Hacia un cambio del equilibrio mundial



  • Me pregunto si un cambio de fuerzas se estará por producir mas pronto de lo pensado.
    EEUU ha salido con los tapones de punta a provocar a China y Rusia, en el Mar Meridional de China, en el estrecho de Taiwan, a Rusia en el Mar Negro, en el Ártico, en la región de Donbass, ahora ha desplegado aviones y tropas a Noruega y provocaciones en todos los límites de Rusia en las antes repúblicas que pertenecían a la URSS.

    EEUU ha tenido su momento de mayor dominio militar en la década del 90, hace 30 años China solo asomaba y Rusia estaba en estado calamitoso. Y por conocimientos de historia sabemos que todo imperio luego de su apogeo comienza su período de decadencia.

    Pero, en estos momentos la actividad de USA es como si le hubieran pateado el avispero debido a la cantidad incesante de provocaciones a sus rivales como arriba señalo.

    Es sabido que económicamente China está por superar a EEUU y su crecimiento militar es incesante, por ahora alardea con su presencia provocativa en el Mar del Sur de la China, pero, ya para 2025 China contará con 7 portaviones y en cantidad de naves de guerra es la primer armada del mundo ya.

    Tal vez ya ve seriamente amenazada su supremacía mundial y es por eso que se está dedicando a este
    gran aumento de provocaciones, que ya de por sí llevan el peligro de que en cualquier momento y ante una falla humana o de algún sistema que se encuentre en alguna nave o avión se encienda un conflicto mundial.



  • Estado Unidos esta en decadencia y según sus filósofos y estrategas, en caída y para que esta caída no sea catastrófica, en picado, tratan al menos que sea por etapas y así ganan tiempo. Salvo que se decidan iniciar una 3ra guerra mundial, su destino esta sellado, el poder económico mundial es el que manda en EEUU y no tiene patria y el único país aún protegido del mismo paradójicamente es su socio, China.



  • El desenlace de la decadencia puede tener 3 caminos finales en la historia de la humanidad...

    A: simplemente morir en decadencia... entre otros muchos (el camino que tomo Argentina)
    B: armar una guerra total, salir triunfante y renacer saqueando y dominando a los perdedores...
    C; armar una guerra total, ser del bando perdedor y sepultar a tu pais por el resto de la historia humana

    Los tres ejemplos ya sucedieron varias veces a lo largo de la historia humana, solo basta saber cual será el camino y la surte de USA/UK/Israel y su pandilla, "B" o "C"???



  • Estoy de acuerdo con la apreciación, y creo que es una regla general que le puede tocar a todos y una constante en la historia...Ningún imperio sobrevivió eternamente, nunca jamás ocurrió. La historia de la humanidad (y de los imperios) es fiel reflejo de la misma vida, nacimiento, crecimiento, esplendor, decadencia y muerte....
    Es mas..., vemos que se han dado distintas recetas para el alumbramiento de una potencia y desde distintos entornos.
    Ninguna receta por si sola, asegura desde el inicio el camino a ser una potencia, y asi como EE.UU. en menos de 50 años ya estaba camino a ser potencia (1776 / 1830) otros imperios como el chino, recorrieron un camino de espinas de caerse y levantarse, un camino inverso que le llevó mas de 2.000 años de su existencia... Y asi como en la vida nos encontramos con niños prodigios y genios precoces de un rápido crecimiento intelectual, en otros es través de de un crecimiento mas lento, que también los lleva a la plenitud del desarrollo como potencia...
    Y en mi caso (mi opinión) no descartaría ninguno de los tres puntos...NI para EE.UU. ni para China.



  • Lo mas preocupante es que a pesar de que caracterizo su periodo de existencia por transmitir el miedo a un ataque nuclear por parte de terceros paises (siempre caracterizados como el mal), EEUU es el único que lanzo bombas nucleares sobre otro país y dos veces, y no creo que tolere su decadencia sin hacerlo nuevamente cuando se vea acorralado.



  • Ninguna potencia e imperio en la historia se fue o desapareció sin hacer ruido....
    Y EEUU no va a ser la excepción a la regla...
    El tema es que nunca en la historia un imperio tuvo el poder de destruir el mundo...



  • EEUU y las democracias

    Difícilmente una democracia pueda enfrentarse a EEUU, los enfrentamientos que han sobrevivido no han sido democracias plenas, el caso de Cuba, Corea del Norte, Rusia, China, Irán.
    Todas la naciones que se separaron de la URSS y se convirtieron en democracias, todas han sido captadas por EEUU , con excepción de Bielorrusia que de democracia no tiene nada, y dado vuelta, Lituania, Letonia, Estonia, Polonia, la Republica Checa, Eslovaquia, Ucrania, Rumanía, Bulgaria y alguna mas.

    Si Argentina quisiera armarse y volver ser una potencia regional aunque sea para molestar al Reino Unido, sería muy difícil lograrlo con un sistema democrático, tarde o temprano consiguen alguien que colabora con ellos (cosa que han hecho siempre y ha sido la política de Gran Bretaña para formar un imperio seguida por EEUU) mediante sobornos compran voluntades, como ya hemos visto en nuestro país y te destruyen.
    No tenemos servicios de inteligencia para beneficios del país, los servicios de inteligencia, que ahora son de información se han convertido en instrumento de los políticos para socavar a la oposición cuando están en el poder.

    Para volver a ser una nación que pueda defender sus intereses y tenga armamento para hacerlo, habrá que buscar mecanismos para conseguirlo.
    En primer lugar la política de defensa debe ser como en el tema de Malvinas, una política de estado a la que todos respeten.
    Pienso que todos los programas de defensa, como por ejemplo : el TAM2C o la fabricación de un avión de combate o la construcción de un portahelicópteros o un buque de asalto anfibio, deben hacerse por la aprobación de una ley del Congreso y que solo puedan darse de baja o suspenderse de la misma manera. Porque es mucho mas difícil sobornar a todo un congreso o al menos a la mayoría de éste.



  • Los planes comerciales de Biden acrecentarán el poder de China en Asia

    55579437_401.jpg

    El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, esbozó su nueva gran idea de política exterior en un discurso pronunciado el 4 de febrero: reconstruir la clase media estadounidense. “Ya no hay una línea clara entre la política exterior y la interior”, dijo. “Cada acción que tomemos… debemos tomarla pensando en las familias trabajadoras estadounidenses”. A primera vista, esto suena exactamente como el tipo de eslogan que se espera de un demócrata, junto con su promesa hermana de una política comercial “centrada en los trabajadores”. A los escépticos del ala izquierda del partido les preocupa que tales promesas puedan quedar en nada, dada la herencia de Biden como entusiasta del libre comercio. Pero esta agenda merece ser tomada en serio. Se hace eco de las preocupaciones progresistas tradicionales sobre el impacto del comercio en las normas laborales y medioambientales. Pero, en un nivel más profundo, surge de un amplio replanteamiento, dirigido por personas como el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan, sobre los costes que dos décadas de hiperglobalización han impuesto a la sociedad estadounidense.

    Biden plantea un nuevo dilema de política exterior. El presidente estadounidense quiere simultáneamente apoyar a los trabajadores en casa y reafirmar el liderazgo económico de Estados Unidos en el extranjero, especialmente en Asia. Como mínimo, estos dos objetivos están en tensión, y en muchos aspectos se excluyen mutuamente.

    En el centro de todo esto se encuentra el problema de China. Políticos como Sullivan y el principal asesor de Biden para Asia, Kurt Campbell, quieren hacer frente a Beijing reavivando las alianzas y asociaciones asiáticas dañadas bajo el mandato del ex presidente Donald Trump.

    Mientras tanto, el peso de China no ha hecho más que crecer dada su rápida recuperación tras la pandemia

    Los países del sudeste asiático se ven cada vez más dependientes de China para su crecimiento. Incluso aliados incondicionales de Estados Unidos, como Japón y Corea del Sur, que se preocupan por el creciente poder geopolítico de China, reconocen su interdependencia financiera con Beijing. Casi nadie quiere estar en la posición de Australia, enfrentándose a castigos económicos punitivos de Beijing por desprecios percibidos en materia de seguridad nacional.

    Toda la nota: https://israelnoticias.com/internacional/biden-impulsaran-poder-de-china-en-asia/



  • La política del libre comercio la impusieron UK y EEUU cuando estos proveían de casi todo al resto del mundo, quienes solo proporcionaban materias primas y ellos le sumaban el valor agregado. Ahora esta política favorece ampliamente a China por el costo de sus productos.


Log in to reply
 

40
Online

521
Users

388
Topics

14.3k
Posts