso, que con Inglaterra fuera el pez caería tarde o temprano.

      Existe sin embargo, otra jugarreta que podría hacer Inglaterra, y es la opción de Diego García: Ceder la isla al imperio. EU sugiere que podrían encargarse de ella y que la necesitan para sus bases "científicas" en Antartida o similar. Eso sí sería problemático. La suerte es que EU ya no es lo que era y da sus coletazos finales como única y absoluta potencia mundial.
      Blog:
      El Tablero de Cronos

      Comentario


      • Re: Los problemas de Gran Bretaña

        Escocia podría votar su independencia del Reino Unido en 2018

        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	escocia-brexit-2.jpg
Visitas:	1
Size:	45,5 KB
ID:	619680

        Escocia había tenido la oportunidad de separarse del Reino Unido en 2014, cuando los escoceses votaron por 55-45 seguir siendo parte de la unión; pero, tras el Brexit, donde los escoceses votaron ampliamente por quedarse en la Unión Europea, la primer ministra, Nicola Sturgeon, advierte que las circunstancias han cambiado fundamentalmente para ocasionar otro referéndum en otoño de 2018, que en el hemisferio norte comienza en septiembre.

        Escocia era un reino independiente hasta 1707, cuando su parlamento firmó el Acta de Unión con Inglaterra. El país tiene una población de 5,3 millones de personas, un 8% más que el la población de Gran Bretaña.

        Sturgeon justificó otoño 2018 como una buena ocasión para un referéndum de independencia ya que se aproxima a la fecha en la que Theresa May, primera ministra del Reino Unido, debe pautar un acuerdo de salida con la UE.

        "Dentro de esa ventana, cuando el esbozo de un acuerdo del Reino Unido se esclarezca y el Reino Unido salga de la UE, creo que sería un tiempo razonable para que Escocia tenga esa opción, si ese es el camino que elegimos seguir", declaró a la BBC Sturgeon, quien dirige el gobierno independentista de Edimburgo.

        De acuerdo a las convenciones constitucionales del Reino Unido, el gobierno de May deberá aprobar un segundo referéndum en Escocia, lo cual considera innecesario.

        Una mayoría de las encuestas revelan que el apoyo por la independencia escocesa se ha mantenido cerca del 45% desde 2014 y que la mayoría de sus ciudadanos no quieren otro voto de separación.

        Sin embargo, una encuesta por Ipsos MORI publicada el jueves sugiere que un 50% de aquellas personas que probablemente voten apoyan el movimiento independentista (AFP).

        Comentario


        • Re: Los problemas de Gran Bretaña

          Solo que hubo un dedazo con lo de la población. Debería leerse que es de 5.3 millones, o sea aproximadamente el 8% de la población del UK. Y por cierto que con el petróleo aporta poco más del 9% del PNB del país, o 7.5% si no se consideran los ingresos por petróleo y gas.

          Aparte de esto, los escoceses podrían decidirse a irse al fin simplemente porque ven que Londres les tomó el pelo (no es personal: Londres le toma el pelo a todo el mundo) y porque quizá prefieran vérselas solos con su propia deuda y sus propios problemas. La cosa, como siempre, es el tema de la UE pero si de todos modos ya se votó sí al Brexit pues entonces también puede ser que quieran irse y arreglárselas con Bruselas en sus propios términos y sin tener que pasar por las complejidades políticas de Londres.

          Es un jueguito arriesgado pero puede ser que les resulte. O no.

          Saludos

          Comentario


          • Re: Los problemas de Gran Bretaña

            Satélites Británicos (UK Space Agency) ayudarán a la Armada de Chile a detectar embarcaciones ilegales en ZEE.

            Programa de colaboración se llama "Satellite Enabled Maritime Domain Awareness for Chile" (SEMDAC)

            SEMDAC apoyaría el vectoreo de unidades P-3 Orion y C-295 Persuader hacia quienes apagan sus equipos de identificación (AIS) -pesca ilegal o no informada-

            La Agencia Espacial del Reino Unido apoya a la Armada de Chile en el combate contra la pesca ilegal-noticia defensa.com

            El programa se inserta en la iniciativa International Partnership Program (IPP) del Reino Unido hacia países en desarrollo y está apoyando a Chile en la evaluación de la costo-efectividad del sistema, con miras a establecer esta vigilancia satelital de manera permanente.

            Saludos

            Comentario


            • Re: Los problemas de Gran Bretaña

              Una mayoría de las encuestas revelan que el apoyo por la independencia escocesa se ha mantenido cerca del 45% desde 2014 y que la mayoría de sus ciudadanos no quieren otro voto de separación.

              Sin embargo, una encuesta por Ipsos MORI publicada el jueves sugiere que un 50% de aquellas personas que probablemente voten apoyan el movimiento independentista (AFP).
              50% es muy poco. Pensaba que a estas alturas sería más elevado. De todos modos, el verdadero despegue sería cuando los efectos del brexit se sientan por completo.
              Blog:
              El Tablero de Cronos

              Comentario


              • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                El gobierno de Escocia impulsará un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido

                Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	escocia-brexit-3.jpg
Visitas:	1
Size:	61,4 KB
ID:	619710

                La jefa del gobierno regional escocés, la nacionalista Nicola Sturgeon, anunció este lunes que solicitará permiso al parlamento para convocar una nueva consulta. “Londres no está teniendo en cuenta las necesidades de Escocia en el Brexit”, dijo

                "La semana que viene buscaré la autorización del parlamento para llegar a un acuerdo con el gobierno británico" para este referéndum, con la idea de celebrarlo entre el otoño (boreal) de 2018 y la primavera de 2019, dijo Sturgeon, descontenta porque, afirmó, Londres no está teniendo en cuenta las necesidades de Escocia en el Brexit.

                La primera ministra británica Theresa May tiene que dar su acuerdo al referéndum, y, en su primera reacción, un vocero suyo no descartó concederlo, pero estimó que "sería divisivo y causaría incertidumbre económica en el peor momento".

                "Hay evidencias de que la mayoría de los escoceses no quiere un referéndum", añadió el portavoz de Downing Street.

                Para Sturgeon, sin embargo, no hay opción. "No es sólo nuestra relación con Europa, la que está en juego, lo que está en juego es qué clase de país seremos", dijo en un discurso en Edimburgo.

                El anuncio de la líder del Partido Nacional Escocés se produce la semana en que Theresa May notificará a la Unión Europea la ruptura, dando inicio a dos años de negociaciones de divorcio.

                En el primer referéndum, en septiembre de 2014, los escoceses rechazaron la independencia (55%-45%). Dos años después, votaron abrumadoramente (62%) a favor de seguir en la Unión Europea, pero a nivel nacional se impuso la salida.

                "No elegimos estar en esta posición, y hubiéramos preferido no estarlo", aseguró Sturgeon. Sin embargo, continuó, "nos topamos con un muro de intransigencia" al tratar de negociar con la primera ministra, Theresa May, una salida de la UE que perjudicase lo menos posible a Escocia.

                "Desde junio me he concentrado en lograr un acuerdo con el gobierno británico que conciliase lo que votó Escocia y lo que votó el RU", narró Sturgeon, en un discurso en Edimburgo. "Aceptamos que Escocia abandonase la UE, pero esperábamos que el Reino Unido se mantendría en el mercado único", cosa que May desdeñó.

                El gobierno británico "no se ha movido ni un centímetro en busca de un compromiso o un acuerdo", lamentó. "Se descartó seguir perteneciendo al mercado único sin consultar con Escocia ni con ningún gobierno autónomo".

                En resumen, dijo Sturgeon, los escoceses han de tener la última palabra: "Daré los pasos necesarios para que los escoceses puedan elegir al final de este proceso".

                Además, advirtió a Londres que no puede frenar el referéndum: "el mandato del gobierno escocés para ofrecer este paso está fuera de toda duda".

                En un discurso pronunciado a principios de marzo en el congreso de los conservadores escoceses, May acusó a los independentistas escoceses de tomarse la política como "un juego", y aseguró que la unidad del país "es una prioridad personal"

                "El SNP hace política como si fuera un juego. Pero la política no es un juego, y la gestión de las competencias transferidas a Escocia es muy importante para ser dejado de lado", dijo May.

                "Fortalecer y mantener los lazos que nos unen es una prioridad personal para mí", aseguró.

                May no dijo directamente que no tolerará un segundo plebiscito sobre la independencia, pero dijo que está decidida a "fortalecer" la unión del país.

                "La palabra 'unionismo' es muy importante para mí", aseguró. "Estoy decidida a garantizar que cuando salgamos de la UE lo hagamos como un solo Reino Unido".

                "La Unión que estoy decidida a fortalecer y mantener es una que funcione para toda la gente de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte", insistió.

                May acusó a los nacionalistas de "retorcer la verdad" para promover su proyecto independentista, y rechazó que la UE sea más importante para Escocia que el resto del Reino Unido(AFP).
                Editado por última vez por DarwinII; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/6146-darwinii en 13/03/17, 11:18:55.

                Comentario


                • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                  Como dicen por allí... "se la dejaron servida en el área chica" a los escoceses...Menudo moco se mandaron con el Brexit...Esto demuestra que el país esta dirigido por Londres y tres países mas que solo figuran para los actos protocolares y el aniversario de la reina...No les importa que solo 2 años antes habían asumido un compromiso y ahora lo rompen...

                  Comentario


                  • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                    El nuevo desafío independentista de Escocia acorrala a Theresa May

                    El nacionalismo exhibe su fuerza en el congreso del SNP en Aberdeen

                    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	Nicola-Sturgeon.reu_.l.jpg
Visitas:	1
Size:	33,1 KB
ID:	619763

                    EL PAÍS - PABLO GUIMÓN - Aberdeen - 19 MAR 2017 - 11:01 CET
                    El nacionalismo escocés exhibió toda su fuerza este fin de semana, en el cónclave del SNP en Aberdeen, y dejó claro a Theresa May que no está dispuesto a ceder un palmo en su nuevo desafío independentista. La primera ministra, a punto de embarcarse en las negociaciones del Brexit, busca aplazar un nuevo referéndum de independencia que Sturgeon quiere celebrar antes de que, en primavera de 2019, Reino Unido esté fuera de la UE. Comienza una batalla para la que unos y otros revisan las armas y estrategias que emplearon hace dos años. Las circunstancias han cambiado dramáticamente y, en esta ocasión, no existe la opción segura: los dos bandos ofrecen un salto al vacío.

                    Las prensas de hacer chapas han vuelto a funcionar. Las camisetas del sí han salido de la profundidad de los cajones. “Que pare el mundo, que Escocia se quiere subir”. En las solapas de los militantes, la frase pronunciada hace ahora 50 años por la histórica dirigente nacionalista Winnie Ewing adquiere una renovada vigencia, ante el desenlace de los trepidantes acontecimientos de los últimos dos años. Entrar en el humilde centro de convenciones de Aberdeen, la ciudad del norte de Escocia donde el SNP cerró ayer su congreso nacional, era un viaje atrás en el tiempo. “Tenía 18 años en 2014 y me siento como si los tuviera otra vez”, explica Scott Blair, estudiante de cine. “Me muero de ganas por volver a la calle y llamar a cien puertas, como hice entonces, o a otras cien más”.

                    Muchas cosas han sucedido desde que el 18 de septiembre de 2014 los escoceses rechazaron en las urnas la independencia por un margen de casi 11 puntos. La militancia del SNP se ha triplicado. En las generales de 2015 se convirtió en la tercera fuerza en Westminster y ejerce de verdadera oposición al Gobierno de May. El apoyo a la independencia ha subido algo con respecto al 45% que cosechó en 2014, y se encuentra en su máximo histórico. “En el referéndum anterior pasamos del 23% al 45% en dos años, y ahora ni siquiera hemos comenzado la campaña”, advierte optimista Nathan Sparling, militante de 26 años.

                    Y, por supuesto, sucedió el Brexit. Los británicos decidieron en junio de 2016, con casi un 52% de los votos, salir de la UE. Pero en Escocia ganó la permanencia con un 63%. Una oportunidad de oro en manos del independentismo para esgrimir su argumento de que Londres gobierna de espaldas a Escocia y para contraponer la “pequeña Inglaterra” de los tories con su propio “nacionalismo cosmopolita”. El pasado lunes, cuando el Parlamento daba luz verde a Theresa May para activar la salida de la UE, Nicola Sturgeon anunció sus planes de convocar una nueva consulta sobre la independencia entre otoño de 2018, cuando el acuerdo del Brexit empiece a estar claro, y la primavera de 2019, cuando se consume la salida.



                    Que el tema no quedó cerrado en 2014 resulta evidente: tras la victoria del Brexit, Sturgeon no tardó ni 24 horas en poner sobre la mesa un segundo referéndum, y May dedicó sus primeras palabras en Downing Street a anunciar que trabajaría por el “precioso lazo” que une a las cuatro naciones. Hoy resulta irónico que su primer viaje fuera una visita a Sturgeon en su residencia de Edimburgo. Comparecieron en la misma sala en la que, ocho meses después, Sturgeon ha anunciado el nuevo desafío secesionista. El mismo escenario, pero en la primera foto hay dos mujeres sonrientes y en la segunda hay una sola enfadada. Entre una y otra foto, el “muro de ladrillo de intransigencia” que levantó May, en palabras de Sturgeon.

                    El nacionalismo sabía que no era fácil que May accediera a sus quiméricas demandas, como la de permanecer en el mercado único mientras el resto del país lo abandona. Pero no es menos cierto que, pudiendo haber elegido una salida más suave, la primera ministra ha optado, salvo que el inicio de las negociaciones revele un improbable cambio de rumbo, por una ruptura radical con la UE. Otro regalo al independentismo escocés.

                    May sabe que, políticamente, no puede negarse a un segundo referéndum. Sturgeon dispondría de varias opciones de contraataque: la más dramática, dimitir y forzar la disolución del Parlamento escocés en plena negociación del Brexit. La estrategia de Londres es retrasarlo todo lo posible y confiar en que los escoceses agradecerán no tener que votar sin saber lo que está en juego. “Este no es el momento”, dijo May.

                    Sturgeon advierte a May de que bloquear la consulta sería antidemocrático. El programa con el que el SNP ganó las elecciones del año pasado dejaba claro que un cambio material en las circunstancias llevaría a un segundo referéndum. Y nadie puede negar que el Brexit lo es. Este miércoles, con la ayuda de los verdes, Sturgeon confía en que el Parlamento escocés le autorice a pedir oficialmente a Westminster una transferencia de competencias para celebrar la consulta.

                    La tentación de los conservadores será repetir la fórmula que funcionó hace dos años y basar su campaña en la economía. Más cuando el precio del petróleo, que cimentó el proyecto independentista, es hoy la mitad que en 2014. Como advirtió la propia May, el principal socio de Escocia no es la UE sino Reino Unido. Pero el argumento aboca a los tories una contradicción: advertir a Escocia contra separarse de su principal socio comercial, cuando el Gobierno de May hace precisamente eso, no haría mucho por la ya maltrecha credibilidad de los tories en Escocia.

                    Los acontecimientos recientes, en cualquier caso, no invitan a desplegar hojas de Excel y confiar en la eficacia de los argumentos empíricos. Pero no dispone May del recurso al palo y la zanahoria: no podrá ofrecer más autonomía cuando la ofreció toda en la recta final de la campaña de 2014. Tampoco tendrá fácil apelar al corazón: no es probable que los laboristas decidan reeditar la campaña mano a mano con los tories, que les costó el sorpasso en Edimburgo. El “mejor juntos” lucirá extraño cuando quienes lo enarbolen marchen separados.

                    El SNP, partido nacionalista y de izquierdas, cuenta con un argumento extra. En 2014 la perspectiva de un primer ministro laborista era perfectamente probable. Hoy, con la debilidad del partido bajo Corbyn, resulta difícil refutar la afirmación de Sturgeon de que habrá un Gobierno tory en Londres "hasta 2030 por lo menos".

                    Pero hay un colectivo con el que Sturgeon deberá tener especial cuidado: aquellos escoceses que quieren recuperar la soberanía, pero tanto de Reino Unido como de Europa. El 15% de quienes votaron por la independencia en 2014 votó por el Brexit dos años después. Por eso el SNP estudia también solicitar solo la incorporación a la Asociación Europea de Libre Comercio, en lugar de a la UE, emulando a Islandia o Noruega, un país que ya se citó recurrentemente como modelo de una Escocia independiente en 2014.

                    El horizonte de un referéndum entrega a Bruselas un arma negociadora: la amenaza de lanzar mensajes de esperanza a Escocia de cara a un acceso rápido al club, que pueda empujar a los indecisos hacia la secesión. Pero, sobre todo, el desafío secesionista puede convertirse en una fuerza –acaso la única- que tire del Gobierno de May hacia un Brexit más suave: una ruptura radical o sin acuerdo puede ser harto difícil de defender en la campaña de un referéndum de independencia escocés.

                    El nuevo desafío independentista de Escocia acorrala a Theresa May | Internacional | EL PAÍS

                    Comentario


                    • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                      Aunque esos porcentajes... creo que deben espera tal vez hasta la salida y efectos. Para que suba el porciento.
                      Blog:
                      El Tablero de Cronos

                      Comentario


                      • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                        Siempre hay que tener en cuenta, que quienes manejan estas encuestas (empresas y medios de difusión), son o bien de Inglaterra, o bien de sus aliados...La debilidad del Reino Unido y una división, no beneficia a nadie y perjudica a sus aliados y socios de la OTAN... Nunca vi datos de una encuesta hecha por escoceses de forma autónoma...sería bueno, no para creerles a rajatabla, pero si para cotejar y sacar diferencias...

                        Comentario


                        • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                          Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                          Siempre hay que tener en cuenta, que quienes manejan estas encuestas (empresas y medios de difusión), son o bien de Inglaterra, o bien de sus aliados...La debilidad del Reino Unido y una división, no beneficia a nadie y perjudica a sus aliados y socios de la OTAN... Nunca vi datos de una encuesta hecha por escoceses de forma autónoma...sería bueno, no para creerles a rajatabla, pero si para cotejar y sacar diferencias...
                          Mas alla de eso de que las encuestas sean ciertas o no, este tipo de noticias genera una perdida de confianza en la moneda y de cara a los inversores externos. Realidad o ficcion, donde se siembra la duda la especulacion financiera siempre te juega encontra en estas cosas

                          Comentario


                          • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                            La independencia de Escocia podría afectar la industria de defensa, mas que el Brexit

                            Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	scotland--644x362.jpg
Visitas:	1
Size:	29,7 KB
ID:	619856

                            Resumido de: Scottish independence might hurt defense industry more than Brexit


                            LONDRES (Reuters) - Escocia se dirige a un posible segundo referéndum de independencia, lo que plantea nuevas incertidumbres sobre el futuro de la industria de defensa británica si la medida para separarse finalmente triunfa.

                            Mientras que el calendario de cualquier nuevo referéndum sigue siendo incierto, y es posible que nunca tenga lugar en absoluto, altas figuras sector de defensa ya están advirtiendo el impacto de la independencia de Escocia probablemente sería mucho más perjudicial que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea coloquialmente Conocido como Brexit.

                            "No creo que nada de esto (abandonar la UE) implique una trastorno del sector, que si podría surgir si Escocia se independizara",
                            dijo Tom McKane, antiguo asesor de política de defensa del gobierno del Reino Unido y ahora Dijo el lunes a los delegados en una conferencia el 14 de marzo.

                            Las preguntas sobre Escocia el Brexit y las preocupaciones sobre el proceso de paz en Irlanda podrían "tener en cada caso profundos efectos sobre la defensa", dijo Chalmers a los asistentes a la conferencia, que tuvo lugar para analizar el posible impacto de Gran Bretaña abandonando la UE .

                            En una reciente encuesta realizada por Rand Europe, los analistas advirtieron que la independencia de Escocia podría plantear "retos prácticos, financieros y políticos en defensa y seguridad, con importantes implicaciones para el Reino Unido, la UE y la OTAN.

                            El Parlamento Escocés de Edimburgo espera que el 28 de marzo vote por muy poco a favor de una propuesta del gobierno del Partido Nacional escocés para celebrar un voto de independencia como resultado de la decisión de la U.K. de abandonar la UE.

                            El voto escocés estaba programado para el 22 de marzo, pero el debate del referéndum en el Parlamento escocés fue suspendido después del ataque fatal del vehículo en Londres.


                            Sólo ha pasado poco más de dos años desde que el SNP perdió el voto de independencia. En el momento del primer referéndum, el SNP dijo que gastaría 2.500 millones de libras esterlinas (3.100 millones de dólares) anuales en defensa y que quería una parte del equipamiento de las fuerzas armadas de U.K., incluyendo un escuadrón de aviones Typhoon y dos fragatas.

                            La industria de defensa de alta tecnología de Escocia y el futuro de la base de submarinos nucleares de la Marina Real en una Base sobre el río Clyde estarían entre los activos en riesgo en el voto de independencia.

                            El futuro de la base de la RAF en Lossiemouth, como sede de una nueva flota de aviones de patrulla marítima Boeing P-8, que deben ser entregados a partir de 2020, también sería incierto. Boeing anunció recientemente que invertirá alrededor de 100 millones de libras esterlinas en instalaciones de apoyo y capacitación en la base escocesa, que también alberga una flota de aviones rápidos.

                            Pero en una fractura del Reino Unido, sus fuerzas militares y sus presupuestos podría tener serios efectos en todo el sector de la defensa, casi al mismo tiempo que Gran Bretaña está tratando de hacer frente a su salida de la UE.

                            En la votación de 2014, los astilleros de BAE en Glasgow estuvieron en el centro de una disputa con el gobierno central en Londres, indicando que trasladaría las fragata Tipo 26 y otras naves de Escocia si triunfaba el voto de independencia.

                            Un contrato para la construcción de las 3 primeras de ocho Tipo 26 en Glasgow se espera que sea anunciado por el Ministerio de Defensa a principios de este verano.

                            BAE Systems, Babcock, Leonardo, Raytheon, Rolls-Royce y Thales figuran entre las principales empresas de defensa con importantes instalaciones de investigación y fabricación en Escocia.

                            El grupo ADS muestra que la facturación escocesa de la industria de defensa está en alrededor de £ 2,2 mil millones con más de 60 compañías en el sector empleando a más de 12.000 personas.
                            Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 26/03/17, 17:29:50.

                            Comentario


                            • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                              Podría darse una sucesión de "exit"
                              Brexit, Scotexit, Nordirlandexit.

                              Y con el paso del tiempo todo volvería a ser como en el principio. Inglaterra será solo Inglaterra.

                              Y cuidado que Escocia quería parte de escasa flota que le queda al ex Reino Unido, a Inglaterra solo le quedarían escasos barcos para poder escoltar a un solo portaviones con el otro que aunque no estaría activo, harán una rifa a ver si se lo queda Escocia, ellos o Irlanda del Norte si también decide irse.
                              Editado por última vez por BND; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/1180-bnd en 26/03/17, 17:20:13.

                              Comentario


                              • Re: Los problemas de Gran Bretaña

                                La primera ministra habla ante el Parlamento británico para confirmar la ruptura entre el Reino Unido y la UE

                                Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	brexit-2399160w620.jpg
Visitas:	1
Size:	16,0 KB
ID:	619877

                                Theresa May oficializa el inicio del Brexit: "Es un momento histórico, no puede haber vuelta atrás"


                                LONDRES.- El Reino Unido notificó oficialmente hoy a sus socios europeos una salida de la Unión Europea que pondrá a prueba la solidez de las costuras europeas pero también de las británicas.

                                Ahora, la primera ministra, Theresa May , y luego de presidir más temprano una reunión extraordinaria del gobierno, se dirige al Parlamento, a quien asegura que arrancó el proceso: "Gran Bretaña se va de la Unión Europea. Tomaremos nuestras propias decisiones".


                                Theresa May oficializa el inicio del Brexit: "Es un momento histórico, no puede haber vuelta atrás" - 29.03.2017 - LA NACION

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X