Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Los problemas de Brasil

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Tragedia en Brumadinho - Minas Gerais.


    Sucedió de nuevo.







    Una represa de desechos de mineral de hierro de la Vale do Rio Dôce rompió liberando un tsunami de 12 millones de metros cúbicos de lodo que barrió varias casas, puentes, línea de tren, con, probablemente cientos de muertos, sobre todo de funcionarios de la Vale que almorzaban en el horario de la tragedia. y todo el complejo de los empleados fue barrido del mapa.

    A cerca de tres años hubo la tragedia de Mariana, también en el estado de Minas Gerais con liberación de 43 millones de metros cubicos de lodo. Destrucción del Río Dôce y el mayor desatre ambiental del genero en el mundo.

    Como siempre, nadie irá a la cárcel por estas muertes.




    Fuente:
    https://g1.globo.com/mg/minas-gerais...umadinho.ghtml
    Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 26/01/2019, 11:12.

    Comentario



    • Alcántara - Brasil y EEUU cierran acuerdo


      Después de casi dos décadas, países concluyeron negociaciones sobre salvaguardas tecnológicas que permiten uso comercial de base en Maranhão






      Beatriz Bulla
      CORRESPONSAL




      WASHINGTON - Brasil y Estados Unidos concluyeron la semana pasada las negociaciones del nuevo Acuerdo de Salvaguardas Tecnológicas (AST), que permite el uso comercial de la base de Alcántara, en Maranhão. El tema es debatido por los dos países desde 2000, cuando el gobierno Fernando Henrique Cardoso firmó el acuerdo, rechazado tras el Congreso Nacional.

      En una entrevista con el Estado, el embajador de Brasil en Estados Unidos, Sérgio Amaral, reveló parte de los cambios en el nuevo texto. Para él, las negociaciones redujeron la injerencia estadounidense en Brasil y atendieron, de esa forma, críticas planteadas anteriormente por el Congreso.

      "Esa negociación cierra casi 20 años en que estamos intentando lanzar desde la base de Alcántara misiles de mayor capacidad, de mayor tamaño y que pueden ser utilizados en el uso comercial sobre todo de lanzamiento de satélite", afirma Amaral.

      Después de 2002, cuando el AST fracasó en el Congreso, Brasil ensayó otras veces una nueva negociación con Estados Unidos, pero las rondas de conversación sobre el tema se desplomaron en mayo del año pasado. Los parlamentarios brasileños alegaron en los años 2000 que el AST hiere la soberanía nacional.

      El acuerdo de salvaguardas tecnológicas prevé la protección de contenido con tecnología estadounidense usada en el lanzamiento de cohetes y misiles desde la base de Alcántara. Actualmente, el 80% del mercado espacial utiliza tecnología americana y, por lo tanto, la ausencia de un acuerdo de protección limita el uso de la base brasileña. El texto también es un acuerdo de no proliferación de tecnologías de uso dual - cuando las tecnologías pueden ser usadas tanto para fines civiles como militares, en caso de lanzamiento de misiles.

      Además de los recursos, el embajador afirma que el acuerdo abre puertas a una serie de alianzas empresariales en el sector y coloca al país con más fuerza en el debate sobre cooperación espacial.
      "No se trata de una simple revisión de lenguaje o redacción del acuerdo de 2000. Es un nuevo acuerdo, que incorpora cláusulas de otros acuerdos como el de la India y el de Nueva Zelanda, y sobre todo tuvo por objetivo atender las críticas hechas en el Congreso Nacional y que llevaron al rechazo del acuerdo de 2000. "

      El nuevo acuerdo no prevé, por ejemplo, la segregación de un área en la base de Alcántara, sino la restricción de acceso. "No es sólo cambio de lenguaje, tiene un sentido claro. La segregación es un concepto espacial, como si existiera un pedazo del territorio cedido al gobierno estadounidense. No es de eso que se trata.

      Tendremos en Alcántara un espacio para protección de tecnología estadounidense, pero sigue siendo espacio de jurisdicción brasileña. "No es cesión de territorio para nadie, es un espacio que se ha transformado en área de acceso restringido", afirma el embajador. La entrada está restringida a personas acreditadas por los dos gobiernos o consulta por el gobierno estadounidense al brasileño.

      "Son cuestiones que reducen sustancialmente el carácter unilateral, el carácter intrusivo de EEUU", dice. "Los estadounidenses tendrán acceso al espacio en que estará esa tecnología, pero eso no quiere decir que no tendremos ninguna evaluación sobre las personas que entran, todo será decidido de común acuerdo.

      También hubo reducción de la injerencia exclusiva americana desde el transporte hasta la guardia y el uso de la tecnología. El alcance del acuerdo también quedó más restringido. Antes, la previsión era de protección de toda tecnología usada. Ahora, está limitada a misiles, cohetes, artefactos y satélites sólo cuando tienen tecnología o equipamientos estadounidenses.

      Una de las cuestiones controvertidas en la discusión sobre el acuerdo es en relación al uso de recursos obtenidos de la explotación comercial del lanzamiento de satélites. Los recursos podrán ser usados ​​en cualquier etapa del Programa Espacial Brasileño, pero no en el desarrollo de vehículo lanzador.

      Según Amaral, esto se debe a que parte de la política de no proliferación y de la legislación estadounidense prohíbe a Estados Unidos de entrar en acuerdos en los que, de una u otra manera, promueva transferencia, desarrollo de tecnología o financiamiento del desarrollo de cohetes lanzadores.

      Para él, sin embargo, la cláusula es inocua, porque nada impide que toda la receta obtenida financie el Programa Espacial Brasileño y el Tesoro Nacional arque sólo con el desarrollo de cohetes lanzadores. El nuevo acuerdo incluye una cláusula que establece que nada en el AST puede perjudicar el desarrollo autónomo del programa espacial brasileño.

      "Es una asociación con Estados Unidos en la explotación comercial del centro espacial de Alcántara." En razón de su ubicación geográfica, es posible ahorrar hasta un 30% en el combustible para el lanzamiento de satélites desde Alcántara. El acuerdo dura un año y puede ser revisado. Las negociaciones se concluyen, y el acuerdo pasa por una revisión de traducción de los dos lados y el último análisis jurídico. La idea de los gobiernos es cerrar los trámites a tiempo de los presidentes Jair Bolsonaro y Donald Trump firmar el acuerdo en el encuentro que tendrán en la Casa Blanca en Washington el próximo día 19.

      Fuente:

      http://www.defesanet.com.br/br_usa/n...echam-acordo-/

      Comentario



      • El ex presidente Temer de Brasil es arrestado por la operación Lava-Jato RJ.


        https://g1.globo.com/rj/rio-de-janei...a-franco.ghtml

        Comentario


        • Como han sido injustos con Lula no vio morir a su hermano ni a su nieto. ni se le permitió ir a sus funerales. Eso habla del miedo que le tienen y que curioso lo que hoy trae Brasil de desarrollo tecnológico, militar y económico se da con Lula da Silva. Hoy, al menos, Temer pagará lo que le hizo a Dilma y al propio Lula.

          Comentario


          • Amigo Caronte,

            Yo no entraría en una discusión sin sentido ya que entiendo su posicionamiento político y donde debe buscar estas informaciones absolutamente alijadas de la realidad de lo que ocurrió en Brasil.

            ¿Cómo se puede discutir cuando la otra parte no acepta los hechos?

            El gobierno Lula (que él mismo dejó claro varias veces) jamás fue un gobierno de izquierda.

            Cuando un gobierno de izquierda se une a la oligarquía que manda en Brasil desde hace décadas (Clan Sarney, PMDB, etc.) ya los intereses de banqueros y de empresarios (los llamados "Lideres Sectoriales" JBS, Odebrecht, etc.)?

            Hubo, con vastas pruebas de la propia empresa, un apareamiento de Petrobrás para transformarla en um instrumento principal de corrupción desmedida sin tener en cuenta la salud financiera de la misma.

            Se creó a 7 Brasil para gestionar las Sondas que se harían para la explotación del Petróleo gestionada también por contratistas corruptos que se hundió en negociatorios de miles de millones de dólares.

            Odebrecht es un icono de corrupción no sólo de Brasil como de varios países de América Latina y del mundo, derrocando presidentes y fue probado con plantillas y programas de computadoras, además de decenas de delaciones premiadas
            y de la colaboración de Antonio Palocci, entonces brazo derecho de Lulla y Dilma las sumas multimillonarias para el mantenimiento de un proyecto de poder del PT.


            Como consecuencia, Petrobras un orgullo de los brasileños y un motor de inversiones, se convirtió en la empresa más endeudada del mundo, rompiendo nuestra industria naval y reduciendo drásticamente los royalties que sostenían varios proyectos y municipios.

            Dilma, una nulidad administrativa creación del Lulla , colocó con su arrogancia e incompetencia una pala de cal en la economía brasileña ya tambaleante.

            Creó la "Contabilidad creativa" en las cuentas públicas para ocultar los déficits públicos destructivos que creó.

            El resultado fue una recesión brutal en Brasil y 12 millones de desempleados.

            El Temer, que con certeza es de la misma cepa de corruptos que asolan a Brasil, al menos buscó buenos auxiliares en cargos clave en la economía y consiguió dar algún respiro o evitar que continuáramos cayendo.

            Lulla cuando asumía el gobierno, tomó con las cuentas publicas en orden y con varios "esqueletos" administrativos resueltos por Fernando Henrique.

            Su gobierno coincidió con la explosión de alza de las commodities lo que apalancó la economía y el PT de forma muy eficiente y con la estúpida inacción de la oposición, vendió que el Lulla era el máximo y que Brasil creció por su causa, etc, etc.

            No pido al amigo creer lo que escribo, pido a penas que de forma exenta, busque cuán creció cada país de América Latina en este mismo período y ver que Brasil fue uno de los que MENOS creció.

            Sólo hay dos posibilidades y usted puede elegir una de ellas :

            1) O hubo varios Lullas en cada uno de estos países o,
            2) El brasil creció con las materias primas APESAR de Lulla.

            Esto que estoy escribiendo no es absolutamente nada comparado con la tragedia que estos gobiernos dejaron en Brasil, podría hablar de cientos de horas de testimonios absolutamente claros y, no por casualidad, toda la cúpula del gobierno de Río de Janeiro y sus gobernadores están presos ( siempre fueron apoyados por Lulla) por sus negociaciones que sólo podrían ocurrir con la ayuda de Dilma y Lulla, entre ellas las obras faraónicas de las Olimpiadas y Copa del Mundo implicadas hasta hoy en lavado de dinero y corrupción de las empresas constructoras.

            Yo vuelvo a decir, sé que el amigo, obviamente no cree que nada de lo que escribí es correcto, que me dejo llevar por los medios (que en Brasil es, en su amplia mayoría de tendencia de izquierda!!)

            pero soy una persona muy crítica y prefiero SIEMPRE pensar en las personas por el lado de su carácter e incluso antes de ser candidato a presidente, yo ya sabía QUIEN era Lulla.

            Si escribí hasta aquí, es sólo porque, independientemente de la inclinación política, considero al amigo como una buena persona.

            un gran abrazo.


            PS.:

            Sólo para aclarar, Lulla fue autorizado y fue al entierro del Neto, no sin salir riéndose y agitando para sus, por aquí, reducidísimos adoradores
            Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 21/03/2019, 17:10.

            Comentario


            • Crece la desconfianza de los inversores en Brasil ante las constantes polémicas de Bolsonaro

              El dólar alcanza los 4 reales y la Bolsa cayó el miércoles un 3,6% ante las crecientes dudas sobre la reforma de las pensiones


              EL PAÍS - NAIARA GALARRAGA GORTÁZAR - São Paulo 29 MAR 2019 -


              Las enormes expectativas que acompañaron la sólida victoria electoral de Jair Bolsonaro están menguando rápidamente mientras el presidente de Brasil y sus ministros se embarcan en polémicas diversas tras solo tres meses en el poder. El ultraderechista echa más leña al fuego a cuenta del aniversario de la dictadura, que se cumple este domingo, mientras se enzarza en público con el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, pese a que requiere todo su apoyo para sacar adelante la reforma más urgente de su mandato, la de las pensiones. Los inversores expresaron con claridad este miércoles su creciente preocupación: la Bolsa cayó un 3,6% y el dólar cerró en la cota más alta respecto al real de los últimos seis meses.

              El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, este lunes en Brasilia. (FABIO RODRIGUES POZZEBOM - EFE)


              Al abrir los mercados este jueves, la divisa brasileña ha seguido cayendo hasta cruzar la barrera de los cuatro reales por dólar horas después de un agrio intercambio anoche entre los presidentes de la Cámara y del Gobierno. Maiadisparó primero la artillería verbal: “Hay 12 millones de parados, 15 millones de brasileños bajo el umbral de la pobreza y para el presidente cree que gobernar Brasil es un juego de niños”. El ultraconservador le contestó inmediatamente: “No hay ningún juego por mi parte. Todo lo contrario”.

              Cala en los mercados la desconfianza en que Bolsonaro y su ultraliberal equipo económico no consigan los amplios apoyos parlamentarios (tiene 53 escasos en una Cámara de 513) que requiere la reforma de las jubilaciones a la vista de la velocidad a la que está perdiendo un capital político imprescindible para cambiar el insostenible sistema. La propuesta pretende ahorrar 1,1 billones de reales (226.000 millones de euros) en una década.

              Bolsonaro ha intentado calmar los ánimos este jueves al asegurar que la reforma está encarrilada y calificar de “chaparrón de verano” el agrio intercambio con el presidente de la Cámara. No obstante, el pesimismo ha llegado incluso al Banco Central de Brasil, que este jueves ha rebajado la previsión de crecimiento del PIB para este año de 2,4% al 2%.

              Pese a la tormenta, el militar retirado sacó tiempo para ir el martes por la mañana al cine con su esposa e insiste en la controversia sobre el golpe tras alentar oficialmente a sus antiguos compañeros a celebrar en los cuarteles la quiebra del orden constitucional en 1964. Este miércoles reiteró en una entrevista su discurso de que la dictadura no fue tal y minimizó las graves violaciones de derechos humanos documentadas por la Comisión de la Verdad. “Tenemos que conocer la verdad. No quiero decir que fuera una maravilla, ningún régimen es una maravilla. De vez en cuando tienen problemillas”, afirmó tras asegurar que las Fuerzas Armadas nunca tuvieron “una política represiva de Estado” y recordar, como si fuera un hecho inédito en la historia, que entregaron “el Gobierno a la oposición de forma pacífica”. Algo que se asemeja a lo ocurrido en los últimos años en Myanmar (la antigua Birmania) y ahora en Tailandia.

              Pero posiblemente las palabras que más preocupan a los inversores la advertencia pronunciada por el zar económico, Paulo Guedes, en una comisión parlamentaria sobre la reforma de las pensiones que ha diseñado. “Estoy aquí para servirles. Si nadie quiere el servicio, será un placer haberlo intentado”, espetó a los senadores Guedes, que se hizo rico en el sector financiero y carece de experiencia política.

              En Jerusalén, oficina comercial

              En vísperas de su viaje a Israel, que comienza este sábado, el presidente ha dado señales de que quizá no cumple por ahora su promesa electoral de trasladar la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo los pasos de Estados Unidos. Preguntado por el tema, Bolsonaro ha respondido que quizá abra “una oficina de negocios” en la Ciudad Santa que Israel considera su capital. La industria agrícola está en contra del cambio porque temen que amenace la exportación de carne halal (que sigue los preceptos islámicos) a los países árabes, con los que Brasil comercia muchísimo más que con el Estado judío.

              https://elpais.com/internacional/201...31_262928.html

              Comentario


              • Hola Don Teo,

                Es absolutamente cierto que Bolsonaro no es, ni poseía las características necesarias para ser un estadista.

                A pesar de conocerse de muchos problemas de Brasil, su mentalidad está más orientada a la cuadra de los militares, prueba de ello es que la gran mayoría de los actos oficiales que él participó hasta ahora es de cuño militar ambiente que se siente seguro.

                Ahora es absolutamente necesario saber exactamente lo que está ocurriendo en este momento en Brasil en su inicio de gobierno.

                Se eligió prometiendo acabar con la vieja política, donde para que el congreso apruebe medidas necesarias y urgentes para que Brasil vuelva a crecer como la reforma de la seguridad social, los parlamentarios exigen cargos y repartición de poder, no para implementar políticas públicas sino para servir de mostrador de negocios sucios y corrupción
                Este es, en esencia, la "crisis" que enfrenta su inicio de mandato.
                En los gobiernos Lulla y Dilma, se opusieron por la simple compra de apoyo, muchas veces en dinero vivo, donde surgieron los escándalos del Mensalão del PT y, más reciente, el Petrolão de Petrobrás.

                Él eligió poner en puestos claves muchos ministros militares altamente competentes y extremadamente bien formados.

                Se produce que, aparte de su inhabilidad para gobernar, utilizando "Twitter" de forma exagerada (alá Trump) todavía colocó a algunas personas que generan ruido exagerado en la prensa, pero algunos son realmente lamentables.

                Yo creo que lo peor es el Ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, (un cargo que debería ser ocupado por alguien pragmático y discreto) que vive soltando tonterías como decir que el Nazismo y el Fascismo son movimientos de izquierda.)

                Conociendo esta pequeña introducción,
                también es absolutamente necesario saber que gran parte de los medios brasileños (con reflejos en el exterior) busca de todas las formas debilitar al gobierno Bolsonaro, aumentando cualquier cosa negativa a la milésima potencia.

                Y esto no es figura de lenguaje.

                Los portales de noticias, sobre todo Folha de São Paulo, y UOL, rellenan sus páginas con cualquier noticia irrelevante que sea perjudicial al gobierno manteniendo "ad nauseum" estos asuntos en evidencia.

                No voy a comentarlos o listarlos porque demandaría mucho tiempo.

                Sólo hablo que, al atrapar en estas filigramas, acaban, a mi ver, dando un certificado de idoneidad a Bolsonaro.

                Las facultades de enseñanza de Humanidades (Sociología, Filosofía y, sobre todo, Periodismo) están completamente dominadas por las doctrinas de izquierda, donde buscan, mucho más que alumnos con mentes abiertas a la escuela la discusión sana, formar verdaderos militantes de izquierda.

                Este tipo de "Tierra arrasada" cultural se va perpetuando en un círculo vicioso, con cada vez más adoctrinadores siendo formados y convirtiéndose en profesores que, si alguien de carácter más liberal quiere provocar algún cambio en las facultades es inmediatamente rechazado siendo "vendido" en la " los medios como intolerante, fascista, etc.

                Si el amigo me permite, voy a referirme al reportaje que ha publicado para ejemplificar de forma cabal lo que acabo de relatar:

                El reportaje cita que Bolsonaro, en medio de la crisis fue al cine con la esposa, y por aquí también fue bastante difundido, incluso en la televisión, dando a entender que él, en medio de la mañana de trabajo, se da el lujo de "coger un cineminha "mientras que los asuntos urgentes de la nación se dejan de lado.

                Ahora la verdad:

                Bolsonaro realmente fue al cine, pero para prestigiar y dar importancia a las actividades de la primera dama Michelle, que desarrolla un trabajo de inclusión social de deficientes auditivos y la película era "Superación - El milagro de la fe" que trataba exactamente de este problema que aflige millones de los brasileños.
                La película fue adaptada para una audiencia de jóvenes sordos.

                Inmediatamente al término, el bolsonaro ya estaba trabajando a las 11:30 de la mañana.

                Ningún gran medio de comunicación habló de este ejemplo para la inclusión de los sordos, sólo resaltaron que él fue al cine con la mujer.

                ¿Se percibe la mala voluntad y la manera sesgada transformar lo que sería una noticia positiva, negativa?

                Este ejemplo es sólo un grano de polvo en todo lo que se torpedea el gobierno hasta el momento.

                Nadie defiende que no se quiere volver a las viejas prácticas de compra de parlamentarios para aprobación de enmiendas y proyectos, porque el gobierno está secando los fondos publicitarios generosos para muchos medios y ya declaró a TV Globo (la mayor del país) como enemiga del gobierno .

                Como siempre, intereses financieros y mediocridad de la mayor parte de los "articulistas" de izquierda que infestan los periódicos y media en general, dejan de lado lo que interesa a Brasil.

                "Yo, antes de las elecciones ya preveía que esto iba a suceder, y probablemente, si la reforma de la seguridad social no es aprobada, o aprobada con innumerables modificaciones, Brasil quedará a la deriva tratando de respirar económicamente, a la espera del próximo" salvador de la patria " .

                Un gran abrazo al amigo y pido disculpas por el largo texto.
                Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 30/03/2019, 11:11.

                Comentario


                • La popularidad de Bolsonaro cae con fuerza a punto de cumplir 100 días en el poder

                  El porcentaje de brasileños que califica de "excelente" o "buena" la gestión del ultraderechista se hunde en más de ocho puntos porcentuales en los dos últimos meses


                  EL PAÍS - FELIPE BETIM - São Paulo - 5 ABR 2019 -

                  Bolsonaro y la primera dama brasileña, Michelle, en el Palacio de Planalto. (E. S. - AFP)

                  La aprobación del Gobierno de Jair Bolsonaro, que la semana que viene cumplirá cien días en el poder en Brasil, sigue cayendo. Las cifras del sondeo de Atlas Político, que consultó a 2.000 personas los pasados 1 y 2 de abril, arrojan un triple empate entre los brasileños que califican la gestión del ultraderechista como "buena" o "excelente" (30,5%), "regular" (32,4%) y "mala" o "pésima" (31,2%). Los que aprueban de manera más enfática al presidente ya están numéricamente por detrás de los que la desaprueban su gestión o les parece regular, según el citado estudio, publicado en exclusiva por EL PAÍS.

                  El apoyo del presidente brasileño, que tomó posesión el pasado 1 de enero tras derrotar en las urnas a Fernando Haddad (PT, centroizquierda). En febrero, según la encuesta elaborada por la misma firma de análisis demoscópico, el 38,7% de los ciudadanos del país sudamericano valoraba la gestión de Bolsonaro como "buena" o "excelente", frente al 29,6% que la consideraba "regular" y el 22,5% al que le parecía "mala" o "pésima". La tendencia ha cambiado. Las cifras de esta oleada son incluso peores que los de la última encuesta del Ibope, que situaba la aprobación de Bolsonaro —personas que ven su gestión "excelente" o "buena"— en el 34%. Es un termómetro más de su desinflamiento, aunque las cifras no son exactamente comparables por las metodológicas entre ambos sondeos.

                  La encuesta de Atlas Político, elaborada con entrevistados seleccionados por Internet y con un margen de error de dos puntos porcentuales, indica que no todos los ministros de Bolsonaro se han visto afectados por el flojo arranque del mandato. La popularidad del ministro de Justicia Sergio Moro, quien fuera durante meses juez estrella del caso Petrobras, sigue siendo no solo elevada sino mejor que la del presidente y la de otros altos cargos del Gobierno brasileño. En cifras: el 61,5% de los que respondieron a la encuesta tienen una imagen positiva del exjuez que condenó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a prisión, mientras que el 49,5% tiene una imagen positiva de Bolsonaro.

                  "Creo que la postura de Moro está siendo más formal y adecuada a su cargo, mientras que el presidente tiene una postura menos adecuada y no cumple las expectativas de cambio inmediato que prometió durante la campaña", sostiene el politólogo Andrei Roman, director de Atlas Político. "Todo lo que Moro está haciendo le ha ayudado a preservar su imagen, como el paquete de proyectos de la ley anticrimen", añade. Esto significa que el capital político acumulado por Moro se mantiene y que su figura no está necesariamente vinculada a la de Bolsonaro, explica Roman. Este jueves, en un gesto con el que parece querer explotar su popularidad en un ámbito en el que el presidente es toda una estrella, el exjuez abrió una cuenta oficial en Twitter. "He decidido entrar [en la red social] por ser un instrumento poderoso de comunicación. La idea es divulgar los proyectos y las propuestas del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública [del que es titular]", escribió.

                  Atlas Político también pregunta al electorado por las principales propuestas del Gobierno brasileño. Los resultados tampoco son halagüeños para Bolsonaro y los suyos: el 50,7% está en contra de la ampliación de la tenencia de armas, frente al 41,6%, que se muestra favorable. En ese punto, sin embargo, los guarismos se mantienen prácticamente en el mismo nivel que en febrero, con una leve oscilación al alza entre los que están en contra. "Lo que ocurrió con la masacre en Suzano, en São Paulo, puede haber influido", explica Roman en referencia a la matanza en un instituto cercano a la ciudad más poblada del país sudamericano, que se cobró —a mediados de marzo— la vida de ocho personas y de los dos tiradores.

                  En materia de seguridad, no obstante, el barómetro de Atlas Político dibuja un escenario notablemente más reñido que el de otra casa de encuestas brasileña Datafolha. A la pregunta de si era necesario facilitar el acceso a las armas, el 69% de los encuestados por esta última empresa, afirmó no estar de acuerdo totalmente o en parte. Una de las primeras medidas de Bolsonaro fue un decreto que amplía el acceso a las armas. Sin embargo, en el sondeo de Atlas Político hay algunos indicios preocupantes para el Ejecutivo y también para el propio Moro: la mayoría de los entrevistados —casi siete de cada 10— considera que la delincuencia está aumentando, a pesar del discurso de línea dura del presidente y de que la disminución de la inseguridad fue una de las claves de su campaña.

                  Algo más equilibrada es la posición del electorado en asuntos económicos, el otro gran caballo de batalla de Bolsonaro. La reforma del sistema de pensiones, principal proyecto económico del Gobierno, suscita una clara división entre los encuestados: el 45,7% está en contra de las propuestas del equipo del ministro de Economía, Paulo Guedes, frente al 43,9% que está a favor. No es una mala noticia para el Ejecutivo: en febrero había menos personas a favor de la reforma —el 39,5%, por el 46,4% de detractores—. "Hay un intento de defender al Gobierno y una movilización a favor de la reforma, lo que contribuye a aumentar su apoyo", explica el director del instituto. La mayoría —el 45,5%— cree que la economía va a mejorar en los seis próximos meses. Pese al discurso anticorrupción que ayudó a Bolsonaro a convertirse en presidente, el 44,2% todavía cree que la corrupción está aumentando, contra un 27,7% que dice que está disminuyendo.

                  Lula y la opinión sobre la prisión de los políticos

                  Mucho más decantada está la posición de los brasileños al ser preguntados por la potencial entrada en prisión del expresidente Michel Temer (del MDB, Movimiento Democrático Brasileño), que a finales de marzo fue puesto en libertad tras cuatro días detenido por su implicación en el caso Lava Jato: el 87,1% de los consultados está a favor de su encarcelamiento. Menos brasileños están a favor de la permanencia en prisión de otro expresidente: Luiz Inácio Lula da Silva. Casi el 58% dice estar a favor de la prisión del expresidente del Partido de los Trabajadores (PT), que está a punto de cumplir un año privado de la libertad. No obstante, el partido izquierdista sigue siendo el predilecto de la mayoría de los electores, a pesar de haber perdido las últimas elecciones presidenciales contra el propio Bolsonaro y de la situación legal de su líder: el 60% dice no sentirse cercano a ningún partido, pero el un 15,8% de los que participaron en la encuesta dicen decantarse por el partido de Lula y de la también expresidenta Dilma Rousseff. Muy lejos, con el 5,5% de las preferencias, aparece el neófito Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro.

                  https://elpais.com/internacional/201...91_827255.html

                  Comentario


                  • Sonido de guerra Jair Bolsonaro está dispuesto a invadir Venezuela para expulsar a Nicolás Maduro

                    El presidente brasileño expuso su disposición a sumarse a una eventual ofensiva armada liderada por Estados Unidos.

                    Jair Bolsonaro está dispuesto a invadir Venezuela para expulsar a Nicolás Maduro

                    Clarín.com
                    El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, defendió la estrategia de generar una "fisura" dentro de las Fuerzas Armadas de Venezuela y expuso su disposición a sumarse a una eventual ofensiva armada liderada por Estados Unidos.

                    "Nuestra intención, junto a los estadounidenses, es que haya una fisura en el Ejército venezolano, porque es éste el que todavía le da sustentación a Nicolás Maduro, son las Fuerzas Armadas las que deciden si un país vive en democracia o en democracia", sostuvo el mandatario en una entrevista a la radio Jovem Pan. Tres semanas atrás la situación en Venezuela fue uno de los principales temas del encuentro entre Bolsonaro y su par estadounidense, Donald Trump, en la Casa Blanca El presidente brasileño expuso su disposición a sumarse a una eventual ofensiva armada liderada por Estados Unidos.
                    Al finalizar aquella reunión en Washington, Trump dijo, en conferencia de prensa, que no descartaba la hipótesis de una intervención armada en el país caribeño, tema que Bolsonaro retomó en una entrevista realizada este lunes en Brasilia.
                    "Quien está en la vanguardia es Estados Unidos. Trump dijo que todas las posibilidades están sobre la mesa. ¿Qué son todas las posibilidades? Son todas las posibilidades, punto final", señaló el mandatario y ex capitán del Ejército. "Son las Fuerzas Armadas las que deciden si un país vive en democracia o en democracia", sostuvo el mandatario en una entrevista.
                    A lo que luego agregó, "¿Qué puede hacer Brasil?. Vamos a suponer que haya una invasión militar a Venezuela, allí la decisión va a ser mía pero primero voy a escuchar al Consejo de Defensa Nacional y al Parlamento. Venezuela no puede continuar como está, con el pueblo sufriendo y con gran parte de ellos huyendo para Colombia o para Brasil. Hay que poner punto y final a aquello", aseveró.​.
                    "No podemos dejar que Venezuela se transforme en una nueva Cuba o hasta en una Corea del Norte", aseveró el jefe de Estado, en el poder desde el pasado 1° de enero.
                    La tesis de una acción armada es respaldada por Bolsonaro pero no por los militares que integran su gobierno, entre ellos el general y vicepresidente Hamilton Mourao.

                    Mourao fue recibido el lunes en Washington por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, con quien analizó la situación en Venezuela.

                    Agencia Ansa y EFE.

                    GML

                    Comentario


                    • El caos domina los primeros 100 días de Bolsonaro al frente del Gobierno de Brasil

                      El ultraderechista cumple cien días al frente de la primera potencia económica de Latinoamérica con una gestión errática, dos ministros destituidos y divisiones en el Gabinete


                      Bolsonaro en la toma de posesión del nuevo ministro de Educación esta semana. (EVARISTO SA AFP)

                      EL PAÍS - NAIARA GALARRAGA GORTÁZAR
                      13/04/2019 - 23:39 CEST


                      En la ceremonia para celebrar sus 100 días en el poder, el presidente de Brasil presumió este jueves de logros, dio las gracias a su equipo e hizo una confesión: “De vez en cuando le pregunto a Dios, ¿Yo qué hice para estar aquí?”. Es probable que algún otro mandatario se lo haya planteado, lo llamativo es que el líder del quinto país más poblado del mundo, de la primera potencia económica de Latinoamérica, lo cuente. Esa franqueza entusiasma a sus fieles. Resulta que Jair Messias Bolsonaro, 64 años, se había respondido días antes, en una entrevista, cuando atribuyó a su hijo Carlos, apodado el Pitbull, el mérito de su aterrizaje en el elegante Palacio de Planalto.

                      “Él me puso aquí. Realmente fueron sus medios los que me colocaron aquí”, admitía el antiguo militar y veterano diputado. Bolsonaro es sin duda el presidente más atípico que ha tenido Brasil desde el fin de la dictadura. No solo porque Facebook fue clave en la victoria del ultraderechista, sino porque preside un Gobierno dividido en facciones cuya trayectoria desde el 1 de enero ha sido errática, con divisiones internas, estridente en las formas y con cargas de profundidad contra las instituciones.

                      En solo tres meses, el presidente ha destituido a dos ministros y causado indignación dentro y fuera de Brasil al alentar al Ejército a que conmemorara el golpe de Estadode 1964 o afirmar, nada menos que en Israel, que “no hay duda de que el nazismo fue un movimiento de izquierdas”. Historiadores alemanes, entre otros, le desmintieron.

                      Y mientras busca apoyo parlamentario para que sus dos grandes proyectos -la reforma del insostenible sistema de pensiones y las leyes para combatir el crimen y la corrupción— avancen en el atomizado congreso, Brasil ha hecho nuevos amigos en la arena internacional. Pero la economía sigue sin despegar mientras la oposición está desaparecida y el presidente se empeña en erosionar la credibilidad de la prensa o de las propias instituciones del Estado.

                      Capital dilapidado

                      El nacionalpopulista se estrenó con un enorme capital político gracias a su contundente victoria y a la enorme confianza de los mercados. Pero lo ha dilapidado hasta convertirse en el presidente peor valorado en el primer trimestre, según Datafolha. Este Gobierno es pésimo o malo para un 30%, regular para un 33% y óptimo o bueno para el 32% restante. Sus votantes lo eligieron porque encarnaba un cambio radical. Confiaban en que diera la vuelta al sistema y resucitara la economía, pero el arranque ha sido accidentado. En este país obsesionado por cuantificarlo todo, los medios se ha llenado de balances. O Globo sostiene que el presidente ha cumplido íntegramente 18 y parcialmente 17 de sus 35 promesas para los 100 primeros días. Desde facilitar la posesión de armas hasta la paga navideña anunciada el jueves para 13 millones de familias pobres que reciben la ayuda Bolsa Familia.

                      Expectativas

                      Para el 60% de los encuestados por Datafolha, ha hecho menos de lo esperado. Al analizar hasta qué punto ha cumplido las expectativas, la profesora Tassia Cruz de la Fundación Getulio Vargas divide a sus votantes en tres grupos. “Para los que lo eligieron porque no era el PT [el Partido de los Trabajadores, de Lula], con un anhelo de renovación política, de separar a la Presidencia de los escándalos de corrupción, de tener un Gobierno de tecnócratas y políticas públicas eficaces, ciertamente el no estuvo a la altura”, explica. Los atraídos por su agenda liberal en economía “todavía tiene esperanzas de una mejora”, añade. Pero la especialista sostiene que gobierna para el tercer grupo, los que abrazan su discurso sin fisuras. “Aunque representan una minoría de sus votantes, son los más ruidosos en redes sociales generando una imagen de satisfacción con el desempeño del presidente”. Ahí está la hábil mano de su hijo Carlos, el estratega en Internet, donde el presidente tiene 26 millones de seguidores entre una población enganchada al universo paralelo de las redes. Su agradecido padre sostiene que merece un ministerio.

                      El Gabinete posa el jueves en Brasilia al cumplir sus primeros 100 días. ADRIANO MACHADO REUTERS

                      Economía

                      Es el terreno donde se juega la batalla crucial. Y del que el presidente no tiene idea. “No soy economista, ya dije que no entendía de economía”, admitió el viernes después de que su intervención para que Petrobras no subiera el precio del diésel por miedo a que los camioneros le paralicen el país hiciera perder a la petrolera estatal en Bolsa 32.000 millones de reales (7.300 millones de euros). Es el clásico desaguisado de Bolsonaro. Tras una breve recesión, la economía crece pero débilmente. El mandato presidencial arrancó con una sucesión de récords en la Bolsa de São Paulo y unas primeras privatizaciones, pero ese optimismo no se ha traducido en mejoras tangibles para la ciudadanía. El paro ha subido al 12,4% mientras se suceden las rebajas en las previsiones de crecimiento económico. La última, la del Itaú, el primer banco privado, del 2% al 1,3% para este año.

                      Fricciones con el Congreso

                      Un discurso frentista, nostálgico de la dictadura, homófobo y racista dio fama a Bolsonaro pero sólo logró sacar dos leyes en tres décadas. Con sólo 54 diputados, necesita forjar importantes mayorías en un hemiciclo de 513 para aprobar el nuevo sistema de pensiones, vital para sanear las cuentas públicas y que la economía remonte con fuerza. Bolsonaro, que parece tener mejor instinto que visión estratégica, chocó pronto con el presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, que le acusó de creer que “gobernar Brasil es un juego de niños”. El otro proyecto estrella es el diseñado por el juez Sergio Moro, el más popular del Gabinete, para atajar la inseguridad y la corrupción.

                      Nuevos amigos

                      El capitán retirado, cuyo lema es “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”, se ha alineado con EEUU e Israel además de exigir el fin del chavismo en Venezuela. Toda una revolución para una diplomacia conocida por su sutileza. Bolsonaro puede presumir de los acuerdos que logró en su visita a Donald Trump, pero por ahora no traslada la Embajada a Jerusalén.

                      Familia

                      Los Bolsonaro son un clan con tres hijos estratégicamente situados en sendas Cámaras. La enorme influencia de Carlos y sus hermanos en el patriarca ha causado importantes fricciones dentro del Gabinete con humillantes gestos públicos. Fue Eduardo, diputado y enlace con el movimiento nacionalpopulista, y no el ministro de Exteriores, quien estuvo en el Despacho Oval con los presidentes Bolsonaro y Trump. Flavio, el primogénito, es el flanco por el que le salpican las sospechas de corrupción porque el también senador es investigado por recibir pagos irregulares. Y sospechosos vínculos con las milicias de Ríorondan a la familia hace años.

                      Ruido

                      Las polémicas por lo que dice o hace son cotidianas. Abochornó a sus compatriotas con un soez vídeo de Carnaval, se hizo eco de una acusación falsa contra una reportera de investigación señalada por los bolsonaristas en Internet, el 8M declaró que su Gobierno era paritario aunque solo dos de los 22 ministros son mujeres… Cien intensos días que incluyeron hasta una operación quirúrgica.

                      https://elpais.com/internacional/201...95_027248.html


                      Editado por última vez por Teodofredo; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/358-teodofredo en 14/04/2019, 04:21.

                      Comentario


                      • Originalmente publicado por Tutankhamon Ver Mensaje
                        Hola Don Teo,

                        Es absolutamente cierto que Bolsonaro no es, ni poseía las características necesarias para ser un estadista.

                        A pesar de conocerse de muchos problemas de Brasil, su mentalidad está más orientada a la cuadra de los militares, prueba de ello es que la gran mayoría de los actos oficiales que él participó hasta ahora es de cuño militar ambiente que se siente seguro.

                        Ahora es absolutamente necesario saber exactamente lo que está ocurriendo en este momento en Brasil en su inicio de gobierno.

                        Se eligió prometiendo acabar con la vieja política, donde para que el congreso apruebe medidas necesarias y urgentes para que Brasil vuelva a crecer como la reforma de la seguridad social, los parlamentarios exigen cargos y repartición de poder, no para implementar políticas públicas sino para servir de mostrador de negocios sucios y corrupción
                        Este es, en esencia, la "crisis" que
                        enfrenta su inicio de mandato.
                        En los gobiernos Lulla y Dilma, se opusieron por la simple compra de apoyo, muchas veces en dinero vivo, donde surgieron los escándalos del Mensalão del PT y, más reciente, el Petrolão de Petrobrás.

                        Él eligió poner en puestos claves muchos ministros militares altamente competentes y extremadamente bien formados.

                        Se produce que, aparte de su inhabilidad para gobernar, utilizando "Twitter" de forma exagerada (alá Trump) todavía colocó a algunas personas que generan ruido exagerado en la prensa, pero algunos son realmente lamentables.

                        Yo creo que lo peor es el Ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, (un cargo que debería ser ocupado por alguien pragmático y discreto) que vive soltando tonterías como decir que el Nazismo y el Fascismo son movimientos de izquierda.)

                        Conociendo esta pequeña introducción,
                        también es absolutamente necesario saber que gran parte de los medios brasileños (con reflejos en el exterior) busca de todas las formas debilitar al gobierno Bolsonaro, aumentando cualquier cosa negativa a la milésima potencia.

                        Y esto no es figura de lenguaje.

                        Los portales de noticias, sobre todo Folha de São Paulo, y UOL, rellenan sus páginas con cualquier noticia irrelevante que sea perjudicial al gobierno manteniendo "ad nauseum" estos asuntos en evidencia.

                        No voy a comentarlos o listarlos porque demandaría mucho tiempo.

                        Sólo hablo que, al atrapar en estas filigramas, acaban, a mi ver, dando un certificado de idoneidad a Bolsonaro.

                        Las facultades de enseñanza de Humanidades (Sociología, Filosofía y, sobre todo, Periodismo) están completamente dominadas por las doctrinas de izquierda, donde buscan, mucho más que alumnos con mentes abiertas a la escuela l mia discusión sana, formar verdaderos militantes de izquierda.

                        Este tipo de "Tierra arrasada" cultural se va perpetuando en un círculo vicioso, con cada vez más adoctrinadores siendo formados y convirtiéndose en profesores que, si alguien de carácter más liberal quiere provocar algún cambio en las facultades es inmediatamente rechazado siendo "vendido" en la " los medios como intolerante, fascista, etc.

                        Si el amigo me permite, voy a referirme al reportaje que ha publicado para ejemplificar de forma cabal lo que acabo de relatar:

                        El reportaje cita que Bolsonaro, en medio de la crisis fue al cine con la esposa, y por aquí también fue bastante difundido, incluso en la televisión, dando a entender que él, en medio de la mañana de trabajo, se da el lujo de "coger un cineminha "mientras que los asuntos urgentes de la nación se dejan de lado.

                        Ahora la verdad:

                        Bolsonaro realmente fue al cine, pero para prestigiar y dar importancia a las actividades de la primera dama Michelle, que desarrolla un trabajo de inclusión social de deficientes auditivos y la película era "Superación - El milagro de la fe" que trataba exactamente de este problema que aflige millones de los brasileños.
                        La película fue adaptada para una audiencia de jóvenes sordos.

                        Inmediatamente al término, el bolsonaro ya estaba trabajando a las 11:30 de la mañana.

                        Ningún gran medio de comunicación habló de este ejemplo para la inclusión de los sordos, sólo resaltaron que él fue al cine con la mujer.

                        ¿Se percibe la mala voluntad y la manera sesgada transformar lo que sería una noticia positiva, negativa?

                        Este ejemplo es sólo un grano de polvo en todo lo que se torpedea el gobierno hasta el momento.

                        Nadie defiende que no se quiere volver a las viejas prácticas de compra de parlamentarios para aprobación de enmiendas y proyectos, porque el gobierno está secando los fondos publicitarios generosos para muchos medios y ya declaró a TV Globo (la mayor del país) como enemiga del gobierno .

                        Como siempre, intereses financieros y mediocridad de la mayor parte de los "articulistas" de izquierda que infestan los periódicos y media en general, dejan de lado lo que interesa a Brasil.

                        "Yo, antes de las elecciones ya preveía que esto iba a suceder, y probablemente, si la reforma de la seguridad social no es aprobada, o aprobada con innumerables modificaciones, Brasil quedará a la deriva tratando de respirar económicamente, a la espera del próximo" salvador de la patria " .

                        Un gran abrazo al amigo y pido disculpas por el largo texto.
                        Es que no se pueden prometer cambios revolucionarios teeniendo la misma estructura institucional viciada que es precisamente la causante de los males que vive el país. En Argentina pasa lo mismo (además de enfoques en lo económico que la mayoría entiende son equivocados) por lo que es casi imposible dictar leyes de reformas con los actuales enquistados integrantes del Poder Legislativo Nacional. A Bolsonaro seguramente le pasa lo mismo.

                        Saludos.
                        Editado por última vez por planeador; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4262-planeador en 14/04/2019, 07:59.

                        Comentario


                        • Originalmente publicado por planeador Ver Mensaje


                          Es que no se pueden prometer cambios revolucionarios teeniendo la misma estructura institucional viciada que es precisamente la causante de los males que vive el país. En Argentina pasa lo mismo (además de enfoques en lo económico que la mayoría entiende son equivocados) por lo que es casi imposible dictar leyes de reformas con los actuales enquistados integrantes del Poder Legislativo Nacional. A Bolsonaro seguramente le pasa lo mismo.

                          Saludos.
                          es absolutamente correcta su conclusión don Planeador.

                          Comentario


                          • Originalmente publicado por Tutankhamon Ver Mensaje

                            es absolutamente correcta su conclusión don Planeador.
                            Realmente no conozco (por no vivir allí) que cambios ha habido con el nuevo gobierno de Bolsonaro... Pero en Europa las noticias ( a diferencia de lo que ocurrió en los primeros meses del 2016 con Argentina y Macri), a Brasil ya la están criticando mucho en todos los medios del mundo... Por ejemplo en España, incluidos muchos de derecha como ABC, El mundo, etc...no esperaron mucho para criticar a Bolsonaro, con solo 3 meses de gobierno...
                            En general y como dice Planeador, pocos cambios profundos..."los árboles siguen en el mismo lugar, solo se los esta podando..", por lo tanto si no hay cambios profundos en la economía, es mas de lo mismo, con distinto color político...

                            Comentario


                            • Trump-Bolsonaro: terminó la luna de miel

                              Las dificultades del brasileño para mantener la alianza con Trump en relación con Venezuela se harán más evidentes en noviembre cuando Brasil será el anfitrión de una cumbre de los BRICS


                              EL PAÍS - CARLOS PAGNI - 30 ABR 2019
                              .
                              La reunión entre los presidentes Jair Bolsonaro y Donald Trump, en marzo pasado. A. WONG GETTY.

                              La insinuación de Donald Trump sobre una posible intervención armada en Venezuela sigue teniendo consecuencias imprevistas en el tablero internacional. La más reciente fue exhibir la fisura que existe en materia de política exterior en el máximo nivel de Brasil. Jair Bolsonaro había admitido la posibilidad de que su país acompañe un ataque militar de los Estados Unidos para derrocar a Nicolás Maduro. Pero su vicepresidente, Hamilton Mourão, le desmintió. Un detalle importante: Mourão es militar.

                              La cuestión venezolana sirvió para que quede más expuesta la herida que mortifica al Gobierno brasileño. Allí el Ministerio de Relaciones Exteriores está a cargo de Ernesto Araújo. Este embajador profesional, apadrinado por el gurú anti-globalización Olavo de Carvalho, disfruta escandalizando con extravagancias conceptuales. Por ejemplo, sostener que los nazis son de izquierda. Mourão le ha desautorizado varias veces. Una de ellas fue para aclarar que, contra lo que se había prometido a Benjamin Netanyahu, la embajada de Brasil en Israel no sería desplazada de Tel Aviv a Jerusalén.

                              Las dificultades de Bolsonaro para mantener la alianza con Trump en relación con Venezuela se harán más evidentes en noviembre de este año. El 13 y 14 de ese mes el Gobierno de Brasil será el anfitrión de una cumbre de los BRICS. La agenda de esa reunión ofrece un inconveniente: no se puede hablar de la crisis venezolana. La razón es sencilla: Rusia, India, China y Suráfrica siguen reconociendo al Gobierno de Maduro. Solo Brasil respalda a Juan Guaidó.

                              La posición de los BRICS que no han roto con Maduro no es uniforme. Rusia ha enviado tropas a Venezuela. No tanto para defender a su dictadura como para establecer una simetría con la presión que los Estados Unidos ejercen en favor de Ucrania. Los chinos, en cambio, no han destacado un solo soldado en Caribe. Lo que unifica al grupo BRICS en relación con Caracas es el rechazo a la intervención militar que sugirió Trump. Así se explica por qué el canciller Araújo, en una conferencia ante empresarios, sugirió que en la cumbre de noviembre no tendría que hablarse de cuestiones geopolíticas. Quizá tampoco de problemas comerciales, que serían otro motivo de conflicto: Bolsonaro, en otro tributo a Washington, había dicho que China era desleal, posición de la que también se distanció Mourão. Araújo ya aclaró que en noviembre prefiere limitarse a una agenda tecnológica o productiva. El bloque BRICS, que ya tenía poco de qué hablar, amenaza con enmudecer.

                              La de lanzar una intervención militar en Venezuela es una ocurrencia extraña. Trump la propone al mismo tiempo que se retira de casi todos los escenarios donde sus fuerzas armadas están involucradas. Y Estados Unidos queda más aislado. De alentar un movimiento internacional de defensa de la democracia venezolana, pasó a la solitaria advertencia de un ataque armado. Solo Maduro aprovecha esa amenaza para sensibilizar el nervio nacionalista de los generales que todavía lo sostienen. Ni Bolsonaro acompaña ahora a Trump.

                              El alineamiento incondicional que el presidente de Brasil ofreció en un primer momento a los Estados Unidos está exponiendo, casi siempre por boca de Mourão, sus limitaciones. ¿Habrá alguna respuesta desde Washington? La alianza que se prometía en un comienzo suponía para Bolsonaro un beneficio: el apoyo de los Estados Unidos para que los brasileños ingresen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Pero ese impulso todavía no llegó. Según comentan diplomáticos que trabajan en esa organización, al representante de Washington todavía no le llegaron las instrucciones prometidas a Brasil.

                              https://elpais.com/internacional/201...98_650365.html

                              Comentario


                              • Sin presupuesto, Defensa aplaza proyecto estratégico hasta 2040


                                Para mantener vivos y sin cortes sus proyectos estratégicos de modernización, las Fuerzas Armadas han recurrido a renegociaciones contractuales que dilatan el plazo de entrega de nuevos equipos. La falta de recursos presupuestarios a corto plazo hace que proyectos iniciados en la década pasada tengan, en algunas situaciones, cronograma ajustado hasta para un lejano año de 2040.





                                Un levantamiento del Ministerio de Defensa sobre el avance financiero de 12 programas muestra que ya se desembolsaron 38.200 millones de dólares. Sólo que faltan aún más R $ 93,5 mil millones. Ante la fragilidad fiscal, la repactación de los plazos fue la salida encontrada por los militares para honrar los compromisos con socios y proveedores sin reducir el alcance de los programas.

                                "No tiene magia. "Sólo puede hacer dos cosas para cumplir los contratos: o la gente cambia su alcance, rehace y disminuye el proyecto, o la gente alarga el plazo", afirmó a Valor el ministro Fernando Azevedo e Silva. Según él, no son sólo los valores asignados en el presupuesto de la Defensa que importan, sino la previsibilidad de los recursos a lo largo del tiempo. "Cada año es una pelea presupuestaria, y los proyectos acaban sufriendo a causa de eso.

                                A finales del mes pasado, la cartera tuvo el segundo mayor contingenciamiento de la Explanada de los Ministerios, quedando atrás solamente del de la Educación. El bloqueo fue de R $ 5,1 mil millones - el 38% del presupuesto original para 2019. Azevedo cree que ese corte temporal puede ser revertido a lo largo del año y apuesta en más recursos a partir de 2020, cuando se va a ejecutar el primer Presupuesto formulado por el gobierno Jair Bolsonaro. "Tengo esperanza en el origen militar del presidente y en el discurso de él en relación a las Fuerzas Armadas."

                                Las repacciones contractuales, sin embargo, llevan a menudo a un encarecimiento de los proyectos. Un caso emblemático es el del HX-BR, que involucra el desarrollo y la producción de 50 helicópteros - 16 para el Ejército, 16 para la Aeronáutica y 16 para la Marina, además de otros dos para transporte de autoridades. Por falta de dinero de las Fuerzas Armadas, sólo 30 de las 50 unidades fueron entregadas hasta el final de 2017, cuando debería haber concluido el proyecto. Los últimos quedaron para 2022. La francesa Airbus Helicopters, que produce los equipos a través de su subsidiaria Helibras en Itajubá (MG), ya obtuvo reequilibrio económico-financiero del contrato por valor de 44 millones de euros. Ahora, reclama más 33 millones de euros debido al retraso, tal como lo ha comprobado el valor con fuentes militares.

                                La dilatación más extensa de cronograma alcanza el programa de blindados Guaraní. Fruto de una asociación entre el Ejército y el fabricante italiano Iveco, ese vehículo anfibio con capacidad para hasta 11 tripulantes está siendo producido en el complejo industrial de Sete Lagoas (MG). La idea original era tener 120 blindados por año hasta 2029. En el nuevo cronograma, con 60 unidades anuales, el proyecto se extendió a 2040.

                                Los dos mayores proyectos de FAB -la compra de 36 cazas de múltiple empleo Gripen NG y de los cargueros tácticos KC-390 de Embraer- llegan al pico de los desembolsos prácticamente al mismo tiempo. En 2019, sin tener en cuenta el contingenciamiento de marzo, la previsión era gastar R $ 1,35 mil millones con los Gripen y R $ 750 millones con los KC-390.

                                Fuente:

                                https://www.defesaaereanaval.com.br/...egico-ate-2040

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X