Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Resucitando el Poder Militar Argentino: Recuperar a la Armada en 5 etapas

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Resucitando el Poder Militar Argentino: Recuperar a la Armada en 5 etapas

    Resucitando el Poder Militar Argentino: Recuperar a la Armada en 5 etapas

    Por Julio Gutiérrez

    Ante la grave crisis de equipamiento que lesionan profundamente la Defensa de la Nación,. desde aviaciónargentina.net planteamos a partir de una serie de artículos proponiendo la adopción de medidas perentorias para recuperar nuestra Armada en 5 etapas, aunque también habrá otras de igual calibre para nuestro Ejército y Fuerza Aérea dada la situación de crisis generalizada por la que atraviesan nuestras FFAA.

    Etapa 1: Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS)

    La plataforma continental argentina, es la segunda del mundo en extensión, más de 6 millones de km2 de continente sumergido dotado de una riqueza metalífera incomparable.

    El Atlántico Sur se transformó en un sistema hidrocarburífero que compone la segunda reserva mundial de gas y petróleo.
    El petróleo off-shore de Brasil, Venezuela, Guyana, Surinam, Uruguay, Argentina, Namibia, Angola, Guinea Ecuatorial y Sudáfrica entre otros, está en el Atlántico Sur y es preciado por otros países que no dudarían en ocupar este espacio si lo ven desprotegido. Brasil tomó la decisión de protegerlo de cualquier predador decidiendo potenciar su capacidad de negar el mar con la construcción de una serie de submarinos incluyendo submarinos nucleares para proteger sus recursos naturales en el mar.



    El 90% de nuestro comercio exterior es por via marítima, es de altísimo valor geoestratégico el ejercer un control

    Tampoco podemos negar obstinadamente nuestro conflicto político-diplomático con la inevitable secuela militar que mantenemos con el Reino Unido.

    El sostenimiento de la guarnicion militar en Malvinas estaba en parte justificado por la protección a las plataformas off-shore cuyo emplazamiento contribuía de sobremanera a la economía de las islas, pero la caída del precio del barril sumado a lo costoso de la explotación hizo que por el momento sea inviable la extracción de petróleo off-shore de la zona austral donde están los ingleses. Como contrapartida y para compensar esta pérdida el gobierno de la isla y Londres, están entregando de forma indiscriminada licencias de pesca para las grandes flotas que se internan en nuestro mar territorial y la ZEE que perjudican a nuestra economía y favorecen la de los isleños.

    El hundimiento del ARA San Juan se da en este contexto que el buque estaba realizando tareas de vigilancia en esa zona en litigio entre Londres y Buenos Aires. Es una cuestión geoestratégica que nuestro país cuente con una flota submarina disuasiva

    Propuesta
    En esta primera propuesta con un horizonte a 6 años vista de plazo para recuperar una capacidad mínima de defensa de nuestro mar: Esta primera etapa está referida al Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS), la más afectada desde la tragedia del ARA San Juan que se ha quedado sin submarinos operativos, al estar el ARA Santa Cruz en Tandanor para trabajos de carena desde hace años y demorada su recuperación y el ARA Salta que requiere de un profundo overhaul y modernización.

    Si bien somos conscientes de la crisis por la que atraviesa el país, no es menos cierto que cuando se ha tenido la oportunidad de mejorar nuestra arma submarina, la política le dio la espalda. La Defensa nacional no tiene un valor estimado cuando se corren riesgos de vidas humanas como sucedió con el ARA San Juan. Por eso deben hacerse los máximos esfuerzos cuando se trata de la seguridad de la navegación.
    En esta propuesta trataremos, en lo posible, de dimensionar costos y ver salidas que puedan ser posibles para nuestro país. Dada la critica situación financiera del país y con la esperanza que en un futuro la economía mejore, el plan se divide en períodos de corto plazo (6 años) donde las inversiones son relativamente bajas, otro de mediano plazo (6 a 10 años) donde son mayores y finalmente a largo plazo (más de 10 años) donde estará centrado el mayor esfuerzo para procurar los medios más costosos.

    Corto plazo entre 2019 y 2025
    En primer término y tal como se ha anunciado en los medios, recuperar el S-41 ARA Santa Cruz y dicha recuperación debe contemplar la modernización de muchos de sus sistemas. Habia planes de instalar un nuevo CIC (ISUS 90) se debería renovar armamento y ver la posibilidad de dotarlo de misiles antisuperficie,

    Basado en la modernización del U209/1200 BAP Chipana a cargo de la empresa Thyssengroup AG, la modernización y reemplazo de sistemas de comando y control, propulsión y navegación, armamento, equipos mecánicos, eléctricos, hidráulicos. Electrónicos, nuevo sistema de combate y control de tiro, sonar, ESM/ELINT, Nuevos periscopios, nuevo armamento además de los torpedos SST y Mk.37 como el DM2A4 y SUT también se le agrega la capacidad de lanzamiento de misiles Exocet SM.39. Este overhaul le otorgará a los U209 argentinos un horizonte de 15 a 20 años más de utilidad y se verá repotenciada la capacidad del COFS

    De no ser viable ésta propuesta por razones de relación costo/beneficio dada la antigüedad del buque, realizar un esfuerzo mayor y buscar un reemplazo por un nuevo U209/1400 para el cual el astillero coreano DSME realizara una propuesta oportunamente.



    Modernización para el TR-1700 S-41 ARA Santa Cruz (realizarla con los alemanes preferentemente). Además del overhaul o MLU que se Le haga, debe ser modernizado em todos los sistemas que ya son antiguos y obsoletos, siendo que lo principal a reemplazar es su sistema de combate, el de preferencia de la ARA tanto para éste como para el U209, es el ISUS 90 de Atlas, nueva electrónica, nuevos periscopios, sistemas auxiliares y también debería agregarse la capacidad de lanzamiento de misil SM.39,

    Como referencia, el contrato entre la MGP y Thyssengroup AG por la modernización de 4 U209/1200 es de 115 millones de dólares.

    Mediano plazo entre el 2025 y 2030
    Recuperar y modernizar el S-31 ARA San Luis al mismo nivel que el ARA Salta o de un moderno U209/1500.
    En un principio la intención era devolverle las capacidades originales y la primera propuesta para su vuelta al servicio se habían presupuestado en 40 millones de dólares. Hoy ya no sería posible ponerlo en su estado original porque muchos de sus componentes han dejado de fabricarse hace tiempo y la mayoría debe ser reemplazado, además que durante años se la ha quitado muchas partes para colocárselas al ARA Salta. Hoy solo queda el casco como válido y el resto debe ser puesto a nuevo.



    Terminar la construcción del TR-1700 S-43 Santa Fe al mismo nivel del S-41 ARA Santa Cruz El costo de su terminación se estima en unos 200 a 250 millones de dólares. Al igual que el ARA San Luis, los equipos que tenia fueron puestos en el ARA San Juan y ARA Santa Cruz en su momento y su terminación debe ser contemplada con el reemplazo de la mayoría de sus sistemas.

    Largo Plazo para el 2030/2032

    A largo plazo incorporar 2 o 3 submarinos de propulsión nuclear hibrida (nuclear/eléctrica) llamado Submarino Híbrido Argentino (SHA) para el cual se iniciaron estudios desde el año 2010 encargados a CNEA el desarrollo de un reactor nuclear compacto (RNC) para ser instalado en un submarino TR-1700. Científicos del Centro Atómico Bariloche trabajaron en el desarrollo e investigación del RNC reactor que reemplace a los motores diesel MTU del TR-1700. Este reactor apto para ser instalado en esta clase de submarinos garantiza un ciclo de operación por más de 20 años usando uranio de bajo enriquecimiento sin requerir cambios de elementos combustibles. Este reactor reemplaza a los cuatro motores diesel MTU instalados y la totalidad de las baterías que están en el sector de popa. Esta característica corresponde un reactor de 4ta gen como el de los los submarinos de la clase Seawolf de la USN y Astute de la Royal Navy


    Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 02/03/2019, 21:00.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  • #2
    Felicitaciones Julio. Plena participacion de la ciencia, tecnología e industria nacional. Un punto de partida auspicioso, sólido y que le daría continuidad a cualquier programa de equipamiento y por sobre todo, un cambio de mentalidad al país: equipar a nuestras FFAA con componentes nacionales tiene la misma importancia que equipar a nuestros productores agropecuarios con la mejor maquinaria nacional.

    Yo machaco con el mismo tema hasta parecer un idiota, pero en Defensa nacional solo hay un camino soberano. Lo demás es prestado.

    Saludos.

    Comentario


    • #3
      Muy bueno Julio, como todos tus anteriores trabajos. Tienen un aporte muy especial a todos esos temas que siempre nos quedan picando y que muchas veces no tienen respuesta, ni desde los medios explicándolo, ni desde la realidad pésima de la política argentina en la práctica.
      Como explicaba mas atrás con respecto a fabricar un misil, en Argentina (tal cual lo dice Planeador), tenemos los elementos necesarios para iniciar programas nacionales, que sirvan (si bien dificil al principio), para iniciar la tan ansiada independencia tecnológica.
      U abrazo y muy bueno lo tuyo.

      Comentario


      • #4
        Buenas tardes. Muy interesante la propuesta de incluir a la industria y a la tecnología nacional en el reequipamiento de la Armada.

        Desde lo personal, considero que si bien es necesario la vuelta al servicio del S-31 y del S41, no me parece muy lógico invertir en ellos más allá de una actualización básica para que puedan prestar servicios unos años más (mientras se van incorporando unidades nuevas). Si sería vital definir cuanto antes la situación del Santa Fe (si no es demasiado oneroso, habría que terminarlo), mientras que se negocia por 2/3 unidades "económicas", como pueden ser los submarinos coreanos derivados del U-209 y se continúan los estudios por una serie de 2/3 submarinos nucleares o AIP.

        Si hablamos de plazos:

        2019-2025: vuelta al servicio de los S-31/S-41, reinicio de la construcción del S-43, selección de una serie de 2 unidades del orden de las 1300/1400 toneladas y estudio de viabilidad del Submarino Híbrido Argentino

        2025-2030: incorporación del S-43 + los submarinos de 1300/1400 toneladas. Inicio de la construcción del Submarino Híbrido Argentino (2 unidades; en el caso de ser inviable o demasiado costosa su construcción, seleccionar un modelo de submarino oceánico AIP (2 unidades). Se da de baja el S-31.

        2030-2032: comienza a incorporarse la serie del Submarino Híbrido Argentino o equivalente AIP. Se da de baja el S-41

        Para el 2035 te queda una fuerza submarina con 1 TR-1700 nuevo + 2 submarinos tipo U-209 o KSS 1 (nuevos) + Submarino Híbrido Argentino o equivalente AIP (2 unidades).
        Si los fondos lo permiten, se podría incorporar una unidad adicional de la serie del submarino tipo 209/KSS 1 o del Submarino Híbrido Argentino o equivalente.
        Saludos!!!
        Editado por última vez por Petit; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/4436-petit en 03/03/2019, 17:14.

        Comentario


        • #5


          Muy bueno el informe !

          Posteo una nota del año pasado de un Ingeniero Nuclear que confirma la capacidad del pais para lograr construir un sub nuclear:



          Submarino nuclear: el país puede pasar del sueño a la realidad en mediano plazo


          El investigador, perteneciente al instituto Doctor José A. Balseiro, asegura que el sumergible nuclear argentino es un objetivo posible.


          ? El submarino Santa Fe en los Astilleros Almirante Storni (CABA).


          Por José Converti, Ingeniero - Profesor titular de Ingeniería Nuclear - Instituto Balseiro-UNCuyo. Ex director de ese establecimiento


          La tragedia del submarino ARA San Juan y la imperiosa necesidad de re-equipamiento de las Fuerzas Armadas (FFAA) contrastan fuertemente con el nuevo impulso que cobró el proyecto de construcción de un submarino propulsado con energía nuclear en Brasil. Estos hechos nos obligan a evaluar la opción nuclear para nuestra fuerza submarina.
          Al inicio de cualquier análisis, es bueno despejar preconceptos instalados en el imaginario colectivo. A simple vista se observa la presencia de dos errores: que la tecnología necesaria para tal emprendimiento está muy lejos de nuestras capacidades y que representa un costo prohibitivo para la Nación.
          Ambas suposiciones son falsas. Tanto la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) como las empresas asociadas del sector nuclear, utilizan y desarrollan diferentes tecnologías, las cuales pueden integrarse en el proceso de concretar un reactor nuclear específico para la propulsión de nuestros submarinos.
          Los recursos preexistentes, como laboratorios, capacidad de cómputo y recursos humanos altamente calificados, constituyen una sólida base que acorta la brecha tecnológica y presupuestaria, dejando este emprendimiento al alcance de la infraestructura actual.
          Vale precisar que a nivel técnico, el factor que diferencia a los reactores convencionales de los propulsores es la integración naval. Lo que se traduce en una serie de requerimientos técnicos relacionados con la limitación de volumen disponible en el casco y la distribución del peso permitido en el submarino. Tales aspectos son cruciales para lograr la flotabilidad y estabilidad del mismo.
          ?
          La mayoría de los reactores nucleares que propulsan submarinos en el mundo son variantes del PWR (Reactor de Agua Presurizada, por sus siglas en inglés), diseñados bajo la configuración de uno o dos circuitos cerrados de agua o bien bajo una configuración compacta, donde se emplaza el generador de vapor sobre el recipiente de presión del reactor.
          Se suele aseverar que el prototipo argentino de reactor nuclear de potencia Carem (actualmente en construcción) tiene como fin secreto la propulsión naval, pero sus bases de diseño y concepción lo vuelven inviable.

          Este importante proyecto está concebido para la generación de energía eléctrica en una planta estacionaria y en última instancia para competir en el mercado de la núcleo-electricidad.
          A los aspectos comentados deben sumársele otros inherentes al diseño del reactor Carem que impiden su desempeño como reactor naval, tal como su gran tamaño, que lo vuelve incompatible con las dimensiones de un submarino clase TR-1700, como el ARA Santa Cruz y el ARA Santa Fe.
          Otro factor que lo hace inviable es su diseño auto-presurizado e integrado. No hay antecedentes de submarinos propulsados por reactores de este tipo.
          Corresponde precisar la relevancia del proyecto Carem por ser la primera experiencia propia en reactores de potencia de Argentina, y que es íntegramente gestionado por CNEA.
          A diferencia de los reactores de investigación, máquinas que ampliamente domina la empresa estatal Invap (Investigación Aplicada), la generación de electricidad -ya sea en tierra o en un submarino propulsado con energía nuclear- requiere presiones superiores a 120 veces la presión atmosférica y temperaturas de trabajo de 300°C.
          Esto desvirtúa la creencia de que Invap haya desarrollado reactores navales o que se encuentre en óptimas condiciones para su ejecución. Incluso áreas tan sensibles como los combustibles nucleares, que usan tanto los reactores de investigación de Invap como las centrales de potencia, son dominadas íntegramente por la CNEA.

          Seguridad
          Es bueno precisar que los combustibles nucleares constituyen la tecnología clave de este desarrollo, ya que usando una variante de arreglos de placas es posible lograr una configuración viable sin sobrepasar el 20% de enriquecimiento del uranio-235 (isótopo útil para la fisión nuclear).
          Es decir, se cumple con el límite establecido en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, al cual Argentina suscribe desde 1991.
          Más aún, este combustible presenta características de seguridad superiores, que lo vuelven óptimo para operaciones oceánicas con capacidad para responder a variaciones abruptas de potencia. Con un diseño optimizado, un único núcleo podría abastecer de energía al submarino durante toda su vida útil sin efectuar recambios de combustible.
          Las principales soluciones tecnológicas en el orden internacional, como la dispersión cerámica en matrices metálicas (Cermet) y la utilización de pastillas planas (Caramel), están al alcance de las capacidades actuales con las que cuenta el país.
          Junto a lo indicado, es bueno resaltar que la propulsión de un submarino tipo TR1700 requiere de potencias relativamente bajas si se utiliza como propulsor híbrido.
          El reactor del submarino alimenta a un turbogenerador que abastece tanto a un sistema de banco de baterías reducido como al motor que acciona la hélice del submarino.
          Este último aspecto permite una navegación más silenciosa, dejando al reactor en el rango inferior de potencias entre los diseños de su tipo. Los submarinos clase Rubis de la Armada francesa tienen dimensiones semejantes a nuestros TR1700 y constituyen un excelente antecedente. Su planta de propulsión nuclear ocupa el mismo espacio y aproximadamente el mismo peso que la planta de propulsión diésel del TR1700.

          Blindaje
          Un aspecto técnico a precisar es el blindaje, diferente de las centrales comerciales. Su importancia radica en que debe guardar un compromiso entre su misión principal, que es proteger a la tripulación de la radiación (tanto de rayos gamma como de neutrones), y contar con un peso y volumen que no exceda lo permitido en el submarino.


          Es importante, por otra parte, que tanto la distribución del peso como el balanceo permitan obtener una correcta integración de la planta de generación con el resto del submarino. Contar con un prototipo en tierra sería el primer paso en el proyecto, tanto para la validación de los cálculos como para ganar experiencia operativa y entrenamiento de las tripulaciones.
          Las condiciones técnicas descriptas se cumplirían razonablemente con la tecnología ya disponible en el país. La estimación de costo efectuada no sobrepasa los 300 millones de dólares norteamericanos, pudiendo ser desarrollado en un lapso no superior a los cinco años.
          Vale precisar, por otra parte, que el costo del submarino está directamente relacionado con tres factores claves en el proceso: el diámetro del recipiente de presión, de la sofisticación de equipos incorporados y la experiencia previa de construcción. Queda claro que la incorporación de una planta nuclear no encierra un sobrecosto prohibitivo.
          A los fines de contar con una idea de lo que significa el desarrollo de estas tecnologías, es bueno comparar con otros países. Australia, por ejemplo, firmó un acuerdo para la compra de submarinos -no nucleares- franceses por 3.100 millones de dólares cada uno; el proyecto Borei (Rusia), que apunta a desarrollar un nuevo submarino nuclear, representa 500 millones de dólares. Existen otros planes más ambiciosos a la par de costosos.
          Francia desarrolla el proyecto Le Triomphant con un presupuesto calculado en 3.800 millones de dólares.
          Por lo tanto, desarrollar la propulsión nuclear de submarinos requiere la participación y coordinación de todo el sector nuclear argentino, articulando con las capacidades del Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar). Suponer que este desafío puede ser abordado por un único organismo o empresa es ignorar las enseñanzas que deja la experiencia internacional.
          A modo de conclusión, el submarino nuclear argentino no es un "sueño", sino un objetivo posible a mediano y largo plazo, donde es determinante aprovechar y potenciar las capacidades nucleares y navales del país.
          Se trata de un proyecto que puede recuperar la capacidad submarina de nuestra nación. Si bien la justificación para desarrollar esta tecnología debe considerar los aspectos geopolíticos y de defensa, no existen limitaciones tecnológicas ni económicas para la concreción del proyecto.

          https://losandes.com.ar/article/view...-mediano-plazo
          Editado por última vez por Aicke; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/52-aicke en 03/03/2019, 20:12.
          Saludos

          "Juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje"
          General D. Jose de San Martín, Mendoza, 1819
          sigpic

          Comentario


          • #6
            Originalmente publicado por Aicke Ver Mensaje

            Muy bueno el informe !

            Posteo una nota del año pasado de un Ingeniero Nuclear que confirma la capacidad del pais para lograr construir un sub nuclear:



            Submarino nuclear: el país puede pasar del sueño a la realidad en mediano plazo


            El investigador, perteneciente al instituto Doctor José A. Balseiro, asegura que el sumergible nuclear argentino es un objetivo posible.


            ? El submarino Santa Fe en los Astilleros Almirante Storni (CABA).


            Por José Converti, Ingeniero - Profesor titular de Ingeniería Nuclear - Instituto Balseiro-UNCuyo. Ex director de ese establecimiento


            La tragedia del submarino ARA San Juan y la imperiosa necesidad de re-equipamiento de las Fuerzas Armadas (FFAA) contrastan fuertemente con el nuevo impulso que cobró el proyecto de construcción de un submarino propulsado con energía nuclear en Brasil. Estos hechos nos obligan a evaluar la opción nuclear para nuestra fuerza submarina.
            Al inicio de cualquier análisis, es bueno despejar preconceptos instalados en el imaginario colectivo. A simple vista se observa la presencia de dos errores: que la tecnología necesaria para tal emprendimiento está muy lejos de nuestras capacidades y que representa un costo prohibitivo para la Nación.
            Ambas suposiciones son falsas. Tanto la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) como las empresas asociadas del sector nuclear, utilizan y desarrollan diferentes tecnologías, las cuales pueden integrarse en el proceso de concretar un reactor nuclear específico para la propulsión de nuestros submarinos.
            Los recursos preexistentes, como laboratorios, capacidad de cómputo y recursos humanos altamente calificados, constituyen una sólida base que acorta la brecha tecnológica y presupuestaria, dejando este emprendimiento al alcance de la infraestructura actual.
            Vale precisar que a nivel técnico, el factor que diferencia a los reactores convencionales de los propulsores es la integración naval. Lo que se traduce en una serie de requerimientos técnicos relacionados con la limitación de volumen disponible en el casco y la distribución del peso permitido en el submarino. Tales aspectos son cruciales para lograr la flotabilidad y estabilidad del mismo.
            ?
            La mayoría de los reactores nucleares que propulsan submarinos en el mundo son variantes del PWR (Reactor de Agua Presurizada, por sus siglas en inglés), diseñados bajo la configuración de uno o dos circuitos cerrados de agua o bien bajo una configuración compacta, donde se emplaza el generador de vapor sobre el recipiente de presión del reactor.
            Se suele aseverar que el prototipo argentino de reactor nuclear de potencia Carem (actualmente en construcción) tiene como fin secreto la propulsión naval, pero sus bases de diseño y concepción lo vuelven inviable.

            Este importante proyecto está concebido para la generación de energía eléctrica en una planta estacionaria y en última instancia para competir en el mercado de la núcleo-electricidad.
            A los aspectos comentados deben sumársele otros inherentes al diseño del reactor Carem que impiden su desempeño como reactor naval, tal como su gran tamaño, que lo vuelve incompatible con las dimensiones de un submarino clase TR-1700, como el ARA Santa Cruz y el ARA Santa Fe.
            Otro factor que lo hace inviable es su diseño auto-presurizado e integrado. No hay antecedentes de submarinos propulsados por reactores de este tipo.
            Corresponde precisar la relevancia del proyecto Carem por ser la primera experiencia propia en reactores de potencia de Argentina, y que es íntegramente gestionado por CNEA.
            A diferencia de los reactores de investigación, máquinas que ampliamente domina la empresa estatal Invap (Investigación Aplicada), la generación de electricidad -ya sea en tierra o en un submarino propulsado con energía nuclear- requiere presiones superiores a 120 veces la presión atmosférica y temperaturas de trabajo de 300°C.
            Esto desvirtúa la creencia de que Invap haya desarrollado reactores navales o que se encuentre en óptimas condiciones para su ejecución. Incluso áreas tan sensibles como los combustibles nucleares, que usan tanto los reactores de investigación de Invap como las centrales de potencia, son dominadas íntegramente por la CNEA.

            Seguridad
            Es bueno precisar que los combustibles nucleares constituyen la tecnología clave de este desarrollo, ya que usando una variante de arreglos de placas es posible lograr una configuración viable sin sobrepasar el 20% de enriquecimiento del uranio-235 (isótopo útil para la fisión nuclear).
            Es decir, se cumple con el límite establecido en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, al cual Argentina suscribe desde 1991.
            Más aún, este combustible presenta características de seguridad superiores, que lo vuelven óptimo para operaciones oceánicas con capacidad para responder a variaciones abruptas de potencia. Con un diseño optimizado, un único núcleo podría abastecer de energía al submarino durante toda su vida útil sin efectuar recambios de combustible.
            Las principales soluciones tecnológicas en el orden internacional, como la dispersión cerámica en matrices metálicas (Cermet) y la utilización de pastillas planas (Caramel), están al alcance de las capacidades actuales con las que cuenta el país.
            Junto a lo indicado, es bueno resaltar que la propulsión de un submarino tipo TR1700 requiere de potencias relativamente bajas si se utiliza como propulsor híbrido.
            El reactor del submarino alimenta a un turbogenerador que abastece tanto a un sistema de banco de baterías reducido como al motor que acciona la hélice del submarino.
            Este último aspecto permite una navegación más silenciosa, dejando al reactor en el rango inferior de potencias entre los diseños de su tipo. Los submarinos clase Rubis de la Armada francesa tienen dimensiones semejantes a nuestros TR1700 y constituyen un excelente antecedente. Su planta de propulsión nuclear ocupa el mismo espacio y aproximadamente el mismo peso que la planta de propulsión diésel del TR1700.

            Blindaje
            Un aspecto técnico a precisar es el blindaje, diferente de las centrales comerciales. Su importancia radica en que debe guardar un compromiso entre su misión principal, que es proteger a la tripulación de la radiación (tanto de rayos gamma como de neutrones), y contar con un peso y volumen que no exceda lo permitido en el submarino.


            Es importante, por otra parte, que tanto la distribución del peso como el balanceo permitan obtener una correcta integración de la planta de generación con el resto del submarino. Contar con un prototipo en tierra sería el primer paso en el proyecto, tanto para la validación de los cálculos como para ganar experiencia operativa y entrenamiento de las tripulaciones.
            Las condiciones técnicas descriptas se cumplirían razonablemente con la tecnología ya disponible en el país. La estimación de costo efectuada no sobrepasa los 300 millones de dólares norteamericanos, pudiendo ser desarrollado en un lapso no superior a los cinco años.
            Vale precisar, por otra parte, que el costo del submarino está directamente relacionado con tres factores claves en el proceso: el diámetro del recipiente de presión, de la sofisticación de equipos incorporados y la experiencia previa de construcción. Queda claro que la incorporación de una planta nuclear no encierra un sobrecosto prohibitivo.
            A los fines de contar con una idea de lo que significa el desarrollo de estas tecnologías, es bueno comparar con otros países. Australia, por ejemplo, firmó un acuerdo para la compra de submarinos -no nucleares- franceses por 3.100 millones de dólares cada uno; el proyecto Borei (Rusia), que apunta a desarrollar un nuevo submarino nuclear, representa 500 millones de dólares. Existen otros planes más ambiciosos a la par de costosos.
            Francia desarrolla el proyecto Le Triomphant con un presupuesto calculado en 3.800 millones de dólares.
            Por lo tanto, desarrollar la propulsión nuclear de submarinos requiere la participación y coordinación de todo el sector nuclear argentino, articulando con las capacidades del Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar). Suponer que este desafío puede ser abordado por un único organismo o empresa es ignorar las enseñanzas que deja la experiencia internacional.
            A modo de conclusión, el submarino nuclear argentino no es un "sueño", sino un objetivo posible a mediano y largo plazo, donde es determinante aprovechar y potenciar las capacidades nucleares y navales del país.
            Se trata de un proyecto que puede recuperar la capacidad submarina de nuestra nación. Si bien la justificación para desarrollar esta tecnología debe considerar los aspectos geopolíticos y de defensa, no existen limitaciones tecnológicas ni económicas para la concreción del proyecto.

            https://losandes.com.ar/article/view...-mediano-plazo
            Bién Aicke !! Muy bueno. Quedas incorporado al club !!!!

            Saludos.

            Comentario


            • #7
              -En mi opinión se debería continuar con los SSK TR-1700, para ello primero se debería modernizar
              el (S-41) ARA-Santa Cruz con una electrónica derivada de la que portan los U-212, y se debería
              terminar de construir el (S-43) ARA-Santa Fe, ambos trabajos se deberían realizar en Alemania

              -Ahora, en base al TR-1700 se podría desarrollar una versión avanzada con una nueva propulsión
              que podría ser AIP o Nuclear y su electrónica sea de ultima generación lo mismo que el armamento
              y las capacidades, estos ya se podrian construir aqui en Argentina con el apoyo del astillero Thyssen


              https://fotos.subefotos.com/a27d1f01...b6024f876o.png




              Saludossss
              Roberto

              Comentario


              • #8

                Hola Aicke y demás amigos del foro

                Me gustaría recorda que la propuesta del artículo del ingeniero José Coverti del Instituto Balseiro, fue ampliamente debatido en el tema Armada Argentina - -Posible Sub Nuclear, traído por Geroscar y complementado por Romantur, desde la página 13 hasta la 19, con interesantes artículos.

                Yo le dejo un gran abrazo.
                Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 04/03/2019, 12:02.

                Comentario


                • #9
                  Originalmente publicado por Tutankhamon Ver Mensaje
                  Hola Aicke y demás amigos del foro

                  Me gustaría recorda que la propuesta del artículo del ingeniero José Coverti del Instituto Balseiro, fue ampliamente debatido en el tema Armada Argentina - -Posible Sub Nuclear, traído por Geroscar y complementado por Romantur, desde la página 13 hasta la 19, con interesantes artículos.

                  Yo le dejo un gran abrazo.
                  Gracias por recordarlo !

                  No obstante me parecio adecuado postear la nota acà con el fin de apoyar el articulo que escribio Julio, desde la optica cientifica de un ingeniero en la materia !

                  Un Abrazo !
                  Saludos

                  "Juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje"
                  General D. Jose de San Martín, Mendoza, 1819
                  sigpic

                  Comentario

                  Trabajando...
                  X