Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Noticias del Cambio Climático y Medio Ambiente

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Grandes empresarios deben reponer 45.000 hectáreas de bosques nativos en Salta

    Tras denuncias por violación a la Ley de Bosques, el Ministerio de Ambiente ordenó a la provincia suspender desmontes. La medida impacta en fincas de empresarios.

    Tras una pérdida de cerca de 45.000 hectáreas de bosques nativos, el ministro de Ambiente de la Nación firmó ayer la Resolución 56/2018 en la cual instó a la provincia de Salta a dejar sin efecto distintos permisos de desmonte autorizados por decretos provinciales en 2010 (decretos 2211/10 y 3136/10). La medida afecta las propiedades de reconocidos empresarios, tanto del sector agroindustrial como de otros rubros. Entre ellos, según consta en el Anexo del decreto, se destaca por ejemplo la finca "Cuchuy", perteneciente a Alejandro Braun Peña, primo del Jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña. También se encuentran mencionadas fincas como "El Carmen", de la familia Navilli (dueños de Compañía Argentina de Granos y Molino Cañuelas, entre otras), "La Maravilla", de Alejandro Roggio (referente del Grupo Roggio) o "Nuevo Horizonte", de los empresarios Andrés von Buch y Arnaldo Hasenclever, entre otros. Todas localizadas en el departamento de San Martín, en el extremo norte de Salta.

    https://www.cronista.com/negocios/Gr...0126-0038.html


    Comentario


    • Pues muy bien y ojalá se haga cumplir. Y con dirección de alguien que sea, para que no hagan un bosque chafa.
      Blog:
      El Tablero de Cronos

      Comentario



      • AUMENTO EN EL NIVEL DEL MAR

        La Isla de Pascua y sus misterios corren peligro de desaparecer


        Creen que el océano subirá 1,5 metro para el año 2100. El turismo es el principal motor económico de la isla.

        Isla de Pascua. Especial New York Times




        Los huesos humanos estaban expuestos bajo el sol. No era la primera vez que Hetereki Huke se topaba con una tumba al aire libre como ésta.

        Durante años, las crecidas de las olas han roto las plataformas que contienen restos antiguos. Dentro de esas tumbas hay lanzas de obsidiana, piezas incineradas de huesos y, a veces, partes de moáis, las imponentes estatuas que le han dado fama a la isla

        Sin embargo, esta vez fue diferente para Huke. El sitio que estaba derrumbándose era donde estaban enterradas generaciones de sus propios ancestros.

        “Esos huesos están relacionados con mi familia”, dijo Huke, un arquitecto, al recordar ese día del año pasado.
        Hace siglos colapsó la civilización de isla de Pascua, pero las estatuas que quedaron dejan claro lo poderosa que fue. Ahora, Naciones Unidas ha lanzado una advertencia: muchos de los restos de esa civilización están en riesgo de desaparecer debido al aumento en los niveles del mar que han erosionado las costas de la isla.

        Muchos de los moáis y prácticamente todos los ahus (las plataformas que en muchos casos fungen como tumbas) se erigen de forma anular por la isla. Algunos modelos climáticos prevén que los niveles del mar podrían aumentar hasta 1,5 metros para 2100, por lo que residentes y científicos temen que las tormentas y las olas se vuelvan una amenaza mucho mayor.

        “Te sentís impotente con todo esto, que no podés proteger los huesos de tus propios ancestros”, dijo Camilo Rapu, líder de los Ma’u Henua, la organización indígena que controla el Parque Nacional Rapa Nui, que se extiende por casi toda la isla, así como los sitios arqueológicos. “Es un dolor inmenso”.

        Muchas otras islas en el Pacífico y en sus márgenes se enfrentan a amenazas similares, desde la posible desaparición de las islas Marshall bajo el mar y el hundimiento de Yakarta, donde las avenidas usualmente se vuelven ríos cada vez que hay una tormenta. Es cada vez más probable que Kiribati, una república de atolones de coral al norte de Fiyi, sea inhabitable dentro de una generación. Sus residentes podrían convertirse en refugiados climáticos.




        En Rapa Nui, el nombre polinesio de la isla y gran parte de la cual ha sido reconocida como patrimonio de la humanidad por la Unesco, tanto el futuro como el pasado están en peligro.

        La economía de la isla también se ve amenazada. Los sitios arqueológicos son la piedra angular de la principal industria, el turismo. El año pasado esta isla de solo 6.000 habitantes atrajo más de 100.000 visitantes. Los hoteles, restaurantes y empresas turísticas de la isla reciben más de 70 millones de dólares en ingresos.

        Los turistas usualmente empiezan el día en Tongariki, donde se reúnen para ver el amanecer detrás de una fila de monolitos cuyas caras dan hacia el interior de la isla. Los grupos se dividen y se dirigen a Anakena, la principal playa arenosa de la isla, o a las antiguas plataformas de Akahanga, un sitio amplio de antiguas villas en la costa donde, según la tradición, el fundador mítico de la isla, Hotu Matu’a, está enterrado en una tumba pedregosa.

        Según los científicos, esos tres sitios están en peligro de erosión por la crecida de las aguas. “No queremos que la gente vea estos lugares solamente en fotografías viejas”, dijo Rapu.


        Clarín

        Comentario


        • Alerta en Japón: Desaparece una isla sin que nadie se diera cuenta

          Una isla en el norte de Japón desapareció y las autoridades investigan la causa. La situación preocupa a ese país porque podría ser causa del incremento en el nivel del mar

          Hace unos días desapareció una isla en Japón sin que nadie se diera cuenta. Tras estos hechos, las autoridades japonesas ya realizan una búsqueda del islote desaparecido en el norte del país y cuya ubicación permitía la extensión de las aguas territoriales niponas.

          Medios internacionales fueron los que dieron a conocer la desaparición de la isla. El islote, llamado Esanbe Hanakita Kojima, se encuentra a unos mil 650 pies de la isla de Hokkaido, en el norte de Japón, en el mar de Ojotsk. Justo al este, Rusia posee una cadena de islas que llama las islas Kuriles, pero que Tokio llama los Territorios del Norte.

          Algunos expertos aseguran que este islote bajo el mar podría deberse a la erosión del agua y el hielo y comportaría una reducción de las aguas territoriales niponas, según informó el diario Asahi, citando fuentes de la Guardia Costera.

          Una asociación de pescadores de la localidad de Sarufutsu advirtió a las autoridades el pasado septiembre de la ausencia de la pequeña isla, de nombre Esanbehanakitakojima, situada a unos 500 metros de la costa.

          Un miembro de la asociación de pesca de la localidad, Tomohiko Kihara, estudió la situación del islote con un mapa cartográfico y comprobó que no era visible desde la costa o desde los barcos que navegaban por la zona.

          Se trata de una pequeña isla al norte de Hokkaido que consta en los registros geográficos de Japón desde 1987 con una altura de 1,4 metros sobre el nivel del mar.

          En 2014, el Gobierno japonés puso un nombre oficial a Esanbehanakitakojima y a otras 157 islas deshabitadas de las costas japonesas con el fin de delimitar de forma concisa las aguas territoriales.

          Los pescadores veteranos le dijeron que, aunque recuerdan que una isla había estado allí hace décadas, generalmente evitaban el área porque el software de navegación registraba la masa terrestre como un arrecife submarino.

          Info: www.excelsior.com.mx

          Nota: si efectivamente las autoridades confirman su desaparición, el alcance territorial del país se reducirá 1,600 pies de extención sobre el mar.
          Editado por última vez por DarwinII; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/6146-darwinii en 14/11/2018, 17:42.

          Comentario


          • Alerta roja en Kiribati: el paraíso del Pacífico desaparece bajo el mar

            Si el país desaparece bajo el agua hay planes para reubicar a sus habitantes.



            La lucha contra el calentamiento global fue uno de los temas álgidos durante la última cumbre del G20, con Estados Unidos dando la nota al ratificar su retirada del Acuerdo de París. Según los expertos, las consecuencias del aumento de la temperatura planetaria son muy graves para todos, pero algunos países ya están en alerta roja.

            Es el caso de Kiribati, un archipiélago de 33 atolones ubicado en medio del océano Pacífico y habitado por unas 100.000 personas, que corre el riesgo de desaparecer bajo el agua, según publicó hoy en su edición digital El País. Desde el año 1993, el nivel del mar creció entre 1 y 4 milímetros al año en las paradisíacas playas de Kiribati, y si todo sigue igual la mayor parte de esta nación insular quedará sumergida antes de que termine el siglo XXI.


            Aunque no hay consenso entre los expertos, hay quienes proponen soluciones que parecen de ciencia ficción: inyectar en la atmósfera partículas de aerosol que reflejen los rayos solares para detener el calentamiento global para ganar algo de tiempo. Otros piensan que eso desvía la atención de la cuestión central que es, en realidad, reducir las emisiones de gases. Kiribati vs. el cambio climático

            Kiribati vs. el cambio climático


            Tong compró 20 km cuadrados de tierra en Fiji, otro país de Oceanía, donde podrían moverse los kiribatianos si su nación se pierde bajo el agua y también evaluó la posibilidad de construir islas flotantes diseñadas por ingenieros japoneses, una opción por ahora inviable debido a su altísimo costo económico. En tanto, los especialistas discuten otras alternativas, entre ellas una digna de un libro de Isaac Asimov: inyectar en la atmósfera partículas de aerosol que repelan al menos parte de los rayos del sol para moderar su efecto sobre la temperatura terrestre.


            Toda la nota: https://www.lanacion.com.ar/2198716-...ico-desaparece

            Comentario


            • El agente naranja sigue pudriendo los suelos de Vietnam 50 años después

              El herbicida usado por EE UU en la guerra aún llega a los humanos desde sedimentos de ríos y lagos


              EL PAÍS - MIGUEL ÁNGEL CRIADO - 16 MAR 2019 -


              La imagen, tomada en noviembre de 1962, muestra el efecto del agente naranja en la margen derecha del río. (ALAMY)

              En Vietnam, el ejército de EE UU mantuvo dos guerras: una contra el Viet Cong y otra contra la naturaleza. En esta, los militares estadounidenses usaron millones de litros de herbicidas contra la selva donde se escondían los comunistas y los cultivos de arroz que les alimentaban. El herbicida más usado fue el agente naranja. Una revisión de diversos estudios muestra que, 50 años después de que dejaran de rociarlo, aún hay restos altamente tóxicos de este defoliante en suelos y sedimentos, desde los que entran en la cadena alimenticia.

              Fue el presidente Kennedy quien, en el marco de una nueva estrategia para impedir que Vietnam del Sur colapsara bajo la presión de los nacionalistas y comunistas del norte, abrió la puerta a la mayor guerra química de la historia. Los primeros herbicidas llegaron al sudeste asiático en enero de 1962 en una operación que acabaría llamándose proyecto Ranch Hand. Usaron diversos compuestos químicos, muchos de ellos desarrollados durante la guerra mundial para destruir las cosechas de alemanes y japoneses.

              Diversos informes de las Academias Nacionales de Ciencia de EE UU (NAS) y agencias gubernamentales como la USAID estiman que en la Guerra de Vietnam se usaron más 80.000 millones de litros de herbicidas. El más usado fue el agente naranja, un defoliante. Los militares no se rompieron mucho la cabeza al nombrarlo: iba en barriles con una franja de ese color para diferenciarlo del agente blanco, el agente púrpura, el agente rosa o el agente verde (contra vegetación de hoja ancha) y el agente azul (usado contra los arrozales).

              La lógica militar era la siguiente: ya que los comunistas usaban la selva como un arma más contra ellos, había que neutralizarla. El trabajo recién publicado en una revista especializada en suelos muestra que el 20% de las selvas de Vietnam fueron fumigadas al menos una vez. Pero el arroz y otros productos agrícolas también fueron objetivos. Hasta el 40% de los herbicidas se usaron contra los cultivos. Aunque los militares intentaran diferenciar entre arrozales de amigos y enemigos, unos 10 millones de hectáreas fueron rociadas con agente azul, que acababa con la cosecha en horas. El tercer principal uso de los herbicidas fue el de acabar con todo el verde que hubiera en los alrededores de las bases militares estadounidenses, creando así un perímetro de seguridad.

              Los efectos de todos los herbicidas eran temporales y había que volver a rociarlos cada cierto tiempo. Para ello usaban desde mochilas a la espalda hasta las lanchas para rociar las riberas. Pero fueron una flotilla de aviones C-123 Provider y helicópteros adaptados para levantar tanques de 3.800 litros los que protagonizaron el proyecto Ranch Hand, con más de 19.000 salidas entre 1962 y 1971.

              El agente naranja era en realidad un compuesto a partes iguales de dos herbicidas, el ácido 2,4-diclorofenoxiacético (2,4-D) y el ácido 2, 4, 5- triclorofenoxiacético (2,4,5-T). Son reguladores hormonales del crecimiento y en unos días, semanas como mucho, dejan de actuar. Pero lo que no se sabía entonces era que el agente naranja contenía una dioxina altamente tóxica, la TCDD. Para acelerar la producción, se elevó la temperatura unos 5º y el cloro presente en el compuesto a altas temperaturas generaba entre 6.000 y 10.000 partes por millón (ppm) de TCDD más que en condiciones normales. Esta sustancia carcinogénica es hidrofóbica, así que no se disuelve en el agua. Tampoco se absorbe, sino que se adsorbe. Se quedaba pegada como una lapa a las hojas que, al caer, llevaban la dioxina hasta el suelo y la naturaleza se encargaba de propagarla.

              La Fuerza Aérea de EE UU realizó unas 20.000 misiones herbicidas. (U.S. AIR FORCE PHOTO)


              "La dioxina contaminante se adhiere al carbono orgánico y partículas arcillosas del suelo en las zonas contaminadas y procesos de erosión mueven los sedimentos contaminados mediante escorrentías hasta los cursos de agua, ríos, estanques y lagos, donde las condiciones anaeróbicas protegen la dioxina de la degradación microbiana, extendiendo su vida media", comenta en un correo el experto en suelos y coautor del estudio Ken Olson, profesor de la universidad de Illinois (EE UU).

              Expuesta a la acción del sol, la TCDD se degrada en menos de tres años. Pero en suelos protegidos por la vegetación tarda en degradarse hasta 50 y, si está en sedimentos fluviales o marinos, más de un siglo. "Los peces y camarones que se alimentan en el fondo atrapan los sedimentos contaminados y la dioxina se acumula en sus tejidos. Peces más grandes se comen a estos peces y los vietnamitas a ellos", recuerda Olson.

              En uno de los informes más recientes revisados por Olson y su colega, la socióloga rural de la Universidad Estatal de Iowa Lois Wright Morton, los investigadores oficiales analizaron los suelos de la base aérea de Bien Hoa y sus alrededores. Fue una de las principales bases desde las que partían las misiones herbicidas y allí se acumularon los bidones sobrantes cuando se suspendió Ranch Hand. "Recogieron 1.300 muestras de suelo de 76 puntos diferentes de la base, tierras cercanas y lagos. Unas 550 muestras tenían niveles de dioxina por encima de la normativa para el uso de la tierra del Ministerio de Defensa Nacional de Vietnam", comenta el profesor estadounidense.

              Los suelos de otras 16 bases áreas estadounidenses tanto en Vietnam como Tailandia están contaminados y muchos de los vietnamitas y estadounidenses expuestos en su momento a estos productos desarrollaron enfermedades. Pero se sabe poco del impacto del agente naranja que queda más allá de las bases. Junto a la de Bien Hoa está la ciudad homónima, en la que viven unas 900.000 personas, y está prohibida la pesca en ríos y lagos de la zona aún hoy.

              La persistencia de la TCDD es tal que varios de los aviones que se usaron para rociar el agente naranja tuvieron que ser retirados de una subasta e incinerados porque, 30 años después de volver de Vietnam, aún tenían la dioxina pegada. El último de los informes de las NAS sobre los efectos del agente naranja en los veteranos de guerra, publicado en noviembre pasado, añadía nuevas patologías que aparecían correlacionadas con la exposición al herbicida. Estos informes se publican cada dos años y son un mandato del Congreso de EE UU.

              Aunque se estima que hay aún tres millones de vietnamitas que sufren los efectos de los defoliantes, no tienen un seguimiento similar al de los veteranos estadounidenses. De los pocos estudios internacionales sobre la persistencia de la TCDD en el ambiente destaca uno publicado hace ya 10 años por investigadores japoneses y vietnamitas. En él compararon los niveles de contaminación de los suelos de una de las aldeas rociadas con agente naranja con los de otras que se libraron. En la primera, la presencia de dioxina quintuplicaba a la de la segunda, aunque su concentración era más baja que la observada en la base aérea de Bien Hoa. El trabajo también halló mayores niveles de dioxina en la leche materna, pero no puede descartarse que se deban a la exposición más reciente a pesticidas agrícolas.

              Olson cree que sería exagerado y sin base científica considerar que todos los suelos rociados hace 50 años sigan contaminados hoy. En todo caso, solo en Bien Hoa hay al menos 414.000 metros cúbicos de suelos que deberían ser tratados. Para Olson, el método definitivo para acabar con la dioxina sería incinerarlos, quemar la tierra.

              https://elpais.com/elpais/2019/03/16...87_506061.html

              Comentario


              • Alemania inaugura la primera autopista eléctrica para camiones híbridos


                Tiene 10 km Los vehículos viajan conectados a un tendido eléctrico para cargar sus baterías.



                El sistema permite que estos vehículos, equipados con un pantógrafo en la parte superior de la cabina, puedan conectarse a un tendido eléctrico colocado en la autopista para poder extraer energía eléctrica y cargar las baterías que los propulsan.

                Por el momento, la línea eléctrica ocupa un tramo de 10 kilómetros de la autopista A5, que va desde Langen hasta Weiterstadt, una de las más concurridas de Alemania. No obstante, está previsto que en un futuro muy próximo este proyecto se amplíe a otros estados alemanes como Schleswig-Holstein o Baden-Württemberg.

                Alemania es uno de los países donde el transporte pesado por ruta es más frecuente, por lo que reducir las emisiones de este tipo de vehículos industriales es una necesidad.



                https://www.clarin.com/autos/alemani..._9W_pyYl6.html

                Comentario


                • Un vehículo híbrido…No es la solución total ya que a los vehículos totalmente eléctricos, aún le falta bastante para quitarle el mercado a los motores a combustión (fundamentalmente en el tema de la autonomía y la recarga de baterías), pero por lo menos reduce en un 50 o 60 % el uso del motor a combustión cuando utiliza el eléctrico, en los trayectos de autopistas, que por ejemplo en Alemania ( y en Europa) cruzan todo el país en todas las direcciones y conectan todas las ciudades mas importantes….Luego cuando transitan por carreteras secundarias y en pueblos, utilizan el motor de gas-oil tradicional.
                  En este tema ya hace mas de 20 años que Toyota (por ejemplo) se metió de lleno en el mercado con varios modelos de coches híbridos…lo novedoso ahora sería meter híbridos también en el transporte pesado…

                  Comentario


                  • Un fallo en el tendido de cables de electricidad provocó el gran incendio de California en el que murieron 85 personas

                    REPÚBLICA/AGENCIAS | 16/05/2019
                    La mayor eléctrica de Estados Unidos ya se ha declarado en bancarrota por las posibles demandas


                    Una línea de alta tensión eléctrica operada por la compañía PG&E fue la causante del incendio más mortífero de la historia de California (EE.UU.), que el año pasado se cobró la vida de 85 personas al arrasar en su totalidad un pueblo de 26.000 habitantes, informaron este jueves las autoridades locales.

                    El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado, Calfire, reveló este miércoles los resultados de una investigación que ha durado varios meses (el fuego se declaró el 8 de noviembre pasado) y que atribuye al tendido eléctrico el origen de las llamas.

                    Pacific Gas and Electric (PG&E), la mayor empresa eléctrica del oeste de Estados Unidos, ya admitió en febrero que sus instalaciones eran la causa “probable” del conocido como incendio de Camp Fire, que arrasó 62.053 hectáreas y destruyó más de 18.000 edificios, además de causar 85 muertos.

                    El informe de Calfire determinó que las chispas provenientes de un cable roto perteneciente a una línea de alta tensión cercana a la población de Pulga originaron las primeras llamas y que la vegetación seca, las altas temperaturas y el fuerte viento de ese día contribuyeron a expandir el fuego a un ritmo “extremo”.

                    El incendio descendió por la ladera de la Sierra Nevada y alcanzó en cuestión de minutos las poblaciones de Magalia, Paradise (la mayor de todas ellas y donde causó el mayor número de fallecidos) y Concow.

                    En los alrededores de esta última localidad, el viento impulsó la vegetación contra otro tendido eléctrico y se declaró un segundo fuego, que fue engullido por el primero y contribuyó todavía más a su rápida expansión.

                    Las especulaciones sobre la posible responsabilidad de PG&E en el incendio empezaron a los pocos días de haberse declarado el fuego, cuando la empresa informó a las autoridades de que una avioneta había identificado minutos antes de que se iniciasen las llamas una anomalía en la línea de transmisión cerca de Pulga.

                    PG&E, que proporciona servicio de gas y electricidad a unos 16 millones de residentes en California, se declaró en bancarrota el pasado 29 de enero,cuando se acogió al capítulo 11 de la ley de bancarrotas de EE.UU. ante la imposibilidad de hacer frente a las enormes cantidades de dinero que le exigen los afectados.

                    A finales de febrero, PG&E ya había recibido varias demandas como presunta responsable del fuego cuya cuantía supera en total los 10.000 millones de dólares, y la firma aseguró que preveía que con la llegada de nuevas querellas y la adición de otras como responsable de incendios declarados en 2017, en total podría tener que pagar 30.000 millones en compensaciones.

                    https://www.republica.com/2019/05/16...n-85-personas/

                    Comentario


                    • Cambio climático: la ONU llama a cambiar la producción de los alimentos en el mundo


                      Atender la crisis climática obliga a cambiar la manera de alimentarse. La fórmula actual de producir la comida supone casi un tercio de las emisiones gases de efecto invernadero (GEI). Por este motivo, según el último informe del Panel Internacional para el Cambio Climático de la ONU (IPCC), resulta imposible contener el calentamiento global sin que el mundo modifique su dieta con urgencia: más vegetales y carne producida con sistemas que utilicen menos energía y tengan un impacto menor en la naturaleza.

                      El documento viene a indicar que no basta con aplicar medidas a la producción de energía en las centrales eléctricas o los motores de los vehículos. No basta con transformarse en eólico y solar. En octubre de 2018, el IPCC ya avisó de que solo medidas urgentes y drásticas en la próxima década podrían evitar lo peor del cambio climático limitando el aumento de la temperatura global a 1,5ºC. Este nuevo informe añade otro paquete medidas cruciales.

                      Los expertos calculan que la producción de comida lanza unas 11 gigatoneladas de gases a la atmósfera. Son 11.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero a base de prácticas agrícolas, el cambio en el uso del suelo, el almacenamiento, transporte, procesamiento, empaquetado y consumo de los productos. La ministra en funciones de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha subrayado tras conocer el informe que el estudio indica «lo fundamental que es el suelo. Un bien precioso y escaso que ha pasado de ser un sumideros de gases a un emisor» por el uso intensivo que ha impuesto la humanidad.

                      Uno de los coordinadores del informe, Jim Skea, ha incidido en que ellos no recomiendan una dieta a la gente. «Señalamos que, según la evidencia científica, hay dietas que tienen una menor huella de carbono«. Es decir, un impacto climático menor. Entre ellos nombran cereales, legumbres, verduras, frutos secos y semillas. Pero sin agrotóxicos. También agregan carnes, aunque desalentando métodos de producción como el de feedlot, sistema en donde los animales encerrados en pequeños corrales y sometidos a duros regímenes para que engorden en el menor tiempo posible.

                      La factura climática de la comida

                      La mayoría de la superficie terrestre del planeta se dedica a producir alimentos o vestido. Hasta un 72% del suelo libre de hielo está destinado a mantener a la población. El informe explica qué implica esta presión: el incremento en la producción de comida ha acelerado el uso intensivo de las tierras. También ha obligado a aumentar la aplicación de fertilizantes (y demás agroquímicos dañinos para la tierra) y el consumo de agua para el riego.

                      Todo esto ha multiplicado las emisiones. El cambio de uso de los suelos para sostener este crecimiento global ha contribuido a la cantidad de CO2 lanzado «sobre todo por la deforestación«, explican. Es decir, la desaparición de árboles para dar paso a campos de cultivo o pastos para rebaños. También ha subido la cantidad de óxido nitroso emitido (N2O) por la agricultura y la de metano (CH4) por el ganado. Hasta la mitad de este gas, de gran potencial invernadero, sale de las cabañas ganaderas.

                      Las medidas que ponen encima de la mesa abarcan desde la reducción en las emisiones de N2O de los fertilizantes, la del metano de los arrozales, la mejora genética para que los cultivos soporten mejor las sequías y que el ganado tenga una mejor alimentación además de gestionar sus desechos. El Panel considera que estos cambios tienen el potencial para evitar que entre 1,8 y 3,5 gigatoneladas de CO2 terminen en la atmósfera al año.

                      De acuerdo a los investigadores, también es clave frenar el desperdicio de comida. Al tirar menos alimentos se reduce la necesidad de consumir más con lo que se rebaja la expansión de tierras dedicadas a la producción. Los científicos han calculado que un tercio de los alimentos que se producen terminan desperdiciados. Una buena proporción del efecto invernadero se crea para nada.

                      Otra de las principales recomendaciones del IPCC a los gobiernos mundiales, a su vez, es detener la deforestación, impulsada sobre todo por la expansión de la frontera agrícola pero también por la actividad ganadera. Esto así debido a que las selvas y bosques de la Tierra absorben un tercio de las emisiones de dióxido de carbono, además de jugar un rol importante en el enfriamiento de la corteza o la generación de lluvias. Hoy, unas 500 millones de personas viven en suelos que se han desertificado. Y la presión sobre los diferentes ambientes afecta de manera particular a los países más vulnerables en términos de desarrollo. Entre ellos se encuentran las naciones de América Latina.

                      «El suelo es tanto una fuente como un sumidero de gases de efecto invernadero (GEIs) y cumple un rol clave en el intercambio de energía, agua y aerosoles entre la superficie terrestre y la atmósfera. Los ecosistemas terrestres y la biodiversidad son vulnerables ante el cambio climático y eventos climáticos extremos, en distintos grados. El manejo sustentable de la tierra puede contribuir a reducir los impactos negativos de múltiples fenómenos, incluido el cambio climático, ecosistemas y sociedades«, agrega el reporte.

                      Críticas a los biocombustibles

                      El biodiésel a escala mundial desplaza a la comida, advierte el informe. Una de las soluciones adoptadas generalmente por los estados para cumplir con sus compromisos de emisiones ha sido la apuesta por los biocarburantes. La bioenergía que se obtiene a base de cultivos como la palma o la colza. Los expertos avisan de los riesgos y aseguran que hay límites al cultivo de estas variedades. ¿Por qué? La proliferación de estas plantaciones puede suponer efectos «irreversibles» en la desertificación de la tierra.

                      Lo que describe el Panel es que la idea de recortar emisiones de CO2 a base de sustituir el combustible fósil por, por ejemplo, biodiésel, tiende a crear una competencia por el suelo entre los cultivos para energía y los destinados a producir variedades que alimenten a la población.

                      El documento incluye una advertencia: «Muchas de las respuestas toman tiempo para producir sus efectos«. Piden paciencia. Sin ir más lejos, señalan que medidas como cambiar la manera de producir o variar la dieta precisan de un periodo de adaptación. Incluso la reforestación de la cubierta vegetal no se consigue rápidamente. Las plantas tienen que crecer.

                      Fuentes: Foro Ambiental /eldiario.es

                      Comentario


                      • Estamos en un momento crucial de la historia, espero que los mandatarios del mundo tomen conciencia y se pongan a la altura de las demandas del mundo,

                        Comparto un buen documental, que nos hace tomar conciencia sobre la ecologia



                        Saludos

                        Comentario


                        • El día que Chile se quede sin agua

                          Científicos critican que la clase política chilena no ha estado a la altura de la megasequía que afronta el país.

                          Chile Dürre (picture-alliance/dpa/C. Bueno)


                          Mientras los líderes globales se reúnen en Nueva York para tratar de ponerse de acuerdo en salvar el planeta, Chile vive en carne propia la lucha contra el cambio climático. El país sudamericano se seca y lo hace a un ritmo alarmante. Si nada cambia, si nadie escucha a los jóvenes que luchan por su futuro en las calles, gran parte del país podría asemejarse pronto al paisaje del desierto de Chihuahua.

                          Los científicos hablan de una crisis hídrica que afecta a todo el territorio entre Coquimbo y la Octava Región. Cultivos echados a perder, miles de animales muertos, pastos perdidos. Economías locales quebradas y la incertidumbre como única certeza. Según un estudio de la Fundación Chile, el 76% de la superficie del país sufre una grave sequía. Pero no una cualquiera.

                          Lo cierto es que una sequía puede formar parte de la variabilidad natural del clima. "Un año particularmente seco no es en principio algo extraordinario. De hecho, hay otros tres análogos en los registros de los últimos 120 años”, dice a DW René Garreaud, investigador del Centro de la Ciencias del Clima y la Resiliencia. "El problema es que este año tan seco está precedido por otros nueve años muy secos. Por eso la llamamos megasequía y por eso es un problema”.

                          El climatólogo explica que en Chile las sequías suelen durar en torno a un año, dos como mucho. Pero nunca tanto. Eso demuestra, pues, que "hay un factor natural, pero superpuesto con los efectos del cambio climático”.

                          Esta megasequía tiene todas las de transformar el Chile que hemos conocido hasta ahora. "Estamos hablando de un cambio climático permanente en el que la zona central de Chile, que tiene un clima mediterráneo con cuatro estaciones bien definidas, va a pasar a tener un clima semiárido”, explica a DW Patricio González, experto del Centro de Investigación en Riesgo y Climatología (Citra).

                          La ceguera de la clase política

                          La responsabilidad política de esta deriva es, a juicio de muchos, evidente. "Chile vivía como si fuera un país que tuviera abundancia de agua”, dijo el presidente chileno, Sebastián Piñera, al anunciar una serie de medidas para responder a esta emergencia. No obstante, el mandatario ha sido objeto de numerosas críticas por parte de las organizaciones ecologistas, entre ellas Greenpeace, que puso sobre la mesa su "falta de ambición” en la materia.

                          "En general, ni los parlamentarios ni los gobiernos tomaron en cuenta los informes científicos sobre el clima. Muchos de ellos incluso los desecharon”, critica González. Recuerda que la megasequía comenzó hace muchos años y que los primeros signos del déficit se evidenciaron en el año 2000: "El sistema político no ha estado a la altura”.

                          ¿Qué podría hacer Chile ahora? "El país debería declararse en emergencia climática”, propone González. En su opinión, es dudoso que el Estado vaya a tener recursos para seguir subvencionando a las regiones más afectadas, como contemplan los decretos de emergencia agrícola y escasez hídrica, los únicos instrumentos de los que dispone ahora mismo el Ejecutivo. Sobre todo a medida que la situación empeore. "Necesitamos nuevas leyes y estructuras de apoyo económico”, subraya el agroclimatólogo, quien tilda las medidas puestas en marcha de "paliativos”.

                          Por ahora, el presidente Piñera ha comunicado en público que "el abastecimiento de agua potable está garantizado durante esta temporada de primavera y verano”. ¿Y qué pasará después? González dibuja escenarios poco tranquilizadores: "Veo una crisis hídrica en Chile para 2022, incluso en Santiago se va a tener que racionalizar el agua potable”.

                          Garraud, por su parte, cree que "deberíamos prepararnos para lo peor”, aunque considera que la sociedad chilena y sus gobernantes "todavía tienen espacio de acción”. En cualquier caso, la megasequía es para él una ventana a un futuro cada vez más cercano al presente, "porque el clima va a ser así”.

                          Chile acogerá en diciembre la Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas de este año (la COP25). González espera, en ese sentido, que los políticos tomen nota. De lo contrario, esto "nos podría llevar al día cero”. ¿A qué se refiere exactamente? El científico responde: "Que un día abramos la llave y no caiga agua” (Deutsche Welle).

                          Comentario


                          • Un novedoso sistema comenzó a limpiar la “isla” de plástico del océano Pacífico

                            Por primera vez logran recoger la basura de esta enorme zona contaminada que flota entre California y Hawai.

                            Un buque que arrastra un innovador dispositivo de flotación para limpiar residuos recogió con éxito, por primera vez, plástico en el Pacífico, anunció el miércoles el fundador del proyecto.

                            El buque había zarpado de San Francisco a principios de septiembre para realizar una prueba antes de dirigirse a la "isla de plástico" del Pacífico.

                            El proyecto, dirigido por la ONG holandesa Ocean Cleanup, quiere vaciar en cinco años la mitad de esta zona -también conocida como isla de basura o gran zona de basura del Pacífico (GPGP)- situada a medio camino entre California y Háwai.





                            https://www.clarin.com/mundo/novedos..._lxylFp-B.html

                            Comentario


                            • Un mapa muestra que la fiebre porcina se apodera del sudeste asiático
                              Un reporte hecho por la FAO deja en evidencia la evolución de la enfermedad desde su detección. Un problema que se agrava.
                              03.10.2019 | Por Pablo Losada



                              La fiebre porcina africana es una enfermedad que llegó para quedarse. Al menos por ahora y por varios años más. Una década, argumentan los especialistas.

                              Desde su detección no conoce, a ciencia cierta, sobre los perjuicios que puede ocasionar en el sudeste asiático. Es cierto que hay mayores precisiones sobre la dimensión del problema, pero no está dicha la última palabra.

                              Por estos días, el gobierno chino, que celebró el 70° aniversario de la Fundación de la República Popular China, comenzó a descongelar parte de las reservas federales de carne de cerdo para abastecer la demanda durante el festejo. Asimismo, también se sabe que la inflación, viene en alza, se debe a la suba de los precios de esta carne.

                              Jorge Brunoni, coordinador general del programa de cerdos del INTA, dialogó con Infocampo y destaca: “Para Argentina, se abre una puerta en el inicio del camino exportador”, dice.

                              Al respecto, agrega que con las noticias que se van conociendo, asimismo, sobre la expansión del virus, también se consolida la importancia de trabajar fuerte en la sobre esta cadena de valor hacia adentro y afuera.

                              Según los datos que adelanta el coordinador, este año, la Argentina exportará unas 30.000 toneladas de carne de cerdo, cuando, el año pasado, fueron 24.000. En este contexto, se habla que 200 a 300 toneladas irán con destino a China. Una cifra exigua para el consumo del gigante, que deglute 56 millones de toneladas por año.

                              Haciendo referencia a los grandes datos, se sabe que la fiebre porcina africana representará un 30% de perdida de productividad solo en China, con 9 millones de cerdas sacrificadas y que se tardará unas diez años para reconstituir la producción.

                              “En Argentina, tenemos una visión de mucha expectativa. El factor más preocupante puede ser que la falta de cerdos tendrá una impacto sobre la demanda de fuentes proteicas a nivel global, que es lo que el fundamentalmente exporta el país. En este caso, el lado optimista tiene un montón de ventajas ya que la falta de carne de cerdo en China implicará el crecimiento de las exportaciones bovinas argentina, también habrá una perspectiva muy buena para cadena aviar y para seguir consolidádonos como exportadores de carne de porcina”, dice Brunoni.
                              Para concluir, el experto menciona sobre las perspectiva a diez años. Dice que, según un informe del consorcio exportador de carne porcina, si la Argentina sigue trabajando se puedan exportar 200.000 toneladas de carne de cerdo hacia 2030 y que eso signifique productir 1,5 millón de toneladas producidas.
                              Solo queda asumir este desafío y aprovechar todo el conocimiento argentino en la cadena de carne para para que el país se convierta en un proveedor confiable y seguro de los chinos (infocampo.com.ar).

                              Comentario


                              • Brasil recoge en sus playas más de 100 toneladas de crudo de origen desconocido

                                El chapapote, que comenzó a aparecer hace semanas, afecta a 130 arenales en nueve estados del noreste

                                Gruesos y viscosos restos de petróleo empujados a la orilla por las olas amenazan algunas de las playas más espectaculares del nordeste de Brasil. Las autoridades han recogido unas cien toneladas de crudo en más de un centenar de playas de nueve Estados desde que aparecieron las primeras señales del desastre, a principios de septiembre. El origen del crudo es un misterio. Lo que se sabe por el momento es que no es petróleo producido en Brasil ni vendido en este país, según los análisis realizados por la petrolera estatal Petrobras. Los ambientalistas han suspendido la suelta de tortugas en el mar tras la muerte de varias de ellas. El daño ambiental no ha sido evaluado por el momento.

                                El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, detalló este lunes las varias hipótesis sobre el origen del derrame: “Podría ser algo criminal, o un accidente, o incluso un barco que se hundió. Tenemos en el radar un país que podría ser el origen del crudo”, dijo sin precisar más. Los técnicos de Petrobras apuntan a Venezuela como la fuente más probable, según informa el diario Folha de S. Paulo.

                                Otra de las hipótesis que barajan los investigadores es que el crudo fuera ilegalmente arrojado al mar por un buque. El presidente apuntó a que “no parece que proceda de una plataforma marítima” de crudo de las muchas que puntean el Atlántico en esa zona.

                                La petrolera ha informado oficialmente de que los resultados de los análisis moleculares del material orgánico localizado en las playas no son compatibles con las variedades petrolíferas que produce y vende Petrobras.

                                Los sólidos y enormes plantones de petróleo aparecidos en 130 playas en una franja que va desde el Estado de Maranhão hasta el de Bahía que muestran las imágenes de televisión han tardado semanas en convertirse en una noticia nacional. Pero este sábado el jefe del Gobierno exigió que se investigara con rapidez la fuente y el lunes habló de las hipótesis mientras su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, sobrevolaba la zona afectada.



                                Las autoridades de Sergipe, el Estado más afectado, han declarado una emergencia. “Llegan más manchas negras a la arena”, alertaba este domingo el pescador Amador Marcos, informa DW, al día siguiente de que equipos de la agencia ambiental Ibama hubieran limpiado otros restos viscosos. “Tengo 52 años, vivo aquí hace décadas , pero nunca había visto nada como esto. Algunas vez he visto burbujas de petróleo que vienen de las perforaciones. Pero nada de esta naturaleza”, recalcó.

                                La mitad de las playas donde apareció el chapapote se han limpiado de manera natural mientras que empleados de Petrobras realizan tareas de recogida de los residuos en otra decena de playas. En buena parte de ellas, las manchas cubren una pequeña porción de la arena (ElPais.com).

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X