Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Portaaviones BSAC 220: La gran oportunidad perdida

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Portaaviones BSAC 220: La gran oportunidad perdida

    Portaaviones BSAC 220: La gran oportunidad perdida



    Por Julio Gutiérrez

    Como consecuencia de la baja del portaaviones ARA 25 de Mayo y siendo que la Armada Argentina había alcanzado el máximo potencial de desarrollo del poder naval con el portaaviones, la necesidad de contar con al menos uno de estos buques para darle el carácter de “armada oceánica” se puso de manifiesto por la Honorable Cámara de Diputados por últimavez en 1998 (Expediente 5.269-D.-98); cuando le requirió al Poder Ejecutivo sobre cual sería el futuro una vez que el portaaviones fuera dado de bajao y éste respondió que se preveía incorporar un nuevo buque de ese tipo antes de 2010 (Expediente 133-O.V.-99). Y esto fue expresado por el JEMGARA Almirante Stella durante el año 2002 cuando dio a conocer un Plan estratégico de equipamiento llamado Plan Apolo 2010 y luego extendido hasta el 2020, en el cual preveía al final la obtención de un “Buque de Despliegue Principal” tal como se lo denominaba al nuevo portaaviones que sería construido en nuestro país.

    La ingeniería de detalle del proyecto fue encargado al Astillero Bazan (luego Izar y hoy Navantia) el portaaviones fue proyectado para poder transportar a bordo un GAE compuesto por cazabombarderos F-18 y Aviones E-2C a pesar de que en ésa época o en los 80 el grupo aéreo estaba compuesto por Super Etendards, algunos A-4Q Skyhawks remanentes, S-2 Trackers y SH-3 Sea King del portaaviones ARA 25 de Mayo (V-2)

    Aunque hoy parezca poco realista un GAE de Hornets y E-2C Hawkeye. En ese año el Jefe de la FAA, Brigadier Barbero, había manifestado el interés por F-18 y ofrecimientos de Nortrhop Grumman de aviones E-2B usados o E-2C nuevos (Grumman era la ganadora de la licitación del PNR y en el Plan Nacional de radarización había un requerimiento por aviones radar) por lo que el Plan de ese GAE no parece descabellado para la Argentina


    El futuro V-3 debia poder transportar un GAE de F-18 y E-2C

    Portaaviones Liviano

    La baja del 25 de Mayo promovió el lanzamiento de un programa de reemplazo para un portaaviones (V-3) que debía desplazar no más de 25000 toneladas, es decir un PortaAviones Liviano (PAL) Este portaaviones debía poder construirse y hacer trabajos de mantenimiento en astilleros argentinos, para ello la eslora no podía exceder los 220 mts, el máximo que dispone la capacidad de diques de carena en Puerto Belgrano
    Se presentaron dos diseños el BSAC-200 y BSAC-220 que se centraron principalmente en los requisitos argentinos y también en el de los brasileños que en ese momento se encontraban con la disyuntiva de la baja del portaaviones gemelo del 25 de Mayo y clase Colossus, NAe Minas Gerais. La ARA tenía algunas limitaciones a la hora de pensar en un nuevo portaaviones liviano: que otras armadas europeas como la Royal Navy y las armadas española e italiana resolvieron las limitaciones del tamaño compacto de sus CVL basándose en las soluciones de cazas STOVL, que a su vez tenían sus propias ventajas y desventajas. pero el único caza STOVL de ese momento era el Harrier inglés y ésa no era una opción para Argentina, ya que cualquier tipo de Harrier tenía motor Rolls-Royce y, las aeronaves disponibles en la ARA deberían poder operar desde el portaaviones. Las 25000 ton de desplazamiento ofrecía una pista reducida en la cubierta de vuelo para despegues. Por lo tanto, la solución STOBAR (en primer lugar, una solución especialmente adecuada para las necesidades de la marina soviética en la Guerra Fría y con buques de guerra mucho más grandes) no era factible.

    Este "nuevo PAL" (CVL) sería, de hecho, una reedición de los antiguos portaaviones clase Colossus y Majestic Class, equipados con una sola catapulta (en los años 90 el único modelo disponible en el mercado era el C13-1 americano de 75 metros, necesario para el lanzamiento de los futuros y proyectados aviones de combate de la aviación naval como el F/A-18 u otros, restringidos en alcance y duración y sin la capacidad de generar salidas de combate (grupo aéreo, combustible de aviación, armamento, etc.) de un gran portaaviones de ataque, pero capaz de realizar defensa aérea de la flota como un portaaviones de escuadra, hacer misiones ASW, apoyo anfibio o ataque puntual. SAC-200 fue el más adaptado a los requerimientos argentinos pero limitado por tamaño; SAC-220 era un derivado ligeramente más grande con catapultas gemelas (el problema en este caso era que significaba el doble de volumen para los sistemas de catapultas), y se puede pensar que debe haber sido en realidad más grande que las 27000 toneladas publicadas en ese momento y sería más bien como dice el CN Imperiale que se trataba de un buque de 30.000 ton de desplazamiento.
    .
    El sistema de alimentación para las catapultas C13 planteó otro problema para este CATOBAR de bolsillo. Los CVN estadounidenses o franceses obtuvieron vapor de centrales nucleares. Los antiguos CVA y CVL estadounidenses, franceses y británicos obtuvieron vapor de su motor basado en calderas de alta presión y turbinas de vapor. Pero el portaaviones SAC-200/220 usaría la turbina de gas más eficiente (LM-2500) como propulsión. En principio se estudió un procedimiento para obtener agua de inyección de vapor en el aire caliente agotado por las turbinas de gas, pero este sistema era muy complicado y finalmente se inclinó por la instalación de una planta de calderas dedicada exclusivamente a servir la/las catapulta/s; Por lo tanto, esto generaría mayor ocupación de volumen interno adicional para las calderas y reducir las espacios dedicados al depósito de armamento y munición. Quizá el tamaño pequeño imponía severas limitaciones como el SAC 200 por lo que se decidió inclinarse por el SAC 220 de mayor tamaño y desplazamiento.

    El proyecto tuvo sus inicios en 1995 y se dio a la luz una vez publicado en el Plan Apolo en el año 2002, luego fue abandonado
    Durante la gestión de Nilda Garré, incluso durante la gestión de Néstor Kirchner el primer ministro de Defensa José Pampuro manifestó durante una visita a ARS que en nuestro país podía construirse el futuro portaaviones. Pero luego durante la gestión Garré y la adopción de la “Defensa Defensiva” se catalogó al portaaviones como un arma “ofensiva” (gran error de percepción de aficionados que desconocen totalmente del tema) y que en adelante se adoptaron decisiones que resultaron dañinas para nuestra defensa nacional y por ende de los intereses nacionales.
    El costo estimado de los buques variaba entre los u$s 350 millones de dólares para el SAC 200 y un plazo de construcción de 3 años y los 450 millones de dólares para el SAC 220 y un plazo de construcción de 5 años.

    El BSAC-220 también fue ofrecido a los brasileños que tenían un idéntico requerimiento para reemplazar a su Clase Colossus NAe Mina Gerais, pero la marina brasileña obtuvo el portaaviones francés Foch unos años más tarde y también desistió del proyecto. Tal vez hoy cuestionen esa decisión dado que el Sao Paulo, apenas navegó unos meses y luego una explosión de sus calderas, además de provocar muertos en su tripulación dejó al buque en astilleros durante años consumiendo un presupuesto en su reparación que nunca se recuperó porque no volvió a navegar más.

    Características
    Eslora total ................................... 241,8 m
    Eslora entre perpendiculares ........... 222,8 m
    Manga de trazado ................................ 29,5 m
    Puntal a la cubierta de vuelo ........... 22,5 m
    Desplazamiento a plena carga ........... 25.500 / 27.000 t
    Tipo propulsión ............................ CODAG / COGAG
    Potencia propulsora ........................... 57/66 MW
    Velocidad máxima continua ........... 25,5 / 26,5 nudos
    Autonomía a 15 nudos ..................... 7.500 millas
    Operaciones de aviones hasta .......... estado de mar 5
    Operaciones del buque hasta ........... estado de mar 9




    Origenes del diseño

    El diseño en sí de los BSAC-200 y 220 obedecía a la necesidad, la de reemplazar portaaviones livianos en marinas de segunda orden que no podían permitirse grandes portaaviones, por un lado, y por otro, a los requerimientos que tenía específicamente la ARA.

    Durante la construcción del "Chakri Narubet", entre 1995 y 1996, el astillero español Bazan propuso entonces dos diseños de portaaviones para la Armada Argentina para reemplazar al “25 de Mayo" que había sido dado de baja de la Armada Argentina en ese momento. Estas dos soluciones de portaaviones son diseños de bajo costo y son portaaviones livianos (menos de 30,000 toneladas) en lugar de portaaviones grandes (50,000 toneladas), por lo que eran relativamente de bajo costo su construción, uso y mantenimiento. Bajo la premisa de satisfacer las necesidades de la Armada Argentina, el Astillero Bazan controlaría el costo a un nivel asequible y se esperaba que no costara más que dos fragatas.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  • #2
    Muchas gracias por compartir Julio, esun artículo muy interesante
    Mi blog sobre aviones prototipos, raros y nunca volados
    https://nobarrelrolls.blogspot.com/

    Comentario


    • #3
      Muy interesante articulo. Si en algún futuro se piensa nuevamente en un PA, habrá que ver cuales son los diseños o propuestas acordes a nuestra realidad, o si bien el diseño del BSAC-220 puede adaptarse a las necesidades de la Armada.

      Comentario


      • #4
        El BSAC 220 es un proyecto hecho a la medida de la ARA porque fue hecho a su requerimiento. Como los submarinos TR-1700 que es una clase única diseñada según los requerimientos de la Armada Argentina
        Julio Gutièrrez
        Administrador del Foro
        Aviacionargentina.net

        Comentario

        Trabajando...
        X