Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Cambio Climático y Medio Ambiente

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Grandes empresarios deben reponer 45.000 hectáreas de bosques nativos en Salta

    Tras denuncias por violación a la Ley de Bosques, el Ministerio de Ambiente ordenó a la provincia suspender desmontes. La medida impacta en fincas de empresarios.

    Tras una pérdida de cerca de 45.000 hectáreas de bosques nativos, el ministro de Ambiente de la Nación firmó ayer la Resolución 56/2018 en la cual instó a la provincia de Salta a dejar sin efecto distintos permisos de desmonte autorizados por decretos provinciales en 2010 (decretos 2211/10 y 3136/10). La medida afecta las propiedades de reconocidos empresarios, tanto del sector agroindustrial como de otros rubros. Entre ellos, según consta en el Anexo del decreto, se destaca por ejemplo la finca "Cuchuy", perteneciente a Alejandro Braun Peña, primo del Jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña. También se encuentran mencionadas fincas como "El Carmen", de la familia Navilli (dueños de Compañía Argentina de Granos y Molino Cañuelas, entre otras), "La Maravilla", de Alejandro Roggio (referente del Grupo Roggio) o "Nuevo Horizonte", de los empresarios Andrés von Buch y Arnaldo Hasenclever, entre otros. Todas localizadas en el departamento de San Martín, en el extremo norte de Salta.

    https://www.cronista.com/negocios/Gr...0126-0038.html


    Comentario


    • Pues muy bien y ojalá se haga cumplir. Y con dirección de alguien que sea, para que no hagan un bosque chafa.
      Blog:
      El Tablero de Cronos

      Comentario



      • AUMENTO EN EL NIVEL DEL MAR

        La Isla de Pascua y sus misterios corren peligro de desaparecer


        Creen que el océano subirá 1,5 metro para el año 2100. El turismo es el principal motor económico de la isla.

        Isla de Pascua. Especial New York Times




        Los huesos humanos estaban expuestos bajo el sol. No era la primera vez que Hetereki Huke se topaba con una tumba al aire libre como ésta.

        Durante años, las crecidas de las olas han roto las plataformas que contienen restos antiguos. Dentro de esas tumbas hay lanzas de obsidiana, piezas incineradas de huesos y, a veces, partes de moáis, las imponentes estatuas que le han dado fama a la isla

        Sin embargo, esta vez fue diferente para Huke. El sitio que estaba derrumbándose era donde estaban enterradas generaciones de sus propios ancestros.

        “Esos huesos están relacionados con mi familia”, dijo Huke, un arquitecto, al recordar ese día del año pasado.
        Hace siglos colapsó la civilización de isla de Pascua, pero las estatuas que quedaron dejan claro lo poderosa que fue. Ahora, Naciones Unidas ha lanzado una advertencia: muchos de los restos de esa civilización están en riesgo de desaparecer debido al aumento en los niveles del mar que han erosionado las costas de la isla.

        Muchos de los moáis y prácticamente todos los ahus (las plataformas que en muchos casos fungen como tumbas) se erigen de forma anular por la isla. Algunos modelos climáticos prevén que los niveles del mar podrían aumentar hasta 1,5 metros para 2100, por lo que residentes y científicos temen que las tormentas y las olas se vuelvan una amenaza mucho mayor.

        “Te sentís impotente con todo esto, que no podés proteger los huesos de tus propios ancestros”, dijo Camilo Rapu, líder de los Ma’u Henua, la organización indígena que controla el Parque Nacional Rapa Nui, que se extiende por casi toda la isla, así como los sitios arqueológicos. “Es un dolor inmenso”.

        Muchas otras islas en el Pacífico y en sus márgenes se enfrentan a amenazas similares, desde la posible desaparición de las islas Marshall bajo el mar y el hundimiento de Yakarta, donde las avenidas usualmente se vuelven ríos cada vez que hay una tormenta. Es cada vez más probable que Kiribati, una república de atolones de coral al norte de Fiyi, sea inhabitable dentro de una generación. Sus residentes podrían convertirse en refugiados climáticos.




        En Rapa Nui, el nombre polinesio de la isla y gran parte de la cual ha sido reconocida como patrimonio de la humanidad por la Unesco, tanto el futuro como el pasado están en peligro.

        La economía de la isla también se ve amenazada. Los sitios arqueológicos son la piedra angular de la principal industria, el turismo. El año pasado esta isla de solo 6.000 habitantes atrajo más de 100.000 visitantes. Los hoteles, restaurantes y empresas turísticas de la isla reciben más de 70 millones de dólares en ingresos.

        Los turistas usualmente empiezan el día en Tongariki, donde se reúnen para ver el amanecer detrás de una fila de monolitos cuyas caras dan hacia el interior de la isla. Los grupos se dividen y se dirigen a Anakena, la principal playa arenosa de la isla, o a las antiguas plataformas de Akahanga, un sitio amplio de antiguas villas en la costa donde, según la tradición, el fundador mítico de la isla, Hotu Matu’a, está enterrado en una tumba pedregosa.

        Según los científicos, esos tres sitios están en peligro de erosión por la crecida de las aguas. “No queremos que la gente vea estos lugares solamente en fotografías viejas”, dijo Rapu.


        Clarín

        Comentario


        • Alerta en Japón: Desaparece una isla sin que nadie se diera cuenta

          Una isla en el norte de Japón desapareció y las autoridades investigan la causa. La situación preocupa a ese país porque podría ser causa del incremento en el nivel del mar

          Hace unos días desapareció una isla en Japón sin que nadie se diera cuenta. Tras estos hechos, las autoridades japonesas ya realizan una búsqueda del islote desaparecido en el norte del país y cuya ubicación permitía la extensión de las aguas territoriales niponas.

          Medios internacionales fueron los que dieron a conocer la desaparición de la isla. El islote, llamado Esanbe Hanakita Kojima, se encuentra a unos mil 650 pies de la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, en el mar de Ojotsk. Justo al este, Rusia posee una cadena de islas que llama las islas Kuriles, pero que Tokio llama los Territorios del Norte.

          Algunos expertos aseguran que este islote bajo el mar podría deberse a la erosión del agua y el hielo y comportaría una reducción de las aguas territoriales niponas, según informó el diario Asahi, citando fuentes de la Guardia Costera.

          Una asociación de pescadores de la localidad de Sarufutsu advirtió a las autoridades el pasado septiembre de la ausencia de la pequeña isla, de nombre Esanbehanakitakojima, situada a unos 500 metros de la costa.

          Un miembro de la asociación de pesca de la localidad, Tomohiko Kihara, estudió la situación del islote con un mapa cartográfico y comprobó que no era visible desde la costa o desde los barcos que navegaban por la zona.

          Se trata de una pequeña isla al norte de Hokkaido que consta en los registros geográficos de Japón desde 1987 con una altura de 1,4 metros sobre el nivel del mar.

          En 2014, el Gobierno japonés puso un nombre oficial a Esanbehanakitakojima y a otras 157 islas deshabitadas de las costas japonesas con el fin de delimitar de forma concisa las aguas territoriales.

          Los pescadores veteranos le dijeron que, aunque recuerdan que una isla había estado allí hace décadas, generalmente evitaban el área porque el software de navegación registraba la masa terrestre como un arrecife submarino.

          Info: www.excelsior.com.mx

          Nota: si efectivamente las autoridades confirman su desaparición, el alcance territorial del país se reducirá 1,600 pies de extención sobre el mar.
          Editado por última vez por DarwinII; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/6146-darwinii en 14/11/2018, 17:42.

          Comentario


          • Alerta roja en Kiribati: el paraíso del Pacífico desaparece bajo el mar

            Si el país desaparece bajo el agua hay planes para reubicar a sus habitantes.



            La lucha contra el calentamiento global fue uno de los temas álgidos durante la última cumbre del G20, con Estados Unidos dando la nota al ratificar su retirada del Acuerdo de París. Según los expertos, las consecuencias del aumento de la temperatura planetaria son muy graves para todos, pero algunos países ya están en alerta roja.

            Es el caso de Kiribati, un archipiélago de 33 atolones ubicado en medio del océano Pacífico y habitado por unas 100.000 personas, que corre el riesgo de desaparecer bajo el agua, según publicó hoy en su edición digital El País. Desde el año 1993, el nivel del mar creció entre 1 y 4 milímetros al año en las paradisíacas playas de Kiribati, y si todo sigue igual la mayor parte de esta nación insular quedará sumergida antes de que termine el siglo XXI.


            Aunque no hay consenso entre los expertos, hay quienes proponen soluciones que parecen de ciencia ficción: inyectar en la atmósfera partículas de aerosol que reflejen los rayos solares para detener el calentamiento global para ganar algo de tiempo. Otros piensan que eso desvía la atención de la cuestión central que es, en realidad, reducir las emisiones de gases. Kiribati vs. el cambio climático

            Kiribati vs. el cambio climático


            Tong compró 20 km cuadrados de tierra en Fiji, otro país de Oceanía, donde podrían moverse los kiribatianos si su nación se pierde bajo el agua y también evaluó la posibilidad de construir islas flotantes diseñadas por ingenieros japoneses, una opción por ahora inviable debido a su altísimo costo económico. En tanto, los especialistas discuten otras alternativas, entre ellas una digna de un libro de Isaac Asimov: inyectar en la atmósfera partículas de aerosol que repelan al menos parte de los rayos del sol para moderar su efecto sobre la temperatura terrestre.


            Toda la nota: https://www.lanacion.com.ar/2198716-...ico-desaparece

            Comentario

            Trabajando...
            X