Anuncio

Colapsar

Tienda oficial Aviacion Argentina!

Ver más
Ver menos

Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

    134º aniversario de su creación

    El nacimiento de la Flota de Mar


    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	4894_flofla.jpg
Visitas:	1
Size:	11,3 KB
ID:	623113

    30-11-2012 | Una expedición al mando del comodoro Py se alistó en tiempo récord, se trasladó desde Buenos Aires y fondeó en el río Santa Cruz, el 1º de diciembre de 1878, alejando con su sola presencia una concreta amenaza de usurpación territorial. La fecha se adoptó como el día de creación de la Flota de Mar argentina.


    Corre el 1º de diciembre de 1878, cuando la expedición del comodoro de marina Luis Py, compuesta por el monitor “Los Andes”, la cañonera “Uruguay” y la bombardera “Constitución”, con un destacamento de Artillería de Plaza integrado por 50 efectivos al mando del mayor del Ejército Félix Adalid; iza el pabellón nacional en el cañadón de los Misioneros, sobre la ribera del río Santa Cruz.

    De esta manera, la soberanía nacional quedó clara y definitivamente establecida en aquel territorio y se instituyó el 1º de diciembre como el Día del Comando Naval y de la Flota de Mar.

    Aunque su historia se remonta a las primeras luchas por la Independencia argentina, ya que las continuas batallas a partir de 1810 hicieron necesaria la creación de una fuerza marítima que comandó el almirante Guillermo Brown, que se batió gloriosamente en varios combates donde especialmente se destacan el de Arroyo de la China, el Buceo y el del Sitio de Montevideo, provocando este último la rendición incondicional de Montevideo por lo que la fecha en que ocurriera esta acción (17 de mayo de 1814) se la conmemora como el día de la Armada Argentina.

    Años más adelante ocurre aquel hecho determinante para la consolidación de la Armada Argentina en el contexto histórico nacional, ante el peligro que acechaba la soberanía en el sur patagónico: una división naval Argentina al mando del entonces comodoro Py conformada por la casi totalidad de la llamada escuadra de Sarmiento, se alista en tiempo récord trasladándose desde Buenos Aires y fondeando en el cañadón de los Misioneros en el Río Santa Cruz el 1º de diciembre de 1878, alejando con esta presencia una concreta amenaza de usurpación territorial.

    Esta acción, marca el punto de inflexión entre la vieja Armada de la Independencia y de las luchas por la organización nacional, libradas en un ámbito casi exclusivamente fluvial, para proyectarse a partir de ese momento hacia el teatro natural de operaciones que corresponde a un país marítimo: “El Mar”, razón por la cual se adopto esta fecha como el día de la Flota de Mar.



    Desde entonces, la Armada Argentina pasó por la época de los acorazados y de los portaaviones, habiendo vivido acciones de guerra en épocas recientes a través de las cuales se perdió al crucero ARA “General Belgrano” y resultó seriamente averiado el aviso “Sobral”, durante el conflicto de 1982 con Gran Bretaña por las Islas Malvinas.

    En años posteriores, la Flota de Mar se renovó incorporando nuevos medios. Asimismo, interviene activamente en operaciones combinadas internacionales con las Armadas de diferentes países.

    La Armada Argentina se hace presente en los episodios relevantes de un mundo con nuevas amenazas, participando activamente bajo el mandato de las Naciones Unidas destacando buques al golfo de Fonseca en Honduras (1990), la operación Tormenta del Desierto en el golfo Pérsico (1991) y el bloqueo de Haití (1994), entre otros.

    Poseen dependencia operativa la Agrupación de Buzos Tácticos compuesta por hombres de mar que son estrictamente seleccionados, y posteriormente capacitados como buceadores de combate, paracaidistas, manejo de explosivos, montañistas y supervivencia en condiciones extremas. Esta agrupación tuvo el bautismo de fuego en la madrugada del 2 de abril de 1982, al ser los primeros en desembarcar en las Islas Malvinas.

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	3730_gente_m.jpg
Visitas:	1
Size:	48,3 KB
ID:	623114

    De igual manera la Fuerza Infantería de Marina de la Flota de Mar, cuerpo que nació como una necesidad de la defensa de la incipiente Base Naval Puerto Belgrano. Tiene sus raíces en la defensa de Buenos Aires durante las invasiones Inglesas del año 1807 donde tuvo una destacada actuación el Batallón de Marina Español, muriendo el primer héroe de la Infantería de Marina, el teniente de navío Cándido de La Sala. Esta fuerza fue el núcleo del desembarco del 2 de abril de 1982 y parte de la misma permaneció en la defensa de Puerto Argentino, hasta su rendición.

    Queda por ultimo señalar al Grupo Aeronaval de la Flota compuesto por helicópteros Sea King y Fennec; y aviones Super Etendard y Turbo Tracker, los cuales realizan una estupenda labor incrementando su capacidad de manera invalorable. Muchos de estos medios también fueron veteranos de múltiples misiones llevadas a cabo durante el conflicto del Atlántico Sur.



    La Flota de Mar es la organización compuesta por los buques de combate y apoyo que constituyen el cuerpo medular del Poder Naval de la República Argentina.

    Su alistamiento operativo y adiestramiento en el mar le permiten llevar a cabo las misiones de protección y control del Mar Argentino, asegurando la preservación de sus recursos naturales, teniendo como asiento natural la Base Naval Puerto Belgrano, en la Provincia de Buenos Aires.

    La comanda un Comandante de la Flota de Mar y para el cumplimiento de sus tareas está organizada en cuatro Comandos de División, asignándoles funciones específicas para la conducción de cada ambiente de la guerra naval: siendo ellos guerra anfibia, antisupeficie, antiaérea y antisubmarina.

  • #2
    Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

    Buena, no conocia esta historia...

    Comentario


    • #3
      Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

      Excelente , gracias por el articulo.
      El pájaro no teme, aunque se estremezca la rama sobre la que está posado, porque sabe que tiene alas.

      Comentario


      • #4
        Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

        Excelente artículo BND.

        Hay que dejar sentado, que la adquisición de los primeros buques de guerra "de mar" se dieron durante la Presidencia de Sarmiento, ya que la pequeña flota argentina de la Armada, era de carácter prácticamente "fluvial".


        Este hecho que recordás, en este artículo, acontece durante la Administración de Avellaneda, cuyo Ministro de Guerra, el Gral. Julio A. Roca, centró sus esfuerzos en la ocupación EFECTIVA del territorio argentino, sobre las jurisdicciones de la Patagonia, protegiendo la soberanía sobre nuestras tierras y mares. Este hecho antecede también la exploración y ocupación del Río Negro, por parte de una flotilla de la Armada, durante las Operaciones de la Conquista del Desierto durante 1879; llevando la divisa Nacional hasta el Nahuel Huapi y la Región precordillerana Neuquina, junto con unidades expedicionarias del Ejército Argentino.


        Saludos

        Comentario


        • #5
          Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

          Buen post BND.
          Amplio un poco con algunos articulos que vengo leyendo.

          Saludos

          Historia argentina: Carrera naval entre Argentina y Chile, 1890-1905 (1/13)


          Crecimiento y Desarrollo orgánico de la ARA: 1810-1902
          Si bien la Revolución de Mayo de 1810 marco el fin de la era colonial en Buenos Aires, Montevideo, en la orilla opuesta del Plata permaneció en manos de los realistas. De este apostadero, una poderosa y bien entrenada escuadra al mando del Capitán de Fragata Jacinto de Romarate pronto estableció un bloqueo a Buenos Aires y amenazaba cortar las líneas de comunicación a lo largo del litoral. Las autoridades patriotas reaccionaron con prontitud y en Agosto adquirieron tres buques mercantes, aptos para ser transformados en buques de guerra. Estos eran: el bergantín "25 de Mayo", la goleta "Invencible", y la balandra "Americano". Un veterano argentino de la batalla de Trafalgar, y antiguo teniente de la armada española, Francisco de Gurrucharaga se dedicó con bríos a equipar a esta pequeña escuadrilla. La pobreza del erario, la falta de personal entrenado y de materiales complicaron su tarea. El mando de esta flotilla fue encomendado a Juan Bautista Azopardo, un corsario de origen maltés, quien fue secundado por dos corsarios franceses: Hipólito Bouchard y Angel Hubac. El 10 de Febrero de 1811, tres de los buques patriotas zarparon de Buenos Aires y se dirigieron hacia el río Paraná. El 2 de Marzo, la escuadrilla patriota fue interceptada por una poderosa escuadrilla realista. En el recio combate que tomo lugar, la superioridad numérica y de entrenamiento prevalecieron. Abordo del "25 de Mayo", 41 tripulantes de un total de 50 abordo fueron heridos o muertos. Para desazón de los patriotas, la primera escuadrilla naval argentina fue capturada y remolcada a Montevideo, donde luego de ser reparadas, la naves fueron incorporadas a la flota realista (1)

          Ave Fénix
          El 7 de Julio, una escuadrilla realista bombardeo Buenos Aires, aunque no sin ser castigada. Bouchard, quien se hallaba a cargo de un cañonera armada con un solitario cañón de 18 libras salió en busca de los buques realistas, logró infligir serios daños a uno ellos, por lo que en enemigo se batió en retirada. Como resultado de este ataque; el gobierno patriota equipó a una segunda escuadrilla consistente de las goletas "Nuestra Señora del Carmen" y "Santo Domingo", el queche "Hiena" y cuatro embarcaciones menores. La flota realista reapareció nuevamente frente a Buenos Aires el 19 de Agosto, pero cuando Bouchard enfiló sus naves hacia ella, el enemigo se retiró e intentó, inefectivamente, bombardear a Buenos Aires desde una distancia prudencial. El 20 de Octubre de 1811 las autoridades de Buenos Aires y Montevideo concluyeron un armisticio que preveía el cese de hostilidades y el fin del bloqueo. Mientras que el gobierno patrio puso a su flotilla en desarme, los realistas violaron el armisticio y procedieron a bombardear pueblos del litoral argentino con impunidad atacando a naves de comercio a voluntad. Esto a su vez motivó la creación de la tercera escuadrilla naval argentina, que fue organizado por un capitán mercante irlandés; residente el Buenos Aires William Brown, quien muy justamente es considerado como el padre de la armada argentina. Esta escuadrilla se componía de una fragata, cuatro corbetas, un bergantín, cinco goletas y otras naves menores. Los oficiales eran extranjeros en su mayoría, pero pronto se incorporo a la flota un creciente número de criollos. (2)



          Batalla de San Nicolás

          En Mayo de 1814 Brown derrotó a la flota realista que una vez dominó el Plata. Este triunfo a su vez posibilitó el bloqueo y posterior toma de Montevideo. Esta magnifica victoria privó a España de la única base de operaciones que poseía en Sudamérica y otorgó el control de las aguas a las Provincias Unidas del Río de la Plata. Además, con el fin de hostigar y destruir el comercio español en la región, el gobierno de Buenos Aires comenzó a otorgar patentes de corso a corsarios extranjeros, entre los que predominaban los de nacionalidad estadounidense. El número exacto de estos corsarios es desconocido, si bien se sabe que uno de estos buques corsarios se hallaba en actividad en 1815, 4 en 1816, 23 en 1819 10 en 1820 y dos en 1821. En 1815 las Provincias Unidas del Río de la Plata eran la única nación hispanoamericana a la cual los realistas no habían logrado subyugar. En España, se organizó una poderosa expedición que sería comandada por el general Pablo de Morillo al cual se le había asignado la tarea de tomar Buenos Aires, pero la pérdida de Montevideo obligó a Espana a considerar su estrategia y la expedición de Morillo fue despachada hacia Nueva Granada, la actual República de Colombia.(3)

          Expedición al Pacifico


          En 1816 Brown dirigió una escuadrilla argentina en un crucero al Pacifico. Estas naves bloquearon Lima y Guayaquil, capturaron California y azotaron con vigor al comercio marítimo español. La fragata "La Argentina", comandada por Hipólito Bouchard que integraba esta flotilla, se separó de las demás naves y fue el primer buque de bandera argentina en circunnavegar el mundo. (4)

          Un historiador naval chileno describe el resultado del crucero de Brown en los siguientes términos:

          "Esta expedición fue la única actividad marítima que desplegaron los argentinos en el Pacifico, y a decir verdad, fue de magníficos resultados. Como señala Worcester, desde la llegada de Brown , el comercio marítimo español se vio detenido. Marco del Pont ya no sólo temió el ataque a través de la Cordillera, sino que estaba convencido que otra división patriota lo atacaría por el mar. San Martín, por su parte hizo circular rumores de que se preparaba una expedición en Buenos Aires que atacaría Concepción y San Vicente con el objeto de invadir luego a Chile" (5)


          Guerra contra el Brasil: 1825-1828
          Al finalizar las guerras de independencia, la ARA fue reducida a su mínima expresión y la mayoría de sus naves vendidas a armadores privados. En 1825, al estallar la guerra con el Brasil, la flota argentina consistía de cuatro fragatas, dos corbetas y 12 cañoneras construidas en el Bajo, la rivera de Buenos Aires y artilladas con viejas piezas de a 24 tomadas del fuerte de dicha ciudad. El mando de la flota fue nuevamente confiado a Brown. En directo contraste, la flota del Imperio del Brasil, tripulada por una pléyade de oficiales de alto rango y subalternos ingleses, veteranos de las guerras napoleónicas; contaba con 108 naves de guerra, de las cuales la mitad eran unidades mayores (fragatas, corbetas, bergatines) y el resto cañoneras y goletas armadas en guerra de varios tipos y tamaños. En una rápida serie de combates, la armada argentina logró derrotar a la poderosa flota imperial, y si bien esta última bloqueó a Buenos Aires, las lineas de comunicación entre las Provincias Unidas y la Banda Oriental del Uruguay, donde se hallaba el ejército argentino, jamás fueron cercenadas o siquiera afectadas. Por otra parte, a pesar de la notoria escasez de medios y de la inmensa superioridad numérica del enemigo, entre 1825 y 127 la armada argentina logró destruir o capturar a más de 50 buques de guerra brasileros, muchos de los cuales fueron incorporados a la armada nacional y empleados con suma energía y gran habilidad contra sus antiguos propietarios. Además, buques de guerra argentinos y corsarios de Buenos Aires capturaron 445 naves mercantes brasileras (6)

          Era de Rosas (1829-1852)-Luchas por la unificación argentina: 1852-1862


          Durante la era de Rosas (1829-52) la armada se convirtió esencialmente en una fuerza fluvial, lo suficientemente adecuada para vencer a la flota uruguaya en una serie de combates a lo largo del ano 1841, pero no lo suficientemente fuerte o moderna para enfrentar a la escuadra anglo-francesa enviada al Plata en 1845. Una academia marítima en la que se formaban oficiales funcionó hasta 1830, luego los cadetes navales eran asignados a unidades de la flota. La armada argentina no ingresaría a la era del vapor hasta 1851. Los dos estados nacionales que surgieron en la Argentina luego del derrocamiento de Rosas en 1852 establecieron escuadrillas equipadas con buques mercantes a vapor armados en guerra, la mayoría de los cuales serian incorporados a la armada nacional luego de la reunificación argentina que ocurre como resultado de la batalla de Pavón. Sin embargo, a mediados de 1865, la flota se reducía a unos pocos buques en servicio, el resto había sido reducido la categoría de pontones o servían como cascos de almacenaje. La armada no poseía una infraestructura terrestre, bases navales o siquiera buques de guerra propiamente dichos. Era dolorosamente evidente o que la armada no había experimentado un desarrollo adecuado, no sólo en comparación a las flotas de las grandes potencias, sino que también en comparación con las escuadras de países vecinos como el Brasil, Chile o el Paraguay.

          La Guerra del Paraguay (1865-1870)


          Al estallar la guerra del Paraguay, la armada argentina se reducía a un puñado de vapores mercantes armados, cutters a vela y viejos cascos que servían como depósitos flotantes de material. No existía infraestructura en tierra alguna, ni centros de entrenamiento para la formación del personal. Aunque durante la guerra, el comando de los ejércitos aliados fue confiado al presidente de la República Argentina, Bartolomé Mitre, dado el hecho de que entre los aliados, sólo en Brasil poseía una marina digna de ese nombre, el visconde de Tamandaré fue puesto a cargo de las operaciones navales. La participación de la armada argentina en este conflicto, por falta de material idóneo se redujo principalmente a misiones de transporte y de apoyo logístico. (7)


          Tripulación del Vapor "25 de Mayo", capturado en Corrientes dando inicio a la intervención argentina en la Guerra del Paraguay

          Desarrollo de Institutos e infraestructura terrestre: 1872-1902

          Los primeros pasos en el largo camino hacia la modernización y expansión se darían durante la presidencia de Domingo F. Sarmiento (1868-74). Figura de extraordinaria creatividad, a quien el historiador norteamericano Hubert Herring describió como "Posiblemente el único genio práctico que emergió de la América Hispana", Sarmiento dedicó considerable parte de su tiempo y pensamiento a la importancia del poder naval para las comunicaciones y defensa. Por lo tanto, cuando el Mayor Clodomiro Uturbey, graduado de la Academia Naval española propuso la creación de un establecimiento similar en la Argentina, Sarmiento dio su apoyo a esta iniciativa. La legislación necesaria fue promulgada el 2 de octubre de 1872 y tres días después la Escuela Naval Militar (ENM) fue oficialmente establecida a bordo del vapor "General Brown", donde funcionara hasta 1877, cuando a raíz del "motín de los gabanes", el gobierno ordeno clausurar la ENM, si bien esta medida no interrumpió el "curriculum" de los cadetes que simplemente fueron transferidos a diversas unidades de la armada hasta que la ENM fue trasladada a una nueva sede en pleno Buenos Aires. El número de cadetes en la ENM fue creciendo paulatinamente: 15 en 1872, 50 en 1883 y excedería la cifra de 70 en 1887 aunque el verdadero crecimiento no ocurriría hasta 1893, cuando la ENM fue transferida nuevamente, esta vez a la antigua residencia de Juan Manuel de Rosas en Palermo, previamente utilizada por el Colegio Militar de la Nación. El cuerpo de cadetes comenzó a crecer rápidamente desde ese entonces: 77 en 1895, 88 en 1896, 110 en 1897 y 140 en 1898 ( 8 )

          Inicialmente, el curso de estudios en la ENM duraba seis semestres. El primero incluía geometría, trigonometría rectilínea, dibujo, idiomas extranjeros, balísticas y enseñanza general. Geometría espacial, física, astronomía naval y otras materias académicas eran estudiadas en los semestres subsiguientes, mientras que la enseñanza práctica progresaba similarmente desde los deberes de un marinero raso a los de timonel, del pilotaje de pequeñas embarcaciones a los deberes y responsabilidades del oficial. Los últimos semestres enfatizaban la enseñanza de técnicas de construcción naval, propulsión a vapor, ley internacional, artillería naval e historia. Los cadetes eran entonces destinados a buques de guerra en servicio en las costas patagónicas y los guardiamarinas de reciente graduación eran asignados a una flotilla de cutters a vela que patrullaba esas latitudes, adquiriendo asi valiosa experiencia. Viajes trans-oceánicos de larga duración comenzaron a principios de la década de 1880, cuando la ENM recibio una nueva corbeta a vapor especialmente diseñada como buque escuela, nos referimos a la corbeta "La Argentina". A fines de la década de 1890 esta unidad sería reemplazada por la fragata ARA "Sarmiento", unidad de 2800 toneladas de desplazamiento, que a su vez inauguró la era de viajes de circunvalación del mundo. A fines del siglo XIX, el prestigio y eficiencia de la ENM trascendía las fronteras del país, y era plenamente reconocido en el extranjero, razón por la cual, estudiantes de países vecinos competían en los exámenes de entrada a esta institución. (9)

          En 1875 fue creada la Escuela de Aprendices-Marineros abordo de la la barca "Vanguardia", y al año siguiente, un reformatorio de jóvenes fue establecido a bordo del pontón "General Paz", designado "Correccional de Menores", aunque la práctica de sentenciar jóvenes infractores del código penal a servir en la armada fue abandonada poco después. En su reemplazo, se estableció la Escuela de Grumetes abordo de la barca "Cabo de Hornos", unidad que durante el periodo 1879-1884 patrullaba las costas patagónicas hasta que fue radiada de servicio, y remplazada por el buque escuela "La Argentina". La Escuela de Artillería se estableció abordo del monitor "El Plata" en 1877 y la Escuela de Aprendices artilleros, donde cabos de cañón eran formados funcionaba a bordo de diversas unidades desde su creación en 1881. Foguistas, maquinistas y electricistas recibían entrenamiento en la Escuela de Mecánica de la Armada, que existía bajo diversas denominaciones desde 1880. Finalmente, la Escuela de Torpedos fue establecida en 1883, abordo de una nave incorporada en aquellos tiempos, el ariete-torpedero ARA "Maipú". (10)

          En Enero de 1879 se establece la Oficina Central de Hidrografia, (OCH) que seria responsable por explorar y levantar cartas de las costas y cursos de agua, así como de la construcción de faros y balizamiento. En Enero de 1881, el recientemente creado Observatorio Naval fue encuadrado a la OCH. La ARA obtuvo de esta manera un valioso caudal de información referente a los ríos interiores argentinos y las costas patagónicas. (11)

          Como puede apreciarse, la ARA puso énfasis especial en la formación de oficiales y de personal subalterno . En 1883, la ARA poseía un efectivo de 2000 hombres, que incluían 1503 marineros, 320 oficiales (inclusive 48 cadetes de la rama ingeniería) y 133 álfereces y cadetes. Durante las luchas por la reunificación nacional y a través de la guerra del Paraguay la ARA contrató marinos mercantes argentinos y extranjeros para completar algunas tripulaciones de sus naves . También se contrataron los servicios de buques mercantes argentinos, incluyendo sus tripulaciones para tareas de cuarentena y misiones de apoyo logístico. Durante la década de 1880-1890 la ARA experimentó una escasez de especialistas y personal de máquinas, de manera que un número substancial de especialistas extranjeros fueron contratados. El escalafón naval de 1891 revelaba que de un total de 83 oficiales ingenieros, 32 eran extranjeros. En 1897, de un total de 155 oficiales de esta rama 97 eran nativos del país, y el resto extranjeros. Al tiempo que la flota crecía en número, y que las naves que se incorporaban eran invariablemente de mayor tonelaje y tecnicamente mas avanzadas que sus predecesores, la necesidad de incrementar al personal se hizo aparente. Por ejemplo, los cuatro cruceros-acorazados clase "Garibaldi" a fines de la década de 1890 requerían un promedio de 25 oficiales y 440 hombres por unidad, un total de 109 oficiales y 1636 tripulantes. En 1902 la ARA tenia un efectivo de 8336 hombres, cifra que incluía a 327 oficiales de linea, 297 oficiales-ingenieros, 7760 marineros y 450 infantes de marina. La creciente importancia de la marina fue tácitamente reconocida el 15 de Marzo de 1898, cuando la armada obtuvo el status de fuerza independiente, es decir que ya no dependía del Ministerio de Guerra y Marina. Desde ahora en adelante, seria regulada por el Ministerio de Marina. (12)

          Apostaderos y bases

          Al tiempo que la ARA incrementaba su flota y de que las naves agregadas eran cada vez mayores, la ARA hubo de establecer una red de apostaderos y bases navales a través de la república. Aunque hemos de tratar la expansión de la flota por separado, debemos mencionar que las primeras unidades modernas incorporadas eran navíos de poco calado que podían fondear en Rio de la Plata o en la base naval de Zárate, pero a medida que se fueron agregando unidades de mayor tonelaje la necesidad de un puerto de aguas profundos se hizo aparente. El pueblo de Punta Alta, en el sur de la Provincia de Buenos Aires fue seleccionado para dicha instalación. Al diseño de los planos fue asignado a un afamado ingeniero italiano, Luigi Luiggi. Las obras comenzaron en 1898, y en Julio las primeras tres baterías de artillería de costa destinadas a proteger a la futura base ya habían sido emplazadas. Al finalizar las obras, en 1902 este puerto estratégico, denominado Puerto Militar emergería como la mayor base naval de Sudamérica, con suficiente espacio para albergar a 20 cruceros-acorazados de la clase "Garibaldi". Las instalaciones cubrían una extensión de 3000 hectáreas. Un ferrocarril estratégico conectaba a la base con la ciudad de Bahía Blanca, mientras que baterías de cañones y obuses de costa la protegían contra la eventualidad de un ataque naval. (13)

          Cuerpo de Artilleria de Costas

          La artilleria de costas no recibió atención especial hasta la década de 1870. Hasta 1879 la defensa de costas había sido responsabilidad del ejército, cuyo Batallón de Artillería de Plaza guarnecía la isla de Martín García. El Cuerpo de Artillería de Costas, establecido el 15 de Noviembre de 1879 bajo las órdenes del teniente coronel Emilio Sellstrom, antiguo profesor de balística en la ENM y superlativo ingeniero. El Cuerpo de Artillería de Costas también proveía de fuerzas de infantería de marina y de protección, pero las únicas fortificaciones existentes eran las de Martín García. Durante la Guerra del Paraguay, el Ministerio de Guerra había dispuesto la construcción de cinco barbetas de material que habrían de montar 36 piezas de artillería, pero a mediados de 1866 solo 18 cañones habían sido emplazados, y aún estos eran arcaicas reliquias heredadas del Virreinato del Río de la Plata y de bajo calibre. Durante el gobierno de Sarmiento, las primeras piezas de artillería modernas: 4 Rodmans de 381 mm y seis Parrotts de 254 mm fueron emplazados en la isla. En 1877 estos cañones fueron complementadas por una batería de piezas Armstrong de 177 mm (7 pulgadas) que disparaban granadas ant-blindaje de 150 libras, confiriendo a Martín García una verdadera capacidad estratégica. A mediados de la década de 1880 los cañones de Martín García y demás instalaciones eran ya anticuados, ya que habían hecho su aparición modelos con mayor capacidad de penetración y mayor alcance. LA ARA seleccionó el cañón Krupp mod. 1887 de 240 mm L.35 como equipo reglamentario para sus baterías, y piezas de este tipo fueron emplazadas en Martín García, el Arsenal Naval de Zárate y en Puerto Militar. En 1899 serían complementadas con tres baterías de obuses Krupp mod. 1899 de 280mm L.11. Mientras tanto, la constante tensión con Chile , condujo a una expansión de la ARA, cuya flota seria en 1898 la mas poderosa y mejor equipada en Sudamérica. (14)


          (1) Rauch, George , Conflict in the Southern Cone; the Argentine Military and the Boundary Dispute with Chile, 1870-1902 (Praeger (Wesport, Conecticut and London, 1999).pag. 101-102
          (2) Rauch, Conflict in the Southern Cone..Ibid pag.102-103
          (3) Iid, pag. 103-104
          (4) Iid pag.104
          (5) Lopez Urrutia, Carlos, Historia de la Marina de Chile (Editorial Andres Bello, Santiago de Chile, 1969) pag. 26
          (6) Baldrich, Amadeo J, Historia de la guerra del Brasil: Contribucion al estudio razonado de la historia militar argentina (Imprenta La Harlem, Buenos Aires, 1905) pag.258-70, Rauch, op cit, pag. 104
          (7) Rauch, op cit, pag 104-105
          (8) Burzio Humberto, Armada Nacional: Reseña Historica de su origen y desarrollo orgánico (Departamento de Estudios Historicos Navales, Serie B, No 1, Buenos Aires, 1960) pag.160 -161, Burzio, Humberto, Historia de la Escuela Naval Militar (Departamento de Estudios Historicos Navales, Serie B. 1972, Buenos Aires, 3 vols., 1972) I; 246-248,320-321, 352-353, Rauch, op cit, pag.115-116
          (9) Burzio, Historia de la Escuela Naval Militar, I: 236-27 ,337-338, 367.
          (10) Rauch, op cit, pag.115-116
          (11) Burzio, Armada nacional, pag.1590160, Rauch op cit, pag. 117
          (12) Burzio, Historia de la Escuela Naval Militar;II: 458-459, 767-
          Rauch, p cit, pag. 117.
          (13) Rauch, op it, pag.116-1177
          (14) Triado, Juan Enrique, Historia de la Base Naval Puerto Belgrano (Instituto de Publicaciones Navales, Centro Naval, Buenos Aires, 1992) pag.67-8, Rauch pag.117118



          Autor: André Marois
          FDRA

          Comentario


          • #6
            Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

            todavia se conservan las banderas de guerra brasileñas en Carmen de Patagones creo

            Comentario


            • #7
              Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

              Historia argentina: Carrera naval entre Argentina y Chile, 1890-1905 (2/13)

              Carrera naval entre Argentina y Chile, 1890-1905

              ¿Qué pasaba al otro lado de la Cordillera?

              Como en todos lo países que querían emanciparse del poder Español, al inicio de las guerra de Independencia Chile no poseía ningún buque de guerra ni menos tripulaciones idóneas para ellos, dado lo anterior el plan de defensa del territorio, no versaba en absoluto en una política naval sino que derrotar al ejercito Español en tierra 1.

              El Virrey Abascal destacó en Valparaíso a la Fragatas Warren, con la finalidad de bloquear el puerto, a fin de boicotear el comercio de los insurgentes, cabe destacar que Chile había declarado libre el comercio en sus puertos para todos buques del mundo.

              José Miguel Carrera escribió a Francisco de La Lastra (gobernador de Valparaíso), con la finalidad que pusiera en armas algunas naves y levantara el bloqueo, este solicito a costa de esfuerzos (erogación popular, créditos, etc.), logro equipar dos buques bautizados como Perla y Potrillo 2, parte de los armamentos usados eran de dotación de un mercante portugués, los que fueron incautados por el gobierno de Chile 3.

              Se pensaban que una vez roto el bloqueo la “Flota Chilena”, se podía unir a los corsarios Argentinos y hostilizar el Callao, pero esto no sucedió, una vez que ambos buques se hicieron a al vela la Perla se une a la Warren y ambas atacan al Potrillo, de esta manera termina los intentos para dotar a Chile de una escuadra, durante la Patria Vieja, lo anterior sucedió el 2 de mayo de 1813.

              Hacia 1813 Estados Unidos y Inglaterra se encontraban en guerra dado lo anterior el Estados Unidos mando a la fragata Essex al pacifico sur con la misión de hostilizar a los balleneros ingleses que operaban en esta agua, gracias a esto el comercio de Chile se beneficio debido a que las presas de la Essex se transaban en Valparaíso situación que termino un año después cuando la Essex fue apresada por una flota de Inglaterra 4.

              Gracias a los corsarios Argentinos el transporte de cargas desde el Virreinato del Perú a Chile sufrió contratiempos, que entorpecieron los despliegues militares del Gobernador de Chile Marco Del Pont, de esta manera sumado a la acciones de Rodríguez en tierra, fue posible que el ejercito Español se encontrara disperso por el territorio, facilitando la tarea del cruce de los Andes para San Martín 5.

              Luego del triunfo del Ejercito de los Andes en Chacabuco, gracias a un golpe de audacia el entonces Alférez Argentino Isidoro Suárez, capturo en Valparaíso al bergantín Español Águila 6 siendo incorporado como la primera unidad a la naciente marina de guerra de Chile, se armo con 16 cañones y puesta en manos del Irlandés Raimundo Morris rescato a los prisioneros patriotas presos en la Isla Juan Fernández. El 16 de enero de 1818 O`Higgins y el Ministro Zenteno promulgan el decreto que permite promocionar patentes de corzo 7.

              Luego del triunfo patriota en la batalla de Chacabuco, San Martín como comandante en jefe del ejercito de los Andes y O´Higgins como director supremo de Chile junto a su ministro de guerra y marina José Ignacio Zenteno se abocaron a la tarea de crear una armada con el objetivo de disputarle el mar a la corona Española, para esto se enviaron emisarios al extranjero y se adquirieron buques y demás aprestos, los buques adquiridos fueron el Navío San Martín (64 cañones), Fragata Lautaro (46 cañones), Corbeta Chacabuco (20 cañones), Bergantín Araucano (16 cañones), con esos buques se realizo el apresamiento de la fragata María Isabel y los demás transportes, esto sucedió el 28 octubre de 1818 8.

              A fines de 1818 recalaba en Valparaíso Thomas A. Cochrane, Escocés, para hacerse cargo de la naciente escuadra, no detallare las acciones navales de este periodo dada su extensión y porque no es pertinente en esta parte del foro.

              La escuadra chilena constaba entonces de nueve buques de guerra; pero el 10 de agosto fue despachado el bergantín Pueyrredón a cargo del capitán don Guillermo Prunier para llevar a las costas de Nueva Granada a los individuos más complicados en la conspiración de abril, y la corbeta Chacabuco fue destinada a quedar en Valparaíso, bajo el mando del capitán don Juan José Tortel. Los buques que marchaban en la expedición eran los siguientes 9:

              Fragata Almirante O 'Higgins

              Cañones: 50
              Tripulación: 516
              Comandante: Tomás Crosby

              Navio San Martín

              Cañones: 64
              Tripulación: 492
              Comandante: Guillermo Wilkinson

              Fragata Lautaro

              Cañones: 50
              Tripulación: 353
              Comandante: Martín Jorge Guise

              Corbeta Independencia

              Cañones: 28
              Tripulación: 256
              Comandante: Roberto Forster

              Bergantín Araucano

              Cañones: 16
              Tripulación: 106
              Comandante: Tomás Cárter

              Bergantín Galvaríno

              Cañones: 18
              Tripulación: 114
              Comandante: Juan Spry

              Goleta Moctezuma

              Cañones: 7
              Tripulación: 87
              Comandante: Juan Esmonds



              Cochrane abandonó Chile en enero de 1823 y los buques de la escuadra fueron desmovilizados del servicio, para hacer frente a las campañas de Chiloé se vio en la necesidad de armar apresuradamente los buques y cuando Chiloé cae en manos de Chile (comienzos de 1826, último reducto Español en America), la escuadra completa fue declarada en desarme.

              Dada la pobreza de erario nacional en abril de 1826 se ponen a la venta la fragata María Isabel Maria Isabel (O`Higgins), y las Corbetas Independencia y Chacabuco, siendo adquiridas por Argentina ante la urgencia de la guerra que sostenían con Brasil por la Banda Oriental (Cisplatina), solo el Chacabuco arribo a Buenos Aires pero su estado era deficiente, los otros se hundieron en Talcahuano (Independencia), y el Cabo de hornos (Maria Isabel) 10.

              Cabe destacar que dado los tremendos esfuerzos económicos para Chile para afrontar la expedición libertadora del Perú, la mantención de los buques era deficiente y la marinería estaba impaga. Para mediado de 1826 se decreta el desarme de la escuadra y el cierre de la escuela naval manteniéndose en estado operativo solo al bergantín Aquiles.

              La armada solo volverá a surgir en 1836 ante de la guerra contra la confederación Perú Boliviana (1836-1839), cuando esta comenzó se disponía solo del Bergantín Aquiles y la Goleta Colo Colo, luego esta flota se vio incrementada en 5 buques mas, dada la captura de la barca Santa Cruz, el bergantín Arequipeño y la goleta Peruviana en el Callao, mas la captura al general Freire de la fragata Monteagudo, bergantín Orbegoso 11.

              Terminado el conflicto nuevamente la escuadra se declara en desarme, manteniendo solo pocas unidades para las necesidades del servicio, en 1843 el presidente General Manuel Bulnes Prieto (Quien dirigió la campaña de 1838 contra la confederación Perú - Boliviana), ordena al Capitán Juan Guillermos que tome posesión del Estrecho de Magallanes, en ese entonces Juan Guillermos era gobernador marítimo de Chiloé, en la ciudad Ancud, se aboca a la construcción de una goleta (que se bautizaría como Ancud), para realizar la empresa solicitada.

              No es tema del presente abordar las disputas fronterizas entre Chile y Argentina sino que, como el tema lo indica, abordar la carrera armamentista entre Chile y Argentina entre el siglo XIX hasta los Pactos de Mayo, lo anterior solo obedece a una brevísima reseña histórica de las armadas de ambos países.

              Entre los años 1840 y 1863, la armada de Chile vivió una gran decadencia, se comisionó un buque poderoso a Francia pero este fue construido con pésimos materiales por lo que su vida útil fue breve (Fragata Chile).

              Durante ese periodo no existían suficientes fondos para mandar a construir vapores, ante la carencia se tomó la decisión de construirlos en Chile precisamente en los astilleros de Constitución y Valparaíso, en 1852 se comisiona en Inglaterra la corbeta Esmeralda (que fuera hundida en el Combate Naval de Iquique en 1879), de esta manera para los inicios de la guerra con España (1864-1866), Chile solo contaba con la Esmeralda y el Vapor Maipú (en estricto rigor solo la Esmeralda era un buque de guerra), ante esta contingencia y luego de tomadas las islas Chinchas en 1863 se determinó comisionar la adquisición de las corbetas Chacabuco y O`Higgins, en 1865 se capturó la goleta Covadonga y en 1866 se adquiere dos corbetas más (Abtao y Pampero), arribando solo la primera de ellas, y Benjamín Vicuña Mackenna adquiere en Estado Unidos 4 vapores de Ruedas llamados Poncas (Ñuble), Isabella (Concepción), Shaw Nork (Arauco) y Cheroke (Ancud) todos en mal estado 12, esto ante el fracaso de las negociaciones por la adquisición de Dundemberg 13.

              A excepción de la Abtao ninguno de esos buques arribó para la guerra, al finalizar esta Chile contaba con 9 unidades navales, a saber.

              Corbetas: Esmeralda, Abtao, Chacabuco y O`Higgins (estas arribaron en 1868).
              Goleta: Virgen de la Covadonga.
              Vapores: Ñuble, Concepción, Arauco y Ancud.

              Los 4 vapores se perdieron en accidentes o en temporales, en que su mala integridad fue la causa fundamental.

              Hasta aquí dejo esta breve reseña de la armada desde su creación, de aquí en adelante comienza lenta pero sostenidamente, un proceso de carrera armamentística entre las republicas de Chile y Argentina, que finalizaría momentáneamente con los pactos de mayo de 1902.


              Fuentes

              1. El poder Naval y la Independencia de Chile, Donald E. Worcester, Editorial Francisco de Aguirre, 1971, Argentina, pagina 3.
              2. Breve Historia Naval de Chile, Carlos López Urrutia, Editorial Francisco de Aguirre, 1976, Argentina, pagina 27.
              3. Donald E. Worcester, obra citada, página 8
              4. Donald E. Worcester, obra citada, página 14
              5. Obras citadas de López Urrutia y Worcester y pagina web de la armada de Chile
              6. Biografías Argentina y Sudamericanas, Capitán de Fragata Jacinto R. Yaben, Editorial Metrópolis, talleres Gráficos Contreras, Argentina pagina 767.
              7. El libertador Bernardo O`Higgins Riquelme, editorial Lord Cochrane, Santiago, paginas 137-138
              8. Breve Historia Naval de Chile, Carlos López Urrutia, Editorial Francisco de Aguirre, 1976, Argentina, paginas 36-38.
              9. Tomado textual del Tomo XII, Historia General de Chile, Diego Barros Arana, Editorial Universitaria – Centro de Estudios Diego Barros Arana, Santiago 2005, Página 456, segunda edición.
              10. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo II página 364-365.
              11. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo II página 399-402.
              12. La Guerra Entre España y las Republicas del Pacífico, Alfonso Cerda Catalán, Editorial Puerto de Palos, Chile páginas 219.
              13. 10 Meses de Misión a los Estados Unidos Como Agente Confidencial de Chile, Benjamín Vicuña Mackenna, Imprenta de la Libertad, Santiago 1867, Tomos I y II, el Tomo II Hay un reporte que presento Mackenna al ejecutivo a modo de cuenta de su misión, este reporte corresponde al Apéndice V, en el Tomo I aparecen algunos detalles de las negociaciones.

              FDRA

              Comentario


              • #8
                Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                Una acotación que estimo de justicia: el primer Comandante General de Marina y primer comandante de una escuadra chilena fue don Manuel Blanco Encalada, ilustre patriota, nacido en el virreinato del Río De La Plata. Bajo su mando se llevaron a cabo las primeras (y exitosas) acciones de guerra de naves chilenas.

                En 1865 el gobierno de Chile le homenajeó con un soberbio monumento que se erige en el cabo sur-oeste de la calle que también lleva su nombre, en Valparaíso, a muy pocos metros de mi domicilio.

                Saludos.

                Comentario


                • #9
                  Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                  Gracias por el dato.
                  Slds

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                    Historia argentina: Carrera naval entre Argentina y Chile, 1890-1905 (3/13)

                    Los barcos de la ARA: 1862-75

                    En el período 1859-62, las marinas de las principales potencias comenzarn a incorporar buques acorazados, al tiempo que la artillería naval fue progresivamente aumentado en calibre y potencia para poder penetrar las planchas de hierro forjado que protegían la spartes vitales de estas naves. At estallar la Guerra del Paraguay la ARA solo contaba con 19 barcos, pocos de llos cuales eran vapores. El major de ellos era el Giardia Nacional, un buque de pasajeros de 520 tons con ruedas laterales. De hecho la ARA no poseía buques de guerra construídos ex-profeso, sino paquetes ( correillos) y buques fluviales armadas con unos pocos cañones anticuados y desprovistos totalmente de protección alguna. Las unicas unidades de cierta importancia adquiridas en estos años fueron buques a vapor de ruedas laterales, como el Coronel Espora (552 tons.) y el Coronel Rosetti (772 tons.) A estos se sumó a mediados de 1867 el General Brown, pero estos navióscomo otros buques dela flota, meros buques de pasajeros armadas con pocos cañones y sin la mas minima protección. (1)

                    En comparación,la marina de guerra brasilera, que en esos años era la mayor en Ibero America, contaba con 45 buques de guerra, de los cuales 35 eran porpulsados por vapor, y había incorporado 14 buques acorazados de diversos diseños, inclusive varios del tipo Monitor. La ARA no habría de poseer verdaeros buques de guerra hasta la decada de 1870, cuando el Congreso Nacional apropió $ 2,6 millones para un modesto programa de re-equipamiento naval. Los buques provistos bajo este programa fueron los monitores
                    los Andes y El Plata, las corbetas-cañoneras Paraná y Uruguay, asi cuatro bombarderas, y un par de buques avisos, Estos buques, denominados en conjunto como “La Escuadra de Sarmiento” llegaron al país durante 1874-75 y fueron los primeros en ser diseñados s especícamente para reunir las condiciones requeridas por la ARA: es decir buques fluviales para servicio en los tributaries del Río de la Plata en momentos en que una guerra contra el Brasil paracía inminente. Cuando Sarmiento era ministro argentino en Washington, poco despeus de concluir la guerra civil en ese país, el sanjuanino seguía con gran interés la introducción de nuevos equipos y materiales militares. Su agudo intelecto fue atraído por el empleo de “torpedos flotantes”,comos e denominaban a las minas anti-buque en aquellos tiempos. Estos “torpedos flotantes: habían sido empelados con excelentes resultados por los Estados Confederados en sus esfuerzos para contrarrestar el bloqueo que de sus puerto y costas que efectuaban las naves de la Unión No debe sorprendernos el hecho de que cuando Sarmiento asumió la presidencia de la República Argentina, la ARA contrato a varios antigüso oficiales navales confederados dirigir la División de torpedos de la ARA,. Esta dependencia de la armada fue establecida enel lugar donde hoy en día se encuentra el Muséo Naval de la Nación, sobre el Río Lujan, en el Delta del Paraná ( 2)

                    La División Topedos consistía de el ARA Fulminante, un buque deposito de explosivos y torpedos ,asi como varias lanchas a vapor,equipadas con trpedos de botalón. La estrategia naval argentina de aquellos tiempos daba importancia capital a la posibilidad a un ataque naval por parte del Brasil. Los monitores y buque fluviales de bajo calado podrían operar sin dificultades en los ríos d ela Cuenca del Plata, mientras que los canales que conducen a Buenos Aires estarían protegidos por una red de “torpedos flotantes” y los cañones de la Isla de Martín
                    Garcia. ( 3)

                    Fotografías



                    1) Monitor ARA El Plata c. 1890-noten la marineria en cubierta y una ametralladora Gatling en cureña de artillería, que como en la U.S. Navy y otras marinas de guerra de esa época era utilizada para repeler torpederos o como arma de apoyo parta las tropas de desembarcos. Foto colección Georg v. Rauch



                    2) Monitor ARA Los Andes, 1905-noten uno de los dos cañones Armstrong de 120 mm instalados en la decada de 1890. Foto colección Georg v. Rauch. El buque enque se observa en segundo plano es un navió faro de la ARA.



                    3) Monitores ARA Los Andes y ARA El Plata en la Base Naval de Río Santiago c. 1900-1901. Foto colección Georg v. Rauch



                    3) ARA Uruguay-cuadro que la enseña en su viaje al Polo Sur, 1903
                    Observen en fotos no.1 y no.2 el excelente estado de mantenimiento de estas naves
                    Monitores: Los Andes, El Plata
                    Desplazamiento: 1677 tons
                    Eslora: 56,6 m
                    Manga: 13,4 m
                    Calado: 3,20 m
                    Artillería (original) 2 x 280 mm Armstrong montados en la torre blindada
                    2 x Armstrong de 47 mm en cubierta
                    4 x Hotchkiss de 37 mm
                    Blindaje: cinturón 160 mm
                    Torre Principal: 255 mm
                    Maquinas: 2 x 750 Hp
                    Sistema Compound, dos helices.
                    Carbón: 120 tons
                    Vel. Max. 10 nudos, de servicio 9 nudos

                    Corbetas cañoneras Paraná, Uruguay
                    Despl. 550 tons
                    Eslora: 46,3 m
                    Manga: 7,63 m
                    Calado: 3,20m
                    Armamento (original)
                    4 x 177 Armstrong montados sobre cureñas de hierro Vavasseur.
                    Maquinas: 1 x 475 Compund que accionaba
                    Una helicé tipo Bevis
                    Velocidad: (a vela y vapor) 11 nudos

                    Bombarderas Bermejo, Constitución, Pilcomayo, República
                    Despl.: 416 tons
                    Eslora: 32,3 m
                    Manga: 9,19 m
                    Calado: 3,20 m
                    Armamento: 1 Armstrong de 280 mm en línea de crujía, 2 x Armstrong de 80 mm
                    Vel. Max. 9 nudos. ( 4)

                    Notas

                    1) Burzio, Armada Nacional.,pag.99-100, Rauch, op cit, pag.116-117
                    2) Burzio Armada Nacional, pag.100, Rauch, op cit, pag.117-118
                    3) Burzio, Humberto H, Historia del Torpedo y sus buques en la Armada Argentina (Departamento de Estudios Históricos Navales, Serie B, No. 12 (Buenos Aires, 1968) pag.19-24,80-89, Rauch , op cit, pag.120-129
                    4) Las características de estos buques provienen en conjunto de Burzio, Armada Nacional, pg.100, y Arguindeguy, Apuntes Sobre los Buques, III: 1122-131, 1238-1245.

                    FDRA

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                      Buena información LAM tenes información de como estaba compuesta la flota cuando se incorporan los acorazados Moreno y Rivadavia?

                      Saludos.

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                        LOS ACORAZADOS MORENO Y RIVADAVIA

                        El origen del proyecto

                        La construcción de los acorazados Moreno y Rivadavia fue autorizada en 1908 originariamente como respuesta a la pareja brasileña Minas Gerais y Sao Paulo. Eran años de tensión en la zona, y el desequilibrio de poder que suponía la pareja de dreadnoughts brasileños (en el momento de su entrada en servicio los buques más poderosos del mundo, aunque preocupantemente pronto superados) obligaba a Argentina a la adquisición de dos caras y potentes contrapartes. El concurso para la adjudicación del contrato pasará a la historia como una de las más astutas maniobras comerciales de la historia: el gobierno argentino convocó a concurso a diferentes empresas europeas, cada una de ellas entregó su proyecto, y combinando lo mejor de cada uno de ellos, los nuevos acorazados fueron finalmente autorizados en 1908 y construidos en los astilleros Fore River Shipbuilding Corporation, de Quincy y New York Buildings Company, de Nueva Jersey. Gracias a esa argucia los nuevos buques, bautizados Mariano Moreno y Bernardino Rivadavia, eran probablemente de los mejores del mundo en el momento de su entrega, al reunir características de los acorazados del resto de naciones: su aspecto era semejante al de los dreadnoughts estadounidenses, con su característico mástil de celosía; la disposición de su batería principal (12 cañones de 305 mm.) recordaba a la de los buques estadounidenses (por el escalonamiento de las torres A y B, y E y F) y británicos (por el montaje de las torres C y D en echelon, como los acorazados de las clases Neptune y Colossus) , y la poderosa batería secundaria (12 cañones de 152 mm. en casamatas) era de inspiración alemana.

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1.jpg
Visitas:	2
Size:	30,1 KB
ID:	578652
                        acorazado ARA Moreo

                        Más veloces y mejor armados y acorazados, los Rivadavia y Moreno (entregados respectivamente en 1914 y 1915) supusieron una auténtica conmoción en el área iberoamericana: Brasil se arrepintió de haber anulado el contrato de su tercer acorazado, el Rio de Janeiro, que sería comprado por el Imperio Otomano (con el nombre de Sultán Osmán I) y requisado por los británicos al inicio de la Primera Guerra Mundial, en la que combatió como HMS Agincourt. Por su parte, Chile no tuvo más remedio que encargar sus dos propios acorazados, también requisados por idénticos motivos que el buque turco, de los cuales sólo uno llegaría a llegar al país andino, el Latorre, ya en 1920.

                        Los buques desplazaban originariamente unas 30500 toneladas a plena carga, repartidas en un casco de 181 metros de eslora, 29 de manga y 8’5 de calado. La protección estaba pensada para encarar los ataques de los acorazados brasileños con total garantía, y consistía en una coraza de 280-100 mm. en la cintura, 76 mm. en la cubierta, 238-152 en las casamatas de la batería secundaria, y 305 mm. en las torres, las barbetas y la superestructura. Otro aspecto especialmente cuidado fue el de la velocidad, pues los acorazados se proyectaron para dar sin problemas unos relativamente altos 23 nudos (aunque en pruebas solo alcanzaron 22’5). La disposición de la planta propulsora recordaba mucho a la del acorazados italiano Dante Alighieri, con tres hélices y las cámaras de calderas a proa y a popa de las máquinas, alojadas en el centro, disposición que favorecía amplios sectores de tiro para las torres centrales.

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	2.jpg
Visitas:	2
Size:	33,6 KB
ID:	578653
                        acorazado ARA Rivadavia


                        En cuanto al armamento, a los 12 cañones de 305 mm. y 12 de 152 mm. ya mencionados, se sumaban 16 montajes simples de 102 mm., algunos de los cuales serían suprimidos a lo largo de la carrera operativa de las unidades, además de dos tubos lanzatorpedos de 533 mm.

                        El Rivadavia y el Moreno siguen siendo, a día de hoy, los mayores buques de guerra construidos en los EEUU para una nación extranjera, y es necesario transportarnos a comienzos de siglo para entender el impacto que supuso en Gran Bretaña, y también en Alemania y Francia, el ver que la joven nación americana no sólo se había arrojado a la carrera de la construcción de acorazados, sino que también estaba dispuesta a exportarlos. El 27 de agosto de 1914 era oficialmente entregado el Rivadavia, y el 26 de febrero del año siguiente el Moreno. Por tanto, no fueron más de 4 años lo que tardó en disiparse la hegemonía naval brasileña en Sudamérica. Con la entrada en servicio de los dreadnoughts, la espina dorsal de la flota argentina dejaron de ser los cruceros acorazados de la clase Garibaldi. El Moreno y el Rivadavia eran el más contundente argumento contra el Minas Gerais y el Sao Paulo, en tanto que los cuatro Garibaldi constituían una fuerza suficiente para poner fuera de combate a cualquier tipo de amenaza chilena, pues, aún sin submarinos y con los dos pre-dreadnoughts gestionados y cancelados a inicios de la centuria a causa de los Pactos de Mayo, el poder naval del país vecino se reducía al viejo acorazado multicalibre Capitán Prat, los cruceros acorazados Esmeralda y O’Higgins (artillería de 203 mm. contra la de 254 de los cruceros argentinos) y unos pocos cruceros protegidos de características no superiores a los homólogos de los que ya disponía Argentina. La pelota, por tanto, estaba sobre el tejado chileno. De ahí el Latorre y el frustrado Cochrane, magníficas unidades de las que ahora no toca hablar.

                        Las modificaciones

                        La vida del Moreno y el Rivadavia fue larga sobre el papel, pues hasta 1952 y 1957 siguieron, respectivamente, en las listas oficiales de buques argentinos. No obstante, a finales de los años 40 dejaron de ser unidades de escuadra, siendo empleados para variopintos cometidos, desde almacenes a cuarteles y prisiones flotantes. Aun así, en sus más de 30 años de servicio activo la tecnología naval avanzó mucho. La experiencia de dos guerras mundiales obligó a repasar una y otra vez el concepto del acorazado monocalibre, y no es difícil apreciar hasta tres generaciones de buques de este tipo: los dreadnoughts clásicos (tipos Bellerofon, Jean Bart, Koenig, Gangut, Andrea Doria o Wyoming), los a veces llamados super-dreadnoughts (con mayor artillería, como los Iron Duke, Bayern, Nevada, New Mexico, Fuso o Ise) y los conocidos como “acorazados veloces”, construidos en los años 30 y 40 (los King George V y Vanguard, Richelieu, Vittorio Veneto, Yamato, North Carolina o South Dakota). Los acorazados argentinos pertenecían a la primera generación, de modo que si se querían mantener más o menos vigentes ante los avances experimentados, resultaban imprescindibles modificaciones y modernizaciones. Además, la gran inversión hecha en ellos obligaba a actualizarlos para amortizar bien su alto costo.

                        Entre 1924 y 1926 ambos buques fueron enviados a los EEUU para ponerlos al día tras las enseñanzas de la Gran Guerra y los nuevos hallazgos de la ingeniería militar naval. La modernización no llegó a los extremos de las conversiones hechas a buques más o menos contemporáneos en los años 30, pero sí fue lo bastante intensiva como para dejarlos de nuevo en una posición privilegiada. Las calderas se sustituyeron por otras para adaptar a los acorazados al consumo de petróleo, y la maquinaria fue enteramente recorrida. El armamento sufrió también algunos cambios: los controles de fuego fueron modernizados y nuevas direcciones de tiro se instalaron sobre las torres B y E. Las baterías principal y secundaria no se alteraron, pero 4 de los 16 cañones de 102 mm. se sustituyeron por 4 piezas antiaéreas de 76 mm. El mástil popel se reemplazó por otro trípode, los reflectores se cambiaron, y timones, eje y hélices fueron cuidadosamente revisados. El desplazamiento se elevó a 31.000 toneladas. El aspecto externo de la pareja no cambió demasiado, excepto por los detalles del mástil de popa y los directores de tiro sobre las torres, y seguían siendo a todas luces acorazados de primera generación. Pero la profunda actualización, unida al hecho de que fuesen dos unidades, sirvió para que no cundiese el pánico tras la llegada del Almirante Latorre a Chile.

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	3.jpg
Visitas:	2
Size:	74,0 KB
ID:	578654
                        Rivadavia en proceso de modernizacion en EEUU de NA. (DEHN)

                        En 1928 se estudió la posibilidad de incorporarles aviación embarcada. Seis hidroaviones Fairey III fueron comprados para este fin, pero no catapultas ni grúas para su izado, por lo que tal capacidad nunca fue efectiva. También se frustró el plan de modernización de la artillería principal que se barajó el año siguiente. El Gobierno argentino solicitó en Alemania proyectos para el reemplazo de las piezas Bethlehem de 305 mm, y obtuvo hasta tres propuestas: la más sencilla consistía en conservar los cañones pero modificados para disparar proyectiles más pesados y con mayor ángulo de elevación. Otra proponía reemplazarlo por piezas de igual calibre pero de un nuevo modelo. Finalmente, se sugirió la sustitución de los 12 cañones por 6 torres dobles de 356 mm. La falta de presupuesto (pues en esos años se contrataban dos modernos cruceros y tres submarinos en Italia y dos destructores en España) hizo que el armamento principal del Moreno y el Rivadavia no cambiase.

                        Con esta configuración pasaron los acorazados el resto de su vida. Sólo en 1940, con motivo del nuevo conflicto mundial, se decidió reforzar su protección antiaérea con 4 cañones de 40 mm., en detrimento de 4 piezas más de las originales de 102 mm. Así murieron los dreadnoughts argentinos, sin más alteraciones. Hablemos, para finalizar, de cómo fue su larga vida.

                        La historia operacional

                        La carrera del Moreno y el Rivadavia resultó bastante apacible. Navegaron mucho, tal vez no tanto como se hubiera deseado, y con algunos periodos de inactividad total, pero apenas se vieron sumergidos en situaciones bélicas o de tensión. Más bien actuaron como embajadores argentinos por todo el mundo, paseando por distintos puertos el poderío de la ARA.

                        Las llegadas de los buques a Argentina, en 1914 y 1915, estuvieron caracterizadas por multitudinarios recibimientos. Es un hecho que en sus tres primeros días en Buenos Aires, el Rivadavia fue visitado por más de 45.000 personas, algo que no es de extrañar: es fácil comprender la impresión que podían producir estos leviatanes entre el ciudadano de a pie. Pese a que la Primera Guerra Mundial tuvo por escenario naval a la zona del Cono Sur (batallas de Coronel y de las Malvinas), la neutralidad argentina hizo que los acorazados, componentes de la conocida como “Escuadra de Instrucción”, y después “Primera División” y “División de Acorazados”, no se viesen envueltos en hostilidades. Sin embargo, en 1917 el Rivadavia fue enviado junto al crucero protegido Nueve de Julio a Comodoro Rivadavia para apaciguar con su presencia los ánimos de los obreros de la compañía petrolera estatal, declarados en huelga. Y al año siguiente se encargó de llevar a los EEUU al embajador argentino, a quien desembarcó en Hampton Roads. Mientras el Moreno era empleado principalmente en maniobras de la escuadra, el Rivadavia era el encargado de mostrar la bandera en celebraciones y visitas de cortesía. Así, a finales de 1920 bordeó el Cabo de Hornos con motivo de la conmemoración del descubrimiento del Estrecho de Magallanes, visitó Valparaíso el día 2 de diciembre y el 27 participó en una multitudinaria revista naval.

                        Entre 1920 y la modernización de 1924-1926 en Boston, los acorazados navegaron muy poco, apenas salieron de Puerto Belgrano y mantuvieron sus dotaciones reducidas. Ya de regreso, las navegaciones se pudieron reanudar y entre 1926 y 1936 realizaron diversos cruceros de instrucción por el Atlántico Sur y Central, alternando periodos de actividad con periodos de inmovilización. El Rivadavia protagonizó nuevas visitas de cortesía en de 1937, que le llevaron a Valparaíso y al Callao, mientras que el Moreno se utilizaba como buque insignia de la escuadra. En abril ambos buques fueron enviados a Europa. Partiendo simultáneamente de Puerto Belgrano, el Rivadavia recaló en Brest, en visita oficial a Francia, en tanto que el Moreno representó a Argentina en la revista celebrada en Spithead con motivo de la coronación del rey Jorge VI. Los acorazados se reunieron en Brest, y de ahí pusieron rumbo a Alemania: el Rivadavia visitó Wilhelmshaven y el Moreno Hamburgo. Este periplo europeo fue el mayor que la pareja realizó en su vida operativa.

                        La Segunda Guerra Mundial truncó la carrera diplomática de los acorazados: sólo un viaje a Río de Janeiro pudo realizar el Rivadavia antes de su estallido. Al igual que en la primera contienda, la guerra no tardó en llegar a aguas americanas, y conocido por todos es el episodio de la persecución y hundimiento del Graff Spee, durante el cual Argentina no hizo valer su neutralidad. No obstante, sus simpatías pro-alemanas aconsejaban a la marina de guerra no pasear en exceso a sus buques, de modo que hasta 1945 los acorazados no realizaron servicio activo. Poco navegarían los buques tras la guerra. El Rivadavia dejó de hacerlo en 1947, tras un largo crucero por Brasil, Venezuela, Trinidad y Tobago y Colombia, y el Moreno en 1948, tras asistir a la ceremonia de investidura del presidente chileno González Videla, con motivo de la cual se organizó una revista naval en Valparaíso. El Moreno encabezó la delegación argentina, seguido de los cruceros Veinticinco de Mayo y Almirante Brown, y 7 destructores. Mencionemos la presencia del monstruoso acorazado estadounidense Winsconsin en los actos.

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	4.jpg
Visitas:	2
Size:	46,1 KB
ID:	578655
                        La flota en Valparaiso, con el USS Winsconsin en la bahia (fver foto de abajo) (fotos archivo Geneau)

                        Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	5.jpg
Visitas:	2
Size:	21,8 KB
ID:	578656

                        Ambas unidades quedaron arrumbadas en el muelle de acorazados de la base naval de Puerto Belgrano, con dotaciones al mínimo, y empleados para distintos cometidos (depósitos, cuarteles y alojamientos, y prisiones). El Rivadavia se desarmó y se dio de baja oficialmente en 1952, aunque hasta 1957 su casco no fue vendido para desguace a la empresa genovesa Azienda Ricupiere e Demolizione Marítima. Partió a Italia en 1959. Por su parte, el Moreno se desarmó y tachó de las listas en 1956. Su destino fue el mismo que el de su gemelo, sólo que en su caso fue una empresa nipona la que lo adquirió para su desguace en Japón. Con el dinero obtenido de los restos de la era de los acorazados, Argentina se dotó de los fondos necesarios para entrar en otra era, la de los portaaviones, mediante la adquisición del HMS Warrior en 1958, flamante ARA V-1 Independencia. En la estructura de la Escuadra, los dos cruceros del tipo Brooklyn, Nueve de Julio y Diecisiete de Octubre, ocupaban el lugar de los acorazados como buques de línea.


                        Histamar

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                          Me ganaste de mano,
                          Buea Info

                          Slds

                          Comentario


                          • #14
                            Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                            Solo como detalle en referencia al Acorazado Moreno y Rivadavia y la no llegada del Latorre a la ACH fue porque el buque fue requisado por GB y participo en la batalla de Jutlandia en la I guerra mundial con el nombre de HMS CANADA y solo una vez terminada se negocio su llegada a Chile, siendo hasta la actualidad la unidad de batalla clásica más grande, con la artillería embarcada más grande y de mayor desplazamiento que haya operado país latinoamericano.

                            Hay que reconocer que a pesar de vivirse una carrera armamentista entre los paises ABC a principios del siglo XX, los buques tipo dreadnought eran una belleza

                            ARA MORENO



                            MINAS GERAIS



                            LATORRE



                            En una hipotetica batalla naval entre el ACH Latorre V/S ARA Moreno y ARA Rivadavia, la ventaja que tenia el Latorre era sus cañones de 14¨ contra los 12¨ de los de la ARA ademas de su velocidad, el punto a favor que tenian los buques argentinos eran su blindaje el que era mucho mejor que el chileno ya que este sacrifico blindaje para mejorar su velocidad.
                            Editado por última vez por JUREL TIPO SALMON; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3934-jurel-tipo-salmon en 04/12/2012, 01:15.

                            Comentario


                            • #15
                              Re: Conflicto con Chile y nacimiento de la Flota de Mar

                              Historia argentina: Carrera naval entre Argentina y Chile, 1890-1905 (4/13)

                              La Adquisición de los Blindados Almirante Cochrane y Blanco Encalada
                              Por Eddie Cerda Grollmus – “Mangosta”

                              La idea de dotar a Chile con buques blindados data de 1864, tienen su génesis en los sucesos que conducieron a la guerra entre el bando aliado (Perú y Chile), contra España, como resultado de la ocupación por la escuadra, de esta ultima, de las Islas Chinchas, por entonces la principal entrada de divisas en la economía del Perú (explotación del Guano). Los primeros gestores de esta idea fueron los señores Manuel José Irarrázaval (Ex Ministro del interior), Federico Errázuriz (Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública), y Alejandro Reyes (Ministro de Hacienda), ellos abogaban por la adquisición de dos monitores o blindados que fueran lo bastante poderosos para contrarrestar a la escuadra Española por entonces en el Pacifico 1.

                              Luego la cartera de Interior y Relaciones Exteriores fue ocupada por Abdón Cifuentes, quien continuo con la idea de tal adquisición, pero dada la pobreza del erario nacional y a la oposición del entonces presidente José Joaquín Pérez Mascayo, los intentos de Abdón Cifuentes fueron en vano, estos se mantuvieron durante todo el decenio en que Pérez gobernó (1861-1871).

                              La principal consecuencia de esa negativa fue el bombardeo del puerto de Valparaíso (31 de marzo de 1866), por la escuadra Española, la falta de visión del presidente tuvo como consecuencia la casi de desaparición de la marina mercante nacional 2, y solo la destrucción del puerto costo cerca de 15.000.000 de pesos 3.

                              Finalizada la guerra con España (1864-1866), Chile no podía sacar desde los astilleros ingleses las corbetas O'Higgins y Chacabuco dado el bloqueo impuesta por Inglaterra aduciendo neutralidad en el conflicto, de igual manera Inglaterra había bloqueado la entrega de las Fragatas Blindadas “Victoria” y “Arapiles” a España, ante esto España llego a un acuerdo con Chile (1868), el cual estipulaba que para que Chile pudiese sacar sus corbeta debía comprometerse a adquirir pertrechos bélicos en Inglaterra o cualquier otro estado hasta equiparar la suma invertida por España en sus dos fragatas, la diferencia ascendía a 403.000 libras (540.000 libras habían costado las fragatas españolas y 137.000 las corbetas chilenas). Dada la condición de aliados entre Chile y Perú los ministros chilenos en Europa Maximiano Errázuriz y Alberto Blest Gana, informaron a su par del Perú Jara Almonte quien dio su aprobación, por lo que el 18 de febrero de 1868 se sometió el acuerdo alcanzado al conocimiento del gobierno Ingles, pero el 5 de marzo de 1868 Alberto Blest Gana fue sorprendido por una nota de su colega Peruano Jara Almonte en el cual vetaba el acuerdo e indico (verbalmente a Lord Stanley), que entre Chile y Perú existía un estado de guerra, sucedió en ese entonces que el presidente Mariano Ignacio Prado (1865-1868), había sido reemplazado por Pedro Díez Canseco (1868), y este ultimo por José Balta (1868-1872), quienes dieron un giro en su política exterior con respecto a su anterior aliado 4.

                              En 1871 5, asumió la presidencia de Chile Federico Errázuriz Zañartú, y envío al congreso el proyecto de ley que autorizaba al ejecutivo a adquirir dos blindados, el proyecto fue aprobado solo con un voto de rechazo (el del anterior presidente José Joaquín Pérez Mascayo), se acordó que estos blindados serian de porte mediano (Blindados de Segunda Clase), ambos buques fueron comisionados en 1872, con un costo de 2.000.000 de pesos, dicho monto fue aprobado por el congreso autorizado al presidente de la republica para contratar un empréstito en el extranjero por el total y destinarlo únicamente para la adquisición de dichos buques, en realidad la suma total aprobada corresponde a $2.200.000 de los cuales los 200.000 se utilizarían para la construcción de la Cañonera Magallanes, no entrare en mas detalle de esta embarcación puesto que no es atingente al tema 6.

                              Se encargo al ministro Alberto Blest Gana realizar todas las gestiones al respecto, Blest Gana contrato al diseñador de los buques (E.J. Reed Ex -Arquitecto Naval del almirantazgo), como Asesor Técnico quien recomendó forrar el interior con madera de Teca y Zinc de manera de mejorar su estabilidad y protección, además contrato al astillero Earle`s Shipbulding Co, en Hull, Yorshire Inglaterra para su construcción, como también los demás equipamientos para los buques (armas, maquinas, etc.).

                              Los Blindados se llamaría Cochrane y Valparaíso, el primero de ellos se comisiono en abril y el segundo en junio de 1872, luego para hacer mas estrecha la supervisión de su construcción fue enviado a Inglaterra el Capitán de Navío Leoncio Señoret Montagne, aún así la construcción de ambos sufrió retrasos por diferentes motivos, entre ellos huelgas de trabajadores, personal no apto, lluvias, alzas de precio en el carbón y el hierro 6.



                              Fragata Blindada Almirante Cochrane 12

                              La situación anteriormente expuesta (el atraso), se agravo dada las nuevas tensiones existentes entre Chile y sus vecinos Bolivia y Argentina por cuestiones de tratado y limites, la manifestación de fuerza realizada por Perú en mejillones como resultado de la expedición de Quevedo al litoral Boliviano (1872), en la cual el ministro de Relaciones Exteriores del Perú José de La Riva Agüero, había manifestado la sorpresa con que el Perú veía la compra de dos Blindados y que Chile no necesitaba para su defensa 7.

                              En 1873 se firma del Tratado de Alianza Defensiva entre Perú y Bolivia (obviamente este era secreto y Chile no tenia conocimiento), y el intento del Perú de hacer extensiva esta alianza a la Argentina, dado lo anterior el presidente ordeno que se trabajase día y noche en el blindado Cochrane (a la sazón el mas avanzado), y que emprendiese rumbo a Chile lo antes posible, el Cochrane arribo Valparaíso el 25 de diciembre de 1874, sin el forro de madera y zinc y otros detalles que no impidiesen su uso como unidad de guerra.

                              Se sabía, y así lo demuestra la correspondencia entre el Presidente Errázuriz y su ministro en Europa Alberto Blest Gana, que de estallar un conflicto en la región, Chile no podría sacar de los astilleros sus naves, dado el bloqueo que impondría Inglaterra8

                              Por ese entonces Chile estaba en conversaciones con Bolivia que se traducirían en el tratado de 1874, que fue finamente ratificado por el congreso Boliviano, Argentina finamente no adhirió al tratado con Perú y Bolivia, la historia de Chile indica que existen dos motivos para ello la presencia del Cochrane (la que mas se hace alusión), y el diferendo territorial con Bolivia por Tarija y un sector del Chaco, desconozco cual de los dos gravito mas en la dedición, pero tiendo a pensar que fue mas la segunda, dado los detalles expuestos en los negociaciones de dicho tratado 9.

                              El 24 de enero de 1876 arriba a Chile, el “Valparaíso”, quien a diferencia de su gemelo (Cochrane) estaba completado y con todos sus aparejos. El 5 de Septiembre de 1876 fallece el almirante Blanco Encalada (uno de los próceres de la independencia de Chile, quien en 1818 al mando de la escuadra capturo un convoy y a la fragata Española María Isabel que lo escoltaba, además fue el comandante en jefe de la primera expedición contra Santa Cruz en la Guerra Contra la Confederación Perú boliviana con magros resultados), a la edad de 86 años y como reconocimiento a sus meritos militares se le cambio el nombre del “Valparaíso” por “Blanco Encalada”.



                              Fragata Blindada Blanco Encalada ex-Valparaíso 12

                              En enero de 1877 el blindado Cochrane fue enviado a Inglaterra para su conclusión y carenado, arribando a Chile nuevamente en 1878.

                              Los blindados poseían aparejo de bergantines, desplazaban 3.560 toneladas, el poder de sus dos maquinas (que movían dos hélices), le conferían 2.960 HP de potencia, sus dimensiones eran: 210 pies de eslora (64 metros), 45 pies y 9 pulgadas de manga (14 metros), 19 pies y 8 pulgadas de calado (6 metros), capacidad de carboneras para 254 toneladas, velocidad 12 nudos, y 300 hombres tripulación 10

                              El armamento consistía en 6 Armstrong avancarga de 9 pulgadas (230 mm aprox.), alojados en una casamata central distribuidos de tres por banda, capaz de lanzar una granada de 250 libras (113,5 kilos), cada pieza pesaba 12 toneladas, y estaban montadas sobre cureña Scout de pivote Central, estas piezas están instaladas en una casamata central y permite que al cañón de proa disparar del frente a la manga, la pieza central disparaba con un ángulo de 70º a proa y 35º a popa y la tercera desde la manga hasta la popa, completaba su armamento un cañón de 20 libras, uno de 9 y uno de 7, el Blanco Encalada estaba equipado, además de los cañones, con 2 ametralladoras Noldenfeldt, el Cochrane solo poseía una instalada en el “apóstol” de proa, el calibre de esta era de una pulgada (2,54 cm), y disparaba una bala de una libra de peso (454 gramos), 10.



                              Cañón Armstrong de 9 pulgadas, Blindado Blanco Encalada.

                              Las buques poseían doble casco y 7 compartimentos estancos, el blindaje estaba compuesto por una coraza de 9 pulgadas (230 mm aproximado), en la faja central que se reducía a 4,5 (114,3 mm), en la proa y popa, el revestimiento de teca poseía un grosor de 10 pulgadas 10.

                              El Espolón poseía forma de ariete con un largo de 7 pies (2,1 metros), sumergido a 6 pies y 9 pulgadas (2,06 metros), bajo la línea de flotación 10.

                              En enero de 1878 y ante los problemas económicos el Presidente Aníbal Pinto encargó al Ministro en Europa Alberto Blest Gana, poner en venta los tan pronto se soluciones el diferendo con Argentina, por encargo del Ministro, el diseñador de las naves (E.J. Reed), ofreció a Inglaterra al Cochrane en 220.000 libras esterlinas, país no se mostró interesado, luego se intento buscar la venta de los dos blindados a Rusia obteniendo el mismo resultado, de esta manera se intentaba apaliar la crisis económica que imperaba en el país desde hace algunos años 11.



                              Imagen extraída desde el foro http://www.fach-extraoficial.com/portal/modules/news/, el forista en cuestión cita como fuente The War-Ships and Navies of the world de James W. King.

                              Afortunadamente para Chile la venta de los blindados se frustró, situación que hubiese sido critica ante algún enfrentamiento bélico, de alguna manera estos buques actuaban como elemento disuasivo, aún así para el inicio de la guerra del pacifico estos requieran mantenciones profundas, sus fondos estaban sucios (acumulación moluscos y otros seres vivos marinos), las calderas necesitaban de cambio de tubos y su maquinaría debía ser recorrida completamente, el andar de las naves estaba limitado a 9 nudos, no existía un dique en Chile para estas naves y dada la crisis económica era imposible mandarlos a Europa para carenarlos, de los dos blindado el Cochrane estaba en mejores condiciones, en cuanto a su limpieza de fondo pero no así de la maquinaria y calderas. Esta situación era homologa en todas las unidades de la escuadra salvo la Cañonera Magallanes.

                              Ambos blindados fueron el eje fundamental de la escuadra en la Guerra del Pacifico (1879-1884) y en estricto rigor las únicas verdaderamente de guerra y durante 13 años fueron la columna vertebral de la Marina de Guerra Chilena.

                              Notas

                              1. Historia de la relaciones Internacionales de Chile, Don Adolfo Ibáñez Su gestión con Perú y Bolivia, Ximena Rojas Valdés, Editorial Andrés Bello, 1971, Santiago, página 72.

                              2. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo III página 681. En 1861 existían 267 buque chilenos que totalizaban 60.847 toneladas, en 1864 232 buques, en 1867 19 veleros (2.7580 toneladas) y 2 vapores con 644 toneladas, en 1871 existían 75 buques (14 vapores), que totalizaban 15.870 toneladas.

                              3. $14.773.700, que se distribuyeron así: edificios particulares $ 633.000; edificios fiscales $ 550.700; muebles y mercaderías en edificios particulares $ 1.500.000; mercaderías incendiadas en las aduanas $ 12.000.000; daños varios $30.000; de la mercancía destruida $ 8.300.00, pertenecía a Extranjeros y $ 3.700.000 a Chilenos. La Guerra Entre España y las Republicas del Pacífico, Alfonso Cerda Catalán, Editorial Puerto de Palos, Chile páginas 252-253.

                              4. Véase: Historia de la relaciones Internacionales de Chile, Don Adolfo Ibáñez Su gestión con Perú y Bolivia, Ximena Rojas Valdés, Editorial Andrés Bello, 1971, Santiago, página 73 y La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo III páginas 682-683.

                              5. Para ese entonces el Perú contaba en su inventario naval con la fragata blindada “Independencia” (1866), monitor “Huascar” (1866) y los monitores de río “Manco Capac” y “Atahualpa” (ambos arribados 1870).

                              La independencia fue comisionada en 1864, en previsión de los sucesos de las islas Chichas, construida en Inglaterra por J.A. Samuda por 176.600 Libras Esterlinas, desplazaba 2.004 toneladas, blindaje 4,5 pulgadas, poseía espolón y estaba armada por 1 Vavasseur de 250 libras a proa, 1 Armstrong de 150 libras a popa y 12 Armstrong de 70 libras, o 6,4 pulgadas, desplazados en la batería central, todos rayados.

                              Fuentes:
                              Peru Sovereign
                              Guerra del Pacífico

                              El Huáscar tuvo su origen en los mismos sucesos de las islas Chinchas, fue comisionado a los astilleros Laird Brothers, Birkenhead, Poplar on Thames, Inglaterra, diseñado por el Capitán de Navío Cowper Coles de la Armada Real, bajo el modelo "Ericsson".

                              El caso poseía de doble fondo y estaba dividido en cinco compartimientos estancos, desplazaba 1.130 toneladas, poseía dos maquinas que le conferían un potencia 1,500 caballos de fuerza y que movían una solo hélice, estaba protegido por 4,5 (11,43 cm), pulgadas de blindaje en centro que disminuía a 2,5 a proa y popa (6,35 cm), su armamento principal lo conformaban una pareja de Armstrong rayados de avancarga de 10 pulgadas (254mm), capaz de lanzar una granada de 300 lbs (136,2 kilos), montados en una torre giratoria circular instalada en crujía, (Torre Coles), de 30 pies de diámetro (9,1 metros), movida manualmente, cuyo blindaje era de 5,5 pulgadas (14 cm), completaban su armamento 2 Armstrong de 40 libras (18,6 kilos) a babor y estribor y 1 de 12 libras (5,5 kilos) en la popa, capacidad de carbón 300 toneladas, velocidad 11 nudos.

                              Fuentes:
                              Armada Chile
                              Peru Sovereign

                              Los monitores de río Manco Capac y Atahualpa pertenecían a la clase Canonicus construidos en los astilleros Niles & Rivers Works de Cincinnati, Ohio, por la Marina de la Unión de los Estados Unidos de Norte América, en tiempos de la guerra de Secesión, el primero se bautizó como Oneota y el segundo Catawaba, ambos fueron adquiridos por Perú en 1868.

                              Ambos desplazaban 2.100 toneladas; potencia 350 caballos de fuerza; velocidad 8 nudos, coraza 3 pulgadas y 5 en las partes vitales; armamento 2 Rodmans de 15 pulgadas (381 mm), lisos de avancarga, capaz de lanzar una bala esférica de 500 libras (227 kilos), montados en una torre de 10 pulgadas de blindaje (25,4 cm)

                              Fuente: Monitores Americanos

                              6. Historia de la relaciones Internacionales de Chile, Don Adolfo Ibáñez Su gestión con Perú y Bolivia, Ximena Rojas Valdés, Editorial Andrés Bello, 1971, Santiago, páginas 74-75.

                              El proyecto en cuestión establecía lo siguiente:

                              Articulo Nº 1: Se autoriza al Presidente de la Republica para adquirir uno o dos buques de guerra blindados.
                              Articulo Nº 2: Se le autoriza igualmente para adquirir un vapor capaz de armarse de guerra y destinarlo al servicio de la colonia de Magallanes.
                              Articulo Nº 3: Se le autoriza finalmente para levantar un empréstito que produzca dos millones doscientos mil pesos, el cual servirá exclusivamente para el pago de los mencionados buques.
                              Articulo Nº 4: Esta autorización durara dos años.

                              7. La Guerra del Pacifico, Gonzalo Bulnes, Tomo I “De Antofagasta a Tarapacá, Sociedad Imprenta y Litografía Universo, Valparaíso, 1911, página 36.

                              8. Historia de la relaciones Internacionales de Chile, Don Adolfo Ibáñez Su gestión con Perú y Bolivia, Ximena Rojas Valdés, Editorial Andrés Bello, 1971, Santiago, páginas 76-78.

                              9. En la obra de Gonzalo Bulnes Guerra del Pacifico, Tomo I “De Antofagasta a Tarapacá”, Capitulo II, aparecen los pormenores de las negociaciones de dicho tratado.

                              10. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo III página 721. y La Guerra en el Pacifico Sur, Theodorus B.M. Mason, Editorial francisco de Aguirre, 1971, Argentina, páginas 33-36.

                              11. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo III, página 705.

                              12. Artículo Escuadra Chilena, 1879, A. Silva Palma.


                              Bibliografía y Otras Fuentes Consultadas.

                              I. Historia de la relaciones Internacionales de Chile, Don Adolfo Ibáñez Su gestión con Perú y Bolivia, Ximena Rojas Valdés, Editorial Andrés Bello, 1971, Santiago.

                              II. La Guerra Entre España y las Republicas del Pacífico, Alfonso Cerda Catalán, Editorial Puerto de Palos, Chile.

                              III. La Armada de Chile: Desde la Alborada al Sesquicentenario (1813-1968), Rodrigo Fuenzalida Bade. Santiago, Chile: 1978, Empresa Periodística Aquí Está, Tomo III.

                              IV. La Guerra del Pacifico, Gonzalo Bulnes, Tomo I “De Antofagasta a Tarapacá, Sociedad Imprenta y Litografía Universo, Valparaíso, 1911.

                              V. La Guerra en el Pacifico Sur, Theodorus B.M. Mason, Editorial francisco de Aguirre , 1971, Argentina.

                              VI. Influencia del poder Naval en la historia de Chile, desde 1810 a 1910, Luís Langlois. Valparaíso, Imprenta de la Armada, 1911.

                              VII. Enciclopedia Monitor, Editorial Salvat, España 1972, Tomo XII página 4.806.

                              IX. Sitio WEB Armada de Chile.
                              http://www.armada.cl/p4_tradicion_hi..._historia.html
                              http://www.armada.cl/site/unidades_navales/156.htm
                              http://www.armada.cl/site/unidades_navales/155.htm
                              http://www.armada.cl/site/unidades_navales/163.htm

                              X. Foro Fach-Extraoficial.
                              http://www.fach-extraoficial.com/portal/modules/news/

                              XI. Grandes Barcos de la Armada Peruana
                              http://es.geocities.com/peruwarships/index.htm

                              XII. Algunos Buques Históricos de la Marina de Guerra del Perú
                              http://www.geocities.com/perusovereign/buques.html

                              XIII. Página del Historiador Peruano Juan del Campo Rodríguez
                              Batallas Legendarias
                              LA GUERRA DEL PACIFICO
                              Monitores Americanos

                              FDRA

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X