Prefectura Naval Argentina



  • SOCIEDAD
    La Prefectura Naval y la Armada Argentina unen esfuerzos para combatir la pesca ilegalA partir de entendimientos a nivel político de distintas agencias gubernamentales, ambas instituciones se encuentran trabajando coordinadamente en el patrullado marítimo de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA)
    autor
    Por Fernando Morales
    22 de Enero de 2021
    Compartir
    Tweet
    Compartir
    Embarcaciones de la Prefectura Naval escoltan a un buque pesquero presuntamente infractor
    Embarcaciones de la Prefectura Naval escoltan a un buque pesquero presuntamente infractor
    Argentina integra junto a Canadá y Estados Unidos el selecto grupo de países del continente americano que posee un servicio de guardia costera independiente de la respectiva Marina de Guerra. Si bien la Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina son instituciones con historia, tradición y personería propias, durante muchos años la fuerza policial dependió de la institución naval de la misma forma en que la Gendarmería Nacional reportaba al Ejercito Argentino.

    Play
    Con el advenimiento de la democracia y el cada vez más acentuado cambio de paradigma respecto a la separación de las tareas de defensa nacional y seguridad interior, la PNA dejó de revistar bajo la órbita del Ministerio de Defensa y paso a depender de lo que hoy se conoce como Ministerio de Seguridad. Esta separación administrativa generó entre otras cosas algunas zonas grises fundamentalmente originadas en aspectos relacionados con la búsqueda y rescate en alta mar, el control administrativo del personal de la marina mercante y fundamentalmente el patrullado y control del Mar Argentino en lo atinente a la prevención de la pesca ilegal.

    El King Air 350 Matrícula PA-22 patrullando la Zona Económica Exclusiva Argentina
    El King Air 350 Matrícula PA-22 patrullando la Zona Económica Exclusiva Argentina
    Afortunadamente y merced a una visión política acertada y una satisfactoria sintonía entre las actuales autoridades superiores de ambas instituciones, los buques guardacostas de la Prefectura Naval y las unidades navales de la Armada comenzaron a trabajar en forma coordinada alternándose tanto en el patrullado marítimo como así también en las labores que realizan las unidades aéreas de ambas fuerzas durante los sobrevuelos que resultan fundamentales a la hora de determinar con precisión la presencia de pesqueros extranjeros en la zona de interés económico nacional. Retomando una práctica que se había abandonado desde la década del 80 las fuerzas intercambian personal de modo tal que en la actualidad prefectos integran la dotación de buques de la Armada y viceversa.

    Infobae dialogó con el Prefecto Daniel Augusto Riquelme, quien integra el plantel de efectivos de la Estación Aérea Comodoro Rivadavia, dependiente del Servicio de Aviación de la Prefectura Naval Argentina, en la previa a una nueva misión de control del mar.

    -¿Cuáles son las tareas reglamentarias asignadas al servicio de Aviación que usted integra?

    • La Prefectura Naval Argentina, a través del Servicio de Aviación, cumple múltiples tareas que revisten importancia para el sostenimiento de las funciones asignadas por Ley en los puntos más distantes de su jurisdicción, dentro de la cuales se incluyen: la búsqueda y rescate, evacuaciones sanitarias, el transporte de pasajeros y cargas, la lucha contra incendios, la asistencia a buques en emergencia, detección de derrames de hidrocarburos y mercancías peligrosas, entre otras; y en lo particular, la actividad que nos convoca hoy: la vigilancia del tráfico marítimo, el contralor de actividades ilícitas en la Zona Económica Exclusiva argentina y el patrullaje y control de la pesca en aguas jurisdiccionales.

    Toda la operación aérea es apoyada tanto desde tierra firme como por parte de unidades navales de la Prefectura
    Toda la operación aérea es apoyada tanto desde tierra firme como por parte de unidades navales de la Prefectura

    -¿En que consiste el vuelo que está a punto de iniciar?

    -Hoy realizaremos la tarea de patrullaje marítimo en el límite exterior de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEEA) y observaremos en especial a la flota extranjera que opera en la zona adyacente a la misma. Para ello, nos adentraremos con el avión de Vigilancia Marítima matriculado PA-22, del fabricante americano Beechcraft y cuyo modelo es el King Air 350 de rango extendido. Es una aeronave bimotor, turbohélice, especialmente modificada en la República Federal de Alemania, equipada con una suite de sensores para la vigilancia del mar, el seguimiento y el control de embarcaciones.

    Riquelme relata además que este tipo de aeronaves posee una autonomía máxima de 9 horas de vuelo a una velocidad de crucero de 500 Km/h, lo que la torna especialmente para ser desplegada rápidamente a cualquier punto de la ZEEA, cuyo límite exterior se encuentra aproximadamente a 370 kilómetros de la costa. Su tripulación habitual es de 4 miembros de los cuales 2 cumplen funciones de comandante y copiloto, 1 ejerce el rol de mecánico de vuelo y el restante es operador de misión y habitualmente también es piloto.

    EL Guardacostas "Mantilla" detecta a un pesquero en plena faena ilegal
    EL Guardacostas "Mantilla" detecta a un pesquero en plena faena ilegal
    -¿Cómo se programa un vuelo de reconocimiento en cuanto a la elección del momento adecuado y con que frecuencia se realizan?

    • La Prefectura Naval Argentina, en su carácter de Autoridad Marítima Nacional, como Policía Auxiliar Pesquera e integrante del Sistema Integrado de Control de Actividades Pesqueras (SICAP), contribuye con el Plan de Acción Nacional para Prevenir, Desalentar y Eliminar la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (PAN-INDNR) En este sentido, los vuelos de patrullaje y reconocimiento se planifican acorde a directivas del Ministerio de Seguridad de la Nación y emanadas por la Dirección de Operaciones de la Prefectura Naval, que concentra información de diferentes fuentes en un moderno e innovador sistema integral de vigilancia electrónica denominado SISTEMA GUARDACOSTAS, a partir del cual se puede determinar el posicionamiento y seguimiento de la flota pesquera, logrando así un uso racional y eficiente de las unidades aéreas y de superficie. Un factor adicional y primordial es la situación meteorológica, ya que en las latitudes en las que normalmente operamos los vientos son fuertes y la visibilidad no siempre es apta para un adecuado relevamiento. Asimismo de acuerdo al tipo de especie que se este pescando, los vuelos pueden ser nocturnos o diurnos.

    Desde El GC-28 Prefecto Derbes se patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina (Prefectura Naval Argentina)
    Desde El GC-28 Prefecto Derbes se patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina (Prefectura Naval Argentina)
    -¿Estos operativos se financian con partidas destinadas al Ministerio de Seguridad o hay fondos especiales para el control del mar?

    • Los patrullajes realizados tanto por unidades aéreas como de superficie se realizan con recursos presupuestarios propios y aquellos provenientes del Fondo Nacional Pesquero (FONAPE), asignados a la Institución por la Autoridad de Aplicación Nacional en materia pesquera. (Subsecretaria de Pesca de la Nación - Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca)

    -¿Cuál es la cobertura aérea que comprende un vuelo de reconocimiento?

    -Teniendo en cuenta el escenario operativo previamente definido por el Servicio de Tráfico Marítimo y en especial la distribución geográfica actual de la flota y los buques considerados “de interés”, el relevamiento de los buques pesqueros comienza desde el momento en que despega la aeronave, dado que posee un sistema de identificación automática de embarcaciones el que, junto al radar de vigilancia marítima, permite identificar a todas las embarcaciones que se encuentren dentro de su alcance. Por ello, antes de arribar al límite de la ZEEA ya se dispone de la situación y disposición en la que se encuentra la flota de buques pesqueros y se verifica si la misma se encuentra dentro o fuera del límite. El vuelo se extiende más allá del límite de las 200 Millas Náuticas, siendo este espacio donde habitualmente opera la flota extranjera dedicada a la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, permitiendo de esta manera relevar a todos los buques y en particular a los de apoyo logístico, quienes constituyen el sostén de las operaciones de pesca.

    El Guardacostas "Mantilla" da nombre a la clase a la que pertenecen las naves destinadas al patrullado marítimo (Franco Fafasuli)
    El Guardacostas "Mantilla" da nombre a la clase a la que pertenecen las naves destinadas al patrullado marítimo (Franco Fafasuli)
    -¿Cuáles son los datos que se obtienen en un vuelo y como se procesan?

    -El sistema integrado de misión concentra la información que reciben los sensores de a bordo y los datos que recopila son: la posición geográfica del buque por medio de un moderno radar marítimo, además de los datos filiatorios de la embarcación, siempre y cuando este colabore activando el sistema de posicionamiento de identificación automática (AIS). Debe destacarse que los buques pesqueros no forman parte de la mayoría de los Convenios Internacionales, por lo que no están obligados en aguas internacionales a transmitir su identificación a través de este sistema. De no colaborar y dependiendo de la hora de operación y las condiciones de visibilidad, se obtienen fotografías y videos de cada uno de los barcos seleccionados, gracias a la cámara de uso diurno y nocturno (que registra en el espectro infrarrojo). Esta información junto a todas las comunicaciones que se realizan con los buques son grabadas y almacenadas en un disco rígido extraíble para su posterior descarga y análisis inicial. Una vez en tierra la información es transmitida a los mandos superiores y a las áreas encargadas de su post proceso en procura de un pormenorizado análisis en materia de inteligencia marítima.

    -¿Cuál es el destino de la información obtenida?

    -Toda la información que se obtiene de la misión es procesada, analizada e informada a la Dirección de Operaciones y al Servicio de Tráfico Marítimo a los fines de determinar responsabilidades administrativas y/o judiciales, como asimismo determinar la dinámica, conductas y procederes de los buques que realizan pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Esta información se encuentra disponible a través del portal web de la Prefectura Naval Argentina siendo de acceso público para toda la sociedad. De encontrarse buques en presunta infracción tanto nacionales como extranjeros, se da intervención a los Organismos que tengan injerencia en la materia. Asimismo, la información debidamente analizada, además de ser utilizada por la PNA para la elaboración de su estrategia de control es suministrada, acorde su interés, a otros organismos del Estado como ser: Cancillería, Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y la Armada Argentina, entre otros.

    Momento en el que una dotación de inspección de PNA se apresta a efectuar un control a bordo de un buque presuntamente infractor
    Momento en el que una dotación de inspección de PNA se apresta a efectuar un control a bordo de un buque presuntamente infractor
    -¿Cómo describiría el trabajo conjunto con la Armada Argentina?

    • Desde el año pasado, se viene trabajando de manera coordinada con la Armada Argentina a fin de garantizar la preservación de los recursos naturales de todos los ciudadanos. En este contexto, se coordinan los patrullajes aéreos y de superficie de ambas fuerzas en lo que respecta al control del límite exterior de la ZEEA, procurando así optimizar el uso eficiente de los recursos y reforzar los canales existentes de comunicación.

    -¿Cómo cuantificaría y calificaría la presencia de buques presuntamente ilegales en aguas de interés nacional respecto a la de años anteriores?

    • La concentración de una importante flota extranjera en la zona adyacente al límite exterior de nuestra Zona Económica, constituye una amenaza permanente a la soberanía económica del país, por lo que la presencia el Estado se hace sumamente necesaria e imprescindible, para su protección.

    Buque guardacostas remolcando a pesquero infractor para dar inicio a las actuaciones legales respectivas en puerto
    Buque guardacostas remolcando a pesquero infractor para dar inicio a las actuaciones legales respectivas en puerto
    El calamar Illex argentino, además de ser una especie comercial codiciada en todo el mundo, es también una especie migratoria y por ello no siempre se encuentra dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina. Durante la época del año en que, como parte de esta migración, se dirige hacia el talud continental (parte del relieve submarino de fuerte declive, que une la plataforma continental con los fondos oceánicos), es cuando frecuentemente el cardumen sobrepasa el límite exterior de nuestra Zona Económica, y allí es cuando observamos a muchos barcos de bandera extranjera en alta mar, en procura de los mismos.

    Las mayores concentraciones de la flota, se registran entre los meses de febrero a abril, con registros de más de 300 buques en operaciones, siendo este un promedio constante en las últimas temporadas. Debemos tener en cuenta que el caladero argentino es uno de los más importantes del mundo, lo que resulta de interés a muchos buques de países extranjeros. Gran parte de esta flota son buques de origen asiático, pero también los hay de otras nacionalidades. Si bien la proporción en la cantidad de buques no se ha incrementado, se observa en los mismos un nivel de tecnificación más importante y más organización respecto a años anteriores.

    Sobre el Sistema de control a distancia “Guardacostas”

    Autoridades de la PNA detallaron a Infobae algunas de las principales bondades del moderno sistema de control y monitoreo a distancia desarrollado por la fuerza y mediante el cual se ejerce un efectivo control no presencial del mar argentino lo que permite optimizar el empleo de los recursos móviles tal como lo son buques y aeronaves.

    El sistema Guardacostas permite "observar" en forma remota la posición de las naves extranjeras en la ZEEA e inmediaciones
    El sistema Guardacostas permite "observar" en forma remota la posición de las naves extranjeras en la ZEEA e inmediaciones
    Según los responsables de la operación del sistema Guardacostas, “la implementación de esta moderna herramienta ha sido de superlativa importancia. Por un lado, porque se encuentra al alcance de cualquier miembro autorizado de la Prefectura y por otro, por el hecho de que hoy la información marítima es de tal magnitud y se actualiza tan rápidamente, que es necesario contar con una herramienta de este tipo”.

    Este Sistema de Información Geográfica (GIS) permite obtener, desde una única plataforma, toda la información disponible relativa a movimientos, datos técnicos y administrativos de los buques que se encuentran navegando por el mundo. En especial, permite diferenciar aquellos buques considerados no colaborativos.

    Se denominan " buques no colaborativos” a las embarcaciones extranjeras que, sorprendidas en tareas de pesca ilegal en aguas de la Zona Económica Exclusiva Argentina, no acatan las órdenes que se le dan desde el Buque Guardacostas, buscando de esta manera evitar, inicialmente, ser identificados, apagando sus sistemas de Identificación Automática (AIS) para no ser detectados o incluso, borrando o tapando parte de su nombre, y, a posterior, no permitiendo la visita de inspección que tiene por fin verificar la infracción al Régimen Federal de Pesca.

    No obstante, una vez que se los identifica y se constata dicha desobediencia, se configura el delito de “Resistencia a la Autoridad”, previsto en el artículo 239 del Código Penal Argentino, dándose intervención a la Justicia Federal.

    Muchos pesqueros ilegales carecen de las mínimas condiciones de seguridad exigidas por los organismos internacionales correspondientes.
    Muchos pesqueros ilegales carecen de las mínimas condiciones de seguridad exigidas por los organismos internacionales correspondientes.
    El sistema a su vez, recibe información satelital provista por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), pudiendo detectar aquellos blancos de interés que son luego evaluados por esta aeronave a fin de determinar su naturaleza y clase, además de la actividad que realiza. Por ello, y gracias a la imagen situacional brindada por el SISTEMA GUARDACOSTAS, las operaciones marítimas y aéreas son más precisas, enfocando los esfuerzos en donde se tenga dudas de las actuaciones de estos barcos pesqueros ilegales, no declarados y no reglamentados.

    El GC-28 Prefecto Derbes patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina y coordina la operación con el avión de reconocimiento (Prefectura Naval Argentina)
    El GC-28 Prefecto Derbes patrulla el Mar Argentino contra la pesca clandestina y coordina la operación con el avión de reconocimiento (Prefectura Naval Argentina)
    Vale destacar que uno de los logros que Argentina ha obtenido en materia de reconocimiento de sus derechos soberanos sobre los recursos ictícolas de su ZEE, ha sido la interdicción en 2016 del pesquero oriental “Hualy 8″ que eludió un control marítimo que pretendía ejercer la PNA dándose a la fuga. Argentina libró el correspondiente pedido de captura internacional y luego de diversas alternativas fue detenido en Indonesia siendo su zarpada demorada durante más de 6 meses hasta que su propietario pagó la multa y demás cargos reclamados por las autoridades nacionales. La certeza de efectividad sobre este tipo de reclamos internacionales permite eximir en muchos casos otras medidas coercitivas que normalmente suelen aplicarse para detener una fuga en alta mar como lo son las salvas intimidatorias o los disparos a zonas despobladas del casco de una embarcación.

    Nota de Infobae digital.



  • La meta que la Prefectura persigue para instalar una estación aérea en Viedma
    NoticiasNet
    La gobernadora Arablela Carreras retomó un viejo proyecto tendiente a jerarquizar el aeropuerto Gobernador Castello, a partir de la instalación de una base aérea de la Prefectura Naval Argentina.

    La iniciativa tiene por objetivo permitirle a la fuerza operar los denominados "aviones patrulleros" y trabajar desde un punto estratégico en la seguridad costera, en la asistencia en tareas de búsqueda y rescate, entre otras actividades.

    Alcanzar la meta, con la recuperación de los hangares y la instalación de oficinas, implicará la llegada a la localidad de estos aviones especiales, y no se descarta que también arriben helicópteros operados por la fuerza.

    https://www.noticiasnet.com.ar/nota/2021-1-22-17-56-0-avanza-la-instalacion-de-una-estacion-aerea-de-la-prefectura-en-viedma

    El objetivo comenzó a cobrar forma a partir de la instalación en Viedma de la sede de la Región Sur de la Prefectura Naval Argentina.

    La Región Sur abarca siete provincias -desde Mar del Plata a Tierra del Fuego-, cuenta con tres Prefecturas de Zona y cubre 7.989 kilómetros cuadrados de superficie de lagos, 1993 kilómetros de extensión de ríos, y 3.670 kilómetros de frente marítimo, lo que convierte a la sede de la capital provincial en una base estratégica



  • Vuelvo a decir lo que dije en el otro tópico, me gustaría mucho que los 4 OPVs, les fueran transferidas a la Prefectura, que son los barcos justos que necesitan...con 4 helicópteros mas, serían como "las ferrari" para sus necesidades



  • La prefectura siempre prefirió su autonomía, está claro que el tipo de embarcación es el de patrullaje y el patrullaje es de la PNA. Pero observenbn que en las compras "se corta sola", y los buques recuperados que recibió lo hizo frunciendo la ñata. Mi viejo siempre decía que la prefe es superavitaria por la cantidad de servicios que presta; no sé si esta situación se mantiene, porque su estructura creció mucho y desde los 90 no tiene, por ejemplo, el rentable servicio de practicaje, que se privatizó. También reniega mucho de recibir de la Armada, por esta cuestión de la autonomía. No se sienten una Armada más chica, no lo son, no les gusta subordinarse a otra fuerza con otra función, las tareas policiales marítimas, fluviales y lacustres son de una especificidad que sienten propia y que realizan con gran conocimiento. Ese es el eje principal para realizar toda compra. Optimizar la operatividad. Las intervenciones del Min Seg, especialmente durante la gestión de Nilda Garré, les resultaron incómodas, cuando no insultantes, a veces con razón y otras no. Todo esto que pude ver, de compartir actividades con muchos prefecturianos, tiene un lado bueno y un lado malo. La optimización de recursos del estado mejora si se compra/produce/ensambla por cantidad. Pero la fuerza ha tenido malas experiencias de compartir sus recursos como subordinados a la marina. Transferir esos 4 buques a la PNA dotaría a la misma de 9 patrulleros oceánicos con plataforma de helicóptero liviano lo que no está nada mal, pero deja a la armada en una inferioridad también insultante. La solución de embarcar en buques de la Armada personal de Prefectura es menos engorrosa y le da en la práctica las atribuciones al navío para intervenir en la pesca ilegal. Yo le aportaría cuatro helicópteros con armamento de tubo y sistemas electrónicos, ópticos y de comunicación suficientes para poder documentar la pesca ilegal en un entorno hostil. Y a las patrulleras Halcón, otros pequeños pero también armados y bien equipados para un registro de infracciones y una comunicacion eficaz y por supuesto, la suite de salvamento y rescate que es de rigor. Creo que extender el rango de acción de las patrulleras y acortar el tiempo de llegada a la milla 200 es clave para infraccionar más buques y para disuadir la depredación.



  • @Teodofredo dijo en Prefectura Naval Argentina:

    Vuelvo a decir lo que dije en el otro tópico, me gustaría mucho que los 4 OPVs, les fueran transferidas a la Prefectura, que son los barcos justos que necesitan...con 4 helicópteros mas, serían como "las ferrari" para sus necesidades

    Eso estaría muy bien, es una buena idea, estas naves modernas para Prefectura van perfectamente y lo que es muy importante, disimulamos la boludez de haber comprado para la Armada buques que cuyo armamento principal es un cañón de 30 mm.



  • El Patagonico
    Una mujer asume por primera vez la jefatura de una unidad de Prefectura
    Una prefecto asumió hoy la jefatura de una unidad de la Prefectura Naval Argentina y se convirtió en la primera mujer en la historia en acceder a un cargo jerárquico en esa fuerza, informó el Ministerio de Seguridad.

    Se trata de Leticia Díaz, quien reemplaza al prefecto Bruno Romaniuk al frente de la jefatura de Prefectura Dique Luján, ubicada en el partido bonaerense de Tigre.

    "Estoy contenta por esta designación: es una buena experiencia para mi carrera y para crecer profesionalmente. Celebro tener la posibilidad de acceder a este tipo de cargo pues es algo muy positivo. Y es un importante paso para todo el personal femenino de la institución y también para toda la sociedad, porque, de alguna manera, esto fomenta la equidad de género", señaló Díaz durante el acto de asunción.

    Por su parte, la subsecretaria de Derechos, Bienestar y Género, Sabrina Calandrón, le otorgó a la mujer una placa firmada por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

    "Es un día muy importante porque ponemos en funciones a la primera Prefecto a cargo de una Unidad de Prefectura Naval. Esto expresa y demuestra la profesionalización que están viviendo las fuerzas y reconoce, además, el trabajo que realizan las mujeres por especializarse, crecer y comprometerse dentro de la PNA", indicó la subsecretaria.

    A su vez, del acto formaron parte representantes del Municipio de Tigre, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Distrito Benavídez-Rincón de Milberg, de la Policía bonaerense y autoridades de la PNA.



  • Dramático operativo de búsqueda y rescate: Prefectura les salvó la vida a siete personas
    Cinco menores, de entre 7 y 14 años, y dos adultos habían caído a las aguas del Río Uruguay cuando se hundió su embarcación. En medio de la madrugada, la Fuerza consiguió encontrarlos y ponerlos a salvo.

    Compartir en
    redes socialesCompartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en LinkedinCompartir en WhatsappCompartir en Telegram
    Publicado el lunes 25 de enero de 2021
    En un impresionante operativo, efectivos de la Prefectura Naval Argentina lograron rescatar, en plena madrugada, a siete personas, entre ellos cinco menores de edad, que habían caído al agua cuando su embarcación se hundió en el Río Uruguay, a la altura de la localidad entrerriana de Santa Ana.

    La emergencia comenzó cuando Prefectura Federación recibió, anoche, un llamado en el que se escuchaban gritos y un hombre desesperado pedía ayuda porque su catamarán se había quedado sin propulsión y no podía controlarlo por los fuertes vientos.

    Rápidamente, se activó el protocolo de búsqueda y rescate: un guardacostas y dos lanchas, con personal especializado a bordo, se dirigieron a la zona del siniestro, en donde se registraba un fuerte oleaje. A la par, unidades terrestres rastreaban la costa del río y de los arroyos Mandisovi Grande y Chico.

    En medio de un intenso rastrillaje por el área, y en la oscuridad, los efectivos de la Prefectura, Autoridad Marítima nacional, consiguieron encontrar a dos adultos y cinco menores, de entre 7 y 14 años, que flotaban en el agua con sus chalecos salvavidas colocados, sujetándose a una conservadora.

    De inmediato, el personal de la Institución los puso a salvo a bordo del guardacostas, en donde les realizaron las primeras asistencias. Además, se constató que la embarcación se había hundido, en una zona donde la profundidad alcanza alrededor de 25 metros.

    Una vez arribados a la dependencia de Prefectura, ubicada en la ciudad de Federación, una médica del Hospital San José atendió a las víctimas y las diagnosticó con un cuadro de deshidratación leve, indicando el tratamiento a seguir.

    Cabe destacar que la Prefectura Naval Argentina, junto al Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, lleva adelante el programa “Verano Seguro”, redoblando sus esfuerzos para profundizar los controles en toda su jurisdicción, con el objetivo de brindar seguridad, salvaguardar la vida en las aguas y prevenir accidentes.

    En ese marco, se realizaron múltiples operativos de rescate y asistencia y se desarticularon fiestas clandestinas que incumplían los protocolos de prevención del COVID-19. Además, se desarrolla una intensa campaña de concientización sobre la importancia de respetar las medidas de seguridad dispuestas por la normativa vigente para resguardar la integridad y no correr riesgos innecesarios

    https://www.argentina.gob.ar/noticias/dramatico-operativo-de-busqueda-y-rescate-prefectura-les-salvo-la-vida-siete-personas



  • Prefectura decomisó más de 270 kilos de marihuana en Misiones
    Se trata de cogollos y 360 “panes” de cannabis.

    Compartir en
    redes socialesCompartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en LinkedinCompartir en WhatsappCompartir en Telegram
    Publicado el martes 26 de enero de 2021
    Personal de la Prefectura Naval Argentina secuestró más de 270 kilos de cogollos y “panes” de marihuana, en dos operativos realizados en la ciudad misionera de Posadas siguiendo los lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación.

    El primer procedimiento se realizó esta madrugada cuando efectivos de la Fuerza, que custodiaban el Río Paraná para brindar seguridad y prevenir el delito internacional, detectaron el cruce de una embarcación proveniente del Paraguay, que tocó costa argentina y regresó a su país de origen.

    De inmediato, el personal de la Autoridad Marítima nacional se digirió al lugar donde había llegado la lancha y encontró varios bultos dispersos, que contenían 360 “panes” de marihuana, con un peso de casi 260 kilos.

    Unas horas antes, mujeres y hombres de la Institución que patrullaban la costa del río hallaron una bolsa abandonada, en la zona conocida como “Mirador Kolping”, que contenía más de 15 kilos de cogollos de cannabis.
    https://www.argentina.gob.ar/noticias/prefectura-decomiso-mas-de-270-kilos-de-marihuana-en-misiones
    Por orden de la Justicia, se decomisó toda la droga, cuyo valor supera los 25 millones de pesos.



  • Cortar la cooperación uruguaya para frenar la depredación en el Atlántico Sur

    El rechazo de la Cancillería argentina a la ayuda ofrecida por Estados Unidos para patrullar de forma conjunta la milla 201 reavivó el tema del verano: la flota china en el Atlántico Sur. Pero los especialistas no ven ahí el problema sino en la falta de decisión para atacar el tema en su punto neurálgico.

    Que la flota extranjera, mayoritariamente china pero también coreana y española, se apostará sobre el límite exterior de nuestra Zona Económica Exclusiva e intentará ingresar para capturar todo el calamar illex que pueda en esta época del año, no es noticia para el sector pesquero. Se trata de un ritual que se repite cada verano y se prolonga hasta entrado el otoño desde hace más de una década. Cada año que pasa la situación toma mayor notoriedad, porque desde distintos ámbitos y latitudes llegan graves denuncias sobre esta flota: violación de los derechos humanos que hablan de esclavitud y muerte; depredación, triangulaciones que permiten comercializar los productos de la pesca no declarada y no reglamentada, trasbordos y carga de combustible en alta mar. A todo esto, se suma una reciente denuncia de captura de mamíferos marinos en aguas del Mar Argentino burlando la vigilancia nacional. En este rincón del mundo, todos estos atropellos son posibles gracias a la complicidad del gobierno uruguayo que alberga y provee a la flota que opera en el Atlántico Sur y es algo que tampoco es nuevo para el sector pesquero nacional.

    Los avances de la flota china fueron noticia el año pasado cuando unos cien barcos, en una maniobra de tipo operación comando, ingresaron en nuestra Zona Económica Exclusiva. La patrulla de las fuerzas de seguridad nacional no estaba en el área y solo se contó con la denuncia de pesqueros argentinos que se encontraban próximos. El hecho fue negado desde la Cancillería, aunque inmediatamente se destinaron más recursos para aumentar el control. Así lograron atrapar tres barcos pescando dentro del Mar Argentino e increíblemente la Cancillería se vanagloria de ello.

    En los albores de 2021 se conoció un video en el que barcos chinos descargaban un ejemplar juvenil de elefante marino y tripulantes de otras embarcaciones de la misma nacionalidad, denunciaron que ingresan al Mar Argentino a capturar mamíferos para luego vender sus dientes, pieles e hígado entre otros órganos, saliendo desde el puerto de Montevideo. Uno de los barcos involucrados fue el Oynan 77, capturado en 2019 en nuestras aguas.

    Desde Argentina se han realizado algunas acciones simbólicas tendientes a desalentar, principalmente, el ingreso de estos barcos a nuestro mar territorial. Se actualizaron los montos de las multas y se robusteció el presupuesto para fortalecer el patrullaje. Pero esos fondos se habrían cortado hace unos meses y ese sería uno de los puntos abordados ayer en la reunión que mantuvieron autoridades de la Subsecretaría de Pesca, Ministerio de Seguridad y las de la Prefectura.

    Las fuerzas de seguridad han firmado acuerdos con agencias de Estados Unidos y Francia para reforzar la cobertura satelital, como así también con países de la región para elaborar un registro de barcos sospechosos. Esto explicaría, en cierta forma, la falta de interés del gobierno por la propuesta que realizara Global Fishing Watch de trabajar en forma conjunta para combatir la pesca ilegal a través del monitoreo remoto, aunque de todas formas hubiese sido provechoso para exponer la raíz del problema.

    Menos comprensible resulta el reciente rechazo de la Cancillería a la propuesta de patrullaje conjunto en la milla 201 realizada por el gobierno de Estados Unidos, siendo que se trata de uno de nuestros puntos más débiles.

    El guardacostas Stone está llevando a cabo operaciones de seguridad marítima en el Atlántico Sur para combatir la pesca ilegal, no reglamentada y no declarada. La intención era involucrar a “socios como Guyana, Brasil, Uruguay, Argentina y Portugal”, habían señalado desde la Guardia Costera de Estados Unidos mediante un comunicado. Pero ni Argentina ni Uruguay aceptaron la propuesta.

    Milko Schvartzman, especialista en conservación marina y pesca ilegal del Círculo de Políticas Ambientales que en 2018, junto con Océnanosanos y Ocean5, denunció la llegada de un muerto por mes al puerto de Montevideo proveniente de esta flota, señaló al respecto: “Es preocupante que la Cancillería se oponga a que otro Estado colabore en la lucha contra el problema más grave del Atlántico Sur: la pesca ilegal, pero es más preocupante que barcos del Estado chino violen nuestra soberanía y depreden nuestros recursos y la Cancillería no se inmute”.

    Para Schvartzman y Daniel Coluccio, gerente de la cámara pesquera ALFA, no es casual que ambos países hayan rechazado el ofrecimiento. El problema está claro para ellos y para muchos que seguimos el tema. Una mayor vigilancia, si bien es importante, no garantizará el fin de la pesca en la milla 201 sino el corte de suministro de víveres, combustible y de una vía legal para comercializar el producto de la pesca indiscriminada en el Atlántico Sur, que desde hace más de una década facilitan los hermanos uruguayos.

    “En principio, no tengo claro si el guardacostas de Estados Unidos viene a ayudar, pero aquí al parecer, hay otras cosas en juego. En Argentina tenemos una base china, sabemos perfectamente que los barcos chinos llegarán cada año al borde de la milla 200 y que Uruguay y el gobierno de ocupación de Malvinas les brindarán apoyo. La solución es sencilla, no hay que estar preparados para tirar balas, hay que cortar el suministro de combustible y las vías de comercialización. En la Cancillería no están trabajando en este tema. Cuando los problemas persisten en el tiempo, más que un problema es un negocio», señala con claridad Coluccio.

    Con preocupación y algo de resignación, el gerente de ALFA sostiene que “Argentina ya eligió su destino en las urnas y en materia pesquera, puntualmente en este tema, aunque a nosotros no nos guste, es lo que se eligió. Le cerramos la puerta a Estados Unidos y se la abrimos a China y Rusia. Nosotros no somos iluminados, solo exponemos un problema que Cancillería conoce muy bien”.

    Mientras Uruguay siga siendo el refugio de los barcos ilegales, incluso de aquellos que han ingresado dentro de nuestra Zona Económica Exclusiva y el gran proveedor de bienes y servicios de la pesca no declarada, no reglamentada y olímpica, esta actividad se seguirá fortaleciéndose a base de trabajo forzado y destrucción del ambiente, todo bajo la mirada cómplice de los argentinos (Revista Puerto).

    https://revistapuerto.com.ar/2021/01/cortar-la-cooperacion-uruguaya-para-frenar-la-depredacion-en-el-atlantico-sur/



  • @GC83 dijo en Prefectura Naval Argentina:

    Prefectura decomisó más de 270 kilos de marihuana en Misiones
    Se trata de cogollos y 360 “panes” de cannabis.

    Me gustaría que algún día el titular también dijera;
    Prefectura decomiso mas de 270 toneladas de soja de contrabando en Formosa con destino a pais limítrofe.


Log in to reply
 

23
Online

455
Users

353
Topics

11.4k
Posts