Exploración Espacial y Astronáutica



  • Misión Artemisa: siete países firmaron acuerdos con la NASA para planear la exploración a la Luna

    Están basados en diez principios, como la transparencia de las actividades, la interoperabilidad de los sistemas nacionales, la obligación de catalogar todo objeto espacial, la asistencia a un astronauta en peligro, el intercambio de datos científicos y la gestión adecuada de los desechos espaciales.

    EAGAcUoW4AAUSB0.jpeg

    La NASA anunció este martes que siete países firmaron los “acuerdos de Artemisa”, un texto que busca enmarcar legalmente la nueva era de exploración de la Luna y otros astros y autorizar la creación de “zonas de seguridad”, aunque las grandes potencias espaciales rivales no se encuentran entre ellos.

    Australia, Canadá, Italia, Japón, Luxemburgo, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido firmaron esos acuerdos. Ni China ni Rusia lo hicieron hasta la fecha, lo que genera temores de la aparición de un “Far West” en el espacio, ya que el gran tratado internacional que rige el espacio, que data de 1967, sigue siendo vago en la cuestión de la explotación de recursos extraterrestres.

    La NASA está apurada por establecer un precedente al dar forma a un régimen legal que autoriza explícitamente a las empresas privadas a operar en otros astros de manera protegida.

    El jefe de la agencia espacial rusa, Dimitri Rogozin, señaló el lunes que el programa de Artemisa para regresar a la Luna estaba demasiado “centrado en Estados Unidos”.

    Dos astronautas estadounidenses, incluida una mujer, caminarán sobre la Luna en 2024 durante la misión Artemisa 3, y la NASA quiere involucrar a otros países en la construcción de la miniestación que se pondrá en órbaita lunar a partir de 2023.

    “Artemisa será el programa internacional de exploración tripulada más grande y diverso de la historia, y los Acuerdos de Artemisa serán el vehículo para establecer esta coalición global única”, aseguró Jim Bridenstine, administrador de la NASA.

    Los acuerdos enumeran diez principios, como la transparencia de las actividades, la interoperabilidad de los sistemas nacionales, la obligación de catalogar todo objeto espacial, la asistencia a un astronauta en peligro, el intercambio de datos científicos y la gestión adecuada de los desechos espaciales.

    Sin embargo, el texto se vuelve más controvertido al contemplar la posibilidad de que los países creen “zonas seguras” para proteger sus actividades en un cuerpo celeste, por ejemplo la extracción de recursos, como el agua en el polo sur de la Luna.

    El tratado de 1967 prohíbe cualquier “apropiación nacional por proclamación de soberanía, ni por vía de utilización ni por ningún otro medio”.

    A pesar de esto, la NASA se basa en otro artículo del tratado que prohíbe cualquier actividad que “causara malestar potencialmente dañino” para justificar la creación de estas zonas seguras, aunque reafirmando la primacía del tratado espacial.

    Fuente: https://www.pagina12.com.ar/299081-mision-artemisa-siete-paises-firmaron-acuerdos-con-la-nasa-p



  • Tal vez sea el hito que marque la nueva era de una carrera espacial



  • La sonda Osiris-Rex entra en contacto con asteroide Bennu

    La NASA hace anuncio de histórico encuentro espacial, cuyos resultados se conocerán en los próximos días.

    La sonda estadounidense Osiris-Rex entró brevemente en contacto este martes (20.10.2020) con el asteroide Bennu, tal y como estaba previsto, confirmó la NASA, aunque el éxito de la operación de toma de muestras no se conocerá hasta dentro de algunos días.

    "Aterrizaje confirmado"... "Muestreo terminado", anunció la agencia espacial durante la retransmisión en directo de las operaciones, arrancando una ovación entre el equipo al terminar esta intervención de algunos segundos, que llega más de cuatro años después del lanzamiento de la sonda.

    "Todo fue perfectamente", explicó minutos más tarde el jefe de la misión, Dante Lauretta, tomado por la emoción.

    "Escribimos una página de la historia esta tarde", añadió.

    La mayor muestra extraterreste

    Tras arrojar nitrógeno comprimido a la superficie de Bennu, el brazo de la sonda debía recoger las partículas de menos de 2 centímetros de diámetro levantadas por el impulso. El objetivo era acumular al menos 60 gramos durante esos pocos segundos, lo que sería la mayor muestra extraterrestre recogida desde las misiones lunares Apolo.

    Pero la masa exacta de la muestra no se conocerá hasta sábado.

    Hasta ahora, Osiris-Rex solo ha podido enviar mensajes de confirmación, pero ninguna imagen: la sonda apenas podrá hacerlo en la noche del martes al miércoles, en cuanto regrese a su órbita y se encuentre a distancia segura del asteroide, tras cargar las baterías.

    En las próximas horas y días, enviará numerosos datos e imágenes que darán una estimación del resultado de la toma de la toma de muestras.

    Nuevo intento en enero

    Existe la posibilidad de que el brazo de la sonda no se haya podido posar sobre una superficie plana y aspirar el polvo, por ejemplo si ha caído sobre una gran roca.

    En caso de fracaso, se podría decidir hacer un nuevo intento, en otro punto, en enero.

    Bennu se encuentra a más de 320 millones de kilómetros de la Tierra y la sonda llegó al asteroide tras un trayecto de más de cuatro años, ya que fue lanzada en septiembre de 2016 de Cabo Cañaveral. La Osiris-Rex llegó a Bennu el 3 de diciembre de 2018 y empezó a orbitar el asteroide el 31 de ese mismo mes.

    En marzo de 2021, Osiris-Rex comenzará su largo viaje de regreso hacia la Tierra. Está previsto que suelte el contenedor que lleva las muestras con un aterrizaje en el desierto de Utah (suroeste de Estados Unidos), ralentizado por un paracaídas, el 24 de septiembre de 2023.

    (DW).

    https://www.youtube.com/watch?v=L92YhOCBetg



  • China y Rusia construirán una estación espacial en la Luna: rivalizará con la Gateway de la NASA y la Agencia Europea

    La exploración espacial está más viva que nunca. Mientras que n las últimas semanas tres misiones han conquistado Marte, ahora hay más novedades para un astro más cercano a nosotros, la Luna. Un nuevo acuerdo entre Rusia y China busca construir la 'Estación Científica Lunar Internacional', que competirá de pleno con la base permanente Gateway que la NASA lleva planeando desde hace un tiempo.

    Ambas potencias espaciales han estado elaborando este acuerdo durante meses y finalmente se ha llegado a un acuerdo. Un acuerdo que llega después de que Roscosmos (la agencia espacial rusa) rechazara formar parte del programa Gateway de Estados Unidos para construir una base lunar. En su lugar, construirán una estación rival en colaboración con China y cualquier otro país o entidad que quiera unirse al proyecto.

    El acuerdo ha sido firmado por el jefe de la agencia espacial de China, Zhang Kejian, y el jefe de la agencia espacial de Rusia, Dmitry Rogozin. Veremos en los próximos meses (quizás años) cómo se desarrolla el proyecto y que va a aportar cada uno de los países a la construcción de esta base lunar.

    Una estación lunar, China y la exploración espacial

    ¿Cómo será esta estación espacial? No hay muchos detalles de momento, dicen que se trata de "un complejo de instalaciones de investigación experimental creadas en la superficie y/o en la órbita de la Luna". Además de experimentos científicos, plantean la posibilidad de tener una presencia humana permanente en la Luna a largo plazo. En otras palabras, como la Estación Espacial Internacional actual, pero orbitando la Luna y no la Tierra.

    La construcción de esta estación lunar sin duda es un paso gigantesco para China. Mientras que Rusia ya ha colaborado previamente en la construcción de la Estación Espacial Internacional junto a Estados Unidos, China es en cierto modo novata en ello. Novata sólo en sentido figurado, pues es de las potencias que más está apostando por la exploración espacial últimamente. Llegaron por primera vez al lado oculto de la Luna, trajeron muestras lunares y han llegado a Marte.

    ¿Y por qué no unir esfuerzos y hacer una única estación común y mejor?

    A día de hoy, no es viable. Una ley aprobada por el Congreso de Estados Unidos en 2011 le prohibe a la NASA trabajar con China en cuanto a exploración espacial se refiere. Por lo tanto, va a ser complicado que veamos una colaboración entre ambas potencias, más bien intentarán atraer a otros a su bando para explorar por separado.

    Por su parte, Estados Unidos prepara la Gateway. Se tratará de una estación o base lunar similar en la que de momento participan la NASA, la Agencia Espacial Europea, la de Japón y la de Canadá.

    Fuente: https://www.xataka.com/espacio/china-rusia-construiran-estacion-espacial-luna-rivalizara-gateway-nasa-agencia-europea



  • Rusia diseña una nueva misión para volver a Venus en 2029: un rover buscará extraer muestras de su superficie

    Pese a que, al final, el descubrimiento de fosfina en la atmósfera de Venus terminó en una polémica, los científicos aún consideran que es un planeta con grandes posibilidades de albergar vida.

    182918_1066761.jpg

    Ingenieros de Roscosmos y la Academia de Ciencia de Rusia han comenzado a diseñar la estación interplanetaria automática Venus-D, primera de una serie de misiones al planeta desde 2029.

    "Nos estamos embarcando en la ingeniería de diseño. Se llevó a cabo una reunión importante entre RAS y la gerencia de Roscosmos; tomamos una serie de decisiones, en particular, sobre el programa Venus", dijo a TASS el director del Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia (RAS), Lev Zelyony, y agregó que las negociaciones con los contratistas están en marcha.

    Según el científico de RAS, los principales contornos del programa ruso Venera tomarán forma durante la planificación del diseño. La primera etapa de la exploración planetaria será el lanzamiento de la estación interplanetaria automática Venus-D. Los contratistas del proyecto son Lavochkin NPO y el Space Research Institute. La planificación del diseño puede llevar dos años, especuló Zelyony.

    "Esperamos que la primera nave espacial vuele a Venus en 2029", dijo el científico. Rusia recuperaría así la iniciativa en la investigación de Venus, donde varias naves soviéticas aterrizaron hace décadas.

    El programa Venus tiene como objetivo traer el suelo del planeta a la Tierra. Se llevará a cabo después del aterrizaje, la exploración del área de aterrizaje y el examen de la muestra de suelo.

    En 2020, Zelyony dijo a TASS que Rusia planea un nuevo programa de exploración de Venus, que involucrará el lanzamiento de al menos tres naves espaciales científicas. El Venus-D se convertiría en la primera expedición, programada para fines de la década de 2020.

    Anteriormente, el director ejecutivo de Roscosmos, Dmitry Rogozin, dijo que Rusia planea enviar su propia misión a Venus, además del proyecto conjunto Venus-D entre Estados Unidos y Rusia. Roscosmos subrayó que Rusia no se niega a cooperar con Estados Unidos en el proyecto Venus-D, pero planea abstenerse de una cooperación internacional a gran escala en esta misión.

    Fuente: https://rpp.pe/ciencia/espacio/rusia-disena-una-nueva-mision-para-volver-a-venus-en-2029-un-rover-buscara-extraer-muestras-de-su-superficie-roscosmos-noticia-1324677?ref=rpp



  • Creo que en esta se equivocan los rusos...si de condiciones de vida hablan..
    Uno de los primeros resultados de la superficie de venus encontrada por los rusos fue que la temperatura fue de 420º grados...¿puede haber vida o se puedan dar condiciones de habitabilidad en un sistema a 500 grados de temperatura habiente...??



  • No creo que los Rusos vayan a buscar vida por allá.
    Hay un valor estratégico en el Espacio que aún no está explotado, pero las grandes potencias ya lo tienen en mente: la Minería Espacial.
    Ya hay proyectos de capturar asteroides, que son "montañas" de minerales flotando en el espacio, para extraer sus riquezas. Otra opción podría ser extraer elementos de los planetas cercanos, tanto de la superficie como de la atmósfera. incluso tambien hay posibilidades en las lunas de los planetas mayores como Saturno y Júpiter.



  • @Teodofredo dijo en Exploración Espacial y Astronáutica:

    Creo que en esta se equivocan los rusos...si de condiciones de vida hablan..
    Uno de los primeros resultados de la superficie de venus encontrada por los rusos fue que la temperatura fue de 420º grados...¿puede haber vida o se puedan dar condiciones de habitabilidad en un sistema a 500 grados de temperatura habiente...??

    Había un científico soviético que decía que en otros planetas había recursos o compuestos químicos que acá no se encontraban, esos elementos te pueden dar la ventaja tecnológica y científica sobre U.S.A y sus aliados.



  • El cohete “Caballo Alado” de Irán: otro paso hacia el alcance global

    c53849dc3043bdace57d86f6fa86251c.jpg

    Este año, el mundo pudo ver el debut del primer cohete espacial de propulsor sólido de Irán. Esto es muy significativo. A diferencia de los cohetes de propulsor líquido que necesitan ser alimentados con combustible antes del lanzamiento, los cohetes de propulsor sólido están listos para el lanzamiento en cualquier momento. El nuevo cohete espacial iraní se lanzó en una trayectoria suborbital desde el puerto espacial de Semnan.

    La primera revelación de la existencia de un nuevo lanzador espacial fue realizada por la agencia de noticias iraní Mehr el 9 de febrero de 2020 cuando anunció la finalización del diseño de un nuevo Vehículo de Lanzamiento Espacial (SLV por sus siglas en inglés) de propulsor sólido denominado "Zuljanah", programado para su lanzamiento y primer vuelo en junio de ese año (Fabian Hinz, Arms Control Wonk, 14 de febrero de 2020). Más tarde ese año, en agosto de 2020, el ministro de Defensa de Irán, Hatami, se refirió a "Zuljanah, un SLV de propulsor sólido" que es "del mismo tamaño y forma que el SLV de propulsor líquido Simorgh cuyo primer lanzamiento está programado para el actual (año iraní)” que finaliza en marzo de 2021 (Norbert Rugge). También mencionó que el Zuljanah podrá ser lanzado desde lanzadores móviles. El nuevo Zuljanah despegó de su plataforma de lanzamiento el 2 de febrero de 2021, siete meses después del anuncio de la agencia de noticias Mehr, pero aún dentro del año iraní actual, como prometió Hatami. No se colocó en órbita ningún satélite. Algunos informes dijeron que el cohete alcanzó una altitud de 320 km. Esto podría haber significado un fracaso para alcanzar la órbita terrestre. Lo más probable es que no se pretendiera lanzar ningún satélite. Más bien, este primer vuelo del nuevo lanzador espacial fue una prueba de vuelo suborbital preliminar para verificar las características del vuelo y la secuencia de lanzamiento en lugar de un audaz salto a una toma espacial en toda regla.

    El Zuljanah es un SLV de tres etapas con dos primeras etapas que comprenden grandes motores de cohetes de propulsor sólido, cada uno probablemente con conteniendo aproximadamente de 20 toneladas de propulsor y una tercera etapa más pequeña de propulsor líquido, aparentemente un remanente del anterior SLV de la primera generación de Safir que ya había lanzado cuatro satélites a la órbita baja terrestre. El Zuljanah se ve un poco extraño, con un "bulto" en el medio. La necesidad de este desgarbado "bulto" se deriva del interesante hecho de que el Zuljanah está utilizando tecnología obsoleta para controlar su dirección de vuelo, en lugar de la tecnología de control de vuelo de vanguardia y actualizada que fue mostrada por el IRGC [Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica] en su propio motor de cohete "Salman" el año pasado. Otros retrocesos a la tecnología anterior son evidentes, principalmente en la retención de acero para la carcasa del cohete, en lugar de materiales compuestos más livianos y fuertes que también aparecen en el ya mencionado "Salman" del IRGC, así como en sus misiles balísticos de corto alcance. La tecnología obsoleta es probablemente la razón del bajo rendimiento del "Zuljanah", que según el comunicado de la Agencia Espacial de Irán pesa 52 toneladas en el despegue, pero que solo puede elevar 200 kg a la orbita, que es menos de la mitad de lo que un cohete de este tamaño debería poder elevar a la órbita terrestre.

    El hecho de que el último lanzador espacial de Irán no se esté beneficiando de las últimas tecnologías de cohetes de ese país es notable. Por lo general, las naciones con misiones espaciales aprovechan las mejores y más recientes tecnologías en sus lanzadores de satélites. Puede haber varias razones diferentes para esta curiosa carencia. Quizás las nuevas tecnologías de IRGC aún no se han mejorado para adaptarse al sistema de propulsión de “Zoljanah”, mucho más grande, que tiene los motores de propulsor sólido más grandes jamás presentados por Irán. En otras palabras, los motores de cohete de Zoljanah pueden ser demasiado grandes para la capacidad del IRGC de fabricar carcasas de cohetes de material compuesto y boquillas flexibles que controlan la dirección del misil dirigiendo los gases de escape del cohete. Al mismo tiempo, existe una fuerte evidencia de que el IRGC ya ha probado motores de cohetes sólidos mucho más grandes en su instalación secreta de Shahrood. Más plausiblemente, la negación de tecnologías avanzadas al programa espacial civil de Irán podría ser el resultado de la rivalidad entre el propio programa espacial del IRGC (que salió a la luz en abril de 2020) y la agencia espacial civil. (Ver "Programa espacial de Irán", 10.09.2020). Puede ser que el IRGC considere sus tecnologías como patentadas y prohíba que su rival civil las use.

    El "Zoljanah" representa una desviación de la política hasta ahora cautelosa de Irán de no provocar a Occidente blandiendo su capacidad de producción de misiles que podrían llegar a Europa. El SLV de segunda generación de Irán de propulsor líquido, el "Simorgh", no es un buen candidato para producir un derivado del misil balístico de alcance intermedio (IRBM) o del misil balístico intercontinental (ICBM), debido a su complejidad y al engorroso método de lanzamiento. El propulsor sólido "Zuljanah" es una historia diferente. Un misil balístico que utilice sus dos enormes etapas de propulsor sólido probablemente podría entregar una carga útil de 500 kg. más o menos a rangos de 4000 km. o más, suficiente para llegar a toda Europa. En otras palabras, el “Zuljanah” es un candidato precursor de un IRBM viable listo para lanzar y dirigido a los miembros principales de la UE. Además, el comunicado oficial iraní mencionó que el "Zoljanah" podría dispararse en el futuro desde lanzadores móviles; una capacidad más apropiada para un IRBM militar que un lanzador espacial civil pacífico.

    La Agencia Espacial de Irán (ISA) aprovechó la ocasión del Día de la Tecnología Espacial para revelar su hoja de ruta hacia el futuro de su programa espacial. Y es un futuro glorioso, si se toma la palabra de la ISA. El "Zuljanah" es el lanzador espacial de tercera generación de la ISA, después del Safir (que ya orbitó cuatro satélites) y el Simorgh (que hasta la fecha no ha podido orbitar ningún satélite). El siguiente en la línea será el "Sahrir", un SLV gigante de propulsor sólido de tres etapas y con un peso de despegue estimado de casi 160 toneladas, capaz de levantar 700 kg. a una órbita de 1.000 km. sobre la superficie de la tierra. Pero incluso este gigante se verá empequeñecido por lo que viene a continuación: el "Sorus 1", un gigante de 700 toneladas con un grupo de impulsores de propulsor sólido externos. Este gigante palidecerá a su vez contra el “Sorus 2”, con un peso de despegue de 1.300 toneladas. Esto casi coincidirá con el lanzador espacial más grande de la actualidad, el "Falcon Heavy" de EE. UU. fabricado por la legendaria compañía Space X de Elon Musk. No se ha ofrecido un calendario para este ambicioso programa, pero uno puede suponer que los alucinantes "Sorus 1" y "Sorus 2" no se verán en una plataforma de lanzamiento ni siquiera en un futuro intermedio.

    Ese puede no ser el caso del próximo lanzador espacial en línea después del "Zuljanah", el "Sahrir" de 160 toneladas que usa propulsor sólido. Según su imagen publicada, tiene un diámetro de dos metros.

    Cualquiera de las etapas gigantes de Sahrir podría ser una base excelente para un misil balístico intercontinental iraní de propulsor sólido. Como se argumentó en el documento mencionado anteriormente ("Programa espacial de Irán"), el programa espacial de Irán es en parte un encubrimiento de misiles balísticos de largo alcance que van más allá del alcance autoimpuesto de 2000 km. El lanzamiento del "Zuljanah", y la consiguiente revelación del próximo lanzador de satélites de Irán, pueden haber proporcionado una vista previa, limitada pero significativa, de su hoja de ruta hacia la construcción de misiles de alcance global que pueden llegar tanto a Europa como a Estados Unidos. A diferencia de sus amigos norcoreanos que blanden misiles balísticos intercontinentales de gran tamaño en llamativos desfiles nocturnos, los líderes más sofisticados de Irán son astutos al no revelar todavía sus intenciones. Simplemente le están permitiendo al mundo un vistazo rápido de lo que pueden hacer, cuando decidan convertirse en una potencia mundial.

    Fuente: https://www.aurora-israel.co.il/el-cohete-caballo-alado-de-iran-otro-paso-hacia-el-alcance-global

    PD: Perdón por el post tan largo, excelente investigación hicieron los judíos



  • Realmente como nadie sabe nada de Irán (ni siquiera EE.UU que lo monitorea y le hace inteligencia desde Omán), todos son conjeturas e hipótesis y al igual que ocurre con China, opinar es libre...
    Seguramente conocen algunos pocos detalles por el color de la combustión, saben el tipo de combustible.. también el tamaño por las fotografias..., conocen el lanzamiento, la hora, incluso la trayectoria y el alcance...(todo lo que se puede espiar desde afuera), pero no tienen ni idea de que tipo de tecnología ni cuantos ni porque realizan esas pruebas...Lo demás y tratándose de un medio de información de Israel, es de imaginar la publicidad y la connotación política de la nota...


Log in to reply
 

21
Online

521
Users

384
Topics

13.9k
Posts