Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

    05/07/2005 01:28
    Ambito Financiero - Política - Pág. 16

    Londres ofrece de nuevo repuestos a la Marina

    Por: Edgardo Aguilera
    columnista de Ámbito Financiero


    Jorge Godoy


    Festejos por el 200 aniversario de la batalla de Trafalgar a la que concurrió el Almirante Godoy

    La polémica revelación histórica de la Guerra de las Malvinas publicada por Gran Bretaña sigue sorprendiendo a la Cancillería, que tiene en estudio un ejemplar. Ahora se conoce que el Ministerio de Defensa inglés evaluó vender un portaaviones y aeronaves Harrier meses antes de la recuperación de las islas. También estuvo en consideración el ofrecimiento de tanques y de bombarderos Vulcan. Lo más cercano a la realidad es que esas negociaciones fueron parte de las intrigas de inteligencia de ambos bandos para conocer las intenciones del otro. Quizá uno de los efectos políticos del libro histórico impulsado por el premier Tony Blair sea la sorpresiva información que recibió el almirante Jorge Godoy, quien asistió a los festejos del 200 aniversario de la batalla de Trafalgar. Voceros de la empresa Rolls Royce le comunicaron el levantamiento de la interdicción para adquirir repuestos para los buques de la Armada. Gran Bretaña tenía vedada la venta de material bélico o componentes de equipos militares a la Argentina como consecuencia de la Guerra de Malvinas. Un almirante en retiro confirmó que la Royal Navy tanteó a los mandos navales a fines de setiembre de 1981 sobre el interés en la adquisición del portaaviones HMS Hermes (la Fuerza Aérea sostuvo que fue averiado en el conflicto, pero Gran Bretaña nunca lo reconoció) en reemplazo del viejo ARA 25 de Mayo, que participó de la guerra y luego fue vendido como chatarra durante la gestión del fallecido almirante Carlos Marrón. Las conversaciones tuvieron lugar en el edificio Libertad, sede del comando de la Marina, que en ese entonces ejercía el almirante Jorge Isaac Anaya. Lawrence Freedman, autor del libro: «Official History of the Falklands Campaign», impulsado por el gobierno de Tony Blair, sostiene que la obra no persigue un juicio definitivo de si la guerra fue correcta o no. «Es la gente la que deberá sacar sus propias conclusiones», dice el investigador.

    • Dualidad

    Y en efecto, la primera que surge de esas revelaciones es la dualidad del manejo político interno británico. Una parte de la administración, el Foreign Office, respaldado por informaciones de inteligencia, ponía reparos al rearme argentino, temeroso de una invasión. Mientras que el departamento Ventas del Ministerio de Defensa del Reino Unido impulsaba las negociaciones.



    Fuentes navales confirmaron que el discreto mensajero encargado de entusiasmar a los marinos criollos fue el capitán de navío inglés Julian James Mitchel, agregado naval británico a la Embajada de Londres en Buenos Aires. Mitchel llegó al país en febrero de 1981 y, como todos los agregados navales del Reino Unido, tenía en el index de sus funciones detectar señales de apresto militar. Nada mejor que cebar a la presa para observar su reacción antes de darle caza. De las consultas se pasó a la acción: el entonces contraalmirante Walter Allara, destinado en Londres como agregado naval y jefe de la comisión de compras de material bélico en Europa, recibió la orden de visitar bases navales británicas. La sugerencia de Mitchel apuntaba a los aviones de despegue vertical Sea Harrier, pues con ellos vendría luego la compra de un portaaviones para su operación. Ahí entraría el Hermes o inclusive el Invencible. Los Harrier y ambos portaaviones fueron los pilares de la Task Force que envió Margaret Thatcher tras la invasión argentina. En apariencia, los marinos habían mordido el anzuelo. Lo que los británicos no sabían con certeza era que Allara, un hombre de la inteligencia naval, también hacía su juego con varios colaboradores. El periplo por bases inglesas rindió sus frutos: observaron el estado de los buques, el adiestramiento, la capacidad de las armas, el número de aeronaves, etc. Datos útiles para la planificación de la campaña militar que ya estaba en marcha. Algo que nunca se reveló es que la inteligencia naval, conducida por el almirante Morris Girling, de neta ascendencia sajona, había concluido que los británicos responderían a la ocupación con todo su potencial bélico.

    La idea de vender armamento a la Argentina era una práctica común, sólo que en esa oportunidad había alertas de los servicios de inteligencia. La historia oficial de Lawrence dice que mientras se llevaban a cabo las conversaciones por la venta de armas, el Comité Conjunto de Inteligencia británico había producido un asesoramiento acerca del peligro de acciones argentinas que detalla: interdicción o arresto de buques británicos, ocupación militar de islas inhabitadas, arresto de personal del Servicio Antártico inglés en Georgias, escalada militar de baja intensidad y operación a gran escala de invasión.

    Cuando la planificación militar argentina finalizó sobre fines de 1981, tanto Mitchel como el contraalmirante Allara retornaron a sus respectivos países, y el titular de la Marina, Anaya, designó al recién llegado Allara comandante de la Flota de Mar que condujo las operaciones navales en la guerra.

    El Reino Unido ha sido un proveedor habitual de la Armada, dos destructores que aún están en servicio: Hércules y Santísima Trinidad, sin contar los helicópteros de ataque y antisubmarinos. Eso sí, desde la finalización del conflicto, el Foreign Office resolvió bloquear la transferencia de repuestos. El secretario de Asuntos Militares, Jaime Garreta, insistió en levantar la interdicción ante delegados del Ministerio de Defensa inglés en la última ronda de contacto para aumentar la confianza mutua que se llevó a cabo en el Edificio Libertador hace ya dos semanas.



    http://prensa.cancilleria.gov.ar/not...hp?id=11615412
    Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 20/04/15, 21:27:02.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  • #2
    Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

    El mundo invisible que transcurre en paralelo al nuestro. El de los espías y servicios de inteligencia.

    La idea era simplemente tentar a la argentina con ofrecimientos ficticios (nunca nos venderían un portaaviones) y analizar su respuesta??

    saludos
    "... si Ud. es capaz de temblar de indignacion cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es lo mas importante."

    Comentario


    • #3
      Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

      what s??? lo que??? GODOY??? y que car...hacia ahi???? estamos todos locos?? el lobby británico es poderoso, ya van aparecer algunos a afirmar "pero porque no le compramos TIFON o mas fragatas al R.U.....

      Comentario


      • #4
        Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

        En ese evento del 200 aniversario de la batalla de Trafalgar, al que concurriò en el 2005, Godoy acordó con Rolls Royce el suministro de repuestos para las turbinas y terminò de desestimar la remotorizaciòn de las Meko 360 que habia sido propuesta (MTU).

        Eso deja al descubierto la influencia inglesa en las decisiones de la Armada, porque porsupuesto, Rolls Royce proporcionaría repuestos con el ok del gobierno británico, siempre y cuando los buques no sean utilizados para hacer interdiccion controlando el movimiento de naves británicas (parte del Acuerdo de Madrid). De esa forma mantenian un control sobre nuestra flota y era una forma de hacer cumplir el Acuerdo. Pero eso se rompiò en el 2012 luego de que el gobierno lograra la adhesiòn de los paises de latinoamérica para que no reciban buques de bandera de Malvinas y como respuesta el gobierno de Cameron reinstalò el embargo que habia sido levantado luego del Acuerdo de Madrid y se terminò el acuerdo para suministrar repuestos entre Londres y Buenos Aires.

        Existe la idea de reemplazar la propulsion de las Meko 360 por MTU para el próximo gobierno.
        Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 20/04/15, 23:17:17.
        Julio Gutièrrez
        Administrador del Foro
        Aviacionargentina.net

        Comentario


        • #5
          Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

          Los Harrier y ambos portaaviones fueron los pilares de la Task Force que envió Margaret Thatcher tras la invasión argentina.

          No pueden ser más inútiles o inútil o servil el o los que escribieron eso, como cornos van a poner INVASIÓN cuando fue RECUPERACIÓN!!!! Tenemos monos en cancillería....

          Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	1004simpsons.jpg
Visitas:	1
Size:	56,8 KB
ID:	602714

          Comentario


          • #6
            Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

            Originalmente publicado por Lucho1980 Ver Mensaje
            No pueden ser más inútiles o inútil o servil el o los que escribieron eso, como cornos van a poner INVASIÓN cuando fue RECUPERACIÓN!!!! Tenemos monos en cancillería....

            [ATTACH=CONFIG]25732[/ATTACH]
            No es de Cancillería el texto sino de Eduardo Aguilera de Ambito Financiero. Ellos guardan en la página el artìculo escrito años atrás como testimonio.
            Julio Gutièrrez
            Administrador del Foro
            Aviacionargentina.net

            Comentario


            • #7
              Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

              Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
              No es de Cancillería el texto sino de Eduardo Aguilera de Ambito Financiero. Ellos guardan en la página el artìculo escrito años atrás como testimonio.
              Menos mal! Me rectifico entonces, pero sabiendo la fuente de tan tamaña atrocidad contra la verdad, me guardo el comentario ya que no son "brutos" sino otra cosa.

              Comentario


              • #8
                Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                Quitando de lado las relaciones históricas que ha tenido la Armada con UK, fíjensen lo que hizo Filmus en Londres y con eso tendrán una idea de como es la cosa.
                No solo fue a decir que nosotros no vamos a comprar aviones rusos (una mentira armada por UK al mejor estilo de lo que indica la nota de Ámbito Financiero), sino que fue a ponerle paños fríos a las espías que sufrimos. ¿Y la respuesta de ellos por espiarnos?

                Nosotros no debemos dar explicación de nada, en todo caso son ellos los que deberían darlas. Podes abrir una reclamo ante un tribunal por la exploración de petróleo, pero mientras tanto ellos continúan y se te ríen en la cara de los papelones que Cancillería hace.
                "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                Comentario


                • #9
                  Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                  Traidores en el Gobierno , Oposición y cúpula de las fuerzas armadas que son afines a los intereses foraneos. Realmente alguien vislumbra alguna solución a todo esto? A veces pienso que no la hay.

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                    Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
                    En ese evento del 200 aniversario de la batalla de Trafalgar, al que concurriò en el 2005, Godoy acordó con Rolls Royce el suministro de repuestos para las turbinas y terminò de desestimar la remotorizaciòn de las Meko 360 que habia sido propuesta (MTU).

                    Eso deja al descubierto la influencia inglesa en las decisiones de la Armada, porque porsupuesto, Rolls Royce proporcionaría repuestos con el ok del gobierno británico, siempre y cuando los buques no sean utilizados para hacer interdiccion controlando el movimiento de naves británicas (parte del Acuerdo de Madrid). De esa forma mantenian un control sobre nuestra flota y era una forma de hacer cumplir el Acuerdo. Pero eso se rompiò en el 2012 luego de que el gobierno lograra la adhesiòn de los paises de latinoamérica para que no reciban buques de bandera de Malvinas y como respuesta el gobierno de Cameron reinstalò el embargo que habia sido levantado luego del Acuerdo de Madrid y se terminò el acuerdo para suministrar repuestos entre Londres y Buenos Aires.

                    Existe la idea de reemplazar la propulsion de las Meko 360 por MTU para el próximo gobierno.
                    He aquí el deceso de la Santísima Trinidad.
                    A toda acción le precede una intención -Aritoteles Ética a Nicómaco 115.
                    A toda acción le sucede una reacción- Descartes teoría de la reacción.

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                      "Godoy acordó con Rolls Royce el suministro de repuestos para las turbinas y terminò de desestimar la remotorizaciòn de las Meko 360 que habia sido propuesta (MTU)."

                      Lo que nos costo la jodita de Godoy...

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                        Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
                        05/07/2005 01:28
                        Ambito Financiero - Política - Pág. 16

                        Londres ofrece de nuevo repuestos a la Marina

                        Por: Edgardo Aguilera
                        columnista de Ámbito Financiero


                        Jorge Godoy


                        Festejos por el 200 aniversario de la batalla de Trafalgar a la que concurrió el Almirante Godoy

                        La polémica revelación histórica de la Guerra de las Malvinas publicada por Gran Bretaña sigue sorprendiendo a la Cancillería, que tiene en estudio un ejemplar. Ahora se conoce que el Ministerio de Defensa inglés evaluó vender un portaaviones y aeronaves Harrier meses antes de la recuperación de las islas. También estuvo en consideración el ofrecimiento de tanques y de bombarderos Vulcan. Lo más cercano a la realidad es que esas negociaciones fueron parte de las intrigas de inteligencia de ambos bandos para conocer las intenciones del otro. Quizá uno de los efectos políticos del libro histórico impulsado por el premier Tony Blair sea la sorpresiva información que recibió el almirante Jorge Godoy, quien asistió a los festejos del 200 aniversario de la batalla de Trafalgar. Voceros de la empresa Rolls Royce le comunicaron el levantamiento de la interdicción para adquirir repuestos para los buques de la Armada. Gran Bretaña tenía vedada la venta de material bélico o componentes de equipos militares a la Argentina como consecuencia de la Guerra de Malvinas. Un almirante en retiro confirmó que la Royal Navy tanteó a los mandos navales a fines de setiembre de 1981 sobre el interés en la adquisición del portaaviones HMS Hermes (la Fuerza Aérea sostuvo que fue averiado en el conflicto, pero Gran Bretaña nunca lo reconoció) en reemplazo del viejo ARA 25 de Mayo, que participó de la guerra y luego fue vendido como chatarra durante la gestión del fallecido almirante Carlos Marrón. Las conversaciones tuvieron lugar en el edificio Libertad, sede del comando de la Marina, que en ese entonces ejercía el almirante Jorge Isaac Anaya. Lawrence Freedman, autor del libro: «Official History of the Falklands Campaign», impulsado por el gobierno de Tony Blair, sostiene que la obra no persigue un juicio definitivo de si la guerra fue correcta o no. «Es la gente la que deberá sacar sus propias conclusiones», dice el investigador.

                        • Dualidad

                        Y en efecto, la primera que surge de esas revelaciones es la dualidad del manejo político interno británico. Una parte de la administración, el Foreign Office, respaldado por informaciones de inteligencia, ponía reparos al rearme argentino, temeroso de una invasión. Mientras que el departamento Ventas del Ministerio de Defensa del Reino Unido impulsaba las negociaciones.



                        Fuentes navales confirmaron que el discreto mensajero encargado de entusiasmar a los marinos criollos fue el capitán de navío inglés Julian James Mitchel, agregado naval británico a la Embajada de Londres en Buenos Aires. Mitchel llegó al país en febrero de 1981 y, como todos los agregados navales del Reino Unido, tenía en el index de sus funciones detectar señales de apresto militar. Nada mejor que cebar a la presa para observar su reacción antes de darle caza. De las consultas se pasó a la acción: el entonces contraalmirante Walter Allara, destinado en Londres como agregado naval y jefe de la comisión de compras de material bélico en Europa, recibió la orden de visitar bases navales británicas. La sugerencia de Mitchel apuntaba a los aviones de despegue vertical Sea Harrier, pues con ellos vendría luego la compra de un portaaviones para su operación. Ahí entraría el Hermes o inclusive el Invencible. Los Harrier y ambos portaaviones fueron los pilares de la Task Force que envió Margaret Thatcher tras la invasión argentina. En apariencia, los marinos habían mordido el anzuelo. Lo que los británicos no sabían con certeza era que Allara, un hombre de la inteligencia naval, también hacía su juego con varios colaboradores. El periplo por bases inglesas rindió sus frutos: observaron el estado de los buques, el adiestramiento, la capacidad de las armas, el número de aeronaves, etc. Datos útiles para la planificación de la campaña militar que ya estaba en marcha. Algo que nunca se reveló es que la inteligencia naval, conducida por el almirante Morris Girling, de neta ascendencia sajona, había concluido que los británicos responderían a la ocupación con todo su potencial bélico.

                        La idea de vender armamento a la Argentina era una práctica común, sólo que en esa oportunidad había alertas de los servicios de inteligencia. La historia oficial de Lawrence dice que mientras se llevaban a cabo las conversaciones por la venta de armas, el Comité Conjunto de Inteligencia británico había producido un asesoramiento acerca del peligro de acciones argentinas que detalla: interdicción o arresto de buques británicos, ocupación militar de islas inhabitadas, arresto de personal del Servicio Antártico inglés en Georgias, escalada militar de baja intensidad y operación a gran escala de invasión.

                        Cuando la planificación militar argentina finalizó sobre fines de 1981, tanto Mitchel como el contraalmirante Allara retornaron a sus respectivos países, y el titular de la Marina, Anaya, designó al recién llegado Allara comandante de la Flota de Mar que condujo las operaciones navales en la guerra.

                        El Reino Unido ha sido un proveedor habitual de la Armada, dos destructores que aún están en servicio: Hércules y Santísima Trinidad, sin contar los helicópteros de ataque y antisubmarinos. Eso sí, desde la finalización del conflicto, el Foreign Office resolvió bloquear la transferencia de repuestos. El secretario de Asuntos Militares, Jaime Garreta, insistió en levantar la interdicción ante delegados del Ministerio de Defensa inglés en la última ronda de contacto para aumentar la confianza mutua que se llevó a cabo en el Edificio Libertador hace ya dos semanas.



                        http://prensa.cancilleria.gov.ar/not...hp?id=11615412


                        -En 1969 ante la negativa de EEUU de venderle (12) A/TA-4F Skyhawk el COAN había comenzado con
                        las negociaciones con Hawker Sideley para la adquisición de (6) Harrier AV-8A/TAV-8A por un costo
                        de 12 M de Libras mas una opción por otros seis Harrier AV-8A, las negociaciones se vieron frenadas
                        cuando los EEUU ofrecieron (16) A-4B Skyhawk de 2ºmano que serian llevados a cero horas mas
                        (20) motores J65 Dash 20 nuevos, finalmente esta oferta fue la que se acepto y a los (16) aviones
                        fueron llevados al estándar A-4Q Skyhawk y se le sumaron otras (8) células de A-4B que no fueron
                        modernizadas


                        -O sea que si los Yanquis no hubiesen metido la cola, esta imagen podría haber sido familiar








                        Saludosss
                        Roberto

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                          La nota habla de un ofrecimiento en 1980, los hipòteticos Sea Harrier hubieran tenido que operar desde Usuahia o Rio Gallegos con las mismas limitaciones que un A-4Q y sin capacidad de lanzar Exocet como el SUE, y al dìa siguiente de la guerra no hubieran recibido ni un tornillo de repuesto. Su suerte hubiera sido la misma que el MB.339 y Lynx WG.13, baja temprana por embargo. Menos mal que no lo eligieron.

                          El Ex Jefe de la FAA en 1982, Basilio Lami Dozo, unos días antes del bautismo de fuego de la FAA, lo entrevistaron de un noticiero y la preguntaron por la relacion de fuerza entre los Sea Harrier y nuestros aviones de combate, y Lami Dozo contestó: "El Sea Harrier fue ofrecido a nuestra Fuerza Aérea pero no lo aceptamos porque es inferior en capacidades aire-aire a nuestros Mirage"
                          Julio Gutièrrez
                          Administrador del Foro
                          Aviacionargentina.net

                          Comentario


                          • #14
                            Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                            Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
                            La nota habla de un ofrecimiento en 1980, los hipòteticos Sea Harrier hubieran tenido que operar desde Usuahia o Rio Gallegos con las mismas limitaciones que un A-4Q y sin capacidad de lanzar Exocet como el SUE, y al dìa siguiente de la guerra no hubieran recibido ni un tornillo de repuesto. Su suerte hubiera sido la misma que el MB.339 y Lynx WG.13, baja temprana por embargo. Menos mal que no lo eligieron.

                            El Ex Jefe de la FAA en 1982, Basilio Lami Dozo, unos días antes del bautismo de fuego de la FAA, lo entrevistaron de un noticiero y la preguntaron por la relacion de fuerza entre los Sea Harrier y nuestros aviones de combate, y Lami Dozo contestó: "El Sea Harrier fue ofrecido a nuestra Fuerza Aérea pero no lo aceptamos porque es inferior en capacidades aire-aire a nuestros Mirage"
                            Inferior en características si que lo es pero el misil AA fue el que marco la diferencia como tambien el poco tiempo de combate que tenian nuestros MIII para pelear por algo los ingleses nunca movieron sus portas desde detras de las islas

                            Comentario


                            • #15
                              Re: Las relaciones entre el Reino Unido y la ARA antes del embargo inglés

                              "...y Lami Dozo contestó: "El Sea Harrier fue ofrecido a nuestra Fuerza Aérea pero no lo aceptamos porque es inferior en capacidades aire-aire a nuestros Mirage" .."

                              Julio:

                              Corregime si estoy errado, pero tengo idea de que en la epoca de los 90 hubo alguna promesa, anzuelo, o algo asi por AV 8B II provenientes de USA.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X