Noticias de EEUU



  • Esperemos que ese Litio que nos pertenece sea para el desarrollo de la nación y su pueblo y no para que se llenen los bolsillos unos pocos, fuguen los capitales y beneficien con sus prácticas únicamente ellos y las potencias extranjeras que los apadrina y les defiende. Ejemplos de países ricos con pueblos pobres y estados fallidos sobran en este mundo.



  • @Fenix
    Todo depende de las políticas que lleven a cabo los gobernantes de turno



  • alt text
    Imágenes de un país convulsionado - Miles de soldados armados rodean la casa Blanca y un perímetro totalmente vallado, que cambio la tradicional imagen de otras épocas.

    HACIA UNA NUEVA CASA BLANCA

    El legado explosivo de Trump

    Biden toma las riendas de un país conmocionado, dividido y en alerta máxima

    “La carnicería americana acaba aquí y ahora”, proclamó hace exactamente cuatro años Donald Trump en su primer discurso como presidente de Estados Unidos. Habló, como hoy hará su sucesor, Joe Biden, en las escalinatas del Capitolio, el sagrado escenario donde él mismo, incapaz de asumir su derrota, provocó una carnicería el pasado 6 de enero.

    El asalto al Congreso es el legado que el republicano dejará tras de sí cuando a primera hora de hoy –furioso, con la popularidad por los suelos y abandonado por parte de los suyos– deje el glacial clima político de Washington para poner rumbo a Palm Beach (Florida), su estado de adopción. Se irá a primera hora de la mañana, antes de tener que pedir permiso a su sucesor para poder utilizar el Air Force One por última vez.

    Por primera vez en 150 años en la toma de posesión de un presidente, Biden no tendrá a su lado a un predecesor que le desee buena suerte, como hizo Barack Obama con Trump y antes prácticamente todos desde George Washington. Cuando llegue a la Casa Blanca, el 46.º presidente de EE.UU. no tendrá más guía que un ujier. El ex número dos de Obama la conoce de sobra y, dadas las circunstancias, los dos estaban de acuerdo en que era lo mejor.

    El dramático escenario en que Joseph R. Biden (1942) tomará las riendas del país evoca las tragedias personales que forjaron su carácter como alguien con gran capacidad de empatía y capaz de sobreponerse a las adversidades. No son pocas las que afronta en estos momentos EE.UU.

    En primer lugar, una crisis política sin precedentes que ha hecho tambalear la fe en su democracia más allá de sus fronteras. También una pandemia histórica y una crisis económica que, combinadas, han revelado las profundas desigualdades sociales que padece el país y explican, en parte, el clima de agitación. La otra parte tiene que ver con el pecado original del país, el racismo escrito en las banderas de la Confederación que los simpatizantes de Trump llevaron consigo al Congreso.

    Mensaje de esperanza

    Biden: “No me digáis que las cosas no pueden cambiar, porque lo hacen”
    “No me digáis que las cosas no pueden cambiar, porque lo hacen”, reiteró ayer el demócrata antes de abandonar el estado de Delaware, su feudo político personal, en un discurso que arrancó y concluyó entre lágrimas, y tras el cual emprendió camino a Washington. El primer acto de su inauguración fue un homenaje a las 400.000 víctimas mortales que la covid ha dejado hasta ahora en EE.UU. Fue el primer memorial nacional dedicado a las víctimas de una enfermedad que, como tantas cosas, ha dividido aún más a los estadounidenses.

    En noviembre, más de 81 millones de estadounidenses confiaron en él y su número dos, Kamala Harris, como la brújula que el país necesita para enderezar el rumbo. Una de las pocas cosas en que están de acuerdo sus compatriotas –el 75% así lo piensa– es en que va por mal camino. El problema es que están prácticamente partidos en dos –las ciudades frente al campo, las cosas contra el interior– sobre cómo enderezarlo.

    La cifra de votos recibidos por Biden y Harris es tan colosal como el obstáculo con el que arranca su presidencia: entre el 60 y el 70% de los votantes republicanos dicen creer que robó las elecciones a Trump, quien, por su parte, registró 74 millones de papeletas, 11 millones más que en el 2016. Aunque el republicano deja la Casa Blanca con una popularidad en mínimos (solo el 34% de los estadounidenses apoya su gestión, según Gallup) el resultado electoral no fue el repudio que la otra mitad del país esperaba cuando fueron a las urnas para dar su veredicto.

    EE.UU. está todavía más dividido aún que hace cuatro años, cuando Trump relevó a Obama en la Casa Blanca. El clima político actual se compara insistentemente con el que precedió a la Guerra de Secesión. La tensión imperante, reflejada en el enorme despliegue de seguridad activado para celebrar el supuestamente pacífico relevo de poder, evoca el miedo que había en la inauguración presidencial de Abraham Lincoln en 1861.

    La verdad es, en fin, la gran víctima colateral de la presidencia de Trump y debería ser un aviso para navegantes en el resto del mundo. La insurrección evidenció los peligros de la desinformación, como ayer denunció Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, señalando al presidente y su entorno. Al ciudadano Trump le aguardan no pocos problemas en los tribunales ordinarios, pero el Senado tiene pendiente juzgarlo por incitar a la insurrección. En sus manos está su posible inhabilitación.

    Su último día

    “Nuestro movimiento no ha hecho más que empezar”, dice Trump en su despedida
    Trump no ha reconocido responsabilidad alguna en los hechos. Su agenda “no era ni de derechas ni de izquierdas, ni republicana ni demócrata” sino “por el bien de todo el país”, afirma en su mensaje de despedida al país, publicado anoche, de 19 minutos de duración. En él, se enorgullece de sus logros económicos, heredados de Obama y evaporados con la pandemia, de ser “el primer presidente en décadas en no iniciar una guerra”. Ni cita a Biden en ningún momento ni admite su derrota, pero dice que la violencia es intolerable, un ataque a su movimiento que, insiste, “no ha hecho más que empezar”. “Nunca nos rendiremos”, dijo en efecto el día de los hechos que definirán su explosivo legado.

    https://www.lavanguardia.com/internacional/20210120/6185497/legado-explosivo-trump.html



  • EEUU regresa a la Organización Mundial de la Salud y al Tratado de París por el cambio climático

    También frena el muro con México, en uno de sus primeros decretos

    El nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, ha firmado este miércoles una quincena de acciones ejecutivas, que afectan a cuestiones como la pandemia del coronavirus, el cambio climático, la inmigración y la desigualdad racial, entre otros asuntos. Asimismo, las órdenes de Biden revocan algunas decisiones de su predecesor, Donald Trump.

    Las acciones firmadas por Biden dan luz verde al proceso de reincorporación de EE.UU. al Acuerdo climático de París y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y revocan el permiso presidencial otorgado al controvertido oleoducto Keystone XL.

    Por otro lado, el nuevo mandatario ha ordenado el uso de mascarillas y el distanciamiento social en todos los edificios federales y en todos los terrenos del Gobierno federal. Biden también ha pedido a todos los estadounidenses que usen mascarilla durante los primeros 100 días de su mandato.

    Otra de las órdenes anula una declaración de emergencia nacional que permitió desviar algunos fondos federales para construir el muro fronterizo con México.

    Las acciones ejecutivas de Biden también ponen fin a la prohibición de viajar a EE.UU. que Trump impuso a los ciudadanos de algunos países de mayoría musulmana.

    Además, el nuevo presidente ha ordenado preservar el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que otorga protección a los inmigrantes ilegales que llegaron a EE.UU. siendo niños.

    "No hay mejor momento para empezar"
    "No hay mejor momento para empezar que hoy", explicó el mandatario a los periodistas en la Oficina Oval, mientras comenzaba a firmar una serie de órdenes y memorandos. "Voy a empezar por cumplir las promesas que le hice al pueblo estadounidense", añadió.

    En total, la Administración Biden planea firmar 53 acciones ejecutivas durante los próximos 10 días en ámbitos como el clima, la economía, la sanidad y la inmigración, revirtiendo directamente en muchos casos las políticas de Trump.

    Biden ha firmado estos documentos horas después de jurar su cargo como el 46.° presidente de EE.UU. "Hoy no celebramos el triunfo de un candidato, sino el triunfo de la democracia", señaló Biden en su primer discurso como jefe del Estado. Asimismo, aseguró que reparará las alianzas y su país se comprometerá de nuevo con el mundo.

    Según opina la analista internacional Anahí Rubin, la política exterior de Estados Unidos no cambiará signifativamente durante la presidencia de Biden. En declaraciones a RT, la experta recordó que el secretario de Estado del nuevo Gobierno, Antony Blinken, "dijo bastante claro que va a seguir igual con respecto a algunas naciones", en particular Venezuela, Cuba, Irán y China.

    https://actualidad.rt.com/actualidad/380870-biden-acciones-ejecutivas-acuerdo-paris

    https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-01-21/joe-biden-frena-muro-mexico-primeros-decretos-presidente_2916195/



  • Yo creo que se retomarán todos los planes de Obama, abandonados por Trump...
    Ya dictó 15 (en realidad fueron 17 en total) decretos de urgencia el primer día, Seguridad Nacional, Sistema de salud, uso de mascarilla en edificios y la vía pública, reforma migratoria , paralizar el muro con México, la vuelta a la OMS, la vuelta al tema cambio climático, una ayuda económica para para inquilinos, propietarios y estudiantes(Covid)...
    https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-55729207
    La vuelta a un sistema comercial y arancelario recíproco con Europa y sus productos y China...
    Y tampoco me extrañaría que se volviera a intentar (por lo menos) reiniciar rondas de negociaciones con Cuba e Irán que llevaba adelante Obama (aunque en este último caso, creo que ya se perdió el tren)... Mejorarán las relaciones con Turquía...
    Seguirá el tema (suspendido por Trump) del desmantelamiento de Guantánamo y demás cárceles de presos clandestinos en Europa e Irak, etc...
    Y endurecer (como hizo Obama) su política de aislamiento hacia Corea del Norte, volverán a endurecer la política hacia Taiwan...etc..
    En realidad una mejoría de relaciones con China, no es muy bueno para Argentina..., pueden tener mayor influencia en lo militar, a partir de ahora en ellos (si las relaciones mejoran) y una mayor injerencia de EE.UU. en las relaciones militares de China, no es bueno para nosotros



  • solo es semantica el cambio estructural de la politica de USA hacia el mundo no es tal o como reza el dicho cambiarlo todo para que nada cambie, es su orden mundial el que ellos dominan actualmente, no cambiaran su comportamiento a menos que el mundo la obligue por supervivencia, pensar que Trump hizo lo que hizo por derecho propio y a modo pérsonal no es real, igual que las politicas a futuro ya estan decididas de antemano, lo mismo sucedio en la era Trump, estos 4 años de biden estan planificados años atras asi funcionan los imperios, las realidades reales las dictan los mercados y ellos pretenderan apoderarse de ellos, ustedes con su relacion comercial con china pueden estar tranquilos los chinos les seguiran comprando y tratandoles de vender, por el contrario con Brasil se puede visualizar tiempos raros con Biden y Bolsonaro pero no tan turbulentos, por las cuestiones de cambio climaticos y los insultos hechos por bolsonaro a biden, pero brasil con bolsonaro a la cabeza es un "aliado" necesario de las politicas depredadoras de USA, lo mismo colombia siempre fue la ficha predilecta de USA y no sera la exepcion solo que les daran unos cuantos lepes por el apoyo vulgar a la campaña de Trump, el giro de politicas mas moderadas de algunos presidentes de el sur como Alberto Fernandez no pasa desapercivido, intuyen que America latina quiere giral de nuevo a la "izquierda" y trataran por todos los medios que eso no suceda, quieren recuperar "su" espacio vital o patio trasero, ellos saben que si no dominas tus areas colindante no puedes llamarte imperio y aqui viene mi pais la rebelde Venezuela, puerta a Sur America, la reserva petrolifera mas grande de el mundo y productor de petroleo numero 5 a nivel mundial, pero con una capacidad de producir millones de barriles de petroleo y litros de combustible ( por supuesto disminuida por razones obvias ) y tan solo a 4 dias de sus refinerias de la costa este, sometida a un bloqueo brutal por parte de ellos mismos ya aplicaron y aplican su presion maxima para matar de hambre a millones de Venezolanos y nada que tumban el gobierno de maduro, intentaron una proxi war por colombia y nada , Brasil tampoco, guyana menos, que les queda ? invacion directa ? bombardeo de puntos estrategicos ? seguir con su maxima presion financiera y de acoso ? terrorismo puntual ? nada de so cambiara el panorama, pero como salir de este atoyadero sin perder el "honor" para USA, los mercados petroleros estan que estallan pues la era post covid-19 esta llegando a su final o mejor dicho esta a punto de ser controlada y eso significara un aumento de la energia fosil osea petroleo, lo que llevara a los mercados a consumir toneladas de energia disparando los precios de el petroleo, por lo menos a mas de 50 dolares el barril, es posible y lo digo a manera personal que comience un pulseo entre Chevron y la OFAC, para que la dejen seguir operando en Venezuela (son cientos de millones de dolares en ganancias brutas) que tendra que ceder el gobierno de maduro lo ignoro pero algo cedera.



  • Las 9 cosas que Biden no va a hacer

    Porque no puede, porque no quiere, porque no es lo que ha prometido, porque no es Trump pero tampoco preside una ONG...

    Por Carmen Rengel

    oe Biden ya es el presidente de EEUU. Lo eligieron los estadounidenses, lo ratificaron el Colegio Electoral y las Cámaras, ya ha jurado el cargo y ocupado su despacho en la Casa Blanca. Hasta ha firmado los primeros decretos, tratando de reducir los daños de cuatro años de mandato de Donald Trump. El mundo, tan hambriento de alegrías, ha festejado su estreno como un tiempo nuevo, más sensato.

    Y, sin embargo, habrá muchas cosas que Biden no haga. Una inacción a veces buena, a veces mala. Porque no puede, porque no quiere, porque no es lo que ha prometido, porque no es Trump pero tampoco preside una ONG.

    1.- Izquierda
    Decir que el Partido Demócrata de EEUU es de izquierdas no es correcto, por mucho que tenga lazos con las socialdemocracias clásicas de Europa. Es progresista y, desde luego, mucho más centrados y templados que los republicanos, pero hasta ahí. Biden, dentro de su formación, ha sido siempre una figura con fama de moderación y cercanía, con una enorme capacidad de diálogo con los adversarios para llegar a acuerdos. No es, precisamente, del ala más radical de su partido. Si la boleta ganadora hubiera sido la de Bernie Sanders y Elizabeth Warren, todavía. El equipo conservador de que se ha rodeado Biden da cuenta de sus intenciones. El capitalismo y el liberalismo serán sus bases en lo económico.

    Juan Verde, asesor español de la campaña de Biden, defiende la necesidad de esa “moderación”. “No te puedes ir a medidas que representen al ala más extremista del partido, cuando sabes que al otro lado tienes un país absolutamente dividido. Tenemos que ser moderados en nuestra visión”, remarca. Y no hay que dejar de lado, añade, a los 74 millones de trumpistas. Apartarlos o no escucharlos es “una visión miope, cortoplacista, que no toma en consideración el objetivo final, que es la reconciliación”. “Por eso creo que la visión de Biden es la que va a sacar el país adelante (...) La política es el arte de la negociación”, abunda.

    2.- Sanidad universal
    Eso se traduce, por ejemplo, en una apuesta por la mejora de la sanidad pero en absoluto por un modelo gratis y para todos, a la española. Biden quiere una “opción pública similar al Medicare” para competir junto con mercados privados de seguros para los estadounidenses en edad laboral, mientras aumenta los subsidios a primas que muchos obreros y trabajadores de clase media ya utilizan bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible. Biden calcula que costaría alrededor de 750.000 millones de dólares a lo largo de 10 años. Eso coloca a Biden entre Trump —que quería eliminar la ley de 2010- y los progresistas que quieren un sistema de un sólo pagador para reemplazar por completo el seguro privado. Biden, eso si, considera su estrategia como el siguiente paso hacia la cobertura universal.

    3.- Educación
    Es una situación similar. Biden quiere que el gobierno federal se asocie con los estados para que la educación superior pública sea gratuita para cualquier estudiante cuyo ingreso familiar sea de hasta 125.000 dólares al año. Es un buen paso, muy aplaudido junto a su empeño en apoyar campus con alta presencia de afroamericanos, pero no es un acceso gratuito general, universal.

    Verde, a los críticos que piden más en estas áreas sociales, tanto dentro de los demócratas como en otros países occidentales, les replica que “cuando se gobierna, no se hace todo lo que uno quiere, sino lo que la oposición y la realidad te dejan. Y la realidad del momento es tal que lo que tenemos que hacer es avanzar y mover al país en la dirección en la que tiene que moverse. Pretender hacer todos esos cambios de manera inmediata es poco realista dada la situación, tan dividida, del país”.

    4.- Impuestos
    Biden plantea la necesidad de medidas federales extremas para evitar una recesión prolongada o una depresión y para lidiar con una persistente inequidad económica que afecta desproporcionadamente a los estadounidenses que no son de raza blanca. El “pero”: sólo quiere volver a la era preTrump, no ser más ambicioso. Propuso durante su campaña un aumento impositivo a las corporaciones, regresando al 28% que existía antes de que el gobierno de Trump la bajara a 21% en 2017.

    Aún así, hay que reconocerle un paso extra: ha propuesto que se graven las ganancias de capital y un alza del impuesto a la renta desde 37% a 39,6%, para aquellos que ganan más de un millón al año. El ala más a la izquierda en su partido subía 10 puntos más.

    5.- Guantánamo
    Barack Obama, de quien fue escudero en sus dos mandatos como presidente, prometió cerrar el centro de detención que tiene en suelo cubano. Lo propuso en campaña, fue de los primeros decretos que firmó, pero ni en ocho años lo consiguió. Biden se refrena: afirma que está a favor de cerrar la base, pero en campaña evitó decir cuándo y cómo, para evitar el fiasco de su exjefe. Lo esperado es que, al menos, Biden encuentre una manera de enjuiciar a aquellos presos que pueden ser procesados ​​y libere al resto.

    6.- Venezuela
    El nuevo secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha confirmado que mantendrán su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y que la administración demócrata dará continuidad a la fuerte presión contra el chavismo ejercida por Trump en sus cuatro años de mandato. Se van a mantener las sanciones contra Nicolás Maduro y su gente y al sucesor de Hugo Chávez se le seguirá considerando un “brutal dictador”, con el que Biden no tiene nada que negociar con él. Intervencionismo militar, como dejaban caer Trump y Pence, no.

    7.- Irán
    Biden se ha postrado dispuesto a volver al acuerdo para el control del programa nuclear iraní, firmado en 2015, y del que Trump se salió. Sin embargo, no parece que lo vaya a hacer de inmediato ni sin condiciones. El presidente ha afirmado que Teherán tiene que dar “marcha atrás” y respetar los límites del acuerdo. Los inspectores internacionales dicen que así se estaba haciendo cuando Trump rompió la baraja y los avances dados por Irán han sido, según sus autoridades, “justa respuesta” a una Administración norteamericana que no cumplía el pacto. ¿Tú no? Yo tampoco.

    Joe Biden y su esposa Jill posan con Benjamín Netanyahu y su mujer, Sara, en una visita a Jerusalén en 2016.

    8.- Israel-Palestina
    EEUU va a seguir reconociendo Jerusalén como la capital del estado de Israel. Ya que lo hizo Trump, los demócratas no se manchan las manos: siguen con la política de hechos consumados. También lo ha dicho Blinken: preguntado sobre si cree que Jerusalén es la capital de Israel y sobre si Washington mantendrá su embajada en esa ciudad, Blinken respondió: “sí y sí”. Clarísimo. Para compensar, Biden prometió en campaña que abriría un consulado en Jerusalén Este, zona ocupada con población palestina, para avanzar en la llamada solución de dos Estados. No se espera que Biden reconozca el estado palestino como tal, llamamiento que hizo Obama en su momento.

    Está por ver lo que hace respecto al reconocimiento que hizo Trump de la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, decisiones todas en apoyo al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y que suscitaron un gran rechazo entre la comunidad internacional.

    9.- Afganistán
    En su tiempo como vicepresidente, y echando mano de su enorme experiencia en asuntos internacionales como senador, Biden aconsejó a Obama que se fuera de Afganistán o dejase el destacamento mínimo, tras dos décadas de guerra. Su presidente casi duplicó su presencia. Ahora, el flamante mandatario no habla de retirada, pero sí de una presencia “estable” para combatir el terrorismo de grupos como Al Qaeda.

    https://www.huffingtonpost.es/entry/las-9-cosas-que-biden-no-va-a-hacer_es_60081aedc5b6ffcab9692c7e?utm_hp_ref=es-internacional



  • OTRO PALITO PARA TRUMP Y SUS CHICOS MALOS

    El Parlamento de Canadá pidió considerar organización terrorista a los "Proud Boys"

    Proud Boys (Chicos Orgullosos) fue cofundada en 2016 por el canadiense Gavin McInnes y su líder es Henry Tarrio, candidato en las elecciones primarias republicanas por Florida en 2020

    El Parlamento canadiense aprobó por unanimidad una moción para pedir al Gobierno la inclusión en la lista de organizaciones terroristas.a Proud Boys, grupo de ultraderecha, neofascista, solo para hombres que promueve y se involucra en la violencia política en Estados Unidos y Canadá.

    La más reciente aparición de Proud Boys ocurrió en el asalto al Capitolio del 6 de este mes, con el que simpatizantes del entonces presidente Donald Trump intentaron impedir la certificación de la victoria de su sucesor electo, el actual mandatario Joe Biden.

    Proud Boys (Chicos Orgullosos) fue cofundada en 2016 por el canadiense Gavin McInnes y su líder es el Henry Tarrio, candidato en las elecciones primarias republicanas por Florida en 2020

    La moción, que pide al Gobierno "emplear todas las herramientas disponibles para enfrentarse a la proliferación de grupos supremacistas blancos que fomentan el odio", fue presentada por el líder del Nuevo Partido Democrático (NDP), Jagmeet Singh, y no es vinculante, informó la agencia Europa Press.

    El ministro de Seguridad Pública candiense, Bill Blair, reconoció que están reuniendo información sobre grupos como los Proud Boys y que están sopesando incluirlo en la nómina de grupos terroristas.

    "Son supremacistas blancos, antisemitas, islamófobos y misóginos, son todo odio y son peligrosos", afirmó Blair en una entrevista con la cadena CTV. "Estamos trabajando muy diligentemente para garantizar que haya pruebas, que haya datos, que nos enfrentamos adecuadamente a estas organizaciones", añadió.

    https://www.telam.com.ar/notas/202101/542598-el-parlamento-de-canada-pidio-considerar-organizacion-terrorista-a-los-proud-boys.html



  • Qué los canadienses se fijen si tienen globitos amarillos...



  • El Parlamento canadiense aprobó por unanimidad una moción para pedir al Gobierno la inclusión en la lista de organizaciones terroristas.a Proud Boys, grupo de ultraderecha, neofascista, solo para hombres que promueve y se involucra en la violencia política en Estados Unidos y Canadá.......en letras chicas solo para estados unidos y canada, osea que si sale una organizacion llamada proud boys dirigida y financiada por ellos mismos en .....Venezuela no es terrorista ? .......esperen ya ¡ existe ! se llama primero justicia y voluntad popular, no son blancos sajones, pero si son ricos y pudientes y se creen superiores, con el poder de quemar negros que les confirieron desde el norte amen.


Log in to reply
 

8
Online

446
Users

344
Topics

11.0k
Posts